Podemos encontrar la base de las relaciones humanas en el Principio de No Agresión. En román paladino, si tú me tratas bien, yo te trato bien. Puesto que la mayoría de nosotros, en principio, queremos recibir un trato positivo nos comportamos de una manera acorde y evitamos ser unos estúpidos o unos violentos. Es evidente que no siempre esto ocurre, el miedo o la ignorancia, incluso el mero hecho de tener un mal día por la razón que sea nos lleva, en ocasiones, a iniciar las hostilidades o a responder de forma descontrolada a otros semejantes. A veces, sin duda, pagan justos por pecadores. Además, no hay que olvidar el “Factor Imbécil”, como suelo llamarlo. Hay personas que son rematadamente estúpidas, maleducadas o simplemente malvadas. Es un hecho inevitable que siempre estará ahí y que condicionará nuestras relaciones sociales.

Publicidad

De la misma manera, nuestras relaciones con el poder tienen ese trasfondo de reciprocidad. No negará que la génesis del Estado, por muy moderno que sea, es violenta e impositiva y somete a sus ciudadanos a innumerables desafueros, como no paramos de comprobar diariamente. No obstante, desde la popularización en el mundo occidental de las democracias liberales, existen mecanismos de control y contrapesos varios contra la manu militari a la que tienden irremediablemente quienes alcanzan el poder. Las constituciones del mundo moderno se sirven de los parlamentos para, pacíficamente, modificar los preceptos que nos gobiernan, permitiendo menguar la violencia o eliminar las agresiones que desde su génesis tiene el propio Estado, para alcanzar, en definitiva, un Estado de Libertades, el Estado de Derecho. Los mecanismos incluidos en la propia legislación permiten, en el límite, eliminar todo atisbo de violencia estatal y llegar pacíficamente a una situación idílica, pero, como siempre que se trata de Libertad, frágil e inestable.

Los ciudadanos hemos de hacer ver al conglomerado de políticos, lobbies, medios de comunicación, etcétera que no es posible el cambio en la dirección que ellos proponen. Desde la sociedad civil, a través de asociaciones y agrupaciones cabe esta posibilidad. También por supuesto con nuestro voto. Pero si todo esto falla y nos vemos convertidos en una especie de Cuba habrá que ir pensando en otras opciones

Hoy en día, no cabe duda de que nos movemos en sentido contrario y estamos muy lejos de acercarnos hacia esa utopía de Libertad. Nuestros gobernantes empujan en dirección totalitaria, cercenando una y otra vez nuestros derechos, incluso los más básicos, algo para lo que esta pandemia les ha venido de perillas. No estamos muy lejos en el que no sea posible cambiar en la dirección adecuada y entonces, como ocurre por ejemplo en Cuba o Venezuela, estará perfectamente justificado desde un punto de vista moral el uso de la violencia contra nuestros gobernantes. Si no cabe posibilidad de cambio pacífico, no queda más salida que usar sus propias armas.

Es por esto qué muchos abogamos por una intervención en Cuba. Sus ciudadanos han levantado la voz, no tienen otros medios para pedir ayuda y es deber moral de los países donde nos llenamos la boca hablando de Libertad y derechos civiles acudir en su ayuda. No es que nuestras democracias anden para echar cohetes, la española es de las peores, desde luego, pero al menos aun queda un atisbo de Libertad que permite, por el momento, cambiar algo sin echarse al monte.

Por esto mismo es tan grave lo ocurrido con el Tribunal Constitucional estos días, cuya misión, que rara vez cumple en tiempo y forma, es servir como uno de esos contrapesos que antes mencionábamos, al poder político. No todo vale porque, por suerte nuestro sistema todavía tiene los mecanismos suficientes para ser cambiado desde dentro. El peligro de conculcación de las Libertades civiles está previsto mediante mecanismos que se supone garantizan la Libertad de todos, y nuestros gobiernos prefirieron saltárselos. Podremos estar de acuerdo o no en que estas garantías sean suficientes – también cabe la posibilidad de ampliarlas de forma constitucional o eliminar los preceptos que nos parezcan dictatoriales o incivilizados – pero, una vez establecido el hecho de que un gobierno ha estado saltándose repetidamente la ley durante más de un año, solo cabe su dimisión y la convocatoria de elecciones, poniendo a disposición de la judicatura a aquellos que se saltaron la ley para depurar responsabilidades si las hubiera.

