Cataluña y la inmigración. Esos son los dos grandes argumentos con los que Vox quiere atraer el voto. El intento de unas élites políticas, que no morales, de patrimonializar Cataluña y desgajarla del resto de España para acumular poder y dinero, pues de eso se trata, lo tenemos todos en la cabeza. Vox intenta abrirse paso en el debate con propuestas como la de eliminar las Comunidades Autónomas.

El papel de Vox en la inmigración puede ser muy diferente. En lugar de intentar descollar en el gallinero nacional, Vox puede crear un debate que apenas se empieza a apuntar. Las llegadas de inmigrantes en situación irregular avivan la preocupación de los españoles, pero ésta se desvanece, como por ensalmo, en cuanto llegan a los centros en los que se les acoge de urgencia. En el mes de julio, con el calor facilitando el tráfico de personas, subió la preocupación como función lineal de los minutos de televisión dedicados al asunto. Pero una cuestión distinta es la presencia de los extranjeros en nuestro suelo. Apenas alza el vuelo un rumor sobre la incidencia que tendrá sobre el crimen, la convivencia, la economía, el terrorismo.

Es verdad que es un debate que se nos hurta. ¿Cuál es la incidencia del crimen entre los nacionales y los extranjeros? ¿cómo se reparte por cada grupo? Todo ello es interesante. Santiago Abascal, en una reciente entrevista, habló de inmigración. Dijo que era un problema para España, y señalaba algunos de sus perfiles.

¿Contribuyen los inmigrantes más al Estado que lo que extraen de él?

Uno de ellos, especialmente interesante, es la visión del inmigrante como objeto de explotación. ¿Contribuyen más al Estado que lo que extraen de él? Si es el caso, más nos tocará repartir entre los nacionales, y está bien que vengan; tendrán la función social de los ricos, que es la de contribuir más que el resto al expolio del Estado y que los políticos nos vendan sus despojos a cambio de nuestros votos. La democracia, es decir. Ah, pero si extraen más dinero que el que aportan ya no son bienvenidos. Para sacar provecho de los demás ya estamos nosotros. Y eso es lo que dice Abascal, el político católico: “La inmigración no viene a pagar las pensiones, sino a recibir ayudas sociales”.

Verdadero lo primero, falso lo segundo. No vienen a recibir ayudas ni a pagar las pensiones, pese a que hacen ambas cosas, porque lo que vienen es a ganarse la vida. El sistema ofrece dádivas a determinados grupos sociales, pero es básicamente extractivo, y en cuanto un trabajador, nacional o foráneo, se adapta a él, comenzará a dedicar una parte creciente de su renta a nutrir al Leviatán. Sólo trabajar le cuesta a los curritos 39 de cada 100 euros que generan. Súmese a esto que en la mayoría de los bienes que consumimos, uno de cada cinco euros que gastamos van al Estado, y que el ahorro tampoco se escapa.

Con respecto a las pensiones, generar un derecho supone estar alimentando al Estado durante al menos quince años. Y en ese caso sólo se habrá generado un derecho minúsculo. Hacen falta 37 años para cobrar la pensión máxima, pero llegado el caso será un peso para el sistema como cualquier otro españolito.

El mejor análisis parece indicar que el balance de la explotación es favorable al Estado, y no a quienes vienen a trabajar.

Y las pensiones son el principal gasto social. El segundo es la educación. El extranjero que viene a trabajar, ¿cuánto cree Vox que va a detraer del sistema educativo? Si tiene hijos, entonces sí lo hará, pero de nuevo estará años en el país y formará parte de la máquina de picar carne que es el sistema, y que nos quita más que lo que nos da; mucho más. El mejor análisis parece indicar que el balance de la explotación es favorable al Estado, y no a quienes vienen a trabajar.

Los extranjeros… No, perdón, los inmigrantes “es una competencia de mano de obra barata”; los extranjeros no, esos ocupan nuestras playas y montes y nos dan trabajo. Los inmigrantes nos quitan el trabajo. Otra falacia. El trabajo es del empresario, y se lo ofrece a quien desee. Es necesario ignorar la lección básica de economía para temer que se agote el trabajo por la llegada de inmigrantes: la lección dice que hay una escasez esencial, inerradicable, y que en consecuencia siempre hay algo nuevo que crear. Los inmigrantes, además, suelen ser personas con más iniciativa que sus conciudadanos y, muchas veces, que la población de acogida. También crean negocios y empleo. Por último, muchos de los proyectos empresariales que son viables gracias a la mano foránea no se podrían mantener con trabajadores nacionales.

