La Italia del siglo IX de la era cristiana vivió uno de los espectáculos más grotescos y macabros que se recuerdan: el denominado sínodo del terror, también conocido como el llamado Concilio Cadavérico. En plena alta Edad Media cuando se asistía a una lucha de poder entre la Iglesia y el imperio carolingio, el papa Esteban VI llevó a cabo un grotesco proceso judicial contra su antecesor Formoso al que acusaba de los más abominables pecados cometidos desde el solio pontificio.

Para ello ordenó exhumar su cadáver, retirarle todas sus dignidades, deshacer toda su labor pontifical y por si esto no fuera ya suficiente, someterle a un proceso post-mortem, donde ya no podría oponer defensa alguna contra la graves acusaciones que se vertían contra él. La escena, según nos cuentan las fuentes vaticanas, debió ser dantesca. Un cadáver en avanzado estado de descomposición y vestido con todos los ornamentos papales, incluida la mitra, fue juzgado y condenado, su cuerpo mutilado y arrojado al río Tíber. Se procedió a destruir cualquier vestigio de su pasado como pontífice, incluidos sus decretos y cualquier escrito que éste hubiera redactado en vida.

La llamada Damnatio memoria es una práctica que se remonta a los tiempos más remotos. Los sacerdotes del antiguo Egipto la practicaron con el llamado Faraón hereje, Akenatón, quien intentó introducir el monoteísmo mediante el culto exclusivo al dios Sol, Atón. Tras su fallecimiento se intentó borrar todo vestigio de su legado. En el Imperio Romano fue muy frecuente también. En tiempos contemporáneos también nos ha acompañado. En los tiempos de la Revolución francesa en la que las turbas jacobinas saquearon la cripta real de la básica de Saint Denis o mucho más recientemente durante las purgas estalinistas en las que los enemigos políticos desaparecían de las fotos o de documentos oficiales con una doble finalidad; la venganza y la modificación de la historia en un sentido determinado.

Derecha e izquierda decidieron dejar de ser enemigos en el campo de batalla para pasar a ser sencillamente contendientes, que se disputaran el poder de una forma pacífica, por medio de elecciones libres y plurales

La izquierda española durante la llamada Transición llevó a cabo un acto de enorme generosidad. Prefirió abandonar un discurso victimista y revanchista sobre la historia más reciente de España para intentar lograr una concordia nacional que hiciera inviable un nuevo enfrentamiento fratricida entre españoles. De la misma manera la derecha admitió pasar de un sistema autoritario y de escaso pluralismo político a un sistema democrático y de plenas libertades públicas, homologable al de cualquier otro país europeo. Derecha e izquierda decidieron dejar de ser enemigos en el campo de batalla para pasar a ser sencillamente contendientes, que se disputaran el poder de una forma pacífica, por medio de elecciones libres y plurales. Aun cuando la Transición está muy lejos de haber constituido esa edad de oro con la que se la ha querido mitificar, trajo como consecuencia un largo periodo de paz y de prosperidad para todos los españoles. Irresponsablemente, de un tiempo a esta parte, buena parte de la izquierda ha querido deshacer el camino para rescribir la historia, en un sentido diferente y más acorde a sus planteamientos más maximalistas.

La guerra civil y el franquismo siempre han tenido en el imaginario de la izquierda española el carácter de mito fundante. Lo que Raymond Aron decía respecto de la izquierda francesa y la revolución de 1789, es de aplicación para el caso español con respecto al periodo republicano. La izquierda ha preferido presentar ante sus electores una visión idílica y autocomplaciente de uno de los periodos más convulsos y más complejos de la historia contemporánea de España.

La idea de una España mortecina, oscura y subdesarrollada que emprende el camino de la modernidad y el progreso, gracias a la proclamación de la segunda república, ha constituido un referente capaz de movilizar a muchas personas. Esta visión, que no se corresponde con la realidad histórica según análisis historiográficos rigurosos, es la que ahora la izquierda quiere imponer como dogma histórico para llevar a cabo una verdadera damnatio memoria relativa a nuestra historia más reciente.

