Continuamos analizando aspectos del Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 12, Producción y Consumo responsables. Terminaba la segunda parte de esta serie sobre la Agenda 2030 haciendo unas consideraciones sobre cómo las propuestas para aumentar la producción y el consumo de productos agrícolas “bío” podrían suponer una carga severa sobre los ecosistemas y la biodiversidad. Curiosamente, en la documentación hasta ahora publicada por el Gobierno de España no se aborda este problema con una sola sílaba. Por lo general, cuando acudimos a diversas fuentes como la FAO, al describir el campo de trabajo “Agricultura, uso de la tierra y protección del suelo” incluso podemos leer que la agricultura orgánica promueve la protección de las especies, contamina menos las aguas subterráneas y el clima, protege contra el excesivo uso de fertilizantes y es esencial para la protección de los suelos. Esta evaluación de la “agricultura ecológica” también está en directa contradicción con los resultados científicos conocidos. El aumento en la necesidad de superficie también significa que el potencial de eutrofización de la agricultura orgánica, medido por unidad de rendimiento, es significativamente mayor que en la agricultura convencional. (Sigo basándome en los datos recogidos en el muy amplio y sólido metaestudio de Tuomisto y colegas).

Publicidad

Me parece magnífico “proteger los derechos laborales”, pero los derechos laborales sólo se aplican a quien trabaja, y si no se protegen las inversiones y la creación de nuevas empresas, no habrá puestos de trabajo sujetos a derechos

Afirmaciones del tipo «Si compra productos orgánicos, también está haciendo algo bueno para usted, porque las cualidades sensoriales son mejores y hay menos residuos de pesticidas» tampoco reflejan el estado actual del conocimiento científico (ver Haglund et al. o Talavera-Bianchi et al. sobre evaluación sensorial. Ver Ames et al. o Magkos et al. sobre pesticidas). Cuando de hacer promoción de algo se trata, es aceptable resaltar únicamente las virtudes de lo que vendemos. Pero si es el gobierno el que nos propone algo, no puede ocultar los resultados de investigaciones importantes, tampoco aquellos que pudieran contradecir su propia posición.

En un país carente de tejido industrial amplio y consolidado, con una tasa de paro crónico por encima del 15% de la población activa y una tasa de paro juvenil cercana al 50%, encabezar el apartado dedicado al ODS 8: Trabajo decente y crecimiento económico con la frase “Promover el crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible, el empleo pleno y productivo y el trabajo decente para tod@s. (sic)” parece más un brindis al sol que la descripción de un plan. Imagino que el Gobierno de España ha adoptado el adjetivo “decente” para calificar al trabajo en oposición a situaciones de esclavitud o cuasi-esclavitud, porque la “decencia” no es una característica de lo que se hace, si no de quién lo hace. Y todo aquél que no delinque para ganarse el pan, pagar la hipoteca y sacar adelante a su familia es decente. Y su trabajo, por tanto, también. Y no importa si hablamos de una prostituta o un ingeniero aeroespacial.

No soy economista, pero a nadie se le escapa que el mejor argumento que tiene un trabajador para mejorar sus condiciones laborales es el de “si esto no mejora, me voy a otra empresa, jefe”, lo cual sólo es posible en situación de pleno empleo (tasa de paro +/- 5%). España dispone de una de las mejores redes de infraestructuras de Europa: aeroportuaria, portuaria, vial, ferroviaria, …, luego ahí no podemos encontrar la razón por la que el país siga siendo enormemente dependiente del sector servicios (incluyo el turismo aquí) y funcionarial. Para generar una red productiva sostenible, mejor: robusta, es necesario eliminar trabas a la inversión, fomentar el ahorro, facilitar la explotación responsable de los recursos naturales -especialmente los estratégicos, como las tierras raras-, eliminar trabas burocráticas a la creación de empresas, fomentar la innovación en todos los terrenos, reducir la carga fiscal de empleadores y empleados (porque, no se lo van a creer, un empleado con un buen sueldo puede ahorrar, y si no se le hiperfiscalizan sus ahorros, ¡puede convertirse en inversor si lo desea!) y, en definitiva, promocionar la iniciativa privada mediante políticas, aquí sí, inclusivas e igualitarias: porque no favorecen ninguna actividad en perjuicio de otras por mero corporativismo o ideología.

