El laberinto español

3

Programa emitido el sábado 30 de mayo con el que estrenamos Disidentia en Directo, con unos invitados de primera: Guillermo Gortázar (historiador, escritor y analista político), Rafael Núñez Florencio (historiador, escritor, crítico literario y analista político), José Luis González Quirós (filósofo, escritor y analista político) y Javier Benegas (publicista y escritor). El este primer programa analizamos la deriva política de España, pero como es marca de la casa, yendo más allá de la espuma de la noticia.

Nuestro propósito es hacer un programa todos los sábados, para, mediante el directo,  acercarnos a las personas intelectualmente inquietas y proponer debates sobre cuestiones clave que, queramos o no, van a condicionar nuestro futuro y que ya están condicionando nuestro presente.

Desde esta misma página puedes ver el programa. O también haciendo clic aquí.


Por favor, lee esto

Disidentia es un medio totalmente orientado al público, un espacio de libertad de opinión, análisis y debate donde los dogmas no existen, tampoco las imposiciones políticamente correctas. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Sólo tú, mediante el pequeño mecenazgo, puedes salvaguardar esa libertad para que en el panorama informativo existan medios nuevos, distintos, disidentes, como Disidentia, que abran el debate y promuevan una agenda de verdadero interés público.

Apoya a Disidentia, haz clic aquí

3 COMENTARIOS

  1. La casta política entera se ha apoderado del país. Gobierne quien gobierne, hay un excesivo abuso de autoridad que avanza siempre sobre las libertades del ciudadano común. No se trata de derechas contra izquierdas (vamos que eso es del 1789, en España no se puede estar hablando en términos tan anticuados), se trata de políticos contra los ciudadanos. Se trata de asfixiar a la gente de a pie; se trata de moler al empresario, especialmente al pequeño; se trata de robarle el futuro a los que aún no han nacido, se trata de destruir para ponerse los políticos así mismos encima del ciudadano común por puro placer. La casta política y su engendro, el estado mastodóntico que han creado, son el enemigo de la gente de a pie. Ellos son enemigos de España y necesitan que la gente común odie España, así transforman a los ciudadanos en perpetuadores de su afán destructivo. O empieza la gente que ama a su país a demostrarlo tomando el liderazgo del mismo, o el futuro será inviable.

  2. El video se titula ‘El laberinto español’ aunque bien podría titularse ‘El caos español’.

    Son muchas las circunstancias que nos han conducido hasta ‘El caos actual’.

    El sistema político nacido en 1978 pretendía, o creíamos que pretendía, crear un espacio de libertad, igualdad y justicia, donde los españoles pudieramos progresar. Sin embargo en 2020, nada de eso sucede. La libertad está amenazada desde el mismo gobierno. La igualdad no existe (hay ciudadanos de autonomías privilegiadas y ciudadanos de autonomías cenicientas). La Justicia está mediatizada por el poder político. De cuando en cuando hace algo que parece que no gusta a los partidos, pero suele ser en causas menores. En lo fundamental, hay trato ‘suave’ cuando algún partido lo exige, como por ejemplo la sentencia del golpe de estado del 1-O.

    Entre los problemas que se citan en el vídeo tenemos la falta de representación de los ciudadanos, las puertas giratorias, las castas, acumulación de poder en el presidente del gobierno, la colonización de las instituciones por los partidos políticos. Un partido en el gobierno con el PSOE quiere un cambio de régimen, un cambio de modelo de estado, un cambio de modelo económico y que se aprovecha de la debilidad político/económica actual. Este partido con el 15% de los votos en las elecciones está llevando a cabo su ‘agenda de progreso’.

    Básicamente el caos aparece cuando los ciudadanos tenemos una creencia, visión si se quiere de lo que es España. Mientras que la izquierda liderada por el PSOE quiere imponer un cambio de régimen político, una nueva visión. Y el PP defiende tibiamente la Constitución actual pero carece de un proyecto para España que entusiasme.

    El PSOE como problema.

    Se cita en el vídeo que la deriva del PSOE ha sido progresiva y que ya empezó con Gonzalez en la Moncloa.

    Efectivamente, hubo un momento en el que el PSOE se dio cuenta que perdía votantes y que para conservar el poder necesitaba aliarse con los nacionalistas, con los comunistas revolucionarios, con los antes-terroristas o con el mismo diablo. Se inventó eso de la nación de naciones y rompió con los consensos que hicieron posible la transición.

    Sobre la transición y la Constitución del 78, decir que fue un pacto que dejaba abierto el desarrollo de las autonomias. Desarrollo que se ha salido de los cauces de la sensatez y del inteés común.
    Los que desarrollaron la Constitución del 78 no tuvieron un sentido de estado coherente con la España que había. Colonizaron el Tribunal Constitucional con nombramientos sin tener una visión de estado a largo plazo. Sus sentencias han ido tejiendo un estado de las autonomias gigantesco, carísimo y perjudicial para el ciudadano que lo sufre, dejando sin operatividad sectores clave como el sanitario. Es relevante que ningún partido cuestiona el estado de las autonomias (excepto VOX), donde la incapacidad para gestionar la crisis del Covid-19 ha estado a la vista de todos, incluido de sus más fervorosos defensores.

    La izquierda no está a la altura de las circunstancias. Sus recetas son muchísimo más peligrosas y crean más problemas que resuelven. Traen división, odio, violencia, destrucción y en última instancia caos. La España que quieren construir deja fuera a la mitad de la población. En su España hay que olvidarse la libertad individual y entregarla al partido que desde el gobierno controla el estado.

