Desde la semana pasada cualquiera que en Polonia afirme de viva voz o por escrito que los polacos colaboraron con los nazis durante la guerra incurrirá en un delito castigado con hasta tres años de prisión. Una pena extraordinariamente dura para tratarse de una simple opinión y por un delito que no debería ser tal. Por dos razones: la primera porque sí hubo polacos que cooperaron de buen grado con los invasores. La segunda porque una opinión, por muy inexacta o malintencionada que sea, jamás debe ser constitutiva de delito.

Pero, volvamos al principio. ¿Por qué surge ahora, más de siete décadas después del final de la guerra, este asunto?, ¿por qué ahora y no hace treinta o cuarenta años? Simple, que sea ahora tiene cierta lógica. La memoria viva de aquella época se desvanece. Los que en el momento de la invasión cumplieron veinte años hoy ya son prácticamente centenarios. Y centenarios no quedan muchos, ni en Polonia ni en ninguna otra parte del mundo. Hay gente que aún recuerda la guerra, pero en la mayor parte de los casos son recuerdos infantiles o de adolescencia. Se trata, además, de personas muy mayores que, por ley de vida, no tardarán mucho en dejarnos.

Cuando la memoria viva desaparece es cuando florecen los fabricantes del pasado, los que confeccionan a gusto del poder la verdad oficial

Cuando la memoria viva desaparece es cuando florecen los fabricantes del pasado, los que confeccionan a gusto del poder la verdad oficial y la fijan mediante leyes de memoria como las que proliferan por doquier de un tiempo a esta parte. En Polonia no es algo nuevo. Durante los cuarenta años de dictadura comunista la verdad oficial, impuesta entre quienes sí recordaban pero hubieran preferido no hacerlo, era que los polacos no habían tenido nada que ver en el Holocausto. Fueron simples víctimas de la barbarie nazi que incluso habían ayudado a los judíos, la mayor parte de ellos exterminados en lo que hoy es territorio polaco.

Leyes de la memoria: desmemoria selectiva

La Solución Final se llevó a cabo básicamente en Polonia. Himmler y sus SS la convirtieron en su matadero privado. Seis de los siete campos de exterminio nazis (Auschwitz-Birkenau, Treblinka, Majdanek, Sobibor, Belzec y Chelmno) estaban en Polonia. Por eso muchos hablan de los “campos polacos”. No tanto porque fuesen administrados por polacos como por el hecho de que se levantaron en Polonia. Bien, decir “campos de exterminio polacos” también está prohibido en Polonia desde hace una semana.

¿Hubo polacos colaborando con el enemigo? o, mentando la palabra maldita, ¿participaron los polacos del Holocausto?

Pero aunque lo hayan prohibido, que los campos están en Polonia es un hecho histórico que no admite el menor matiz. Las ruinas de Auschwitz están ahí para quien quiera ir a verlas, junto a la ciudad polaca de Oświęcim a sólo 60 kilómetros de Cracovia. El debate, por lo tanto, se desplaza a la colaboración que los polacos de la época prestaron a quienes construyeron y operaron esos campos de la muerte. Resumiendo, ¿hubo polacos colaborando con el enemigo? o, mentando la palabra maldita, ¿participaron los polacos del Holocausto?

Si, los hubo. No fueron muchos eso sí. El colaboracionismo en Polonia fue menor que en Francia, en Holanda y, no digamos ya, que en Noruega, pero existió. Tampoco es extraño que así fuese. Los nazis veían a los polacos como un pueblo étnicamente inferior. Tras la derrota los trataron con gran crueldad. Para el pueblo polaco el führer reservaba, como para el resto de naciones eslavas, un papel de meros vasallos al servicio de los nuevos amos germánicos.

