El bien, si realizado fuera de los parámetros de protección que os hemos enseñado desde el socialismo, no es bien.”

Ya lo decía Lucía Etxebarría hace tiempo: “La caridad no es justicia. De hecho, la caridad solo puede existir en ausencia de la justicia“; o algo parecido. La candidata a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Isa Serra, no inventa nada nuevo, como ven. Se limita recoger y expresar la idea-fuerza en la que se basa el monopolio de la virtud deseado por todo comunista totalitario que se precie. La candidata proclama, desde el más entrañable de los convencimientos, que “la sanidad pública no puede aceptar donaciones de Amancio Ortega. Se debe financiar con impuestos.”

Si analizamos las dos afirmaciones no tardamos en darnos cuenta de los peligros que tras ellas se esconden: se trata de dos falacias ejemplares elevadas a principio moral válido para todos, utilizadas como arma arrojadiza contra quien pudiendo retener decide dar, pero comete el gravísimo error de hacerlo sin contar con la bendición legitimadora de los expendedores de certificados social-democrático-justo-solidarios. En castellano: de los envidiosos mayoritarios. Mientras el señor Ortega nos da una loable muestra de madurez personal, los aperroflautadores nos regalan lo mejor de su adolescente estupidez. Y nos dicen que TODOS debemos pensar así. Y actuar así.

El atractivo de estas ideas comunistas se basa en su profunda radicación en un principio materialista del que la mayoría de los humanos no se independizan jamás: el deseo por una justicia distributiva capaz de eliminar o suavizar el origen de la desigualdad, principalmente en forma de las propias desventajas.

Vivimos en una sociedad devastada en su autopercepción humanitaria e incapaz de generar prosperidad más allá de la que nace del saqueo constante a quienes producen y generan riqueza

La envidia nace de la observación de aquellos que –eso nos parece- viven mejor que nosotros, son más felices que nosotros, tienen más cosas que nosotros. Se nos antoja que eso no es “justo” y aplaudimos cualquier medida encaminada a paliar semejante latrocinio. Quien se esfuerza no sólo en hacerse mayor, sino en madurar, abandona poco a poco el egoísmo infantil, digiere el altruismo juvenil y termina expresando su voluntad con hechos voluntarios, personales, característicos.

El hombre maduro es un hombre adulto, capaz de configurar activamente sus propias dependencias e interdependencias sociales, que accede voluntariamente a compromisos, cierra y cumple contratos, asume su responsabilidad por lo que hace y deja de hacer y convierte voluntariamente el bienestar propio y de los demás en la meta de sus acciones. Después de todo, nadie es feliz en un mundo de infelices.

Los aperroflautadores, sin embargo, no quieren hombres adultos. El placer de dominar a quienes se dejan, la convicción infantil de estar en posesión de la verdad, el mesianismo utópico de quien no ha dejado de ser joven activista asambleario les impide aceptar la madurez del otro. Les obliga a educar en la inmadurez de la dependencia y enseñar los horrores del desarrollo de un criterio propio: pensar diferente pude llevarnos a actuar diferente y lograr diferentes, mejores objetivos.

¡Injusticia! ¡Desigualdad!

Según ellos, la mayoría de la gente necesita protección, para lo que se crean leyes que ayudan en la consecución de una mayor “emancipación” que, tal y como vemos, nunca llega. Es la zanahoria en el palo: sigue mis leyes y serás más libre, serás más justo. Pero cuantas más leyes, menos libertad, menos emancipación, más dependencia…. perfecto para reanudar el camino de la reforma: los progres siempre están de reforma, de cambio, de “podemos”, de … progreso. Pero no hay progreso, no hay más justicia, porque no permiten que los “protegidos” se conviertan en maduros emancipados. Y cuando uno (Amancio Ortega en este caso) actúa en público como tal, la reacción ha de ser democráticamente (es decir, mayoritariamente legitimada) de repudio.

A pesar de que la mayoría de las personas viven una realidad marcada por la escasez de dinero hemos desarrollado una fe inquebrantable en que, primero, el Estado siempre tiene dinero y, segundo, la cantidad de dinero de que disponemos cada uno de nosotros no depende principalmente de los resultados del esfuerzo, sino que es una cuestión de reparto, de redistribución.

Las consecuencias de esta esquizofrenia son una ilimitada actitud de exigencia/expectativa frente a la acción del Estado, la aparición de una avasalladora cultura de la envidia y la consagración de la acción política estatal como única maquinaria de reparto de maná y bienestar, fundamentando así la hipercomodidad y el egocentrismo que caracterizan al votante/administrado/vasallo de hoy en día.

En los orígenes del llamado “Estado del bienestar” era la escasez de recursos la que dictaba las políticas a seguir con la meta clara y definida de procurar la prosperidad económica y social de una mayoría. De un tiempo a esta parte, acunados en los mitos del “todo es gratis” y “el Estado provee” hemos desarrollado la política del “cueste lo que cueste”, abonando la aparición de un inmenso aparato burocrático que, en primera línea, se ocupa de sí mismo y la propaganda necesaria para su autojustificación.

La conservación del poder es la meta principal, el reparto de “regalos y privilegios” la verdadera moneda, la corrupción apenas un daño colateral asumible. El resultado: una sociedad devastada en su autopercepción humanitaria e incapaz de generar prosperidad más allá de la que nace del saqueo constante a quienes producen y generan riqueza.

Es la envidia: no pueden soportar que lo justo sea precisamente que cada uno tenga en función de lo que es y de sus méritos. El mérito, dicen, genera desigualdad, injusticia. El mérito y el esfuerzo hacen que quien trabaja duramente disfrute de aquello con lo que sueña el que no quiere trabajar. El mérito y el esfuerzo terminan llevándonos a la madurez desde la que, conscientes de las carencias de otros, ejercemos voluntariamente nuestro derecho a DAR, a ser GENEROSOS.

No me cabe la menor duda: los aperroflautadores y los perroflautas no pueden entender que alguien sea generoso de forma voluntaria porque ellos NO LO SON.

No pueden entender que para ser solidario no basta con usurpar la palabra SOLIDARIDAD y esconderla en los formularios sobre la mesa de un burócrata anónimo, quien se asegura de que todos los educados en la inmadurez sean generosos con quienes han sido educados en la dependencia.

Gracias Don Amancio Ortega por mostrarnos que la virtud nace de la madurez individual y no de la legislación vigente. Gracias.

Foto: Alex Iby


Por favor, lea esto

Disidentia es un medio totalmente orientado al público, un espacio de libertad de opinión, análisis y debate donde los dogmas no existen, tampoco las imposiciones políticas. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Sólo con tu pequeña aportación puedes salvaguardar esa libertad necesaria para que en el panorama informativo existan medios disidentes, que abran el debate y marquen una agenda de verdadero interés general. No tenemos muros de pago, porque este es un medio abierto. Tu aportación es voluntaria y no una transacción a cambio de un producto: es un pequeño compromiso con la libertad.

