Esta pandemia que tiene a los españoles, bajo arresto domiciliario, y a la escucha de las ocurrencias del Gobierno y/o de alguna de sus inverosímiles comisiones, secretas o no, plantea serias dificultades de principio para que pueda ser tratada como un mero problema científico o técnico. Una de las más básicas reside en lo que se llama la cifra oscura, un término que aparece en un reciente informe que las cuatro principales sociedades científicas alemanas han entregado a la señora Merkel, y que se refiere a que se desconoce el número exacto de casos de infección, pues solo han podido hacerse estimaciones indirectas a partir del número de infecciones identificadas, unas estimaciones que crean una gran incertidumbre respecto a la morbilidad y letalidad del SARS-CoV-2. La otra gran incógnita se refiere a la duración posible del virus, a si habrá o no nuevos brotes y a si los afectados habrán adquirido la suficiente inmunidad como para no volver a infectarse, aunque la opinión más común respecto a este punto tiende a ser bastante optimista, dadas las características del virus.

Frente a esa incertidumbre sanitaria se alza otra no menor, de índole social y económica: no hay manera de estimar con precisión los daños indirectos que se pueden causar por las restricciones a la movilidad, en especial en la vida de las personas que más dependen del salario diario, pero también por la evidente retracción que la forma de tratar la pandemia ha tenido en que muchos enfermos, ocasionales o crónicos, se hayan visto privados de asistencia por el miedo al contagio sin que se pueda suponer que sus dolencias hayan decidido tomarse un período de descanso.

En el fondo estamos ante la imposibilidad de comparar dos magnitudes desconocidas, lo que coloca las medidas que se han tomado y las que se hayan de tomar, fuera del campo seguro y estricto de las decisiones que se pueden basar en evidencias. El trato de la pandemia ha diferido en distintos países porque no se puede llevar a cabo sino tomando decisiones políticas, que se han basado, sobre todo, en tres factores: el primero, escuchar a los técnicos a efectos de previsión, cosa que en España ha sido un absoluto desastre porque han abundado los que, como el famoso Simón, apenas veían el riesgo de una gripe no muy severa; el segundo fundamento ha sido la cultura política dominante (la gran diferencia, por fijarnos en extremos, entre China y Suecia), y el tercero el miedo de los gobiernos a equivocarse, como se vio en Inglaterra en donde un plan inicial de Johnson, fue derribado por unas “predicciones” de los epidemiólogos que colocaban el impacto previsible en Inglaterra en una cifra insoportable que, de momento, ha quedado muy lejos de la realidad, claro que eso compensa el caso de los que, en otros países que no quiero citar por afecto, hicieron hermosas curvas para asegurar que la cosa se quedaría en apenas unos centenares.

Las democracias consolidadas no se basan en la coacción sino en la responsabilidad ciudadana que nace del respeto que se tiene al Gobierno cuando actúa con transparencia, explica con claridad lo que pasa, y respeta las libertades

Aunque la batalla contra el virus no ha concluido, da la impresión de que, al final, no va a poder mostrarse que exista una ventaja decisiva en aplicar los métodos más radicales frente a los resultados de aproximaciones más respetuosas con el buen sentido de los ciudadanos, mientras que parece evidente que los daños causados por los sistemas más restrictivos van a superar con mucho a los de las políticas menos agresivas con la movilidad ciudadana. La pregunta que nos tenemos que plantear en España, esa que dice el Gobierno que ya habrá tiempo de contestar, es si las ventajas obtenidas van a superar los daños causados por el confinamiento más estricto y tendencialmente largo de toda Europa. Los datos disponibles, de momento, no anuncian una respuesta muy positiva para Sánchez & Iglesias, aunque, como tienen mucha labia, tal vez consigan disimularlo durante algún tiempo.

Y, junto a esa pregunta por la eficacia, habrá que preguntarse por el estilo de mando que ha utilizado el Gobierno, que, no se olvide, ha tratado de parapetarse tras prestigiosos uniformes hasta que un general de la Guardia Civil dijo verdades que el Gobierno no hubiera querido oír. Sánchez empezó por comparar la pandemia con una guerra y decidió que todo el mundo estuviese quieto porque la victoria solo podría alcanzarse bajo su único mando. Es una pena que los virus no puedan ver la televisión porque apostaría por su retirada inmediata con tal de no soportar más las interminables peroratas del líder máximo. Sánchez ha desenterrado a Franco, pero el dictador estaría admirado de la destreza del presidente para mantener sujeto a todo el mundo sin estridencias ni voceríos, pero sin la menor vacilación. Si Sánchez hubiese tenido la oratoria de Pericles se habría convertido en una leyenda.