Las excusas de la premura o la dimensión de los acontecimientos son indiferentes. Existiendo los mecanismos para la modificación de cualquier precepto legal, solo cabía haberlos aplicado correctamente. Por otro lado, solo hay que echar un vistazo para comprobar que sigue habiendo países dónde las cosas se hacen bien y otros donde se hacen mal.

Es por ello que me permito afirmar que esto nunca fue un problema sanitario. Siempre ha sido un problema con las Libertades. Cabe insistir también en que no se trata de oscuras conspiraciones en sótanos lúgubres y húmedos si no de una triste confluencia de intereses. Intereses de lobbies medio ambientales o políticos, de empresas cuya preponderancia en el mercado las hace muy reactivas a la competencia y prefieren vivir bajo las alas del poder. Personas e instituciones que pretenden mantener su nivel de vida o su posición y que se sirven de los resortes que la democracia pone al servicio de todos. Y no olviden tampoco el “Factor Imbécil” del que les he hablado.

Los ciudadanos hemos de hacer ver al conglomerado de políticos, lobbies, medios de comunicación, etcétera que no es posible el cambio en la dirección que ellos proponen. Desde la sociedad civil, a través de asociaciones y agrupaciones cabe esta posibilidad. También por supuesto con nuestro voto. Pero si todo esto falla y nos vemos convertidos en una especie de Cuba habrá que ir pensando en otras opciones.


Por favor, lee esto

Disidentia es un medio totalmente orientado al público, un espacio de libertad de opinión, análisis y debate donde los dogmas no existen, tampoco las imposiciones políticamente correctas. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Sólo tú, mediante el pequeño mecenazgo, puedes salvaguardar esa libertad para que en el panorama informativo existan medios nuevos, distintos, disidentes, como Disidentia, que abran el debate y promuevan una agenda de verdadero interés público.

Become a Patron!

Artículo anteriorTwitter: Decálogo para miserables
Artículo siguienteEl legislador de Instagram
Soy Ingeniero Industrial, me parieron autónomo. Me peleo con la Administración desde dentro y desde fuera. Soy Vicepresidente del Partido Libertario y autor de dos novelas, Johnny B. Bad y Nunca nos dijimos te quiero. Escribí también un ensayo llamado Manual Libertario. Canto siempre que puedo, en cada lugar y con cada banda que me deja, como Evanora y The Gambiters.

24 COMENTARIOS

  1. El Estado Nacional moderno surge en España, tenemos ese privilegio, aunque a nuestro autor no le guste. Efectivamente, con Isabel y Fernando, se instaura un poder político único en la Nación, regido por la ley, sí por la ley con sus límites y contrapesos, a saber el derecho natural, la religión católica y la Iglesia. Antes de que existiese ese poder único, lo que había en la España de final de la reconquista era un poder dividido entre poderosos señores que solo defendían sus propios y egoístas intereses…eran los lobbies de la época, de los que se queja el autor en su artículo. El gran error de los libertarios es pretender hacernos creer a todos que puede existir una sociedad sin poder político, sin gobierno de la res pública, donde los individuos se relacionarán libremente mediante contratos libremente consentidos regidos por un mágico mercado, y donde en caso de disputa podrán acudir a tribunales (supongo que también libremente aceptados por las partes del contrato) Nuestra época demuestra que eso no es posible; hoy, no es el leviatán estado quien nos oprime, no, hoy vivimos en una época de neofeudalismo, donde como en la Edad Media, los señores feudales dominaban a su antojo cuando podían al rey pelele. Hoy los señores feudales son las grandes corporaciones y los lobbies, y el rey pelele el estado.

