Una de las sentencias que se conservan de Heráclito, que, pese a ser tenido por “el oscuro”, en esto fue muy claro, afirma que “extinguir la insolencia es más importante que apagar un incendio”. Se pensará, sin duda, que es un aforismo aristocrático, pero con las vueltas que ha dado el mundo podemos afirmar con total certeza que los insolentes ya no desafían a los supuestamente mejores, sino que, hábilmente instalados en el poder, como los cínicos, según recordaba recientemente Dante Augusto Palma, se ciscan en los derechos más elementales del ciudadano, que más que en resistir al poder, se aplican a macizarlo.

El poder anónimo y exangüe de la legislación es un artilugio mortífero, está reduciendo insolentemente a nada los más elementales y verdaderos derechos, y eso se ha logrado día a día, pasito a pasito, publicando esos cientos de miles de páginas de la veintena de boletines oficiales que padecemos y que, a cada momento, acrecientan la inseguridad jurídica, pues, por descontado, están llenas de atropellos, de contradicciones, de brutales agresiones al más elemental buen sentido.

El poder anónimo y exangüe de la legislación es un artilugio mortífero, está reduciendo insolentemente a nada los más elementales y verdaderos derechos

¿Cómo es posible que eso suceda y que lo consintamos sin alarma aparente? Porque se amparan en la industria que generan y se defienden con una pléyade de argumentos benéficos, de ensoñaciones de las almas bellas, que en realidad son como las vírgenes necias del evangelio, que no se fijan en que tras esas toneladas de buenísimas intenciones se oculta un brazo criminal y despiadado, un poder enloquecido capaz de arruinar a cualquiera.

Cien mil euros de multa por talar un fresno

Lo hace de dos maneras, acrecentando los aparatos burocráticos y las instancias sancionadoras, y así, ahora mismo, pese a los supuestos recortes, volvemos a padecer y pagar a más empleados públicos que hace seis años, pero también estableciendo penas dolorosísimas para aquellos que se atrevan a contravenir cualquiera de las insolentes arbitrariedades que entronizan como normas de obligado cumplimiento. Con la disculpa de protegernos, se nos ata cada vez más corto, con la excusa del bien común, se nos priva de cualquier independencia.

Cómo se puede entender que a un vecino de El Escorial, un municipio de la provincia de Madrid, le haya caído una multa de 100.000 euros por talar un fresno enfermo en una parcela de su propiedad

Díganme, si no, cómo se puede entender que a un vecino de El Escorial, un municipio de la provincia de Madrid, le haya caído una multa de 100.000 euros por talar un fresno enfermo en una parcela de su propiedad, una ejemplar sanción que ha sido ratificada por el Tribunal Supremo al considerar que los informes aportados por la defensa de esa víctima de Leviatán han sido redactados con posterioridad a los hechos delictivos. Al tiempo ha incurrido en un sobrecoste de cuarenta mil euros adicionales por la demora en el pago.

Es de manicomio que una noticia como esta no encienda el ánimo de los indefensos, que somos, si no todos, la mayoría, pero eso no ocurre porque poderosas congregaciones y cofradías se encargan de criminalizar, nada desinteresadamente, a cualquiera que descrea de las nuevas religiones, del ecologismo, del naturismo, del feminismo o de cualquiera de las innumerables memeces que encuentran su acogida en el templo de los valores que se suponen unánimemente compartidos. Y como la ética se ha reducido ya a la legislación, la libertad se ha de reducir a la obediencia.

Se simula proteger a los fresnos, pero lo que realmente se hace es amordazar y maniatar a los ciudadanos

¿Qué tienen de especial los fresnos, se preguntará el lector que todavía conserve un adarme de buen sentido? La respuesta es muy simple, nada, nada en absoluto. Son árboles amables y extremadamente normales, no son ninguna especie en peligro de extinción, pero han servido de escabel, como miles de especies inocentes, para apurar una legislación criminógena que, con la excusa de proteger la naturaleza, lo que realmente hace es abolir la conciencia, el buen sentido, la libertad y la propiedad, todo un programa político perfectamente rechazable por cualquier persona mínimamente despierta, que se ha colado de matute en una legislación tan supuestamente bien intencionada como realmente nefasta.