Apadrina a Disidentia, haz clic aquí

42 COMENTARIOS

  1. Catlo “Nuestro sistema educativo prohíbe que los españoles estudien en español en buena parte de España. Está al servicio del empobrecimiento moral y cultural.”
    Pues si usted lo dice, será verdad.
    En Madrid, ahora les hacen estudiar en inglés. No le digo más. Dónde vamos a parar.
    Incluso existe una asignatura de religión en la que no se estudia el hecho religioso. Acabáramos.
    Y en la universidad, no hacen más que inventar maestrías. Es un no parar.
    Y la educación por lo visto es un buen negocio, oiga.
    Seguramente, todo lo que he citado es resultado de no defender adecuadamente el castellano. Igual que lo del abandono escolar.

    • Que en determinadas comunidades no se puede estudiar EN español es una realidad incuestionable. Negarlo solo puede responder a ignorancia o al interés ideológico de la izquierda española de ser el mamporrero oficial del nacionalismo

      • Se dice, Castellano y esquerra, señor Brigante. Seamos serios.
        Los idiomas, son idiomas. La educación, es otra cosa. Y le recuerdo que, por ejemplo, el catalán se impulsó fundamentalmente bajo el Pujolismo que de izquierdas tiene lo mismo que yo.

        • Está mal informado o de nuevo maporrea, el idioma español es la lengua oficial de 20 naciones, en 19 de ellas sus constituciones la denominan correctamente español. Lo de castellano fue una concesión, otra más a los nacionalistas. Que la izquierda española se humedezca ante cualquier nacionalista catalán o vasco, es otra realidad incuestionable, dando absolutamente igual la posición que ocupe en el espacio político.

  2. “Por casualidad”; ¿Tenemos al padre como articulista de Disidentia?.
    /author/fernando-serra/

    Cambiando de tema, produce pasmo ver como se domina un país de 46 millones de personas, 46 millones; por unos cuantos “aristoi“; un grupo, una camarilla.
    La podredumbre del sistema parlamentario liberal se huele desde tierras galaicas.
    Quizá hablemos de un rebaño y no de individuos moralmente activos. Como las ovejas, en los rebaños
    cada uno va a lo suyo (mi hierba). Todo va bien para las ovejas del rebaño,…, para los otros palos.
    Todos estos van claramente con el rebaño, los unos y los otros, juren o prometan por “lo más sagrado”.

    Amancio no corresponde con los “polites” (hombre destacado). Pues cuando la guerra, los ricos los primeros al frente, los pobres en el final de la falange. Parece, la decadencia política no le quita el sueño.

    Las tierras galaicas de Ortega se mueren demograficamente, por no decir, ya está muerta. Poco importa que Inditex sea multinacional,….
    Por un lado Portugal, por otro España (Santiago); cuyo príncipe lo es de “Asturias” (“Aldefonsi Galliciensium Principis”. Chronicon Silensis, 77).

    Tierras galaicas para los jabalíes (plaga), corzos y lo que venga.
    Jabalíes bien mantenidos de 60, 70, 80 y más kilos. Crujiendo las ramas y la maleza al moverse, son muchos kilos, la mayoría escapan, algunos se quedan quietos desafiantes, por el momento no ha embestido ninguno. Es raro no ver/oir más de uno al anochecer, incluso 3 o 4 juntos; también alguno en pleno día. Si bien, la –propiedad– del bicho es del Estado Moderno Liberal, –lo explota– la asociación del coto (cuando el Estado Moderno Liberal indica y como indica) y los daños en “tu propiedad” los vas a cobrar al “banco de meimportaunpitomuyliberal” (véase como funciona la cosa liberal).
    Esos temas que murmullan por lo lejos, no se parecen ni por asomo al crujir de un jabalí moviéndose a 5 o 10 metros; acompañado de resoplidos, gruñidos/ronquidos y trote.
    Cuando estoy cerca del jabalí este tiene toda mi atención, no es el primero que se queda quieto y estos te mandan al cementerio si arrancan. Cuando estoy lejos, me recuerda el caso del Estado Moderno Liberal que desde sus cómodos sillones de a miles de euros al mes, esa camarilla, te dice donde mirar y que decir; pues tienen los colmillos (armas); el Cosmos Sagrado. Y otros andamos simplemente de paseo en mundo salvaje,…,

    En otras épocas, las cosas eran de otra forma y no había tanto jabalí al que prestar atención.

  3. Emme, la educación no sirve para trabajar, al menos, no es su fin primero.
    Nuestra educación no es mala y en cualquier caso, lo será tanto la pública como la privada y la concertada.
    Los informes internacionales, 2018 PISA “En cabeza está Singapur, con 556 puntos. Le siguen de cerca Japón, Taipei (Taiwan); Macao (CHina) y Vietnan. En el tercer puesto está Estonia y en el quinto, Finlandia. Con sus 493 puntos, España está en línea con Estados Unidos, Francia, Rusia, Austria, Noruega, Suecia o la República Checa”
    Sus aseveraciones, como le señalo, me parecen más de oídas.
    En España, no falta formación para el trabajo, falta trabajo. Por eso los jóvenes con carrera han salido al extranjero.
    En España, mal que le pese a mucho ideologizado presente por estos lares, el problema no lo ha generado podemos, ni los rojos, ni la sociedad de bienestar. Hubo una crisis financiera mundial que España, dada su estructura productiva y su nivel de endeudamiento enraizadas en la política económica de los noventa, no pudo afrontar con solvencia.

    • Leo esto y se me van las ganas de contestarle la verdad, es un ejercicio inútil

      “Emme, la educación no sirve para trabajar, al menos, no es su fin primero”

      y más abajo dice “En España, no falta formación para el trabajo, falta trabajo. Por eso los jóvenes con carrera han salido al extranjero”

      ¿en qué quedamos la educación no sirve para trabajar o quien tiene una carrera tiene posibilidades de trabajar aunque sea en el extranjero?

      Tampoco entiendo si somos tan buenos en nuestro sistema educativo como somos el segundo país de la UE con más fracaso escolar y con menos jóvenes sin la ESO.

      Un misterio oiga, pero le juro que eso de que la educación no sirve para trabajar me ha dejado con la boca abierta. Si algo veo por desgracia muchos días de mi vida es gente que jamás podrá trabajar en algo que le pueda garantizar un sustento por no tener un mínimo de estudios.

      • aclaro … “segundo país de la UE con más fracaso escolar y con más jóvenes sin la ESO”
        y no menos, como puse y añado, estamos en un 17,9% entre 18 a 24 años que abandonan al terminar esa etapa de la ESO cuando la media de la UE está en el 10,6%

        Vamos un éxito de sistema educativo.