¿Quiere Vox que la inmigración contribuya al sistema? Pues tendrá que favorecer la integración y el arraigo. Y uno de sus puntos pide lo contrario, eliminar la institución del arraigo.

Los datos, como escalones que nos permiten descender a la verdad de las cosas, son necesarios

Vox dice, en su programa, que solicitará la “publicación de datos sobre nacionalidad y origen en estadísticas de delitos”. Bien está. Como en el caso de los efectos económicos de la inmigración, es necesario nutrir el debate de datos para que sepamos de qué hablamos. No es que Vox los necesite para nada. En la entrevista con Pablo Simón, rechazó los datos de inmigración ilegal en cuanto se los ofrecieron. Abascal no necesita datos. Él tiene el instinto de los líderes, que es el mismo que necesitamos para mantener una conversación en un bar. Pero los datos, como escalones que nos permiten descender a la verdad de las cosas, son necesarios.

Esos datos, en los Estados Unidos, nos dicen lo contrario de lo que sugiere Vox para España. Allí, quienes son más proclives a cometer delitos son los nacionales, seguidos por los inmigrantes ilegales y, por último, los inmigrantes legales. Y es lógico. Las personas que llegan a ese país están muy interesadas en hacer carrera en el país, y temen que un comportamiento inadecuado trunque sus planes. Así, un buen programa de expulsión de inmigrantes puede tener un efecto integrador. Y, en ese sentido, algunas de sus propuestas pueden favorecer la integración. Aquí han acertado de casualidad.

¿Cuál es la situación en España? ¿Tienen los inmigrantes el mismo ímpetu por formar parte de nuestra sociedad? ¿Temen ser expulsados y eso les conmina a cumplir con las leyes del país? En los Estados Unidos hay muchas oportunidades de empleo, ¿España es igual de atractiva y favorece del mismo modo trabajar a la luz del sistema? ¿O favorece la economía en negro? Estas son las preguntas que nos tenemos que hacer, y para responderlas necesitamos que haya transparencia. Necesitamos conocer bien la realidad.

La xenofobia no necesita los datos o su análisis. No hay una ciencia para la xenofobia. Vox, por un lado pide transparencia y por otro desprecia los datos que se le presentan. Tiene el discurso sin razones, la teoría sin datos, el veredicto sin juicio. La xenofobia sin ciencia.

Foto: Manuel Lardizabal


Disidentia es un medio totalmente orientado al público, un espacio de libertad de opinión, análisis y debate donde los dogmas no existen, tampoco las imposiciones políticas. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Sólo con tu pequeña aportación puedes salvaguardar esa libertad necesaria para que en el panorama informativo existan medios disidentes, que abran el debate y marquen una agenda de verdadero interés general. No tenemos muros de pago, porque este es un medio abierto. Tu aportación es voluntaria y no una transacción a cambio de un producto: es un pequeño compromiso con la libertad.

Ayúda a Disidentia, haz clic aquí

Muchas gracias.

27 COMENTARIOS

  1. Datos del paro últimos (SEPE):

    https://www.sepe.es/contenidos/que_es_el_sepe/estadisticas/datos_avance/paro/index.html

    Según el SEPE en Septiembre 2018 habia en España 3,2 Millones de parados, de los que 374000 son extranjeros. Con estos datos cómo pueden justificar podemitas y socialistas que España necesita más inmigrantes. Debe ser que, a parte de no querer que 3,2M encuentren trabajo, pretendan aumentar el número de parados extranjeros, 374000 en septiembre.

    La retórica buenista de la izquierda progre choca con las cifras. Puede España sin hundirse más aceptar inmigración? Porqué?

    • Se me ha olvidado comentar que en 2013 España tenía 5M de parados, como consecuencias de las nefastas políticas de Zapatero-PSOE. La política de Sanchez-PSOE copia la de Zapatero, no tardaremos en volver a los 5M. Con estas expectativas para qué y donde colocamos a los inmigrantes?

      Por cierto, sigo esperando que el gobierno nos informe puntualmente de lo que pasó con los inmigrantes del Aquarius. Estos fueron recibidos con gran aparataje propagandístico. Medios y telediarios nos mostraron como más de 2000 (funcionarios?, voluntarios?), recibian con gran alborozo a los 615 inmigrantes del Aquarius. Pero no debió gustarles lo que pasó, porque se ha hecho el más absoluto silencio sobre lo que después ocurrió…..

