Las elecciones del 26 de junio de 2016 dejaron un mapa parlamentario tan endiablado que lo milagroso es que Mariano Rajoy haya conseguido gobernar tranquilamente durante 19 meses. No había coalición posible que alcanzase una mayoría absoluta. Al PP y Ciudadanos no le llegaba, tampoco al PSOE y Ciudadanos o al PSOE y Podemos. Quedaban, por lo tanto, sólo dos posibilidades: o un pacto a la italiana con 5 o 6 formaciones de izquierda adobadas con nacionalistas de pelaje diverso, o un Gobierno precario del PP.

Salió el último porque en octubre de 2016 el PSOE saltó por los aires. Motivos había para ello. Pedro Sánchez cosechó el 26-J los peores resultados de la historia del socialismo español: 85 escaños, cinco menos que en diciembre del año anterior y 25 menos que en la debacle de 2011.

En el PP no vieron o, mejor dicho, no quisieron ver, que tenían el BOE cogido con un alambre

A este delicado equilibrio, sostenido sólo por la debilidad del PSOE y los problemas internos de Podemos, se terminaron acostumbrando en Génova. Entendieron erróneamente que su posición no era tan privilegiada como en la anterior legislatura, pero si lo suficientemente sólida como para aguantar hasta 2020. No vieron o, mejor dicho, no quisieron ver, que tenían el BOE cogido con un alambre a pesar de que su exigua mayoría parlamentaria se lo recordaba cada miércoles en la sesión de control.

Para que aquello se viniese abajo bastaba un golpe en el punto exacto y que ese golpe lo diese un tipo con arrojo para inmolarse. La conjunción de ambos se dio la semana pasada. El golpe fue la sentencia del caso Gürtel, que sacudió como un calambrazo a todo el país. El valiente no era otro que Pedro Sánchez, un hombre sin nada que perder y que lo demostró presentando una moción de censura de un modo un tanto temerario.

Reza un adagio latino que la suerte corre en auxilio de los audaces. Nunca mejor traído. Pedro Sánchez no es muy listo, tampoco es culto ni está especialmente bien formado, pero es audaz, eso hay que reconocérselo. Si esto le salía bien pondría la cabeza de Rajoy en la punta de su pica y se convertiría en presidente de Gobierno por el único conducto por el que puede acceder al cargo. Después de dos batacazos seguidos, sabe que unas elecciones no las va a ganar. Si fracasaba tendría problemas para explicar la patochada dentro de su partido y, especialmente, a sus votantes, que no son tan animosos y entregados como los militantes.

Y le ha salido el salto mortal. Ahora viene la segunda parte, la de hacerse con el poder y mantenerse en él. Para eso va a necesitar algo más que arrojo. Si llega a la presidencia del Gobierno lo hará con sólo 85 diputados, sin más programa que el de quitar a Rajoy para ponerse él, con los presupuestos de otro que hasta ayer atacaba y, sobre todo, con un montón de hipotecas, algunas impagables.

Sánchez llega al poder no por medios propios, sino porque una amalgama de partidos y partidillos le han conducido hasta allí

Sánchez llega al poder no por medios propios, sino porque una amalgama de partidos y partidillos le han conducido hasta allí. No le ha importado valerse del apoyo de comunistas e independentistas para derribar a Rajoy. Parece dispuesto a cualquier cosa con tal de mandar. Algo similar le sucederá cuando quiera conservar el poder. Pero ya no será tan fácil porque los intereses de sus aliados de ocasión son en muchos puntos divergentes. Ahí hará falta algo más que agallas y determinación suicida.

Se va a encontrar con una cantidad tal de problemas que ahora, cegado como está por la cercanía de la poltrona, no puede ni imaginar. Pero Sánchez, como Rajoy, no quiere el poder para algo concreto, quiere mandar por mandar, por estar ahí. Es de los que se cree ungido y tiene por único cometido en la vida vestir la púrpura y exhibirla.

Pero no adelantemos acontecimientos. Hay una posibilidad -remota pero real- de que Rajoy termine frustrando la galopada de su adversario en el último momento. Si hoy presenta su dimisión in extremis lo de estos días no habrá valido para nada y volveríamos al punto de inicio, al día después de las elecciones con el Rey sentado en su despacho de la Zarzuela aguardando a que le traigan un candidato con apoyos suficientes para ser investido.

