En física, se llama tensión de rotura a la máxima tensión que un material puede soportar antes de que su sección transversal se contraiga de manera significativa; es decir, se rompa. Trasladar este concepto a la política y más concretamente al colapso institucional sirve para explicar y también advertir que la sociedad española, aparentemente dúctil y por lo tanto con un punto de tensión de rotura aparentemente alto, tiene también un límite. Y el caso catalán está a punto de superarlo sin que al parecer algunos agentes políticos tengan conciencia de ello. Por el contrario, otros precisamente lo que persiguen es el deterioro institucional hasta provocar el colapso.

La Constitución como decorado

En realidad, el desafío secesionista lo que ha puesto en evidencia es que una cosa es el ordenamiento constitucional, es decir, el formal, y otra muy distinta el funcionamiento real, es decir, el ordenamiento informal que de verdad rige la política española. El primero establece líneas rojas bastante claras que no admiten demasiadas interpretaciones, el segundo sin embargo tiene líneas difusas que pueden ser redibujadas mediante acuerdos no formales entre agentes y grupos de interés.

Parece evidente que una crisis como la desatada por el secesionismo catalán, crisis por otro lado largamente anunciada, no admite demasiadas interpretaciones: es a todas luces una vulneración flagrante del marco formal que delimita las atribuciones del gobierno catalán y la salvaguarda de los derechos fundamentales de todos los españoles, incluidos claro está los catalanes. Y en tanto que sus responsables, con sus actos y declaraciones, desbordan este marco, están infringiendo la ley, de palabra y de hecho. Esto es así de simple y no admite interpretación; mucho menos justificaciones falsamente democráticas.

¿Por qué ese empeño en restar gravedad a lo que sucede y promover un diálogo aun a costa de asumir de facto la ruptura del marco legal legítimo?

Sin embargo, por más evidente que sea este órdago, sorprende la tibieza del gobierno y su constante empeño en que, sea quien sea quien finalmente gobierne en Cataluña, promover un diálogo mediante el que llegar a acuerdos aún cuando las leyes estén siendo flagrantemente violentadas. Empeño que todavía se comprende menos cuando las autoridades catalanas, lejos de enmendarse, persisten en el desacato.

¿Por qué resulta tan difícil que el gobierno de la nación actúe en consecuencia? ¿Por qué ese empeño en restar gravedad a lo que sucede y promover un diálogo aun a costa de asumir de facto la ruptura del marco legal legítimo? ¿Es la Constitución realmente la ley de leyes o, por el contrario, no es más que un falso decorado?

La crisis en Cataluña: la punta del iceberg

Es opinión muy extendida que en realidad los límites a las atribuciones autonómicas no sólo nunca se cerraron, sino que han servido como moneda de cambio en los acuerdos de investidura de sucesivos gobiernos. Lo que ya de por sí demostraría que en realidad España no se ha regido por las leyes sino por acuerdos informales entre grupos de interés; en este caso, entre partidos y nacionalistas. Sin embargo, esta realidad tiene todavía un alcance mucho mayor. Lo cierto es que no sólo ha sido el reparto de competencias entre el gobierno central y los gobiernos autonómicos el que se ha desarrollado al margen de las leyes; también muchos acuerdos políticos, concesiones económicas y regulaciones de una forma u otra han surgido de este tipo de transacciones entre grupos de interés.

Desde este punto de vista, el problema catalán no sería más que el epitome de un modelo político que no es que sea disfuncional en sí mismo, sino que lo es en la medida en que no resulta real; es decir, en la medida en que sería un decorado de cartón piedra.

Pésimas costumbres

Podemos encontrar cientos, miles de ejemplos a lo largo de estos últimos 40 años donde al final las decisiones políticas en infinidad de materias parecían apartarse del sentido común, incluso del sentido de equidad, de manera misteriosa y más allá de toda lógica. Se han sancionado legislaciones a todas luces injustas, que han vulnerado el principio de prudencia y, sobre todo, de igualdad ante la ley; se han elaborado doctrinas a la carta; se han adjudicado concesiones administrativas más que sospechosas en beneficio de unos pocos; se ha regulado el mercado de tal manera que en vez de dinamizarlo se ha convertido en un laberinto inescrutable… salvo para las grandes compañías y empresarios cercanos a los partidos políticos. En definitiva, es como si las reglas informales se hubieran apoderado de la política, la economía y la propia sociedad. Un círculo vicioso que ha terminado por pervertirlo todo.