Ni que decir tiene que, en la web del Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 no encontraremos ni una sola palabra de esto que les relato. Sí muchos conceptos perfectamente vacíos, como el del “turismo sostenible” que, cito, “cree puestos de trabajo y promueva la cultura y los productos locales”. Como si el turismo en España no crease ya puestos de trabajo, no promoviese la cultura y sólo sirviese comida china. De la temporalidad de estos puestos de trabajo, ni una palabra. Me parece magnífico “proteger los derechos laborales”, pero los derechos laborales sólo se aplican a quien trabaja, y si no se protegen las inversiones y la creación de nuevas empresas, no habrá puestos de trabajo sujetos a derechos. El “plan” dice que se fomentarán la pequeña y mediana empresa. Pero no encuentro ni una sola de las medidas arriba mencionadas más allá de “facilitar el acceso a servicios financieros”. El año 2021 empieza con significativas subidas de impuestos.

En el punto 8.2 del ODS “Trabajo decente y crecimiento económico” podemos leer:

“Lograr niveles más elevados de productividad económica mediante la diversificación, la modernización tecnológica y la innovación, entre otras cosas centrándose en los sectores con gran valor añadido y un uso intensivo de la mano de obra”

Según los últimos datos del INE, publicados con relación al 2019, la inversión en investigación y desarrollo (I+D) se situó en torno al 1,25% del PIB, apenas una centésima más que en el 2018 y todavía por debajo de los niveles precrisis. El porcentaje está lejos del objetivo del 2% que se había marcado España para el 2020 y todavía más del objetivo del 3% que había fijado la Unión Europea para este mismo año.

Pero no se preocupen, vamos a “Aumentar el apoyo a la iniciativa de ayuda para el comercio en los países en desarrollo, en particular los países menos adelantados…” (sic), y por ahí empezaremos la próxima semana la cuarta entrega de esta serie de artículos.

Puede leer la primera parte siguiendo este enlace.

Puede leer la segunda parte siguiendo este enlace.

Foto: United Nations Development Programme


Por favor, lee esto

Disidentia es un medio totalmente orientado al público, un espacio de libertad de opinión, análisis y debate donde los dogmas no existen, tampoco las imposiciones políticamente correctas. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Sólo tú, mediante el pequeño mecenazgo, puedes salvaguardar esa libertad para que en el panorama informativo existan medios nuevos, distintos, disidentes, como Disidentia, que abran el debate y promuevan una agenda de verdadero interés público.

Apoya a Disidentia, haz clic aquí

13 COMENTARIOS

  1. “Aumentar el apoyo a la iniciativa de ayuda para el comercio en los países en desarrollo, en particular los países menos adelantados…”
    Esta parida vacua de estos mediocres de salón seguro que no imaginan que «el apoyo a la iniciativa» (puagg) será mi querida España, o lo que quede.

    Un gran artículo, como toda la serie. Lástima que esta lección de lo que debería ser el objetivo: «generar una red productiva sostenible, mejor: robusta, es necesario eliminar trabas a la inversión, fomentar el ahorro, facilitar la explotación responsable de los recursos naturales -especialmente los estratégicos, como las tierras raras-, eliminar trabas burocráticas a la creación de empresas, fomentar la innovación en todos los terrenos, reducir la carga fiscal de empleadores y empleados «, es de sentido común.
    Don Luis, si se presenta a diputado de distrito cuente con mi voto.

  2. Qué casualidad, yo le he pedido a los Reyes Magos lo mismo que D. luis, aunque a mi me han dicho que los Reyes son los padres de la Constitución, pero no se lo digáis.

