Los comunistas y sus simpatizantes nos venden la aceptación -y luego imposición- de esta ideología, así como de sus derivados socialistas o socialistoides, como una especie de bien inmortal. Y sepamos que no es así: el comunismo es un mal, eso sí, muy difícil de extirpar, pero no es infalible como quieren hacernos creer a través de su terrible y ya centenaria imagen.

Estos regímenes autoritarios se mantienen a través de la mentira, la edulcoración de la idiotez y el miedo

Estos regímenes autoritarios se mantienen a través de la mentira, la edulcoración de la idiotez y, por supuesto, el miedo. Las revoluciones socialistas (siguen llamándole así a las dictaduras) no dejan nada bueno: destruyen lo valioso de las sociedades, cercenan derechos y libertades, crean maldad, miseria y asesinan a sus disidentes u opositores, sobre todo a quienes se convierten en riesgos para la perdurabilidad del sistema.

Impunidad en Venezuela ante la indiferencia mundial

Los comunistas no son románticos luchadores por el bien común sino grandes embaucadores que cometen crímenes, aunque la izquierda mundial intente negarlo, o justificarlo, con el discurso artificial del igualitarismo como forma de ideal progreso para todos. Una de las más grandes falsedades de la historia de la humanidad.

Y ha ocurrido así en los últimos cien años. Entendámoslo de una vez. El asesinato de Oscar Pérez, el expolicía venezolano que se alzó contra la dictadura de Nicolás Maduro, no es un hecho aislado ni un error de cálculo, sino la imagen real del comunismo. Y no hace falta levantarse en armas para ser exterminado por estos regímenes. Tan sólo significar un peligro potencial para el statu quo que defienden a golpe de adoctrinamiento, desinformación, hambre y sangre.

Obsérvenos lo sucedido en Venezuela luego de que el pasado año se diera una situación clave para la resistencia, cuando miles de jóvenes se lanzaron protestar en las calles enfrentándose a las golpizas, las torturas y las balas. Recordemos que no fue siquiera el asesinato de varios venezolanos en los enfrentamientos con las fuerzas represivas lo que hizo mermar los actos de desobediencia cívica. Fue la falsa ilusión de que en unas elecciones (amañadas, simuladas, como sólo pueden darse en un régimen comunista) se podría derrotar la tiranía. Falacia esta impulsada por la oposición, o la supuesta oposición, que después de tamaño fiasco sólo tiene a su favor el inmenso récord del castrochavismo.

Es una vergüenza que muchos de los que se hacen llamar líderes opositores hayan criticado, casi al mismo nivel, el asesinado de Oscar Pérez y su valentía de tomar las armas para intentar recobrar la libertad en su país.

Los agentes cubanos son quienes mandan en Venezuela

Los agentes cubanos, que son quienes mandan en Venezuela, saben que la única manera en que se les puede derrotar es a través de un levantamiento popular masivo con el apoyo de al menos un sector de las fuerzas armadas. En Venezuela aún esto es posible, y a ese riesgo es a donde no quiere llegar el régimen. Ese es su verdadero pánico. Su posible final.

Impunidad en Venezuela ante la indiferencia mundial

Una situación que de darse (y ojalá así sea) se ganará el apoyo militar de uno o más países del hemisferio, a quienes la corrupción, el narcotráfico y otros males del castrochavismo, afectan de diferentes maneras. Sería muy beneficioso para el mundo que los gobiernos comprometidos con la libertad, los derechos humanos y la democracia, entiendan el peligro de los llamados socialismos del siglo XXI y desactiven, o ayuden a desactivar, todo su eje en Latinoamérica y en donde quiera que se intente sembrar esta malévola ideología.

Los dictadores comunistas hablan muchísimo de las necesidades de los pueblos, de cumplir su voluntad, pero es pura cháchara

¿Pero qué pueden hacer los venezolanos si la comunidad internacional les deja solos como por sesenta años ha dejado a Cuba? ¿Van a esperar cuatro décadas, o más? No son los años sesenta. Ya se sabe, y se puede contemplar en Internet, que estos dictadores, los comunistas de siempre, hablan muchísimo en nombre de las necesidades de los pueblos y de cumplir su voluntad, pero es pura cháchara, estupefacientes para engatusar a la idiotez mundial.

