Las elecciones libres y conforme a reglas claras y limpias son, sin duda alguna, parte esencial del funcionamiento de cualquier democracia porque permiten hacer realidad el principio esencial de la destituibilidad pacífica de los gobiernos, y satisfacen suficientemente el criterio de representación recurriendo al ejercicio de la soberanía popular.

Sin embargo, es un error grave considerar que las elecciones pueden arreglarlo todo, pensar que son una solución universal e infalible de cualquier tipo de problemas: tal es la creencia, falsa, que está muy frecuentemente detrás de la demanda de elecciones, una exigencia que suelen esgrimir, especialmente, los partidos que no están en el Gobierno.

La falta de movilidad en el voto es una dificultad grave para conseguir que las elecciones arreglen lo que se supone que funciona mal

Cuando el poder legítimo se ejerce de maneras indecorosas o impropias se generan problemas que raramente se corrigen mediante nuevas elecciones, especialmente cuando los electores no atienden tanto a cómo son realmente las cosas cuanto a lo que les quieren hacer creer los partidos de su preferencia. La falta de movilidad en el voto es una dificultad grave para conseguir que las elecciones arreglen lo que se supone que funciona mal, de manera que, desgraciadamente, una nueva convocatoria puede tender a reproducir la relación de fuerzas preexistente… y a dejar las cosas como están, salvo muy ligeras variantes.

Cuando una sociedad está dividida en bloques que se comunican mal, las elecciones pueden, de hecho, servir para muy poco. Con frecuencia se señala que al sistema electoral como causante de esa clase de inercias, pero, sin negar el carácter condicionante de cualquier sistema, que siempre es, por definición, un mapa deformado de una realidad demasiado compleja para obtener representación exacta, la experiencia muestra que cuando los electores mudan su percepción de las cosas, los mismos sistemas dan lugar a situaciones suficientemente distintas.

Piénsese en el caso de España, o en el de Gran Bretaña, y se verá cómo sistemas electorales diseñados para favorecer determinadas fórmulas, pueden acabar ofreciendo soluciones muy distintas, con tal de que los electores sean capaces de modificar su voto en atención a las circunstancias y datos reales y evitar la mera fidelidad a unas siglas. Lo decisivo, es, por tanto, el comportamiento de los electores, su reacción ante las conductas efectivas de los elegidos, la capacidad de modificar el mapa electoral mediante el cambio de opción.

Si las elecciones se produjesen conforme a esa capacidad de modificación de criterio, el resultado facilitaría las soluciones, pero es bastante evidente que los electores tardan mucho en ser capaces de votar de manera distinta a como suelen hacerlo. En esta situación juegan un papel determinante, y casi nunca para bien, los medios de comunicación: cuando optan por actuar conforme a dogmas políticos (la derecha es lo mejor y/o la izquierda es la única opción decente, por ejemplo) están privando, en buena medida, a los ciudadanos de la posibilidad de cambiar sus opciones, y eso sucede con demasiada frecuencia.

Pedir elecciones para que nos sigan mintiendo es propio de masoquistas, y, desde luego, no resuelve ningún problema

Los medios que critican únicamente la corrupción de sus rivales ideológicos y la esconden y minimizan cuando afecta a sus proferidos deberían merecer el desprecio más absoluto de sus lectores, y tal vez eso explique en alguna medida la crisis de ventas de los periódicos que optan por confortar y animar a sus seguidores, en lugar de exponer abierta y claramente la verdad desnuda.

Pedir elecciones para que nos sigan mintiendo es propio de masoquistas, y, desde luego, no resuelve ningún problema. Desgraciadamente, la política es casi exclusivamente el ejercicio descarnado del poder (y por eso mismo es frecuentemente cobarde, por el miedo a perderlo) y eso supone dejar de mirar de frente a los problemas que realmente sería necesario afrontar.

Si la Universidad se ve convertida en una oficina de venta de títulos, si la sanidad se convierte en un arma demagógica, si no se afrontan seriamente los problemas como los de las pensiones o la caída de la natalidad, si se sigue financiando de manera inicuamente desigual a las regiones que manifiestan un mayor coeficiente de hostilidad frente al resto, no se debe a que los resultados electorales lo impidan, sino a vicios muy de fondo en el comportamiento político que los electores no aciertan a corregir porque siguen apostando por fórmulas que se nutren, precisamente, de ocultar esas y otras cuestiones al debate público, sencillamente por mentir.

En España, un suceso muy reciente ha puesto de manifiesto una de las falsedades de fondo de la trama política: Podemos ha puesto el grito en el cielo porque haya empezado a circular un texto escolar que pretende que los alumnos entiendan el funcionamiento del mundo económico y financiero, y ha considerado que tal cosa constituye un grave atentado a la moral pública y a la democracia.

Para Podemos, la democracia es un sinónimo del engaño y de la ignorancia, del abandono de la voluntad popular en el sabio designio de sus representantes, tal es el absurdo retroceso sobre los ideales de la ilustración al que nos querría llevar la izquierda populista, aunque no solo ellos: en su esquema ideal deberíamos de votar sobre el destino de cientos de miles de millones de euros sin entender una palabra de economía, así será cada vez más fácil llegar al paraíso de los Castros, de Chávez y Maduro.

Cuando se contempla cómo mienten los políticos, como se regodean con nuestra ignorancia de los asuntos en que se ocupan, la reacción lógica no debiera ser nunca la disculpa

Cuando se contempla cómo mienten los políticos, como se regodean con nuestra ignorancia de los asuntos en que se ocupan, la reacción lógica no debiera ser nunca la disculpa, sino la sospecha de que eso es precisamente lo que hacen en las demás ocasiones en que no son pillados en el embuste, la muy fundada presunción de que se estén dedicando a trincar sin límite en las simas más oscuras del presupuesto. Por eso la mentira debiera ser sancionada de la manera más radical y definitiva, aunque, por desdicha, no suele serlo, se beneficia del atenuante del supuesto buen fin que, absurdamente, se supone que tales mentirosos y trincones persiguen en todo lo demás.

Pese a todas las limitaciones que afectan a los negocios de la información, los ciudadanos acaban por enterarse de muchas de las tropelías que cometen los santones que predican hipócritamente lo contrario de lo que hacen. Las elecciones debieran servir para sacarlos definitivamente del terreno de juego, para empezar a hablar de lo que realmente nos debería importar a los ciudadanos y dejar de darle vueltas a los mantras mentirosos de los que nos quieren someter y vejar, de quienes nos consideran realmente sus esclavos, aunque se llenen la boca de alabanzas al pueblo.


Disidentia es un medio totalmente orientado al público, un espacio de libertad de opinión, análisis y debate donde los dogmas no existen, tampoco las imposiciones políticas. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Sólo con tu pequeña aportación puedes salvaguardar esa libertad necesaria para que en el panorama informativo existan medios disidentes, que abran el debate y marquen una agenda de verdadero interés general. No tenemos muros de pago, porque este es un medio abierto. Tu aportación es voluntaria y no una transacción a cambio de un producto: es un pequeño compromiso con la libertad.