  2. Hechos, no palabras.

    1) ¿Cuántos seres humanos esperan a las puertas de Europa para entrar? En África quizá sean más de 1.000 millones. En Oriente Medio, tal vez 500 millones. ¿La solución humanitaria es abrirles nuestras puertas de par en par? ¿Cuánto duraríamos si lo hiciéramos?

    2) A la hora de buscar culpables del caótico estado de esas regiones, la responsabilidad siempre quieren hacerla recaer sobre los países desarrollados, el colonialismo, la explotación, etc. ¿Y ellos? ¿Y los habitantes de esas zonas? ¿Cuántos siglos llevan los árabes destrozados por luchas internas religiosas y tribales? ¿Cuántos de hambre, miseria y subdesarrollo? ¿Quienes ostentan la mayor responsabilidad en que su países sean infiernos inhabitables? Ellos.

    3) Se discute si la llegada de inmigrantes es positiva o no para los países de acogida. Pero, en el mejor de los casos, suponiendo que vienen con la mejor voluntad del mundo y pagan su gratitud en forma de trabajo y cooperación, por qué no aplican esas energías en sus propios países de origen? ¿Por qué naciones que fueron pobres no tanto tiempo atrás, son hoy lugares de crecimiento y desarrollo inigualable? Léase Japón, Singapur, Hon Kong, China, Taiwan, etc? Pues porque, como tantos otros, sufrieron sus respectivos colonialismos, fueron explotados como mano de obra barata por los países occidentales… pero aprendieron, copiaron e innovaron. Gracias a lo cual Japón casi se carga la industria fotográfica alemana y la industria relojera suiza.

    4) Me apena horriblemente ver sobre todo a esos niños que las familias arrastran hasta nuestras costas, exponiéndolos a una serie de miserias y de muerte. Pero me apena más cuando muchos de esos inmigrantes aseguran que su única meta es llegar a Alemania o Suecia para tener un Mercedes, unos magnificos servicios sociales que nunca llegarán a financiar, y tal vez acceso a las hermosas mujeres occidentales que, como todos ellos saben, con sus atrevidas vestimentas, están deseando ser objeto de sus viriles atenciones sexuales. He leído casos de países europeos (quiero recordar que uno de los países bálticos, no recuerdo cuál) que concedieron asilo a 13.000 inmigrantes, y tal derecho sólo fue solicitado por algo más de 300. Y el comentario de uno de ellos: “Para venir a otro país de sueldos tan bajos, no me habría movido de mi tierra”.

    4) Dato desconocido: ¿Cuántos millones de dólares, euros, etc, han recibido los países del Tercer Mundo en forma de Ayuda al Desarrollo? ¿Cuántas universidades, colegios, hospitales, autopistas, redes de agua potable, fábricas, etc se han creado y funcionan con ese dinero? ¿No son sospechas fundadas si se piensa que la mayor parte de esos fondos han sido robados por los oligarcas y dictadores de esas naciones, que en muchos casos no han hecho sino empeorar?

    5) En varias ocasiones, Occidente sí ha intervenido. Por ejemplo, atacando a los talibanes en Afganistán o eliminando a Sadam Hussein. Es posible que influyeran muchos factores espúreos, como el petroleo, etc. Pero yo no puedo alejar de mi mente la imagen de mujeres sin burka, o un campo de fútbol en Afganistán donde los talibanes ejecutaban públicamente a sus enemigos, y que tras la intervención occidental estaba lleno de personas…¡jugando al fútbol! Como tampoco olvidar que antes de ser miserablemente aniquilado, Sadam había asesinado cruelmente a varios millones de kurdos. Seguir con la cantinela de que los únicos responsables de los males del mundo son los EEUU me parece una solemne soplapollez. Ah, pero claro, las leyes internacionales nos prohíben inmiscuirnos en los asuntos internos de otras naciones. Pues nada, sigamos alimentando a los dictadores y hagámosles el favor de acoger a sus opositores. que nada les podría alegrar más.

    Hace muchos años, cuando aún era joven, quise emigrar a Canadá. El gobierno canadiense todos los años publicaba una lista de trabajos especializados que entonces necesitaban. Si uno les escribía ofreciendo sus servicios, y encajabas en determinados puestos, recibías un contrato de trabajo, y allá que te ibas. Me parece la única solución posible y racional para la inmigración.

    No siendo así,sí, soy xenófobo.