Estos autócratas, da igual el traje que se pongan, no entregan el poder democráticamente. Su inmunidad, su impunidad, las defienden a como dé lugar. De más está decir el asesinato de sus contrarios, a los que siempre considerarán enemigos. Por ello hay que sacarlos a la fuerza. Y cuanto antes, mejor. Si no miremos, otra vez, la historia.

Pensar, o peor, decir, que de otra forma podrá ser depuesto el comunismo en Venezuela, o en Cuba, es dejarse obnubilar por el flojo discurso pseudodemocrático, ser tontos útiles o conspirar en favor de la perpetuidad de la dictadura. Aún los venezolanos (y puede que el efecto inspire a los cubanos) están a tiempo de revertir el miserable orden en el que subsisten. Como diría mi abuelo: y para luego es tarde.


Hazte Mecenas Disidente

Disidentia es un medio totalmente orientado al público, un espacio de libertad de opinión, análisis y debate donde los dogmas no existen, tampoco las imposiciones políticas. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Sólo con tu pequeña aportación puedes salvaguardar esa libertad necesaria para que en el panorama informativo existan medios disidentes, que abran el debate y marquen una agenda de verdadero interés general. No tenemos muros de pago, porque este es un medio abierto. Tu aportación es voluntaria y no una transacción a cambio de un producto: es un pequeño compromiso con la libertad. Muchas gracias.

10 COMENTARIOS

  1. Don Luis tiene usted mucha razón en muchas de sus opiniones, pero se le olvida que las cosas no ocurren por casualidad.

    Conozco hispanoamérica, menos que usted, pero algo se de ella. Sobre el comunismo y sus maldades coincidimos. Pero hay varias cosas que hay que tomar en consideración.

    1/Respecto Cuba
    El muro de Berlín cayó hace tiempo, 28-29 años, y sin embargo desde los USA, con el régimen sin al apoyo de la URSS, “no han sabido” hacer caer al régimen. “No han sabido” o “no han querido” me pregunto yo.

    Pero una mayoría de cubanos entre hacerse y hacer esa incómoda pregunta a sus anfitriones e indisponerse con ellos o buscar enemigos conspiranoicos varios prefieren la 2ª opción.

    Yo de una nación (USA) que procalma su lucha contra el terrorismo islámico mientras apoya de manera encubierta al ISIS, Al Quaeda, y a Arabia Saudita y sus vecinos de manera descarada; me puedo creer cualquier cosa.

    Si esos son los anticumunistas de que podemos disponer estamos aviados.

    2/Ya puestos en Venezuela

    ¿Está seguro de que a USA le interesa una Venezuela viable que sea capaz de manejar sus resevas de petroleo de manera óptima de tal manera que (por grandes que sean) vayan mermando y que el día que USA necesite de ellas estén el 1/2 de la 1/2 de como estarían, cuando con un gobierno incompetente no tendrán manera de sacar producción así se ponga el barril a 92-100 $?

    Por lo demás la historia de la corrupción venzolana viene de muchos años atrás, ni siquiera Maduro había nacido. Numerosos españoles se fueron allí y le podrán comentar la alergia que hay desde hace mucho allí a poner en marcha empresas y cóm los únoicos que han trabjado han sido los extranjeros, españoles, colombianos, .. Maduro es simplemete le evolución extrema de lo que allí ha habido desde hace tiempo.

    La última vuelta de rosca, lo que ha definido que aquello pase de ser una democracia muy imperfecta a una dictadura es de hace poco. De la última “reforma” constitucional. Al chavismo le mmolestaba sobremanera que la oposición manejara el congreso y de ahí el golpe de estado del chavismo, Maduro mediante.

    La pena es que se lo puso “a huevo”, como decimos en España, la oposición. Una oposición desunida con la que el chavismo ha jugado como el gato con el ratón.

    Esa misma oposición, en la que una parte, por unas migajas del pastel, prefirió ir a las últimas elecciones municipales, dando carta de autentidad al proceso, cuando en realidad fue una farsa.

    Me parece que lo mas importante ahora es, si se quiere revertir la situación, de buscar la manera de unir a la oposición, para lo cual entre otras cosas se tendrá que analizar el porque se ha llegado hasta donde se está.