Llama poderosamente la atención el poder alcanzado por un puñado de “comunicadores”, que desde sus altares televisivos no sólo actúan como agitadores sino también como censores, incluso como auténticos proto-legisladores

Así, hoy nos encontramos con gravísimos problemas territoriales, polarización política, corrupción, nulo diálogo, un mercado disfuncional, empresas absurdamente pequeñas, empleo precario y, para colmo de males, unos medios de información que en vez de informar se dedican a manipular a la opinión pública, y a disuadir a cualquier iniciativa política de adoptar determinadas posturas so pena de agitar en su contra a las audiencias. En este último caso, llama poderosamente la atención el poder alcanzado por un puñado de nombres propios, “comunicadores” que desde sus altares televisivos no sólo actúan como agitadores sino también como censores, incluso como auténticos proto-legisladores. Verdaderas bestias negras de la libertad política que, a costa del desquiciamiento general, se hacen de oro.

La primera gran piedra de toque

Todas estas anomalías se constituyen en potentes vectores que poco a poco han ido añadiendo tensión al sistema. Y lo que es peor, han generado dos realidades distintas o si se prefiere, dos Españas diferentes e incomunicadas. De la que constantemente informan los medios es la que se ciñe a la lógica de los intereses de grupo, que incorpora además la corrosiva corrección política. Y de la que no se informa es la que desde fuera de los círculos del poder es vivida por las personas corrientes. Esto explicaría por qué la clase política y el establishment siguen apegados al corto plazo, incapaces de percibir lo peligrosamente cerca que estamos de la tensión de fractura.

Dentro de este estado de decaimiento general, el desafío secesionista está llamado a ser la primera piedra de toque en la resolución de una crisis más profunda, una crisis que va más allá de un problema territorial.

El Estado de derecho contra la Camorra catalana

Digámoslo claramente, aunque adopten la forma de fuerzas políticas, lo más parecido al sistema que han impuesto los partidos nacionalistas en Cataluña es la Camorra Napolitana, un sistema donde la mafia se dota de legitimidad mediante la compra masiva de voluntades, el chantaje y la persecución social. Así pues, si pese a todo somos capaces de hacer que la ley prevalezca en la selva catalana, podremos albergar esperanzas de no superar la tensión de fractura, porque por fin habremos retomado la senda del orden y la legalidad, ese centro de gravedad permanente sin el que la democracia es una impostura. Si, por el contrario, la crisis secesionista se cierra en falso mediante los habituales acuerdos informales, la confianza en las instituciones recibirá el golpe de gracia. Y el descreimiento alcanzará cotas insuperables.

aunque adopten la forma de fuerzas políticas, lo más parecido al sistema que han impuesto los partidos nacionalistas en Cataluña es la Camorra Napolitana

Desgraciadamente, hasta la fecha, como diría Tocqueville, “todos sienten el mal, pero nadie tiene el coraje o la energía suficiente para aplicar la cura”.

Para los fieles a la consigna del revolucionario Nikolái Gavrílovich Chernyshevski de cuanto peor, mejor, un escenario donde las instituciones estén socavadas hasta los cimientos es el escenario ideal. Todos sabemos quiénes son y cuáles son sus objetivos. Pero para el resto, la inmensa mayoría, lo cierto es que cuanto peor… peor será. Ya va siendo hora de que los intereses de partido se orillen y los políticos tomen conciencia de la gravedad de la situación. Sobre todo, cuando empiezan a soplar los primeros vientos del enfriamiento económico. Mejor no imaginar lo que podría suceder si a todo lo anterior se añade una nueva recesión.


Si este artículo le ha parecido un contenido de calidad, puede ayudarnos a seguir trabajando para ofrecerle más y mejores piezas convirtiéndose en suscriptor voluntario de Disidentia haciendo clic en este banner:

22 COMENTARIOS

  1. Javier, gracias por tu artículo. La claridad con que se exponen los problemas de España hoy no debe dejar tranquilo e indiferente a nadie. Se trata de que nuestro futuro corre serio peligro, y quien tiene la responsabilidad de protegernos esta paralizado y no lo hace.

    Necesitamos que los españoles tomen conciencia de dos cosas:
    1. Los partidos de izquierda, alineados con los nacionalistas, y promotores de la fragmentación de España, via mas competencia para las autonomias, son un grave problema. La izquierda que basaba su estrategia en la lucha de clases, ha transmutado en un monstruo sin principios, sin valores. Donde solo tienen cavida los intereses de los grupos afectos, olvidandose del bien común y el interés general.
    2. El PP no es el partido que aune todo lo que no es izquierda. Me resisto a llamarle derecha. El PP es una amalgana de cosas: unos ‘pijos’, otros ‘funcionarios’, otros arribistas. Todos ellos mas preocupados por su bienestar personal y el de sus amigos que por el bien común y el interés general. Incapaces de hacer frente ideológicamante a esa izquierda-progre plagada de incoherencias y barbaridaes.

    España necesita urgentemente una reconstrucción de su sociedad civil. A partir de ahí, reconstruir un marco legal basado en la igualdad de derechos y deberes, en que todos los españoles puedan esperar el mismo trato por parte del estado. Marco legal que debe permitir que la iniciativa privada actúe como motor de creación de riqueza. Marco legal que haga de España un espacio de libertad donde no haya españolels de segunda como ahora. Hoy somos espñoles de segunda los que en ciertas autonomias no hablamos la lengua local, y los que no aceptamos las consignas de los nacionalistas locales.