La Segunda República debería ser objeto de reflexión crítica para aprender a no volver a cometer una serie de errores que desembocaron en una cruenta guerra civil

La Segunda República y la dictadura, como todo periodo histórico, tiene sus sombras y sus luces. La república estuvo plagada de multitud de incidentes violentos y las adhesiones sinceramente democráticas, tanto por la izquierda como por la derecha, fueron más bien escasas. Lejos de constituir un periodo a reivindicar, la Segunda República debería ser objeto de reflexión crítica para aprender a no volver a cometer una serie de errores que desembocaron en una cruenta guerra civil, que dejó profundas cicatrices. Muchas de las cuales siguen hoy abiertas y pretenden ser capitalizadas por políticos sin escrúpulos. Más que de bandos o partidos políticos responsables, debería hablar de víctimas sin adjetivos. Pues las hubo en los dos bandos.

También existe la otra tentación, la de presentar la historia en unos términos indulgentes en demasía con el propio Franquismo. Franco fue un dictador, pero no un dictador en el sentido romano o constitucional. Alguien al que se dota de poderes extraordinarios para sortear una situación de excepción. Fue un dictador soberano. Alguien que toma el poder para constituir un régimen personal. Franco tuvo cuarenta años para devolver un poder que tomó por las armas.

Franco tuvo cuarenta años para devolver un poder que tomó por las armas, pero tampoco fue esa caricatura fascista que presenta la izquierda. Fue el último de los grandes generales del país en unirse al alzamiento del 18 de Julio

Sin embargo Franco no fue tampoco esa caricatura fascista que presenta la izquierda. Fue el último de los grandes generales del país en unirse al alzamiento del 18 de Julio, y no parece, como sostienen algunos, que lo hiciera por un mero cálculo de intereses personales. Parece que vio el golpe del 18 de julio como algo ya inevitable ante lo que había que tomar partido. Esa auctoritas inicial que pudo ganar ante parte de la población que contemplaba alarmada la peligrosa deriva del frente popular, degeneró en un autoritarismo que, con diversos niveles de intensidad, se prolongó durante cuarenta largos años.

Para el Partido Socialista (PSOE) y Podemos, la guerra civil y el posterior franquismo son un filón. Una oportunidad de incomodar al rival político con acusaciones, un tanto interesadas e históricamente muy forzadas, de connivencia con el anterior régimen. Lo cual sólo se explica a partir de la profunda ignorancia de la que hace gala una buena parte de la población española, que no conoce su propia historia. Si hay un partido que debería sentirse incómodo con aquellos episodios es el propio partido socialista, cuya participación en determinados acontecimientos del periodo es bastante cuestionable, por ejemplo, en la llamada huelga general revolucionaria de 1934.

La exhumación del cadáver del dictador Francisco Franco constituye el enésimo intento de buscar un rédito político derivado de una instrumentalización de la historia

La próxima exhumación del cadáver del dictador Francisco Franco constituye el enésimo intento de buscar un rédito político derivado de una instrumentalización de la historia con fines partidistas. Para la mayoría de la población Franco no es más que un párrafo en un libro de historia o un recuerdo vago. No es un asunto de estado.

Para algunas personas, respecto de las cuales hay una historia muy sentida detrás, Franco será un genocida responsable directo o indirecto de la muerte de algún familiar cercano. Para otros será quien salvó a algún pariente de una muerte segura a manos de alguna cheka en la zona republicana. Posiblemente tanto unos como otros tengan razón, pues la historia se compone de vivencias personales y de dramas muy hondos. La memoria es algo que sólo uno mismo puede experimentar, que no se puede imponer por decreto, so pena de incurrir en una caricaturización de la propia historia, convertida en arsenal ideológico para el presente.

