La primera oleada del coronavirus, aquella que originariamente, decían, sólo tendría los efectos de una vulgar gripe, dejó a la vista las enormes ineficiencias de nuestra Administración, la realidad de una sanidad que no era ciertamente la mejor del mundo y también la incompetencia de un gobierno que pretendió, cuando ya era demasiado tarde, minimizar el desastre mediante la centralización del poder, el ordeno y mando y el confinamiento de todo el país.

Así, tras decenas de miles de muertos, sin que se viera un solo cadáver, un solo ataúd, un solo funeral, y con un hundimiento de la economía sin parangón, el presidente anunció solemnemente y con honda satisfacción que “habíamos vencido al virus”.

Sin embargo, no ha sido así, ni mucho menos. Lo cierto es que se ha producido una segunda oleada de contagios que si bien, por la experiencia acumulada por los profesionales de la sanidad, no está siendo tan letal, sí está generando un caos, un destrozo económico añadido y un desconcierto muy superiores, de nuevo, a los de la mayoría de países. Es como si a nivel político y administrativo no hubiéramos aprendido nada. Y la epidemia no fuera ya ni siquiera un problema a superar, sino una nueva arma arrojadiza en la contienda política y la lucha por el poder.

En este programa, analizamos a fondo todos estos sucesos, despropósitos y errores, y apuntamos algunas serias advertencias, para ver si es posible que tomen conciencia nuestros políticos de la gravedad de la situación y hacen algo que vaya más allá de convertir esta epidemia en una lucha descarnada por el poder.

Con Javier Benegas (periodista) y Pablo Losada (ingeniero y uno de los analistas de referencia de esta crisis sanitaria).

Foto: Engin Akyurt

[PODCAST EXCLUSIVO MECENAS] 
SI ERES MECENAS de Disidentia y quieres acceder a este PODCAST en la comunidad de Disidentia en Patreon, haz clic en el siguiente título:

Coronavirus: por qué seguimos haciéndolo tan mal

SI NO ERES MECENAS de Disidentia y quieres acceder a este contenido, haz clic AQUÍ, accederás al contenido bloqueado. Desbloquéalo haciendo clic en la imagen del candado y, a continuación, sumándote a nuestra comunidad de mecenas.

¿Por qué ser mecenas de Disidentia? 

En Disidentia, el mecenazgo tiene como finalidad hacer crecer este medio. El pequeño mecenas permite generar los contenidos en abierto de Disidentia.com (más de 2.000 hasta la fecha), que no encontrarás en ningún otro medio, y podcast exclusivos. En Disidentia queremos recuperar esa sociedad civil que los grupos de interés y los partidos han arrasado.
Forma parte de nuestra comunidad. Con muy poco hacemos mucho.
Muchas gracias.

Apoya a Disidentia, haz clic aquí