Desplazaron población polaca arrebatándole sus casas y ejecutaron a miles de intelectuales, sacerdotes, profesores y líderes comunitarios

Las órdenes eran tajantes. Los polacos, como posteriormente los rusos o los ucranianos, estaban ahí para servir. Eso implicaba, por ejemplo, que las generaciones más jóvenes tendrían un acceso limitado a la educación. Con las primeras letras bastaría. No les haría falta más. Los jerarcas nazis no ocultaban su plan maestro, lo dejaron por escrito y actuaron en consecuencia. Desplazaron población polaca arrebatándole sus casas y ejecutaron a miles de intelectuales, sacerdotes, profesores y líderes comunitarios. Hasta un millón y medio de polacos no judíos fueron deportados a campos de trabajo durante la guerra.

Todo esto es cierto, pero también lo es que cuando la maquinaria asesina de los nazis se puso en marcha lo hizo sobre estructuras polacas preexistentes como la policía o los ferrocarriles. También se dieron casos de polacos que participaron en la denuncia y persecución de los judíos locales. Esos pogromos están perfectamente documentados.

Ayúdanos a hacer crecer Disidentia, hazte suscriptor voluntario.

Aquello se hizo sobre un sentimiento antijudío que ya existía en la Polonia de antes de la guerra. Las autoridades polacas habían tratado de excluir a los judíos de ciertos ámbitos de la vida pública y bullían los movimientos antisemitas. En esto Polonia no era una excepción, la judeofobia era algo muy común en el este de Europa.

La historia no está ahí para que nos guste, para que nos regodeemos mirándonos en ella, está para que extraigamos valiosas enseñanzas

Esta es la parte de la historia que no gusta al Gobierno polaco actual. Es natural que así sea. Que fuesen policías polacos los que custodiaban los guetos, que fuese personal polaco el que embarcase a los judíos en los trenes, o que se produjesen matanzas como la de Jedwabne, en la que 340 judíos polacos fueron asesinados a manos de sus vecinos católicos, no gusta a nadie. Pero es lo que sucedió y contra eso poco se puede hacer. La historia, en definitiva, no está ahí para que nos guste, para que nos regodeemos mirándonos en ella, está para que extraigamos valiosas enseñanzas.

Estos nos conduce directos al quid de la cuestión. ¿Se puede reinventar la historia mediante leyes? No. No puede hacerse. Puede, eso sí, crearse un clima opresivo de verdad oficial como la que fraguaron los comunistas hasta 1990, pero la historia una vez desvelada no se puede ocultar, menos aún en el mundo en el que vivimos. Todo tras coacciones crecientes que liquidan libertades fundamentales como la de expresión o la de prensa. Se da así la paradoja de que, tratando de borrar un mal recuerdo, se crea otro peor.

La ley está concebida para ampararnos de las agresiones presentes de terceros, no para protegernos de lo que hicieron nuestros antepasados

Ni la verdad ni la mentira histórica pueden imponerse por ley. Cuando se intenta hacer, por muy bien intencionada que sea esa ley, brotan los monstruos. La ley está concebida para ampararnos de las agresiones presentes de terceros, no para protegernos de lo que hicieron nuestros antepasados. Las llamadas “leyes de memoria” sólo sirven para perpetrar atropellos y secar el debate manu militari castigando a los discrepantes. Pero, a cambio, son muy útiles a los que mandan, que con ellas se atornillan al poder justificando su propia existencia. Por eso todas las dictaduras las hacen. Por eso las seguirán haciendo.

Compartir
Artículo anteriorEl lastre del sistema proporcional de elección
Artículo siguienteCiudadanos y el planificado relevo del Poder
Fernando Díaz Villanueva

Soy hijodalgo pero no señor. Primera autoridad nacional en Perroflautología, ciencia inventada por mí mismo que hoy se estudia con gran aprovechamiento en todos los platós de televisión. Miembro de número de la Real Academia de la Lengua perroflautesa. Gran Maestre de la Orden de Nachojcolar. Canciller del Real Instituto Marhuendino. Hermano de carga de la Cofradía Montoresa. Ancho de frente, negro de ventura, largo de piernas, limpio de manos y de bolsillo. Llevo la contraria, así, por principio. Lo hago por escrito, de viva voz y en persona sin demasiados cargos de conciencia. Y no hace falta añadir mucho más.
Este es mi último libro. Y esta mi página web

22 COMENTARIOS

  1. Es necesario distinguir entre Historia y relato.

    La Historia estudia lo sucedido, los porqués, las causas, los efectos. Pero esto es de interés para un reducido número de expertos, que muchas veces no llegan a ponerse de acuerdo más allá de lo sucedido, y a veces ni eso.