    La unidad de la oposicón es ahora lo prioritario. Y no vender la piel del oso antes de haberlo cazado.

    Un cordial saludo

    • De las pocas refinerías que en su torre de cracking puedan deshacerse del azufre en cantidades exageradas como las del crudo que proviene de Maracaibo solo las de Rockfeller en el golfo de México, por Corpus Christie o aledaños, desde los fourties pusieron empeño en ello.

      El crudo libio ers otra cosa mucho más ligera que le va d perlas a la refinería de Escombreras.

      No le falta a Vd. razón, en absoluto.

  2. ¡Vaya!, veo que es innecesaria una nueva imputación de corrupción al partido del gobierno para que salga a colación por millonésima vez el mono del pim pam pum y bálsamo para cualquier oprobio interior en que se ha convertido la desdichada Venezuela. Vaya por delante que el régimen de Venezuela me parece grotesco e infame; pero supongo que uno se defiene con las mismas o mejores armas que sus oponentes.
    Supongo que algunos de ustedes se preguntarán el porqué, aún, millones de venezolanos apoyan a ese payaso en que se ha convertido el Sr. Maduro.
    En su simplismo retorcido y mentiroso,el autor, que sangra por la herida, del exilio, no duda en suponer un fraude masivo
    sin aportar más que sus aversiones a las opciones de izquierda. Ese fraude no fue detectado por los observadores internacionales; pero no dudo que el balsero conozca de buena tinta.lo que oyó en un bar de Miami de boca de un señor que invitaba chupitos, que como todo el mundo sabe, sin los dueños de la verdad.
    Supongo que tendré el privilegio de ser el primer vetado de DISIDENTIA, por mis formas poco ortodoxas y mi afición a repartir.
    Hablar de la impunidad de Venezuela, y no mencionar ni de pasada otras calamidades silenciadas, bastante más antiguas en la América hispana y con centenares de miles de muertos a sus espaldas, es ser por lo menos, sesgado. Notarán Uds. la generosidad de este último adjetivo.
    El pueblo de Venezuela vota a sus impresentables en ambos bandos irreconciliables, porque tienen memoria; unos, suspirando por lo bien que vivían con los antiguos próceres de la oligarquía de siempre, aliada al gran hermano del norte, y los otros, los chavistas que se tienen que conformar co Maduro y la nueva oligarquía que creció a la sombra del conflicto de intereses, no son capaces de olvidar el oprobio y la miseria en que vivían cuando su país era rico.
    Me sorprendió su arenga pidiendo un golpe de estado y tildando de héroe, al aventurero ese que tiró explosivos sobre el palacio de gobierno en una clarísima demostración de talante democrático. ¿ No le chírría compay apelar a un golpe des estado para derrocar a un gobierno elegido en las urnas, y hablar al mismo tiempo en nombre de una supuesta democracia?
    ¿Sabe que en España sería delito publicar esos deseos suyos de mano firme contra los desharrapados y sus representantes?; bien es verdad que, siéndolo, no sería perseguible de oficio, porque nuesros fiscales están más pendientes de chistecitos en las redes, que es lo peligroso de verdad.
    Ud.destila un veneno muy antiguo, y si es antiguo, es que nunca cuajó con hechos favorables a sus tesis e intereses, porque abrir cajas de Pandora, ya no les hace gracia a los estadounidenses ( únicos con capital suficiente para financiar aventuras golpistas como las que Ud. anhela. Se han conformado, tras los desastres de Vietnam, Irak o Afghanistán, al estrangulamiento económico que tan notables éxitos les proporcionó en la miseria a que han obligado a vivir a los cubanos,y demostrar así la inviabilidad de cualquier régimen que no se no ceder a sus pretensiones de: ”the winner takes it all”

    • Independeintemente del contenido de su opinión, y lo que a mi me perezca, le recomiendo que separe los párrafos con un espacio.

      Será mucho mas fácil leerla.

      un cordial saludo

      • Si así era cierto en Vozpópuli con una letras más grandes y ciertamente más atractivas, Benegas y Blanco deberían dar unos “hints” de lo de cuatro párrafos de unas cinco líneas más coda final a guisa de recopilación, moraleja o mensaje de lo anteriormente escrito para los foreros de nuevo cuño.