    • El Estado-Nación es una creación liberal, no cabe discusión.
      Nos pinta además otra cosa extraña: una golpista (Isabel I de Castilla) defensora “del Derecho”. Será el derecho de la fuerza,…, otro tanto de lo mismo con su marido.

      Lo que usted llama “Nación” es simplemente el Imperio. No obstante con reminiscencias de los cantos liberales del siglo XIX le atribuye la raíz de la “unidad nacional”.
      Supongo se olvida de las actuales Nápoles, Sicilia, Cerdeña, posteriormente Marruecos y tantos otros lugares. Dado la jurisdicción liga territorios.

      Ese derecho de la fuerza, con eufemismo, lo tilda como “poder político”.
      No es malo del todo, cuando es disperso y “vecinal”; como en el “Estado Democrático Griego”. No obstante, a usted parece gustarle más la adoración de “el poder divino de los reyes”. Lo cual realmente es una imagen especular de la aristocracia gubernativa liberal.

      • Evidentemente me refiero a la nación histórica como comunidad política, no a la nación soberana del liberalismo decimonónico.
        Y por supuesto que Isabel de Castilla es una defensora del Derecho, le recuerdo que su testamente es la primera fuente de las leyes de Indias y que su marido, promulgó las primeras en sentido estricto.
        No se de donde saca que a mí me gusta el «poder divino de los reyes», por favor seamos serios, que esta revista y sus comentaristas lo son. La tradición política española nunca ha creído en eso que usted llama «el poder divino de los dioses». Desde San Isidoro de Sevilla con su «Rex eris, si recte facies; si non facies, non eris» hasta los teólogos y juristas de la Universidad de Salamanca nunca crearon en eso. La tradición política española era tomista, en el sentido de que sostenía que el poder, como todo, proviene de Dios, pero, y esto es lo importante, venía de Dios «per populum» y la instrumentación política de ese poder, la forma de gobierno, monarquía, república etc era cosa de los hombres, no de Dios.
        Un saludo

  2. «Sánchez es muy guapo y se parece a Superman»
    Noticias de Antena3 el día 22 Julio de 2021.

    Lo juro, juro, juro y juro que lo he escuchado, lo juro.

    Mientras tanto en USA los periodistas de su cuerda le preguntan a Sánchez «¿Por qué no le quiere recibir el presidente Biden?» Y él balbucea mentiras como siempre.

    Sánchez está vendiendo a cachitos los pedazos de una España quebrada y saqueada por él.

    Como es muy guapo y se parece a Superman los españoles que se lo crean serán más pobres y no tendrán para pagar la luz, la casa o la comida.

    Que guapo es Sánchez.

    ¿Cabe un periodista más gilipollas que el que haya dicho y escrito eso en Antena3?

      • La respuesta es fácil, por lo mismo que viaja a África o a Cuba. En cada lugar el negocio se hace de una manera, Felipe González por ejemplo a cambio de las maletas de la Delcy que entonces se llamaba Cisneros y Carlos Andrés «regaló» la expropiada Galerias Preciados, lo que les supuso un beneficio, no lo recuerdo con exactitud, de unos veinte mil millones de pesetas de entonces.
        A eso ha ido Sánchez a EEUU y de paso hacer la ruta 66, perdón, la 666.

    • Si, la idiotez de siempre, es como el cuento de la buena pipa o las tres vasijas.

      Un cuento en el que caen una y otra vez periodistas, votantes y oposición.

      Ejemplo:
      Felipe González al poco de encarcelar a Junqueras por el golpe de estado, «no debería estar en la cárcel»
      Felipe González al poco de los indultos, «yo no haría el indulto»

      Todos estos suelen hacer de pepito grillo de la conciencia del pueblo para mitigar la barrabasada de sus colegas y cómplices.

  3. Yo he comentado en varias ocasiones y desde hace tiempo una confidencia que me hizo un experimentado culto e inteligente político venezolano hace algunos años a propósito de Chávez, «Pensamos que lo podíamos echar, pero cuando lo intentamos ya controlaba todas las instituciones»

    A este mismo político le advertí un año antes de la llegada de Chávez estando yo en Venezuela del peligro que corrían por las diferencias sociales tan acusadas del país.