        • Por eso he escrito “al menos, no es su fin primero”. No es tan difícil de entender. El objetivo de la educación es la libertad, el desarrollo integral de personas. Por supuesto, las personas trabajarán y si están bien desarrolladas lo harán con solvencia.
          El abandono escolar no creo que se pueda atribuir a la baja calidad educativa. Los jóvenes no abandonan por la falta de calidad. No tienen criterio para realizar ese acto mediante un juicio crítico del estado de la educación. Probablemente influya más la visión utilitarista de la educación; si no me sirve para nada, para qué voy a estudiar. Si los que se ganan los cuartos no tienen necesariamente estudios. Si mi profesor es considerado socialmente un fracasado. Si en la construcción gano más dinero. Si el dinero es lo que cuenta…mientras nuestra sociedad eleve a figuras relevante a aquellas personas, como el señor Ortega, que no representan la grandeza de la educación pues pasará lógicamente que los jóvenes no la valorarán.
          Y si usted no está de acuerdo, pues esta es mi hipótesis, y piensa que nuestro sistema educativo es malo, compare con otros países de iguales resultados académicos (calidad de educación) y verifique si el abandono es el mismo.
          En nuestro país, lamentablemente, la educación se menta a menudo y sin embargo se valora muy poco.

          • Nuestro sistema educativo prohíbe que los españoles estudien en español en buena parte de España. Está al servicio del empobrecimiento moral y cultural.

  4. Toda esta historia de Amancio Ortega no es una cuestión de resentimientos ni envidias. Es probable que pueda haber algo de ello, pero la verdadera razón es el Poder. A la izquierda, especialmente a la comunista, lo que realmente le molesta es no poder dirigir y controlar absolutamente todas las decisiones de los seres humanos. Es el control total y absoluto de nuestras vidas, desde que somos un embrión hasta que somos cenizas y si es posible un poco más, eso es lo que persiguen. Lo que les fastidia de Amancio Ortega es que la donación de 350 millones de euros es un acto voluntario, libre, y no decidido por ellos. A ellos les vale, siempre y cuando sean ellos los que decidan que tiene que dar esos 350 millones, o más, o menos, o nada, pero la decisión no piede ser voluntaria, libre, debe ser impuesta y obedecida Ese es el Poder, y como no lo pueden ejercer con este señor, pues se cabrean.

  5. El artículo es muy interesante y permite diferentes puntos de vista, como bien se comprueba en los comentarios.

    Hace unos días el telediario de TVE sacó al líder podemita ‘bramando’ contra Ortega y la donación a la Seguridad Social. Ya les adelanto que mi rechazo a lo que este líder psicópata dice es inmediato. Ver como criminaliza el psicópata podemita a un ciudadano que crea cientos de miles de puestos de trabajo y que paga impuestos por miles de millones al año me dejó perplejo. Como todos sabemos, ellos –los podemitas-son incapaces de crear ‘un solo puesto de trabajo’ que no sea de concejal o asesor.
    Entiendo que la señorita Serra se hace eco de las afirmaciones de su líder y se permite ‘meterse’ con Ortega.

    Y sin embargo, esos mensajes electorales son muy peligrosos. Nos demuestran que estamos ante ‘demagogos sin escrúpulos’. Ellos, incapaces de crear riqueza, lanzan mensajes a los pocos que la crean para amedrentarlos, para sembrar miedo. El mensaje es muy simple, ‘yo tengo el poder, yo decido, tu obedeces’. El uso del miedo es uno de los instrumentos más eficaces que los ‘demagogos’ han utilizado en todos los tiempos para controlar a la sociedad. Lo que hay detrás es un deseo vehemente de verlos humillados, venir a pedir perdón o misericordia.

    El mensaje de los líderes podemitas asusta. Lo que en realidad dice es ‘no existe la propiedad privada, más allá de lo que mi voluntad lo permita, nadie posee nada sino en la medida que ‘yo’ así lo decido.” Es por tanto un ejercicio de poder maligno y perjudicial porque según los podemitas, ni Ortega, ni nadie en España puede poseer nada ya que todo está sometido a su voluntad y supeditado a los valores que ellos decidan. ‘Ellos’ son los que tienen el poder y lo primero que exigen es sumisión y docilidad. Las cargas las soportaran quien ellos decidan, los beneficios llegarán a quien ellos decidan. Es su voluntad la única referencia para decidir qué se quita a quien, y qué se da a quien.

    En una España así, basada en el principio fundamental de la izquierda-progre “a mí que me lo paguen”, no se puede vivir. Es absurdo tratar de esforzarte, trabajar y crear riqueza. Todo lo que obtengas irá a parar a quien ‘el poder’ diga. En estas circunstancias, lo inteligente es hacerte de la ‘manada progre’ y subirte al caballo de ‘a mi que me lo paguen’. El problema es que cuando todos estemos subidos a ese caballo, quien creará riqueza? El líder impondrá a algunos el ‘castigo’ de bajarse del caballo y crearla para que los demás puedan disfrutarla? No parece una idea muy sensata, pero en ella estamos instalados.

    En resumen, los podemitas sacan las garras para amenazar en campaña. Pero siguen teniendolas después de la campaña, y en su delirio psicópata por el poder las utilizaran cuando lo tengan.

    La Constitución en su art. 31 dice:
    “Todos contribuirán al sostenimiento de los gastos públicos de acuerdo con su capacidad económica mediante un sistema tributario justo inspirado en los principios de igualdad y progresividad que, en ningún caso, tendrá alcance confiscatorio.”

    El problema viene cuando hay que definir qué es un sistema tributario justo. La progresividad justifica el expolio y la confiscación? Cuando voté sí a la Constitución lo hice engañado, no me explicaron que con ella podiamos llegar a la situación actual. Hoy votaría NO.

    • Dice usted “Lo que en realidad dice es ‘no existe la propiedad privada, más allá de lo que mi voluntad lo permita, nadie posee nada sino en la medida que ‘yo’ así lo decido.” Es por tanto un ejercicio de poder maligno y perjudicial porque según los podemitas, ni Ortega, ni nadie en España puede poseer nada ya que todo está sometido a su voluntad y supeditado a los valores que ellos decidan.”
      Exacto, eso es

  6. El problema no es:

    1/Que sea empresario de éxito
    2/Que haga donaciones

    El problema es:

    1/Que no sea empresario en la órbita de los de “ellos”
    2/Que las donaciones las haga en instituciones de utilidad manifiesta y general

    Si fuera un “empresario” que hubiera comenzado su fortuna adosado al BOE y su fortuna regara instituciones separatistas catalanas pueden estar seguros de que no se le criticaría jamás.