    El artículo resume perfectamente el estado de opinión que durante años hemos creado antes en VP, y ahora en Disidentia.

    El trabajo de Benegas y Blanco, aunque ingrato y difícil, tiene un valor incalculable en España hoy. Gracias.

    Dejo,a continuación, algunos comentarios sobre lo que dice el artículo.

    • “Por el contrario, otros precisamente lo que persiguen es el deterioro institucional hasta provocar el colapso.”

      Efectivamente, la road-map que puso en marcha Pujol/Roca a principios de los 80 para aumentar la conciencia nacional catalana, crear un estado dentro de un estado no ha terminado. El objetivo último de dicho plan es obtener la independencia o someter al resto de España a su dictado. Una de las últimas fases de dicho proyecto es provocar la desestabilización total de España, de manera que hasta los mismos españoles deseen alejarse y perder de vista a los catalanes. En esa fase es en la que actualmente nos encontramos. El problema es que se vieron obligados a entrar en esa nueva fase demasiado pronto para tratar de salvar a Pujol y familia de la cárcel.

      “el ordenamiento informal que de verdad rige la política española.” Se puede decir así, pero también se puede decir que grupos organizados que operan en la oscuridad controlan medios (sexta, 4, a3, t5 e incluso TVE), también a políticos (todos), también la economía y en realidad detentan el poder real. Esos grupos organizados actúan mediante personajes interpuestos, fácilmente sustituibles.

      “Es opinión muy extendida que en realidad los límites a las atribuciones autonómicas no sólo nunca se cerraron, sino que han servido como moneda de cambio en los acuerdos de investidura de sucesivos gobiernos.”

      “…es a todas luces una vulneración flagrante del marco formal que delimita las atribuciones del gobierno catalán y la salvaguarda de los derechos fundamentales de todos los españoles, incluidos claro está los catalanes.”

      No solo es una vulneración del marco formal (constitución y demás leyes), se trata de un engaño a toda la sociedad española diseñado y ejecutado por su clase política. Si aceptamos como cierta la hipótesis del párrafo anterior. Ese poder que actúa en la sombra, que mueve los hilos, y mece la cuna es el que se ha encargado de desvirtuar los preceptos constitucionales. Donde la constitución dice, por ejemplo, que el castellano es la lengua española oficial, que todos los españoles tienen el deber de conocerla y el derecho a usarla, y que las demás lenguas españolas serán también oficiales en las respectivas Comunidades Autónomas de acuerdo con sus estatutos, no encontramos en el 2018 con que muchos españoles son despreciados y convertidos en ciudadanos de segunda clase por conocer y usar el castellano.

      Donde el art.148 de la Constitución indica las competencias que podrán asumir las Comunidades autónomas y el art. 149 las exclusivas del estado. Nos encontramos por ejemplo que
      1. Las relaciones internacionales son competencia exclusiva del estado ya que están en el art.149 y no en el 148. Sin embargo, violando este precepto las comunidades han creado embajadas en el extranjero.
      2. La administración de Justicia es competencia exclusiva del estado según el art. 149. Sin embargo, las Autonomias tienen competencias que no debieron ser nunca cedidas.
      3. La seguridad pública es competencia exclusiva del estado. Policía Nacional y Guardia civil debe actuar en todo el estado. Todo ello sin perjuicio de que las comunidades puedan crear sus polícias, que lógicamente deberán ser leales a España y actuar protegiendo a todos los ciudadanos y no algunos. Sin embargo, lo que tenemos es una policía autonómica politizada que persigue y castiga a los que los políticos locales marcan como ‘odiosos’.

      Hay muchos más ejemplos. He comentado algunos casos de entre los más sangrantes para poner de manifiesto el terrible timo y engaño que los políticos han realizado al pueblo español.

      “Sin embargo, por más evidente que sea este órdago, sorprende la tibieza del gobierno y su constante empeño en que, sea quien sea quien finalmente gobierne en Cataluña, promover un diálogo mediante el que llegar a acuerdos aún cuando las leyes estén siendo flagrantemente violentadas.”

      La tiebieza en la respuesta del gobierno de España para abortar el proceso secesionista es escandalosamente evidente. La pregunta es porqué? El gobierno gestiona todos los medios y recursos del estado, leyes, fuerzas de seguridad. Porqué no los pone al servicio de España y los españoles?
      No tengo respuesta. Solo suposiciones. Quizás el gobierno de Rajoy se siente sin poder y que depende de otros como el PSOE, que todos hemos podido ver que está por la fragmentación y finalmente destrucción de España. Esos que mueven los hilos y ayer nos crearon a Ciudadanos o Podemos, para actuar directamente en la política. Pero han también han puesto sus peones en los sindicatos. Cómo sino se explica que los sindicatos que, en teoría, deben defender a los trabajadores españoles se unieran a la manifestación separatista en Barcelona pidiendo la libertad para los pocos agentes de la secesión encarcelados. Evidentemente este gesto, los desenmascara y pone de manifiesto a quien sirven y qué instrucciones siguen los sindicatos.