    Su contestación fue, a pesar de su demostrada inteligencia política, como la de cualquier idiota de Ciudadanos o PP. «Tenemos petroleo de reserva para doscientos años».
    Yo me callé, y seguí pensando que el peligro como el petróleo seguía ahí, y así fue.

    Hoy este político vive en el exilio con una pensión de tres euros al mes después de haber visto y vivido el horror y la miseria en Venezuela. Durante un tiempo el siguió ocupando cargos de importancia en el exterior, hasta que los Laya y los Albares de turno le sustituyeron.

  4. Buen y valiente artículo don José Luis y excelentes comentarios

    Muy bien recuperado/visto lo del Factor Imbécil. Ya incidía en ello nuestra apreciada Sra Velilla (que también publica hoy un también excelente artículo) en
    https://disidentia.com/el-derecho-a-ser-imbecil/

    Simplemente una «cosita». Usted comenta al comienzo

    «Podemos encontrar la base de las relaciones humanas en el Principio de No Agresión. En román paladino, si tú me tratas bien, yo te trato bien. »

    Disculpe pero yo no me adhiero a ello. Es demasiado vago y bien intencionado. Yo lo sustituiría por:

    Si tu me respetas yo te respeto (obviamente ello debe incluir el respetarse a si mismo).

    Porque el «quid» de la cuestión es hasta que punto podemos tratar «bien» a quienes no se respetan a si mismos… porque obviamente y cómo producto de su idiocia/imbecilidad tendrán muy difícil respetarnos a nosotros.

    Porque ese respeto por uno mismo parte de la base de que unor tiene que reconocerse en uno mismo, no en una masa, en la «gente», en Twitter.. Hace falta cierta capacidad de introspección… algo intimamente liberal (liberal fetén, no liberal de a saber que), ligado a una resnsabilidad y de ello opuesto a las dictaduras.

    El respeto por si mismo está las antípódas del sentirse ofendido por cualquier cosa/coso/cose porque entre otras cosas sólo ofende quien puede no quien quiere.

    Un cordial saludo

  5. Otro procedimiento totalitario es todo lo relacionado con el virus chino y con las vacunas.

    Los garantes de la manipulación de masas, newtrola y maldita, se empeñan en negar que las vacunas producen electromagnetismo, algo que ha comprobado experimentalmente muchísima gente en todo el mundo. Esa verdad empírica está prohibida.

    Otra cosa que niegan newtrola y maldita es que las vacunas tienen óxido de grafeno y nadie explica por y para qué.

    Como vamos aprendiendo, si newtrola y maldita dicen que algo no es cierto, es que hay que investigar y no creerse a estas empresas al servicio del globaismo tecnocapitalista.

    Un enlace para saber algo más sobre el oscuro asunto del grafeno que se inyecta en la vacuna:

    https://www.eldiestro.es/2021/07/grafeno-en-las-vacunas-quien-es-pablo-campra-madrid-el-cientifico-que-dirige-la-investigacion/

    • Leí hace ya como 10 años un interesante artículo sobre como los Estados contrataban lo que hoy se denominaría “CM” para esparcir la confusión (FUD).
      Las instituciones son grupos de personas que viven de otros grupos de personas. El entramado grupal es mercenarial, por lo cual, se explica esa recurrente y persistente tendencia al FUD de ciertos elementos de Internet. Ello consigue alterar la percepción de la realidad; al reventar las formas naturales de lealtad vecinal, la constitución material. Con lo cual el individuo queda a merced de los espíritus (las instituciones) como forma de verdad.

      Posiblemente, uno de esos casos de “FUD” sea el “electromagnetismo” de las “terapias génicas”. Dado, como ustedes sabrán, la sangre cuyo componente principal es el agua es diamagnética. Es repelido o repele (acción-reacción) los campos magnéticos (diamagnetismo). En las cucharas y tenedores de acero inoxidable es muy tenue la atracción; siempre dependiendo del tipo de “acero inoxidable”. Ningún imán se pegará al cuerpo (sin metralla o prótesis), ni este atraerá nada.