Puede ser interesante comparar este estilo de liderazgo con el de la señora Merkel que ha logrado algo mucho más eficaz y menos destructivo de su modo de vida y su economía que lo que puede exhibir nuestro gobierno. Claro es que Merkel está acostumbrada a acordar cosas con la oposición y no suele dedicarse a lacerarla, además de que tampoco tiene una portavoz parlamentaria con la eficacia y la especialización de la señorita Lastra para el insulto. Sin dificultades innecesarias ni normas enrevesadas, Merkel ha logrado sacar a Alemania de la crisis sin causar demasiados daños y con un número de víctimas envidiable. Ha podido hacerlo porque sabe confiar en los alemanes y les ha convencido de que actúen con prudencia y respeten unas normas elementales y claras. Las democracias consolidadas no se basan en la coacción sino en la responsabilidad ciudadana que nace del respeto que se tiene al Gobierno cuando actúa con transparencia, explica con claridad lo que pasa, y respeta las libertades.

Alemania es un país en cuya constitución se inspiraron los redactores de la española, pero las normas por si solas no hacen que las democracias sean admirables y eficaces. En Alemania el Gobierno federal consulta con los gobiernos de los territorios, no los reúne para darles cuenta de lo que ha decidido a solas con sus asesores, porque se toman en serio la separación de poderes y sería inconcebible que las relaciones territoriales estuviesen mediadas por el color político del gobierno federal, y, a la recíproca por descontado. ¿Pasa aquí lo mismo? Pues ya es hora de que empiece a pasar.

El Gobierno de Sánchez & Iglesias está hora mismo articulando una estrategia de salida del confinamiento que es, sobre todo, inverosímil, por nada realista. Es muy llamativo que un Gobierno que no ha sabido enfrentarse a una pandemia que tenía a las puertas de casa pretenda ahora que va a saber dirigir el desconfinamiento progresivo de muchos millones de personas con la destreza que le caracteriza. Es la democracia al revés, el autoritarismo sectario, lo que inspira, para nuestra desgracia, las medidas del Gobierno que, en lugar de respetar la capacidad y la libertad de los ciudadanos parece aspirar a inspirar temor y a una doma indigna y harto brutal. ¿Puede alguien creerse que Sánchez será más cuidados y prudente con nuestra salud que lo que podríamos ser cada uno de nosotros con la nuestra, la de nuestros hijos y la de nuestros nietos? Sánchez lo cree, o dice creerlo, y se entretiene en modificar los horarios de paseo como si estuviésemos en un internado o en un cuartel. Aspira a convencernos de que nadie es capaz de hacer tanto por nosotros como él y, a cambio, debiéramos dejarle que nos gobierne a su albedrío.

Veremos en qué acaba este largo período de despotismo posmoderno y ecologista, pero a Sánchez le queda muy poco tiempo para acertar, es muy larga la cadena de errores cometida y será difícil borrar de nuestra memoria a un Gobierno que ha explicado que Portugal lo ha hecho mucho mejor porque está al Oeste, y el virus venía del Este, que si un pequeño negocio no se siente en condiciones de abrir con las ocurrencias establecidas, pues que no abra, o que los test no son tan necesarios como se cree y de ahí que los vaya haciendo sin atropellarse. Hay cifras oscuras, pero también hay razones oscuras, las de este Gobierno para tratarnos como menores o discapacitados cuando cabe suponer que aspire a ganar las próximas elecciones.

Foto: Giacomo Carra

Por favor, lee esto

Disidentia es un medio totalmente orientado al público, un espacio de libertad de opinión, análisis y debate donde los dogmas no existen, tampoco las imposiciones políticamente correctas. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Sólo tú, mediante el pequeño mecenazgo, puedes salvaguardar esa libertad para que en el panorama informativo existan medios nuevos, distintos, disidentes, como Disidentia, que abran el debate y promuevan una agenda de verdadero interés público.

Apoya a Disidentia, haz clic aquí

Artículo anteriorSin alternativa
Artículo siguienteMatar a todo un país
J.L. González Quirós
A lo largo de mi vida he hecho cosas bastante distintas, pero nunca he dejado de sentirme, con toda la modestia de que he sido capaz, un filósofo, un actividad que no ha dejado de asombrarme y un oficio que siempre me ha parecido inverosímil. Para darle un aire de normalidad, he sido profesor de la UCM, catedrático de Instituto, investigador del Instituto de Filosofía del CSIC, y acabo de jubilarme en la URJC. He publicado unos cuantos libros y centenares de artículos sobre cuestiones que me resultaban intrigantes y en las que pensaba que podría aportar algo a mis selectos lectores, es decir que siempre he sido una especie de híbrido entre optimista e iluso. Creo que he emborronado más páginas de lo debido, entre otras cosas porque jamás me he negado a escribir un texto que se me solicitase. Fui finalista del Premio Nacional de ensayo en 2003, y obtuve en 2007 el Premio de ensayo de la Fundación Everis junto con mi discípulo Karim Gherab Martín por nuestro libro sobre el porvenir y la organización de la ciencia en el mundo digital, que fue traducido al inglés. He sido el primer director de la revista Cuadernos de pensamiento político, y he mantenido una presencia habitual en algunos medios de comunicación y en el entorno digital sobre cuestiones de actualidad en el ámbito de la cultura, la tecnología y la política. Esta es mi página web