      Pero la patronal también está presidida por otro peón puesto ahí por los agentes de la secesión. La Iglesia está incomprensiblemente al lado de los agentes de la secesión, dandoles cobertura y apoyo moral. Algo absolutamente incomprensible, y que solo se entiende porque en su dirección han sido puesto los peones adecuados a los intereses de los agentes de la secesión y de esos que ‘mueven los hilos’.

      “¿Por qué ese empeño en restar gravedad a lo que sucede y promover un diálogo aun a costa de asumir de facto la ruptura del marco legal legítimo?”

      Es absolutamente indignante, insultante e incomprensible que en medio de un golpe de estado que amenaza la continuidad de España como estado, y por tanto de pensiones, escuelas, sanidad, seguridad, la TV pública se dedique a quitar importancia a los hechos. Donde está el servicio público a todos los españoles cuando les esconde el verdadero daño que el proceso secesionista puede provocar, y en cambio propaga la especie de que esto pasa porque somos muy democráticos y el estado de derecho actúa. Lo cual es una manipulación de la opinión pública y una aberración social. Las TVs que de verdad actúen como servicio público deberían explicar a todos los españoles la gravedad del momento, los peligrosísimos actos de los agentes de la secesión y sus consecuencias. Por qué no lo hacen? Una vez más tenemos que encontrar la solución en que ‘alguien mueve los hilos’ y le interesa mantener anestesiada la opinión pública.

      “Todas estas anomalías se constituyen en potentes vectores que poco a poco han ido añadiendo tensión al sistema. Y lo que es peor, han generado dos realidades distintas o si se prefiere, dos Españas diferentes e incomunicadas.”
      La extrema polarización de la sociedad española ha sido creada por políticos y por los medios que se alinean con ellos. Cualquier acción por mala y contraria al sentida común será aplaudida por una parte, siempre que sea en perjuicio de la otra parte. Y aquí está uno de los grandes peligros al que nos enfrentamos. En la política actual española no vemos a ningún partido que promueva acciones orientadas a proteger el bien común o el interés general. Por el contrario, las acciones de los políticos tienen grupos beneficiados y grupos perjudicados. Normalmente los perjudicados son grupos amplios no organizados que no pretenden intervenir en política a su favor, mientras que los beneficiados son grupos pequeños bien organizados que pretenden intervenir en política para ganar ventaja y sacar adelante sus intereses.
      Resulta incomprensible que un partido como Podemos que predica la ‘violencia’ para alcanzar sus objetivos tengo un solo voto entre los españoles. La violencia que siembra Podemos es la semilla que cuando germine dará lugar a una nueva segunda guerra civil.

      Y hablando de guerra civil, la incompetencia de los políticos que deben defender los intereses de España y los españoles nos ponen en la via de una segunda guerra civil. Se está enredando todo tanto, se esta desestabilizando todo tanto. Los españoles ven, otra vez, con estupor que sus derechos están siendo violados, que la violencia que propugnan los grupos de izquierda y nacionalistas como arma para conseguir sus objetivos político amenaza la seguridad e incluso la vida de los españoles. Cuando todo explote, esa misma izquierda su justificará con retórica vana sus errores.

      Los españoles que no tenemos un interés especial en vivir de la política, sino en trabajar honradamente, criar y educar a una familia, vivir lo más feliz posible y morir en paz no tenemos sitio en la sociedad española que nos han creado los políticos, y esas fuerzas que ‘mueven los hilos’

      • Quizás mi comentario cree más problemas de los necesarios a Disentia.

        Quiero llamarles la atención sobre un problema. Este nos indica como funciona la España actual. Se trata de la OPA sobre Abertis.

        Vaya por delante que he seguido la OPA con detalle porque parte de mis ahorros para mi vejez están en acciones de Abertis. Tenia sobre unas 1500 acciones, porque producian diviendos en el entorno del 4%.

        El resultado es que he sido ‘despojado’ forzosamente de dichas acciones al precio de 18,36 eur.

        Tenemos que saber que Abertis estaba controlada por La Caixa. El nacionalismo catalan utilizó esta Caja de Ahorros para controlar activos estratégicos para España. Ya sean estos energia (Repsol, Gas natural), Comunicaciones (trelefónica, Abertis) y otras muchas. Los economistas que desde años se preguntaban porqué una entidad bancaria controlaba activos estratégicos fueron siempre silenciados por los medios. La Caixa posee un 21% (aprox) de Abertis, lo que le daba el control de la misma.