      Si puede pegar chispazos (como es mi caso, por uso de prendas sintéticas), algo que sucede al tocar a otras personas o tierra; en ese caso hablamos de electrostática.

      La forma de hilvanar en la mente es simple. Si los “magufos” dicen A, que es falso, también es falso B dado lo dicen los “magufos”. Repetir esa sarta de tonterías solo refuerza la posición del poder.

      Similar tontería, pero igual función lo del “grafeno”, el “5G” y todas esas gaitas mezcla de CM’s estatales y lunáticos varios.

      Lo cual oculta algo bastante claro. Inoculan de forma masiva un medicamento con una tecnología nunca antes probada, en fase experimental (III). Al tiempo que pretenden impedir la fase IV; eliminando el grupo control; lo cual es una auténtica locura.
      Incluso usando un apartheid de coerción, en un ataque claro a la dignidad humana.

      Mejor morir por Dios que por el Diablo.

      • Así es «Colapso 2015» , y los que se creen en la oposición hacen el juego.

        Aquí solo haya un interés desde hace años, y es que ante la imposibilidad de que la socialdemocracia corrupta fuera capaz de desarrollar las sociedades occidentales, se optó por un plan de redistribución de la riqueza liberal (agenda 20-30) arruinar a las clases medias regulando el mercado al interés de las grandes compañías y políticos cómplices.

        Pongo treinta segundos de telediario para ver cómo se ríen de los españoles,
        «Sánchez es muy guapo y se parece a Superman» dicen el el telediario de antena3, lo juro, a Hugo Chávez se le aparecían pajaritos enviados por el cielo.

        El motivo real del viaje de Sánchez EEUU es tras haber quebrado la nación venderla a trozos a fondos buitres y «arruinadores» de naciones como su jefe Soros, a esos es a lo que ya ido a ver,
        Me temo lo peor, dentro de poco veremos qué partes ha vendido de España a precio regalado y qué porcentaje se ha llevado Sánchez, pero en el telediario dicen que es muy guapo y se parece a Superman.

  6. El asunto es más complejo y hay muchos menos mecanismos de control de lo que se suele pensar. Los españoles estamos indefensos pues los procesos totalitarios empezaron hace mucho tiempo y casi nadie quería verlo. En Vascongadas y Cataluña empezaron con fórmulas nacionalsocialistas que también adoptan Galicia, Valencia, Baleares. La unificación del proceso totalitario para todo el territorio vino con el 11M y con la catarata de leyes y normas antidemocráticas que ha ido imponiendo el PSOE con la ayuda del PP.

    Vayamos a algo muy tangible que casi nadie critica. Todos los días se siguen instalando aerogeneradores que destruyen el patrimonio paisajístico español. Nos hemos quedado sin horizontes limpios, lo cual es, a la vez, literal y metafórico, pues detrás de cada molinillo hay un océano de corrupción. Todos los días sube el precio de la electricidad. Esas instalaciones del ecolatrocinio sostenible se subvencionan con dinero de nuestros impuestos que se van a las corruptas empresas tecnológicas -lo mismo pasa con la fotovoltaica- y sirven para que paguemos la luz muy por encima de su valor en paises cercanos. Así, el gobierno hace que nuestra economía sea cada vez menos competitiva a favor de China y otros.

    El empobrecimiento sistemático de España es clave en el proyecto totalitario y hay que reconocer que el PSOE y el PP han hecho todo lo posible por empobrecernos. La clase media que consiguió consolidar Franco en las décadas de los 60-70 está ya a punto de desaparecer. Las agendas 2030 y 2050 son el epitafio de esa saludable clase media. Es muy difícil, como bien se ve en Cuba, ninguna revuleta en pro de la democracia sin clase media.

    La ley de memoria de Bolaños quiere que se olvide que en España hubo una clase media fruto del franquismo que hizo posible una esperanza de democracia.

    • Efectivamente Catlo. Contra más pobres seamos, más dependientes nos hacen.