    Lo que trasciende es el relato. Este no tiene que ajustarse a la realidad, es un ‘cuento’ construido para la manipulación de las masas. El relato está construido para definir quien fué bueno, quien fué malo. Pasa por alto y se olvida lo que no le conviene, mientras que realza o inventa lo que le conviene. El relato es construido por el poder o quien quiere hacerse con el poder. Diría que la condición para hacerse con el poder tener es un ‘buen relato’.

    No tenemos que irnos a Polonia a buscar relatos construidos para la manipulación de las masas. Ahora mismo hay varios relatos en nuestra España construidos falsificando hechos para manipular a las masas.
    Uno es el de la memoria histórica, que trata de lavar y ocultar los desmanes criminales de la izquierda, a la vez que crea sentimiento de culpabilidad en todo lo que no es esa izquierda, lo cual es infame.
    Otro es la odisea catalana, donde la independencia se vende como la liberación de un pueblo eternamente sometido al yugo español ( o castellano). Todo basado en falsedades supuestamente históricas, pero eso es lo de menos. El relato está diseñado para que un ciudadano normal, que no cuestione nada, lo acepte como bueno, le cueste poco adherirse y sentirse casi héroe.
    Otro relato es el del machismo asesino. Me ahorro profundizar en él, ya que lo sufrimos constantemente.

    En definitiva, la Historia convive con ‘relatos’ construidos por el poder para manipular a grandes masas de gente. El ciudadano crítico no puede aceptar esos relatos, mas bien al contrario debe denunciarlos porque persiguen conseguir el control social por parte de grupos de interés

  2. Una vez se demuestra que los totalitarios de derechas son sumamente parecidos a nuestros totalitarios de izquierdas. Todos tratando de tapar sus vergüenzas con los mismos argumentos y los mismos métodos.

    Allá se quiere prohibir reordar que muchos polacos odiaban a los judíos. Acá se quiere prohibir recordar que Largo Caballero era un criminal de la peor calaña.

    Cada vez es más evidente que la distinción izquierda-derecha ya es inútil por falta de adecuación a la realidad. Cuando distingamos entre totalitarios y liberales tendremos categorías mucho más ajustadas a nuestro momento histórico.

    • Se equivoca vd. en mi modesta opinión.

      La revolución francesa, cuna de todos los liberalismos, fue un perfecto ejemplo de totalitarismo. La revolución rusa hija de aquella, idem. Y no hablemos de los liberales del 19 en España.

      El liberalismo, llevado a sus últimas consecuencias, se convierte en un totalitarismo. Francia es un ejemplo. En ese gran país hay muchas leyes que impiden la libertad, y todas y cada una de esas leyes ¡ Han sido promulgadas en nombre de la libertad !