Ayúda a Disidentia, haz clic aquí

Muchas gracias.

61 COMENTARIOS

  1. Me tengo que disculpar porque veo que la desaparición de algún comentario mío es un fallo técnico, seguramente de programación de la web. Como es la primera vez que me pasa, porque es realmente extraño, me precipité a pensar en que me “moderaron”. Agradezco anticipadamente su paciencia con mi imprudencia.

    • Disculpe, Juan Luis, no sé si es la primera vez que interviene en este foro o lleva tiempo haciéndolo. Lo pregunto porque me consta que este medio cuenta con el apoyo de muchos lectores que siguen las publicaciones aunque no intervienen directamente y en mi caso, es la primera vez que leo sus comentarios. Me sorprende este especialmente porque no creo que esa acción de “censura” se haya producido con la intencionalidad que usted insinúa. Si se ha producido, asegúrese de que no sea un error técnico porque al participar en este medio desde los inicios, resulta inverosímil que hayan podido borrar sus comentarios. De hecho, me cuesta encontrar una sola razón para ello. Y no se lo tome a mal, pero no veo un nivel elevado de “peligrosidad” “verdad” o “amenaza” en sus razonamientos para que puedan suscitar la censura de este medio.

  2. Hace muy poco que abrí cuenta aquí y llevado por el entusiasmo al leer un par de entradas me hice promotor. Ahora me entran dudas sobre la calidad intelectual de los autores participantes, dicho sin querer sonar muy agrio, me hace hablar así la decepción. El fundamento de cualquier cultura política es entender que es lucha por el poder, no el ejercicio del mismo, y a partir de ahí como se puede garantizar la libertad. Como no deseo extenderme en este comentario, dejo este enlace donde creo que queda claro lo que quiero decir: http://transideologica.blogspot.com/2012/09/necesidad-de-cultura-politica.html

  3. El problema de fondo es que la democrática se ha convertido en la religión de nuestro tipo donde Dios es este Estado del Bienestar que supuestamente todo lo puede dar para llevarnos al paraíso de la prosperidad y la igualdad, así que no faltarán los mesías populista que prometan guiarnos por el buen camino, aunque ese camino al final acabe en un infierno totalitario.

    En el futuro veremos cómo unos países serán devorados por el leviatán estatista como por ejemplo está sucediendo en Venezuela y otros en cambio irán poco a poco desmantelando este tinglado cada vez más irracional y parasitario.

      • ¿La democracia solo busca la libertad colectiva y por ende la paz social?

        Vaya ¿y la libertad individual donde queda?, a mi no me hacen ninguna gracia el tener que pertenecer a un colectivo para tener libertad ¿y si hay que sacar los tanques a la calle para defender la territorialidad de una Nación, eso ya no es democrático? ¿hay que dejarse pisotear todos los días en post de la paz social?, ay no sé caballero, a veces un puñetazo a tiempo hace más que lo políticamente correcto

        • La libertad individual la garantizan las leyes, si la garantizasen los poderes públicos ya no sería libertad pues dependería de estos. La libertad individual la tienen que defender los propios individuos, si hace falta uniéndose circunstancialmente, pues si descansa en algo ajeno se depende de eso ajeno.

        • La paz social se refiere a que la democracia es un recurso para dirimir el desacuerdo a través de la elección de representantes políticos que regulan (Poder Legislativo) y dirigen (Poder Ejecutivo) en base a la voluntad de la mayoría de los ciudadanos. Sin democracia, al no tener este canal para gestionar el desacuerdo, quedan abiertos a la violencia los conflictos.

  4. Leyendo el artículo y los comentarios resulta difícil escapar de esta prisión institucional con apariencia de democracia que nos tiene cautivos. Se me antoja como si todos fuéramos rehenes en la misma caverna de Platón, intuyendo que hay luz ahí afuera pero sin coraje para contemplarla y sin la menor posibilidad de encontrar una salida. Se diría que identificados y cortados todos los accesos posibles, ya solo queda segar con resignación la vía de la elecciones, en base a un determinismo paralizante.

    Si en las circunstancias actuales eliminamos de la ecuación la vía de las elecciones ¿qué salida nos queda? ¿Acaso es preferible preservar o mantener la gestión actual de los recursos públicos y su arbitrario destino por un gobierno que para más inri ni siquiera ha salido de las urnas? ¿hasta ese punto llega la baja autoestima de los ciudadanos para dejarse hacer sin oponer la mínima resistencia?
    No, señores, a falta de una solución mejor que no sea la dejadez de claudicar y tirar la toalla o la de un indeseable enfrentamiento civil que defienda los intereses de esas facciones mafiosas agarradas al poder, las elecciones siguen siendo el instrumento más útil para conseguir verdaderos cambios y avances en este sentido. Y lo más importante, para conseguirlo de forma civilizada. Si echamos la vista atrás hay que ver lo que ha cambiado y evolucionado la vida social y política española en las últimas convocatorias electorales.
    Puede que a las nuevas opciones políticas que han aparecido les venga todo un poco grande y aparenten no estar a la altura de las circunstancias, pero nunca pueden tener la misma consideración que los partidos políticos que han gobernado y corrompido la vida institucional y democrática. Solo por ello, ya tienen el beneficio de la duda y habría que evitar meterlos en las mismas redes del bipartidismo y de los nacionalismos periféricos que han gobernado el destino de nuestra nación y son los que con total cinismo, han hecho y siguen haciendo lo imposible para evitar una real separación de poderes.

    En conciencia, cada uno es muy libre de participar o no participar en los procesos electorales, pero la realidad es que, abstenerse de hacerlo, además de cerrar todas las puertas a cal y canto es dar luz verde para que todo siga como está y para que los mayores saqueadores y mentirosos del reino sigan campando a sus anchas con total impunidad, mientras nosotros criticamos y nos lamentamos desde nuestra atalaya.
    Al menos, participar en estos procesos, abre una puerta, señala una tendencia y da la posibilidad de cambiar las cosas, aunque sea de forma tímida. Las grandes obras o reformas siempre es mejor acometerlas en pequeños pasos para que arraiguen mejor. O ¿Acaso no son los procesos electorales en otros países europeos los que están provocando incertidumbre y cambiando el panorama de manera llamativa?
    Y si realmente cuestionamos y concluimos con escepticismo que las elecciones son un camelo, pues no acabo de entender por qué Sánchez en atención a los datos del último CIS, en lugar de optar por convocar elecciones que en teoría legitimarían su posición, se agarra como un clavo ardiendo a la carambola de seguir gobernando a su antojo, le pese a quien le pese y caiga quien caiga. Nada nuevo y distinto que no hubiera hecho ya su predecesor Rajoy en la presidencia del gobierno cuando era su turno. De hecho, antes que elegir convocar elecciones fue capaz de entregar su gobierno a la oposición sin la menor resistencia mientras ahogaba sus penas en un bar.
    En mi opinión, que esos políticos mediocres y cobardes traten de evitar por todos los medios las convocatorias electorales es la mejor prueba de que aun con sus deficiencias, los procesos electorales siguen siendo un instrumento válido en manos de los ciudadanos para cambiar el destino de nuestra Nación.