  3. “La xenofobia no necesita los datos o su análisis. No hay una ciencia para la xenofobia. Vox, por un lado pide transparencia y por otro desprecia los datos que se le presentan. Tiene el discurso sin razones, la teoría sin datos, el veredicto sin juicio. La xenofobia sin ciencia”

    ¿Cómo que la xenofobia, el racismo, el sexismo no necesita los datos o sus análisis, José Carlos? Precisamente aquellos que se preocupan de sembrarla y de promoverla entre los ciudadanos son los que más uso hacen de los datos parciales y de sus análisis sesgados para justificar e implantar sus políticas de género, de inmigración o de cualquier otro asunto polémico de difícil encaje entre los ciudadanos que tienen que sufrirlas.
    En este sentido, los “datos” oficiales que se manejan son como el share de las audiencias que en base a un pequeña muestra de receptores ubicados al azar, se utilizan para implantar o sacar de la parrilla ciertos programas.
    De manera que, despreciar o cuestionar los datos que a uno le presentan, al mismo tiempo que se pide transparencia, no es incompatible ni contradictorio, porque no se puede completar el puzzle de información cuando los datos que nos presentan y se manejan son parciales, sesgados y ocultan una parte de la realidad. Imagino que es eso precisamente lo que trataba de expresar VOX en su pronunciamiento sobre la inmigración.
    Existen dos dificultades para confirmar esas “intuiciones” que en apariencia no se ven respaldadas por los datos:
    1- La distribución de esas políticas sociales que benefician a los inmigrantes es desigual. De manera que las dádivas o las ayudas concretas que se reparten son distintas en función de las CC.AA e incluso a nivel comarcal o local. Los recursos que invierten los ayuntamientos para favorecer la integración o el hábitat de los inmigrantes son distintos y resulta difícil y caótico generalizar sobre las ayudas sociales que reciben: ayudas parciales o completas al alquiler de vienda, a los libros de texto escolares, comedor, ayudas por hijo, preferencia en las escuelas públicas y otras contribuciones económicas a las que no tienen derecho los autóctonos, aunque puedan estar igual de necesitados o más. Porque en tiempos de bonanza o cuando los niveles de desempleo eran menos sangrantes esta realidad importaba menos o pasaba más desapercibida, pero ahora no.
    La asignación y distribución de recursos en políticas sociales debe hacerse sin ignorar esta realidad porque además de promover desigualdades inaceptbles (que se apoyan y justifican en discursos y datos parciales, sesgados y obsoletos) entre autóctonos e inmigrantes promueve y alimenta las actitudes racistas y xenófobas.

    2- Otro tema que pasa desapercibido es el papel de los empresarios en este entramado. Dice en el artículo que contratan a quien les da la gana. Claro que sí, pero ¿en qué condiciones contratan a los inmigrantes? porque muchos de ellos aprovechándose de la mano de obra barata que no disminuya sus beneficios, prefieren contratar a un inmigrante sin importarle lo más mínimo que fuera de la jornada laboral duerma debajo de un puente, malviva o delinca. Ellos aprovechan la oportunidad de atender ese reclamo empresarial de venir a trabajar y ganrse la vida. Y para ellos, lo de menos es que esos empresarios que los traen les paguen poco o no les proporcionen un alojamiento en condiciones, porque saben de sobra que ya se hará cargo de ellos y de sus necesidades el Estado que pagamos todos con nuestros impuestos. Los mismos impuestos que acaban reduciendo los derechos sociales de los autóctonos a la mínima expresión y que les discriminan con respecto a los inmigrantes o foráneos. Así que, los únicos que se benefician de la inmigración y salen ganando, con diferencia son los empresarios. Pero eso sí, con mucha discrección.

    Saludos,

  4. Dos tesis o punto de partida sobre la “inmigración”.

    1ª. Es un proceso histórico radicalmente novedoso en las sociedades europeas de posguerra. Perspectiva “culturalista”, “etno-identitaria”, “nacionalista”, polemológica, dialéctica, agonista. Clientela: clase media baja.
    2ª. Es una realidad histórica “eterna”, siempre ha habido “inmigración”, es lo natural, forma parte de la evolución, es un progreso. Perspectiva “naturalista”, “socio-liberal”, burocrática, pacifista y “humanitaria”. Clientela: clase media alta.