26 COMENTARIOS

  1. Pido disculpas a Silvia, por mi mala costumbre de observar las cosas desde esa «Atalaya crítica de perdonavidas» y desde la «inquina recurrente con sesgo de atribución» , aparte claro de las «fantasías» conspirativas de oscuras intenciones. En serio, pido disculpas a Silvia, siempre leo sus comentarios con interés, me interesa cualquier punto de vista desde el que se observe el mundo.

    También pido disculpas a Quirós por alterar el subsuelo de su guarida alejándome del tema del artículo.

    Vuelvo a pedir disculpas a Silvia, pero, pero, parece que el sumiso Garicano ha tardado poco en satisfacer mis más oscuras fantasías que imaginaba desde la Atalaya de perdonavidas. Ni veinticuatro horas, ni doce, ha tardado Garicano en complacer mis fantasías.

    https://elpais.com/espana/2020-05-10/vamos-a-dar-pasitos-hacia-los-presupuestos-pactando-medidas-concretas.html

    Un cordial saludo a todos.

  2. Yo resumiría todo en un solo pensamiento: «Si no puedes convencerlos, confundelos.» Lo peor de todo es que lo están consiguiendo, con la imprescindible ayudas de los medios informativos apesebrados. Nos pasa que la solución esta en manos del problema. Me pregunto porqué no vemos mas encuestas sobre la gestión del Gobierno claras y concisas.

  3. Lo que dice rabo de pasa es enteramente correcto, no es que lo haya pasado por alto, es lo decisivo, sino que quería fijarme en que la manera que tiene el Gobierno Sánchez de tapar sus errores («mi única ideología es salvar vidas», ha llegado a decir) implica un desprecio muy fuerte a la capacidad de juicio de los españoles, pero tal vez no sea así y los españoles prefieran al que se proclama salvador que al que hace algo efectivo por ayudarnos. Saludos

    • Muchas gracias Don Jose Luís

      Lo primero por bajar a la arena, y después por contestar a una obviedad.

      Efectivamente, es lo decisivo, y estaba de una u otra manera brujuleando entre líneas en toda su columna, que he vuelto a releer.

      No supe interpretarlo.

      A veces, me pasa, sobre todo con éste tema, o por ejemplo con el 11M, me pongo tan «reactivo» que soy incapaz de ver ese tipo de cosas.

      Disculpeme.

      Un muy cordial saludo

      PS

      Realmente la actitud de muchos españoles es desoladora. No se hasta que punto se podrán seguir vendiendo estas mentiras cuando la crisis nos golpee con la máxima dureza. Es decir si desde Uropa nos aprietan de verdad, priorizando sus intereses primigenios (los de Uropa) versus los delirios globalistas.

      También es cierto que han comenzado ya las manipulaciones del censo dejando inscribirse a todo tipo de gente en todo tipo de sitios. Previo paso a su nacionaliszación. Y si tanto confiaran en si mismos (los de Sánchez/Coletas/nazionalistas) .. ello no sería necesario.

  4. Conviene insistir en un dato que el Sr Quirós ha pasado por alto:

    – respecto la cifra oscura, la diferencia fundamental entre Alemania y España es que en Alemania reconocen que existe e intentan aclararla, y en España intentan usarla políticamente para jsutificar el alargamiento del confinamiento. O sea que aquí, cuanto mas oscura mejor.

    – respecto a la severidad del confinamiento .. no es sólo un problema de la serveridad versus daño económico, es también un tema desde cuando se empezó con las medidas. Y en España con el 8M y el borracha y sola.. se «lucieron». Justo lo opuesto por el vértice con Alemania.

    No importa tanto el cómo de estricto sea el régimen de aislamiento, si no de cuando comenzó.

    Eso ha sido determinante. Y el caso sueco, el portugués o el griego. Con régimenes de aislamientos diferentes, gobiernos de derechas /izquierdas.. lo confirman.

    Lo mas oscuro en España son dos cosas:

    1/ La deriva política, a calzón quitado y de manera descarada a una dictadura pero con D mayúscula.

    2/ Y algo mucho mas preocupante. El borreguismo de amplias capas de la población, que desde el vivas las caenas yo creo que no se había visto algo igual.