    • Llevamos demasiados años Silvia esperando que las cosas mejoren, pero no mejoran van a peor y estoy segura que aún van a empeorar mucho más.
      El votante español, debe muchos favores, como bien lo deja entrever el forero Der revolutionare, en uno de sus comentarios, poniendo los ejemplos del asesinato de Llanes y de León. El caciquismo, el clientelismo que prolifera en la piel de toro es apabullante, se ha creado tal red de favores a cambio de votos que hagan lo que hagan los dirigentes de los partidos, da igual la gente continúa votando lo mismo y lo nuevo, que ha aparecido es pura ficción. Estamos en un Estado de partidos, lleno de demagogias, todo es ficción, desde la propia Constitución a la inmensa mayoría de las leyes, no se cumplen. Está corrupto el sistema de arriba abajo. Todo es propaganda, cinismo, mentira, corrupción, prima el espectáculo, ha desaparecido la inteligencia, la estética, la ética, el conocimiento. Prima lo barriobajero ya no sólo en la calle, en el ámbito público de las instituciones es pan de cada día y nos llenan la cabeza diariamente con noticias más propias del cotilleo de las corralas que de un Estado democrático.

      España es un erial y tengo serias dudas que unas elecciones en este momento vayan a solucionar nada

      Usted imagínese que la situación actual de chulería y prepotencia diaria es legitimada en unas urnas, porque claro aquí todo el mundo está pidiendo elecciones contando que van a ganar otros. Tampoco sé si esos otros
      mejorarían mucho la situación caótica que tenemos, pero ¿y si ganan los del pacto de la moción de censura?, ay Silvia entonces si que le aseguro que todo salta por los aires.

      La situación es muy pero muy compleja en este momento, si le soy sincera aquí cada uno que mire por sus intereses y se ponga a buen recaudo que las cosas a nivel colectivo van a ir muy pero muy mal los próximos meses, los bolsillos van a empezar a tiritar.

      Con esto no le digo que no pierda la esperanza, eso nunca, pero no la pierda individualmente. Como colectividad no tengo ni la mínima esperanza de que esto mejore, todo lo contrario, al menos en corto y mediano plazo. A largo por supuesto, el mundo no se acaba ni ahora ni en años.

      • “El caciquismo, el clientelismo que prolifera en la piel de toro es apabullante, se ha creado tal red de favores a cambio de votos que hagan lo que hagan los dirigentes de los partidos, da igual la gente continúa votando lo mismo y lo nuevo, que ha aparecido es pura ficción”

        Entiendo su preocupación y su escepticismo con la realidad política y social, Emme. Con todos los procesos de putrefacción a los que hemos asistido en los últimos tiempos, quién no lo estaría. Sin embargo creo que debemos luchar contra esa inercia que nos arrastra al abandono y a la desesperación. Es cierto que la red clientelar de los que nos han gobernado es extensa, favorece el voto cautivo y propicia la perpetuación del sistema, pero también es cierto que somos muchos más los ciudadanos que nos quedamos al margen de esa red o cadena de favores que no nos ata a nadie. De manera que, tomar conciencia de ello puede inclinar la balanza hacia otras posiciones y debilitar sobremanera a las que se han revelado empíricamente perjudiciales y nefastas para el interés general.

        En realidad, que usted considere a las opciones políticas nuevas de pura ficción sirve a los intereses del putrefacto bipartidismo (tambien del rancio nacionalismo) que si ha recuperado el protagonismo de antaño o ha “revivido” en los últimos meses es precisamente por el triunfo de la moción de censura y las maniobras en la oscuridad de las élites que no pueden permitirse perder el poder y tienen a su disposición todos los medios para manipular, confundir y desacreditar a cualquier opción política que ose desafiarles o ganarles terreno.

        Hemos llegado a tal punto de caos que cuesta distinguir la verdad de la mentira y para no perdernos en el marasmo de acusaciones gratuitas, navajazos, especulaciones engañosas, puñaladas traperas o espectáculos dantescos que aparecen ante nuestros ojos, no queda más remedio que juzgar a los partidos y especialemnte a los líderes políticos o personajes públicos, por los hechos y no por las actitudes.
        El ejemplo más claro lo tiene con el conflicto independentista en Cataluña que de forma incomprensible es disculpado, bendecido y arropado por el PSOE, Podemos y sus satélites comunes. Ya pueden vulnerar la ley, faltar a la verdad, insultar, adoctrinar en algunas escuelas, agredir, amenazar, poner lazos o comportarse como unos niños malcriados a los que hay que consentir todos los caprichos, que sus acciones en contadas ocasiones encontraran el reproche de esos grupos.

        Pero claro, que un partido como Ciudadanos se moje, represente o defienda los intereses de las personas que no compartimos los postulados ni las acciones del independentismo, en la forma que sea, es criticado y tachado automáticamente de provocación, de fomentar la división y el odio, de aprovecharse políticamente, de crear conflicto donde no lo hay, porque los que ponen lazos e invaden el espacio público de todos ejercen su libertad de expresión, pero los que los quitan o cuelgan otros símbolos son unos fascistas y franquistas de libro que no tienen corazón y no se merecen ni el aire que respiran.

        La misma consideración hipócrita y sectaria tienen con Sociedad Civil Catalana, cuando en realidad es ésta junto a Ciudadanos los que se han visto marginados y desacreditados por la facción nacionalista que ha gobernado Cataluña desde siempre. Son SCC y Cs los que han estado oprimidos en Cataluña desde el principio y resultaban incómodos al poder de la Generalitat y a toda la red clientelar. Son ellos los que denunciaron desde los inicios los abusos de poder del nacionalismo en Cataluña, el adoctrinamiemto en las aulas y todos los hechos verídicos y demostrables que desde el 6 y 7 de septiembre hasta ahora hemos conocido de primera mano, cuando por aquel entonces y en una posición minoritaria y marginal, esas denuncias públicas sonaban a pura ficción. Pero no, por desgracia esas denuncias se han revelado como ciertas y por fortuna, esa posición minoritaria y marginal ha conseguido un amplio respaldo ciudadano en las sucesivas convocatorias electorales.
        El suficiente para que los secesionistas que siguen teniendo en Cataluña una extensa red de voto clientelar y el bipartidismo acostumbrado a mercadear con ellos se revuelvan contra este partido y le otorguen el papel de “provocador” en el conflicto secesionista y también de buscar réditos electorales. Llega a tal punto la mentira y el grado de contagio de la estupidez, que incluso el mismo Valls, en un alarde de egocentrismo se ha querdido desvincular públicamente de los que más le animaron a presentarse, como si en las circunstancias actuales que vivimos en el día a día, los peligrosos, extremistas o radicales que a uno le da vergúenza presentar como afines o amigos fueran los naranjas. Y ellos, a pesar de ese rechazo hipócrita de Valls, similar al que tuviera Carmena con Podemos, siguen aceptando al francés como animal de compañia, cuando deberían desconfiar de ese desmarque y de confiar sus siglas al protagonismo excesivo de un personaje como Valls, cuya actitud distante y ególatra dice poco a su favor en lo personal y en lo político.
        Ellos sabrán por qué confían a ciegas en este socialista conociendo los antecedentes de reputados e “insignes” socialistas en Cataluña, traicionando los principios constitucionales a la primera de cambio.
        Un saludo,

