miércoles, enero 16, 2019
Inicio Portada

Portada

Recomendado

"Me da vergüenza admitir que mi hija me ha echado de casa, me ha robado la cartilla y ha falsificado mi firma. Cómo voy a decir que la persona a la que le di la vida me ha abandonado...
De unos meses a esta parte todas las noticias que llegan de Venezuela tienen que ver con la emergencia humanitaria que atraviesa el país. Lejos quedaron las protestas multitudinarias del verano pasado, cuando el chavismo aplicó su último giro...
Conversamos con Juan Soto Ivars sobre la Corrección Política Juan Soto Ivars, columnista de El Confidencial acaba de publicar su último libro Crímenes del Futuro. Con gusto responde a las preguntas de Disidentia sobre la Corrección Política, uno de sus...
Se escucha mucho últimamente hablar de crisis de la democracia o, al menos, de un cierto descontento o desconfianza de la población con su funcionamiento. Y los motivos son variados. Desde la selección perversa de los gobernantes, realizada por los...
Los medios nos bombardean hoy día con los resultados de multitud de encuestas de opinión, que abarcan los más diversos aspectos. Desde la "brecha salarial", la disposición a pagar impuestos, el Estado de Bienestar, la intención de voto en...

Síguenos

4,824FansMe gusta
10,903SeguidoresSeguir
527SuscriptoresSuscribirte

Podcast

El Apunte

Nuevas Publicaciones

Lo Intemporal

Lo Más Comentado

Queremos que este sea un lugar donde se respire libertad, se traten aquellos temas que la Corrección Política está sesgando y te sientas protagonista. La única manera de poder hacerlo, sin comprometer la independencia de este proyecto, es que apadrines a Disidentia. Con tu pequeña aportación podremos llenar el depósito y desplazarnos para hacer entrevistas, editar podcast, buscar nuevos talentos, crear más y mejores contenidos. actualizar la web...

 

Con un poco de tu parte podemos hacer mucho. Y hacerlo todos los días. La comunidad de mecenas de Disidentia suma ya más de 200 lectores (por algo será). Haz clic en el botón y échanos una pequeña mano.

 

Muchas gracias.

Querido lector