    Un cordial saludo

  5. «¿Puede alguien creerse que Sánchez será más cuidados y prudente con nuestra salud que lo que podríamos ser cada uno de nosotros con la nuestra, la de nuestros hijos y la de nuestros nietos? Sánchez lo cree, o dice creerlo, y se entretiene en modificar los horarios de paseo como si estuviésemos en un internado o en un cuartel»

    Esa remota posibilidad, Quiros, no se la cree ni el mismo Sánchez. Las famosas fases de la «desescalada» suscitan todo tipo de burlas y memes en las redes. A este respecto, les dejo un artículo que escribió Ignacio Varela en El Confidencial, en modo ironía, que ilustra de forma sencilla el galimatías generado. Y también la confluencia contraproducente que resulta de esa «salida ordenada», por franjas horarias, de edad y de actividad.

    https://blogs.elconfidencial.com/espana/una-cierta-mirada/2020-05-02/jornada-de-un-ciudadano-ejemplar-en-desescalada_2576248/

    Pero la farsa debe continuar en ese búnquer que el gobierno de Sánchez ha «improvisado» en Moncloa durante este estado de alarma y con los ciudadanos como rehenes. ¿Será posible, en estos quince días, desactivar la bomba gubernamental que amenaza con el caos y el estallido social en las calles? ¿Se ha equivocado Arrimadas cediendo al chantaje de Sánchez? ¿Ha pecado de inocente o se ha revelado como una traidora a España y a los españoles movida por oscuros intereses?

    ¿Estamos preparados para volver al estado de normalidad anterior a la pandemia, para asumir las consecuencias que genere esa decisión y para el sálvese quien pueda? como el parlamento se ha convertido en una ruleta rusa, donde se han diversificado las apuestas cruzadas y se ha intensificado el grado imprevisible de incertidumbre en el resultado, el tiempo dará respuesta a los interrogantes planteados, en su justa medida.

    Al margen de los síes, los noes y las abstenciones del miércoles en el congreso, en las que convergieron formaciones políticas de muy distinto signo, hubo críticas comunes al gobierno de todas las formaciones del arco parlamentario en cuanto a la negliencia unilateral de la gestión, el cesarismo de Sánchez para hacer y deshacer a su antojo en esta crisis y la opacidad y falta de transparencia, ya fuera con la cifras de la pandemia, con los proveedores de material o con cualquier información relevante para los ciudadanos.

    Nunca pensé que lo diría, pero hasta los antisitemas de la CUP justificaron dignamente ante Sánchez sus razones para el NO. Y se habían leído por completo el decreto de vivienda, alertando de ese trasvase de dinero del gobierno al SAREB. En fin que si algo bueno tuvo el control del congreso el otro día es la suma y recopilación de todos los » aciertos y éxitos» del gobierno en esta crisis, desde todos los ángulos y desde todas las ópticas, para ir preparando la factura que tendrán que pagar.

    • Tengo que darle una mala noticia, el verano pasado se impartieron cursos «especiales» para aplacar los disturbios que se preveían tras las crisis económica de 2020. La crisis económica era algo que estaba descontado por distintos gobiernos.
      No creo que el gobierno esté pensado en evitar los disturbios que tenía previstos en la agenda mucho antes que el virus, si lo dijo hasta el guardia civil.
      Me atrevo a pensar que parte del dinero destinado por la UE para la crisis se destinará a financiar algaradas.

      Ya quisieron montar la primera en IFEMA pero los sanitarios se lo impidieron, no la policía.

      • Pero en qué quedamos Heny: ¿hay lógica o no hay lógica en los planes del gobierno?
        «En el plan del gobierno no hay lógica, todo en el universo tiene lógica, hasta la física cuántica tiene lógica, digan lo que digan los terraplanistas»
        «El absurdo contiene en sí mismo toda la lógica, de que otra manera puede existir el absurdo si no es enfrentado a la lógica, pues este gobierno no es ni tan siquiera absurdo. Y es aquí donde me estoy volviendo loco».

        Déjelo estar y no se vuelva loco de atar.

    • Silvia, aquí le dejó un video en el que podrá comprobar por un lapsus de Inés el acuerdo que ha alcanzado con el PSOE. Yo por este lapsus intuyo que lo que lo que no quería decir es que el apoyo del PSOE a Ciudadanos, no al revés, consiste en que si Ciudadanos apoya tres estados de alarma más el PSOE le echará una mano económica, mediática y política hasta imponer la agenda globalista que respaldan Podemos, PSOE y Ciudadanos.