      • Se equivoca. La auténtica revolución liberal y democrática ocurrió 13 años antes con la declaración de independencia de las 13 colonias originales, el germen USA. Su constitución es la más antigua de todas y sigue vigente con cambios puntuales.
        El preámbulo de la constitución USA es un prodigio de declaración de libertades individuales:
        Aquí está, traducido al español:
        ————————————————————————————————
        PREÁMBULO
        Sostenemos como evidentes por sí mismas dichas verdades: que todos los hombres son creados iguales; que son dotados por su Creador de ciertos derechos inalienables; que entre estos están la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad; que para garantizar estos derechos se instituyen entre los hombres los gobiernos, que derivan sus poderes legítimos del consentimiento de los gobernados; que cuando quiera que una forma de gobierno se vuelva destructora de estos principios,el pueblo tiene derecho a reformarla o abolirla, e instituir un nuevo gobierno que base sus cimientos en dichos principios, y que organice sus poderes en forma tal que a ellos les parezca más probable que genere su seguridad y felicidad. La prudencia, claro está, aconsejará que los gobiernos establecidos hace mucho tiempo no se cambien por motivos leves y transitorios; y, de acuerdo con esto, toda la experiencia ha demostrado que la humanidad está más dispuesta a sufrir, mientras los males sean tolerables, que a hacerse justicia mediante la abolición de las formas a las que está acostumbrada.
        Pero cuando una larga serie de abusos y usurpaciones, que persigue invariablemente el mismo objetivo, evidencia el designio de someterlos bajo un despotismo absoluto, es el derecho de ellos, es el deber de ellos, derrocar ese gobierno y proveer nuevas salvaguardas para su futura seguridad.
        ————————————————————————————————–
        ¿Comprende, por qué los ciudadanos USA tienen derecho a portar armas? Principalmente para defenderse de un gobierno tiránico.
        Lo de la revolución francesa y su declaración de los derechos humanos, con la prueba de “las virtudes democráticas” (sic)[Pablo Iglesias], es que los “gabachos” se lo han sabido montar bien, vendiendo su espantosa I República como algo liberal y democrático.

  3. Creo que ha acertado Sr. Villanueva, en las motivaciones de este ejercicio “orwelliano a toro pasado” de los políticos polacos más que derechistas en disposición de reescribir la historia para cuando mueran los últimos testigos. Efectivamente se están preparando para un futuro cercano, cuando podrán afirmar con los libros de historia “tuneados” por el Ministerio de la verdad en la mano, que los polacos fueron exclusivamente víctimas. En verdad que lo fueron como pueblo en su conjunto; pero no debemos olvidar que una parte importante de los polacos, fue colaboracionista, delator de judíos y cómplice de los nazis. El carácter hípercatólico de parte de la población polaca, vio una oportunidad de oro en facilitar el exterminio de sus connacionales de religión judía.
    Pensaron quizás que el favor, les dejaría libres las plazas y las propiedades de los enterrados en vida en los campos de concentración; pero no contaban con el desprecio profundo de los alemanes que despreciaban a los polacos como si fueran humanoides no arios. De hecho, se cepillaron a media docena de millones de polacos, tres de ellos judíos, y desterraron a muchos millones más para hacer sitio a arios puros Made in Germany, que habrían de purificar el territorio anexionado.
    Aún hoy se les ve la patita filonazi, cuando adoptan en Europa, actitudes que bien podrían tildarse de racistas. Ya no necesitan pogromos, basta con cerrar las puertas de Polonia a los piojosos que escapan de la misma situación que vivieron ellos y mandó al exilio innumerables rubiales (judíos y no judíos), que fueron acogidos en gran parte de América.
    La desmemoria en sí, es muy mala, pero suele suceder (aquí también ocurre) que nos olvidamos cuando éramos nosotros los que íbamos con el culo al aire y con la mano pedigüeña de asilo o auxilio.
    Las veces que un español me dijo que me fuera a mi país, le propuse que hiciéramos un intercambio, que nos marcharíamos las decenas de miles de sudacas , y les devolveríamos a los millones de españoles que se sumaron a nuestras naciones cuando las “papas quemaban” por aquí.
    Debo reconocer que no fueron muchos casos, sobretodo porque hay gente con tal evidente nivel penoso de conocimiento o raciocinio, que como mucho les digo: ¡Ale, con dió!, y ruego que no tengan hijos, o al menos se los quiten para que no tengan tiempo de contaminarlos.

    • “Aún hoy se les ve la patita filonazi, cuando adoptan en Europa, actitudes que bien podrían tildarse de racistas.”