De ese limbo sólo se podría salir con una convocatoria electoral que, por lo demás, es lo único razonable que puede hacerse ahora. Pero ¿quién quiere unas elecciones? El PP no porque se teme un descalabro histórico, el PSOE y Podemos tampoco porque barruntan que sus resultados serán peores que hace dos años. Sólo Ciudadanos desea ir a las urnas cuanto antes, pero con 32 míseros escaños mucho no puede presionar.

Por eso Rivera clamaba ayer en el desierto despreciado por todos. Es el líder con mayor proyección en las encuestas y eso le convierte en objetivo tanto para el PP como para el PSOE y sus nuevos socios. Esa es una de las razones por las que Rajoy no dimite. Si lo hace las elecciones son inevitables. La otra es que aspira a seguir siendo presidente del PP para volver a presentarse. Es un yonqui del poder y hará todo lo que esté en su mano para regresar a la Moncloa. Si dimitiese tendría que abandonar también la presidencia del partido y llamar a un congreso extraordinario en el que, aparte de no poder concurrir como candidato, tampoco podría imponer un sucesor.

Rajoy y Sánchez son dos caras de la misma moneda

Como vemos, Rajoy y Sánchez son dos caras de la misma moneda. A causa del empecinamiento de uno y otro nos encontramos en esta situación tan apurada. Rajoy debió irse hace tres años, en 2015 coincidiendo con el castañazo en las municipales. Sánchez un año más tarde, cuando en Ferraz la ejecutiva le sacó a patadas por sus pésimos resultados.

Visto así, a partir de la próxima semana todo lo que cambiará será la silla en la que se sienta cada uno. Rajoy contará, eso sí, con algunas ventajas. Tiene 52 diputados más, mayoría en la Mesa del Congreso, mayoría absoluta en el Senado y lleva siete años en el poder, por lo que se beneficiará de las inercias en la administración. Con eso y con los más que previsibles excesos de Sánchez y compañía en su debut cuenta Rajoy para volver en olor de multitudes. Ese es su plan. El problema es que los planes en política suelen salir mal.

22 COMENTARIOS

  1. Y por último es interesante observar el miedo que tiene el PSOE a tocar al insignificante extremeño, hombre que nunca se creerá superior, él sabe que todos somos superiores, no hay otra, es español y dios, y el PSOE le quiere destruir su cielo de bondad valiente para convertirlo en campo de algodón ayudado por el/la Vara. Duerme, duerme, negrito, que tu mama está en el campo, negrito.

  2. El problema es que cuando le comunican a Rajoy que el plan del autogolpe de estado tiene que cambiar ahora a las manos de Sánchez porque su electorado lo bloquea en contra de lo pensado en un principio; él, sabedor de que tiene que tomar las riendas una vez llevado a cabo el estropicio Sánchez, se va a tomar un whisky a la salud de los españoles que lo votarán dentro de ocho meses.
    Cosa veredes de esta España nuestras tan indestructible. Y lo más divertido, los vascos no tienen palabra, y mira que la nación es discreta y no lo había dicho nunca. Pobrecillos pa una cosa que decían tener y era de boquilla. Pobre Lezo, donde te ham dejado estos payasos del siglo XXI, menos mal que todavía quedamos los extremeños en conserva. Intactos, como las mejores anchoas del cantábrico o el corcho de los belenes.

    • Pues puede que no vaya Ud. desencaminado con lo que dice del autogolpe. En el primer párrafo de su comentario. Ahora, los que quitaron las banderas españolas de sus ventanas deben volver a ponerlas. Entramos en una posición muy fluida. Sólo el pueblo es el que puede defender a España de sus casta de ladrones y traidores.

  3. Y antes de terminarme el whisky, o los. Realmente estoy asustado ante la ignoracia política, aunque tengo que reconocer que si no hubiera sido por estos ignorantes políticos nunca hubiera podido hacer consciente lo que ya sabía. El corpus hermético de la nación existe. Como yo no soy un vulgar prepotente que piense que yo soy el único que lo sé, debo pensar por tanto que los demás solo estan jugando con las emociones de los más débiles, de no ser así ya estarían muertos.
    ¿Quién será el listo que toque la nación? Sánchez ha desmostrado la suficiente ignorancia para inmolarse inconsciente, pero entonces España se volvería hacia España si ya no lo ha hecho, y por eso este teatro. Dificil asunto tienen los manipuladores de la nación, irán cayendo uno tras otros por haber despertado la conciencia de lo intocable. Pobrecillos, lo que nos vamos a reir todos los españoles, que es lo que pide el cuerpo, aunque ahora estén temerosos por creerse mas débiles que los que se creen poderosos. Pobres poderosos.