    España lleva gastado en «juegos reunidos corruptos» exactamente la misma cantidad de su deuda pública.
    Los políticos españoles no saben jugar a otro juego por lo que Sánchez ni se molestó en nombrar ministros capacitados para gobernar, nombró solo a sus amigitos de juego.

    Lo que Sánchez tenía claro desde el golpe de estado catalán que le sirvió para la moción de censura era el guión que le había pasado Soros, fraude electoral y quiebra de la nación.
    El guión más o menos es así, el real, no el de mentira, aparte claro de la invasión concertada, la crispación social y el empobrecimiento acelerado de la población para hacerse con el mercado a precio de saldo.

    Quebramos la nación hasta que Europa decida si rescatarnos, expulsarnos o mantenernos en tercera división con un euro para leprosos.

    Sánchez desde que llegó al gobierno no se ha desviado un milímetro de su plan, la ministra más adecuada para quebrar la nación era sin duda alguna Montero, con una larga experiencia en el expolio andalusí.

    Para interior a Marlasca, la fiscal Delgado ya había amenazado a los «jueces menoreros» a través de los extractos seleccionados para el juez instructor y los telediarios. No hace falta decir quién seleccionó las cintas y que objetivo tenían. A modo de ejemplo, amenaza velada a jueces, ataque a la dirección de un banco, y una poca corrupción pepera, pero ni gota socialista. Qué cosas.

    Quién piense que el gobierno, las comunidades o cualquier otro político español tiene interés en activar la economía y crear riqueza debería comenzar a escribir la carta a los Reyes del año que viene.

    Los políticos españoles no están capacitados para gobernar, pero en fin, la gente los vota y lleva engañándose al tiempo que pierde su libertad más de cuarenta años.

    Cuando las cosas se quieren y saben hacer bien se nota enseguida. Si hay algo que uno percibe al.momenti aunque no sepa albañilería, música o mecánica es si una pared esta recta, si la orquesta suena bien o si el coche no hace ruidos raros.

    Pues eso, volved a llamar a los mismos chapuzas fontaneros que encima están compinchados con la mafia para que asalten tu casa, y tened esperanza de no estar dentro.

    • Pues los volverán a votar. Es que los españoles son así de tontos. No le quepa duda, amigo Henry.

      • Los venezolanos tras veinte años de dictadura, corrupción, expolio, robo, narcotráfico, amenazas, secuestros, torturas, asesinatos y la huida de millones de venezolanos se han empezado a dar cuenta que eso no era una democracia.

        A los españoles les faltan todavía diecinueve años para dejar de votar.

  3. Uno de los perjuicios más graves de esta agenda es que es ideológica. Eso quiere decir que, como ya han hecho nazis y comunistas, los gobernantes se creen legitimados para legislar e imponer obligatoriamente la agenda al margen de que sea un disparate o precisamente porque es un disparate. Recuérdese que los nazis promulgaron leyes de discriminación contra los judíos y que, al principio, algunos sectores de la población alemana no judía se opusieron, pero la ley obligaba a no discrepar de la barbarie. El resultado fue que desde el poder se señalaba a quién debía ser odiado y por tanto destruido.

    Hoy, en Washington, Occidente se juega la puesta en marcha oficial de esta maldita agenda totalitaria. Los dueños de los inmensos recursos que se han dedicado a apoyar a Biden no quieren perder cuatro años, pues si Trump siguiera en la Casa Blanca, el apoyo popular a la agenda totalitaria iría decreciendo. Tienen prisa y por eso no han dudado en enmerdar las elecciones. Y eso es un indicio incuestionable de que la democracia es para los promotores de esta agenda un estorbo con el que hay que acabar rápidamente y de modo expeditivo.

    • Tiene usted razón en que la democracia es para ellos un estorbo. Pero la han patrocinado ellos, y como todo lo que patrocinan, como lo hacen para aumentar su control sobre nosotros les sale mal. Porque acaba viéndoseles el plumero. Este tipo de democracia ha perdido su valor en cuanto se ha comenzado a conocer a los gestores de votos y cómo los gestionan. La lista de países en los que hay sospechas o denuncias claras de que el sistema está pervertido son muchos. Lo mismo les pasó con Internet con el que nos controlan a todos, y visto lo visto, cada vez hay mas web sembrados de noticias en este inabarcable campo al que han querido poner puertas.