        A los septuagenarios como yo nos cuesta un huevo leer tan agarrapiñadito.

        Un saludo. Lo leo a Vd. donde quiera que vaya.

    • No quiero ser duro en mi respuesta pero la suya si parece sangrar por la herida y por la ignorancia.
      Conozco Venezuela, he vivido allí, el autor es más bien moderado en sus apreciaciones.
      Venezuela como España era hasta el año 1997 un país institucionalmente corrupto, las diferencias sociales eran abismales. Siendo un país ínfimamente explotado en su riqueza por la pereza y la corrupción de quienes sabían que podian vivir del petróleo y mantener unas instituciones que mal que bien funcionaban y proporcionaban un insuficiente dinamismo a la sociedad.
      A partir de la llegada de Chaves la corrupción se multiplica exponencialmente, las personas preparadas que pueden permitírselo abandonan el país. Los chavistas se apropian de una riqueza que no saben explotar. Venden todos los activos a bajo precio o los dejan en manos ajenas por comisiones corruptas irrisorias. La oposición absolutamente corrupta se convierte en un trampantojo del régimen. El narcotráfico lo copa la cúpula militar, la represión más salvaje queda en mano de la inteligencia cubana. Se secuestra, tortura y asesina sin despeinarse, te pueden secuestrar en la calle por cualquier mal entendido o por caerle mal al “milico”.
      Todo el mundo sabe en Venezuela que las elecciones son una farsa, no hacen falta observadores y menos si son Podemos o similar. Es algo tan evidente que no hace falta observar nada.
      En la primavera pasada se dieron las circunstancias para derrocar al régimen pero Twitter lo echó a perder, en estos momentos se necesitarían muchos muertos y el carácter venezolano es como es.
      No hable de lo que desconoce.

      • No ”desconozco” amigo Henry, también soy latinoamericano y no es que haya vivido una temporada allí, sino media vida; le confirmo además que no soy un mozalbete. Todo lo que Ud. Expresa como destilado intelectual, yo lo he vivido en mis carnes, y tuve que exiliarme en España para no vivir en la ingignación y riesgo permanente.
        ¡Menos lobos Caperucita!, que discrepar ideológicamente, no debiera dar patente de corso para suponer y descalificar.

        • Por cierto, lo de que Twitter detuvo la historia, me ha hecho sonrojar, ¡y eso que no lo dije yo!

        • No ”desconozco” amigo Henry, también soy latinoamericano y no es que haya vivido una temporada allí, sino media vida; le confirmo además que no soy un mozalbete, sino que estoy a punto de convertirme técnicamente en un anciano en este mes. Todo lo que Ud. Expresa como destilado intelectual, yo lo he vivido en mis carnes, y tuve que exiliarme en España para no vivir en la indignación y riesgo permanente. Sé cómo se las gastaban los que Ud. considera oposición democrática y muchas de las cosas que pasan ahora con Maduro, no es dono la revancha, que debería mantenerse durante siglos, para equilbrar crímenes y fechorías. ¡Donde las dan, las toman!y cuando por fin derroquen al gobierno de ese papanatas, harán Uds los liberales un estrepitoso silencio frente a las revanchas sangrientas de esa oposición que pasará de descabalgada de sus privilegios a una cruzada criminal para castigar a los vencidos, al mejor estilo del franquismo.
          ¡Menos lobos Caperucita!, que discrepar ideológicamente, no debiera dar patente de corso para suponer y descalificar

  3. El tema de Venezuela es complejo, al menos para mi lo es. Estando de acuerdo que el comunismo es un mal para cualquier país creo que también los pueblos tienen que ser conscientes que ellos son quienes tienen que luchar para que determinadas plagas no hundan a su país y sobre todo que no entren. En Venezuela dejaron entrar esa plaga y desconozco cual puede ser la solución, el chavismo continúa siendo apoyado por una parte inmensa del pueblo, no sé si es la ignorancia o que es, sólo espero que esa plaga no entre a países como el nuestro. o mejor dicho no se extienda, entrar ya ha entrado.

Comments are closed.