      A vd. también se le ve la patita filoprogre. ¿ Qué hay de malo en tener un control de fronteras ? ¿ Acaso permite vd. que entre en su casa todo el que quiera ? Suiza tiene un estricto control de fronteras desde hace decenios y no veo que la progresía se metan con ella. ¿ Por qué esa fijación con Polonia ? Vd. mismo lo ha dicho: la cuestión de la religión: Polonia se mantiene fiel a su catolicismo y eso, vds., que viven anclados en el rencor, invocando el 1834 si es necesario, no lo perdonan.

      Lamentable, igual de lamentable que es su nick, que por cierto, le identifica muy bien

      • El problema es que polacos, bálticos, checos, eslovacos, húngaros, eslovenos, rumanos, búlgaros.. entraron en la UE con gravísimas diferencias económicas con el resto de las naciones.

        A nosotros no nos dejaban entrar en 1978 (por que éramos competencia) con renta percápita del 75% de los de la UE a 9, cuando ellos no alcanzaban en algunos casos ni el 40%.

        Y se hizo básicamente porque desde USA, a través de UK, se presionó para que así fuera, para fastiar a los rusos.

        Y porque desde la Alemania Berlinesa se quería mucho mas territorio hacia su Este, para que la UE Mediterránea no tuviera tanto peso. Y que los fondos de cohesión que se iban a los PIGS fueran a paises mas próximos.

        Y de esos erróres.. se han beneficiado con mucho dinero en inversiones desde la UE.

        Y quien paga manda.

        No haber entrado en la UE y no haber aceptado sus inversiones. Las fronteras que ellos reclaman para que no entren otros, que poco las quieren para viajar ellos por la UE y acomodarse allí donde les venga bien.

        Le acepto que la emigración musulmana tendría mucho mejor cobijo en las monarquias del golfo. Con traslados menos arriesgados, cultura común y mucha pasta, y nadie se hace la pregunta (en los medios) de porque entonces se vienen aquí.

        Pero la libertad de imponer sus fronteras (entrando en la UE) la perdieron el día que se incorporaron a esa masónica institución en la que también les ha ido.

        un cordial saludo

        • Pierde vd. de vista, D. Pasmao, que no hay ningún tratado UE que obligue a aceptar inmigrantes extracomunitarios. Que no cumplen con el estatuto del refugiado, dado que son inmigrantes económicos, y medidas tomadas por Juncker, bien merecieran una previa modificación de tratados. Así pues, es perfectamente válida la posición polaca, y eso que no hablamos de las veces que otros países, como España, grandísimo perceptor de ayudas UE, han incumplido el derecho comunitario.

          En todo caso, es más claro que el agua que el asunto “musulmán” estallará antes o después. En estos momentos, la periferia de París no vuelve a arder porque los musulmanes de tercera generación están recibiendo morterás y morterás de euros en forma de subsidios y ayudas a la eterna integración. Pero eso tiene un tope, que resultará ser el día que, por comparación, la masa obrera francesa se harte. Extrapole eso al resto de países europeos, y además considere, tan sólo, que Polonia pone en práctica medidas preventivas.

          • Insisto apreciado Libertad

            No me baso en legalidades per se, si no en intereses y equilibrios de PODER.

            Polonia y el resto de los paises del Este aceptaron unirse a un club donde la letra pequeña la pone el poderoso y se lee una vez firmado.

            Con repasar la historia lo habrían sabido. Y tienen gente inteligente y sabia.. pero la ambición les cegó.

            Para aceptar el dinero en inversiones llegadas dese Uropa, o para aceptar el emigrar y que te acepten en UK, aunque en UK solo querían que tu nación se incorporara a la UE para fastidiar a Rusia y no para que te pasaras por ahí con el bocata de salami a buscar trabajo.

            Pensar que eso no tiene un debe, ..

            Hay un hartazgo creciente en muchos paises de la UE9 respecto las incorporaciones prematuras de muchos.