    El campo ideológico sobre la inmigración está planteado en tales términos, conscientes o no, desde por lo menos mediados de los años 80 del siglo XX entre los teóricos de las “Nuevas Derechas” europeas, influidas por ciertos “teóricos” (Alain de Benoist y Guillaume Faye en sus juveniles orígenes), mucho antes del “fenómeno” Trump, mucho antes del viaje misionero y evangelizador de Steve Bannon, mucho antes de Orban, mucho antes del terrorismo islámico, mucho antes de la “crisis de los refugiados sirios”, mucho antes de todo lo que hoy figura a la orden del día en medio de la confusión, el miedo y las fantasías producidas por los sueños diurnos de ambas perspectivas, culturalista y naturalista.

    De todos modos, el predominante enfoque economicista, sea “liberal” o “socialdemócrata”, incluso cuando alcanza la sana lucidez meditativa de José García Domínguez en Libertad Digital (la inmigración como tumba de la socialdemocracia europea y de sus “Estados del Bienestar”…), se antojan cataplasmas y sangrías para curar no un resfriado sino un muy avanzado cáncer de pulmón de ese fumador compulsivo de sustancias tóxicas que es el mundo occidental.

    Quizás eso que se llama “inmigración” no sea tal, sino un fenómeno de otro orden, que escapa a las categorías económicas consuetudinarias. Quizás tenga más que ver con los ciclos de civilización que con los ciclos económicos, quizás tenga más que ver con las dialécticas históricas que con las muy limitadas cuestiones políticas, quizás tenga más que ver con las catástrofes naturales que con las estadísticas sobre el nivel de vida y los estándares del bienestar.

    Tenemos una visión hipotético-desiderativa de la realidad: imaginamos lo que la realidad sería si se cumplieran nuestras expectativas, deseos, fantasías e ilusiones, sin darnos cuenta de que el hombre occidental está atrapado por todo lo que ha creado en este tramo final de la época moderna. Quiero decir que la fatalidad ya es dueña absoluta de nuestra existencia individual y colectiva (pisar un poco más un pedal te deja parapléjico…) y que, por lo tanto, ya nada puede hacerse para cambiar o invertir el signo más o el signo menos de los fatales procesos en curso.

    Recomiendo la lectura del primer Peter Sloterdijk, sólo para los muy “germanófilos”, pero no necesariamente “teófilos”, por supuesto, en especial su “Eurotaoísmo. Crítica de la cinética política” (Seix Barral, 1989), donde se expone una visión alternativa a la dialéctica optimismo/pesimismo occidental acerca de nuestro presente y nuestro futuro.

    Por lo demás, esta cita de Roberto Calasso (un escritor cultísimo y refinado como pocos aún vivos) creo que puede compeler suavemente a meditar sobre la impotencia y la imposibilidad de afrontar el futuro por parte de unas sociedades y unos Estados ya “révolus” y “démodés” (“idos y pasados de moda”), pues debemos observar las cosas con el satírico sarcasmo latino con que un centurión romano miraría desde la muralla de Adriano a los Pictos y los Escotos mientras les enseñaban el culo a los legionarios, ¿o eso no fue más bien en “Braveheart”, donde el blanco culete de Mel Gibson produjo una honda impresión al rey inglés, con la ojeriza consiguiente y todas esas cosas feas de guerras y traiciones y cobardías y desmembramientos…?:

    “Como observó Madame de Remusat, “uno de los grandes fallos del espíritu de Napoleón era confundir a todos los hombres nivelándolos en su opinión y no llegar a creer en las diferencias que los usos y las costumbres aportan a los caracteres”. No podía entenderlas porque él mismo era la expansión de algo que, a partir de entonces, jamás cesaría de extender, su imborrable pintura sobre la tierra. El Pobre que quiere seguir siéndolo, el Pobre que sólo quiere seguir existiendo, que ama más su tierra que el desarrollo de su tierra, el “mendigo ingrato” que insulta la mano dispuesta a dar la moneda, son el escándalo, el obstáculo (para Napoleón, para el mundo que le ha sucedido); son la imagen más insolente de la resistencia del material (y por tanto del “material humano”, que ahora es el objeto por excelencia), de la opacidad, de la impenetrabilidad, el anuncio de la feroz revuelta de la tierra contra su apresurado e impaciente agrimensor”.

    Nuestra opinión personal, nuestros pensamientos y sentimientos, dadas estas ciclópeas coordenadas, serían como esperar junto a una playa mediterránea la llegada de un “tsunami” armados de un cubo y una carretilla de mano… Y, sin embargo, es exactamente eso lo único que podemos hacer ante un asunto como el de la inmigración. Los pañales y la mortaja del bebé/anciano europeo entre las manos cuidadosas y maternales de una mucama nigeriano-magrebí…

      • En la Alemania “habermasiana” ni siquiera los propios alemanes son “germanófilos”, en realidad ni siquiera son “alemanes”. Pero está claro que leer a autores alemanes, vivos o muertos, requiere una inclinación muy especial, no exenta de un regusto histórico un tanto amargo. Porque la famosa “profundidad alemana” se paga cara, muy cara. Thomas Mann en su “Doktor Faustus” captó el meollo de la cuestión.