Desenterrar el cadáver de Franco para someterlo a un juicio medíatico post-mortem sólo es una aspiración sentida por aquellos que tienen un interés espurio. Los que quieren ganar en el congreso de los diputados o desde el gobierno una guerra que perdieron, y de unos nostálgicos que ven la oportunidad de reivindicar una figura histórica que pueden ahora presentar vilipendiada. Entre Franco el genocida y Franco el nuevo Formoso, hay una tercera posibilidad: Franco la figura histórica.

22 COMENTARIOS

  1. Totalmente de acuerdo con la montaña de caspa que señala cucurruqui con su comentario. Qué duda cabe de que existe ese lodazal que él tan limpiamente destapa e indica, y que es tan grande que a veces lo difícil es no verlo campando por todos los entresijos del Estado y de la sociedad. Hay que estar ciego o no querer verlo para no darse cuenta del rancior que subyace por las instituciones en España. Ninguna modernidad, por decirlo de alguna manera, ni nada que sea sano, puede llegar a nacer limpio sin limpiar toda esa caca arcaica antes.
    Yo, de mí mismo, creo que soy el disidente que por disidir diside hasta de la disidencia. Se, desde toda mi vida, que la corrección política, como se llama últimamente, es una soberana payasez que empezó con llamar WC al retrete y diferentes a los tontos y que actualmente está tomando visos de desastre porque los que la viven como el ismo del ahora, la última utopía, están llegando al relevo del poder. A veces presiento los monstruos que esta ideología va a crear y me espeluzno.
    Pero, hay un tufillo que emana de la mayoría de los comentarios que he leído debajo de este artículo (creo que de todos, menos el de cucurruqui, que es una maravilla de indicación clarísima sin atisbo tendencioso), e incluso del artículo en sí… que me es personalmente todavía más asqueante y que creo que es más pernicioso todavía que lo otro para la salud social.
    Limpiar a Franco nunca va a ser malo. Lo mismo que tampoco sería malo quitar a Lenin de en medio de la Plaza Roja.
    Pero mejor todavía que limpiar sus excrecencias escatológicas físicas sería limpiar ciertas otras excrecencias más etéreas que también vienen de su mundo. O sea, menos bajar las banderas a media hasta en los cuarteles en Semana Santa, menos dar medallas policiales a vírgenes de palo, menos tocarles el himno nacional a los ídolos cada vez que entra y salen en procesión de los templos de cierta religión. Entre otras cosas. Que los que no somos de ese tronco estamos ya un poco hasta allí mismo.
    A lo mejor, quiéranlo los hados, de una vez por todas, aprovechando que se quita el muerto… nos quitamos todo eso que, sin duda, nos tendríamos que quitar.

    • Hola. Gracias por tomarse el tiempo de leer el articulo. Le agradecería indicase que puntos del artículo le parecen erróneos , “escatológicos” o perniciosos para la salud social, usando su terminología.La escatología hace referencia a lo que está por venir, la parusía o la llegada del mesías. No sé si se refiere, con ese término, a la próxima exhumación de Franco, que está por llegar. Un cordial saludo

  2. Sanchez, nueva luminaria de Occidente ha descubierto la posible taumaturgia de la exhumación pero ha descuidado aspectos emocionales que incluyen la venganza de Cthulhu. Debería leer a Lovecraft.
    Otro capítulo del sainete…de la farsa.😈

  3. Háblese, pues, de Franco, de la guerra civil y de la segunda república.
    Desarchívese la información que desde entonces no es pública.
    Dejemos a nuestros historiadores escribir y no vayamos a casa de Payne o Preston a tomar el café que nosotros guardamos en nuestra despensa.
    La figura de Franco será histórica cuando se permita el análisis histórico de su figura. Si tenemos que seguir bebiendo de De la Cierva, nos van a faltar oligoelementos en nuestra dieta.
    Un saludo

    • Pues menos mal que no se habla de Franco…Por cierto ¿a qué información oculta se refiere?