  4. Yo, como Rajoy, tengo derecho a tomarme mis Whiskys, o no. Siempre está el momento. Estamos viviendo el proceso intelectual mas profundo de la nación en más de un siglo. Mi abuela, vecina de Unamuno en Salamanca podría derribar la teória de Prisa y de los historiadores franceses de no haber muerto con cien años y lúcida, y que lucidez, mi última visita. Ambos tenían una excusa para salir de sus casas a la del vecino ante las visitas inoportunas, a falta de la Secta TV ellos organizaban tertulias en sus casas, con invitados de gran nivel intelectual, pero, siempre se colaban los plastas obligados por las formas, mi abuela aprovechaba para ir a la tertulia de Unamuno y Unamuno se excusaba con la obligación de visitar al invitado de mi abuela. Pobres historiadores franceses…esos de prisas, si yo les contara lo que me contó mi abuela en mi última visita. Todo documentado y con fotos. Esto era de un artículo que me quedé con ganas de comentar. Era para darle la razón al autor de parte de mi abuela y para enlazar con el autogolpe de estado que trata este artículo.
    Acabo de ver a Juan Carlos Bermejo en Intereconomía. También he visto a Balbás, mi alter en ego en cutre, yo tengo conciencia del,juego de La Oca. El Balbás es listo, muy listo, yo le advertí a Bermejo sobre la ingenuidad de Ciudadanos, similar a la de Podemos.
    Empecemos:
    “No hay audacia fatal” cito de memoria, René Crevel. Creo.

    Sigamos:
    Insiste Balbás en el séptimo presidente como en el séptimo cielo, sabe que nadie le considera presidente fantasma, es real. Insiste, Balrabás el listo, el Rey lo hara visible, al fantasma, dice Balabás.
    Dice Artur Mas que Sánchez puede dar sorpresas con los controladores aéreos, y tanto, solo una mano dura en Cataluña puede hacer que el PSOE recupere sus votantes.

    Una vez que me han cambiado la nacionalidad española por la de facha o fascista, a elegir, y Errejón tiene miedo que las personas edicadas que no gritamos salgamos a la calle, no es que tengan miedo es que están acojonados, todos, todos tienen miedo de España y hasta de Unamuno.

    Susana se ha operado con los ERES para seducir a Sánchez, rile en Andalucía por soleares.

    Y Catalá en el paro, y Margarita deshojando jueces.

    Escenificación de Monedero con Soraya, menos mal que Rajoy nos indicó al tramoyista, pobre Rivert confundiendolo con aperos.

    Yo me pido a Arrimadas si hay principes que prometen por su honor preservarla para España.

    Pobre Balbás… Ingenuo aprendiz de naciones.

  5. La moción de censura que ha tenido toda la semana paralizado. No he podido ni comentar en el foro.
    Es miedo, terror, pánico lo que me paraliza.

    La espiral destructiva que puso en marcha Zapatero/PSOE en 2004 con:
    1. los nuevos estatutos autonómicos que nadie pedía. Las autonomias fortalecidas, a la vez que el estado debilitado en extremo, dejándolo listo para que los nacionalistas le den la puntilla a placer cuando les convenga.
    2. la gestión desafiante y provocadora (nombra a ministros por cuota,gente totalmente incapaz), nos regaló bomillas, mandó a chuquilicuatre a Eurovisión.
    3. La economia de amiguetes SACYR-BBVA o ENDESA
    4. gestión económica nefasta. Su espiral destructiva nos llevó a casi 30% de paro.
    5. Deficit estratosferico que ni nuestros nietos podrán pagar. Planes-E
    6. Aislamiento internacional. Se acuerdan de la foto de Zapatero en una reunión de presidentes de gobierno de la UE, todos hablando en corro y él sentado solo…
    7. División y enfrentamiento. Infame ley de memoria histórica
    8. Las niñas menores de 16, pueden abortar sin conocimiento de sus padres. Manda huevos!!

