Nos encontramos en un momento crucial del período histórico que se inició en España con la Transición, hace ahora cuarenta años. Se ha dicho y repetido que hemos vivido cuatro décadas cuyo balance es netamente positivo; “una historia de éxito” ha sido una expresión frecuentemente utilizada por responsables políticos y por destacados representantes de las élites empresariales y financieras para describir las cuatro décadas que se iniciaron con el cambio sin apenas traumas del régimen autoritario surgido de la Guerra Civil a una democracia homologable a las del Mundo Occidental.

Sin embargo, nuestra nación se tambalea sacudida por un golpe de Estado, inconcebible en la Europa de principios del siglo XXI, pero desgraciadamente muy real. Un golpe que, si consigue su objetivo, habrá liquidado nuestra condición de españoles tal como la hemos conocido porque la España que nos ha sido dada por dos mil años de devenir colectivo como una unidad, no siempre política, pero sí geográfica, espiritual y cultural, y por cinco siglos de compartir un Estado soberano, dejará de existir.

Si el golpe consigue su objetivo liquidará nuestra condición de españoles porque la España que nos ha sido dada dejará de existir

Nuestro despertar del sueño complaciente que nos ha mecido desde 1978 está siendo sin duda doloroso al contemplar entre atónitos y desconcertados cómo la cuádruple crisis que estalló en 2008, financiera, institucional, moral y de unidad nacional, ha alumbrado una catástrofe total, potencialmente irreversible y de carácter irreparable porque no afecta ya a este o aquel aspecto de nuestra vida en común, sino que es existencial.

La crisis de unidad nacional en España: causas y remedios
ESTUDIANS CONTRA EL 155

Hemos nacido españoles y nos amenazan con despojarnos de este atributo esencial que nos cualifica para formar parte de nuestra civilización, intentan robarnos nuestra identidad como ciudadanos, es decir, como personas libres que conviven en un espacio de igualdad, justicia y dignidad. Claro que los golpistas atacan al Estado de Derecho y vulneran la ley, como nos recuerdan machaconamente los tecnócratas desideologizados que nos gobiernan, pero es que nos agreden de una manera mucho peor, pugnan por privarnos de un patrimonio material, jurídico, histórico y cultural que es de todos para condenarnos a habitar un ente mutilado, sin nombre ni alma, un despojo de la Historia en el que cada día nos veríamos forzados a padecer impotencia y frustración.

La crisis se ha ido gestando desde la misma Transición: los actores que la han propiciado, unos por acción y otros por omisión, son perfectamente conocidos

Es evidente a estas alturas que la crisis no es fruto de la mala suerte, de acontecimientos imprevisibles o de una conjunción maligna de los astros. Se ha ido gestando desde la misma Transición y los distintos actores que la han propiciado, unos por acción y otros por omisión, son perfectamente conocidos. Un cataclismo de las dimensiones del que nos aflige y del que aún no sabemos la magnitud de los daños que causará, no brota súbitamente una jornada aciaga, es el resultado de un prolongado cúmulo de confusión conceptual, ausencia de moral, errores estratégicos, maniobras oportunistas, corrupción desatada, deficiencias institucionales profundas, prioridades equivocadas, cortoplacismo miope, cobardías patentes, renuncias inauditas, evaporación de convicciones, ignorancia de la Historia y una carencia absoluta de visión de futuro.

El rumbo aconsejable en adelante

Llegados a este punto, procede considerar cuál es el rumbo aconsejable a partir de ahora, cuando el golpe ha sido temporalmente frenado por la aplicación tímida y breve del artículo 155 de la Constitución y por la actuación firme del Rey, del Tribunal Supremo y del Tribunal Constitucional. Ciertos cerebros privilegiados han propuesto abrir una negociación con los separatistas ofreciéndoles una mejora de la financiación y una reforma constitucional que les otorgue aún más privilegios liquidando por completo la igualdad entre los españoles. Algo así como curar el alcoholismo regalando un bar al adicto.

Abrir una negociación con los separatistas ofreciéndoles una reforma constitucional que les otorgue aún más privilegios, es como curar el alcoholismo regalando un bar al adicto

Se ha dicho, y parece razonable, que la forma de prevenir futuras crisis de unidad nacional debería incluir entre las medidas a tomar una reforma sensata de la Constitución, pero en sentido opuesto al que imaginan los profesionales del diálogo y la negociación, método que se ha revelado tan inútil para domesticar a los nacionalistas.

Por supuesto, esta hipotética reforma se podría hacer de forma total y radical inaugurando un período constituyente que alumbrase una nueva Constitución, como sucedió en el paso de la IV a la V República Francesa o en nuestra Transición de 1978, o de forma más limitada, como ha sucedido en los sucesivos retoques constitucionales en la República Federal alemana a lo largo de los últimos treinta años.

Mi propuesta concreta de reforma limitada

Si el camino elegido fuese el de la simple mejora del actual sistema intrínsecamente defectuoso, es evidente que la supresión del término “nacionalidades” en el artículo 2, la garantía del uso de la lengua común en la enseñanza y en las relaciones con la Administración en el artículo 3, la obligación real de democracia interna y de respetar la Constitución para los partidos en el artículo 6, la mención de la condición de EM de la UE en el artículo 9, el carácter punitivo y protector de la sociedad de las penas de prisión en el artículo 25, el uso del español en la enseñanza en el artículo 27, una clara restricción de la capacidad de las Comunidades Autónomas para legislar en el ámbito de derechos y libertades en el artículo 53, la igualdad de sexos en la sucesión de la Corona en el artículo 57, la introducción de un sistema electoral más representativo en el artículo 68, una composición del Senado que lo transforme en una verdadera cámara de representación territorial en el artículo 69, el empleo prioritario de la lengua común en las actuaciones judiciales en el artículo 119, la atribución del recurso de amparo al Tribunal Supremo y no al Tribunal Constitucional (TC) en el artículo 123, un estatuto y una forma de elección del Fiscal General del Estado que asegure su independencia en el artículo 124, el mandato para las Autonomías de ejercer su autogobierno en el marco de la Constitución en el artículo 137, mayorías reforzadas en los parlamentos autonómicos y en el nacional para aprobar reformas estatutarias y exigencias más amplias en cuanto a participación y mayorías en los referéndums de aprobación de reformas estatutarias del artículo 147, una clarificación precisa de las competencias estatales y autonómicas, la mera ejecución en Educación y Sanidad para las Autonomías y competencia estatal en medios humanos y materiales de la Administración de Justicia en los artículos 148 y 149, la supresión del artículo 150.2, una definición del Cupo vasco que impida privilegios financieros en el artículo 158, mayores requisitos en edad y años de ejercicio, así como carácter vitalicio para los magistrados del TC en el artículo 159 y la supresión de la Disposición Transitoria Cuarta relativa a la posible incorporación de Navarra a la Comunidad  Autónoma Vasca, contribuirían notablemente a fortalecer nuestra democracia y nuestro Estado de Derecho.

Los partidos no están dispuestos a rediseñar el Estado para que sirva a los ciudadanos y no a ellos mismos

No se dan en la actualidad las condiciones para estas reformas, ni la drástica del Artículo 168 ni la parcial del Artículo 167, porque no hay mayoría social ni parlamentaria que las respalde. No hay mayoría social porque la gente ha estado bombardeada durante muchos años con conceptos erróneos, vaciada de los valores que hacen fuerte, próspera y segura a una sociedad, y distraída de lo verdaderamente relevante en favor del entretenimiento fácil y del hedonismo inmediatista. Y no hay mayoría parlamentaria porque los partidos no están dispuestos a rediseñar el Estado para que sirva a los ciudadanos y no a ellos mismos.

La crisis de unidad nacional en España: causas y remedios

Se partió de una premisa falsa: que los nacionalistas y la izquierda no romperían la baraja tras el Pacto de la Transición

Se partió de una premisa falsa: que los nacionalistas y la izquierda no romperían la baraja tras el Pacto de la Transición en el que se llegó a cuidadosos equilibrios en lo relativo a la forma de Estado, a la cuestión social, a la cuestión militar, a la cuestión religiosa y a la cuestión territorial. Craso error. Ninguno de los dos renunció a sus planes revanchistas, dogmáticos y extremistas, y solamente fingieron, para entregarse a continuación a dinamitar lo pactado. La prueba es que sucesivas concesiones a los nacionalistas no han hecho sino exacerbar su furia separatista y que veintiún años en el Gobierno de la Nación y un enorme poder autonómico y municipal tampoco han conseguido que el Partido Socialista se comporte responsablemente.

Los dos grandes partidos han puesto siempre su interés particular por encima del interés de España, pactado con los nacionalistas concesiones que iban debilitando progresivamente a la Nación

Los dos grandes partidos han puesto siempre su interés particular por encima del interés de España. Han preferido sistemáticamente pactar con los nacionalistas regionales a cambio de concesiones que iban debilitando progresivamente a la Nación antes que cerrar filas para defenderla. El desastre actual es la consecuencia inevitable de este comportamiento egoísta y despreciable.

Un golpe preparado con mucha antelación

El golpe de Estado que el Gobierno de la Generalitat y la mayoría del Parlamento de Cataluña están perpetrando no es un episodio súbito, un ataque repentino de furor secesionista inesperado e imprevisible, es la culminación de un proceso que se ha extendido a lo largo de treinta y siete años, desde el inicio de la Autonomía en 1980.

La preparación del golpe separatista ha sido larga, perfectamente planificada y dosificada: “gradualismo” para expulsar la idea de España de Cataluña

La preparación ha sido larga, perfectamente planificada y dosificada. En las escuelas, en los medios de comunicación, en la política lingüística y cultural, mediante la falsificación de la Historia y la invención de agravios inexistentes. Jordi Pujol acuñó una expresión muy reveladora para describir su técnica de expulsión de la idea de España y del Estado español de Cataluña. La llamó “gradualismo”, es decir, ir dando numerosos pasos para adquirir más competencias y recursos y para que el Estado fuera perdiendo capacidad de acción a lo largo de un tiempo lo bastante dilatado, de tal manera que cada uno de ellos pareciese asumible. La suma final de todos ellos ha sido, como estamos viendo, un intento de golpe de Estado para separar a Cataluña del resto de España.