        • Ya, pero eso tiene unos periodos de tiempo marcados por la ley. No creo que transcurridos más de 40 años quede mucho, si es que queda, sinceramente no lo se. Pero en mi opinión, todo lo esencial sobre Franco y su régimen se conoce, no creo que haya sorpresas ocultas

          • Me temo que en España no existe carencia y únicamente la puede desclasificar la concurrencia de Consejo de Ministros y a la Junta de Jefes de Estado Mayor. Así nos va.

          • Siempre me ha producido una cierta aprensión la desclasificación de secretos oficiales ¿qué es lo que se desclasifica?¿fake?

  4. Muy buen ensayo Dn Carlos, muy trabajado y sin dejarse ningún punto en el tintero. Solo aportaría que el uso del término dictador se debe a los del R-78 y que tiene un claro matiz peroyativo, por lo que no se debería emplear. Creo mas bién que fué un periodo transicional, como prueba la elección de la corona como su sucesor, que se alargó mas de lo necesario debido a la peligrosidad de los que acechaban, como ha quedado demostrado por las andanzas de los citados R-78.

  5. Las tumbas tienen una cosa que se llama cenicero. No sé de dónde viene semejante escándalo,…

    Liberales, los auto-bautizados partidarios de la libertad, militares (funcionarios), clero (funcionarios con la desamortización) y demás amigos del poder (burgueses,…).
    Izquierda y Derecha, carece de sentido en España, dado nunca hubo Asamblea Nacional, solo facciones del Estado. Lo más común, todos sean de —extremo centro—, es decir, al templo, el tesoro, el Capital (el centro).

    El Imperio de la Ley (cosa romana) resurgió de nuevo durante La Reconquista de forma peculiar, era de origen (por razones obvias), la autonomía militar sustenta la libertad*.
    La lucha de frontera, estaba apoyada en la cultura germánica con la figura de las milicias concejiles; fuerza militar con autonomía y servicio limitado al rey (¿45 días?).

    Todo esto se truncó cuando se cedió –la labor de guerra– (ver Suiza hoy) a La Corona, la cual utilizó los recursos para fortalecer el poder militar, como es obvio, imponer legislación. Algo efectivo a partir de los Fueros Generales de Aragón por imposición de Jaime I. Se debe resaltar, la modificación de los fueros por parte de los mercenarios (viene de pago) de La Corona se denominaba –”hazaña”–. A la par, el concejo cerrado (“los expertos” de La Corona) sigue el mismo camino de asalto al poder asambleario previo, el concejo abierto. En ese momento, el pueblo pierde la iniciativa legislativa, previamente cedió la labor militar, algo a resaltar.

    La vorágine imperial de La Corona topa con otras (resultando en guerras), por lo cual, los ilustrados comienzan a maquinar la solución. La maquinación resultante es el Estado Liberal. una nueva forma de Corona con métodos empresariales o corporativos (ciudades estado italianas), este nuevo régimen es la representación de si mismo (funcionarios y allegados al Estado, un 5% de la población a elección), 1812. El sistema económico militarista es el capitalismo (polimorfo*3) liberal*1 (movilidad de rentas) e industrial, este solo es posible después de robar*2 mediante la ley, lo cual lleva a la aculturación.

    A trancas y barrancas, el régimen liberal se consolida después de 1812,1834 (0,15% población electores),1837 (2,2% población),1845 (0,8% población),1869,1876,1931 llegamos a la de 1978, donde el régimen liberal, después de la limpieza del franquismo tiene vía libre. Si bien, poco aprendió de la República de Weimar (constitución –no derogada– por Hitler), con su “Estado social y democrático de Derecho”.