    No se rompan la cabeza, es simplemente eso

    • Si el dinero fuera a proyectos como éste nadie diría ni mu, incluso sería bien recibido y aplaudido

      https://elpais.com/elpais/2019/05/10/icon_design/1557501068_315435.html

      El pabellón español en la Bienal de Venecia una performance que entre otras cosas hay meadas en directo. Eso ha costado a las arcas del Estado 400.000 euros

      ¡Qué maravilla! creo que para el año Amancio Ortega en vez de meter tantos millones en máquinas para tratar el cáncer debería patrocinar cosas de este tipo, cuantas más meadas mejor que mejor.

      En fin Sr Rabo de pasa, estamos en un mundo surrealista total……….. su gato lo ha descubierto :)))

  7. Que un tipo que empieza vendiendo batas de señora acabe pilotando la mayor empresa textil del mundo es algo que no se puede perdonar.
    Si ademas representa la faz de un capitalismo triunfante, con gestos dadivosos fruto de la filantropía, bien sentida o estratégica, entónces ya es, directamente el enemigo a batir, porque usurpa un campo ligado a la superioridad moral, que es de exclusivo patrimonio del colectivismo mas genuinamente hipócrita, pero cuya marca reporta pingues beneficios al ejercito de falsarios que se adscriben a sus fracasadas banderías, refugiados de un mar de ONGs que viven de explotar la miseria de unas gentes convertidas en mendigos eternos, pero con las que se sacan fotos en Africa, rodeados de niños tristes cuajados de moscas. Los eternos niños famélicos de cuya imagen viven esta plaga de sinverguenzas. Que tipos mas cínicos y golfos!!.
    Los que han criticado al patrón textil por haber donado las maquinas éstas, hubieran visto con agrado que hubiese empleado esa pastizara en comprar fusiles para las dictadura a la que asesoran y de las que les viene la financiación para hacerse ricos, comportarse como ricos, vivir como ricos y no haber dado golpe en su vida. Algo les hubiera llegado a la buchaca a estos jetas si del fruto de la venta de camisetas y pantalones se hubiera desviado algo al gorila rojo.
    Dicho ésto, ahora un servidor le va a regañar un poco a Don Amancio, porque la generosidad debe ser un don individual nacido de unos principios éticos, y a mi me parece bien que haga, como Cosme de Médici o Gonzaga, lo que quiera con su dinero. Pero no con el mío, porque las empresas mercantiles, se han inventado un trampantojo que so pretexto de aportar valor al accionista y que viene en llamarse RESPONSABILIDAD SOCIAL CORPORATIVA (RSC) que detrae del beneficio destinado a remunerar el dividendo, una creciente masa de pasta que se destina al pozo sin fondo de las acciones con supuesto beneficio social y que se hurta a su verdadero dueño; el accionista, que es el que debe hacer con ello lo que le parezca. El ahorro de la gente va a parar a empresas como ésta porque ofrecen mas garantia y remuneración que las Deudas Soberanas, y la izquierda, desde Keynes, abomina al ahorrador al que estigmatiza como explotador de okupas, grafiteros y perroflautas varios.

  8. El comunismo, para mantenerse en el poder, necesita empobrecer a la mayoría y enriquecer a un minoría corrupta y controlada. En los procesos de empobrecimiento, mediante subidas de impuestos y aumento del desempleo, necesitan hacer circular discursos de tipo dadaísta para que el mal parezca bueno, la caridad un crimen, o el expolio una bendición. Por eso el ataque a Amancio Ortega por hacer donaciones que son beneficiosas para los españoles con cáncer es esencial para su proyecto totalitario.

  9. Señor Killer, “trabajar todos los dias …, única manera de producir riqueza, no hay otra”
    Tenga cuidado que se me hace usted marxista.
    “Fundaciones de caridad, segun usted, tienen los bancos, y sin embargo no he visto a ningún podemita arremeter contra ellas y sus beneficiados”
    Poco tiene visto usted, por lo que parece.
    Legítimo heredero, lo será usted, caballero. Tristemente, todo se hereda, hasta la pobreza. Algunos rompen la rueda y de pobres de herencia llegan a ricos, y a la inversa. Pero el sistema de herencias es de lo menos meritocrático y más devaluador del esfuerzo que conozco. Generalmente, lo defiende con uñas y dientes el que de no hacerlo quedaría a la intemperie. Considero lícita la herencia pero no sacrosanta, y desde luego, considero los impuestos a la sucesión mucho más justos que aquellos que se aplican al rendimiento del trabajo.

    • Leí “El Capital” siendo un niño (estaba prohibido) y me pareció un buen manual de negocios, a pesar de mi ingenuidad me di cuenta que con la “plusvalía” se podían hacer mas cosas que las que decía Marx, por ejemplo hacer rica y corromper a la nomenclatura comunista.
      Nunca he entendido como alguien se puede adscribir sin reservas a una u otra teoría intelectual. Es difícil que me convierta en comunista o liberal, solo soy partidario de la libertad de pensamiento y obra.
      Para mi una herencia es algo que siempre se llevan los listos, de la familia o del estado, algunas veces recae en uno que se lo merece, en un hijo discapacitado y en un tutor responsable.
      La vida no se resuelve con teorías, sino con experiencia.
      Las ocurrencias con gaseosa y entre las tapas de un libro.

      • La situación políica actual me produce un miedo paralizante. Para generar miedo en el hombre se necesita que este presienta la proximidad de un grave peligro, a la vez que la incapacidad para conjurarlo.

        Tengo mucho miedo. Miedo a que los ahorros que de mis padres -agricultores- recibí en herencia, que no he gastado y que he pretendido amentar un poco procure una red de seguridad a mis hijos. Uno se ha tenido que ir a trabajar al extranjero porque aquí solo se colocan ‘amigos y conocidos’, el otro pende de un hilo que en cualquier momento se rompe y termina en el paro. A mí, me gustaria que los ahorros de dos generaciones pudieran proporcionar a mis hijos una red de seguridad contra la posibilidad de quedarse en el paro o no encontrar trabajo, y no cayerá en manos de unos políticos que luego lo dedicaran a hacer ‘mapas del clítoris’ o ‘estudios de la ablación en el Africa central’ como bien sabemos…