      Ciudadanos, como Podemos o PSOE sonnoartidos que dependen de Soros y la agenda globalista, ninguno se va a salir ni un milimetro, para la agenda globalista es lo mismo que gobierne el PSOE, Ciudadanos o Podemos, incluso el PP, ninguno va a gobernar en contra del aborto, la transexualidad, las leyes de género, la eutanasia, etc, etc, o va a a blindar los recursos naturales, alimentos, energía, tecnología o sectores estratégicos de las garras globalistas.
      Ahí estaba el otro día Sánchez , regalando a Bill Gates 120 millones de los parados hambrientos.
      Inés haría lo mismo, o más.

      • Como le digo en el otro comentario, no se caliente demasiado la cabeza. Trate de ser paciente y de respetar los tiempos. Si se ha estado gestando algo oscuro lo acabaremos sabiendo. Las apariencias de conspiración, aunque satisfacen las ansias de los que más ganas tienen de bronca y algaradas o de que todo reviente, suelen engañar bastante. Y por cierto, esta de su cosecha es insuperable:

        «Ciudadanos sale al rescate del PSOE hasta que se celebren elecciones en Cataluña para que ERC no pierda votos y pueda ser fuerza hegemónica en Cataluña y gobernar con el PSOE.
        De repente Arrimadas, ayuda a ERC a ganar elecciones en Cataluña»

        Se lo dije en otro comentario, puede fantasear con la posibilidad de que Cs trabaje o sirva a los intereses nacionalistas y podemitas pero solo es eso, una fantasía. Hágame caso y no se vuelva loco.

        • No se, pero basta ver el currículum de Garicano para comprobar que tiene el mismo jefe que Sánchez y Pablo.
          Creo que Garicano estaba pidiendo la deuda perpetua, no creo estoy seguro, como Soros el PSOE y Podemos.
          Creo que defienden exactamente los mismos puntos de la agenda globalista, es decir todos.

          Yo no me suelo fijar en lo que dicen los políticos sino en lo que hacen, Ciudadanos nunca tuvo razón de ser, excepto en Cataluña.

          Basta leer el BOE, o comprobar cómo se han realizado las compras de material sanitario para comprender que su bienestar no es lo que se tiene en cuenta, su libertad menos aún.

          Inés Arrimadas el otro día…. «la mayor traición de la democracia es negociar la negación de la libertad de los demócratas»

          https://youtu.be/FU9vYiO8t3U

          Le recomiendo el vídeo.

          Yo prefiero mi locura a «la cordura del idiota»

          • «Yo no me suelo fijar en lo que dicen los políticos sino en lo que hacen, Ciudadanos nunca tuvo razón de ser, excepto en Cataluña».
            Ya me perdonará, pero usted, desde su atalaya cínica de perdonavidas, no se fija en lo que dicen los políticos ni mucho menos en lo que hacen, a no ser que satisfagan sus inquinas recurrentes y sus sesgo de atribución. A no ser que satisfagan sus ganas de bronca política, de «algarada» en Ifema y de que todo reviente.
            Usted se limita a especular y a imaginar lo que su mente quiere que pase y le gustaría que pasase, sin atención a lo que dicen los políticos que señala y sin atención a lo hacen.
            Le diré más, apostaría un ojo de mi cara a que usted se suma al rebaño que de palabra, obra y acción, y desde Público, más querencia ha mostrado por defender las tesis o prédicas de los que sirven a esos gurús globalistas que señala, tan sincronizados y tan integradores del nacionalismo excluyente y cateto que los naranjas han enfrentado y combatido desde siempre. No sorprende que estorben a sus planes y que los tengan en el ojo de mira desde que son partido. Llevan años predicando y trampeando torpemente como el Coyote de los dibujos animados. Llevan años adaptando a las nuevas circunstancias las mismas falacias interesadas y vaticinando la destrucción de la formación, desde que puedo recordarlo. Así que, no pierda la fe ni la «sana locura» de llegar a acertar alguna vez.

        • No creo que sea una fantasía que ERC votó NO a la propuesta de su socio de investidura para prorrogar el estado de alarma, este voto en contra estaba dirigido a su electorado ya que Torra le pisa el terreno, para que Junqueras pudiera votar NO, Arrimadas votó, SI.

          ¿Qué fantasía hay en esto, si eso fue exactamente lo que sucedió? Ahora vista usted a la Mona con el traje de fantasía que usted guste.

          • Por desgracia tiene bastante sentido lo que dice.

            Lo peor de Cs no es lo bisagra si/no.. es que son tan gilis que creen que Sánchez les va a agradecer su apoyo.

            Ni Rajoy con el PNV fue tan ingénuo.

            El cálculo que se hacen en Cs es que antes o después muchos votantes desencantados del PSOE les votarán a ellos. Algo que jamás harán con el PP o VOX.