La crisis de unidad nacional en España: causas y remedios

Diagnóstico muy pesimista a corto plazo

Mi diagnóstico es muy pesimista a corto plazo y ligeramente optimista a medio y largo porque después del trauma que hemos sufrido y de lo que nos espera todavía las próximas semanas, España, que es una Nación muy antigua, aún alberga sectores potencialmente vigorosos que si conseguimos que despierten y se movilicen, hallará la energía y el coraje para salir del hoyo en el que la han metido unos políticos cuya talla es muy inferior a la de su país. Otras veces ha sucedido así a lo largo de nuestra Historia.

España necesita una transformación de la mentalidad de los españoles, una revisión de su ethos colectivo que la libere del nihilismo y del relativismo

España necesita reformas, sin duda, y reformas profundas, en su ordenamiento básico, en su modelo productivo, en su sistema educativo, en su organización territorial, pero necesita, si desea seguir existiendo, una transformación sanadora de la mentalidad de los españoles, una revisión radical de su ethos colectivo, un tratamiento de choque que la libere del nihilismo y del relativismo que han envenenado su cuerpo y han vaciado su alma hasta sumirla en su presente agonía. Mientras una gran parte de nuestra sociedad crea que democracia es sinónimo de regla de la mayoría y que por mayoría se pueden decidir las peores aberraciones, como si no existieran bienes intangibles y valores morales que son pre-políticos, España como ente soberano reconocible y como marco de nuestra convivencia pacífica, democrática y segura, estará en peligro permanente de disolución.

Frente a nosotros se bifurca en este tiempo clave de nuestra Historia el sendero que recorremos juntos como españoles:  una dirección nos lleva a la España unida, potente, competitiva y segura de sí misma que dibujó el Rey Felipe VI en su discurso ante el Foro Económico Mundial en Davos hace tres semanas y la otra a la España dividida, vacilante e irrelevante a la que nos arrastran el separatismo golpista, el populismo demagógico y la tecnocracia aséptica y sin pulso. La elección es nuestra y debemos movilizarnos, cada uno en su ámbito y en su esfera de influencia, para no equivocar el camino.


Si este artículo le ha parecido un contenido de calidad, puede ayudarnos a seguir trabajando para ofrecerle más y mejores piezas convirtiéndose en suscriptor voluntario de Disidentia haciendo clic en este banner:

Artículo anteriorPosescrache: el odio universal en las redes sociales
Artículo siguienteLos héroes… siempre han existido
Alejo Vidal-Quadras
Mi vida adulta ha tenido tres etapas ya consumadas, la primera dedicada a la investigación y a la docencia en la Universidad Autónoma de Barcelona y en otros centros superiores de diferentes países, la segunda en el Parlamento de Cataluña y la tercera en el Parlamento Europeo. Dos partes bien diferenciadas en el tiempo y de una duración similar, la ciencia y la política. Ahora me encuentro en la cuarta y probablemente la última, aunque nunca se sabe. Contrariamente al tópico, ni siquiera en mi juventud dejé de tener claro que la libertad es el valor fundamental a defender y siempre he combatido los colectivismos de signo totalitario, tanto los igualitaristas como los tribales. Mi divisa favorita es la horaciana Sapere Aude porque casi todos los males que padecemos derivan de la ignorancia o de su aliada, la mentira. Soy catalán, español y europeo, contingencias que me han sido dadas, y que vivo de forma simultánea, crítica y complementaria. Soy Catedrático, ya jubilado, de Física Atómica y Nuclear. Cuando escucho la barcarola de los Cuentos de Hoffmann de Offenbach, los ojos se me humedecen. También cuando leo el poema “Del infierno y del cielo” de Borges. He publicado media docena de libros, entre ellos Ahora, cambio de rumbo: Agenda urgente para recomponer España. También he escrito millares de artículos y columnas en diversos medios y pronunciado centenares de conferencias y discursos, en los que se puede rastrear sin hallar una sola contradicción. He padecido dolorosas traiciones y deslealtades en el lado supuestamente propio y calumnias y ataques sucios del lado claramente contrario, lo que me ha permitido concluir que el mundo es maravilloso. Mi trayectoria ha sido dilatada, pero sigo ahí, en razonable buena forma corporal y mental, y no tengo intención de cejar en mi pugna por las cosas en las que creo. Como resumen, creo que no está mal.

87 COMENTARIOS

  1. “Cuando empezó el proyecto de Disidentia fue, para mí, como una bocanada de aire fresco pero, por lo que veo, se está empezando a contaminar con los jetas de siempre. Si quisiera leer a Peperos o a Ciudadanos me iría a El País o al ABC. ¿Es que no es posible un proyecto libertario? Mal camino llevan disidentes”.
    Rberzal, tiene suerte de que el articulista sea una persona cultivada y educada, porque va a pasar completamente de sus airadas intervenciones y de salidas de tono, que además de injustas y sectarias, tiene poco fundamento. Porque incluso en un medio como Disidentia, hay diversidad de articulistas y opiniones para que el lector pueda elegir a voluntad, y también respetar. Y si le molestan los elogios o las críticas constructivas que D. Alejo pueda hacerle a una formación como Ciudadanos, póngase sal o recréese con los artículos del clásico Javier Benegas. Seguro que no le defraudan.

  2. Dice el pájaro de cuenta este, que los últimos cuarenta años han sido estupendos, y no me cabe duda de que, para él, han sido el mejor de los mundos posibles. No ha parado de chupar del tarro y de darse la vida padre a costa de los españoles.

    No obstante, su cara dura, unida a su corta inteligencia, le habilitan para declararse liberal. Que siempre ha defendido la libertad dice el jeta este, dos renglones después de imponer todo tipo de limitaciones a la misma; desde la imposición del castellano en la enseñanza, hasta el impulso de la asunción, por parte del estado central, de todo tipo de poderes habidos y por haber. Todo ello sin olvidarse de dar plenitud de poderes también al parlamento europeo; porque, este liberal, no hay poder coercitivo al que no abrace y no hay órgano extractor de impuestos al que no se arrime para seguir viviendo sin dar palo al agua.

    Cuando empezó el proyecto de Disidentia fue, para mí, como una bocanada de aire fresco pero, por lo que veo, se está empezando a contaminar con los jetas de siempre. Si quisiera leer a Peperos o a Ciudadanos me iría a El País o al ABC. ¿Es que no es posible un proyecto libertario? Mal camino llevan disidentes.

    • ¿La imposición del ‘castellano’? ¿Dónde, en Cataluña y resto de Autonosuyas con idioma local? ¿Está usted en sus cabales?

      Pero, ¿cómo se puede disparatar de esta manera?

      • Antes de decir que yo digo disparates, debería usted templarse. ¿Me podría usted explicar la diferencia entre el nacionalismo español (que mucho me temo que usted defiende) y el nacionalismo catalán, que usted aborrece? ¿Uno es nacionalismo y el otro no? ¿Tratar de imponer el castellano es diferente a tratar de imponer el catalán? ¿Cuál es la diferencia esencial entre ambas imposiciones? Nótese que no estoy discutiendo si aprender castellano es más o menos útil que aprender catalán, eso no tiene discusión alguna. El catalán es una mutación del castellano que prácticamente no sirve para nada, pero allá cada uno con sus ideas.
        Por lo que le atizo al tal Alejo este, es porque va de defensor de unas libertades que aborrece. Es un nacionalista y, por lo tanto, socialista; es decir es un nacional-socialista. El tipejo este lleva toda la vida viviendo de los impuestos de los demás, nunca ha echo nada que no sea dar lustre al tarro del que chupa. Pero lo malo no es que sea un nacional-socialista sanguijuela, lo malo que es que se traviste de liberal.

        • Observo y comprendo que es usted una típica víctima propiciatoria de la propaganda unánime y masiva, sobre todo en televisiones, radios y diarios al dictado, de la marxista y, por tanto, totalitaria corrección política, cuyo objetivo es destruir la civilización occidental para imponer el comunismo marxista en Occidente; porque, ¿qué coño es un nacionalista español, más allá del espantajo fabricado por los marxistas promotores de lo políticamente correcto.

          Mire, amiguito: España es la única nación existente aquí, y los ‘nacionalistas’ españoles son, simplemente, españoles que se niegan, con toda la lógica, a que se rompa su nación; los nacionalistas de las regiones son, por contra, separatistas -los que lo son de verdad, no los farsantes- que pretenden destruir la única nación existente y, por tanto, un peligro cuyas ideas nacionalistas, como se hace en los países serios, como Alemania, habría que ilegalizar, por atentar contra la integridad territorial de España.

    • “Cuando empezó el proyecto de Disidentia fue, para mí, como una bocanada de aire fresco pero, por lo que veo, se está empezando a contaminar con los jetas de siempre. Si quisiera leer a Peperos o a Ciudadanos me iría a El País o al ABC. ¿Es que no es posible un proyecto libertario? Mal camino llevan disidentes”.
      Tiene suerte de que el articulista sea una persona cultivada y educada, porque va a pasar completamente de sus airadas intervenciones y de salidas de tono, que además de injustas y sectarias, tiene poco fundamento. Porque incluso en un medio como Disidentia, hay diversidad de articulistas y opiniones para que el lector pueda elegir a voluntad, y también respetar. Y si le molestan los elogios o las críticas constructivas que D. Alejo pueda hacerle a una formación como Ciudadanos, póngase sal o recréese con los artículos del clásico Javier Benegas. Seguro que no le defraudan.

  3. Los remedios de la doctora Francis eran bastante más serios y solventes que los propuestos en este artículo, o lo que sea.