    • El caso es que no hay elecciones sino votaciones, me explico, lo que se vota es la adhesión a un partido, no a un representante o a un gobierno. En España no existe separación de poderes, no elegimos al presidente; ni existe representación porque solo plebiscitamos una lista de partido, sin elegir a una persona con nombre y apellidos que sea candidata por un distrito equipoblado a otros distritos. El sistema proporcional de listas hace que lo representado en el Congreso sean los partidos, no los ciudadanos, y además tiene el poder de nombrar al Presidente. Resumiendo, todo el poder recae sobre los jefes de partido, nunca sobre la nación. La abstención es el rechazo de este sistema intrínsecamente corrupto, es decir corrupto por su propia naturaleza, con independencia de las personas. Votar, incluso en blanco o nulo, es rechazar las candidaturas del momento pero avalar el sistema. Solo si no votas (con el sistema actual), puedes protestar.

      • “El caso es que no hay elecciones sino votaciones, me explico, lo que se vota es la adhesión a un partido, no a un representante o a un gobierno”

        Lo que se vota en unas elecciones es el apoyo a un partido que aspira a gobernar o a tener voz en el parlamento y presenta un programa de gobierno determinado. Un programa que puede ser respaldado en las urnas por una mayoría suficiente de ciudadanos para ser desarrollado y puesto en marcha en el caso de ser aprobado por una amplia mayoría parlamentaria. Otra cosa es que ese programa no se cumpla o que el propio sistema electoral, claramente mejorable en muchos aspectos, dificulte que lo votado por una mayoría de ciudadanos no se vea reflejado en el parlamento.

        Y respecto a la abstención, pues en teoria es fácil presuponer que desde un punto de vista global o colectivo representaría el rechazo del sistema, pero dado que en la práctica es harto difícil que pueda darse una abstención en la manera que usted la considera efectiva, pues los creyentes que de modo individual opten por esa opción que representa la nada o no mayor ganancia que la de depositar una papeleta en la urna, en realidad están contribuyendo con su indiferencia a mantener el estatus vigente con más intensidad si cabe y a dejar que otros decidan por ellos.
        De manera que no, amigo, si te abstienes de participar en los comicios electorales, en todos los órdenes posibles y al nivel que sea, podrás protestar si quieres pero en el sentido más vacuo del término, porque quien nada elige, nada apuesta o nada arriesga tiene poca legitimidad para reclamar nada. Al menos con las reglas actuales que nos hemos dado en el juego democrático. ¿Alguna idea concreta para cambiarlas que no pase por la abstención e indiferencia más absoluta?

        • Le ruego que no califique mi postura sin informarse algo mejor, no hay un ápice de indiferencia, si se molesta en enterderme bien verá que mi postura es de rechazo activo por mucho que parezca inacción. Tampoco he dicho que sea la más efectiva, solo que no hay alternativa presente. Me anticipo a que me pregunte cual sería tal alternativa: un movimiento que se presente con un programa limitado a convocar una asamblea constituyente con un sistema mayoritario de elección. Ni siquiera tiene que obtener el gobierno, sino dar su voto exclusivamente al candidato que acepte convocar esa asamblea en 18 ó 24 meses. Habría más detalles que aclarar, pero con esto creo que se ve por donde voy. Si quiere algo un poco más extenso puede ver un enlace que puse en otro comentario mío o este más ligero http://transideologica.blogspot.com/2011/11/entender-la-democracia.html

          • Disculpe si le he malinterpretado en mis apreciaciones, Juan Luis. Entiendo que su postura obedece más al rechazo activo que a la inacción. En cualquier caso, estoy de acuerdo en que cambiar, corregir o mejorar el sistema electoral sería un buen punto de partida para mejorar la representación de lo ciudadanos. Lo que ocurre es que todos los sitemas tienen ventajas o desventajas y es difícil conseguir un consenso en este sentido. Un ciudadano un voto o que todos los votos valgan lo mismo aliviaría el yugo y la presión de los nacionalismos periféricos que en nuestro país son los que han condicionado siempre la acción del gobierno. Al estar pensado nuestro sistema proporcional para las necesidades de ese modelo bipartidista que ha imperado, con la incorporación de nuevos partidos políticos, también estaría bien corregir las situaciones de bloqueo que se han dado en las últimas convocatorias electorales. Y respecto a la convocatoria de una asamblea constituyente para estos fines pues no he podido evitar acordarme del movimiento 15 M y del surgimiento de un partido que en sus inicios fue asmbleario pero en su evolución, esa “virtud” se ha malogrado por el camino y se ha demostrado poco viable en la práctica.
            Un saludo,

        • En unas elecciones democráticas de verdad no se vota el apoyo a un partido, esa es la deformación que nos llevan vendiendo 40 años. En una elecciones se elige. ¿Qué se elige? me dirán, pues un representante unipersonal, con nombre y apellidos, elegido por un distrito electoral con un tamaño más o menos igual a todos lo otros distritos. Solo así hay representación genuina el el Legislativo. Aparte se elige en distrito nacional único a un presidente. Solo así hay separación de poderes. Los partidos en España son órganos de estado y no lo que deben ser, agrupaciones civiles de personas que piensan similar, limitándose a dar apoyo a cándidatos según elijan sus militantes.

    • Cierto. Es así. Un sistema de listas cerradas y bloqueadas, siempre producen el mismo resultado. Las minorías condicionan a las mayorías. Y no soluciona nada. Mariano Rajoy con el apoyo de Pedro Sánchez y Rivera lo blindaron aún más para hacer difícil el acceso de nuevas opciones, que no están representadas ahora y que proponen políticas reformistas sustanciales como VOX. Hoy no hace falta comprar los votos, como se hacía en la I Restauración. En la II Restauración sólo hace falta el control estricto de los grandes medios de comunicación, que crean “opinión” y de lo que no se informa, no existe. Traspasar esa barrera es muy difícil.