        Pensar en serio tiene una condición: vender el alma al diablo, cualquiera que sea la forma que éste adopte. Sloterdijk calla las más de las veces, porque no le está permitido “ejercer” de alemán, como a nosotros bajo este Régimen nos está prohibido ser “españoles” en un sentido no menos imponente y amenazador.

  5. Estupefaciente columna de una aventajado Rallista.

    Los datos que nos expone el Sr Rodriguez son esos datos que elaboran (filtran) todo ese podemismo cultural que nos lleva infectando desde hace años.

    El día que

    -los ricos de verdad llevaen a sus hijos a colegios tan “multculturales” como los que les tocan a los vecinos de los barrios con menor renta

    – tengan de vecinos a colectivos exóticos con la misma problemática que los los barrios de menor renta, amen de mezquitas…

    Y tengan la obligación de usarlos (sanidad, educación, recreo …) porque no tengan alternativa privada me creeré el discurso del Sr Rodriguez, mientras tanto lo califico de pura demagogia.

    Recuerdo durante mucho tiempo cómo los datos que nos daba la realidad acerca de la crisis económica (años 2006 en adelante, incluso antes), los datos de la realidad, los que cualquiera que anduvera por la calle, contradecián el maravilloso mundo que nos estaban vendiendo.

    Pues lo mismo pasa con el discursito del Sr Rodriguez.

    un saludo

    • De acuerdo con el Sr. pasmao y un saludo también. El problema es de convivencia y si no lo creen asómense a las barriadas periféricas de París, Bruselas, Marsella etc. Ahí tienen millones de parados que fueron emigrantes es su día. ¿ Dónde está la multiculturalidad ?.

  6. Con los datos del INE se puede calcular fácilmente los delitos de nacidos en España, Europa, África, etc. Los resultados aproximados con población a 1 enero 2018* y datos de delitos de 2017**.

    Homicidio y sus formas (x 100000):
    España: 2,28
    UE sin España: 5,08
    África: 3,71
    América: 3,40

    Diferencia max: (x2,22)

    Contra la libertad e indemnidad sexuales:
    España: 5,19
    UE sin España: 10,63
    África: 11,34
    América: 10,27

    Diferencia max: (x2,18)

    Total:
    España: 750
    UE sin España: 1580
    África: 2596
    América: 1249

    Diferencia max: (x3,45)

    Es decir, un nacido en África no español multiplica por 3,45 la tasa de delitos de los nacidos en España.
    ¿Correctos? Y en España es “ius soli” no “ius sanguinis”.

    La progresía, en sus facciones derecha, izquierda y derivados liberal,…, etc; aburren a cualquiera con sus homilías.
    El Estado Moderno Liberal y Expertista (clínico/terapéutico) es ciertamente una plaga, pero no por los motivos expuestos, sino por la enajenación jurídica (jurisdiccional + ejecutiva) que están provocando a la nación y Nación.
    Xenófobo, racista,…, y “tal y pascual”. El caso es que el nacional renuncie al dominio jurisdiccional en pro del terapeuta (expertista) en el zoo multicultural (sociedad abierta) bajo dominio jurisdiccional de la élite expertista (los sacerdotes y nobles).

    Es decir, la cosa esta del “liberalismo enésima ola” pretende transformar los países en feudos, una especie de Estados Aduana, gobernados por una oligarquía burocratico-empresarial tipo Cartago.

    Democracia, ¿de qué democracia hablan? Si no hay democracia directa aunque sea solo en parte nunca habrá democracia,…,
    La democracia representativa es la quinta esencia del “expertismo-chivo-expiatorio” tribal, una nueva forma de la misma religión mundana que había en el Antiguo Régimen. Cuyo objetivo es mantener al poblador en un estado de infantilización mental permanente, con motivos de explotación y dominio.

    *:https://www.ine.es/jaxiT3/Tabla.htm?t=9675&L=0
    **https://www.ine.es/jaxiT3/Datos.htm?t=26014

    • Y eso que usted ha tomado los datos de afuera con la misma consistencia que los de dentro.

