No creo que la pregunta del momento sea cuáles son las causas del fracaso de la izquierda. Pero esa es la doliente pregunta a la que varios autores quieren dar respuesta desde la revista Minerva. Víctor Lenore, por quien conozco estas reflexiones, dice que “la sensación final es de resaca, derrota y cansancio”.

Publicidad

Creo que el fenómeno que merece explicación es más bien el contrario. Por qué una organización como la ONU asume del alfa al omega todas las causas de la izquierda, desde el ecologismo sobre la base de la eliminación del crecimiento económico a la ideología identitaria, pasando por el multiculturalismo, el control de la población, y demás. O por qué todo el mundo entiende que se acepte como un miembro más del concierto democrático a un partido comunista, como es Podemos, pero no a uno conservador, como es el caso de Vox. O por qué el PP se ve compelido a asumir los objetivos y las políticas de la izquierda, pero el PSOE se siente con total libertad para rechazar todos los postulados en el centro o a la derecha. Yo me preguntaría qué factor explica que se asuma, con naturalidad, que se imponga por ley una visión de izquierdas de la historia reciente de España. O por qué los medios no pueden sacudirse el corsé de la corrección política.

¿Por qué ha fracasado la izquierda? O, expresado de otro modo, ¿por qué sigue teniendo algún papel en la sociedad la derecha? Una parte de las explicaciones proviene de esa realidad que se resiste a someterse a sus postulados

Podríamos seguir señalando asimetrías en la política actual, todas marcadas por un vector que siempre señala en el mismo sentido. Pero estos autores escriben, ya nos lo ha dicho Lapuente, con el ánimo desencantado. Y, en verdad, no podría ser de otro modo. La izquierda, cualquier izquierda, está poseída por un ánimo totalizador. La izquierda quiere convertir la sociedad actual en otra cosa; transformarla, conducirla a tal o cual borrador de sociedad futura y perfecta. Como la realidad se resiste a ahormarse a sus planes, el progresista está abocado a vivir en una permanente frustración. El conservador siempre está dispuesto a transigir con la realidad, y si cae en el pesimismo es porque la cultura se aleja cada vez más de lo que considera reconocible y valioso.

Todos los autores son menores de 35 años. La combinación entre su juventud, el adanismo de nuestra sociedad y el presupuesto de la izquierda de que todo es posible les debería conferir un optimismo irrefrenable, pero no es así.

Jorge Tamames, jefe de redacción de Política Exterior, cree que la izquierda está ganando el debate intelectual, apoyada en autores como Thomas Piketty (desigualdad), Mariana Mazzucato (el oxímoron del Estado empresario), Mark Blyth (contra la austeridad de ese Estado) u otros. Pero, como digo, nunca es suficiente. Los autores ofrecen alguna explicación al éxito menos que total de la izquierda.

¿Por qué ha fracasado la izquierda? O, expresado de otro modo, ¿por qué sigue teniendo algún papel en la sociedad la derecha? Una parte de las explicaciones proviene de esa realidad que se resiste a someterse a sus postulados. “La cultura es el dispositivo humano para operar socialmente, pero la única cultura universal es la del mercado: la libertad entendida como ejercicio de la voluntad individual en términos contractuales, la asignación de los recursos colectivos vía competición (sic)”, dice Lídia Brum, economista. Helena Castellá, politóloga, dirá que el poder, en una sociedad como la nuestra, sólo puede ser de derechas.

Otra parte de su explicación, más interesante, apunta a la responsabilidad de la propia izquierda. ¿Cómo no darle la razón a Brum aqui?: “Si queremos posibilitar el único proyecto verdaderamente transformador, que es el de la igualdad, tenemos que pensar desde la humanidad universal”, y no hacerlo desde “el repliegue identitario”. Laura Casielles, periodista, dice que la izquierda busca “la salvaguarda de lo común, el empeño en que todo el mundo pueda vivir con dignidad por encima del beneficio particular”, en un entorno de “responsabilidad mutua y el desarrollo colectivo”. Pero no precisa si esa búsqueda de “lo común” se compadece con la fragmentación identitaria. Otras explicaciones son más operativas. La vía de los nuevos partidos de izquierda no ha logrado acabar con nuestro sistema político-económico.