  4. Y, después, están los siniestros, mercenarios, al dictado e inútiles y ridículos medios españoles, que producen puro vómito, los cuáles llevan décadas vendiendo la farsa nauseabunda de que la ópera bufa catalana era un conflicto mundial, una suerte de guerra de las galaxias en la que, según unos pajarracos, o se seguían haciendo concesiones sin cuento a los facinerosos nacionalistas, o iba a explotar España -el ‘choque de trenes’ delirante-, o, según los otros, había que llevar, poco más o menos, los tanques a Cataluña. ¡Qué gentuza infame! ¡En qué manos está España! Por culpa de los serviles e ignorantes españolista, esclavos apaleados y satisfechos, todo hay que decirlo.

  5. Y otra cuestión, que es la misma: los grandes culpables de la situación ominosa en Cataluña, que no es este separatismo de opereta, sino la indefensión y apaleamiento, morales y, a veces, físicos, de los catalanes, o residentes allí, no nacionalistas, cuyos derechos fundamentales son pisoteados, con una desfachatez absoluta, todos los días desde hace cuarenta años, esto es, desde el inicio de la “Transición’ -al neofranquismo-, son los infames Gobiernos españoles, sobre todo de de PSOE y PP, que han permitido, alentado y, en el colmo de la podredumbre, financiado a sus socios facinerosos de las regiones nacionalistas, consagrando su impunidad, mientras machacaban a los residentes no nacionalistas en estas regiones españolas, cuando se ha comprobado que, cuando se aplica a esta chusma la ley mínimamente, sale huyendo en estampida.

    La infamia y abyección del Régimen español y sus mayordomos políticos son inenarrables, infinitas.

  6. Artículo claro y evidente. Muestra con brillantez que hay otro camino para los españoles distinto al actual: autonomias, división, desigualdad, injusticia,corrupción, amiguismo.

    Sin embargo, la acción política actual va en otro sentido: mas autonomía, más división, más desigualdad, más injusticia, más tapar la corrupción, igual amiguismo.

    El problema es como abandonar el camino actual, cambiando al nuevo. Desde luego para ese viaje no podemos llevar a ninguno de los partidos políticos actuales importantes, incapaces como han demostrado de conducirnos por el camino del sentido común, del interés general, del bien común.

    Después de leer su artículo, Sr. Vidal Cuadras, mi mensaje a los españoles sería: “No todo está perdido, mientras permanezcamos unidos”. Vendrán tiempos difíciles, quizás tengamos que ocultarnos en catacumbas, veremos nuestros derechos reducidos a nada, pero si permanecemos unidos, repudiando a esos políticos que solo han traido división, odio, injusticia y mal , llegará un día en el que aparezcan los líderes que nos conduzcan por el otro camino.

    Cuanto tendremos que esperar para que los españoles se den cuenta que las autonomías son el instrumento por el que todos los males vienen? Y cuanto habrá que esperar a que aparezcan esos líderes preocupados por el bien común, más que por su propio bien….

    • “Y cuanto habrá que esperar a que aparezcan esos líderes preocupados por el bien común, más que por su propio bien…”
      Quizás no hay que esperar tanto, amigo Kj26, Creo que esos líderes ya están en la escena política preparados para responder o actuar cuando tengan oportunidad y el momento sea propicio. Los grandes desafíos o transformaciones colectivas que exceden nuestra capacidad de abordaje en una sola tacada, deben ser acometidos en pequeños pasos o acciones pragmáticas que conduzcan a ese fin. Y sí, Alejo señala ese espíritu de resistencia, de fortaleza y de unidad para volver a levantarnos:
      “La elección es nuestra y debemos movilizarnos, cada uno en su ámbito y en su esfera de influencia, para no equivocar el camino”

      • Anda, Silvia, tírate ya del guindo que las alturas te están sentando fatal: ¿esos líderes preocupados por el bien común ya están aquí? ¿Quién, Riverita, el muchacho del Ibex catalán? ¡Madre del amor hermoso!

        Es imprescindible enterarse de una vez de que, mientras en España no haya cambio de sistema político, estableciéndose uno democrático, y no la dictadura partitocrática que ‘disfrutamos’, aquí no tendremos más que tiranuelos y corruptos, como hasta ahora.

        Espero que estés pasando buena tarde, Silvia.

  7. Hoy viernes 23 de Marzo de 2918 el magistrado Llarena acaba con el cachondeito, bien inhabilitando a tres mujeres y tres hombres secesionistas/golpistas, incluso metiéndolos en prisión por algo tan sencillo como ponerse por montera lo que el derecho consuetudinario anglosajón se llama “enforce the law” o “abide by the law”.

    Ya se respira en la milla de oro judicial de la Plaza de la Villa de Paris o c/ Marqués de la Ensenada o la espalda de la iglesia de Santa Bárbara de Madrid.

    La imagen de santa Bárbara aparece a veces asociada con la espada con la cual fue decapitada ella misma, uhmmm, ya ven en la lontananza los magistrados del Supremo, no la espada que corona la entrada del tribunal con la señora vendada sino con la de la santa porque están hasta la tonsura de la España del cachondeito.

  8. Buenas tardes Don Alejo

    Parto de que usted es una persona inteligente y no se ha caido de un guindo, por ello hay varias cosas que me escaman. No me acaban de convencer.

    A usted le cortaron la cabeza (políticamente) en 1996, y se la podrían haber repuesto en el año 2000, pero no ocurrió. A cambio le concedieron la sinecuría de la cosa Uropea con la que usted ha vivido muy bien sin tener que bajar a la arena de la mediocridad patria, en el día a día.

    Y yo a eso lo llamo cobardía.

    Que en 1996 no hubiera caido en lo que deneuncia en su carta se acepta porque entonces el horno no estaba para bollos, después de losdesastres de Mr X durante 13 años, pero que en el 2.000, con la absoluta y no necesitando de CiU (si no al revés) no le repusieran y además doblándole el estatus, y que usted lo aceptara, es indefendible.

    Y lo es porque siendo usted inteligente en ese mismo año 2.000 podría haber escrito esta carta.

    Aceptó ir a las listas Uropeas.

    Además nos pone en su pliego de intenciones que en esa reforma de la Cosntitución que usted preconiza debería ir en nuestra Cosntitución nuestra permanencia en la UE.

    NO SEÑOR.

    No confundamos al personal.

    Primero España, y luego se ve si UE si o no, pero que es eso de incluirla en nustra Cosntitución. Por ahí adivino el discurso habitual de que para diluir el problma nazioanalista en España lo hay que dilusir España en la UE.

    Y las cosas no se solucionan así. Porque fuera no defenderán nuestros intereses, defenderán los suyos.

    La UE es la UE.

    La UE no es necsariamente Europa.

    Y España es España.

    No mezclemos o mal iremos.

    Un cordial saludo

    • Estoy de acuerdo con Ud. La U.E. es la U.E. y España es España. Es lo mismo que lo que dice Albnert Rivera, cuando da vivas a Cataluña, a España y a “Europa” (Bruselas) a la que pone por encima de España. Ayer publiqué un comentario sobre la asociación “Españoles de a pie”, donde llamaba la atención,. como España desperdiciaba el “brexit” para poner a Gibraltar a y a sus residentes en su sitio, una vez que se largaran. Pedían firmar una petición a Exteriores. Aunque no creo que hagan nada.
      No sé que tiene la U.E. para la politicastería española. Noruega por dos veces y por referéndum han rechazado entrar. Tienen un tratado especial, que le permite como estar dentro, estando fuera. Y esa hubierta sido nuestra mejor opción. A mí como canario, siempre me opuse a la libertad de comercio, que teníamos los canarios, justo “hasta la democracia, que nos hemos dado”. Antes teníamos ingresos fiscales propios y ahora tenemos que vivir de las subvenciones. La U.E. le quedan cuatro telediarios. La salida de U.K. es el principio del fin. O vuelven a lo que era en los años 60, una comunidad de naciones soberanas en cooperación.

      • Pues mire, JRA, para defender su postura antieuropea siempre lo tendrá más fácil con los antisistema de la CUP que ya sabe que son unos anarkas que van por libre y aborrecen ser europeos, con los del PDcat y ERQ que se bastan con ellos solos con su país tan petit o incluso con los de Podemos, que con tal de llevar la contraria y enredarse en sus múltiples contradicciones, con la misma pasión abrazan las causas perdidas de la izquierda radical que aplauden al nacionalismo supremacista, asimétrico y excluyente de la derecha que…en fin, que tiene un buen abanico de iluminados para elegir, no se conforme con menos.

        • Mi comentario de contestación falta una coma mal puesta, que desvirtúa el sentido de una frase. Yo me opuse a la entrada en la C.E.E., porque limitaba la libertad de importar mercancias de los canarios. Algo que se aprobó en 1.852 por el ministro de Hacienda Bravo Murillo. Y un archipielago abandonado de la maono de Dios, le puso las bases de su viabilidad económica.
          Desde que el PSOE nos metió edn la C.E.E. a los canarios en la PAC y por todo lo demás. Pasando de ser un área dependiente y subvencionada para subsistir.
          ¿Qué “nación” firma una adhesión a la C.E.E., que implica la destrucción práctica de su industria, un recorte extremo en agricultura, ganadería y pesca? Más un periodo transitorio de x años. Sólo la “cleptocracia de bandas partitocráticas” española. ¿Cómo un simple acuerdo preferencial de comercio, firmado por el régimen de Franco, era mucho más beneficioso, que estar dentro? ¿Están equivocados los noruegos, por no estar dentro, por el rechazo y por dos veces de su población?
          Por último una cosa. No me gusta la C.E.E., mucho menos su evolución a su propio final. Pues eso no funciona ahora y cada vez es peor. Y lo hago POR MIS PROPIAS RAZONES. Me importa un bledo, lo que piensen en la CUP, en la CAP o en la COP sobre tales cuestiones.