        Cualquiera que sea la razón, La Caixa ha decidido vender con plusvalias un activo estratégico español a una empresa italiana (Atlantia). Lo curioso es que hace unos años Abertis trató de comprar Atlántia y las autoridades italianas se negaron a que activos estrategicos italianos cayeran en manos extranjeras.
        Mientras que los italianos son muy celosos de cuidar sus activos estratégicos, los españoles parece que no tenemos esa preocupación.

        Atlántia realizó una OPA hostil por ABertis en el otoño de 2017. Hubo negociaciones entre La Caixa, el gobierno, ACS y Atlántía. El resultado es que se repartieron el pastel.

        Sobre el 18 de marzo, Atlántia retiró su OPA. Hochtief (subsidiaria de ACS) lanzó una OPA por el 100% de Abertis a 18,36 eur. Pero el acuerdo es que las acciones terminaran en una sociedad nueva (SPV) controlada por ATlántia (50% de las acciones+1), y en la que ACS tendrá el 30% y Hochtief (el 20% menos 1 acción). En definitiva, el resultado es que La Caixa entrega Abertis a Atlantía, y ACS se forra. Los accionistas minoritarios somos expulsados de la sociedad y que la OPA inforamba que de tener éxito el 8 de mayo ABertis saldría de Bolsa. Esto tiene como consecuencia que si no acudia a la OPA, me podia ver el día 9 de mayo con 1500 acciones de Abertis que no se negociaban en Bolsa y que solo podía vender a SPV/Atlántia al precio que ellos quisieran.

        La prensa española guardo un silencio sepulcral sobre la OPA. Busqué por todas partes tratando de saber si eramos suficientes los accionistas que nos negabamos a la OPA. Absolutamente ninguna información. La Caixa y ACS son poderosos caballeros que controlan los medios. Finalmente el dia 7 acudí a la OPA, con sentimiento de ser despojado de mis acciones de Abertis.

        Cosas que quiero compartir con Ustedes:

        1. Qué hace una caja regional controlando activos estartégicos de España? El resultado es evidente, a España que le den por el c…., como no podia ser de otra forma.
        2. Tomen buena nota. Hay muchos mas activos estratégicos en manos de la misma entidad.
        3. El gobierno de España no adoptó una posición firme como en su día hizo Italia, cuando Abertis pretendió comprar ATlántia. Conclusión, nuetsro gobierno no defiende activos estratégicos españoles, está a otra cosa.
        4. Los medios han demostrado un silencio cómplice con La Caixa y ACS. Incluso nuestro ex-querido VozPopuli se calló como puta.
        5. Los accionistas minoritarios hemos sido despojados de nuestras acciones por La Caixa y ACS con ayuda del gobierno.
        6. Despues de la OPA, ACS+Hochtief poseen el 50% de SPV, por supuesto, dentro de un tiempo se la venderán a Atlantía con jugosas plusvalias. Todo a costa de los accionistas minoritarios.
        7. Ustedes han visto u oido a algún sindicato, partido, medio que haya dicho algo sobre el asunto. Todos son cómplices de este despojo al pequeño accionista.

        Como pueden ver, mi pesimismo y preocupación por España cada vez es mayor.

        Disculpas por adelantado a Disentia, ya que soy consciente que puede crearle problemas ante esos poderosos que controlan los medios en España y que han impedido que la información haya llegado a todos sobre este asunto.

        Solo recordarles que este comentario refleja mi opinión exclusivamente. Disidentia no tiene nada que ver. Con el apagón informativo que ha habido sobre el asunto, quizás incluso mi opinión está muy alejada de que realmente ha ocurrido.

        • Alguno podrá pensar, de qué se queja Kj26 si como dice el consejo de administración de Abertis, la OPA ofrece un 33% más de valor por las acciones que su pasada cotización en Bolsa.

          La respuesta es la siguiente:
          1. Por un lado he seguido con interés el proceso y estoy sorprendido por la manipulación que he visto
          2. Por otra, las 1500 acciones que poseía me rentaron en 2017 1000 eur netos (aprox). Las mantenia como complemento a mi pensión (rentando sobre un 4%). Tengo las acciones muchos años.
          3. AL obligarme a acudir a la OPA, obtendré unos 30000 eur aprox, pero de esos tendre que dar el 25% a Hacienda ( 7500 eur). Hace muchos años había comprado acciones de una empresa de autopistas, que fué absorbida por otra compañía, que terminó siendo Abertis. Hace tantos años que he perdido el rastro del precio inicial, tras multiples conversiones, y ampliaciones. Según Hacienda todo son plusvalías.
          4. Si quiero seguir dedicando ese capital en una empresa que genere dividendos al 4%, solo podré invertir los 22500 eur restantes.
          5. Supongamos que doy con esa empresa y efectivamente mantiene los dividendos como Abertis. El 4% de 22500 eur son 900 eur que despues de la retención de Hacienda se convierten en 720 eur.