Pero “el electorado clásico de los partidos de izquierda –el obrero manual– viene perdiendo peso desde hace años” (Guillem Vidal), y la socialdemocracia muere lentamente de éxito. Y si la ideología identitaria es una vía muerta, habrá que blandir otras banderas, como la del cambio climático (Vidal, Layla Martínez) o la digitalización como epítome del capitalismo de última hora.

Un artículo escrito por Óscar Guarindo Martínez parece apuntar en el mismo sentido: el desconcierto entre la izquierda instalada ante la pujanza de discursos que están en las cajas abandonadas en el sótano de esa corriente política.

El desencanto que, sí, traslucen estos nueve artículos apretados en siete páginas, tiene la mirada puesta sobre todo en la capacidad de tracción política de las identidades. Tamames quiere recuperar la “infraestructura cultural e institucional” que tan bien le funcionó a la izquierda, formada por “la sintonía entre trabajadores organizados en sindicatos, movimientos sociales pujantes y economistas keynesianos”. Ese conjunto abigarrado y en ocasiones contradictorio de pequeñas revoluciones sin más elemento común que la lucha contra la democracia liberal, no parece un terreno propicio para reconstruirla. Por eso varios de los autores buscan animar a los electores con grandes proyectos que nos afectan a todos, como es el del medio ambiente.

Al final, lo que se ha perdido con los nuevos racismos, sexismos y nacionalismos es la identidad de la propia izquierda.

Foto: Gabe Pierce.


Por favor, lee esto

Disidentia es un medio totalmente orientado al público, un espacio de libertad de opinión, análisis y debate donde los dogmas no existen, tampoco las imposiciones políticamente correctas. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Sólo tú, mediante el pequeño mecenazgo, puedes salvaguardar esa libertad para que en el panorama informativo existan medios nuevos, distintos, disidentes, como Disidentia, que abran el debate y promuevan una agenda de verdadero interés público.

¡Conviértete en patrocinador!

17 COMENTARIOS

  1. No, no, no se trata de por qué la ONU asume tal o cual postulado de la izquierda, sino porque la izquierda se ha aliado con el capitalismo financiero internacional y las grandes corporaciones que controlan los organismos internacionales para imponer su agenda globalista a las naciones. La pregunta es por qué los postulados del cambio climático o género son defendidos tanto por Pablo Iglesias como por Ana Botín. Esa es la cuestión. La izquierda, se ha convertido en mamporrera oficial del globalismo, al abandonar la lucha de clases y convertirla en lucha de identidades, que solo pueden traer la atomización de la sociedad, objetivo globalista en su búsqueda de un mercado mundial único integrado por individuos abstractos. ¿Son conscientes de ello sus dirigentes? Probablemente la mayoría sí, algunos porque se han vendido directamente, otros por convicción, pensando que la destrucción de lo que queda de la civilización occidental favorece sus intereses…ya ajustarán cuentas con las grandes corporaciones…ilusos.

  2. Y por último, hay mucha gente en todo el mundo que aún no se ha enterado que única manera de implementar la agenda 20-30 es empobreciendo a la población para luego venderles felicidad.

    Te meto un virus y te prometo la vacuna y el pasaporte, te llevo a la miseria y te prometo dinero digital si tienes pasaporte.

    «No tendrás nada y serás feliz? Porque nosotros te cobraremos los disgustos y te venderemos las alegrías.

  3. «Una rosa en un rosal
    Gasta mucha fantasía
    Viene el viento y la deshoja
    Ya está la rosa perdida»

    Tiro Tire Enrique Morente.
    Sacromonte.