      Respecto a los aerogeneradores me parece un tema importantísimo. Yo hace unos años era un defensor de los mismos, de las energías «limpias» (mal dicho), etc. Hace un par de semanas tuve la oportunidad de recorrer en coche la bella comarca almeriense del Pasillo de Fiñana y la maravilla granadina del Marquesado de Zenete. Hacía unos años que no pasaba por allí. Siempre me han impresionado desde niño los horizontes abiertos de esa zona (tan desconocida), tan diferentes a esa mediocridad que vemos en la mayor parte de la costa española del Mediterráneo y ya también del Atlántico (especialmente del sur) y esa verdadera visión del infierno en que se han convertida las áreas circundantes a nuestras capitales de provincia. Unas comarcas en que siempre vemos las siluetas omnipresentes de Sierra Nevada y las sierras de los Filabres y de Baza.

      Horror, horror. Me quedé impactado. Han llenado todo de molinos, han destrozado el paisaje de una de las zonas más bellas de España. HdP. Me habéis robado. Todo, ¿para qué? Para que cuatro propietarios se embolsen la pasta, para que cuatro alcaldes tengan algún dinerillo para poner jardineras y las electricas se lo lleven calentito y nos cobren la electricidad más cara de Europa gracias a sus amigos políticos de todo color.

      El nivel de garrulismo y de sinvergoncerío de este país (y de otros muchos) no tiene límite. Y leo noticias constantes de que en otras comarcas «deprimidas» pasa lo mismo, desde Galicia y Aragón hasta Extremadura. Todo lleno de esos horribles molinos. Tras la energía verde, como dice Catlo, se esconde una gigantesca alcantarilla de corrupción. Las energías «limpias» (mal llamadas así) son el nuevo ladrillo. Las energías «limpias» no son nada sin la ayuda de la fósil. Apenas generan trabajo y nos van a legar para el futuro toneladas de residuos muy difíciles de reciclar (aspas de molinos, paneles solares, lo mismo que las baterias de litio). Todo lo que nos cuentan es una gran mentira, ya que al final los componentes acaban en vertederos. Es el negocio de unos pocos y la borregada aplaudiendo a las 20:00 h.

      Y cuando empiece a lo bestia (que ya está aquí) el negocio de la fotovoltaica subvencionada por los gobiernos, vamos a alucinar. El país se va a llenar de los mal llamados «huertos» solares. Veremos como miles de hectáreas de antiguos campos de cultivo se van a ir convirtiendo en desiertos de hormigón, que quedarán inutilizados para cualquier otro uso (aunque en El Pis y el Inmundo nos pongan ovejitas pastando entre paneles solares). Campos llenos de residuos de silicio, aditivos químicos, estructuras de cemento y conducciones hormigonadas, que impedirán la mecanización de estos antiguos campos de cultivo o bien a un precio desorbitado para retirar toda esta mierda.

      Hasta los webs de todo. ¡Qué caiga el meteorito ya! Pero que apunte bien.

  7. Hay que agradecerle Sr. Montesinos su claridad y valentia. Debo decirle que tenga Vd. cuidado con lo que manifiesta, no vaya a ser que en el ambiente guay, inclusivo, igualitario, progresista, ecofriendly, transgénero y genera, buenrrolista y solidario en que vivimos, le vayan a acusar de incitar a la violencia. Ya no estamos en una democracia, sino en un sistema predictatorial. Esta claro que los que mandan y tienen voz (PP, PODEMOS, PSOE, C’S, NAZI-ONATAS, ECOLOGETAS, INDEPES, BILDUTARRAS, REGIOLATAS y VOX = por aquello de la voz) están en el mismo barco, al menos en España y en buena parte de Europa.