          Observen la jugada, como pequeño ahorrador disponía de un capital en Abertis para completar la pensión. Obtenía unos 1000 eur netos al año. Despues de la OPAs, solo puedo esperar si reinvierto lo obtenido, conseguir 720 eur al año. Por el camino se han forrado varias empresas y empresarios.

          Ustedes mismos.

  2. El problema es creerse que en algún momento gobiernan otra cosa que los hombres. Eso de que “gobiernan las leyes” es una utopía racionalista, en la que los gobiernos se refugian para no hacer visible el poder, que siempre es, ha sido y será de hombres sobre hombres. Las leyes sólo pueden servir para limitar el poder, pero las decisiones de poder siempre han sido tomadas por hombres concretos, porque las leyes no toman decisiones. Pero el hombre siempre ha detestado que le gobierne otro hombre, prefiriendo refugiarse en la utopía de que le gobiernan las leyes, una abstracción que puede venir de Dios o de la Razón divinizada. En definitiva un legislador no humano. Y esta es la oscuridad de los mundos políticos de hoy, dominados por los evangelios de la democracia utópica. Nadie gobierna, nadie es responsable, a nadie se le puede exigir, Y el poder sigue con su rueda que es permanecer en él, mientras hace manejos bajo cuerda dentro del consenso mafioso de partidos.
    Es probable que un régimen presidencialista que visibilizara mejor el poder ejecutivo, haciéndolo más independiente de la lógica de partidos y del legislativo, podría paliar algo. Y si no, prefiero una dictadura clara.

  3. Cualquier visión reduccionista de un fenómeno -no afirmo que la que aquí se aporta, lo sea, o lo pretenda- tiende a presentar visiones segmentadas de su realidad, harto compleja, y cuajada de matices que emergen al albur de la contingencia, mediante esquemas que la simplifican, pero que no la explican.
    La tendencia a la ucronía es una herramienta al uso, que tarde o temprano acaba calando en el subconsciente de la gente normal, deviniendo en dogmas y mantras ampliamente difundidos por los poderes, sus voceros y sus edecanes, para consumo de una feligresía cándida y cognitivamente adaptada.
    Parece una simplificación sencilla cargar el sambenito de un problema de ésta naturaleza a gentes de la política que, si bien es cierto hay que atribuírles su cuota parte, que es mucha, no lo es menos que, cuando lo del 78, la herencia recibida era ya de por sí una bomba de relojería, puesta en manos de, salvando excepciones, la peor generación de políticos que ha padecido España en centurias. Y manejar explosivos es muy delicado.
    Ahora bien, la gestión si, de eso no se escapan ni con alas y la história ha de juzgarles con la mayor severidad, porque los resultados de tanta incuria están a la vista.
    Pero, que hacia mientras tanto la sociedad civil?
    Que extendida manía es la de exonerar a las gentes de toda responsabilidad respecto a lo que les acontece. En las crisis de la economía son culpables de acudir a la fiesta como buenos pícaros. Y en la podredumbre de la costumbres, es de su seno de donde emana el monstruo, de donde nacen sus hijos ladrones y corruptos y es la sociedad la que los amamanta y los enseña en casita mil corruptelas. Y luego esas criaturas, cuando políticos, las subliman.
    Es el conjunto de la sociedad Española y ningún salvador transversal y onisciente, quien debe ponerse en marcha de inmediato para regenerar todo el conjunto de la política, vieja, nueva y en proceso larvario, para resolver desde abajo este descomunal problema que han consentido de manera lanar, pero antes tiene que arreglar su propia casa y mirarse esa cara de imbécil que se refleja en el espejo, como consecuencia de su indolencia cómplice ante éste crímen y de toda la desgracia que trasladará, como legado a su estírpe, por decenios.

  4. Camorra es cualquiera de las facciones del Estado, la oligarquía de Partidos

    Estado de Derecho hubo con Hitler, Mussolini, Franco…. saliendo de ahí pasaríamos al Estado Policial

    Un Estado y una Constitución repletas de majaderías utópicas para regular mentiras siniestras

    Sin el problema independentista este Sistema-Estado de Partidos Monárquicos sigue mereciendo todos los tiros de gracia del mundo

  5. “En definitiva, es como si las reglas informales se hubieran apoderado de la política, la economía y la propia sociedad. Un círculo vicioso que ha terminado por pervertirlo todo”

    Comparto su visión tan meridiana y lúcida que expone en el artículo, Javier. Es precisamente la crisis social y política en Cataluña conducida a su punto álgido de tensión, la que ha permitido destapar paso a paso el falso decorado constitucional, que ha sido silenciado y ocultado por los capos mafiosos. Protagonistas indiscutibles de las mil y una funciones de la farsa institucional en estos cuarenta años de democracia. Una democracia a su medida y no a la del resto, cuyas reglas formales del juego se han visto secuestradas y eclipsadas detrás del escenario por las reglas informales, pervirtiéndolo todo.

