En este nuevo PODCAST se aborda el gran negocio de la manipulación y la mentira.

La decrepitud del periodismo y de la política discurren en paralelo, como si ambos, lejos de mantener las distancias, hubieran llegado a un acuerdo: manipular a cualquier precio a la opinión pública. No existe el cuarto poder, sólo el Poder.

Sin embargo, el público también es responsable de esta peligrosa connivencia.

Las sociedades abiertas, explicaba Jean-François Revel, son a la vez causa y efecto de la libertad de informar y de informarse. Lamentablemente, quienes recogen la información parecen tener como principal objetivo falsearla; y los receptores evitarla. Así, aunque se apele al deber de informar y al derecho a la información, la voluntad de los periodistas para ejercer este deber es tan escasa como el interés del público en ejercer este derecho. Informadores y público fingen respetarse cuando no hacen otra cosa que temerse y despreciarse

SI ERES MECENAS de Disidentia y quieres acceder a este contenido en la comunidad de Disidentia en Patreon, haz clic en el siguiente título:

El gran negocio de la mentira

SI NO ERES MECENAS de Disidentia y quieres acceder a este contenido, haz clic AQUÍ, accederás al contenido bloqueado. Desbloquéalo haciendo clic en la imagen del candado y, a continuación, sumándote a nuestra comunidad de mecenas.

¿Por qué ser mecenas? 

En Disidentia, el mecenazgo tiene como finalidad hacer crecer este medio. El mecenas permite generar los contenidos en abierto de Disidentia.com (900 hasta la fecha). Y su apoyo tiene recompensas: Podcast, como este, y Análisis Especiales.

En nuestra comunidad de mecenas encontrarás no sólo contenidos muy elaboradospodcast que tratan cuestiones clave a fondo y que no son tratadas en los medios convencionales, también Grupos de Opinión, donde cada ciudadano, resida donde resida, puede aportar sus ideas, trabajar con los demás y juntos construir mucho más que un medio. En definitiva, queremos reconstruir esa sociedad civil que la política y los partidos han arrasado.

Si crees en la causa de la libertad, súmate a nuestra comunidad. Con muy poco harás mucho.

Muchas gracias.