          • Vaya, no esperaba que pudiera molestarle mi “sugerencia”. Ya supongo que expresa sus opiniones de acuerdo con sus propias razones. No lo he dudado en ningún momento y no hace falte que lo diga a gritos. Y por cierto, mascullar los errores del pasado en el contexto político actual ni me parece práctico ni ayuda a construir ningún futuro. Pero bueno, cada uno es libre de elegir sus propias razones y motivos.

          • Ya que no es posible anidar una répica, a su último comentario. No me molesta, sus opiniones. Siempre que sean corteses. Lo que trataba de decirle, que es un absoluto contrasentido, y Ud. no es el único, que si sobre una determinada cuestión estoy en contra. Según su teoría no debo oponerme, porque otros individuos, grupos o partidos con los que no concuerdo, también lo están.
            Mis razones para no querer a la C.E.E. son mías. Si Pablo Iglesias y su banda dicen no. Allá sus razones.

      • Hola JRA

        Coincido al 100%

        Es mas, si en vez de pedir entrar nos hubierámos hecho los longuis habrían pedido de rodillas que entraramos y podríamos haber negociado mucho mejor. Aunque igual por el camino nos caía otro golpe de Estado para que nos mandara alguien mas afín a esas masonería bruselienses.

        Recuerde a Aznar en Niza, por una vez que lo hizo bien, y cómo nos pagaron.

        un muy cordial saludo

        • Aznar, ha sido el único jefe de gobierno, que mejor ha defendido los intereses españoles en la política exterior. Digan lo que digan.

          • Aznar es un déspota de alucine, que llevaba en su siniestro cuaderno azul todos los nombramientos en los tres ‘Poderes’ del Estado; Aznar es el tipejo que más alas ha dado al nacionalismo de opereta, más que el indigente intelectual de ZP, con cesiones y transferencias sin cuento ni límite a las Autonosuyas, yendo mucho más lejos de lo que, incluso, le pedían los nacionalistas más recalcitrantes, como con la estúpida y suicida transferencia en materia de enseñanza y sanidad, auténticos agujeros negros económicos y para la unidad de España; Aznar es el corrupto inútil que puso en marcha la ruinosa subvención a las ‘renovables’ y provocó la apocalíptica burbuja inmobiliaria al patrocinar e impulsar que se concedieran hipotecas de forma masiva, con intereses por debajo de la inflación, sin límites en el importe del préstamo y sin pedir garantía alguna prácticamente a los prestatarios.

            Una auténtica plaga bíblica, el tal Aznar.

    • “Primero España, y luego se ve si UE si o no”
      ¿No se está pasando un poco de frenada, Pasmao, o es que se ha vuelto del parecer del catalán independentista al que, con su golpe en el parlament le dio da igual si Cataluña se quedaba fuera o dentro de la UE? Un poquito de por favor.

      • No me he pasado de frenada apreciada Silvia.

        Es que los intereses de España no tienen que coincidir con los de la UE. Luego está el tema de confundir Europa con la UE.

        El haber dependido de Uropa, de la UE, para mantener a raya a los nazionalistas catalanes, cuando podíamos haberlo hecho solítos (si nuestros “lideres tuvieran un mínimo de lo de que hay que tener) lo único que ha consiguido es debilitar nuestra posición ante terceros.

        Un británico nunca habría tolerado que tuviera que venir un español a deferndr la unidad de UK, ni un francés la de Francia, o un alemán la de Alemanía, y ni le cuento un useño con USA.

        Se esconderían en el mas profundo de los sótanos de vergüenza si para defender una parte de su territorio de un motín de 4 mindundis tuvieran que pedir árnica al zumosol de turno.

        Piénselo despacio.

        Cataluña es España exita o no exista la UE, o el club de Polo de Buenos Aires o el aeroclub de Roma.. Y así debe de estar reflejado en nuestra Cosntitución.

        Lo demás es vederse y además muy barato a intereses que a saber de que pie cojean.

        Por ejemplo, ¿se puede saber a santo de qué tenemos que estar declarando un boicot a Rusia, que ni nos va y ni nos viene, pero si que nos perjudica , por que tereceros están a un quítame esas pajas en Ucrania?

        O ¿porqué esa pandilla de inútiles que son la diplomacia USA y de muchos paises de la UE han reconcocido a Kosovo, peilgrosísimo precedente que justifica por ejemplo la segregaciñon de Cataluña?

        ¿Perjudica a nuestros intereses?

        Evidentemente SI

        Por no hablar de otra organcización, la NATO, a la que entramos simplemente para hacer méritos para entrar en esa CEE, y que excluye a Ceuta y Melilla, casualmente nuestras dos territorios con mas riesgo de guerra, del paraguas de autodefensa mutua

        Un muy cordial saludo

        • “Es que los intereses de España no tienen que coincidir con los de la UE”
          Claro que no tienen que coincidir, apreciado, Pasmao. De hecho, estoy de acuerdo con todos puntos que cuestiona y pone en duda. Dos de ellos, recuerdo incluso que han sido cuestionados por el articulista en Voz Pópuli. El tema es si creemos que el proyecto europeo debe ser repensado y merece la pena; si queremos seguir apostando por una Europa unida en un contexto global de inestabilidad política y social; si creemos que una refundación es necesaria y nueva Europa unida y fuerte es posible, más allá de las diferencias, los problemas y las contradicciones de las que se ha nutrido hasta ahora.
          La institución al igual que España también acusa desgaste, deterioro y está en crisis sin despertar muchas adhesiones a su causa, pero es que nada sugiere que vaya a mantenerse como está ahora y no va tener más remedio que evolucionar con los tiempos, afrontar las crisis que plantean la inmigración, los grupos radicales de extrema derecha e izquierda, las reivindicaciones populares que cada vez ocupan las calles con más intensidad y frecuencia, la corrupción…es que si las comparamos, Europa enfrenta similares problemas que España pero a mayor escala y más complejos, claro. Las dos son presas de la división dentro de sus filas, de la corrupción institucional y de la tentación de abandono ¿De verdad queremos independizarnos de Europa al igual que los indepes catalanes quieren independizarse de España? Pues yo creo que no es el camino, creo en el futuro de esta institución y también en el nuestro dentro de ella.
          Un saludo muy cordial,

          • No es un tema de “independizarnos” de Uropa. Por que de hecho no podemos. Con 150% (o mas) de deuda sobre PIB es imposible.

            El problema es que:

            1/Buscamos soluciones a problemas propios (los nazionalistas catalenes, vascos…) en donde no se debe, que tiene que ver Uropa con ese problema? Si nos echan una mano será para cobrarse el favor, y si no se lo cree es que no sabe lo que es Uropa.

            2/Hay problemas que si provienen exclusivamente de haber tragado el pertenecer a esa Uropa de cualquier manera, con tal de que acabar rapidito con un complejo de inferioridad que sólo beneficiab a terceros.

            Pero el que este sea un tema tabú, el que no se pueda debatir, el que la confusíón interesada instalada en los medios, nos da un idea muy clara de para que sirve Uropa en realidad.

            Esa confusión que asiste al personal, incluida la de confundir Uropa (UE) con Europa, que no sólo es la UE.. no existe en Francia, Alemania, Italia, UK..

            Y el Sr Vidal Quadras, pretendiendo incluir de manera inecesaria muestra pertenecia a la UE en la Cosntitución, consigue entre otros efectos acrecentar esa confusión.

            Insisto en tres paises claramente Uropeos como Alemania, Francia e Italia ni hartos de vino o cerveza lo incluirían.

            Y en el caso del Sr Vidal Qadras, dada su trayectoria Uropa, como eurodiputado y demás.. pues que quiere que le diga, que parece que quiere hacerse valer ante terceros para no se sabe muy bien que. Y eso mosquea.

            Un cordial saludo otra vez

  9. Me alegra verle por aquí, Alejo. Sus reflexiones sobre esta inmensa telaraña en la que está atrapada nuestra identidad nacional y nuestra historia, y que se ha ido tejiendo desde el propio Estado democrático, siempre son elocuentes y lúcidas.
    Ahora estamos en la fase de recoger lo sembrado; atrapados en esa tupida red de hilos enredados, que nos tiene asfixiados y que lentamente empieza a perforar y sorber lentamente nuestro seso. El mayor problema es que una vez recorrido este camino que nos ha traído hasta aquí, ya no hay vuelta atrás ni solución que consiga satisfacer a todos los agentes implicados.
    Cataluña y País Vasco que son las comunidades estrella, en comparación con el resto, no van a aceptar una reforma de la Constitución que recorte ni uno solo de sus privilegios y les da igual que España acabe siendo un país estrellado en su podredumbre.
    La diferencia es que ahora la sociedad del resto de España es más consciente de la estafa, del agravio y del desvarío que ha supuesto la legitimación de ese modelo autonómico clasista y desigual, y también se opondrá a seguir manteniendo los privilegios de unas comunidades mimadas y preferentes por la Constitución que, curiosamente, son las que más reniegan de la nacionalidad e identidad españolas. ¿Seguirán legitimando el resto de los ciudadanos ser españoles de segunda, tal como se legitimó al inicio del periodo democrático? ¿Estarán dispuestos a sacrificarse una vez más, en favor de las comunidades que son las que más ningunean y dan por saco al Estado español?

    Curiosamente, las dos comunidades más bordes están también en los bordes del mapa. Y me pregunto si en el nuevo mapa, la formación de una España que resurgiera de sus cenizas; unida, fuerte e integrando a la mayoría de comunidades que la forman; sería posible, sin estar sujeta a los chantajes, a los caprichos y a la deslealtad de dos comunidades disidentes que aspiran a independizarse del “yugo español”. Pues que lo hagan, pero de verdad, con todas la consecuencias. Que paguen sus pensiones, que se autofinancien, que paguen parte de su deuda, que se lo guisen y que se lo coman ellas solas.
    Lo que no se puede consentir es el chantaje permanente de amenaza a nuestra identidad nacional y a la paz social, y que encima seamos el resto de comunidades las que paguemos el precio. Una negociación en esos términos, quizás les haría rebajar los humos y contemplar la situación de forma más humilde.