            Y piensan que el PSOE tolelará que se les vayan esos votantes, en un reparto de papeles, donde el PSOE irá a quitárselos a Podemos.

            Dentro de tres telediarios, cuando pasen las catalanas se quedarán con el cul* al aire y Cs será el recuerdo de una sucesión de desatinos. El último éste.

          • «para que Junqueras pudiera votar NO, Arrimadas votó, SI»
            «Lo peor de Cs no es lo bisagra si/no.. es que son tan gilis que creen que Sánchez les va a agradecer su apoyo»

            Tiene poco sentido por no decir ninguno que Cs tenga algún interés en «servir» al nacionalismo en Cataluña. Comulgar con esa tesis es despreciar la trayectoria del partido y los hechos tozudos en favor de las actitudes que pueden interpretarse a voluntad.

            Esta claro que ese movimiento inesperado ha descolocado a muchos animando a especular con todo tipo de teorías conspirativas. Vayan ustedes a saber cuál es la que se corresponde con la realidad y si conseguirá condicionar de alguna manera lo que nos guarda el futuro en el plano social, político y económico. Pero pensar que «Arrimadas espera que Sánchez le vaya agradecer el apoyo, sabiendo como las gasta el psicópata de moncloa y lo que le hizo a Rivera y al partido..si que sería para llamarle gilipollas con todas las letras.

          • Pues me temo que apreciada Silvia que en el sálvese quien pueda que ahora hay en Cs es muy posible. No necesariamente cierto.

            No se lo que ocurre en la cúpula de Cs, que tipo de mal de altura se vive allí. Pero lo de Arrimadas ahora me recuerda mucho, muchísmo al error de ajuntarse con Valls.

            ¿Porque supongo que lo considerará un error?

            De ese error, de esos polvos, muchos de los lodos que llevaron a Cs a donde está ahora.

            El tiempo dará o quitará razones.

            Un cordial saludo

          • Desde luego que lo de Valls me pareció en su momento un error con mayúsculas que tuvo sus consecuencias, amigo Pasmao.
            También sé que siempre que el partido ha intentado desmarcarse de sus padrinos y volar por su cuenta sin plegarse a lo que se espera de él como visagra, no solo se lo han impedido y se ha dado de morros, es que lo han masacrado desde todos los frentes políticos y mediáticos por tierra, mar y aire.
            Y quizás Rivera era demasiado directo, pasional y visceral, creándose muchos enemigos, como para llevar el proyecto de Cs a buen puerto. Pero fíjese que a Arrimadas la veo menos emocional, con más coraje y determinación para liderar y ubicar al partido en la centralidad, capaz de romper los bloques enfrentados y aguarle la fiesta al nacionalismo e independentismo excluyente.
            Por ello, ante el movimiento inesperado de Cs, me producen el mismo rechazo los grandes halagos hipócritas como las críticas más viles y feroces, tipo la que ha vertido hoy el biógrafo de Camps.
            Tal como comentaba Reverte en twitter hace algunos días:
            «En España ya no existe la libertad de pensamiento, y toda discrepancia con una tendencia (ni siquiera ataque, sino discrepancia) acarrea un linchamiento mediático sectario. Nos alejamos del estado de derecho intelectual para adentrarnos en un estado de represión intelectual».

            Pero como usted bien dice: «el tiempo dará o quitará razones». Y si la postura de Arrimadas, con el tiempo, demostrara ser la de un caballo de troya similar al de Valls, le estaría bien empleado ser triturada por el psoe y ganarse el descrédito en la escena política y el rechazo de los ciudadanos, igual que le ha ocurrido al cursi e hipócrita de Valls, tratando de dar gato por liebre.

            Un abrazo,

  6. Dice Quirós, «…, plantea serias dificultades de principio para que pueda ser tratada como un mero problema científico o técnico.»

    Esto es lo que me está volviendo loco, también tengo que decir que animando mi confinamiento.

    En el plan del gobierno no hay lógica, todo en el universo tiene lógica, hasta la física cuántica tiene lógica, digan lo que digan los terraplanistas.

    El absurdo contiene en sí mismo toda la lógica, de que otra manera puede existir el absurdo si no es enfrentado a la lógica, pues este gobierno no es ni tan siquiera absurdo. Y es aquí donde me estoy volviendo loco.

    Tengo que reconocerlo, aplicando la lógica la única conclusión que obtengo es que el gobierno no es ni lógico, ni absurdo, ni racional, ni irracional es simplemente estúpido, incapaz o perverso. Toda lógica aplicada a la gestión de la epidemia nos conduce a pensar que lo peor está por llegar,

    No hay lógica ni absurdo, no hay razón, no hay intención, no hay objetivo, ¿Es esto el caos o la nada?