    Ahora cambiamos rosa por riqueza o libertad, y viento por ideología o «implementación» y tenemos una canción pa llorar con alegría.

    Excelente artículo de un izquierdista con conciencia, y que me perdone el autor y la Simon si no tienen ideología alguna que les subsuma.

    Ayer andaba buscando por internet información de la Venezuela Chavista y me topé con un articulo-loa de Juan Carlos Monedero donde hablaba de Chávez, Maduro, Bolívar, Rodríguez, Miranda… y seguía y seguía enlazando las bondades del chavismo hasta justificarse a si mismo, y lo que es peor, creyéndolo. O esa impresión daba.

    Hoy, después de leer el artículo de D. José Carlos he buscado algún artículo reciente de Monedero «¿Tomará nota el PSOE alguna vez? Público 12-09-2021. Parece no haber aprendido nada con el paso de los años,
    Creo que es la primera vez que leo algo de Monedero, ayer por casualidad y hoy por curiosidad imposible el ademán contorsionista, que no impasible.
    Monedero no deshoja la rosa, arranca el rosal para transplantarlo con las raíces podridas en la tierra infértil de la ideología, algo muy parecido a lo que hacen los liberales.
    Habla también de jueces y de casi todos los tópicos comunes de derecha e izquierda para mejorar o apropiarse del asunto.

    Dice Monedero que para ser juez se necesitan muchos posibles, pienso yo que los mismos que para ser Nini, basta encerrarse en una habitación. Vale, la academia, el preparador, viajes, estancias cuestan pasta, de acuerdo, pero en esencia el opositor hace lo mismo que el Nini y padecen el mismo agobio, aunque el factor más importante es el de ¿Por qué y para qué quiero ser juez, registrador, notario, inspector de Hacienda o Nini.? ¿Por qué y para qué? Eso es lo único que diferencia la generación actual de la generación de sus padres.

    Esto para Monedero, también sirve para la Simon, hay que aprender a matizar. ¿Que es lo que quiere Simon, vivir como sus padres o ser como sus padres? Porque para vivir como sus padres debe ser como sus padres.

    A ver Monedero, toma nota.

    https://fiscalizacion.es/2007/10/26/un-juez-para-la-historia/

    Gente que no sabe distinguir entre patriotismo y nacionalismo no debería escribir nada, debería estar prohibido, y lo digo en serio.

    Gente que no sabe distinguir entre plantar y arrancar no debería escribir nada

    Si la cosa es tan sencilla como saber que el nacionalismo resalta y enfrenta lo diferente, y el patriotismo resalta y fortalece lo común, si algo tan sencillo no es comprendido por todos es difícil que España pueda arreglar sus problemas.

    Quizás por eso Monedero no deja de recetar fórmulas franquistas y es por eso que quizás tampoco sepa cómo aplicarlas. En Venezuela no ha funcionado, algo que cualquier idiota como yo sabía desde 1998.

    La economía es un estado de ánimo, la justicia es un estado de ánimo, el estudio es un estado de ánimo, el amor es un estado de ánimo.

    Las naciones estás hechas de pasiones y valores no de ideologías. Venezuela estaba chunga antes de que Chávez la rematara con sadismo. España lajodió el PSOE de 1982, la secundó el PP y la ha rematado Perico Desenfreno.

    El problema es que las naciones no crecen por las ideologías, ni comunistas ni liberales, sino por la actitud de sus habitantes, y aquí hay muy mala actitud y mucha ignorancia vital, sobre todo ignorancia.

    Ya sé que mis comentarios son exabruptos, pero me cuesta ver cómo hay personas que intentan desentrañar el problema que ellos mismos crean.

    Yo al menos se lo que hay que hacer y se hacerlo.
    Sólo hay que ponerse manos a la obra el que sepa obrar, los demás que se estén quietos y callados. Por favor.