    Tras siglos de latrocinio legal, La Reconquista tiene otra pinta sobre el mapa. Los moros, algunos de los cuales escaparon del califato se establecieron en el norte con los autóctonos. Estos moros, tienen su traza genética en los autóctonos del norte. Lugar donde comienza La Reconquista, origen de La Corona de Castilla y Portugal.

    Hoy, La Corona sigue vigente (no por el Rey), sino porque las leyes no las elabora la población (requerimientos de la ILP y resultados *4; comparar con el procedimiento en Suiza), casi han pasado 800 años.
    El aparato legislativo solo representa (ver Sieyès) su propios intereses, los de su propia organización, la corporación Estado. Los partidos son estatales, subvencionados mediante la coacción del Estado. La mayoría de los integrantes del aparato legislativo son funcionarios (Estado), con la enorme ventaja de un trabajo de por vida (los no funcionarios se la juegan al participar). Gobierno y legislativo son distintas funciones del mismo cuerpo y poder (ver Montesquieu). No hay ningún tipo de control de los electos, pues el sistema es intrínsecamente oligárquico (aristocrático si lo prefieren, ver Montesquieu). Imperio de la Ley ha sido sustituido por algo a medida del roba-gallinas, a lo cual denominan Estado de Derecho. Y eso es la libertad,…, “democracia” *4: una sofisticada forma de amor al yugo.

    “El anarquismo,…. Semejante idea era muy apropiada para regiones resentidas contra la autoridad del Gobierno central de Madrid y para un país con fuertes tradiciones comunales.
    En la España de los siglos XIX y XX aún había aldeas en las montañas que se gobernaban según fueros, con costumbres que incluían una redistribución anual de la tierra cultivable y derechos colectivos a la leña del bosque y a los prados comunales. —Algunas de las aldeas más aisladas acuñaban su propia moneda para uso local—”. La república española, la guerra civil. Gabriel Jackson.

    Yo he asistido al exterminio de la cultura rural, totalmente extinta sobre 30 años atrás, hoy los pueblos son simplemente micro-ciudades. La guerra civil no va de Izquierdas o Derechas, la cosa tiene más calado (ver por ejemplo “Revolución Española 1936”).

    Se debe notar, un sistema no militarista siempre será arrasado por uno militarista (Estado Liberal, La Corona, etc).

    Izquierdas y Derechas,…, “Cuando el sabio señala la luna, el tonto mira al dedo”

    *: “Standing armies [are] inconsistent with [a people’s] freedom and subversive of their quiet.” –Thomas Jefferson: Reply to Lord North’s Proposition, 1775

    *1:“ Memoria sobre arbitrios pecuniarios que propone la junta de medios, en informe de 27 del corriente, a 28 de agosto de 1811.
    “III. Restablecimiento del crédito.
    En el dia me ocurre una idea que facilitaria la extincion de la deuda y reanimaría el crédito. Nace de la supresión de los señoríos…..
    5º, que los PUEBLOS se apresurarían á recoger los billetes para redimirse de los señoríos, porque en la depreciacion que tendria al principio este PAPEL, con un capital corto en dinero, adquiririan el necesario para la operación… Del hecho de buscar los PUEBLOS los billetes, estos tomarian estimacion, correrian en el comercio y el gobierno tendria un fondo para sus necesidades.”
    La Gaceta baila esta música en boe.es/datos/pdfs/BOE//1811/118/B00945-00947.pdf , aunque sigue tocando.
    El quiz, “los pueblos” necesitan forzosamente los billetes, el cual es “el solidus” de los mercenarios del Estado (lo mismo de los romanos). A su vez, la “burguesía-estatal” era acreedora, por lo cual, la jugada es totalmente redonda. “Nobles y notables”, funcionarios (militares,…) y “burgueses” capitalistas constituyen el nuevo régimen de poder. El rey lo era por la gracia de Dios, ahora lo es por la gracia del “papel”.