  4. Hace usted un buen análisis de lo que suponen esas agendas que desde hace años nos amenazan con cambios en nuestra manera de vivir y que ciertamente parece que van de fracaso en fracaso hasta la victoria final. Primero fueron los retos del milenio, luego la 2020, ahora es la 2030. Yo, que me dedico desde hace mucho a observar y que he tenido bastantes oportunidades de trabajar en diferentes escenarios, cuando las he leído, he obtenido la misma impresión que usted. Todas están llenas de ideas y futuribles que solo pueden salir de mentes que jamás han trabajado en el mundo real, que ignoran la naturaleza del ser humano, pero que quieren mantener su poder omnímodo agitando permanentemente el saco de ratones para que no se pongan de acuerdo y se coman el saco. Como en el chiste comunista. Y eso nos lleva por ese camino de servidumbre que van abriendo día a día con políticos serviles con tan poca formación como los ciudadanos-esclavos que necesitan. Pero eso les cuesta mucho dinero. Ignoran que su pretendido apoyo a la educación ha sido tibio y falso, porque sus movimientos dependen de gente que no tenga formación y educación. Y han generado gente que aspira a que les paguen por vivir, porque tienen derecho a todo. Estos líderes, que están tras esos diseños de agendas, necesitan cambiar la realidad actual y para ello necesitan cambiar al hombre. O exterminar al que no sea para ellos aceptable.
    Porque el ser humano poco formado es como es, aunque ellos ignoren que, desde hace años, algún organismo internacional se ha visto obligado a hacer análisis contingentes de inversiones necesarias como vertederos (botaderos) antes de iniciar el desembolso, y que los resultados han sido espantosos. Los ciudadanos, el género humano con escasa formación, quieren mejores servicios de recogida de basura, y todos los días, si es posible, pero el porcentaje de ellos que está dispuesto a pagar por ellos es ínfimo. Y la respuesta es la misma si aplicamos el mismo análisis a los bosques, que todos los ciudadanos que los tienen en su entorno valoran en miles de millones, pero casi ninguno está dispuesto a pagar por mantenerlos. Y esto, no es una posición individual, ya que a veces es una posición institucional, y lo digo porque recuerdo cuando hace años preguntaba en uno de mis trabajos a una organización nacional empresarial, de qué pensaban vivir si habían hecho cerrar casi todas las industrias que tenían en el país, en aras de conservar y no emitir carbono. La respuesta me dejó helado. “Del carbono no emitido”. Mi contestación de español bravo y malcriado fue rápida “o sea de los otros, ustedes quieren vivir de los otros”. Y dijeron que sí. Porque el hombre es lo que es y el trabajo es un castigo divino.
    Patrocinan la mezcla y diversidad, pero ignoran que cuando se mezclan culturas muy diferentes, los choques son fuertes y cruentos. No piensan qué si entran con su monopolio del dinero en un país que no tiene la cultura del compromiso, ni la del cumplimiento de los contratos, ni la del pago de un crédito, el fracaso está garantizado. Y así hemos visto países en los que la supuesta banca comercial cobraba por ingresar y del que se fueron todos los bancos menos uno a los 12 años de caído el muro de Berlín. Y que ha habido países donde ha sido necesario diseñar un esquema especial de crédito porque el prestar dinero estaba prohibido por la religión. Hablan de inversiones, ignorando que no todas las inversiones son iguales. Ignoran que una inversión estable atrae trabajadores que forman familias, compran viviendas, hacen de los pueblos ciudades, pero claro esos ideólogos no quieren familias, ni que se asienten firmemente en ningún sitio, porque eso les resta la fuerza que solo ellos quieren tener. Y para dificultar el camino ponen de excusa el cambio climático. Ignoran que esas inversiones para que se mantengan, han de ser privadas, porque no han conseguido demostrar en sus experimentos, que alguna inversión pública sea mínimamente sostenible, sin el aporte permanente de los dineros ganados por otros diferentes a los que trabajan en su deseado sector público.
    Estos lideres están gestionando mal todo. Y contratan a gente tan inútiles como ellos. Cualquiera que conozca la práctica de la gestión o del management como se dice ahora, sabe que ha de saber qué mueve a la gente que trabaja en el proyecto para poder obtener los resultados deseados. Y estos superlíderes actuales en la búsqueda de mantenimiento de su poder y su riqueza cada vez más menguante, ignoran este dicho tan práctico de “estos son los bueyes y con esto he de arar”. En mi opinión ha de extinguirse esta raza y nacer un ser diferente, para que estos propósitos de nuestros lideres reales se llevan a cabo.