      • “Mariano Rajoy con el apoyo de Pedro Sánchez y Rivera lo blindaron aún más para hacer difícil el acceso de nuevas opciones, que no están representadas ahora y que proponen políticas reformistas sustanciales como VOX”
        Y ¿en qué momento exactamente blindaron el sistema electoral? porque no recuerdo tal cosa. En cualquier caso, la pretensión de establecer un porcentaje mínimo para restringir el acceso de nuevas opciones no está motivado precisamente para limitar el acceso de una formación como VOX, más bien está pensado en dificultar el acceso de formaciones de corte independentistas con una clara vocación anticostitucional. Y por otra parte, establecer un porcentaje mínimo de acceso, que yo sepa, no es considerado “capricho” o “cacicada” en otros países de nuestro entorno. Saludos,

  5. Para saber que la hora de los aullidos de los lobos llegará, basta imaginar lo que serán, en algún momento de un futuro seguro, lejano o no, diez mil Llanes y sus correspondientes Ardines víctimas y verdugos. Realícese por tanto el siguiente:

    Ejercicio escolar
    Descríbase sobre la base de este texto el concepto de “”democracia avanzada y homologada””.

    Texto motivador
    Carlos Prieto, “Miedo y asco en Llanes: el asesinato del concejal Ardines destapa un lodazal”, EL CONFIDENCIAL, 20 de septiembre de 2018.

    “Todos los habitantes de Llanes consultados para hacer este artículo tienen al menos tres cosas en común: conocían a Ardines, apuestan por el asesinato político y no quieren ser identificados; no por temor a ser asesinados, sino por algo mucho más prosaico: “Para que no me deje de hablar medio pueblo”, dice el vecino previamente citado.

    No tanto porque ‘medio pueblo’ sea sospechoso de asesinato, sino porque cerca de ‘medio pueblo’ forma parte directa o indirectamente de la cadena de favores activada hace tres décadas por el PSOE y que, de momento, se está demostrando ‘too big to fail’.

    “En Llanes, muchos funcionarios son interinos puestos a dedo por los socialistas. A ver, yo tengo amigos que trabajan ahí desde hace 15 o 20 años… sin haber hecho nada para estar trabajando ahí: entraron un día a hacer fotocopias y acabaron de secretarios de algo. Son gente con la que salgo a tomar sidras, pero oye, es la puñetera realidad. El ayuntamiento se bloqueó cuando entró el cuatripartito. Ardines fue uno de los que más pelearon para que salieran nuevas plazas municipales (para colmo: el que vino a poner orden era uno —Ardines— que no quería cobrar sueldo público). Eso removió muchas historias. Había mucha gente cabreada porque les iban a joder el puesto de trabajo de toda la vida, cobrando 1.500 o 2.000 euros gracias al dedazo de sus colegas. Llanes es un sitio muy pequeño donde nos conocemos todos. Son los chanchullos de los pueblos”, añade dicho vecino.

    “Tú puedes hacer todo tipo de desmanes en un ayuntamiento. Pero como le digas a un paisano que lleva trabajando ahí toda la vida que tiene que opositar para mantener el puesto… échate a temblar”, asegura el buen conocedor de la sociedad llanisca citado anteriormente.

    ¿La posibilidad de perder un trabajo público fijo y cómodo le convierte a uno en un asesino de políticos? Evidentemente no, pero se da la circunstancia de que ese fue precisamente el motivo del asesinato en 2014 de Isabel Carrasco, presidenta de la Diputación de León y del PP: a las asesinas (una madre y una hija) se les cruzó un cable el día que la hija se quedó fuera de la cadena de favores para obtener plaza fija en la Diputación. Lo siguiente fue tirotear a Carrasco en la calle y a plena luz del día.”

    ¿Se entiende de una buena vez que el final del Régimen del 78 será violento, muy violento, en 2031, 2045 o 2053… o pasado mañana?

    ¿Se entiende que pisamos un polvorín y que cuantas más “raciones de langostinos” soliciten al camarero nuestros “sindicalistas” y cuanto mayor sea el dulce vegetar soleado e hipotecado de la “universal clase media española”, mayor será el bello pero cruel espectáculo de nuestra castiza “Nit de la Cremá” y que los “populistas y los “nacionalistas” sólo son los primeros incendiarios-muñecos de este proceso inexorable, del que en buena medida la derecha sociológica es responsable por razones más que evidentes de autoconservación ciega de una “estabilidad” abyecta, que ya dura demasiado y por tanto está podrida?

    • Se entiende, se entiende.

      Y podía haber sido en 2012. Por eso se inventaron a Podemos. Para que no fuese.

      Para que Gamonal y lo de León no se desatara..

      Por lo mismo la movida nazionalista, en su última fase comenzó también el 2012, con esa diada donde hasta Duran y Lleida se nos apareció. Pensaron que durante esa primavera del 2012 (la de la prima desatada, y Mariano gimoteando a Merkell..) donde pensaban que si reventaba todo, elos podían aprovechar para poner corazón y cartera al mismo compás.

      Al final no reventó, pero desde entonces hasta ahora, lo único que se ha conseguido, deuda mediante, es aumentar la presión en la caldera, y cuando pete, que dios nos pille confesados.

      un cordial saludo

    • Excelente comentario suyo, como siempre. Pero creo que acabará antes. Si el BCE corta la compra de deuda, con que se financia la hipertrofiada estructura política. Inviable de financiar por si misma. Estadísticamente el régimen “constitucional”, que más duró fue el de la primera restauración De hecho 1923-1876=47 años. De derecho hasta 1.931, porque el periodo de Primo de Rivera se considera un periodo “excepcional”. Cuando el dictador renuncia, el rey pretendió volver al sistema constitucional de 1.876. Pero fue tarde y además quedó “obsoleto”. Curiosamente todos los regímenes constitucionales empezaron a caer, cuando su legalidad empezó a ser desacatada. El régimen del general Franco fue un estado de derecho. Su sistema legal nunca fue desacatado y el dictador murió gobernando, de muerte natural.
      El régimen de 1.978 está siendo desacatado sistemáticamente. Se incumplen y se ignoran sus leyes y sus sentencias judiciales, sin que haya el menor “problema” por sus políticos. Además una estructura férrea de partidos organizados a imagen y semejanza del PCUS soviético, han producido las esclerosis total del sistema. En que una generación de mediocridades es cooptada por otra peor aún.
      Yo siempre digo y lamento decirlo, que la salida a esto es que un general asuma el poder y ejerza mano dura para reconducir la situación al modo del general Charles De Gaulle en Francia. Eso es lo mejor, que podría ocurrirnos. Si no, es país, se desmoronará irremisiblemente con la complicidad de su casta dirigente. Y esto no es equiparable ni a Checoeslovaquia o a Yugoslavia, ni a la URSS. Bismarck al final se equivocará. No podemos tener suerte siempre.

