lunes, septiembre 24, 2018
Inicio Portada

Portada

Más impuestos, esto es la guerra

Más impuestos, esto es la guerra
Hace cinco o seis años, en plena crisis económica, la subida de impuestos era la herramienta mágica que, según todos los partidos, conseguiría sacarnos de aquel marasmo. El gran impuestazo vino de Rajoy. Nada más llegar al poder, en el curso del primer consejo de ministros, aprobó la mayor subida de impuestos de la...

Recomendado

Fiel al aserto “Qui resistit, vincit”, quien resiste, gana, Cifuentes pretendió lograr un imposible metafísico: sobrevivir a los designios de los dioses; es decir, del establihsment. La primera gran pieza, la Comunidad de Madrid, debía caer en manos de...
Samuel tiene 37 años y está nervioso. Bebe su cerveza, a tragos cortos, y se preocupa por la claridad de sus expresiones. Reúne valor y me dice: “Vivo en una prisión. No soy libre”. El marco no puede ser...
En un escrito de los años cincuenta, Gonzalo Fernández de la Mora introdujo en España el término de estasiología, una ocurrencia de Maurice Duverger para denominar a la ciencia que estudiaría la naturaleza, fines y estructura de los partidos. El...
Todo un siglo de lecciones prácticas de comunismo y seguimos prácticamente en las mismas. Como si fueran los tiempos de la sangrienta y populista Revolución de Octubre. Una especie de chiste macabro, un repetido martillazo en el cerebro y...
El alter ego de Norma Jean acababa de firmar el mayor contrato jamás alcanzado por una mujer en Hollywood. Y ella lo contaba en una carta en la que precisaba, aliviada: “I’ll never have to suck another cock again”...

Síguenos

4,450FansMe gusta
8,962SeguidoresSeguir
439SuscriptoresSuscribirte

El Apunte del día

Nuevas Publicaciones

Lo Intemporal

Lo Más Comentado

Queremos que este sea un lugar donde se respire libertad, se analicen aquellos temas que los medios convencionales prefieren ignorar, haya buen ambiente y usted se sienta protagonista. La única manera de poder hacerlo, sin comprometer la independencia de este proyecto, es poniéndonos en sus manos; es decir, que sea usted nuestro suscriptor voluntario. Por más que Disidentia le parezca una gran idea, algo digno de elogio, que sea un éxito dependerá en primera y última instancia de su altruismo y su compromiso con la libertad.

 

MUCHAS GRACIAS POR SU APOYO

NECESITAMOS SU AYUDA