Se simula proteger a los fresnos, pero lo que realmente se hace es amordazar y maniatar a los ciudadanos, hacer que estén pendientes y temerosos de que cualquier día pueda caer sobre ellos la dura condena que la buena conciencia dominante reserva para los muy criminales que osan hacer lo que les parece oportuno.

La legislación administrativa es un cáncer cada vez más poderoso, y no solo destruye la buena administración, como señaló brillantemente Alejandro Nieto en La organización del desgobierno, sino que nos tiene en libertad vigilada, nos cataloga como delincuentes con mil etiquetas de todo tipo, desde las alimentarias a las ecológicas, y ahora pretende extenderse hasta protegernos de las mentiras fabricadas, de todo aquello que no sale de la boca del nuevo Señor. El joven Bertrand Russell recomendaba pasar una noche en la cárcel para comprobar en qué clase de sociedad se estaba viviendo, es muy probable que de seguir vivo y habitar en esta España adormecida le bastase con recomendar una somera lectura de esa literatura oficial que bajo promesa de protección nos echa la soga al cuello.

Existe una propuesta en change.org para ayudar a esta familia a la que el ayuntamiento de El Escorial ha arruinado tan alegremente.


Hazte Mecenas Disidente

Disidentia es un medio totalmente orientado al público, un espacio de libertad de opinión, análisis y debate donde los dogmas no existen, tampoco las imposiciones políticas. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Sólo con tu pequeña aportación puedes salvaguardar esa libertad necesaria para que en el panorama informativo existan medios disidentes, que abran el debate y marquen una agenda de verdadero interés general. No tenemos muros de pago, porque este es un medio abierto. Tu aportación es voluntaria y no una transacción a cambio de un producto: es un pequeño compromiso con la libertad. Muchas gracias.

Compartir
Artículo anteriorLos peligros de la campaña #metoo en Hollywood
Artículo siguienteEl ADN refuta la ‘Leyenda Negra’ antiespañola
J.L. González Quirós

Soy, en la actualidad, profesor de Filosofía en la Universidad Rey Juan Carlos. He sido profesor de la UCM, catedrático de Instituto, e investigador del Instituto de Filosofía del CSIC. Soy autor de una larga veintena de libros, entre los que cabe destacar El porvenir de la razón en la era digital, Mente y cerebro, Una apología del patriotismo, El templo del saber, Tecnología y cultura, La comprensión de la vida humana: historia, ciencia y libertad , o el más reciente Introducción a la Lógica, amén de centenares de artículos de investigación y divulgación, sobre cuestiones de filosofía de la mente, filosofía de la tecnología, y teoría política. Fui finalista del premio nacional de ensayo en 2003, y obtuve en 2007 el Premio de ensayo de la Fundación Everis junto con mi discípulo Karim Gherab Martín por nuestro libro sobre el porvenir y la organización de la ciencia en el mundo digital, que ha sido traducido al inglés. He sido fundador y primer director de la revista Cuadernos de pensamiento político, y he mantenido una presencia habitual en medios de comunicación y en el entorno digital sobre cuestiones de actualidad en el ámbito de la cultura, la tecnología y la política. Esta es mi página web

14 COMENTARIOS

  1. A colación de este aticulo, es la justicia española, la que está en segundo lugar de sentencias en contra el el TJUE (se condena a los paises) por detras de Rumania….
    Si hubiera otra justicia o un minimo de ella, esto no pasaria, pero yo he habaldo con jueces, y conocido a otros en sentencias sobre asuntos mios (incluso un insulto me han dedicado en un auto….. civil sobre custodia de hijos, por pedirla…) y son prepotentes, soberbios, vagos, cinicos, malos y fuera de sentido commún pero segun ellos son magnificos y maltratados…… cuando fuera de España no hay ni un solo juez de renombre en ninguna ponencia, curso, estudio…… ¿da que pensar no?
    Si este hombre presentó un estudio a posteriori, dice del cinismo del juez y del TS, ya que seria como una autopsia, o como certificar lo que el ya sabia y veia dia a dia, pero a un juez, eso no le vale, el testimonio de interesado que no quiere morir el y su familia aplastado, le vale un papel de mierda por algun perito amigo, esa es nuestra justicia

  2. Pues yo crreo que 100.000 euros son pocos, francamente.

    Si los monos tienen derecho al habeas corpus (lo ha dicho el Tribunal Supremo de Argentina, y no es broma, es totalmente cierto), no veo yo porqué tengan que quedar desprotegidos y desamparados los fresnos, sobre todo cuando son viejos y se encuentran desvalidos porque ya no pueden ni alimentarse a través de sus raíces.