            El día que UK se vaya del todo no se que va a pasar.. Polonia no perteneció al Imperio Austrohúngaro, aunque otros paises si. Cada es mas recordado cómo quienes se cargaron esa primitiva UE desde dentro fueron los nacionalismos de húngaros, checos, eslovacos…

            Que se tienten la ropa en esos paises, por que la pelea por la emigración es sólo el síntoma de un desencuentro que irá a mas.Y con Rusia a tiro de piedra hay cosas que no es conveniente hacer.

            Y antes o después no le quepa duda de que el tema UE y Rusia se arreglará.

            un cordial saludo

        • Y porque Zapatero en la cumbre de Lisboa, le pasaron la mano por el lomo, como a un perrito faldero. Pero hubiera sucedido con cualquiera, excepto Aznar. Ningún estudio sobre el impacto, que la entrada de esos países habría acarreado y que fue muchísisimo. Hacer a España contribuyente neto y perder todos los fondos de ayuda.
          Cuando va el idiota Margallo, el “moratinos” de Mariano, predicando que hay que ceder casi tosa la soberanía a Bruselas. Indica la calaña de régimen satélite, que padecemos.
          Pudo haberse vetado la ampliación a Este, O al menos un largo periodo de adaptación, como le exigieron a España. Aznar estoy seguro, que hubiera vetado una entrada inmediata. No siento simpatía por Aznar, pero su política exterior de defensa de los intereses de España, fue la mejor. Quizá por eso vino el 11 de marzo.

      • luzbelguerrero es un nombre ficticio; también lo es: Libertad o democracia a la espanola, así sin Ñ; la diferencia entre uno y otro, es que en mi caso sólo es falso el nombre: Guerrero es el apellido de mis antepasados.
        Dudo de que alguien de su familia se llame Libertad, Democracia o Espanola, y contenido en tan exuberante nombre, están todos los vicios posibles, a saber:

        1)Cuando un sustantivo requiere de la asistencia de un adjetivo o explicación suplementaria, es que el sustantivo, o es falso o no es capaz de sostenerse por sí mismo y necesita del auxilio del ingenio para torear a la semántica.

        2)Cuando cualquier actividad, estado de cosas o bien supremo, acaba en: “a la espanola”, es que estamos hablando de:

        a) Una chapuza
        b) Algo irrisorio como un chiste que empieza más o menos así: “entran en el cielo un alemán, un inglés y un “espanol”, y el primero dice…..
        c) Algún episodio de corrupción, dejadez de funciones, vergonzante conducta pública o furia futbolística.
        Podría seguir hasta la triple Z haciendo subdivisiones que pasearan por el fango un “nick” patético, incómodo de citar y revelador de su origen franquista o de falange española y las JONS.

        Pasemos a su venerada Suiza, hogar de los patrimonios de los patriotas a la “espanola”; sede del trajín antiguo de maletines,y los “clics” de hoy de la rapiña hispana, europea y mundial (aunque le salieran en los últimos años competidores en sitios menos bonitos como Delaware, Panamá y otros sitios exóticos)

        Suiza es un país que sólo admite capitales y turistas, aborrece a los piojosos que han crecido al amparo de los prodigios geoestratégicos de los gobiernos occidentales y cristianos en “países de mierda” como los tildara el intelectual Donald Trump.
        No pertenece a la Unión Europea, porque así, no tendrá siquiera una apariencia de regulación en el tráfico de capitales o intromisión en el secreto bancario del que viven.
        Me temo que el día que se les acabe el chollo, no podrán tener como salario mínimo para cualquier currito lo que gana un médico cualificado en España: la venta de relojes de cuco y chocolate, no dan para mucho.