    Si ponemos lógica a las posibilidades que se abrían en el inicio de la epidemia y a la actuación para contrarrestar las posibilidades negativas, la conclusión es terrorífica. La lógica solo nos permite concluir que se quiere crear una situación que genere el caos para implantar medidas represivas y de control, o forrarse en el interín.

    No entiendo nada, y aseguro que sé como funciona el mundo, no entiendo que ni tan siquiera siendo vasallos de una agenda globalista se pueda ser tan imbécil. No lo entiendo.

    Se abre una época interesantes, yo ya estoy practicando todos los modos de fraude fiscal virtual para cuando nos impongan el dinero electrónico, se me han ocurrido tantas trampas que creo que lo impongan, sería más difícil de controlar que el dinero físico.

    Creo que voy muy por delante de la agenda 2.030.
    Ahora me estoy imaginando cómo se imaginarán el fin del mundo los habitantes que festejen el fin del año de 9.999.

  7. Este gobierno aspirará a ganar las próximas elecciones, pero creo que este gobierno está más muerto que vivo y durará muy poco el pacto que lo mantiene.
    El caos en la gestión ha sido y es inconcebible, las medidas tomadas fueron tarde y mal. Pero creo que hay muchas cosas que investigar en la gestión de esta crisis, desde la gestión de gobierno central hasta que ha ocurrido en las residencias de ancianos para tener tantísimos contagiados y muertos.

    Dicho esto, cuando compara la Alemania con España «Merkel ha logrado sacar a Alemania de la crisis sin causar demasiados daños y con un número de víctimas envidiable. Ha podido hacerlo porque sabe confiar en los alemanes y les ha convencido de que actúen con prudencia y respeten unas normas elementales y claras. Las democracias consolidadas no se basan en la coacción sino en la responsabilidad ciudadana que nace del respeto que se tiene al Gobierno cuando actúa con transparencia, explica con claridad lo que pasa, y respeta las libertades»

    Sí, es verdad pero aquí también llevamos demasiados años de irresponsabilidad ciudadana como para ahora de golpe y porrazo pedirla, nuestra forma de vida es muy diferente a la alemana, no sé si mejor o peor, pero diferente y muchas veces no brilla la responsabilidad en ella. Si, aquí, no se hubiese decretado el Estado de Alarma con medidas restrictivas a la libertad de movimiento hubiéramos tenido un caos sanitario en todas las CCAA. Pero es que a fecha de hoy, a pesar de estar muy avisados hay escenas en supermercados, en bancos, en oficinas que han podido atender durante estas fechas o en las «horas del paseo» bastante lejanas a la que debería ser la responsabilidad individual. Sí por supuesto hay gente responsable y prudente pero yo veo las pandillas que salen juntas a pasear, sin mascarilla por ejemplo o meramente colgada al cuello y la verdad eso no es culpa del gobierno, a estas alturas todos deberíamos ser conscientes del problema, el virus no se ha ido.

    El Estado de Alarma debería levantarse, sin duda además, las consecuencias económicas van a ser terribles, pero el ciudadano también debería ser consciente de que las reuniones en masa, las aglomeraciones, la forma de comprar tiene que cambiar. El ciudadano y los dueños de determinados negocios. Entiendo que la hostelería por ejemplo está quemadísima que solo pueden abrir la terraza al 50%, pues la verdad yo lo que nunca entendí es que para tomar una consumición en una terraza o dentro del establecimiento hubiese que estar tocando el codo de los de la mesa de al lado y enterarse de las conversaciones de todas las mesas pegadas las unas con las otras.

    El disfrute de los espacios tiene que volver. Si, daban dinero las aglomeraciones, esas playas españolas donde ya no había un espacio para un alfiler más eran una mina de oro, pero ya todos sabíamos que el oro cada día brillaba menos. No es oro todo lo que reluce.

    Nos toca reinventarnos y quien no lo haga va a desaparecer, igual que desaparecerá este gobierno y no tardará muchos meses. Ahora, también digo, entre quien entre la situación no va a ser nada fácil y como el ciudadano pretenda seguir en el país de las maravillas no asumiendo la parte de responsabilidad que le toca dentro del conjunto de la sociedad auguro un futuro muy crudo con muchos conflictos sociales

    • Hola Emme

      Atinada reflexión y atinada columna la de Quirós.

      Hemos sido educados en la irresponsabilidad con auténtica devoción.

      Lo mas terrible es que precisamente con ocasión de la pandemia ese problema se ha acentuado mas. Sobre todo ahondando en la idiocia de un pueblo al que se le dice que es culpable de la extensíon del bicho (para así evitar el gobierno tener que asumir la irresponsabilidad) pero al que se le impide ser libre y exigir a sus gobernantes que se comporten.

