En Miami, ciudad cada vez más fotográfica, más videográfica, cuatro artistas visuales, tres de ellos fotógrafos (Luis Olazábal, Osmany Torres y Ricardo Cornejo) y un realizador de video, Lulo Rivero, han hecho confluir sus miradas y embrujos para apropiarse, descubrir para sí mismos y luego exhibir, con la emoción de quien comparte un hallazgo, las invenciones y movimientos de otro artista: el bailaor Jesús Carmona. Y ha sido un éxito.

Todo comenzó con el cortometraje Impetus: Flamenco’s Driving Force, producido por Rivero, con Carmona como protagonista. Este video-arte y sobre arte, distinguido en festivales en Los Ángeles, Nueva York y Miami, y exhibido a la par en Bulgaria, Colombia y los Países Bajos, generó la alquimia de la que quiero hablarles: Corrientes: Movement with purpose, una exposición multimedia (fotografía y video) donde Carmona es seguido, a veces perseguido, por los lentes de Olazábal, Torres, Cornejo y Rivero: cuatro testigos, tan o más inquietos que él, que más que una historia se han inventado cuatro historias diferentes. Cuatro relatos -vale acotar- en uno.

Corrientes: movimiento con propósito logra algo imprescindible en toda aventura colectiva de esta naturaleza. Quien visite la muestra, no sólo disfrutará de piezas cuidadas y creativas sino que además asistirá a una impresionante cohesión formal y discursiva, ese todo anhelado del curador, esa virtud de no ser mezcla de estilos o reunión generacional, como no pocas veces ocurre, sino un abrazo múltiple, reflexivo, donde se manifiesta, y comprobarlo es otra aventura, la identidad, lo mejor de cada uno de sus artistas.

No hay instantáneas en teatros. Celebración de la cadencia del flamenco en escenarios donde nunca se había movido Carmona. Tampoco la ciudad había sentido a un bailaor recorrerla, escrutarla y devolverla de este modo. Construcción de otro Miami donde Carmona salta distinto, lejos de los tablaos, nuevo gran tablao. Gracias a estos cuatro artistas, Miami se ha convertido en el tablao que no encontrará Carmona en ningún otro sitio.

Y es a la par un elogio a Miami, una declaración de amor, pertenencia, agradecimiento. Nacidos todos en otras ciudades, los autores de Corrientes han hecho de Miami su hogar, su faena, su escenario. Y aquí han crecido. Con placer los presento:

Luis Olazábal (Lima) se ha especializado en fotografiar espectáculos musicales y de artes escénicas. Ha confesado su pasión: “capturar la gracia y esencia de la música en vivo y registrar la intimidad compartida entre el artista, el instrumento y el público”. Le han encargado instantáneas de Paco de Lucía, Caetano Veloso, Concha Buika, Diego el Cigala y Bebo Valdés. Tiene más de 15 exposiciones y su obra aparece en Miami New Times, El Sentinel, The Miami Herald, Florida International Magazine, Dance Magazine, JazzTimes.

Foto: Osmany Torres

 

Osmany Torres (La Habana) además de fotógrafo es director de arte y diseñador gráfico. La revista Artecubano, de la que fuera director de arte, le debe su transformación más significativa a nivel visual. En México se consolidó como fotógrafo de arquitectura, retratos y viajes, camino que ha seguido en Estados Unidos. La precisión y encuadre de sus piezas está respaldada por su trabajo en diseño y publicidad. Entre sus clientes hay marcas internacionales, agencias editoriales y de publicidad, museos de arte e instituciones culturales.

 

Captura de vídeo de Lulo Rivero

Lulo Rivero (Buenos Aires) ha producido audiovisuales para conciertos, teatro, la industria culinaria e instalaciones de arte en vivo (uno de ellos, en colaboración con Alexa Meade, fue seleccionado en 2016 por YouTube para participar en el Sundance Film Festival). Tiene amplia experiencia en publicidad y ha desarrollado conceptos televisivos para Discovery Channel, MTV, FOX, History Channel y Havas Media.

Ricardo Cornejo (Quito) empezó estudiando arquitectura pero se movió hacia la dirección de arte, el diseño gráfico y la publicidad. Fue en el Instituto de Artes de Fort Lauderdale, cuando debía terminar un libro de fotos para graduarse, que la fotografía digital entró en su vida, al parecer para quedarse. Ha trabajado para revistas, celebridades, marcas, libros, modelos, chefs, hoteles, diseñadores. Reconoce que su arte se nutre de la diversidad, del reto que se impone para que cada proyecto, más que un trabajo, sea pesquisa y placer. Algo que les define a los cuatro.

Foto: Ricardo Cornejo

Corrientes: Movement with purpose podrá visitarse hasta este jueves 17 de mayo en el Centro Cultural Español de Miami. En la clausura, Jesús Carmona, figura clave del flamenco actual, bailará un fragmento de su espectáculo Impetus. El bailaor tendrá una escenografía única, y los artífices de esta exposición continuarán allí esa aventura de eternizar, una vez más, el movimiento.

Foto de portada por Luis Olazábal 


Si este artículo le ha parecido un contenido de calidad, puede ayudarnos a seguir trabajando para ofrecerle más y mejores piezas convirtiéndose en suscriptor voluntario de Disidentia haciendo clic en este banner: