Ucrania es solo el principio: las guerras que vienen

0

Hasta la invasión rusa de Ucrania, el empeoramiento de las relaciones de Rusia y China con la Unión Europea y los Estados Unidos significaba que el orden mundial corría el riesgo de conformar dos bloques rivales, como durante la Guerra Fría: europeos y estadounidenses contra rusos y chinos. Pero desde el 24 de febrero de 2022, eso ya no está tan claro. Cuanto más aumenta Rusia la violencia en Ucrania, pero también la ansiedad estratégica (al poner en alerta a sus fuerzas nucleares), más difícil se vuelve para otras potencias mantenerse completamente al margen y no aprovechar la coyuntura para ganar posiciones en sus áreas de influencia.

Publicidad

Los puntos calientes se multiplican. Parece ya evidente que no regresaremos a un orden bipolar, sino que avanzamos a otro multipolar. Y que, en vez de una nueva Guerra Fría, lo que despunta en el horizonte son guerras calientes. Nos adentramos en un mundo mucho más peligroso donde ningún enemigo es pequeño y donde cualquiera está dispuesto a desafiar a cualquiera.


Por favor, lee esto

Disidentia es un medio totalmente orientado al público, libre de cualquier servidumbre, un espacio de libertad de opinión, análisis y debate donde los dogmas no existen, tampoco las imposiciones políticamente correctas. Garantizar esta libertad de publicación depende de ti. Sólo tú, mediante el pequeño mecenazgo, puedes salvaguardar esa libertad para que en el panorama de la opinión y el análisis existan medios verdaderamente abiertos, distintos, nuevos, como Disidentia, que abran el debate y promuevan contenidos de verdadero interés .

¡Conviértete en patrocinador!