  6. El problema es de gorras. Gorras de plato, pamelas mimetizadas de los soldados cuando los mandan a África y teresianas del desierto. Es decir, la fuerza fáctica de la que ya no se habla y queda representada por el general de muchas estrellas, Sanz-Roldán.

    Los gorrillas son los advenedizos comisarios, José Villarejo, Martín Blas, etc.,exemplum gratiae, que en las “parades” militares quieren estar a la altura de los arriba mencionados. No pueser!

    Salen cuatro helicópteros de la Boeing los CH-47 Chinook a darse una vuelta por Gerona y se acojonan.

    Esto es un resumen del artículo de hoy de Manuel Cerdán, muy convincente.

    https://okdiario.com/espana/2018/09/29/que-entere-sanchez-ahora-si-hay-fuego-amigo-filtracion-cinta-ministra-dolores-delgado-3166690

  7. Pues eso digo yo; “Elecciones!… ¿para qué?”… da igual con la ‘salsa’ que te coman.

    Eso si, la ‘salsa pepera’, está mas que demostrado que contiene salmonela ‘si o si’… al menos para la mayoría. Solo unos pocos -acaudalados, enchufados, caraduras de profesión…- tienen opción a comparse unos botes de mayonesa que no están contaminados por doquier.
    Son como una mala empresa que ha producido lotes defectuosos pero no se deshace de ellos, los guarda para poder venderlos cuando ‘ellos puedan’… con tal de no perder pasta, lo que sea.

    … Sobre la ‘salsa del psoe’, te corroe las tripas según que épocas… según el ‘responsable del lote’ en ese momento.
    El bipartidismo nos ha causado mas de una indigestión a lo largo de la “democracia de coña” ésta que nos pusieron por aquel desgraciado entonces… pero la gente sigue dale que te pego.

    Cuando está el partido podrido todo el mundo tiene miedo por los casos de corrupción y la política mafiosa y mentirosa que hacen, pueda hacer que vuelvan “los comunistas” a ‘arruinar’ a nuestro rico y prospero país… juas!
    Cuando están “los comunistas” (calificativo que me hace troncharme de la risa una y otra vez… ojalá fuesen comunistas… OJALÁ), todo el mundo está cabreado, ven desastres donde no los hay… están deseando, descaradamente, quitar a los rojillos para poner a los azulillos… aunque en este ultimo caso, solamente hayan cambiado de etiqueta en el bote de mayonesa -la azul me refiero-
    Han quitado a un ‘pánfilo eterno’ para poner a un ‘tio dientes’ mas falso que judas o un master de esos de la URJC que venden o regalan según sea, que es exactamente lo mismo que antes, pero mas joven… esto no tiene remedio, yo quiero independizarme…

      • En este ‘plan’ no hay nada que hacer, sobre todo desde que nuestros políticos decidieron tomar la senda de la balcanización… o ‘mejicanización’, qu está mas lejos -Méjico- que los Balcanes pero hacen lo mismo;
        corrupción como manera de vida… ahí si que está todo perdido. A no ser que, ocurra un milagro, cuyos poderes econimicos ya se encargarían de reventar dicho milagro por lo tanto… asi estamos.

        Lo que preocupa un poco son el tema de los hijos… a ver como les haces tragar todo esto.

      • Son las paradojas del sistema proporcional de listas. No hay cambios, porque son cuasi imposbles. Mire lo de la “celebración” del referéndum ilegal del 1 de Octubre. Torra dice que “la republica” fue votada por la “inmensa mayoría” del pueblo catalán. Al igual que el estuto. El porcentaje a favor de votos emitidos se asimilan con una enorme mentira, la totalidad del censo. ¿Cuánta participación hubo en la farsa del referendum?. Así mismo con reglas de quorum establecidas, el último estatuto, “aprobado por la inmensa mayoría del pueblo catalán” votó menos del 50% del censo. Por tanto debió ser declarado nulo.
        Cuando se vota en esta “monarquía de Weimar” votan los que creen en sistema y se abstienen los descontentos o los que han dejado de creer en él. O los que creen que ir a votar para “evitar el mal mayor”. Ignoran estos últimos, que realmente da igual. El mal mayor o menor es siempre el mal. Por tanto porcentualmente, la abstención hace al sistema “estable”. Luego opera la confusión interesada de igualar porcentaje de votos emitidos, con la totalidad del censo.
        Soy trevijanista. Pero la teoría de don Antonio sobre la deslegitimación del sistema por la vía de la abstención es meramente teórica. No es una opción que produzca efectos prácticos en España. Si no, averigüen, como Regina Otaola fue alcalde de Lizartza. Sólo por 27 votos, si no recuerdo mal.

    • Pues no sé. Yo veo al “pentapartido” la conjunción de intereses de cinco oligarquías, que persiguen los mismos interes, son serviles con la oligarquía de grandes señores feudales en una “democracia” creada aprisa y corriendo, en una oligarquía de partidos, modelo Eisenhower mal aplicado. Surgidos de los arribistas del Movimiento Nacional y la adición del PCE de Carrillo para darle credibilidad. Este régimen se diseñó en la Secretaría de Estado de USA ejecutado por la CIA y el aliado más fiel de USA en aquellos tiempos, la República Federal Alemana. Lo de Portugal estuvo muy cercano y ni USA ni la RFA podrían permitir, que en España se repitiera una salida a la portuguesa con el PCP dispuestos a implantar la dictadura del proletariado. Se sabe que USA quería que España invadiera Portugal, si una dictadura comunista se instalaba allí. Pero Franco, que no era tonto, se negó enfáticamente, que desde España se invadiera Portugal y además prohibía a USA usar sus bases en España para tal eventualidad.
      Aunque llevo votando a VOX, porque tiene más posibilides y una esperanza de introducir cambios. Soy excéptico en la reforma del régimen por dentro. Pero si perdemos la esperanza, de que las cosas pueden mejorar. Entonces no hay que perder el tiempo. Apunten a sus hijos a clases intensivas de inglés y abandonen el país, los que puedan hacerlo. Sería la última opción y la definitiva.

  8. Nunca me ha interesado mucho el poder votar, al menos en esta España nuestra, donde los partidos políticos no dejan de ser meros policías, sólo interesados en el control, en el poder sobre la ciudadanía y últimamente a mayores son un compendio de grosería que hacen de este Estado de partidos un completo burdel. Esos sí, todos ellos se llenan la boca con una supuesta democracia lograda por el consenso.

    Estos policías controladores de la ciudadanía nos hacen creer que somos libres para elegir en unas urnas nuestros representantes. Pura mentira, pura falacia. Nos dan unos segundos para introducir una papeleta en la urna mientras ellos tendrán cuatro años de poder para tocarnos las narices.
    No existe tal libertad política de poder elegir, es una pura farsa. Se manipula la mente de las personas, para que piensen poco y se muevan por los sentimientos a la hora de votar una siglas. La ciudadanía es sierva de unas siglas.