        Pasemos a Polonia, República Checa y otros países, que se beneficiaron de los fondos europeos como lo hicimos nosotros los “espanoles”; dijeron a todo que sí para que cayera el Maná, pero a la hora de aceptar a los refugiados de la catástrofe humanitaria, propiciada por EE.UU y sus secuaces europedos, se cagaron en las decisiones del club al que pertenecían, y demostraron desprecio racial e impiedad humanitaria impropias de una nación a la que se le supone la caridad cristiana, y cuya máxima exportación a otros países, siempre fue de polacos pobres.

        Aquí, en su “libertad y democracia a la espanola” o sea, el gobierno del PP, se comprometieron a compartir la carga con Alemania y otros países más o menos avergonzados, en 17.000 muertos de hambre que vendrían a quitarnos el trabajo, violar a nuestras mujeres, poner bombas e imponernos su cultura. Creo que no llegó ni al diez por ciento de lo pactado el marrón, cuando empezó a revisarse la posibilidad de ponernos tan cerriles como los polacos, que somos ambos mú católicos y es lógico que sólo demos la bienvenida a árabes ricos y borrachuzos británicos, que como vienen en grandes manadas, rentan tanto como un par de jeques.
        Supongo que nadie le dedicó tanto tiempo en su vida Sr. Libertad y democracia a la espanola, porque parece Ud. una caricatura intelectual de pocos trazos, tipo “manga”, así que me voy a poner a recordar la hermosa película que vi esta noche y postergó por unas horas el arribo de su San Martín particular.
        Le recomiendo: “La librería” de Isabel Coixet, una deliciosa…. ¡Hostias!, que la directora es catalana y seguro que por más que me esfuerce no la va a ver por boicotear a los otros polacos.
        No me lo agradezca; me refiero al tiempo inmerecido que le he dedicado, Es el natural de los Guerrero de Granada, magnánimos, medio moros, medio béticos, lo que nos ha dado un margen de tolerancia racial inasequible a alguien como Ud. que pasó del Homo antecessor al franquismo y creyó haber tocado techo.

        • Sr. guerrero su respuesta da risa y pena a partes iguales.

          Risa:
          1. No se ha dado cuenta que mi comentario sobre su nick iba por la parte de “luzbel” = “lucifer”
          2. Mi “espanola” con ausencia de eÑe es debido a las capacidades técnicas del sitio que no han permitido esa grafía en el momento del alta. ¿ En qué cabeza cabe que alguien espaÑol no sepa escribir bien su gentilicio ?

          Pena:
          1. Acude vd a “comprometieron a compartir la carga con Alemania “, como si los compromisos de los paises miembros no hayan sido sistemáticamente incumplidos, llegando incluso a defraudar en, pongamos por caso, las ayudas europeas recibidas para: cursos de formación, integración… Se escandaliza vd. como un puritano. Por supuesto que ignora, quizá culposamente, que para incumplidor, ahí está EspaÑa que encabeza el ranking de países incumplidores con la normativa UE: http://www.elmundo.es/economia/2017/09/18/59bc0e1a22601df32e8b4613.html
          2. Sigue vd. destilando odio a los polacos porque no le son próximos en su ideología.

          • He releído mi comentario anterior y veo que me pudo una ira mal disimulada ;y caí, (Ud,.empezó primero), en las descalificaciones personales. Le ruego me disculpe por lo de caricatura Manga y demás lindezas con que le obsequié.
            Yo no odio a los polacos en absoluto; pero como sabiamente ha percibido, abomino de la religión católica por ser el ente mamporrero más antiguo que conozco, cuyas principales víctimas (los del culo en pompa), son el rebaño al que supuestamente protegen espiritualmente e indican el camino de la salvación, mientras se salvan ellos.
            Detesto al mismo nivel, la perversa utilización del Islam y todas esas sectas (como las del hermano Warren Sánchez en 1995) que entretienen al personal con labias floridas, los esquilman y les hacen bajar un par de peldaños más en la ignorancia que ya traían.