    Con todo el afecto, creo Vd. se equivoca cuando dice que «el sistema puede todavía ser cambiado desde dentro». Lo dudo mucho. El sistema es muy fuerte y genera sus propios anticuerpos. Lo primero es no dar voz a nadie que pueda ser un peligro potencial. Todo el que sale en un medio de comunicación de masas haciendo de declaraciones es sistema o es «disidencia controlada» para canalizar a los descontentos ¿Cómo se explican las horas y horas de TV a Pablo Iglesias gratis si era un «antisistema»? VOX sufre un estigma, es cierto. Pero el poder siempre necesita que exista una vía para que los descontentos canalicen su rabia y que tengan la ilusión de que el cambio llegará, que ya hay gente trabajando en ello. Realmente, VOX es parte del sistema y lo demuestra a diario cuando vota. Hay que hacer shows (presentar recursos y lanzar un discurso alternativo, pero ni una palabra disonante en las cuestiones mollares).

    Las asociaciones civiles en España no sirven para nada (España Cívica, la España que reúne, Unión de Sociedades Civiles, Sociedad Civil Catalana y otras). Solo son plataformas de promoción de cuatro jerifaltes con pasta o antiguos políticos (Paco Vázquez o Rosa Diez, por ejemplo), que quieren que los llamen a distintos medios y tertulias para estar en el candelero y pontificar sobre lo divino y lo humano, de lo que no hicieron cuando tenían poder. De gente que quiere codearse con el Ibex 35, con Felpudo 6º y dar conferencias en el Club Siglo XXI o cursos en El Escorial (muy bien pagados, por cierto). Viejos maquiavelos de la política y ricachos, que se resisten a la edad y a pasar a ser ciudadanos anónimos. Cuando algunas de estas asociaciones son independientes y libres y plantean verdaderas alternativas, el sistema las silencia y punto pelota. La gente acaba aburrida y la asociación muere de inanición. A veces intentan captarlas para según qué intereses (personales y políticos) y la asociación civil se convierte en una más del montón.

    Lo de otros medios lo deja Vd. abierto (muy astuto por su parte). Qué cada uno lea lo que quiera leer. Hay quien entendería que nos invita a coger las armas o a salir en manifestación aunque sea ilegal, como pasa en Cuba y Venezuela. Resultado: los que se oponen salen muertos, detenidos, desaparecidos o vapuleados. Desengáñese Sr. Montesinos: nadie va a ayudar al pueblo cubano ni al venezolano. El coste para los que lo hagan sería demasiado alto, dado que la opinión pública no entendería nada. Cuba y Venezuela no son más que molestos granos y además una cantera permanente de noticias para nutrir a los medios sistémicos y refugio de nostálgicos del bloque soviético (que todavía hay muchos). No son un cancer para el sistema y no afectan a sus organos vitales (azúcar y petroleo hay en muchos otros sitios). En España salir a manifestarse (si no hay detrás un partido político sistémico por sus intereses) es literalmente perder el tiempo o ser carne de manipulación. Lo de tomar las armas, ya es suicida.

    Mi visión tal y como están las cosas. Estamos entrando en un periodo oscuro y totalitario, donde la solución (a menos a corto plazo) es intentar sortear el sistema por los agujeros de éste. No dar mucho la tabarra en redes y más con tu nombre propio, ya que todas están monitorizadas (y con las directivas europeas lo estarán cada día más) y los «bots» del sistema se te echan encima. Estoy seguro que Disidentia también está supervisada (saludos y buen verano a los agentes del CNI que lean esto). Pasar un poco de todo: de los «media», de las redes, del borreguismo imperante, de las consignas oficiales. Quizás la familia más cercana (no siempre), los buenos libros, la buena música y el buen cine sean los refugios que nos vayan quedando, en un mundo donde los disidentes o los que no aplaudamos a las 20:00 h. estaremos cada vez más acorralados, pero con voluntad de resistir. Mientras no nos secuestren en casa, nos quedará el campo, la montaña y la playa (los que les pille cerca fuera de las horas donde la marabunta arrasa con todo). Nuestra esperanza es que el sistema haga aguas por muchos sitios, que la mentira no pueda sostener y quién sabe si quizás a medio o largo plazo «algunos hombres buenos» en posiciones claves puedan acabar con toda esta mierda. Les deseo suerte y tienen todo mi apoyo. Por eso hay que mantener la llama encendida, aunque solo sea una tenue vela. Saludos y disculpas por este mensaje tan largo.