    Ir en contra de ese instinto protector sólo pone de manifiesto lo insensible de su alma, y la radicalidad de sus pensamientos. Me horroriza de pensar qué tipo de sociedad quiere.

    ¡¡dónde se habrá visto anteponer la libertad de un hombre -encima de género masculino- frente a un indefenso fresno¡¡

    A dónde vamos a parar…

  3. Ante un sistema totalitario como el que nos ha traído esta farsa de democracia creada en 1978, mi humilde consejo es:
    1º) Conocer las leyes, sobre todo las represoras.
    2º) Cumplir esas leyes aunque nos hierva la sangre.
    3º) Ejercer responsablemente el voto para intentar cambiar las cosas, pues es la única herramienta que poseemos los vasallos de este régimen inicuo.

    Por último decir que todos aquéllos que disponen arbitrariamente de los patrimonios y propiedades ajenos mediante el poder que arbitrariamente se han otorgado a sí mismos merecen el calificativo de ladrones.

  4. Un amigo trabaja en la unidad de grandes contribuyentes de la AEAT, cuando habla de su trabajo se le iluminan las pupilas, eleva el tono de voz y se cree el paladín del sacrosanto Estado. Siempre encuentra una la ley, RD, orden ministerial, dictamen de la AEAT, decisiones del TEA….para “empapelar”, como el dice, al malvado contribuyente.
    Eso sí, cuando no habla de su trabajo en un magnífico compañero.

  5. Dese luego, cada día que pasa, este gobierno que tenemos, me da mas y mas asco,. Y ese asco se lo ganan a pulso. Tememos que hacer lo mismo, y si ellos nos roban dinero por todos los sitios, (ya aparte de cortarnos la libertad), nosotros los mismo.

  6. “Madrid recauda 530€ en multas por minuto”.

    “El Ayuntamiento de Madrid impuso 2,7 millones de multas por infracciones de tráfico en 2016 por valor de 279,4 millones de euros, las más cuantiosas por estacionamientos prohibidos, por exceso de velocidad o por ingreso en áreas de prioridad residencial. ”

    “El Ayuntamiento de Madrid ha puesto en marcha un nuevo modelo de multa, más claro, comprensible, visual y “amable”, que facilita que el infractor lo entienda y contribuye a mejorar la comunicación entre la ciudadanía y la administración”

    Perfeccionamiento del Estado Confiscatorio

    Guiris: ¿qué palabra en el texto anterior es “user-friendly”?

    • La vaselina semántica de esa polla de castigo es ‘amable’…sin duda.

      Se declaran ‘amables’. Y los 100 mil euros por el fresno son una bendición. Una expiación gozosa del pecado a la que le falta únicamente que el penitente muestre su alegría por la amabilidad de los dioses.

  7. Era una tradición en las explotaciones forestales familiares que el abuelo plantara árboles para el nieto que este talaría cuando tuviera necesidad de ellos, a la vez plantaría para su nieto, biznieto o tataranieto en función de la edad de tala del árbol. Los árboles son una de las fuentes inagotables de riqueza que tenemos a nuestra disposición, pero como en esta época en la que todo se confunde tenemos ingenieros forestales en lugar de abuelos el disparate está servido. Es costumbre en las zonas de selva o bosque no tener árboles en los jardines de las casas por el riesgo de caída, limpieza de alimañas, y sobre todo por dejar pasar la luz purificadora del sol. Pocos o ninguno son los incendios que se producen en las explotaciones forestales tradicionales donde se hace partícipe a los lugareños de la riqueza del bosque, espárragos, setas, leña, copas, etc.
    El nieto ya no es propietario de la herencia del abuelo, una rama podrida tiene que pasar por la podrida concejalía para ser talada. Antes de practicar la eutanasia sobre un árbol enfermo es mejor que este se caiga aplastando a los niños que juegan a su alrededor mientras llevamos al abuelo que plantó el árbol a una dulce muerte asistida.

