Estoy seguro de que caben muchos matices y excepciones, pero todos tenemos por cierto que un animal es más peligroso cuando está herido. El instinto de supervivencia obliga a una defensa sin cuartel, a un ataque furibundo, todo ello apoyado en la fuerza bruta y entiendo que en la adrenalina. Matar o morir es lo que manda la ley de la selva y cualquier fiera que se precie cumple el precepto, máxime cuando su sangre ya ha entrado en la disputa y peligra algo más que la comida del día.

Publicidad

Cuando la pandemia y su Estado de Alarma tocan a su fin – espero – es hora de que la necesidad y el cansancio, tras un año de travesía por el pasillo desierto de casa, dejen al descubierto las vergüenzas del ejecutivo español. El fallo estratégico de las mociones de censura autonómicas de la factoría Redondo precipitó unas elecciones, que se han tornado plebiscitarias, en la Comunidad de Madrid en las que empiezan a aflorar las magulladuras, que a fuerza de mentir en los medios de comunicación no acababan de mostrarse al gran público, pero cuya sangre transparenta tras el traje y la corbata. Al final resulta cierto que no se puede engañar a todos todo el tiempo.

La estrategia del animal herido, además de instinto y de adrenalina tiene una componente perfectamente racional y bien estructurada en la izquierda, por lo que se precisa de una mente fría y una estrategia alternativa y perfectamente organizada para derrotarlos

Todos somos nazis, fachas, neoliberales, enemigos, en definitiva, que no adversarios. Estos términos siempre debieron usarse con cautela y el abuso los ha desacreditado. La apuesta es clara. Los suyos o el caos, pero, como en el famoso chiste de Hermano Lobo, el caos son los suyos y lo que es peor, también son el paro, la corrupción, la miseria o el comunismo. Tanto ataque desmedido solo puede significar que las cosas pintan muy mal, que las heridas son muy profundas y están cercanas a la exanguinación total.

Hace ya tiempo que el otrora vicepresidente del gobierno español, asaltador de cielos, cabalgador de contradicciones y dictador en ciernes, pierde lustre, como sus propios correligionarios reconocen ya sin demasiados tapujos. Su participación en el gobierno ha resultado ser un abrazo de oso que asfixia a su partido. Unides Podemes no cuenta con prácticamente ningún otor valor que su líder mismo y, como no ha dejado de demostrar en todo momento, éste se halla mucho más cómodo en la oposición que gestionando si quiera una comunidad de vecinos. Puesto que el abrazo de Sánchez no hacía más que abrirle las carnes, se tomó la apuesta de Ayuso desde la estomagante épica con la que embadurna sus desvaríos y decidió que era momento de volver de donde nunca acabó de irse: a la crispación, la grandilocuencia, el insulto o la incitación a la violencia, con la desfachatez añadida, en esta ocasión de un nauseabundo victimismo. Como bestia herida que sabe que puede tener los días contados, ha puesto sobre la mesa todo su repertorio intimidatorio, jugándoselo a doble o nada, para mantenerse en el candelero.

La pregunta que me planteo a continuación es, ¿por qué seguirle el juego a Pablo Iglesias? A favor o la contra. Cuando un animal peligroso está herido se le vigila de lejos, se le deja cansarse y se cobra uno la pieza desde la distancia. El PSOE, cuyo candidato empezó presentándose como el señor aburrido e insulso que es, ha tomado el camino del exabrupto, a la zaga del líder morado, intentando menear las conciencias de sus feligreses con el guerracivilismo que tanto ha gustado practicar, esta vez un pelín más exacerbado que de costumbre. No poder pescar en las aguas naranjas les hace disputar el voto de la izquierda radical, enfangándose sin rubor en este concurso de a ver quien la dice más gorda.