    Es deprimente y hoy por hoy, en la situación española no creo que sea bueno ir a unas elecciones. A mi de todo lo que hay en la palestra nadie me representa, vamos hasta me parece una ofensa. Inconscientemente en las últimas elecciones he votado a C’s, una y no más. Aquel día debía estar abducida.

    Conociendo al votante español, lo que hoy está siendo un caos estoy casi segura que en unas elecciones lo legitiman para otros cuatro años, así que por mí que continúe la fiesta hasta que todo termine en el fango.

    Ya no veo otra solución.

      • No creo que romper España y cada uno por su lado sea la solución, de hecho las CCAA son un nido de caciques pero sí que estamos en una fase que cada uno, y me refiero a nosotros como entes individuales y no colectivos, como mucho como entes familiares, salvemos el pellejo como podamos.

        Vamos que nos hagamos unos puros egoístas y que les den a todos, incluso no sería mala idea desconectar de toda información caótica que abunda diariamente.

        (hace unos días el de los aviones ha preguntado por ti)

        • Hola M… digo… emme.

          Yo tampoco creo que sea la solución… era por ‘soltar’ algo. Lo que sique es verdad es que “esto” está muy mal montado y nadie parece estar por la labor de ‘idear’ algo, cosa que no me extraña puesto que siempre saldría alguien dispuesto a destruir lo construido por cualquiera que le diese por intentar arreglar algo.

          Las CCAA existen por la simple culpa de los CACIQUES

        • (sigue)

          Efectivamente la gente intenta buscarse la vida a nivel individual y familiar de maneras poco ortodoxas la mayoría de las veces perdiendo cualquier atisbo de pudor si es que alguna vez lo han tenido.

          Llevo trabajando unos pocos días, después de las vacaciones… ya en plan ‘tranki’ otra vez -para noviembre o diciembre se prevé jaleo- y el otro día me entró un comercial de maquinitas expendedoras de todo tipo (pero de TODO TIPO sabes? flipante!) y tuvimos una bronca con ese BRUTAL allí en la nave.
          Dejamos al notas hacer su trabajo aunque en el fondo sabíamos que no le íbamos a pillar nada pero ea! el hombre estaba emocionado con su genero y no había mucho por hacer aquella tarde.
          Al final, empezó a cansar y ya empezamos a darle boleto -sobre todo yo- que ya no había muchas ganas de seguir mareando la perdiz. Resumiendo; le dije que no necesitábamos nada, que estábamos bien y tal y el tio se pilló un mosqueo ahí, insultándome EN MI PROPIA CASA! acusándome de que “no había tenido la decencia de llevarlo a mi despacho siquiera”, que lo atendí en la entrada y eso era… “feo”.
          Al final le abrí la puerta y le dije “pirate tu o te piro yo”. Fue entonces cuando se me puso a sollozar -con lo fiero que parecía hace un momento!- que si tenia hijos y si no hacia una venta esa tarde iba al paro de cabeza y un sinfín de llorerías. Terminó por salir de mi empresa refunfuñando algunos insultos y yo, me aseguré de que acababa en el paro llamando a su jefe y contándole la actuación de su comercial. Lo que me dijo su jefe te lo puedes imaginar.

          Esto cada dia se parece mas a una selva en la que tienes que “cambiar” la dieta cada 2 por 3 sin tener culpa de nada. Acabaremos independizándonos por barrios o calles al final…

          Hombre! menos mal que alguno de aquella cloaca pregunta por mi!!! DIETER se hacia llamar el de los avioncitos. También lo hecho de menos, por lo menos los cachondeos que montábamos que parece ser que solo nos interesaban a nosotros 2 únicamente… y a ti ;))))
          Dale recuerdos si lo encuentras por ahí.
          Alguna vez me he pasado por allí a ver el panorama y esta emponzoñado aquello por basuras pero bien. Se conoce que es eso lo que querían los idiotas que llevan aquello… que se locoman con patatas.

  9. Viendo la operación linchamiento contra Moncloa.com y hasta qué punto se desenvuelven con toda nitidez las mafias periodísticas como PRISA hasta hacer el ridículo más espantoso sin el menor poso de mala conciencia lo de los metadatos estimado PASMAO viene de extra, basta con ver lo obvio….Villarejo y PRISA juegan al mismo deporte.

    …y siempre disponen a mano, parece ser, del protagonista para engordar el show. Un PEDRAZ cualquiera.

    Está el asunto divertido viéndolos jugar en equipo con tanta obscenidad.

    • Viene de extra, por supuesto.

      Pero para enredar y poner el foco donde no es viene de *uta madre. Porque en el fondo pocos tienen idea de lo que es un metadato. Y tomado un metadato por libre, descontextuaizandolo y sirviéndolo bien macerado con demagogia puede dar dias gloriosos a la Moncloa (la de verdad).

      un cordia saudo

      • Joér, pasmao, ni pajolera idea lo que es eso. Tuve que ir a la Wiki.

        “Los metadatos, literalmente «sobre datos», son datos que describen otros datos. En general, un grupo de metadatos se refiere a un grupo de datos que describen el contenido informativo de un objeto al que se denomina recurso. El concepto de metadatos es análogo al uso de índices para localizar objetos en vez de datos. Por ejemplo, en una biblioteca se usan fichas que especifican autores, títulos, casas editoriales y lugares para buscar libros. Así, los metadatos ayudan a ubicar datos”.

        ¿Está agora Moncloa.com en el Index Librorum Prohibitorum et Derogatorum?

        • Los metadatos, así a lo bestia, son unos datos que acompañan a la información que vemos, oimos, …la foto, el video, etc.. que dicen cuando, como, con qué, hasta donde, IP .. etc

          Que cruzados con otros datos pueden identificar mejor de donde viene “eso”.

          Se usa en big data, pero también por la poli.. por ejemplo para identificar al clásico cretino que se filma en el coche a 200km/h y luego lo da a un amigo para que lo cuelgue.

          Supong que los de la web habrán filtrado todos los metadatos, son profis, pero igual se les ha quedado alguno y simepre puede venir bien.

          Espero que le haya valido

          un abarzo

  10. Y ¿elecciones de qué? Sr Quirós

    Quien nos garantiza que incluso con todos los inconvenientes, que usted nos enumera, no hay pucherazo.

    ¿Se publican los datos, mesa a mesa, con los resultados mas la copia del acta, para que podamos comprabar si la suma de los datos de las mesas se parece en algo a lo que nos cuentan en esa madrugada loca del Domingo Lunes después de cada elección?

    NO

    Y sería muy sencillo, provincia a provincia, municipio a municipio, mesa a mesa, hacer una excel con todas las mesas.