  10. Pues, mire usted. Si es como dice, yo la envidio. No puedo estar más de acuerdo en la mayor parte de su discurso y es un gusto leerlo.
    Creo que me entiende y sabrá hacerlo mejor si me explico un poco más.
    Vergüenza, sí. Donar no es un hecho aislado en sí mismo. Si lo fuera, no podría más que estar de acuerdo con usted. Si para hacer dinero, pongamos, se envenena el agua de un río, poco respeto me generará aquel que haciéndolo así, con la riqueza acumulada, más tarde, hace una donación para la creación de pozos para la gente que no tiene acceso al agua. Tampoco me genera demasiada estima que no estando demasiado dispuesto a pagar impuestos, se haga uso de la donación como herramienta de disminución de pago de los mismos. Me parecen ambos casos, tortuosos caminos de virtud. La persona que se acoge al sistema de impuestos, sólo en la parte de la exención, pero critica el sistema en su conjunto porque piensa que es libre de hacer con su dinero lo que le da la gana, pues me parece un filibustero, con perdón de la pérfida Albión.
    La cultura del esfuerzo es una utopía y no creo que sea mala pero es fácil utilizarla para acodalar el status quo. Ya el comunismo la recoge y la experiencia del mismo deja mucho que desear en en numerosas ocasiones.
    Esfuerzo sobrehumano hacen muchos africanos por alcanzar Europa y no se les recompensa ni valora lo más mínimo, mientras que, protegiendo las riquezas de cuna, se le llena a más de una persona la boca por estos lares.
    En cualquier caso, no creo que el esfuerzo haya de ser sino otro de los baremos con los que medir el crédito de las personas, pues como buena liberal entenderá que no todo es empeño y esfuerzo, por un lado, y por otro, no está demás proteger a las personas más débiles y justificar lo injustificable, diciendo que si pasan miseria será porque son unos miserables.

    • Yo no entiendo por qué los podemitas defienden una institución franquista como la Seguridad Social e incluso la alaban hasta el punto de poner en manos de la beneficencia franquista a sus hijos prematuros.

      Como puede observar todo se puede retorcer.
      ¿Cree usted que educar es un acto de caridad?
      Que un poderoso intelectual regale sus conocimientos al misero ignorante, cuando lo pueden educar los comunistas….

      • No creo que educar sea un acto de caridad sino de inteligencia.
        ¿Poderoso intelectual? No sé de qué me habla. Y la orden de los comunistas me sirve lo mismo que cualquier otra orden religiosa. Para el caso…me parece que confunde educar con adoctrinar.

    • Este comentario Cucurruqui supongo que iba dirigido a uno de los míos. Esta mezclando demasiadas cosas y analizarlas todas es largo y tendido. Donar para lavar conciencias no es muy correcto sinceramente, porque claro si un traficante llena el mercado de droga para luego construir un hospital con una donación y curar a esos drogodependientes no me parece muy ético y más si continúa traficando e incluso haciéndolo en las puertas del hospital.
      Pero no nos pongamos al límite de ejemplos que gracias a Dios la regla general no es esa, hay gente que dona por humanidad, por intentar ayudar a causas que considera que tiene que echar una mano y muchos son quienes de alguna manera quieren contribuir a hacer del mundo un lugar un poco mejor., unos lo hacen con dinero y otros con su conocimiento y tiempo.
      Desgravar con una donación es algo legal, la ley permite deducir donaciones que se hagan a un listado de actividades y entidades. Y dependiendo el importe donado el % de deducción varía, para las inferiores de 150 euros creo que está en el 75% lo que se puede deducir. Vamos que cualquier persona puede deducir por esa donación, no sólo los grandes millonarios. No estoy contra eso, ni mucho menos. Todo lo contrario, Como dije en mi comentario, gracias a muchas donaciones se pueden llevar a cabo proyectos que de otra manera sería bastante complejo.
      En cuanto al comunismo y la cultura del esfuerzo, hombre el comunismo busca una dictadura del proletariado, la desaparición de la burguesía, de la clase empresarial, para sustituirla por una sociedad obrera, sin ningún tipo de clase social. Ufff no sé, a mí eso no me va que le voy a hacer. Me llama liberal, pues tiene usted más claro donde catalogarme, hoy todo el mundo dice ser liberal y yo le aseguro que bien lejos estoy del pensamiento del mundo y tampoco me gusta enclaustrarme en un pensamiento. Casi le diría que lo mío es el capitalismo, al fin y al cabo de ahí sale el dinero, otra cosa es el capitalismo de amiguetes, de ese también le digo que estoy bastante lejos.
      Habla del esfuerzo de los inmigrantes para alcanzar Europa y que nadie se lo valora. Esto me daría para comentarios demasiados largos. Depende que inmigrante y que esfuerzo. Hay demasiadas mafias en este tema Cucurruqui y ojo con ello que lo que se está financiando son verdaderas mafias y eso nadie lo debería permitir, esa gente paga un dineral para venir a Europa y la mayoría son personas que terminan trabajando para las mafias en los países de llegada. Estamos contribuyendo a esclavizar a mucha gente. No soy contraria a la inmigración siempre que está sea legal y sea necesaria en el país de acogida y por supuesto habrá que acoger a personas apátridas y refugiados por un tiempo, pero el status de refugiado no es el de inmigrante ilegal. También considero que han de adaptarse y respetar las costumbres del país que los acoge, si yo emigro a otro país tengo que ser consciente a donde voy.
      Por último decirle que jamás me leerá o escuchará decir que una persona que pasa miseria es porque es un miserable, bien lejos de eso se lo aseguro pero la solución no está en dar ayudas sociales, la solución está en educar, en ayudar a salir del pozo, en escuchar, podría hablarle de los mil problemas que tienen las personas para salir de la miseria y mire casi le diría que es un problema más de no tener ni idea como hacerlo que de dinero, pero a los poderes públicos, eso no le interesa, sólo le interesa subvencionar la miseria pero no ayudar a salir de ella. Hay gente que algo tan básico como cocinar no sabe hacerlo y en muchas asociaciones se están dando cursos a personas necesitadas para que aprendan a coser o a hacer unas meras lentejas o unos huevos fritos con patatas. Lo fácil para estas personas es ir al supermercado y comprar lo precocinado, lo enlatado o simplemente ir a un comedor social o a un ropero a buscar ropa. Falta formación a todos los niveles Cucurruqui. No interesa darla, Los pobres también dan muchos votos se lo aseguro. Eso sí que es denigrante, comprar el voto de los pobres a base de migajas en vez de darles humanidad, enseñanza, luz para crecer como personas, no, les interesa que existan y hacerles ver que sin ellos aún serían más pobres.
      Y si hay personas que será muy difícil que salgan de la miseria, sin duda, por largas causas, desde enfermedades mentales, alcoholismo, pérdida de dignidad humana la cual una vez que se pierde le aseguro que es muy difícil recuperar pero más de una vez, y volvemos a las donaciones, éstas son una verdadera ayuda para lograr que a lo mejor no todos puedan recuperar esa dignidad pero si alguno la recupera bienvenidas sean.
      No tenga envidia de nadie Cucurruqui que al fin y al cabo, todos somos meros mortales. Simplemente intente dentro de sus posibilidades ayudar a que alguien salga de la ignorancia o por lo menos que recupere la ilusión por la vida.
      De la clase política espero poco o nada, de una parte de la sociedad siempre que he recurrido a ella he recibido bastante más que de los poderes públicos.