    El PSOE es el puto problema de España. En la segunda república se montó el frente popular. Ese que quemaba conventos, asesinaba a curas, hacía paseillos y cunetas a los que marcaban como ‘ricos’.
    En el siglo XXI, Zapatero fuerza a reescribir la historia. tratando de borrar las huellas de los asesinatos del frente popular. Entrega el poder a nacionalistas e independentistas.

    Ayer y hoy hemos tenido que presenciar impotentes cómo las fuerzas del frente popular vuelven a actuar nuevamente, lideradas por el PSOE. El puto PSOE. España corre serio peligro.
    El gobierno en manos de un descerebrado. Recuerdo con asco como en los debates electorales que ha mantenido con Rajoy, le ha acusado de todos los males en educación. Y va y resulta que la educación en España es diseño PSOE, el PP no ha hecho nada. Lo poco que pretendía hacer como las reválidas, se lo cargaron cambiando de ministro, por imposición de la oposición.

    Hoy es un día triste. La retórica que ha llevado al frente popular al poder, esté basada en que lo peor que le puede pasar a un pais es que sus políticos les roben. Resulta que robar, robar roban todos. Y sin embargo, nos ocultan que hay algo peor para un país que que le roben. Eso mucho peor que le destruyan.

    Hoy, los políticos nos han vuelto a engañar. Nos han presentado una solución retórica para el problema de España. O la senda de la corrupción o la senda de la honradez. Ha salido, lógicamente, la senda de la honradez. Lo que ocultan es que la senda de la honradez la apadrinan, los del 3%, los de los ERES de anadalucia, las financiaciones de elecciones en negro, y todo tipo de desmanes. Lo que ocultan es que esa senda de honradez es una falacia, que esconde la destrucción de España.

    Debemos tomar conciencia que el gobierno del PSOE, controlado por proto-terroristas, independentistas tomará las acciones más dañinas para España y sus intereses:

    1. Soltará los presos nacionalistas, dará todas las facilidades a los independentistas para qeu se salgan con la suya.
    2. La economía se volverá a ir a al mierda, como se ha ido las dos veces anteriores que ha gobernado el puto PSOE. La pregunta sobre el paro no es si superará el 30%, la pregunta es cuantos meses tardaremos en alcanzarlo. Eso sí, todo envuelto con retórica para echar la culpa a lo que se mueva. Ahora los mercados, luego los neo-liberales, luego la casta egoista….
    3. La violencia aparecerá en escena. Podemos abiertamente, y los nacionalistas encubiertamente la están fomentando, alentando. Finalmente, como ya sucedió una vez con el frente popular, volverá a suceder. Los primeros puestos de la lista es para los que no mostramos adhesión a sus soflamas.
    4. España terminará, una vez mas, envuelta en desorden y caos. Desorden y caos que ha sido creado, fomentado, y objetivo fundamental del proceso secesionista. Quien va a querer vivir en una España caótica, que no podrá pagar pensiones, sanidad, educación, o seguridad.

    Lo triste es que si hacen cuentas de los 47M de españoles, no mas de 5M o 6M están por la destrucción y el caos. El resto tenemos que ver impotentes como este sistema político nos ningunea, nos engaña, nos estafa, nos expropia de nuestros bienes, nos impide progresar, vivir felices y en paz.

    Si tiene menso de 30 años, larguese máñana, mejor que pasado. Esto no tiene solución, España se hunde…

    • Mario Rajoy Brey ha sido el cómplice de José Luis Rodríguez Zapatero. El que se convirtió en su legado de ingeniería política y de destrucción nacional. Cómplice e implicado en la II Transición y en la conferedalización de España.
      El espectáculo repulsivo visto, me hace pensar que todo ha seguido un guión previsto. Mariano no podía escenificar lo acordado en las covachuelas del “consenso” y ha dado paso a Pedrito. Lo primero tranquilizar al IBEX. Los bosillos de los oligarcas no se verán para nada afectados. Su no dimisión. Su uasencia toda la tarde metido en un reservado de un carísimo restaurante de Madrid, donde trasegó la mitad de la cosecha de whisky a cargo del presupuesto es el acto más vergonzoso visto en mucho tiempo. Sabiendo que lo iban a echar, pudo dimitir y pararlo todo. Pero practicó la política de tierra quemada y después de mí, el diluvio.
      Sólo espero el día en que alguien te ajuste las cuentas en una corte marcial, juzgado sumariamente.