    Cada mesa una fila, y en cada columna un partido, mas los nulos, los en blanco y el censo total. Mas un hipervínculo a la foto del acta. Para que podamos verificar lo que nos dicen las celdas de la misma fila.

    Ya se que se nos puede mentir en la foto, pero siempre hay un tocapelotas que le hace una foto al acta el mismo día de las elecciones, ese mismo tocapelotas que luego se meteria paracomprobar si el acta publicada coincide con la de la foto que tomó. Y mas que habrá si se supiera que se puede comprobar. ese no es el problema.

    Y no sería caro.

    Y si es sencillo, barato y da transparencia y no se hace, ¿no será por algo?

    No sería necsario un gran pucherazo para dar un gran cambio electoral, con cambiar un pequeño % de los votos se podrían mover 15-20 escaños aqui o allá, usted bien lo sabe.

    Hay quien dice que los partidos perjudicados no lo permitirían. Pero alguien se cree que los partidos, los grandes, los que tienen verdaderos recurosos para controlar si les roban la cartera o no, no es tan mas que controlados por el sistema que usted denuncia; y el hoy por tí mañana por mi está en ese ticket.

    Es mas, muy probablemente, los partidos sean simplemente unos testaferros mas (que cobran muy bien) de quien manda mas arriba y que haya precocinado los datos que luego haya que apañar.

    Es decir, hacemos la fila para tomar la comunión, y resulta que el cura no es cura y ni siquiera la consagró. El cura al que además le hemos confesado nuestros pecados.

    Un cordial saludo

  11. Veo que el articulista es muy riguroso con los políticos y la política. Exige una capacidad y una honestidad a éstos muy difícil de alcanzar en este país, sobretodo en las actuales circunstancias en que varias fuerzas populistas y separatistas están a punto de hundir a España en el pozo de la miseria por muchos años si logran sus objetivos. Yo soy menos exigente en la política, para mi ésta lo único que puede hacer es evitar la ruina total que pretenden unos anti-sistema que han logrado engatusar a unos cuantos millones de electores a quienes prometen grandes subsidios y ganancias. Creo que el sistema constitucional es viable, y que cualquier otra alternativa sería desastrosa para España, y tan solo dentro de este sistema se puede ir hacia un mejor gobierno de la cosa pública.

  12. Después de leer este tipo de artículos, siempre me siento mejor. Despejan todas mis dudas, aclaran todos mis pensamientos, sosiegan mis inquietudes. Aprendo muchas cosas nuevas. Por ejemplo, me entero de que tengo representantes, que el poder es malo y corrupto, que el ser humano no es digno de confianza, que los electores no son sabios, que los sistemas electorales deforman la realidad, que España es así, que los villanos campan a sus anchas, que la vida es bella, que la política es fea, que el tiempo pasa y el mundo siempre es el mismo…

    Quizás deba revisar los prejuicios de un espíritu crítico en exceso confiado en sí mismo. Quemaré mis libros de Trevijano en una hoguera y me presentaré voluntario para participar en un colegio electoral, pues mis conciudadanos mucho me necesitan y verlos desfilar votando en una democracia avanzada colma todas mis ilusiones. El resto son pecadillos menudos de un sistema político que no ha alcanzado la madurez. Y cuando llegue la hora de la sangre, unos mojitos calmaran mis ansiedades. Pero quizás entonces me acuerde de lo que olvidé.

  13. Estamos viendo en directo la traca final del régimen del 78, un gigantesco estallido de mierda que empapa a la negligente opinión pública, entre cuyos fragmentos excrementicios lanzados en todas direcciones destaca la profesión periodística no menos degradada que esa administración epicentro de la corrupción (Alaya dixit) jueces gangsters, fiscales sinvergüenzas, y mercenarios sin escrúpulos por policías.

    A los que se habían acostumbrado al hedor con imperturbable gesto de circunstancias les toca ahora sacar el paraguas y calzarse las Katiuscas.

    Leo que PEDRAZ, amigo de Balta, ha enviado a la policía a por las grabaciones que Moncloa.com ya había declarado iba a entregar por propia iniciativa. ¿No fue PEDRAZ el que metió en prisión preventiva a Miguel Bernard 8 meses en aquel grotesco montaje de ‘Bernard chantajea a la infanta’? ¿este es el juez que va a investigar la mafia policial que monta casos falsos para arruinar a los señalados? Si es que te petas de la risa.

    En fin, olvidémonos de nuestros medios y periodistas, las putas más tiradas del país, de imposible reinserción ya, que el asunto de las denuncias y análisis está en manos de las redes sociales, por lo menos hasta que las censuren.

    • Por mucho que nos quieran censurar estoy segura que siempre quedará un resquicio para la libertad.

      Tiempos complejos tenemos, pero sobre todo por la porquería que tenemos acumulada y que nunca nos hemos ocupado de limpiar. Creo que llegados a este punto deberíamos hacer limpieza profunda, sí soy ilusa pensando así, pero o hay limpieza o iremos a peor. Aún podemos caer muchísimo más bajo.

      Lo que tengo claro es que unas elecciones no solucionan nada. Antes tiene que ocurrir un milagro y limpiar toda la porquería acumulada.

    • Por otro lado, también hay ‘chusma chusmera’ que se disfraza de periodistas cuando son simples “mercenarios” a sueldo del mejor -o el único- postor que hay por ahí rondando.

      Delincuentes que buscan a mercenarios y viceversa para coexistir en simbiosis mutua sin importarles un webo el daño que puedan llegar a causar… claro que, se supone que la ‘gente de apie’ ya es mayorcita y debe saber distinguir a los periodistas de verdad y muertos de hambre que son capaces de hacer de su capa un sallo si el momento es propicio… o hay una minima oportunidad de hacer ‘de las suyas’.

      Salu2

  14. Sánchez es un aventurero, amante de los riesgos, pero muy pragmático. No se arriesgará a perder el sillón convocando elecciones hasta que no esté totalmente seguro de que las gana. Puede que Tezanos le dé el 1000% en la próxima encuesta para animarlo. Será por ceros…

    Difícilmente unas elecciones contribuyan a frenar la acelerada implosión del R78. ¿Votar a quién? No solo no existen candidatos dispuestos a acabar con la lacra de la partitocracia, como pocas o ninguna alternativas hay para enderezar el estado de bovinidad en que ha caído la gran mayoría del electorado. Solo la educación podrá hacerlo, aunque los efectos serían a largo plazo. Aquí, el que pueda, mejor votar con las piernas y largarse a otras longitudes. Que se quede la clientela apesebrada del «Estado Social de las 17 Taifas» y que lo arreglen entre ellos a guantazos.

    • El tiempo ya paracticamente se acabó. Dos millones de africanos nacionalizados aprisa y corriendo, pueden voltear la balanza definitivamente. Y no necesariamente a favor de quién emplee esta estrategia, sino a favor de ellos mismos. Estarán aquí a finales de 2020