viernes, septiembre 21, 2018
Inicio Portada

Portada

La sociedad civil: su razón de ser

La sociedad civil: su razón de ser
Está relativamente de moda en España hablar de la sociedad civil, como un cajón de sastre en el que todo cabe, y dada su importancia para el dinamismo y el progreso económico y social quizás haya llegado la hora de definirla y delimitarla para impulsarla como legítima antagonista de un desmesurado Estado que cada...

Recomendado

A lo largo de la historia, los gobernantes siempre intentaron manipular la imagen que proyectaban hacia sus súbditos. Ya lo advertía Maquiavelo al Príncipe, hace cinco siglos: "En general, los hombres te juzgarán más por la apariencia que por la realidad; porque todos...
La madre naturaleza es bastante chapucera, no suele trabajar de manera muy precisa. Tomemos un ejemplo: antes de cada división celular, el ADN del material genético debe duplicarse, de lo contrario se perdería información con cada división. Esto ocurre...
En un mundo imaginario, una epidemia que convierte a los seres humanos en bestias ha destruido la civilización tal y como la conocemos. Sólo queda un ser humano sin infectar: Robert Neville, que refugiado en la fortaleza en que ha convertido su...
Escuchaba a Antonio Escohotado en La Convención liberal que el parámetro “izquierda-derecha” se ha difuminado, lo que confirmaba lo que hacía ya tiempo me había dicho Dalmacio Negro, y yo mismo, modestamente, había concluido. Es el resultado del éxito...
Cualquier mediano conocedor de la historia de España desde finales del XIX sabe que el principal problema con el que han tropezado nuestros antepasados, y con el que ahora tropezamos, es el de la debilidad del Estado. La última manifestación,...

Síguenos

4,437FansMe gusta
8,936SeguidoresSeguir
437SuscriptoresSuscribirte

El Apunte del día

Nuevas Publicaciones

Lo Intemporal

Lo Más Comentado

Queremos que este sea un lugar donde se respire libertad, se analicen aquellos temas que los medios convencionales prefieren ignorar, haya buen ambiente y usted se sienta protagonista. La única manera de poder hacerlo, sin comprometer la independencia de este proyecto, es poniéndonos en sus manos; es decir, que sea usted nuestro suscriptor voluntario. Por más que Disidentia le parezca una gran idea, algo digno de elogio, que sea un éxito dependerá en primera y última instancia de su altruismo y su compromiso con la libertad.

 

MUCHAS GRACIAS POR SU APOYO

NECESITAMOS SU AYUDA