Puede pasar que los números de que dispongan sean extremadamente negativos, puede que las noticias de Bruselas sean poco halagüeñas, algún que otro revés ya se ha llevado el ejecutivo de Sánchez, puede que la situación socioeconómica que tienen delante les haga tragar saliva o puede que pase un poco de todo ello. Eliminando a Iglesias del ruedo político, Podemos está herido de muerte, sin embargo, el PSOE no está atado a un personalismo tan prominente, tiene mentecatos de sobra para suplir a Sánchez, pero las venas se le pueden ir abriendo en cada vez más frentes y esas elecciones que se dan por descontadas y convocadas en el momento pasen las madrileñas y se repartan unas cuantas viandas europeas, podrían llegar a atragantarse. Los de la bancada de la rosa, tratan de adelantar acontecimientos, se ponen la tirita preventivamente por si pudieran rascar algo en Madrid, pero sobre todo para que no se les escape la presidencia del país cuatro años más. La crispación, ya lo decía Zapatero al otro infame Gabilondo, les conviene.

La movilización de la muchachada progre es fundamental y, salvo en situaciones de crisis acuciante y corrupción máxima, como las que estamos viviendo en estos momentos, gritar aquel “que viene la derecha” de los años 80 y 90 del siglo pasado tiene su recompensa. Estas vueltas de tuerca tan teatrales no son otra cosa que gritar más alto para intentar tapar la realidad en la que nos hacen vivir y – discúlpenme si se está convirtiendo en tradición que me acuerde de los antepasados de algunos periodistas en todas las piezas que últimamente escribo para Disidentia – que convenientemente algunos se encargar de amplificar. Lo curioso es que otro aprendiz de dictador como Errejón esté quedando casi como moderado.

Podríamos ahora establecer un paralelismo con ese sabio consejo que dice que no hay que discutir con idiotas, porque tienes que bajar a su nivel y ahí es donde ellos te ganan por experiencia. Lo mismo ocurre con estos animales vociferantes heridos de la política. El grito y la descalificación son su terreno de juego preferido, el que dominan y en el que te darán revolcón tras revolcón. No cabe más que ignorarlos, obviarlos y buscar lenguajes y canales alternativos de comunicación. La estrategia del animal herido, además de instinto y de adrenalina tiene una componente perfectamente racional y bien estructurada en la izquierda, por lo que se precisa de una mente fría y una estrategia alternativa y perfectamente organizada para derrotarlos. La respuesta directa, que tanto se están encontrando, les hace sentir cómodos.


Por favor, lee esto

Disidentia es un medio totalmente orientado al público, un espacio de libertad de opinión, análisis y debate donde los dogmas no existen, tampoco las imposiciones políticamente correctas. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Sólo tú, mediante el pequeño mecenazgo, puedes salvaguardar esa libertad para que en el panorama informativo existan medios nuevos, distintos, disidentes, como Disidentia, que abran el debate y promuevan una agenda de verdadero interés público.

Become a Patron!

6 COMENTARIOS

  1. Iglesias lo que quiere es pasar de la Vicepresidencia a incendiar las calles. Es donde está en su salsa, lo que le pone. Es de primero de chavismo. O César o nada. Además nunca lo ha ocultado, lo que pasa que España es el país de los ciegos, siempre dispuesto a encumbrar a cualquier mindundi y más con los medios de manipulación de masas que tenemos. Iglesias es como la cabra: siempre tira al monte.

    Independientemente, me parecen mucho más peligrosos los del PSOE, el partido más tóxico de la historia de España. Del PP y su modelo de país (por decir algo) ya hablaríamos otro día.

  2. Me encanta España, es la nación más cojonuda del universo, si nos dedicaremos a la exportación de imbéciles viviríamos como dioses. Ya propuse hace días cambiar la estatua del ángel caído del Retiro por la de Pablo Iglesias estampado en el suelo como en las viñetas de los tebeos, aunque quizás una escultura así estaría mejor en Chueca, sobresaliendo del asfalto las las nalgas y el moño agarradera; eso de asaltar el cielo siempre ha tenido un riesgo.elevado y en este caso podrían los incisivos mordiendo el asfalto explicar la dificultad a los transeúntes

    El dinero amansa a las fieras del PSOE, y no hay dinero para robar que ya no pite a la salida. Le dice el Banco de España a la Montero que haga unas cuentas creíbles, Ja,Ja,Ja,Ja,Ja. España es la ostia, pedirle al PSOE que haga unas cuentas creíbles. Joder, ni qué Cataluña fuera Suiza.