    El PP como problema.

    Si la visión de España (nación de naciones) que tiene el PSOE surge del interés por conservar el poder, la visión de España que tiene el PP es desconocida.

    El PP se limita a enderezar la gestión económica pero no quiere, no sabe o no se atreve a plantear una visión de España que incluya a todos, que defienda la libertad individual, que defienda la propiedad privada y el mercado, el esfuerzo personal, donde mérito y capacidad sean valorados, un plan de educación más eficaz y un apoyo a la Ciencia.

    Podemos afirmar que el PSOE es un problema cuando toma acciones negativas que rompen o son perjudiciales (i.e.: leyes de educación). El PP es un problema porque no toma las acciones necesarias para contrarrestar los rotos que produce el PSOE.

    El PP debería deshacerse de todos los complejos y plantear una visión clara y capaz de provocar entusiasmo en los ciudadanos. Un proyecto para salir del virus y del caos.

    Los partidos nacionalistas como problema.

    Los partidos nacionalistas tienen un peso en la política nacional que excede con mucho su porcentaje de votos en las urnas. Sin embargo si tienen un plan. La hoja de ruta de Pujol se remonta a 1982-83.

    Su objetivo era ‘crear un estado dentro de otro estado’. Cuando fuera de su interés hacer volar el estado español. Y en ello estamos. El PP no fue capaz de conjurar el peligro, mientras que el PSOE se entregó a ese mismo peligro para sobrevivir.

    Sobre las propuestas para el futuro.

    Se ha hablado en el vídeo de un Congreso como foro de encuentro y no de descalificación. No caer en las provocaciones de los partidos ‘populistas’. Debatir el interés de las diferentes propuestas políticas. Tratar de construir mayorías que de verdad sean mayorías (entiendo que mayoría PSOE +PP), no lo que hay ahora.

    Para que esto pueda producirse, el PSOE debería echar a Sanchez y poner a un secretario general que de verdad le importe España. Teniendo en cuenta que los congresistas lo son por su servilismo y sumisión al líder, esta solución se me antoja imposible.

    Otro asunto

    Gonzalez Quirós vuelve a insistir de que las caceroladas no conducen a nada, son contraproducentes.

    Este razonamiento parte de que la ‘cacerolada’ está organizada por un partido político en contienda. No lo veo así. Empezaré diciendo que he estropeado varias sartenes con las caceroladas y que he ido a manifestaciones espontáneas contra el gobierno comunista y sus acciones lesivas para el bien común (de las primeras manifestaciones que he ido en toda mi vida que es larga). Yo no participe en la cacerolada siguiendo las instrucciones de ningún partido, aunque eso es lo que quiere dar a entender el telediario y Gonzalez Quirós.

    Pregunta: cómo puede y debe manifestar su angustia un ciudadano que no tiene acceso a los partidos políticos? Debe resignarse y quedarse en callado en casa? O unirse a otros ciudadanos y mostrar su angustia

    Tengo la sensación que la gravedad de la situación política se ve según barrios. El barrio de los que tienen una nómina del estado, bien de funcionario o pensionista y el barrio de los que tienen que levantarse a las siete de la mañana, trabajar duro todo el día para no saber que te quedará al final, después de que el gobierno comunista decida lo que se lleva para pagar las nominas de los del otro barrio.

    Esta sensación aparece de los contactos con mis amigos y conocidos. Los que tienen nóminas del estado lo ven grave, pero pasable. Los que no tienen nóminas del estado lo ven imposible. El autónomo, el pequeño empresario está ‘acojonado’ sin creerse lo que ve.

    De todas formas, mis comentarios están peor informados que los de los participantes en el coloquio-video. Háganles caso a ellos, no a mi que no paso de ser un ciudadano preocupado por España y quizás insuficientemente informado.

  3. No sabemos a estas alturas antidemocráticas si los hechos acaecidos obedecen a un meditado plan bolivariano para la instauración del despropósito totalitario, o al intempestivo arrebato producto de la soberbia de una marica loca…

    No lo sabemos, aunque podrían ser las dos cosas.

    Desde niño me ha fascinado la voz, llevo algún tiempo pensando en este asunto, no hay voces, solo vocecitas, todo tipo de vocecitas, pero ninguna voz.

    A lo largo de nuestra vida tenemos la oportunidad de encontrar nuestra propia voz, sea a la hora de hablar, escribir, componer o dibujar. Quien haya tenido el privilegio de escuchar su propia voz debe saber a qué me refiero.

    La voz y la verdad son inseparables, hay personas que creen que se puede mentir, pero están equivocados, creen incluso que nos podemos engañar a nosotros mismos, pero es mentira, la prueba es que hasta nuestra propia voz se nos rebela.

    Creo que si no fuera tan vago podría escribir una tesis, original, claro, o un ensayo al respecto.

    Por cierto, el coronavirus no se puede detectar por la voz, que me hagan caso los investigadores que andan perdiendo su tiempo, casi podría asegurarles que fracasarán en el intento.

    Lo dicho, la voz siempre nos dice la verdad, será por eso por lo que nos resulta insoportable escuchar un debate del Parlamento o a los periodistas de una televisión del régimen.

    Bien por Cayetana, pensó la intervención, aunque tachó mucho, todo sea en sacrificio de la elegancia, le pese a quien le pese. ¿Sabrá decir tacos Cayetana? ¿Terrorista no es un taco, palabrota, voto o juramento verdad, o ya lo ha modificado la Academia?

Comments are closed.