    Vengo diciendo en mis comentarios desde hace tres años que el objetivo de Sánchez era quebrar España. Ayer Cacho en su artículo dominical decía que los «Avezados» ven la cosa chunga, los avezados lo ven tres años después de que yo vendiera todas mis propiedades y negocios, y sin hacer nada en estos tres años haya obtenido un incremento de riqueza del cincuenta por ciento, sin hacer nada. Si en un periodo político uno obtiene más beneficios sin hacer nada que explotando un negocio está claro que aquellos que ejercen una actividad se están empobreciendo. Si, ya sé que hay algunos que se están forrando, pero son pocos y los conocemos a los muchos políticos y las pocas grandes tecnológicas.

    O hacemos sin política o estamos jodidos, la agonía se prolongará para millones de españoles durante mucho tiempo.

    • Los españoles se olvidan, también los idiotas de derechas, que Alfonso Guerra fue imputado por fraude electoral y que las primeras maletas de Venezuela fueron enviadas desde Venezuela por Carlos Andrés a Felipe González.

      Aún hay idiotas en España que piensan que el PSOE de Felipe era distinto al de Sánchez.

      El de Sánchez solo es un PSOE optimizado, con menos riqueza roban más. Eso es todo.

      Monedero, callate por favor, o te doy con Venezuela y tus teorías en las narices.

      • Veremos que sale de la extradición de Saab, si al fnal lo extraditan.

        Lo mismo con el Pollo Carvajal.

        Pero si en USA quieren tirar del hilo les saldrá un Zapatero cubirerto de gloria, minas de oro, polvitos blancos, petróleo negro… mas unos cuantos embajadores y visitadores aBonados que quedarían muy guapos en fotos que el Departamento de Estado usará para requerir su presencia y aclarar ciertos «temas».

        Podemos es caca de vaca al lado de lo que se ha llevado el PSOE de Venezuela.

        • En principio no saldrá ninguna información, solo cuando interese.
          Información que se quedará la DEA y los servicios de inteligencia de uno y otro país para utilizarla a conveniencia.

          Lo más interesante de la detención del Pollo es quien filtró la nota de la DEA de junio. Si ha sido filtrada desde España lo malo o lo bueno depende de quien lo haya hecho, si la ha filtrado la DEA el asunto se complica para el PSOE.

          Desligar al.PSOE de la corrupción y el dinero venezolano es de idiotas.

          Conozco bien Venezuela, mejor que los propios podemitas, eso sí, nunca me he llevado un dólar de ningún estado, los estados a las personas honradas siempre nos cuestan dinero.

          Pensar que los podemitas no fueron presentados por gente del PSOE es de ingenuos.

          El mundo es un pañuelo.
          Y esto huele muy mal desde hace mucho tiempo.
          Me extrañaría que los Narcosoles que viven en el barrio de Salamanca no continúen con el negocio.

          Supongo que eso también lo sabrá la DEA o ya lo habrá soltado Saab antes de llegar el Pollo y negocie, negocie y negocie la parte del pastel.

          Un saludo

          • Suponiendo, que es lo lógico, que Saab llegue antes que el Pollo; si quiere salvar su *ulo, no le queda mas remedio que cantar la Traviata antes de que el otro empiece con lo mismo.

            El primero que cante y que mas cante… será el que se acoja al programa cañí USA de protección de testículos.

    • Interesante página.

      Pero el diablo está en los detalles.

      «Precio medio del día: Media aritmética de los precios del día en función del tipo de tarifa. Precio en kilovatios hora.»

      El precio medio del día debería obtenerse cómo media ponderada, no cómo media aritmética. Obviamente al día siguiente. Aunque con los datos históricos se podrían hacer predicciones bastante aproximadas.

      No hay el mismo consumo general ahora mismo que a las 3 AM. Por muchas lavadoras que pongamos.

      Ergo deberían de computar mas las horas de mayor consumo.

      Un cordial saludo

      • Yo el asunto de la electricidad lo tengo claro desde 1.985. ya lo he contado en algún comentario.