    *2: “que les obligaba al pago de una renta muy superior a la que correspondía a las antiguas prestaciones señoriales y, además, podían ser expulsados de la tierra al vencimiento de los contratos. Mientras que, simétricamente, el señor adquirió una propiedad que nunca había tenido, cuya riqueza, unida a la adquirida en las sucesivas desamortizaciones, permitió a la nobleza mantenerse en el poder casi hasta 1931” Alejandro Nieto.

    *3:
    El principal medio de producción del capitalismo es el poder, la dominación.
    Capitalismo es el sistema moral usufructuario de una forma de dominación. La forma de dominación lo clasifica (capitalismo de Estado, liberal, totalitario, financiero, supranacional, etc).

    *4:
    “Su nombre es democracia, por no depender el gobierno de pocos, sino de un número mayor;” Pericles. Justamente la misma que da Aristóteles en La Política.

  6. Excelentes comentarios.

    Buen artículo.

    Lo que debería de entender cualquier izquierdista de nuena voluntad, si los hubiere, es que toda la parafernalia de la memria histórica, Valle de los Caidos… y el dale que te pego.. lo único que denota es una debilidad intectual abasoluta en su discurso fundamental.

    Si tuvieran un discurso real válido y unas personas que en número suficiente lo apoyaran no necesitarían esta pantomima.

    En los 80 no lo necesitaron porque el PSOE se sentía seguro de si mismo, y de que mandaba.. sólo a partir de Zapatero se empieza con estos temas.. y es precisamente por ya no están seguros de nada, y de lo que se trata es de confundir y dividir paraconvertir a sus votantes en zombies.

    Un cordial saludo

  7. Sobre el porqué de la llamada “memoria histórica” ya se ha debatido en este foro. En mi opinión se trata simplemente de aplicar la vieja consigna orwelliana de “quien controla el presente, controla el pasado y quien controla el pasado controlará el futuro”, con la intención de dividir a los españoles en buenos (la izquierda) y malos (la derecha). Objetivo, el de la división, que ya se ha conseguido. Basta con mirar los comentarios a las constantes noticias sobre el tema que se publican en los periódicos digitales. Respecto de la exhumación de los restos mortales de Franco, creo que es necesario hacer algunas aclaraciones. La primera y fundamental es que Franco no quiso ser enterrado alli, el Valle de los Caídos no es nigún mausoleo para honrar a un dictador, y si lo es, no es responsabilidad de Franco sino de SM Juan Carlos I de Borbón y de la Transición española. A lo mejor es que eran conscientes que sin Franco no hubiese habido ni Juan Carlos I de Borbón ni Transición y decidieron tributarle un homenaje, vaya usted a saber.
    Quizá antes de la memoria histórica si hubiese habido interés por todas las partes, incluyendo la familia, discretamente se podría haber exhumado el cadáver de Franco, pero ahora lo que se pretende es la utilización política de un cadáver, así como llevar a cabo una venganza por parte de una izquierda incapaz de olvidar su derrota en la guerra civil, una guerra que como muchos izquierdistas de la época reconocieron, por ejemplo Besteiro, provocaron ellos. Tampoco José Antonio, al que España le sigue conociendo con esa familiaridad que se popularizó en la guerra y en los 40 años de franquismo, querría haber sido enterrado allí, o al menos con la parafernalia como lo fue. Cualquiera que conozca su corta vida, se dará cuenta que le hubiese realmente horrorizado de haberlo sabido. Otro tema que se podía haber arreglado tranquilamente, si es que era necesario que a lo mejor no. Dice la izquierda que quiere convertir el Valle en un monumento a la reconciliación….Los españoles estamos reconciliados hace muchos años incluso antes de la muerte de Franco, no hace falta reconciliarnos cada cuatro años por las cuitas de nuestros abuelos. Pero para no caer en las trampas terminológicas de la izquierda hay que explicar que la reconciliación exige reconocer un valor a aquel con quien te vas a reconciliar, y al mismo tiempo reconocer que también uno cometió errores, por lo tanto no veo tal ánimo de reconcialiación si calificas al otro de genocida, asesino, criminal etc etc mientras que tú eres bueno y virtuoso. Si uno observa la evolución del cine español sobre la meteria entenderá a que me refiero. A partir de los años 60 se realizarón varias películas en España sobre la Guerra Civil, por ejemplo Tierra de Todos donde el nombre ya lo dice todo, donde los vencedores logícamente salían muy bien parados…pero también los vencidos a los que se reconocía una serie de valores, se les consideraba seres humanos que luchaban por unos ideales, equivocados sin duda, pero que consideraban los mejores para España. Ahora vean ustedes como trata el cine actual, profundamente ideologizado, la Guerra Civil, y a unos y a otros. ¿Reconciliación? jajajaja