      Y disculpas por la largura del comentario

      • Gracias por su atenta respuesta.
        Estoy de acuerdo que una de las palancas más poderosas para acabar con la miseria es la educación, por eso considero básica la educación publica y gratuita pagada con el dinero de todos.
        El esfuerzo, el empeño, el riesgo y el emprendimiento, son consustanciales con la mayor parte de los migrantes. A eso me refiero. Pagan, como usted dice, a las mafias lo que no tienen. Lo pagan esas personas y sus familias. Se esfuerzan y luchan para conseguir alcanzar su meta, incluso se endeudan. ¿No son esas virtudes del capitalismo?

        • Bueno mientras la educación pública no sea para adoctrinar casi le diría que podría estar de acuerdo, pero con la educación pública que hay hoy en España no estoy de acuerdo. Es pura ideología y borreguismo, de esto también le podría poner muchos ejemplos pero vamos sólo hay que ver el fracaso escolar y las estadísticas para ser conscientes que eso hay que cambiarlo, estamos yendo al fracaso absoluto en el sistema educativo.

          Tampoco estoy de acuerdo con pagar a mafias para alcanzar una meta, la inmensa mayoría paga no para lograr un objetivo de trabajo, esos suelen entrar por vías legales, suelen pagar para conseguir a una Europa del Estado del Bienestar en países que así lo dan como es España, a Portugal le aseguro que no pagan por llegar, allí de hecho la asistencia sanitaria no es universal y gratuita, como las ayudas sociales no son tan fáciles de lograr como en España.
          No sé si lo sabe pero le diré que en las zonas fronterizas con ese país cada día se instalan más inmigrantes, viven en España con sus familias con unas ayudas sociales bastante importantes, colegio y sanidad y cruzan la frontera diariamente para trabajar allí. Vamos un chollo redondo para ellos y eso los servicios sociales y los ayuntamientos fronterizos lo saben pero a callar que en las municipales son votos

          No, no estoy de acuerdo con esa inmigración, ni como se dan los contratos de suministros para los campamentos de inmigrantes o para los pisos de acogida, ni como se hace la vista gorda a las mafias que les dan trabajo.

          • ¿Tiene algún descendiente en la escuela pública?. Lo digo porque me parece que habla más de oídas y leídas. Por supuesto que la educación publica puede mejorar, podría por ejemplo, alinearse al Institución Libre de Enseñanza. A mi me gusta mucha la reflexión que hace Emilio Lledó en su libro sobre la educación. Lamentablemente, la educación pública está siendo defenestrada y gran parte de la culpa, bajo mi punto de vista, es de la aplicación de la libertad de elección de los padres, que de libertad no tiene nada pero se vende muy bien.
            El fracaso escolar no creo que sea un problema de la escuela pública, la verdad.
            En cualquier caso, para que algo fructifique debe ser atendido y cuidado. La escuela pública no escapa a esa lógica.
            Lo del chollo que comenta me sorprende. Yo creía que el chollo lo teníamos nosotros pero ahora resulta que el chollo es ser inmigrante ilegal en nuestro país. Permítame que lo dude. Y tampoco entiendo bien lo de los votos, pues ser ilegal no permite votar y creo que si la situación que señala fuese cierta los votos municipales lo señalarían. Hasta donde tengo entendido los votos de Vox no indican nada parecido. Quizá no sepa yo leer eso de los votos.

          • Creo que usted interpreta las cosas como quiere Cucurruqui, si para usted la educación pública en España es óptima, perfecto. Continuemos así que ya le diré en que van a trabajar nuestros jóvenes.

            En cuanto al voto del inmigrante, yo no dije que el ilegal pueda votar, pero si puede empadronarse, cada municipio tiene unos requisitos para ello, ese empadronamiento es el que le da derecho a la sanidad y a la escolarización de sus hijos. Al cabo de un tiempo más de una ONG e incluso servicios social ayuda para conseguir el NIE, éste es necesario para abrir una cuenta corriente y cobrar la ayuda , con 5 años empadronado un inmigrante puede votar en las municipales, no en las nacionales, para ello hay que ser nacional. Los inmigrantes de larga duración son un clásico en España y la mayoría sin trabajo reconocido.

            Claro que usted puede creerlo o no, si ya duda del fracaso de la educación pública cuando salimos en las peores estadísticas oficiales no quiero ni pensar que creerá del resto.

            En fin, saludos.

  11. Desde que tengo uso de razón me he relacionado con gente de izquierdas y con gente de derechas. Me maravilla la habilidad de la gente de izquierdas para amasar dinero y patrimonio para sí mismos y no siempre con honradez; pero siempre piden que los demás, por medio de los impuestos, paguen más cosas de las que se acaban beneficiando los de izquierdas. Si encima los de izquierdas son argentinos afincados en España, el espectáculo de su parasitismo enriquecedor es pavoroso.
    Además, no tienen inconveniente en aceptar la caridad envenenada del narco-bolivarianismo para extender el negocio en Europa.

    • “Me maravilla la habilidad de la gente de izquierdas para amasar dinero y patrimonio para sí mismos y no siempre con honradez; pero siempre piden que los demás, por medio de los impuestos, paguen más cosas de las que se acaban beneficiando los de izquierdas.”
      Vaya, pues si usted lo dice, debe ser cierto.
      Así, sin ser demasiado tiquismiquis con la estadística, yo diría que el liberalismo económico y el conservadurismo moral suelen ir más parejos con aquellos que tienen algo pecuniario o patrimonial que conservar. Pero no se fíe usted de mi que yo sólo he conocido gente de un lado del mundo.
      Los liberales, los buenos, hacen negocios pero siempre honrados. Nada de narcotráfico, trata de blancas, esclavismo, venta de armas en conflictos bélicos. Ellos sólo generan prosperidad porque ese es su más profundo empeño. Debe ser que hacer dinero por hacer dinero no está bien visto por la gente moralista y necesitan hablar del bien común, la riqueza y la prosperidad. Debe ser por eso que tildan de superioridad moral todos los cuentos zurdos.
      No confundan la legitimidad del señor Ortega en querer ser el más grande empresario (y con ello aumentar sin límite su patrimonio) con ningún tipo de magnanimidad. Y tampoco consideren que esa legitimidad, en principio legal, tenga algún componente trascendental y digna de ser adorada cual becerro…de oro.
      La propiedad privada es un concepto válido y útil pero no un concepto metafísico. Y no se acaba el mundo si construimos restricciones para contener su aplicación totalitaria.