  4. Hay dos mantras que se repiten dogmáticamente:

    UNO: La justicia española, aunque lenta, actua siempre y los malos son castigados.
    Esto es más falso que un gato de escayola. Hay innumerables casos donde los malajes o no han sido juzgados, o lo han sido pero se han ido de rositas, bien por prescripcion, bien con penas ridiculas.
    Hablando de esto, observo, la tendencia que tienen los pájaros de la política a ser juzgados. Saben que es preferible pasar por el banquillo y que la cosa sea dada por juzgada a no ser llamados por la justicia y vivir en un sinvivir de si saltará la liebre y serán reclamados a rendir cuentas.

    DOS: La historia siempre se abre paso, por mucho que se redacten leyes de memoria históricas. Esto es una gran falsedad. En este país muchísimos niños se han educado con los libros de la Editorial Santillana de Jesús de Polanco, muñidor de PRISA. Si no es por Pío Moa aquí no se entera ni la vieja del visillo de que el franquismo no fue ese lobo que nos vendieron y que el relato oficial no es ni de lejos lo que realmente aconteció.

    Así pues, las leyes de memoria selectiva tienen gran éxito, y más en nuestros días, donde aumenta la falta de costumbre por la lectura y no digamos la ausencia de espíritu crítico a todo lo que se mueve, que es el ámbito en el que se debe mover la crítica.

  5. Interesante Don Fernando

    Supongo que también viene a cuenta de lo que nos han colado aquí como “meméz histérica”, esa que Rajoy con mayoría absoluta no derogó, y a la que ahora la PSOE quiere dar una vuelta de tuerca mas (nunca suficientes).

    Respecto al tema polaco, de los nazis, de los colaboracionistas… simplemente recordar que mientras los nazis y los soviets fueron “amigos”, es decir mientras se repartieron Polonia.. los comunistas en muchos paises de Uropa (en Francia my significadamente) colaboraron con los nazis en la identificaciñon de enemigos “comunes”, entre ellos esos rojos que no eran del agrado del stalinismo, como muy bien saben republicanos españoles.

    Recordar también lo que pasó en Katín, y cómo cayaron al respecto en la Uropa antinazi, no había que indisponerse con Stalin..

    Y además también recordar que la situación de los campos y lo que pasaba se sabía desde mucho antes de 1944 pero no hubo bombardeos estratégicos para acabar con ellos. Y nunca se nos ha dado una respuesta clara, y mire que para bombardear Alemania (Dresden y otras) saco si hubo recursos mas que suficientes..

    Le pongo estos link de un peridista israelí, URI AVNERI. Le recomeindo que lea todo lo que pueda de él.. alguna vez desbarra, cuando se sale se su ámbito, Israel, mas bien. Pero nos cuenta las verdades del barquero, las de alguien que está de vuelta de todo, que ha visto mucho, que ha vivido mucho, ha visto morir, le han herido, y probablemente haya matado..

    Nació en Alemania en 1923 y lleva en Israel desde 1933..

    http://msur.es/2018/02/04/avnery-polonia-bastantes/

    http://msur.es/2018/02/04/avnery-polonia-bastantes/2/

    “Los sionistas consideraban a los antisemitas polacos, deseosos de despachar a los judíos a Palestina, sus aliados naturales. Hay un episodio que poca gente conoce: en 1939, a algunos líderes del Irgun en Palestina, la organización a la que yo pertenecía, se les ocurrió la brillante idea de alzarse en armas contra los británicos y proclamar el Estado Judío.

    Buscando ayuda y sobre todo armas, se pusieron en contacto con los oficiales antisemitas del ejército polaco. La oferta del Irgun era sencilla: os ayudaremos a libraros de vuestros judíos. Vosotros les proporcionáis armas y entrenamiento y nosotros nos ocupamos de embarcarlos hacia Palestina.

    Al alto mando polaco le agradó la idea y el entrenamiento de los miembros del Irgun en Polonia se puso en marcha. El estallido de la Segunda Guerra Mundial puso fin a la aventura.”

    en general http://msur.es/equipo/avnery/

    un cordial saludo