    En la.primera sede del PSOE en Madrid tras la muerte de Franco había carteles de la guerra civil, yo me asusté, tenía familia en los dos bandos, al poco lo dejé. El afán de sustraer y el odio acumulado no tenía límite.

    Cuando Zapatero volvió a dejar España hecha un Cristo pensé que la única manera que tenía el PSOE para volver a gobernar seria creando un conflicto en Cataluña, único frente posible de activar en ese momento, lo intentaron, una, dos, y hasta tres veces.

    El voto por correo no puede ser electrónico, el voto por correo es tan fácil de manipular que me.entra la risa cuando oigo a los periodistas de la derecha decir que es casi imposible modificar el voto. ¿Cómo se puede ser periodista y ser tan idiota, y ya están talluditos.

    Si doscientos cuarenta mil votos pueden hacer ganar a la izquierda, ganará la izquierda,

    La única diferencia entre el voto por correo y el voto del extranjero es que este último se cuenta en la.junta electoral y se conocen los porcentajes, y en el voto por correo se vuelca en la urna por lo que no hay manera de contabilizarlo aparte, por eso desde el extranjero es casi imposible votar desde 2018, y en el voto por correo no hay más que facilidades ilegales.

    Ojala me equivoque, pero el voto por correo no tiene sentido que tenga ningún registro electrónico. Sólo si se hace manualmente como fue diseñado en las primeras elecciones es un voto seguro.

    Todas las modificaciones posteriores permiten la trampa masiva, sobre todo la última, oh, casualidad, de marzo de 2019.

    Los periodistas deberían espabilar un poquito, ola.menos conocer el proceso y a los carteros enchufados del PSOE y sindicatos.

    Tirar la publicidad electoral es un delito, yo he visto tirar propaganda a un cartero enchufado por la PSOE y presumir de ello.

    Cuidado que España está modo cinco de la tarde.

    «Salió el quinto malo y quemaron las iglesias’

  3. No es buena idea recurrir a la metáfora del animal herido. Es la metáfora la que limita el pensamiento pues este tipo de metáforas van cargadas de ideología.

    No veo muy herido a Iglesias. Sólo le escuece su narcisismo al ver que dos mujeres de derechas le han perdido el miedo. Es un dictador que está teniendo problemas de liderazgo por culpa de algunas mujeres de izquierdas que ahora no lo secundan y que lo conocen bastante bien. Están en Más Madrid. Su ira la proyecta en las mujeres de derechas para no tener que hacerlo contra las que han compartido alcoba. En su deformidad moral, que cultiva viendo series abyectas, cree que su pulsión misógina la puede aprovechar como fuerza contra las mujeres que nada le deben a él, como Ayuso o Monasterio.

    Está enceguecido y no ve lo que exhibe. Él es patético y las mujeres que con las que se acostó pueden llegar a resultar muy crueles con él. El espectáculo promete.

    • En efecto Catlo

      No se animal herido es la metáfora mas conveniente.

      No lucha por sobrevivir, lucha por rencor. Es el mas rencoroso de todos los que hay en liza, y por mucho. Y alimenta su rencor con mas rencor. Muy bien visto su cosa freudiana con las mujeres de derechas. Un perfecto análisis psicológico sobre el convendría ahondar. Si los de VOX quieren tienen ahí un filón.

      Por otro lado en lo que de esté herido; y visto cómo polariza el rencor de quienes lo acompañan, de manera mas parecida a una especie de secta de mafiosos, que a nada que tenga que ver con la política.

      Ergo acabar con él (políticamente) de la manera mas cruel y visual posible, no es sólo necesario, si no muy conveniente por lo catartico que sería. Un gran número de acólitos se quedaría en tal estado de shock (recuerden los 8 segundos de independencia catayufa, esas dos fotos magníficas); que sería el momento en el pueblo perdería el miedo y se le podría dar la vuelta a todo este sistema represivo que nos atenaza desde el 11M.

      Respecto a lo que comenta Don José Luís sobre Sánchez y sus dificultades me preocupa que sea el PP el que al final corra a salvarlo. Porque ambos Sánchez y Casado, PP y PSOE se necesitan para que el guión del tocomocho pueda seguri rodando.

      Un cordial saludo