    • “ya no hay vuelta atrás ni solución que consiga satisfacer a todos los agentes implicados.”
      Coincido 100%. Los hechos acaecidos son “para-revolucionarios” en el sentido de proveer la fuerza para una transformación en la unidad política actual.

      “La diferencia es que ahora la sociedad del resto de España es más consciente de la estafa, del agravio y del desvarío que ha supuesto la legitimación de ese modelo autonómico clasista y desigual,”
      No hay nada que resista una buena campaña de adoctrinamiento, promovida por los políticos y esparcida por los medios generalistas.
      Pongamos por caso el AVE. A base de machacarnos con sus bondades, no hay hijo de vecino que no haga palmas con las orejas cuando oye nombradas las tres letras juntas. ¿ Que es un sumidero de euros ? Eso no importa porque nadie, nadie relevante evidentemente, lo ha dicho.

      “Lo que no se puede consentir es el chantaje permanente de amenaza a nuestra identidad nacional y a la paz social, y que encima seamos el resto de comunidades las que paguemos el precio.”
      Sí se puede consentir. De hecho llevamos 40 años consintiendolo. Así viene recogido incluso en la constitucion española, y promovido por muchas instituciones: el llamado hecho diferencial, que en el fondo no es sino un argumento supremacista disimulado con sardana y barretina.

      • Lo de AVE es cierto, amigo, el otro día justamente comentamos en familia el despilfarro innecesario de esas infraestructuras, en un momento, que podría ser perfectamente prescindible. Pero claro, cuando se da por natural que puedan haberse construido e inaugurado aeropuertos fantasmas, sin depurar responsabilidades por esa malversación y malagestión de los caudales públicos, el hecho que continúen los tramos del AVE previsto, ni siquiera se cuenta como exceso.
        Contra la propaganda institucional y mediática poco espacio de influencia queda para los disidentes que oponen resistencia. Pero algo se tendrá que hacer y sino mire la iniciativa de los pensionistas que se organizaron por su cuenta.
        Puede que hayamos tragado más de 40 años, pero no veo que ahora vaya a ser tan fácil pasar otra vez por el aro.

        • Lo que subyace es el hecho de que está ampliamente admitido que los políticos pueden hacer lo que quieran con el dinero publico, sin dar cuentas de su gestión, salvo robar y llevárselo en bolsas de la basura.

          Véase el Tribunal de Cuentas, reunión de afines al poder, monigote de los partidos

          • Y tanto, no se olvide tampoco del Tribunal de la Competencia al que han debilitado sin remedio. Pero bueno, ya sabemos que para cambiar esas situaciones inaceptables de control y abuso de poder los prebostes de PPSOE dejen de ser inquilinos de la Moncloa.

    • Hay que abrir los ojos, Silvia; este es un discurso plagado de lugares comunes, falsedades, como la de que estamos en una democracia, lo ‘chachi’ que es el Rey -como lo era ‘Campechano’ cuando estaba en el poder, cuando el Rey es la guinda y salvaguarda del podrido Régimen español que nos ha traído hasta aquí y como lo de que lo de Cataluña es un golpe de Estado.

      Las reformas que propone son maquillaje de opereta que, realmente, lo dejan todo igual, todo en manos del abyecto y putrefacto Régimen que padecemos, manteniendo intacto también el pavoroso Régimen de las Autonosuyas, que es el auténtico cáncer de España y que hay que suprimir si no queremos que nos devore. En
      resumen, un artículo lamentable.

      Hay que espabilar, amiga.

      Saludos.

      • Amigo, Javilau, los del parlament del 6 y 7 de septiembre fuen un golpe de estado con todas las letras y sin eufemismos descafeinados que traten de suavizar o insignificar la gravedad de los hechos. Lo siguiente, ya, ni lo nombro. Con lo grande que ha sido Boadella, hay que admitir que sus parodias y charlotadas sobre Tabarnia no están a la altura del esperpento independentista ni mucho menos de los farsantes que lo protagonizan.
        Con el resto de sus auto-observaciones, las suyas, prefiero pasar de largo y hacerme la sueca.
        Buenas noches y que descanse. Buena falta le hace.

        • Vamos a ver, amiga Silvia: es fundamental el hablar con precisión para no banalzar y vaciar de contenido los conceptos para cuando hay que utilizarlos realmente, con propiedad; Aquí no hay ningún golpe de Estado porque, que yo sepa, los ‘separatistas’ catalanes no se querían hacer con el poder del único Estado que hay en España, el Estado español; salvo que consideremos el disparate de que Cataluña es un Estado. Ahora sigo.

          • Un golpe al Estado Democrático de Derecho violando sus leyes constitucionales y las de su propio Estatuto autonómico, de intento de secesión, de traición, de usurpación ilegítima de parte de la soberanía nacional a todos los españoles. No hace falta “hacerse con el poder del único Estado”, basta con usurpar de forma ilegítima una parte de su soberanía y hacerse con el poder de una parte de sus territorio. Sí amigo, es un golpe de Estado con todas las letras.

        • El delito evidente que han perpetrado los ‘separatistas’ catalanes es el de rebelión; de pacotilla, pero rebelión, tal y como señala el magistrado Llarena en su auto de procesamiento; y este delito es gravísimo, no menos que el golpe de Estado, pero es lo que ha ocurrido; es fundamental hablar con corrección y precisión, por mucho que los infames medios españoles, de vergüenza ajena, estén todo el día con un inexistente golpe de Estado en la boca.

          Esto dispone literalmente el art. 472, 5° del Código Penal español: “Son reos del delito de rebelión los que se alzaren violenta y PÚBLICAMENTE PARA DECLARAR LA INDEPENDENCIA DE UNA PARTE DEL TERRITORIO NACIONAL”.
          Está claro, ¿no?

          Un saludo.

          • Y ¿Qué artículo según usted recoge el delito de “Golpe de Estado”?
            No hace falta que contenste ya no voy a estar por aquí en estos días. Saludos,

          • Vamos a ver, Silvia; no insistas en el error; todo eso que han hecho los separatistas de opereta de Cataluña se llama rebelión, nunca golpe de Estado; es imprescindible llamar a las cosas por su nombre, amiga.

          • El artículo del Código Penal que tipifica el golpe de Estado es también el 472, en su punto 6°, por lo que el Código Penal también considera el golpe de Estado como un delito de rebelión, lo que, ciertamente, tiene toda la lógica.

            Así que, amiga Silvia, puede ver que el delito de rebelión, en la modalidad de la secesión, no puede ser más grave, por lo que no hay que buscar apelativos que, teóricamente, lo agraven, cuando no hace ninguna falta.

            Saludos cordiales, estimada.

  10. Democracia y consenso son antónimos.

    Las crisis que tenemos son:

    Inmobiliaria,Demográfica,Financiera,Pensiones.

    El paripé secesionista es por consenso;se trata de ampliar las expectativas expoliadoras.

    Perdone,en vez de Democracia homologable…querrá decir Partitocracia homologable.

    La amoralidad viene impuesta obscenamente por el Estado.

    • No tienen por qué ser antónimos; este era uno de los principios ‘inalienables’ del gran García Trevijano en el que se equivocaba. La democracia no tiene nada que ver con el consenso; democracia existe cuando el Estado está al servicio y a las órdenes de la sociedad, lo que en España no ocurre ni de lejos, sino que ocurre lo contrario.

      Saludos.

  11. Un español culto el 14 de abril de 1931 miraba a su alrededor en medio de la secreta conmoción de un cambio repentino de régimen político y seguramente no se sentía solo. Incluso tenía un diagnóstico del estado de cosas epocal al alcance de la mano y admirado por la mejor intelectualidad europea: «La rebelión de las masas».

    Al menos, si era buen lector, podía sentirse acompañado por cabezas tan inquietas como la suya. Y eso da fuerzas para plantarse con alguna solidez en una vida que sólo vale algo cuando es agitada como árbol seco por el viento de la Historia.

    Los historiadores han dado cuenta de esa agitación convulsiva y desorientada de que los españoles mejores se sintieron sobrecogidos hasta el punto de apostar sus vidas, sus haciendas, su honor y su nombre a una sola carta. Y muchos pagaron muy cara su apuesta.

    Aquella Nación, cualesquiera que fueran sus «defectos», estaba viva, lo suficiente para saber que el orgullo no se hereda sino que se merece y gana con los propios actos.

    Hoy, ese mismo español está solo, y para consolarse sólo puede recitarse como salmo esta sentenciosa reafirmación de una impotencia orgullosa: «Pesimismo de la inteligencia, optimismo de la voluntad».

    Trevijano la tuvo por divisa, y muy profundos comentarios le dedicó de viva voz. Yo la conocí mucho antes, allá por el año 1985 o 1986, gracias a un artículo de Antonio Elorza en «El País» sobre Gramsci.

    El climaterio «posnacional» del bienestar español ha cegado demasiados ojos: quizás nos quede algo de Inteligencia, pero es seguro que Voluntad es nombre de una ramera que se ríe de nosotros. Y se sigue riendo de nosotros cuando dice que se va hacer «reformista».

    • Grande Dalmacio Negro, sobre todo cuando su inteligente ironía se ríe de su vasta erudicción.

      Debería usted hacer lo mismo, por sus comentarios se adivina un gran sentido del humor constreñido por su exacta percepción de la realidad política, algo que le impide exhibirse con obscenidad escandalosa. Hay que reirse, hay que reirse con carcajadas estentóreas que resuenen en el sumidero del régimen del 78 haciendo correr a las ratas.