  12. Generoso: ” Dadivoso, franco, liberal.”
    Liberal: “Comprensivo, respetuoso y tolerante con las ideas y los modos de vida distintos de los propios, y con sus partidarios.”
    Dime de qué presumes…
    Calificar a todos los que no piensan como usted (los perroflautas no pueden entender que alguien sea generoso de forma voluntaria porque ellos NO LO SON.) de lo que usted defiende en un tercero, lo aleja bastante de su sacrosanta liberalidad.
    No insulte. Si puede, argumente. No es usted quién para valorar la generosidad de todos aquellos que desconoce. La cuestionada por algunos generosidad del señor Ortega no debe ser defendida con tan pobres argumentos.
    Dice usted, “autopercepción humanitaria e incapaz de generar prosperidad más allá de la que nace del saqueo constante a quienes producen y generan riqueza.” El señor Ortega, no busca en ningún caso generar prosperidad. Si su negocio fuese igual de rentable sin producirla, cabría pensar que no le importaría un ápice.
    Basta ya de entronizar con virtudes a los empresarios. No es su voluntad la que genera riqueza, o al menos cabe discutir si es ese el fin que persiguen. Éticamente hablando, es importante la distinción. La intención cuenta. Y sí, sólo con buenas intenciones no funciona el mundo, pero para juzgar a alguien es esencial tenerlas en cuenta.
    Visto desde su perspectiva el gobierno Chino es más que deseable puesto que está alcanzando cotas de progreso en la población china y mundial sin parangón. También podríamos hablar del tercer Reich y todo la riqueza que fue capaz de generar.
    No sé si el señor Ortega es un ejemplo de generosidad, la verdad, pero se me ocurren un montón de ejemplos bastante más anónimos de generosidad de mayor valía entre los profesionales que van a utilizar los aparatos que este buen hombre a tenido a gusto regalar. Esos profesionales, trabajan por un jornal, pero también trabajan directa y conscientemente para mejorar la vida de todos nosotros. Y lo poco que se les paga, se hace con nuestros impuestos.

    • Mire usted yo soy un misero pobre que ni tan siquiera aporto a esta publicación.
      Puedo presumir de no haber recibido un euro del estado en mi vida y de no haber pagado impuestos en mi vida.
      Los pagaría gustosamente, pero lo tengo claro desde que monté mi primer negocio muy joven, hasta que yo no pueda salir a la calle con mis habilidades y montar un negocio sin pagar peaje al estado por anticipado nunca pagaré un impuesto. Cuando el estado me facilite el desarrollo de mis capacidades sin ningún tipo de trabas hasta que yo obtenga beneficios, y pueda contribuir a la sociedad que me permite crear riqueza sin obstáculos, que no ayudas que no necesito ninguna, ese día pagaré impuestos.
      A España solo vengo al médico que me paga usted.
      Los rumanos, sudamericanos, magrebíes y todos los turistas sanitarios le damos las gracias por su caridad y limosna.

      • Y usted, tan orgulloso, ¿cómo hace con el IVA?
        Y no sea torticero y confunda caridad y limosna con impuestos.
        Meter en un mismo saco a los llamados “turistas sanitarios” con los inmigrantes de la nacionalidad y origen que sea, es tan torpe y ridículo que hace que cada día me extrañe más que usted quiera ser relacionado con Henry Miller, la verdad.
        Y un poco de modestia nos sienta bien a todos, buen hombre. Vaya a otros con sus cuentos de autosuficiencia. Montar negocios desde joven y leer a Marx de niño, no tiene el menor valor en sí mismo. Todos los cubanos lo llevan haciendo desde hace décadas y los habrá que merezcan la pena y los habrá que no.
        Un saludo, mi rey.

  13. Este tema me enerva , no por el artículo, ni mucho menos, es un artículo bueno, y sería necesario que no sólo se publicase en este medio , tendría que ser portada en grandes periódicos, abrir telediarios y leerse como manifiesto en las escuelas.
    El pensamiento que está invadiendo una gran parte de la sociedad, el de la envidia que corroe e infravalora los logros de quienes tienen éxito sobre todo en sus negocios, en su vida diaria, en su trabajo hasta el punto de despreciar ese éxito y sobre todo la colaboración o la aportación que quieren dar me parece muy peligroso. Pero el pensamiento de la izquierda es así, el éxito de la individualidad para ellos es una deshonra a su proyecto, donde no pueden triunfar los individuos como entes individuales, tiene que ser el colectivo. El pensamiento y éxito individual es un peligro para su proyecto y para la concepción que tienen de democracia. Su democracia busca la igualdad impuesta pero nunca el triunfo. Buscan el adoctrinamiento, el pensamiento único, nadie puede destacar sobre otros. No quieren gentes libres, no creen en la libertad individual, quieren esclavos, ejércitos que se muevan al mismo ritmo, por eso quien triunfa es humillado y se le acusa de robar a los demás para lograr ese éxito, jamás reconocerán el esfuerzo, los riesgos que esa persona día a día tiene que afrontar para poder triunfar y por ello todos los males sociales son consecuencia de todos esos que tienen éxito en sus vidas. El rechazo a cualquier aportación de quien triunfa es algo humillante para esa izquierda de pensamiento único ¿cómo van a aceptar que el triunfador aporte algo a esa sociedad que quieren colectivizar? No, ellos jamás aceptarán eso, es Papá Estado el único que puede garantizar el plato de lentejas a sus siervos, cada vez más dependientes, más uniformados, y con pensamientos negativos, mediocres, resentidos a todo aquel que tiene éxito.

    En el mundo de la izquierda sólo puede existir admiración hacia el líder, es quien los protege pero jamás existirá admiración hacia la persona individual que destaca del colectivo uniforme, ay pobre será únicamente vilipendiado, odiado, envidiado y su objetivo será destruirlo.

    • No sé qué conoce usted de la izquierda pero lo de los pensamientos negativos le va a usted como anillo al dedo.
      Habrá de todo, digo yo, por una cuestión estadística, al menos.
      El culto al empresario triunfador, es como el qué usted pretende denostar en el líder. Arquetipo absurdo, quizá necesario, pero absurdo.
      La calidad humana no está necesariamente unida al triunfo. Relea a Cervantes, porque seguro que ya lo ha hecho.
      Es más, el triunfo requiere de plebe, de esa que usted detesta por mediocre. Los regalos de los triunfadores no suelen serlo tanto pero a la plebe la arrebata.
      Muchas gracias, señor Ortega. O como diría Guille, roñica, mirando, con una única galleta en la mano, el tremendo paquete que conservaba la señora en la mano.
      Kirk Douglas, también hacía regalos y daba ayuda pero no quería e intentaba evitar la publicidad. Allá él. Pero me gusta más así y no comparto eso de que tenga que ser portada de nuestros periódicos y noticieros tan altruistas detalles de uno de los hombres más ricos del planeta. Sólo ha dado dinero. No lo necesita y todavía le queda mucho más. No nos volvamos locos, por favor.