      Por lo menos con Franco el General era responsable, y además se hacía responsable.

      Ahora ni eso.

      No se si me he explicado.

      Por lo demás. Me han medio largado de VP. Lo digo porque mi antigua dirección de mail, al cual iba linkado mi nick (pasmaoforever) murió. Y no se si junto con ello, y por ser forero incómodo, aprovecharon en una limpieza general para dejarme fuera de juego.

      Podría intentar entrar de nuevo, via gmail, facebook, instagram… volverme a hacer un nuevo nick .. pero paso. al menos por un tiempo.

      Si te pasas por ahí dales recuerdos a los habituales y diles que estoy bien, pero que por «circustancias informáticas» no me verán por allí por ahora.

      Un cordial saludo

      • Nada no se preocupe por limpieza de nick, siempre puede crear otro si le apetece entrar . Los foros, foros son. Se toma aprecio a los participantes, cierto, pero si interesa no perderlos de vista siempre hay formas de ponerse en contacto en privado o creándose otro nick. Daré saludos de su parte.

        Con la extensión de la pandemia nos están metiendo la agenda climática a machete y lo que nos queda. Ahora si que tengo claro que el futuro económico va por ahí, quien quiera sobrevivir y sobre todo crecer en su negocio más le vale reinventarse por ese camino.

        Ya tengo verdaderas dudas de donde ha salido este virus.
        Mejor ni pensarlo.

        Abrazos, daré esos recuerdos

    • Yo no lo creo, lo de que este gobierno esté muerto, creo, y lo siento, que está más muerto el PP o más corrompido, que no lo sé.

      Estamos de nuevo en el círculo vicioso de la.politica española, se repiten los mismos hechos una y otra vez.

      Ahora ERC hace como que se enfada porque tiene elecciones a la vista, Ciudadanos sale al rescate del PSOE hasta que se celebren elecciones en Cataluña para que ERC no pierda votos y pueda ser fuerza hegemónica en Cataluña y gobernar con el PSOE.
      De repente Arrimadas, ayuda a ERC a ganar elecciones en Cataluña.
      Como ve, lo mismo de siempre.

      Y el PP sujetando la guadaña afilada por las tropelías del PSOE se corta los tobillos. Como ve no se puede ser más torpe. Todo sigue lo mismo, parece que la escenificación de la política para tontos se repite en España de generación en generación.

      • Sí lo de Arrimadas es inexplicable, pero bueno tampoco he esperado yo mucho nunca de ciudadanos, creo que su papel estaba en Cataluña y poco más.
        Nunca he tenido mucho interés en ese partido, no sabía, ni sé de que pie cojean. Aquel corazón tripartito en sus mítines me descolocaba.

        Pues yo si creo que el gobierno está muerto, por supuesto mera opinión, y precisamente serán tanto PNV como los independentistas catalanes quienes retiren su apoyo. Sánchez quiere ser emperador y siempre dije que la unidad de España con él es con quien menos peligra.

        La situación económica va a ser durísima, el PNV no va a permitir destruir su tejido industrial como los independentistas catalanes se hartarán de promesas incumplidas. Cuando el virus se calme, lloverán las denuncias en los juzgados de distintos colectivos por la gestión tan pésima de esta situación.
        La verdad no creo que este gobierno aguante.
        Qué hará el PP…………..no tengo ni idea, pero de momento les veo bastante perdidos, Casado no sirve ni para ser oposición.

        No sé Henry, esto aún no ha terminado. Hace dos meses esta situación sería de ciencia ficción y hoy por hoy es la cruda realidad.

        Ya todo puede pasar

        • A veces, casi siempre me pasó en el énfasis, pido disculpas, de Ciudadanos siempre he pensado lo mismo que usted, ese corazoncito era más cursi que el Hello Kitty, y que me perdonen las princesas.

          Yo no soy adivino, pero no me suelo equivocar en mis análisis, quizás me adelanto demasiado. Tengo claro por la manera de expresarse de Arrimadas que ha negociado TRES prórrogas más con Sánchez a cambio de una hipotética salvación de Ciudadanos y petición de fondos a Europa con lavado de imagen de gobierno. Puro teatro ruinoso totalitario.

          Lo terrible es que estos imbéciles,.los unos y los otros sigan jugando a políticos (bastantes cortitos)
          al ser incapaces de resolver el enorme problema que ha creado entre todos.

          Que me perdonen las feministas y los enamoradizos de chonis, pero Arrimadas siempre me ha parecido una charnega ofendidita abducida con pocas luces, aunque el papel de ofendidita charnega lo representaba bastante bien porque le salía del alma, de hecho me parece que está casada con un nazionalista, aunque no estoy seguro, no sigo las revistas del corazón.

Comments are closed.