    • Comparto su reflexión, Observador. Hace tiempo que líderes que gobiernan el mundo han perdido el oremus y van delegando su gestión a políticos más mediocres que ellos, cuyos subalternos son más mediocres aún. Encima, todos los planes o retos de futuro grandilocuentes que se marcan en el papel que lo aguanta todo, descansan de forma insostenible en el gasto público con absoluto desprecio al sector privado. Un sector al que orillan, oprimen y ahogan a impuestos, igual que en el feudalismo más atroz.

      Como bien advierte y argumenta Luis en el artículo, la «sostenibilidad» de la Agenda 2030 que hay que coger con alfileres es más que cuestionable. Y el camino de servidumbre por el que transitamos nos lleva directo al despeñadero.

      • Totalmente de acuerdo con Silvia y El Observador. Lo que está claro es que los que mandan (de verdad) están mal de la olla y tienen un pensamiento mesiánico. Y los ejecutores de sus órdenes (los políticos) es gente sin escrúpulos y completamente amoral. Sicarios al servicio de locos. Así nos va.

      • No se porqué, pero usted lo va entender rápidamente, me viene a la cabeza un libro que leí hace mucho que se llamaba «la caída de los lideres» en la que aventuraba que estos lideres iban a caer, por diversas razones. Y claro la caída va a ser seguida de hechos fatales. De mis experiencias largas atendiendo a empresas en todos los procesos de acceso al mercado en muchos países, recuerdo el olor a naufragio que rodea las empresas familiares en tercera generación. Y estos lideres que están moviendo el mundo van por la tercera o cuarta generación desde que tomaron el poder tras la II Guerra Mundial. Y el problema de esas generaciones, salvo excepciones es que son malos gestores. Y es que hay gente que no se recupera jamás de un éxito.

  5. Estimado Sr. Gómez. Muy buen articulo de la serie. En España, lamentar, casi todas las declaraciones de nuestros políticos son «brindis al sol», por vivimos instalados en el cinismo más absoluto. Hemos hecho de la mentira y el disimulo una forma de hacer política.

    Esto es una vergüenza. Este país tiene todo lo necesario para ser uno de los mejores del mundo: clima, ubicación geográfica, infraestructura y recursos humanos y materiales. Lo necesario para ser un país respetado, serio, ejemplo para otros. Un país para construir un proyecto vital para nuestros jóvenes y mayores. Un país del que estar orgullosos. Y puedo seguir.

    Pero no. Lo hemos convertido en una basura, especialmente por una clase política infame y repugnante y un pueblo envilecido y borreguil, incapaz de un proyecto común. Este país tiene una habilidad increíble para cagarla en las más diversas coyunturas históricas. Y así nos va. Será que estamos antropológicamente programados para ello. España es un perro flaco, al que todo se le vuelven pulgas. Hasta un enano como Gibraltar nos chulea y España se baja los pantalones. Lo siento, pero me da vergüenza ser español. Como proyecto común, España se ha terminado y solo nos queda la huida o el «camino de servidumbre».

    Saludos y felices Reyes.

Comments are closed.