      Estando como siempre de acuerdo con la realidad que describe, creo sin embargo que usted puede reirse mejor que nadie de la situación actual. Por encima de la razón, hechos, circunstancias, existe algo mas sutil que suele pasar desapercibido a la gran mayoría de espectadores y actores, incluso a los más inteligentes. Esa fuerza invisible ya está actuando, siempre actua. En esta ocasión el régimen se ha pasado, ya no hay vuelta atrás, han despertado conciencias, incluso algunas judiciales, han enfrentado a los jueces contra el “Ser o No Ser”, cualquiera de ellos que se raje ahora o ceda a cualquier presión politica sabe que dejará de ser hombre para convertirse en golpista y traidor a la nación, a sus padres y a sus hijos. A cuarenta millones de españoles les sucede lo mismo aunque ellos mismos no lo sepan, los traumas no se piensan, causan respuestas espontáneas e inconscientes, cualquier nueva ofensa puede desatar todo lo que muchos de nosotros ya deseamos como nuevo orden político.

      De momento y esperando el desenlace inevitable, será espectacular y sorprendente, disfrutemos de estos minutos de la basura del régimen a carcajada limpia, ver como se avergüenzan de su propia estúpidez e impotencia ante los acontecimientos por llegar puede ser el mejor regalo que los dioses nos hagan por nuestro ya muy largo sufrimiento político.

      Un cordial saludo.

      • Me gusta su comentario. Cuando un régimen ataca el honor de las personas, el orgullo de éstas no puede más que despreciarlo.

      • El comentario en el que intentaba hacer una analogía entre la situación de 1931 y la actual era una especie de «rapto poético» en el que la Historia de España era revivida por un momento de lucidez y creo que lo que quería decir era algo difícil de expresar, más allá de los estados de ánimo puramente ocasionales: no estamos preparados para lo que está por venir, porque no hay una España cultivada, un grupo constituyente, una élite autoelectiva, un poder cultural unificado, un movimiento de masas que sea su expresión.

        El vacío de un Régimen político no se resuelve con un vacío de poder y unos impulsos carentes de orientación, y eso es todo lo que hay en España ahora mismo.

        En el ámbito político es necesario saber por adelantado lo que se ajusta a la necesidad misma de la situación.

        La claridad de la mente es una cosa, el instinto es otra, la capacidad de efectuar, la clave de todo, otra muy distinta. Y los sujetos portadores de esas tres cualidades no aparecen por casualidad.

        En la España actual faltan todas esas dimensiones, sin las cuales no hay «acción política» colectiva, que coincide precisamente con el impulso inicial de la libertad política colectiva.

        Este otoño, con ocasión de la tentativa de Autorreforma interna del Régimen a partir de la activación planificada por todas las instancias del Estado español del movimiento secesionista catalán, es cierto que se han exhibido al desnudo las intenciones secretas y es cierto que la conciencia popular las ha percibido tales cuales son en su pura desnudez de ambición, desigualdad y privilegio territorial y corporativo, pero a decir verdad nada sustancial se ha manifestado aún.

        Cierto también que la clase política se encuentra perdida y desorientada en su laberinto a la busca desesperada de una salida que sabe imposible y ése, precisamente, es el momento más delicado y peligroso, porque todo lo que el Régimen estaba dispuesto a hacer, ya lo ha hecho, y lo que le queda por hacer es empezar una cuenta atrás regresiva y destructiva, algo que se percibe ya en todas sus «iniciativas».

        Cuidadanos y Podemos no van a cumplir otra función que llenar el vacío dejado por el Partido duplicado de la Oligarquía patrimonial.

        Yo no creo en el trauma colectivo ni en el honor herido ni en la ofensa recibida: eso es algo «intelectualizado». Yo lo siento personalmente y lo puedo evocar retóricamente, pero hasta que «ese sentimiento» no sea pensado y efectuado políticamente por un grupo ideológico definido y decidido, organizado y con voluntad propia diferenciada, no lo veo como algo real y realizable.

        • Los vacios en politica se rellenan. Aunque algunos ignoren las enseñanzas del maestro Trevijano su discurso ha calado en la sociedad silenciada y silenciosa mas de lo que parece, al menos ya contamos con bastantes miles de españoles que saben lo que es la libertad política, será difícil que vuelvan a dar gato transacionista por liebre democrática. Me imagino mas a Ciudadanos y Podemos despellejados y colgados al sereno que ejerciendo algún poder.
          El régimen no va a resistir la tentación de seguir tensando la cuerda, su soberbía es conocida y no se resisten a intrigar. Ellos mismos están cavando su tumba.

          • Desgraciadamente, las enseñanzas magistrales de García-Trevijano no han calado por dos razones: porque el gran pensador político ha sido minuciosamente silenciado por los abyectos medios españoles, siempre al dictado del poder y, porque sus teorías requieren análisis y pensamiento, de lo que el españolito huye como el gato escaldado del agua.

            Conviene dejar de creernos nuestras propias e ingenuas fantasías y aterrizar en la realidad.

            Saludos.

      • Si. El régimen está en los minutos de descuento. Pero dado la parsimonia de la sociedad española, el final de partido puede ocurrir el lunes, o prolongarse unos años más. Pero será un golpe de péndulo, sin duda alguna.
        Yo apuesto a que cae por causas exógenas. Los avisos ya están dados. Fin de la compra de deuda soberana por parte del B.C.E. Parte de ese endeudamiento, sirve para pagar los intereses de los bonos ya vendidos. Lo que los argentinos, que han pasado por todo, llaman “la bicicleta financiera”. El otro aviso es la subida de la tasa de interés de referencia. Dos mbas de relogería y armadas para estallar.
        Las estadísticas sobre “la recuperación” es puro cuento, si no, ¿a cuenta de qué, siguen endeudando todas las semanas a la nación? Además siguen gastando dinero a espuertas, como si la compra de bonos fuese para siempre. La Europa del norte está cambiando y desde luego ni Francia ni Alemania están por sacrificarse por “Europa”, sini en defender sus propios intereses. Van virando a partidos identitarios. Es inevitable.

        • Así es, exactamente, JRA: la recuperación es una farsa siniestra que, más pronto que tarde, va a estallar.

    • Cierto amigo, no se avanza recorriendo camino, solo cuando lo hacemos en la dirección correcta.

      Los primeros párrafos del Señor Alex alabando la transición son solo un ejercicio de voluntarismo estúpido. No se ha progresado nada, la transición comenzó en “dirección prohibida” y saltándose las mas elementales normas de la buena circulación, un modelo de reparto, la nación sometida a un ejercicio criminal de disolución a plazos, los poderes sometidos al poder gobernante.

      El éxito del que habla el autor tiene fecha de caducidad, cuando ya no queda nada por repartir.

      Salú2.

  12. Especialísimamente bienvenido D. Alejo. Digo especilísimamente por dos razones:

    Primero. Porque según creo es esta, su columna, la primera de carácter puramente político, más allá de aquella con la que nos obsequió D. Juan Carlos Bermejo, que se ceñía más bien a hablar de política aplicada.
    Segundo. Por la admiración que siento hacia la claridad de ideas con la que vd. habitualmente se expresa: su pensamiento, se podría decir, es anti carmoniano, para expresar que nada tiene que ver con el galimatías justificatorio que monta D. Antonio Carmona para zafarse de la realidad que aprisionan a él y a su partido.

    La restauración democrática fue y es el tiempo del reparto del estado entre las élites políticas. Todo estado necesita un equilibrio, o ¿ es que acaso puede un reino subsistir en la división ? Evidentemente, no. Se llegaron a acuerdos, a pactos, a consensos y a partir de ahí cada uno se sentó en el trono de su cortijo.
    Aquí los mandamases autonómicos, aquí los elevados por mor de gracia política a gran rango judicial, aquí los imperios mediaticos, etc ¿ Hubo que ceder para encontrar tan grata, para ellos, concordia ? Pues claro, que tuvieron que ceder. El papel en el cambalache así lo exigía.

    El problema se presentó el día en que nos sobrevino la crisis, la Gran Crisis económica del 2007. Ahí no había margen para seguir cambalacheando. No se podía devaluar. No se podía imprimir papel moneda. El estado y la economía privada debían un potosí a las caja-bancos alemanas. Se intentó disimular y se hizo tirando de nomenclatura, FROB, FOL, FLA, etc.. Fondo de Reestructuracion Ordenada Bancaria, Fondo de Ordenacion Local, Fondo de Liquidez autonómica, et. Las vergüenzas quedaron semidesnudas: el asalto, de todos los partidos, a las cajas de ahorros fue hecho público. Hubo que pedir un rescate mal disimulado y acudir, hasta el día de hoy, a que D. Mario Draghi nos suministrara oxígeno a través de sus QE.

    Pero los políticos, con su brunete mediática, corrieron prestos a tapar, a tapar y en ello están aún hoy. Nuestra deuda pública es una buena fotografía de lo que es la horrorosa gestíon política de la cosa pública: no se recorta en gasto corriente, mucho de él suntuario, pero sí en pensiones, sí en camas de hospitales, si en becas. ¿ Qué importa que haya aumentado la delincuencia ? Se amañan las estadísticas y asunto arreglado.

    Es difícil la solución para nuestro querido país. Todo indica que en un plazo medio los partidos se descolgarán con la necesidad de reforma constitucional y ahí nos meterán la bicha de la confederalización de la nación, algo inaudito en sus propios términos. Más fe tengo en Tabarnia y en los balcones llenos de banderas que en lo que cualquier político, de los miles que desangran el presupuesto púbilico, pueda hacer por España. Por definición, un político, al menos el nacional, es un ser oportunista y este huele el momento. El momento mediático está calentado para constitucionalizar España como nación de naciones, tal como dijo el cuenta nubes de León.