    • Lo de largarse del país, lo he recomendado hace tiempo. El final se aplazó, mientras el BCE pagaba las facturas. Eso se acaba antes de 2018. Los intereses subirán y con ello la deuda será más cara de amortizar, llevando el país a la quiebra real. Pues la estructura política es inviable. Los españoles deberán escoger si quieren bienestar o 17 estados-nación.
      Es cierto el empeño de muchos en llamar “democracia” a lo que es una oligarquía de partidos, cada vez con menos libertades políticas y económicas.

    • Coincido con vd.
      Lo peor para mi será ver como el presidente frankenstein gobernará con absoluto desprecio a la Constitucion y a las leyes.
      Es por esto por lo que desde hace mucho considero que la democracia española es bananera, de tercera regional: Porque puede venir un cuentanubes como zp o un cara mala leche como Sánchez y hacer prácticamente lo que le da la gana. No hay sistema de check and balances.

      A la Constitución se la ha forzado a decir lo que no dice en por ejemplo el gueimonio y se han sacado leyes que la contravienen: ideología de genero o leyes de violencia de genero y ninguna institución se ha atrevido a dudar de la inconstitucionalidad de tales aberrantes leyes.

      Por tanto, el poder de Sánchez es inconmensurable y con su arbitraridad, su mala leche y sectarismo traerá mucho D.O.L.O.R.

      • El mecanismo de la “censura constructiva” se copió de la constitución alemana con la finalidad de no poder echar a ningún jefe del gobierno del poder.
        La empatía rajoyana, con una política suicida “o no”, ha podido poner de acuerdo a un montón de grupúsculos con un sólo punto en el programa: Echar a Rajoy. Luego ya se verá. Lo que veremos, no será nada bueno.
        Lo que resulta incomprensible es que siendo ZP II, la inquina que generó el personaje, cuyo gobierno ha beneficiado a las oligarquías el Ibex y en política vender “humo”, dejando el legado de ZP I intacto. Hasta la desvergüenza de quitarle a Perico ZP III el trabajo de derogar el “0,155”.

  6. Democracia ????, que es eso. Aclarando, en España no se celebran elecciones sino votaciones. Se vota la complicidad con el partido corrupto de turno, no se elige a nadie.
    Además visto que en España el presidente de gobierno se designa ¡¡SIN QUE EL SÚBDITO LO VOTE!!. Es fácil que no se convoque al cordero para votar nunca más.

    • Cierto, un sistema de listas cerradas y bloqueadas, no es representativo. Por tanto no hay representación democrática de la nación. Ni siquiera es soberana, pues las iniciativas de referendum, en caso de aceptarse NO son vinculantes.
      Entramos en una guerra civil fría. Con un frente nacional-socialista, cuyo objetivo es acabar con la nación. Por cierto la inmigración ilegal por el estrecho se ha incrementado notablemente al estar a punto de cerrarse la vía italiana. La coalición de gobierno italiana pactada (mayoría absoluta), ha salido adelante, al pesar de que Bruselas intentó por todos los medios, impedir, que se formara. Han utilizado al presidente italiano para tal fin. Pero el gobierno felón propuesto no hubiera obtenido el voto de confianza de las cámaras legislativas.
      El programa de gobierno de la Liga Norte con el Movimiento 5 estrellas, si alguien se molesta en leerlo. Muchos españoles tanto de derecha como de izquierda lo suscribirían a 100%. Aunque el Sr. del Pino y Jiménez Losantos se empeñen en llamarlo fascista, racista, pero ocultan su contenido.

  7. Gracias por el artículo, Fernando. Ha definido muy bien a los mayores impostores del reino como: “Yonkis del poder”. Tanto monta, monta tanto, Pedro como Mariano.

