“No podemos pensar de ninguna de las maneras que los hijos pertenecen a los padres”, esta frase de la ministra de Educación Isabel Celaá, pronunciada cuando anunció que su ministerio recurriría en los tribunales el llamado “pin parental” aprobado por el Gobierno de Murcia, desató la tormenta. Y rápidamente, como ya es costumbre, la polémica se convirtió en un enfrentamiento bipolar, donde la cuestión de fondo quedó oscurecida por juicios, prejuicios y dogmas que apenas arañaban la superficie del verdadero asunto.

Sin embargo, una de las señales más inquietantes de lo sucedido la encontramos en las propias palabras empleadas por la ministra Isabel Celaá y que desataron la polémica, concretamente en el verbo irregular empleado: pertenecer. Pertenecer significa ser propiedad o formar parte de alguien o de algo. Esto quiere decir que para la ministra socialista lo que estaba en discusión era la propiedad de los hijos: si ésta correspondía a los padres o al Estado. Planteado en estos términos, y puesto que en opinión de Celaá los hijos no pertenecían de ningún modo a los padres, la propiedad no podía sino corresponderle al Estado. Y aquí cabe hacer dos apuntes, el primero, la concordancia entre las ideas de Celaá, y de su partido, con el fascismo………………………………………………..

[CONTENIDO EXCLUSIVO MECENAS] 

SI ERES MECENAS de Disidentia y quieres acceder a este contenido en la comunidad de Disidentia en Patreon, haz clic en el siguiente título:

La expropiación de los hijos

SI NO ERES MECENAS de Disidentia y quieres acceder a este contenido, haz clic AQUÍ, accederás al contenido bloqueado. Desbloquéalo haciendo clic en la imagen del candado y, a continuación, sumándote a nuestra comunidad de mecenas.

¿Por qué ser mecenas de Disidentia? 

En Disidentia, el mecenazgo tiene como finalidad hacer crecer este medio. El pequeño mecenas permite generar los contenidos en abierto de Disidentia.com (más de 1.000 hasta la fecha). Y su apoyo tiene recompensas: análisis especiales, que no encontrarás en ningún otro medio, y podcast exclusivos.

En nuestra comunidad de mecenas tendrás no sólo contenidos muy elaborados, también Grupos de Opinión, donde cada persona, resida donde resida, puede aportar sus ideas, trabajar con los demás y juntos construir mucho más que un medio. En Disidentia queremos recuperar esa sociedad civil que los grupos de interés y los partidos han arrasado.

Forma parte de nuestra comunidad. Con muy poco hacemos mucho.

Muchas gracias.

Apoya a Disidentia, haz clic aquí

3 COMENTARIOS

  1. Soy mecenas y parece que no puedo acceder a la totalidad de este articulo. Me gustaría tener una explicación por favor.

  2. Buen análisis de la situación, Javier.
    Ha tenido que ser ahora cuando el gobierno le preste atención al llamado pin parental y se disponga a llevarlo a los tribunales, con ánimo de judicializar el tema (a diferencia de lo que hacen en Cataluña con la educación y la justica, por razones obvias) cuando se produce el escándalo en Baleares sobre la explotación sexual de menores tutelados.
    La provocación calculada de la ministra ha tenido el efecto deseado de indignar a una buena parte de la población y generar la polémica. Una cortina de humo que ha convertido el pin parental en objeto de debate en la sexta noche, quizás para no abordar esta realidad tan incómoda para el gobierno sobre los niños tutelados por la administración.

    La realidad es que sabían lo que estaba pasando hace más de cinco años y no han tomado ninguna medida para atajarlo. Ha tenido que salir a la luz tras la denuncia de una joven de trece años. Semejante dejadez de funciones por aquellos que se erigen en guardianes y protectores de los menores y se permiten subestimar los derechos y obligaciones de los padres para con sus hijos, no parece la tutela más recomendable para ellos. De hecho, en el segundo artículo que enlazo, diversas ONGs y profesionales, admiten que la mayoría de las tutelas son provisionales y que la mayor garantía y defensa de esos menores para evitar esas situaciones indeseables es el retorno con sus familias.

    Como le comentaba al principio, plantear un debate sobre esta problemática hubiera sido la forma más efectiva de sacarle los colores a la ministra y a todo el ejecutivo en pleno. Por ello, las televisiones a su servicio, han cogido enseguida el guante del pin parental para no tener que afrontar ese escándalo mayúsculo en Baleares. Y mientras tanto, la “desjudialización” de la política y la educación en Cataluña, de tapadillo y sin mentarlo, al igual que la nueva apertura de las embajadas.

    https://www.diariodemallorca.es/mallorca/2020/01/19/explotacion-sexual-menores-tutelados-realidad/1478936.html
    https://www.cronicabalear.es/2020/01/solo-el-9-de-los-menores-tutelados-en-centros-vuelven-con-sus-familias/

Comments are closed.