    • El suministro de “oxígeno” en un rescate encubierto, que el hombre impasible del puro y el “Marca” presume haber evitado. Lo cual es mentira. La compra de deuda soberana por parte del BCE no es un acto de generosidad de “Europa”. Fue un plan meditado por París y Berlín, de salvar a sus cajas de ahorro, del riego de quiebra por culpa de la gestion nefasta de las cajas de ahorros españolas. Que se endeudaron hasta las cachas en el interbancario europeo, con intereses más altos, para hipotecas a interés menor (¿?). Si España hubiese quebrado, el rescate se hubiera llevado por delante a las cajas alemanas y francesas. El plan de comprar deuda soberana a España en el mercado secundario por parte del BCE, fue el modo, de salvar a alemanes y europeos de la exposición al reiesgo español.
      Hoy día las bancos alemanes y franceses están libres del riesgo español y se lo han colado al BCE. Si España quiebra, dudo que preocupe mucho en París o Berlín. Como Bob Dylan “los tiempos están cambiando”. Y quién no haya hecho posibles escenarios futuros, sobre si el euro seguirá, o incluso la misma U.E. con la emergencia de partidos identitarios en el norte de Europa (Suecia es un caso aparte) con su “euroescepticismo”, que también empieza a calar por aquí. Pero “La cleptocracia de partidos” siguen en su bola. A verlas venir. Entre ellas no aprovechar el “Brexit” para lo de Gibraltar. Así el administrador colonial se ríe de España y además desde Soto Grande se permite el lujo de amenazarnos.
      Visiten la web de “Españoles de a pie” y firmen la petición sobre Gibraltar.

  13. Respecto a la importancia de cada cosa en su momento….CUBA ES ESPAÑA…sería un bonito editorial en 1895, por ejemplo. Hasta el bisabuelo de Don Alejo lo escribiría y firmaría encantado. Ahora mismo, en 2018, ¿ quien lo iba a escribir?

  14. Bueno, habria que decir que si, por ejemplo, tuvieramos la capacidad de ver lo que sucede en el mundo futuro cada mil años, seguramente le quitariamos importancia a determinadas cosas. Podemos ver, eso sí, lo que ha sucedido desde la construcción de las Grandes Pirámides de Egipto. Sucede que, como vivimos o nos ha tocado vivir en un período determinado, lo consideramos muy importante, y hacemos trascendentes e irreversibles los sucesos que nos acompañan desde nuestro primer llanto infantil hasta nuestro ultimo estertor agónico. No es así. Para los que vivieron en la España, bien cristiana, bien musulmana, en el año 1.018, las preocupaciones eran otras, muy distintas de las actuales. Espero, aunque no lo vea, que las preocupaciones de los habitantes de este territorio y zonas vecinas, sean muy diferentes en 3018, y que solo un 0,01% de la población sepa que puñetas era eso del proces, o del brexit, o de los nacionalismos, o el conflicto de la enseñanza escolar del idioma.

  15. Señala certeramente D. Alejo:
    “Mientras una gran parte de nuestra sociedad crea que democracia es sinónimo de regla de la mayoría y que por mayoría se pueden decidir las peores aberraciones, como si no existieran bienes intangibles y valores morales que son pre-políticos, España como ente soberano reconocible y como marco de nuestra convivencia pacífica, democrática y segura, estará en peligro permanente de disolución”

    Si hay algo que se manifiesta en los últimos tiempos es la perplejidad de todos aquellos que directa o indirectamente han contribuido con absoluta ignorancia a esta situación. Constitucionalistas, filosófos, sociológos, “politólogos” y periodistas rezuman perplejidad. No saben que ha pasado, a lo máximo que alcanza su sapiencia es a considerar lo sucedido como un resurguimiento del nacionalismo español que ellos consideraban franquista.
    Su concepto subjetivo de nación les hace creer en su ignorancia que las naciones se inventan, desconociendo, como señala el artículo, que la nación es pre-politica y por lo tanto ajena a cualquier ideología. El problema grave es que estos personajes detentan el poder en distintos estamentos de la sociedad.
    No hay ningún nacionalismo español, no puede haberlo. Eso sería como decirle a Alejo que es demasiado Alejo. Yo mido uno ochenta y cinco, unos me podrán considerar subjetivamente alto o bajo, pero objetivamente mido lo que mido, a España le pasa algo parecido, es la que es, meterme en un cajón para achicarme, o estirarme en el potro de tortura para dotarme de una altura democrática sería una aberración muy parecida a lo que algunos “doctos eruditos” han pretendido hacer con la nación española en estos últimos cuarenta años.

    Riámonos al menos de la perplejidad de todos esos que a día de hoy persisten en diluir una conciencia nacional indisoluble, no por el hecho de que lo diga una constitución sino por saber que de no existir la nación prepolítica nunca podría haber constitución y que nosotros no existiríamos al no haber existido nuestros antepasados.

    • “La Nación Histórica española tiende al anarquismo cuando está demasiado mal mandada. Pero es tan sólida, que el riesgo de la separación de territorios es pequeño o inexistente. Sin embargo, según la lógica política, es susceptible de aumentar dada la falsedad del sistema, instalado en el desgobierno. Es eso lo que impide la constitución de un auténtico régimen político. Si se consolidan las oligarquías políticas particularistas, someterán al resto a un chantaje permanente, y si la Nación no se recupera moralmente, la amenaza de separarse, a la que podrían unirse oligarquías de otras regiones autonómicas, podría llegar a materializarse”.

      Dalmacio Negro, “El ciudadano, no los territorios, como eje de la política”, 2011.

      Mi impresión largamente rumiada: ya es demasiado tarde para todo.

      Moralización de la catástrofe frente al espontaneísmo de los viejos resortes. La prueba de la Historia, siempre olvidada. No es la primera vez, pero un pueblo, más sabio quizás, por el hecho mismo de la vejez y el climaterio, ya habría comprendido la verdad. Al menos la fracción mínima más capacitada e ilustrada. Nada de nada.

      Por doquier servilismo, cretinismo, mitos y leyendas, impurezas morales, reservas mentales, doble pensamiento, hipocresía calculada. La participación en las elecciones catalanas de diciembre de 2017 lo demostró con su 80%: nadie aprende nada de la experiencia.

      Las anécdotas insignificantes se acumulan: un Gobierno central culpable de financiar directamente a un movimiento secesionista, así declarado por las pruebas que el propio Ministerio correspondiente suministra. Nada. Todo el mundo espiaba a todo el mundo y todo el mundo manejaba fondos públicos para todo tipo de delitos, encubiertos por chantajes reales que ocultaban crímenes hipotéticos.

      Las leyes, burladas, exhibidas como espantajo, pisoteadas. Nada, porque en realidad no hay Ley ni Derecho. Los jueces, ahora alabados contra la verdad de su actuación obscena, cuerpo de guardia para la protección especial de los Sujetos No Imputables. Nada.

      Conspiradores de salón paseándose por los platós, las redacciones de periódico, los tribunales, las jefaturas de policía, las oficinas de las grandes sociedades corporativas y las cátedras universitarias. Emitiendo mensajes persuasivos, nuevas moralizaciones, alguna “demonización”, animales de pezuña dirigiendo la palabra a animales de establo para que los animales de matadero aprendan a medir sus fuerzas.

      Nada, no ha habido los muertos con que unos y otros se amenazaban, siempre reservándose la posición de “voyeur” impune.

      Quizás la próxima vez sea necesario jugar “personalmente” a la ruleta rusa… para decidir ciertos asuntos.

      • Es muy pesimista su punto de vista. El ruido de la comunicación dan una apariencia de realidad que en el fondo no es tal. En España ya, las deudas al honor y al orgullo de las personas que el régimen está infligiendo, están evaporando aceleradamente la sombra de realidad que el ruido mediático intenta recoser. Puede parecer que seguimos picando, pero me huele que no, aunque carezca, de momento, de expresión.

  16. En un colegio profesional pequeño que conozco que debe contar con unos ingresos de 2m de € por los cursos que organiza y unos gastos corrientes de 200.000; los cuatro gatos de la junta de gobierno se reparten entre dietas y otros sistemas la diferencia. En quince años se llevan embolsando 30m de €. No me imagino que pasará en las autonomias. Estos por el dinero matan.

  17. Me temo don Alejo que el tema viene de antiguo.
    Concretamente de finales del siglo XVII cuando el mundo se preparaba para la loibertad de pensamiento y de empresa que florecería en el XVIII, el siglo de las luces o en original de la “iluminación” en sentido gnoscitivo.
    España se quedo colgada de una aristocracia nada productiva y una iglesia excluyente que bloqueron el progreso. Incluso la entrada borbónica no supuso mas que la supeditacion a los intererses franceses durante doscientos años por los pactos de familia.
    La ciencia y el pensamiento pasaron de largo porque eran objeto de persecución hasta bien entrado el XIX salvo parentesis muy escasos. Nop hay aristocratas españoles en la historia de las matemáticas, quimica o fisica como los hay italianos, franceses, alemanes e ingleses.
    El deserrollo de las burguesías con el progreso científico e industrial trajo poco a poco la idea de ciudadano que se fijo en la Revolución Francesa y 10 años antes en la Americana. España seguia siendo, como Rusia curiosamente un pais de súbditos alienados bien manipulados.
    Los escarceos comerciales del XIX crearon algunas burguesías tardías en Cataluña y mas tarde en Vizcaya. El liberalismo siempre se encontró con fuerte oposición de los poderes fácticos.
    La Primera República fue la primera farsa de lo que podríamos llamar el primer “prusés” con guerras internas entre cantones españoles y declaraciones institucionales falsarias incluyendo solicitudes de incorporarse a los Estados Unidos. Todo un síntoma de decadencia institucional a causa de la degradación brutal de las élites nacionales que deberían haber iniciado el proceso de modernización que jamas hicieron.
    El atraso se confirmó con innumerables y sangrientas guerras llamadas carlistas entre liberales y partidarios del antiguo Régimen, y finalmente con una sangrienta Guerra Civil en la que los republicanos llegaban a cantar la Marsellesa como himno propio y los anarquistas experimentaban con organizaciones comunales rousseaunianas entre quema de iglesias y ejecuciones varias.
    Crisis de Unidad nacional?
    LOs españoles sólo se unen para hacer la guerra ante amenazas exteriores para luego gritar fuerte su “vivan las cadenas” particular y volver al yugo.
    Muchos pensamos que el franquismo que homogeneizó la sociedad española incorporandola demoscopicamente a la clase media y al progreso había creado una base para mejorar en el futuro.
    Nos equivocamos.
    Tras la transición los escándalos por corrupción mancharon a todos los bandos por igual, sólo siendo destacable la rotura del aislamiento y la incorporación a Europa como socio.
    La transición fue de facto un reparto del pais entre grupos mafiosos, el mas poderoso de todos el encabezado por Jordi PUjol y su família. El se dedicó duirante 40 años a “fer pais” en una FEN nacionalcatalanista sin límites. Su objetivo: un estado libre asociado donde medrar sin ningun riesgo ni fiscal ni judicial. Un régimen Somocista en Europa que todo el mundo conoce en el continente pero que nadie delata ante la colaboración pasiva de “Madrid”.
    Sólo ante el riesgo de rotura ha habido reacción y el uso masivo de los baneados simbolos nacionales de la bandera y el himno. Ya no huelen a franquismo sino a resistencia al régimen totalitario catalán ahora fracasado.
    Los españoles no son nada especial, dadles un motivo de estar orgullosos de estar juntos y lo estarán, aunque sea como reacción ante atropellos.
    Desgraciadamente en los últimos trescientos años esto ha sido nada fácil.
    Puede que ahora y gracias a los golpistas se nos abra una ventana de oportunidades a pesar de los corruptos que en la sombra intentan volver a las andadas.