    Parece que la “maldición” de Pujol, cuando en tono dictatorial y amenazante, advirtió que si se insistía en mover las ramas del árbol acabarían cayendo todos los nidos, avanza imparable hacia el abismo. Y como buenos villanos quieren arrastrarnos a todos con ellos.

  6. Que risa floja me da leer que la ultraderecha española critique a la ultraderecha catalana
    mientatrs ambas roban a la ciudadania a base de apoyar recortes, privatizaciones , a partidos como Cs y d epaso con el jaleo y el mogollon tapan su mutua corrupcion muchas veces complice

  7. Lo que se está diciendo es que se comportan como una mafia mediterranea. Los franquistas ya dieron con la solución hace 80 años, ilegalizar la masonería, al menos en Cataluña. ¡Ah, que no que eso es antidemocrático!, pues ya me diran.

  8. El gran problema es la Constitución Española, por mucho que se diga que no, es contradictoria, no es clara y ahí los nacionalismos han tenido campo suficiente para llegar a donde estamos. Sólo hace falta leer el Título VIII de la Organización Territorial del Estado para darse cuenta del poder tan grande que tienen las CCAA, los arts 148,149 y 150, son un verdadero carajal, el poder que se da a dichas Comunidades es enorme y si hablamos de las llamadas históricas con lengua propia ni les cuento

    Y si a “una crisis como la desatada por el secesionismo catalán, crisis por otro lado largamente anunciada”, no sé le pone fin a tiempo, todo lo contrario se le da más campo para cultivar pues se llega a donde hemos llegado.

    A cambio de escaños en el Congreso se lleva fertilizando esa crisis, esos apoyos del nacionalismo al Gobierno, a todos los que han pasado fue a cambio de más prebendas y que decir de ese apoyo de ZP o mismamente de Aznar, que hablaba catalán en la intimidad y los dos últimos años han sido siniestros en este tema.

    Que a nadie se nos olvide que hace años se tuvo que parar esto, no se hizo y ahora lo estamos pagando todos muy caro. Cataluña es una mafia pero los gobiernos centrales no son mucho mejor, han pactado con esa mafia para ellos tener asegurado el sillón.

    • Exactamente

      Si no se interviene y no se ha intervenido a saco en Cataluña es porque se evidenciaría la chapuza que es el título VIII.

      Pero es título no se hizo así por casualidad. Se hizo para permitir el reparto de poder entre los diferentes clanes mafiosos que mandaros durante la transición.

      Porque el problema es que no sólo hay mafia en Cataluña.. Ctaluña y Vascongadas ponene el kowhow y las otras 15 copian lo que sea menester y pagan su copyright con nuestra pasta.

      No fue una equivocación el título VIII se hizo así a conciencia. Por eso modificarlo es tan comlicado.

