Cuando las Torres Gemelas fueron atacadas en 2001, el skyline de Nueva York, que entonces todavía era un símbolo del mundo desarrollado, cambió para siempre. Pero el viejo skyline quedó impreso de forma indeleble en infinidad de películas, documentales, postales y fotografías, convirtiéndose así en el doloroso recuerdo de un mundo que no desaparecería de forma súbita, como el World Trade Center, sino gradualmente, de manera tan imperceptible como inexorable… [CONTENIDO EXCLUSIVO PARA MECENAS] 

SI ERES MECENAS de Disidentia y quieres acceder a este contenido en la comunidad de Disidentia en Patreon, haz clic en el siguiente título:

La enésima muerte del Capitalismo

SI NO ERES MECENAS de Disidentia y quieres acceder a este contenido, haz clic AQUÍ, accederás al contenido bloqueado. Desbloquéalo haciendo clic en la imagen del candado y, a continuación, sumándote a nuestra comunidad de mecenas.

¿Por qué ser mecenas de Disidentia? 

En Disidentia, el mecenazgo tiene como finalidad hacer crecer este medio. El pequeño mecenas permite generar los contenidos en abierto de Disidentia.com (más de 2.000 hasta la fecha), que no encontrarás en ningún otro medio, y análisis y podcast exclusivos. En Disidentia queremos recuperar esa sociedad civil que los grupos de interés y los partidos han arrasado.
Forma parte de nuestra comunidad. Con muy poco hacemos mucho.
Muchas gracias.

Apoya a Disidentia, haz clic aquí