        En una ocasión un amigo que salía con la hija de un oligarca eléctrico me invitó a comer a la casa de su novia, la madre de esta en un momento de la comida dijo, «Quien nos iba a decir que con los socialistas ganaríamos más dinero que con Franco»
        A pesar de mi juventud lo entendí a la primera, iban a medias en los beneficios, como bien a las claras sabemos todos hoy o cuando llegue la factura de la luz.

        De todas formas el PSOE ha cumplido su palabra, eso es innegable,

        «No dejaremos a nadie atrás»
        Sólo tienen que pagar el reenganche
        Se les olvidó completar la frase, como siempre.

        Sánchez, porfa, apaga al salir y llévate el colchón.

  4. Apreciado José Carlos

    Mi mas sentido pésame por haberse tenido que embaular esos nueve artículos en siete páginas. Una dura penitencia pro algún pecadillo inconfesable, ¿o es que perdió una apuesta contra Carlos Barrio? …

    Hay algo obvio, que a falta de leerme «eso» (algo que no veoy a hacer ni loco), usted no ha contado acerca de lo que esos pajeros mentales «meditan» pero que no se han atrevido a comentar y es la CORRUPCIÓN

    Todo lo que comentan tiene un puento en común y es la CORRUPCIÓN.

    No hay cojones en ellos de reconcer que lo que el mayor desencanto es saber que el tio/tia/tie mas corrupcto de su entorno hace 10-15 años. Es el que ahora manda en cualquier ente devenido de esa izquierda que ellos lamentan por lo bajinis.

    La misma corrupción que hay en el Vaticano traficando con con los Poderes Temporales de la Iglesia, y que hasta hace poco se había salvado porque aún quedaban restos de lo que no es el CESAR ahí.

    Ahora todo es Cesar. Es una religión laica, y por ello necesariamente corrupta y mentirosa.

    No es que hayan querido sustituir los 10 mandamientos por el becerro de oro, es que desde el principo han puesto un becerro que no sustitituye nada y que para colmo no es de oro, si no de excremetos prensados.

    Y así no se puede ir a ningún lado. Y por ello esa melancolía.

    Un cordial saludo

    • Desde luego. He intentado leer algo de estos desorientados y al empezar por Lidia Brun -dice que es economista- es que no consigo terminar ni el primer párrafo. «propuesta de transformación y «herramienta capaz de implementar»; esos dos sintagmas identifican a los nuevos vendedores de crecepelo. Nada de lo que venga después de esas palabras puede tener ningún valor. Y, de hecho, la siguiente frase cuestiona la democracia pues no le parece una herramienta eficaz para sus objetivos a los que llama «morales» en un alarde de cinismo inaudito. Se trata de la misma desvergüenza de Lenin y Stalin pero en una generación que es ya víctima evidente del sistema educativo que el PSOE ha ido destruyendo.

      Son globalistas, igualitaristas, ecologistas, es decir son todo eso que ya ha demostrado tantas veces ser la excusa de los poderosos para aplastar a la gente, con pobreza y control social. Es un síntoma interesante ver que este tipo de timadores tiene cada vez menos credibilidad.

    • Estos idiotas están viviendo ahora lo que yo viví por muy poco tiempo en el PSOE de 1976. En aquel PSOE los trepas sin escrúpulos que habían estado agazapados se lanzaron a por la herencia del abuelo Paco. Hoy de esa herencia no queda nada y el único mordisco que se puede dar es a la carne de pobre, aún así la gente de izquierda sigue pensando que la riqueza crece sola y que se recolecta en cualquier estación del año. Están arrasando la plantación, hasta que no vendan el pozo a Soros o a Gates ni se quedarán tranquilos y millonarios.

      Pobre gente. Yo siento lástima por estos hijos de ….y todas las pobres almas condenadas a la miseria que arrastran. Lo bueno es que en la tele todo va bien y eso ayuda a pesar la pena.