      • Es más, el triunfo requiere de plebe, de esa que usted detesta por mediocre”

        Qué forma tiene usted de retorcer mis palabras. Usted mismo.

        “no comparto eso de que tenga que ser portada de nuestros periódicos y noticieros tan altruistas detalles de uno de los hombres más ricos del planeta”.

        Pues no, no debería ser, aunque a mi no me molesta que a empresas, mecenas, fundaciones, asociaciones, entidades privadas si colaboran en un proyecto social o cultural salga en la prensa, cuantas exposiciones y museos tienen financiados proyectos con donaciones y así aparece en catálogos y publicidad variada pero quien en este caso lo ha hecho titular ha sido esa activista de Unida Podemos, Isa Serra. No envió, Amancio Ortega, ningún comunicado a la prensa, que yo sepa. Pídale a esa señorita explicaciones de los motivos que le han llevado a hacerlo público.

        • https://www.elmundo.es/ciencia-y-salud/salud/2017/06/07/5936dd2346163f8d368b45aa.html
          Fíjese en la fecha. El anuncio se hizo hace un par de años y lo publicitó la Fundación Amancio Ortega.
          A mi tampoco me molestan las donaciones de todas esas personas y entidades. A veces me dan un poco de vergüenza, la verdad, pero no siempre y en cualquier caso.
          En relación a lo que comparto o no comparto con su comentario anterior, cuando usted considera que el artículo que comentamos, nada más y nada menos, debe leerse como manifiesto en las escuelas, pues aunque no directamente, sí considera que se debe hacer público el agradecimiento para con estos grandes regaladores. Y alejándose de cualquier intento de dogmatizar en los centros de enseñanza propone tan inocua diatriba contra los críticos a la exaltación de la donación en favor de mejores sistemas del reparto de la riqueza.
          Isa Serra, se ha comportado como una demagoga. Parece que es la norma de la política actual, pero el asunto que pretende poner en relieve no se resuelve diciendo que es una envidiosa como todos los de izquierdas que no conocen la generosidad. La demagogia no se cura con una dosis mayor de la misma. Y el artículo que comentamos es muy demagógico con esa exaltación del triunfo de pandereta.
          Aunque usted pueda no creerlo el señor Ortega no es necesariamente envidiable.

          • “Aunque usted pueda no creerlo el señor Ortega no es necesariamente envidiable”

            Es que yo no envidio al Señor Ortega, es que mire yo no envidio nada ni a nadie en esta vida, podré admirar, podré valorar, podré estar de acuerdo o no de acuerdo. Pero vamos eso de envidiar no entra en mi concepto de forma de vida.

            La envidia como el odio no son sanos. Admiro a la gente por sus conocimientos, por su forma de comportarse, de trabajar y de lograr sus metas, sean grandes o pequeñas, cada uno se pone las que quiere pero le aseguro que bien lejos de envidiar lo que posee alguien sea en riqueza material o intelectual o humana.

            ¿sentir vergüenza por donaciones? hombre no sé yo, comparto mucho de mi tiempo libre en proyectos sociales y muchos si no fueran por donaciones grandes y pequeñas jamás podrían salir adelante, desde premios a la investigación, a la cultura, la integración de personas discapacitadas, a cursos en el medio rural, o mismamente para acondicionar un centro con duchas para que gente dependiente tenga un luchar donde poder darse una ducha de agua caliente como poder tener leche suficiente para repartir entre familias que lo necesitan. No sé como decirle, cualquier ayuda por pequeña que sea es digna de valorar y no hay que denigrar que un particular o una empresa colabore con ello o decir hay que sufragarlo con impuestos como ha dicho la tal Isa Serra

            El problema es que en España a diferencia de otros países se tiene muy mal concepto hacia el mecenazgo, la donación, el patronazgo cuando sinceramente gracias a ellos se pueden hacer muchas cosas y si creo que los niños tendrían que ser conscientes de que la igualdad tiene que ser en leyes pero no todo el mundo tiene que ser igual en cosas a otros, dependerá de su esfuerzo. Todos podemos mejorar esforzándonos pero sin esfuerzo sólo triunfan los vividores del cuento. Hoy todos los niños quieren el mejor teléfono del mercado sin ser conscientes de que comprar ese teléfono conlleva un esfuerzo económico que a lo mejor sus padres no pueden permitírselo y eso es lo que no puede ser, la envidia es muy mala y sólo cría monstruos.

      • Yo no entiendo por qué los podemitas defienden una institución franquista como la Seguridad Social e incluso la alaban hasta el punto de poner en manos de la beneficencia franquista a sus hijos prematuros.

        • Quizá sea porque funciona. Vaya usted a saber.
          Por curiosidad, ¿dónde llevaría usted a sus hijos prematuros?

        • Incluso se me viene esta idea loca a la cabeza; algunos podemitas podrían querer disfrutar del Pardo, fíjese. O deleitarse con cuadros de un pintor de cámara real. O cualquier extravagancia que implique disfrutar de algo creado por un sistema político pasado con el que no comulga.
          Mire que son raros estos podemitas.
          Habrá de sorprenderle también que muchos que critican la existencia y sobreabundancia de impuestos no tengan el menor reparo en solicitar exenciones fiscales, donando, o que reclamen servicios porque han contribuido, incluso se enfaden porque otros hagan gasto de esos servicios que ellos han sufragado. No quieren jugar pero lo hacen. Podrían, sin embargo, hacer como Thoreau e ir un rato al trullo para dejar claros sus principios contra el estado opresor.

          • Es difícil que un podemita o socialista disfrute del arte, ya sabe, “las blasfemias a la Virgen son arte y libertad de expresión” y además la mayoría de las obras de Arte con mayque disfrutamos son gracias a esos Amancio Ortega de otras épocas que hicieron de mecenas.
            El error de Amancio Ortega es fabricar camisas y trabajar todos los dias para que no le roben la tostada, única manera de producir riqueza, no hay otra. Fundaciones de caridad, segun usted, tienen los bancos, y sin embargo no he visto a ningún podemita arremeter contra ellas y sus beneficiados.
            El grave problema que tiene Amancio Ortega es que fabricar camisas es cansado y eso no le gusta a ningún podemita, si meter un palo en suelo y sacar petroleo es algo fuera de su capacidad no le quiero contar si les pones a coser el cuello o los puños de una camisa. Ellos prefieren expropiar casas o quedarse con ellas bajo cuerda porque el legítimo heredero no ha podido pagar los abusivos impuestos.

Comments are closed.