  8. España es una gran nación con muchos paisanos que utilizan sombreros y alpargatas con múltiples peculiaridades, no es lo mismo un gorro de montehermoseña, gorro militar del desierto reconvertido en útil de labranza con su espejito y todo, que una simple barretina colorá, no hay color. A veces los paisanos se vuelven locos por no utilizar la cubierta apropiada para su mollera que les protega del sol cuando este se empeña en estar en lo alto y arrear con toda su dureza.

    No sabemos aún si el paisano Pedro Sanchsss existe o es un ectoplasma del moribundo régimen del 78, no lo sabemos, y quien diga que hoy un ser vivo habita la Moncloa está imaginando cosas que no existen o al menos no son demostrables.

    El sol arrea con fuerza este verano, los ectoplasmas no son propensos a manifestarse cuando el sol está en “tó” lo alto y es probable que por eso necesiten gafas de sol para existir con la calor.

    Follar sin ganas es peor que cavar y a ver quién es el guapo que desentierra un muerto cuando el acero del pico y pala se azulan por San Lorenzo, cada herramienta tiene su hora y estos aperos es mejor dejarlos aparcados hasta el invierno.

    Sánchsss ectoplasma Sanchsss logrará cincuenta escasos diputados en as próximas elecciones, España está en un momento decisivo políticamente, Casado puede obtener mayoría absoluta solo debe leer al maestro Trevijano y diluir los gases del 78 que al parecer se han materializado fugazmente en una extraña forma con gafas de sol.

    • ¿Casado mayoría absoluta? “El PP ha vuelto”. Sí, en la oposición. Cuando llegue otra vez al gobierno, se volverá a ir. Prueba de fuego:Que obligue al nacionalista vergonzante castrapo de Santiago a permitir la libertad idiomática, como prometió ese mentiroso. Ya ha dicho, que la ley electoral debe reformarse a la griega. Una prima de 50 diputados al ganador “a digitus divina” para el congreso. En las locales el cabeza de la lista más votada. Pero si sigue existiendo la “moción de censura constructiva”, no sirve para nada. En las islas Canarias los presidentes del cabildo son el cabeza de la lista más votada. Pero si no tiene mayoría, una “censura constructiva” en pocas semanas lo echa del cargo.
      No, Casado no ha leído a García Trevijano. Ni tiene intención de hacerlo. Además dudo seriamente, que sepa quién fue. Su programa: restaurar el bipartidismo a dos con el PSOE como socio. Y desde luego quejarse de la invasión inmigratoria, para ir a Algeciras a hacerse una foto. Saludando a los que vinieron en un barco de modo ilegal, recogidos a menos de un kilómetro de las costas de Marruecos. Eso fue letal para su imagen de un tipo, carente de carácter y de liderazgo.
      Si los tontos quieren que les engañen por enésima vez allá ellos. VOX es un cambio significativo. El “ni-ni” Casado es un Carromero. ¿Se acuerdan de Carromero?

  9. “Franco tuvo cuarenta años para devolver un poder que tomó por las armas.”