      un cordial saludo

  9. Bravo Javier! Has dado en el clavo.

    Lo de Cataluña es un problema mafioso. Así de claro y contundente. Bravo!
    Te diré mas. La sociedad catalana siempre ha sentido inclinación a la oscuridad social: Max Webber no es para nosotros. Los acuerdos se hacen con discrección y sólo favoreciendo a los nuestros.
    Llevamos así siglos. De hecho los Usatges medievales estuvieron en vigor hasta el ahora odiado Felipe V y el decreto de nueva planta. Sí en Cataluña se cobraban peajes por pasar puentes o moler la harina, porque “siempre habia sido asi”. Esto casi en el XVIII era anormal.
    No es casualidad que las dos Sicilias fueran primero teritorios del reino de Aragon y luego de los Austrias y los Borbones. Allí nacio la camorra, la mafia y la n’dranghetta. Casualidad?
    La mafia es una organización para social, es decir, impone unos valores no escritos por encima del derecho oficial vigente y reparte privilegios entre sus adictos y castigos entre los opositores. Les suena? La mafia es una estructura vertical donde hay un capo di capi. En nuestro caso reciente este puesto lo ocupa todavía Jordi Pujol i Soley, ahora en proceso de rehabilitacion.
    Lo construido aqui es un oligopolio monstruoso que implica directamente a mas del 20% de la sociedad catalana en la forma de cargos, prebendas, contratas, y hasta plazas para ancianos en residencias. Todo se ha comprado con la amenaza de que fuera del modelo, extramuros sólo hay exilio.
    Llevamos asi casi 40 años. Desde el primer tour de force de Banca Catalana , cuando el Estado no quiso corregir de forma limpia y entro en los pactos secretos con la mafia local, para tener mayoria en España y a su vez estabilidad en Cataluña que ya amenazaba timidamente con manifestaciones.
    El modelo mafioso se exporto a toda España pero realizado por aficionados. Tanto PP con sus Gürtel, Lezo…o el Psoe con sus desvios de fondos de cohesion no eran mas que choriceos cutres comparados con lo que se estaba montando en CAT.
    Sis e tiene la estructura de poder social consolidada, porque depender de jueces externos “no comprados”? Ese fue el leit motiv del prusés: la protección de la familia (Pujol) y sus lugartenientes (Sumarrocas, los dueños de Sehrs los Bagó…) ante el riesgo de un proceso abierto en España contra los que han desviado del presupuesto publico mas de 6000 mill € con mordidas bien conocidas por cualquier multinacional o incluso pyme con actividad en Cat.
    El pruses busca el modelo confederal porque aisla el riesgo de procesamiento. Ya se vio como los jueces promovidos por la mafia local se mueven: el caso Pasqual Estivill, propuesto para el Constitucional por J. Pujol es paradigmático: el hombre vendía publicamente las sentencias judiciales a la vista de todos, sobre todo Pique Vidal, otro fontanero del Regimen. Como en el caso Palau, silencio…omertà que es siempre el final de la historia en CAtaluña.
    Tienes razón Javier que la escapada separatista es una oportunidad para que reviente todo el montaje mafioso español donde las libertades son sólo para algunos. Sería como el corte del nudo Gordiano realilzado por Alejandro. Una solución radical y definitiva.
    Para ello se debería superar la dinamica (falsa) izq-der o PP-Psoe, ambos parte del montaje e iniciar un proceso de reforma constitucional profunda. Quizás los españoles estan preparados, pero no lo tengo demasiado claro en un pais donde los tweets teledirigen a la opinion publica mas que la reflexion.
    De todas formas se abre un periodo arriesgado pero lleno de oportunides.
    Lo viejo ya no nos vale, incluidos sus personajes, y no estamos seguros de los nuevos.
    De todas formas que podemos perder a estas alturas cuando a nuestros hijos sólo les queda la oportunidad de emigrar. si pueden, y a nuestras abuelas las tiene hipnotizadas con salvame de luxe?

    • Curiosamente el grupo Sehr de los Bagó se fundó en el 75 con lo que con toda probabilidad todo estaba diseñado antes de la muerte de Franco y similar a lo que hicieron en Madrid con Arturo Fdez o en Andalucia con Arfonzo aunque los primeros llegasen a mucho mas.

  10. La “Camorra Catalana” no es más que un gatito que a base de palos se ha convertido en un tigre. Y no se ha convertido solo, lo hemos creado con 40 años de leyes “al uso” y otros 80 años de “chistes sobre catalanes”. Poner enfrente el “Estado de Derecho” como si fuera una constante universal inamovible tampoco me parece correcto: actualmente ese estado es una construcción hecha a medida de solo unos pocos interesados y nada más. Es un clavo ardiendo al que agarrarse cuando simplemente no se tiene voluntad de encontrar soluciones.

    • La “camorra catalana”, hoy, son los herederos del 3%, no trate de confundir. Aquí ya vienen a perorar los que confunden ángeles con demonios y las mismas gracietas ¡pobrecitos mártires! que se ha hecho sobre catalanes son mofas que se hacen sobre gallegos, vascos o señores nacidos en Lepe.
      La mayor censura es la tiranía de la corrección política, generalmente producto de intereses infames: xenofobia, racismo y -precisamente- “construcción” de un estado excluyente de mayorías y hecho a medida de unos pocos nazionalistas. O sea, la camorra de Erc, Junts, Cup, etc.

  11. “Llama poderosamente la atención el poder alcanzado por un puñado de “comunicadores”, que desde sus altares televisivos no sólo actúan como agitadores sino también como censores,”

    La censura (con todas las letras) y autocensura es generalizada, no solamente en medios de masas sino también en blogs y medios diversos. Lo que estructura el funcionamiento de todo ello es económica. El director es el Estado de Derecho (al estilo de derecho de naturaleza), tal cual parte del Estado, el Gobierno de Cataluña, ha generado un gran rebaño en su respectivo territorio. Algo similar se puede aplicar a todo el territorio español; solamente cambian los beneficiarios.

  12. “…reglas informales…” Buen eufemismo si se trata de sustituir lo que todos entendemos por prevaricaciones, cohechos, estafas, hurtos, falsedades en documentos públicos, etc., el ordeno y mando de Ciu durante décadas consentido por los sucesivos gobiernos centrales. Precisamente el ordenamiento (o caos) constitucional ’78 es lo que ha permitido -al menos en lo que a las autonomías se refiere, pero no sólo- el ¿ordenamiento informal? Si es que semejante oxímoron, el orden amorfo, puede darse en la realidad o sencilla y llanamente se trata de una Casa de la Troya o la de Tócame Roque.
    Feliz día de san Isidro.

Comments are closed.