Lamentablemente, no hace falta ser profeta para aventurar que de esta pandemia surgirá un estertor político que abundará en el error, en esa idea del Estado como organismo, no como organización. Tendrá un recorrido muy corto, posiblemente, pero quizá el suficiente para dar un último paso y precipitarnos definitivamente en el abismo. El pavor a una recesión extraordinariamente profunda y prolongada, que arroje una cifra de desempleados inimaginable, podría animar esta ofensiva estatalista, cuyo santo y seña sería la defensa numantina de “lo público” frente a la necesidad de la transformación………

[CONTENIDO EXCLUSIVO MECENAS] 
SI ERES MECENAS de Disidentia y quieres acceder a este contenido en la comunidad de Disidentia en Patreon, haz clic en el siguiente título:

El pleigro del día después

SI NO ERES MECENAS de Disidentia y quieres acceder a este contenido, haz clic AQUÍ, accederás al contenido bloqueado. Desbloquéalo haciendo clic en la imagen del candado y, a continuación, sumándote a nuestra comunidad de mecenas.

¿Por qué ser mecenas de Disidentia? 

En Disidentia, el mecenazgo tiene como finalidad hacer crecer este medio. El pequeño mecenas permite generar los contenidos en abierto de Disidentia.com (más de 1.000 hasta la fecha). Y su apoyo tiene recompensas: análisis especiales, que no encontrarás en ningún otro medio, y podcast exclusivos.
En nuestra comunidad de mecenas tendrás no sólo contenidos muy elaborados, también Grupos de Opinión, donde cada persona, resida donde resida, puede aportar sus ideas, trabajar con los demás y juntos construir mucho más que un medio. En Disidentia queremos recuperar esa sociedad civil que los grupos de interés y los partidos han arrasado.
Forma parte de nuestra comunidad. Con muy poco hacemos mucho.
Muchas gracias.

Apoya a Disidentia, haz clic aquí

1 COMENTARIO

  1. Leo en el Twitter de D. Javier Benegas que «el Innombrable II» pretende (antes muerto que cobarde) hacer campos de concentración donde encerrar a los asintomáticos. Supongo que el primero en ser recluido en uno de estos campos será el propio fantoche contagiado y toda su familia, seguida de la familia al completo del Gadafi de Galapagar.

    Os espero en mi casa.

Comments are closed.