    Ayer ya vislumbramos en el “debate” parlamentario por dónde podían ir los tiros y la traición se ha consumado. Sánchez que era apodado “El renacido”, ha conseguido sus objetivos momentáneos de “triunfo y gloria” por expulsar a Rajoy de la presidencia del gobierno. Y necesitará otro milagro para poder pagar la hipóteca inasumible en la que ha empeñado su poco prestigio y credibilidad. Pero Rajoy y el PP, contrarios como siempre a los intereses de España, van encontrar en esta situación el oxígeno que necesitaban para ejercer su papel de oposición, para manipular e inocular el miedo en la población y para revitalizar a un renacido Rajoy que, lejos de dimitir, va a luchar en el frente con más ahinco que nunca. Aparte que, así también evita la convocatoria de elecciones anticipadas. Rajoy va a “defenderse” de la “injusticia y de la canallada” perpetrada por los socialistas, y pactada de antemano. Pero su complicidad y responsabilidad en este golpe, con su no dimisión, es más que manifiesta.

    Sin duda, hoy, uno de junio, es un mal día para la democracia en nuestro país y para la defensa de nuestros derechos y libertades. Estamos en manos de auténticos psicópatas que ni sienten ni padecen.
    Ojalá tenga razón, Fernando y esos planes a largo plazo fracases estrepitósamente.

  8. Crónica apresurada de la elección de Pedro I, el killer, como presidente del gobierno de España, o lo que queda de ella.

    Con votación a mano alzada, el congreso ha elegido sucesor de Mariano Rajoy, alias, el de las cajas de puros. Ya se ve que a los partidos aquí les interesaba conocer el voto de sus diputados señorías, estos han decidido por eximia mayoría alzar como nuevo amo, nuestro nuevo amo, a Pedro Sánchez.

    Nadie ha dicho, que en realidad, todo va a seguir igual. Sánchez no trae nada nuevo. Tendremos más de lo mismo: en política fiscal: continuación de la esquilmación al contribuyente. En política territorial: conchaveo, aún mayor con los nazionalistas. En política social: más subvenciones y más ingeniería social. En política exterior: seguiremos desaparecidos, puesto que con un billón de deuda no mandamos un carajo. En política migratoria: más de lo mismo: que entre todo el que quiera. En política judicial: politización máxima, como hasta ahora, de órganos judiciales.

    En definitiva nada va a cambiar… sólo más de lo mismo a peor.

  9. Como la rana, hemos permanecido apáticos dentro de la olla que se ha ido calentando lentamente y solo ahora nos damos cuenta de que el agua ya echa espumarajos de hervor.

    La implosión del R78 sigue su curso y el futuro de España queda en manos de los que quieren destruirla. Falta por ver si la voladura será controlada o de sopetón. Visto el estado avanzado de putrefacción, mejor que estalle de una vez.

    Confiemos que nuestra eutanasia sea indolora.

    • Creo que ha sido en Disidentia donde leí hace poco, no estoy seguro, de alguien que contaba que de niño un profesor le relató la historia de la rana. Camino del colegio a casa cazó-pescó un rana, la puso a remojo, calentó la olla, y la rana saltó cagando leches, por lo visto el profesor felicitó al alumno lo mismo que España felicitará a los españoles.

      Las televisiones no son una olla donde se cuecen las ranas. Las ideas se pueden cambiar, las ideologías se pueden imponer, pero la conciencia de las naciones es por suerte un arquetipo que supera la razón, la lógica, o cualquier otra capacidad intelectual. La nación es la suma de todas las inteligencias que ya han sido, de todos los corazones que sintieron y sobre todo de todos los Santiagos a los que se apareció la Virgen del Pilar. Si usted me dice que a la conciencia española la van a cocer como no se deja una rana, perdóneme que me descojone de la risa.
      Siéntese en el sillon, crúcese de brazos y piernas y comience a partirse de la risa de todos aquellos que piensan que la nación no se defiende por si misma cuando sin molestarse ya ha derribado el primer mito, los vascos no tienen palabra, ha dicho la nación sin despeinarse.

  10. Lamentable sujeto Mariano. Ni siquiera en el final es capaz de hacer un gesto de grandeza por España. “La monarquía de Weimar”. Como su homónima la república de entreguerras en Alemania acabará mal. Un inútil miserable, que cobrará la pensión de ex, el sueldo de consejero de vitalicio en el “cementerio de estado”, junto con su íntimo ZP. Aunque sólo irá allí a tomar posesió. Luego se dedicará a “descansar”, rotando por su más que regular patrimonio inmobiliario. No lo procesarán por corrupción. Eso está descartado. Pues Ícaro Sánchez aspira a lo mismo que Mariano, par dejar de depender de su suegro rico.