    • ¿ Y qué tiene que ver la revolución francesa con lo que hoy tenemos en marcha ? ¿ Acaso llegó la ilustración a Alemania ? ¿ Promovió el protestantismo puritano más libertad que el catolicismo ? Veo que ha comprado mútiples eslóganes de la leyenda negra.

      Con Franco, como vd. dice, la clase media se creó y se consolidó. La restauración democrática fue de la ley-a-la-ley. Las cortes franquistas se hicieron el harakiri, malísimas ellas, y no se derramó una gota de sangre tras la muerte del jefe del estado. Así las cosas… ¿ alguien puede creer que el problema del sempiterno atraso español está en la no asunción de las tesis revolucionarias francesas ? Sí, aquella revolución que acabó con al menos un cuarto de la población francesa. ¿ Defiende vd. la tesis de que el fin justifica los medios y que una orgía de sangre queda justificada si se trata de romper con el antiguo régimen ?

      • Lea a Federico de Prusia, el rey ilustrado. amfitrion de Voltaire en Postdam.
        Musico, poeta….y prusiano porque Alemania no existía como estado.
        En Alemania (deutsche) la ilustración se llamo como en el resto de Europa “iluminación” sobre las sombras se entiende.
        En España se huyo de ese concepto dejandolo en un neutro “ilustración” como si se tratase de colorear dibujos.
        La Enciclopedia de D’Alambert y Diderot fue una obra perseguida por su contenido. Las obras de Locke , Hume, Erasmo, Spinola….
        Desgraciadamente es una realidad nuestro atraso debido a unas élites corruptas que en su gran mayoría eliminaron disidentes o los obligaron a exiliarse.
        De aquellos polovs, estos lodos.
        Hasta el Congreso de Viena 1814 España aguantó el tipo como potencia, cuando internamente toda Europa sabía que estaba hueca.
        A partir de esa fecha somos irrelevantes en el mundo.
        Luego de guerras civiles incontables los americanos se quedan Cuba, Puerto Rico, Filipinas y el imperio oceánico del Pacífico sin casi negociación. Antes se había vendido el archipiélago de las Palau a los Alemanes.
        La decadencia de España es la decadencia de sus élites que huyeron de la inteligencia y el pensamiento.

        • Coincido 70%, pero,

          Para Tocqueville la revolución francesa trajo un estado mucho más totalitario que el anterior, la monarquía absoluta; forma de gobierno, el absolutismo que en nada se dió en España como se dió en Francia:

          “De hecho, la Monarquía Hispánica, primero con los Reyes Católicos y luego con los Habsburgo, era muy diferente al concepto de monarquía absoluta de los Borbones tal como se conformó en el reinado de Luis XIV (El Estado soy yo, formulaciones teóricas de Bossuet).”

          Fuente: https://es.wikipedia.org/wiki/Absolutismo_espa%C3%B1ol

          Lo cual justificaría, plenamente, el carácter más suave de nuestra “iluminación” que conllevaría y justificaría un nombre más armonizado, puesto que poca iluminación necesita el que ya tiene luces.

  18. Robespierre solucionaba este problema en un pis pas.

    Claro que el sistema utilizado no es políticamente correcto decirlo. Ni tan siquiera aquí.

    Pero…¿A que a una inmensa mayoría nos lo está pidiendo el cuerpo el hacerlo a la manera Robespierre?.

    Pues eso mismo.

  19. Otra posibilidad es suprimir la masonería que es el athanor donde se cocinan las deslealtades, a que no, que eso sería ir contra las libertades, pues ya me dirán. Como decía Franco, la masonería bien, pero tal como la tienen montada en España, la agarduñada de Riconete y Cortadillo, mal.

  20. Enhorabuena por dejarse caer por este ranchito disidentiata. Para aquellos que no le siguen los jueves en “El Gato al agua” de Intereconomía donde sus dardos son síntesis de lo que hoy escribe aquí van a tener la oportunidad de leer a través de su pluma la intrahistoria catalana de los últimos 37 años.

    Como víctima del Pacto del hotel Majestic nadie sabe de primera mano el daño que el Partido Popular ha infligido a los españoles desde entonces.
    Prodiguese* más. Gracias.

    *DRAE: 2. tr. Dar con profusión y abundancia.

  21. Las autonomías deben desaparecer por la misma razón que desapareció la minería, deben desaparecer los colegios profesionales tal como estan montados, etc… y no sirve decir que mucha gente se va al paro porque la prioridades que el pais no se hunda. El español cuando tiene demaiado poder abusa. A Franco on esteganado no le quedó mas remedio que ser autoritario, a los Zp padre e hijo se les dió una asesoría legal de un ayuntamiento y a lo que se dedicarón es a recabar datos para cuando muriese Franco utilizarlos en su beneficio y el de su logia. Las autonomías se deben convertir en poco mas que delegaciones como estaban al principio de la transición.

    • El estado se debe centralizar hasta tal punto que se centralice todo en mí. Ese es el mejor de los mundos posibles.

  22. España es el pueblo más autocrítico del mundo. Ningún otro país se autodesprecia tanto. ¿Por qué? Perdimos la guerra de propaganda hasta tan punto que no somos capaces de cuestionar la falsedad de algunas de las acusaciones. Algunas tienen parte de verdad, pero no fuimos peores que los otros en la misma época. Y también hay cosas positivas de la que sentirnos orgullosos, pero de eso no se habla. Quieren que nos sintamos avergonzados de la época en que fuimos posiblemente el mayor aliado de la iglesia católica, y responsables de haber evangelizado América. Hemos sido víctimas del síndrome de las altas amapolas, la hostilidad contra el que destaca por encima de los demás, por envidia o rivalidad. Aquí no se respeta al que hace méritos, y eso desmotiva mucho para hacer mejor las cosas de forma competente. ¿Para qué matarse de currar si otro se hace rico con el sudor de tu frente? Y los demás países no quieren que los españoles erradiquemos esos prejuicios y aspiremos a ser grandes otra vez, porque como dijo Kissinger, cuando España quiere ser importante se vuelve peligrosa. Somos el pueblo se enfrentó a las tropas de Napoleón con una ferocidad indómita que no se había visto en el resto de Europa. Los franceses no estaban acostumbrados en tener que entrar casa por casa para combatir contra los civiles. Se quedaron sin el control de Latinoamérica, que les hubiera podido convertir en la suprema potencia del siglo XIX y quizás del XX.

    Por eso los de fuera están interesados en sembrar cizaña, en rompernos las alas, quebrar nuestro espíritu, quitarnos la fe en nosotros mismos, y hacernos creer que como somos tan capullos, necesitamos a otro de fuera, afrancesados, filomoscovitas o equivalentes, para que nos guíen cogidos de la mano hacia el progreso.

    Los imperios se alzan y caen, pero el español es el que tiene más posibilidades de levantarse, por lo menos lo suficiente para hegemonía cultural que se disputan entre los protestantes anglosajones y el marxismo cultural. No quieren que los españoles volvamos a decirle a los demás que hay que comportarse como Dios manda.

    Debemos poner fin a que nos manipulen mediante complejo de culpa y restablecer el correcto equilibrio entre autocrítica y fe en uno mismo. Ambos son necesarios, pero sin excederse.

    • Vidal-Quadras no señala, al menos no concretamente: de arriba abajo, todos son cómplices y responsables de esta situación. Felipe González, Aznar, Zapatero, etc., que compadrean a cambio del voto nazionalista y también lo hemos padecido en la política autonómica y en las alcaldias. La ética en el congelador. La monarquía “tranquilo Jordi…” lo mismo. Esto han querido que fuera así y nuestra Constitución, en su momento tan mayoritariamente votada, lo alienta, alimenta el desvarío nazionalista y azuza “el hecho diferencial”, es decir lo más lejos posible unos de otros en términos de igualdad política.
      Una calamidad.

    • LUIS CARLOS:

      “España es el pueblo más autocrítico del mundo. Ningún otro país se autodesprecia tanto”.

      Y algunos malvados se quieren aprovechar de ello.

      Qué gran verdad y qué acertado su comentario.

      Enhorabuena!

    • y entonces se despertó usted del sueño y se dio cuenta de que ni había hecho nada en su vida digno de mención ni lo iba a hacer.

      Hay que ver los sueños eróticos que tienen algunos.

Comments are closed.