      Porque a la hora de contabilizar delitos en África y América me parece que se les olvidan unos cuantos. Por que para cualquiera que haya estado allí sabe que esos datos oficales son un puro desideratum.

      Cali : mas de 50 homicidios por 100.000 habitantes año. Por ejemplo, es un dato mucho mas aproximad de que es lo que nos podemos encontrar ahí.

      Francamente el que haya en el total de Iberomérica (de media) menos de 10 homicidios cada 100.000 me parecería un milagro.

      Hay “culturas” donde la vida vale muy poco y por eso no se contabiliza cóm debiera. Incluyamos tambien a los musulmanes, ya hemos visto hace poco el valor de una vida en un consulado saudita, y si eso es en un consulado que no ocurrirá en paises sometidos a las mes terribles censuras.

      De todos modos muy bien traidos esos datos, porque aún siendo como son, nos ponen en el camino de lo que es cierto, pese a que a muchos les moleste.

      Un cordial saludo

  7. El artículo pretende plantear un debate sobre las inmigración irregular, pero lo cierra directamente en el título: si usted no está a favor de la inmigración de todo tipo y de cualquier manera, es usted un xenófobo y punto. Pues menudo debate. Pero en fin un par de precisiones al articulista que sin duda me convertirán en un xenófobo:
    Los inmigrantes ilegales “lo que vienen es a ganarse la vida.” Hombre claro, pero la cuestión es cómo. Ese mismo argumento es el que emplea el Ayuntamiento podemita de Madrid con los manteros. Supongo que los comerciantes que pagan sus impuestos que en parte, lo siento señor Rodríguez pero es así, van a pagar prestaciones sociales a esos mismos manteros, son unos xenófobos.
    “los inmigrantes “es una competencia de mano de obra barata”; Claro, es mano de obra barata, porque están dispuestos a aceptar sueldos más bajos al venir a buscarse la vida, y porque esos sueldos más las ayudas sociales les permiten vivir mejor que en sus países de origen.
    Luego hace una extraña alusión, supongo que derivada de la escuela teológica del padre Sánchez que ayuda mucho mucho mucho a los ilegales pero que se desconoce a cuantas almas ha convertido, sobre el “político católico” Abscal. Para algunos parece que la política crisitiana debe ser ayudar a las mafias que traen ilegales para que algunas acaben en la prostitución.
    Respecto de la integración de los inmigrantes ya es de risa, el arraigo, es decir que se les de la nacionalidad y se puedan traer a todos sus familiares hará que los inmigrantes se integre. Esto es simplemente mentira y a las pruebas a nivel europeo me remito. Super integrados sí señor en esos maravillosos barrios en Francia donde ya no entra ni la policia. Eso se llama integración. Pero claro si lo vemos desde la óptica liberal del articulista, de esa versión de liberalismo que desconoce la nación, y que concibe el mundo como un gran mercado de seres abstractos sin raices ni vínculos, más allá de los contractuales, es lógica la postura que defiente el señor Rodríguez.
    Un saludo “xenófobo” y lo que usted quiera

  8. Cada vez que leo que las pensiones son EL MAYOR GASTO SOCIAL, me sube 5 puntos la tensión arterial.
    Desde los 16 años cotizando hasta los 65, son 49 años pagando la Seguridad Social, menos el año y medio del Servicio Militar que fui esclavo del Estado, por mi condición de ciudadano.
    Algo que los que claman contra los pensionista no han hecho, ni están dispuestos a hacerlo.
    Los pensionistas nos hemos convertido en el “pim, pam, pum” de moda olvidando las inmensos drenajes generados por todos los políticos de turno y que nadie está dispuesto a poner coto. No los relaciono por no cansar. Un ejemplo: el PP quería eliminar 4.000 fundaciones públicas, no ha llegado a 200 las canceladas. ¿Para qué queremos Consejo de Estado, Consejos Consultivo y demás especies, convertidas todas en “Cementerios de Elefantes”.?Parece ser que hay “cargos/cargas políticos/políticas” que no pueden vivir con los 2.000 euros netos de pensión pública.
    Saludos disidentes.

  9. Mire Ud., Sr. Rodríguez fundamentalmente la inmigración es un negocio en origen FRONTEX estimo e Italia avalo cada inmigrante cuesta 2.500 € por rescate, ahora en Grecia se ilegalizado y detenido a sus directivos de la ONG (Emergency Response Centre International) que por un concepto percibían por cada rescate 2.500€ y de otros concepto (formación integración) 5.000€ en total en tres años se han embolsado más de medio kilo.