  8. Sí señor…la mayor amenaza para las libertades, para la sociedad abierta – antes que sea un lejano recuerdo- viene de la mano de la administración ultralegisladora. El poder invisible y en paralelo, omnipresente. Ya no hacen falta grandes cuerpos teóricos. Es una letal mancha de aceite que todo lo empapa. Esos son los desafíos. Viene bien recordarlo, ahora que alguno presenta la novedad de un ensayo viejo sobre el comunismo, ser consciente que el nuevo totalitarismo soft exige nuevos mecanismos defensivos. Una conciencia crítica entrenada para otra batalla de última generación. Dúctil y muy cabrona. Un Matrix lleno de trampas.

    En el ínterin disfrutemos con la puta ironía comprobando cómo la ‘Irritante incompetencia de la más lista de la clase’ -en excelente editorial ayer de Vozpopuli-, arquetipo de esa élite impostada, satisfecha y cómoda, que regula la vida de los ciudadanos hasta asfixiarlos, que sanciona y multa severamente, en procedimientos administrativos cuyas garantías son filfa jurídica, literatura ficción, demuestra una falta total de talento para resolver cualquier problema de su competencia. Una torpeza que no tendrá consecuencias personales pues están exentos de aquellos inflexibles criterios con los que regulan la vida de los demás. La impunidad de los negligentes administradores posmodernos compite con la del feudalismo.

    Nos deja Rajoy a modo de resumen dos reformas siniestras de ejemplo….la tributaria en la que todo ciudadanos es culpable ab initio, y reo de expolio preventivo, y la de enjuiciamiento criminal, en las que los responsables públicos evitan la vía penal, pues la prevaricación será un error no punible con pena de cárcel.

    Ni en el Ancien Régime aspiraron a tanto…

    • Me da la sensación de que esta situación no es particular ni propia de España. Sino que es un movimiento global.

      Intereses concretos e interesados máximos con nombres y apellidos, aunque, paradójicamente, muchos de ellos todavía mantengan cuentas bancarias cifradas, por si las moscas.

  9. El derecho de propiedad en socialdemocracia es una farsa, la constitución lo deja claro cuando dice que el Estado te puede expropia en nombre del interés general cuando quiera, sin contar además la cantidad de leyes que afectan a la propiedad y que cada año son más.

    Para tener algo en socialdemocracia es preferible no tenerlo ya que no solo hay que pagar impuestos para cómpralo, tenerlo, venderlo o heredarlo sino que el Estado y sus burócratas deciden lo que puedes o no hacer en tu propiedad, inclusive ni alquilar ya se puede porque los inquilinos tienen más derechos que el propietario y ni se diga de los okupas.

    Un pisito y como mucho, el que quiera tener propiedades que se lleve el dinerito fuera e invierta en otra parte y ahora con un euro fuerte e intereses bajos es muy buena oportunidad, ya que en España no vale la pena ser propietario de prácticamente nada, luego la gente se queja de que no hay empleo y que la economía está estancada, yo les digo que no se quejen tanto ya que es lo que llevan votando 40 años.

  10. La misma evidencia. Igual que lo del órgano reparado por las monjas sin permiso de la Unta de Andalucía, que no se había preocupado de su reparación, pero si de sancionar con 150.000 euros cuando una Fundación lo reparó. También está lo de expropiar por la vía de urgencia tu casa o negocio o finca, tuyo desde hace generaciones. Lo urgente luego no se ejecuta, ni con urgencia ni sin ella, y se paga al cabo de diez años (para eso no hay urgencia). O tasar un hotel en 1,4 millones de Euros, liquidar el Impuesto de Sucesiones por 0,5 millones. Cuando los hijos herederos no lo pueden pagar, se embarga el hotel (otra vez la Unta), se vende por 116.000 euros….pero los herederos siguen debiendo el 0,5. Y aluego pagamos los palacios del Defensor del Pueblo y al propio Defensor….espléndidamente, faltaría más. Esto es España y su Democracia, con Mayúscula.