    Alcanzó el poder porque ganó una guerra que no habia provocado. Pacificó el país pero no había demócratas a los que devolver el poder. La prueba de que no había democrátas la tenemos en el hecho de que hoy no hay demasiados demócratas, hay partidos que han construido una farsa democrática porque se convocan elecciones.
    ¿A quién le iba a devolver el poder? ¿A los separatistas? ¿A los frentepopulistas? ¿A la Iglesia traidora? Lo menos malo fue que Franco aguantara hasta el final de sus días el poder.

    • +1

      Perfectamente explicado.

      Además los que ganan la guerra imponen las condiciones.

  10. Derecha e izquierda dejaron de ser enemigos en el campo de batalla y pasaron a «sociedad limitada» a partir de la implantación del R78, ergo cleptocracia institucionalizada, cuando España se convierte en un país donde los dos partidos dominantes, el PSOE y el PP, se disputan la capacidad de esquilmarlo, turnándose en esa tarea en total acuerdo metodológico y de objetivos y permitiendo además que algunos partidos periféricos pudieran hacer lo mismo y con idéntica impunidad.

    La instrumentalización de la historia a que asistimos en estos momentos es pura maniobra táctica, no estratégica, de la Moncloa y obligada por la necesidad de echar carnaza a sus compinches de la moción de censura para hacerlos olvidar las carencias de un frágil poder apoyado en 84 escaños.

    La enorme dificultad de hacer aprobar lo que sea, hace pender de un hilo la posibilidad de seguir calentando sillón hasta 2020. De ahí la necesidad de estos fuegos artificiales y juegos pirotécnicos. Y lo que falta por ver.

    • Con mas de un billón en deuda, poco margen para aumentar la irrigacion. clientelar con euros. Sólo les queda el zapaterino “nos conviene que haya tensión “

      • Sánchez sigue adelante con el aumento de la presión fiscal. Subida de impuestos en IRPF, Sociedades, Ahorro y Herencias, además de los impuestos sectoriales: banca, tecnológicas, diésel. De Montoro a Montero o como esquilmar el ciudadano hasta la saciedad, dejándole en paños menores, a él y a sus descendientes.

        Pero en compensación bajada del IVA a los productos de higiene femenina. Debe esperar a que las féminas se queden contentas y así acaparar sus votos. Nos ven a todas y todos como subnormales profundas y profundos.

  11. “Ni Hitler ni Mussolini cuentan con mausoleo, monumento o panteón donde se les brinda memoria y veneración, (Benito Mussolini comparte lugar en un panteón familiar en el municipio de Predappio que se encuentra su tumba). Este argumento que se repite desde la izquierda con la intención de equiparar a los personajes, con Franco, no es en modo alguno acertada. Franco como dictador gobernó España después de ganar una Guerra, Hitler y Mussolini perdieron. Franco fue en primer lugar un personaje, militar gobernante, para nada político, no se le conocen ideas nazis ni fascistas, salvo el vínculo con Falange por razones de utilidad y nunca se gobernó bajo la doctrina nazi-fascista de una manera auténtica, sin duda si fue un gobierno autoritario, por otra parte, tanto Hitler como Mussolini dejaron sus naciones devastadas y arruinadas, a la muerte del “Caudillo” España era un estado Moderno, con cierta prosperidad, no obstante carente de libertades colectivas y en ausencia de cualquier ejercicio real de democracia.

    Mucho me temo, la izquierda heredera de Frente Popular ante el pánico a verse retratados por la corriente revisionista, han optado por poner la lupa en las vergüenzas del franquismo para ocultar las suyas propias. Sacas, tapias de cementerios, cunetas, checas y fosas también llenaron los “frentepopulistas”.

    No quieren desenterrar a Franco, quieren enterrar tambien la responsabilidad y culpa de la izquierda por la Guerra Civil.

    Salú2.

Comments are closed.