    • En esas estamos más de uno Argantonio, intentar buscar algún agujero por el cual respirar sin que nos molesten mucho.
      Aunque no va a ser fácil tal como se están poniendo las cosas.
      No perdamos la esperanza y que por algún lado aparezcan : «algunos hombres buenos» en posiciones clave para acabar con toda esta mierda».

      Pienso lo mismo.

      Saludos

    • Eso de que VOX es disidencia controlada lo he escuchado en personas que forman parte de grupos que han intentado durante años levantar una plataforma política nacional y han fracasado estrepitosamente. No digo que usted forme parte de esos grupos, simplemente lo señalo porque leyendo su comentario me lo ha recordado.
      Estaremos de acuerdo que la ideología dominante es el globalismo. Globalismo que pretende la creación de un mercado mundial único integrado por individuos aislados que se relacionan solo como productores o consumidores mediante contratos mercantiles; un mundo donde los seres humanos han sido despojados de sus identidades naturales, y donde la utilidad del ser humano se reduce a su capacidad de producir y consumir. Herramientas del globalismo son la destrucción de la soberanía de las naciones y de sus culturas, destrucción de la familia con la imposición de la ideología de género y del homosexualismo y transexualismo, políticas de control de natalidad como el aborto y maltusanianas, como la eutanasia, políticas de libre comercio mundial mediante acuerdos internacionales pergeñados por organizaciones internacionales de comercio; podríamos añadir control de la población mediante la instauración orwelliana de las guerras perpetuas, para mantenerla en tensión y adopten los comportamientos que favorecen a la élite, en particular en hábitos de consumo, ya sabe lucha contra el cambio climático, el heteropatriarcado y ahora la pandemia. Bien, pues VOX se opone a todas y cada una de estas medidas. Es como si usted me dice que Orban forma parte del sistema para canalizar a los descontentos…..bueno, un poco rebuscado ¿no?

      • Cuando digo que Vox forma parte del sistema, me refiero a que al final siempre auxilian a los partidos-pata del sistema. Fondos Europeos con Sánchez y apoyo incondicional al PP en Andalucia. A cambio de nada. Me parece más un figurante que otra cosa.

        En Andalucia ni se ha notado que Vox está apoyando al PP, porque éste sigue con las mismas políticas del PSOE, con menos ruido y con el lastre de Ciudadanos, que es sociata de mente y cuerpo . Aunque muchos de sus «prebostes» están preparando su pase al PP y al PSOE para seguir viviendo del cuento. Juanma Moreno se pronuncia a diario sobre la necesidad de más medidas restrictivas y Vox callado (ya tienen bastante como tienen el partido en varias provincias, hecho unos zorros). Aquí sólo habla Abascal, Olona y Monasterio, y ya ni Smith.

        Los diputados «tartesios» en Madrid en cada provincia no existen y en Sevilla menos. Nadie sabe quiénes son, no se baten el cobre ni con mesas en la calle en sus respectivas provincias, con los ciudadanos ni con actos públicos, ni en ningún medio, ni escriben artículos ni en redes ni en nada (no vale la excusa del Covid, porque se pueden hacer más cosas). Ni conociendo los problemas de las comarcas para llevarlos a los parlamentos. Claro, se vive muy bien con el sueldo de diputado, aplaudiendo y dándole a un botón y luego irse de finde, sin complicarse la vida. Son culiparlantes, como el resto, al servicio de sus jefes. No veo en Vox nada diferente al resto de los partidos al uso. Creo que más allá de cuatro consignas y los recursos judiciales, es más de lo mismo. El primer decepcionado soy yo. Saludos.

        • Bueno, pero usted se refiere entonces a una desorganización del partido y a falta de liderazgo local. Cosa bastante lógica dada su bisoñez y la falta de cuadros. Vox ha hecho una cosa que nadie se había atrevido en más de 40 años en España: lanzar un discurso verdaderamente nacional y sobre todo poner en debate todos los consensos que ellos llaman progres. Que un partido parlamentario en España, de derechas, se niegue a condenar el 18 de julio para mí es una cosa que creía que nunca iba a ver. Saludos