    Cuando los empresarios del acero, fundiciones, soldadores, fueron a Polonia a buscarlos Polonia no formaba parte venían con contrato pero tenían la posibilidad de quedarse, ello abrió las puertas a otros ilegales, en aquella época finales de los 90 un soldador cobraba más de 400 mil pesetas/mes de la época, 3 años después el que llegaba a las 200 mil ya era un éxito, años después empezaron a llegar de todo el este de Europa otros profesionales de todos los sectores, los sueldos en todos sectores (albañiles, carpinteros, fontaneros, cocineros, etc.,) cayeron estrepitosamente pero eran currantes.

    Datos marco; Sube el número de inmigrantes LEGALES que viven en España tiene, según los últimos datos publicados por la ONU, 5.947.106 de inmigrantes, lo que supone un 12,75% de la población de España. La inmigración femenina es superior a la masculina, con 3.054.960 mujeres, lo que supone el 51.36% del total de inmigrantes, frente a los 2.892.146 de inmigrantes varones, que son el 48.63%. La inmigración en España procede principalmente de Marruecos, el 11,91%, Rumanía, el 11,00% y Ecuador, el 7,09%.
    El número de desempleados no ofrece datos sobre los que curran, ni tampoco existen datos alguno sobre las ayudas sociales que perciben y cuantos, lo que si se sabe es que los inmigrantes tienen preferencia sobre nosotros los indígenas a la hora de percibirlas (personalmente conozco bastantes casos en mi ciudad).

    Si hablamos de integración musulmana ni de coña se integran solo exigencias y derechos, si hablamos de violaciones y agresiones de musulmanes la prensa lo calla. En España hay más de 15.000 presos musulmanes principalmente marroquíes, se estima que un 22% son por agresión, maltrato y violación no hay estadísticas, solo lo sabe prisiones y no se publicita, el 60% de la población carcelaria es extranjera, a marroquíes le siguen rumanos, ecuatorianos y diversos.

    Se estima sobre los 2 millones de ILEGALES puede que alguno curre, aunque sea de mantero, la mayoría “trapichea” Ud., cree que esta gente nos va pagar las pensiones, el que tengan algo de dinero y compren en tiendas no significa riqueza ni mucho menos ¿ha visto lo que compran y donde? y los que tengan negocios fruterías, locutorios etc, no genera empleo ni mucho menos.

    Mire inmigración si, pero controlada y la necesaria desgraciadamente obra de mano sin cualificar sobra de españoles. El inmigrante que delinque expulsión inmediata y el que no curra también.

    Sabe aquello que dicen aún hoy los marroquíes nosotros venimos en patera, pero vosotros saldréis nadando de vuestra tierra” pues ya es un hecho franceses, Alemanes, Holandeses se van a Hungría
    https://voiceofeurope.com/2017/11/western-europeans-flee-from-islam-and-set-up-colonies-in-hungary/

  10. Necesitamos conocer bien la realidad del ataque de los presos – mayormente argelinos- del CIE de Aluche de Madrid a 10 policías que hirieron anteayer; del búlgaro que en 2 minutos te robaba el coche por encargo con la última tecnología en ganzúas y desfibriladores anteayer; de los negros como armarios que ayer entorpecían el paseo de turistas y paisanos en el parque de El Retiro al vender mercadería de los chinos de polígono Cobo Calleja sin que la policía municipal hiciera nada y cuyas ganancias sacan por el aeropuerto o frontera de Gerona en billetes de curso legal dejando al erario español temblando. Hay más.

    Hay que bajar a la arena antes que ésta se haga movediza y nos succione.

    A diario en las plazas, en las calles, en el aeropuerto, en las estaciones de autobuses, etc. vemos gentes

  11. Un artículo interesante que trata de ponderar el asunto de la inmigración y en paralelo descalifica sin ponderación alguna como xenofobos a quienes quieren regularla.

    Se podría escribir lo mismo sin diagnosticar una FOBIA, y si se hace, explicar entonces porqué se trata de una patología.

    ¿no?

    • Lo de recurrir a la terminología psiquiátrica o psicoanalitica ( hablo de las fobias ) es por un lado no saber expresarse, pura ignorancia, y por otro lado tiene que ver con la ausencia de valores; hueco que ha sido sustituido por una queja contínua, el victimismo, que es expresada con ese sufijo: -fobo. Este quejido, este vivir en lo imaginario es muy gratificante y bastantes veces es también remunerado.

Comments are closed.