En 2022 habrá elecciones en Francia. La candidata del nacionalismo populista, Marie Le Pen, obtendrá la mayor cantidad de votos pero no le alcanzará para ganar en primera vuelta. Y cuando todos supondrían que sería el candidato del socialismo el que llegaría al balotaje, el escenario de fragmentación y descontento apolítico y posmoderno, sumado al crecimiento de la población islámica, hará que un nuevo partido denominado Hermandad musulmana, con el 22,3% de los votos, desplace de la segunda vuelta al candidato socialista por apenas cuadro décimas. El máximo referente de la Hermandad, su candidato, se llamará Mohammed Ben Abbes y será un líder potente con un discurso liberal en lo económico, una propuesta imperial para una Europa ampliada y una única gran pretensión para Francia: incidir en el laicismo de la educación.

El día de la segunda vuelta habrá atentados y se suspenderán las elecciones. Pasadas algunas horas se sabrá que quienes perpetraron esos atentados son fascistas simpatizantes de Le Pen y yihadistas musulmanes que nada tienen que ver con la prédica democrática de la moderada Hermandad. Estos hechos precipitarán un acuerdo entre los socialistas y la Hermandad, y el electorado progresista acabará votando a Mohammed Ben Abbes en nombre de la defensa de la democracia y la República Francesa.

Marruecos, Turquía, Argelia y Túnez ingresarán a la Unión Europea y se intentará avanzar para que el Líbano y Egipto hagan lo propio

Ben Abbes será presidente y la Sorbona se hará islámica; los colegios laicos seguirán siéndolo pero con menos recursos estatales que contrastarán con una millonaria inversión de petrodólares saudíes para las escuelas privadas islámicas; bajará la delincuencia por políticas de “mano dura” y disminuirá la desocupación porque habrá un retiro masivo de las mujeres del mercado del trabajo gracias a los incentivos económicos que otorgará el nuevo gobierno para revalorizar la vida familiar con la mujer en la casa y al cuidado de los niños; Marruecos, Turquía, Argelia y Túnez ingresarán a la Unión Europea y se intentará avanzar para que el Líbano y Egipto hagan lo propio.

¿Es muy inverosímil esta gran predicción? Cada uno tendrá su opinión pero se trata del contexto en el que se centra la historia de un profesor universitario llamado Francois, protagonista de la novela que Michel Houllebecq publicara en 2015 y que lleva el título de Sumisión. La posibilidad de una Francia islámica a la vuelta de la esquina generó una enorme controversia que se sumó a la trágica casualidad de que el lanzamiento oficial de la novela debió ser suspendido porque estaba planificado para el 7 de enero de ese año, día en que sucedió el atentado a la revista Charlie Hebdó donde el propio Houllebecq perdió a un amigo. Si a esto le agregamos que Houllebecq había declarado en 2001 que el islam era la religión más tonta del mundo después de que su madre se convirtiera al islamismo, tenemos todos los condimentos para un escándalo que le valió tener que vivir con seguridad personal durante un buen lapso de tiempo por temor a represalias. Es que la novela fue interpretada en clave islamofóbica y machista, entre otras cosas.

Lo incómodo de la novela es su visión de la decadencia de los valores de Europa

Sin embargo, desde mi punto de vista lo incómodo de la novela es su visión de la decadencia de los valores de Europa encarnados en la figura de un protagonista que es un académico de mediana edad desentendido de la política, con una vida mediocre de burócrata investigador, que no rehúsa acudir a prostitutas para tener sexo cuando su novia judía acaba autoexiliándose presa del pánico, y al que le importa todo bastante poco, incluso la muerte de sus padres.

Y sin embargo, Francois necesita de una fe y es el islam el que se la proporciona, aspecto que Houellebecq resalta aún más cuando hace decir a un intelectual musulmán que Europa se ha suicidado y solo el Islam podrá revivirla. Pero aquí no se trata solamente de una religión que permite creer en algo sino que además ésta ofrece, de hecho, la reincorporación a la Sorbona, Universidad de la que habían echado a Francois por no pertenecer al Islam, y la posibilidad de la poligamia. Esto significa que le ofrece al protagonista una salida y un bienestar inmediato, especialmente por la opción de una vida con varias mujeres, algunas más dedicadas a los quehaceres del hogar y otras más jóvenes, siempre dispuestas para el sexo. Que esto supusiera mayores gastos para Francois era un dato a tener en cuenta pero el acceder a distintas mujeres cuando él lo deseara, valía el esfuerzo.

El ciudadano europeo se presenta como verdaderamente sumiso frente a los cambios vertiginosos de las últimas décadas

En este punto Houllebecq sigue la línea de buena parte de sus otras novelas haciendo una descripción aguda del cinismo y la hipocresía del ciudadano medio occidental dispuesto a sacrificar sus libertades y su modo de vida con tal de que se le garantice la satisfacción de sus placeres egoístas. En este sentido, el ciudadano europeo se presenta como verdaderamente sumiso frente a los cambios vertiginosos de las últimas décadas. Así, una lectura posible es que la sumisión, antes que identificar el centro de la religión islámica en tanto sumisión del hombre ante dios y de la mujer ante el varón, más bien describe el estadio actual del europeo medio cuya capacidad de indignación se restringe a la declaración altisonante diaria que se viraliza en las redes y que atenta contra la corrección política.

Esta misma decadencia de los valores o deriva ideológica de tradiciones políticas y cosmovisiones que hoy sucumben ante el relativismo moral y se enmarcan en un proceso de autoflagelación de Europa que lleva décadas, también se puede observar en el modo en que Houllebecq construye el escenario político y el resultado electoral. Porque es obvio que no existe la Hermandad Musulmana ni Ben Abbes y que plantear que un partido así pudiera surgir en Francia en lo inmediato es inverosímil, pero lo que resulta claro es que con este artilugio el autor denuncia la confusión en la que incurren las izquierdas y los socialismos en Europa y en el mundo, asumiendo como propia una agenda que entiende a la política actual como obligada a actuar en un escenario en el que las categorías a atender son las de un cúmulo de identidades minoritarias fragmentadas que se presentan como víctimas de una normatividad opresora representada mayoritariamente por el Estado o por unas mayorías simbólicas y difusas.

La novela culmina con Francois convirtiéndose al Islam y con un partido islamista triunfando en Bélgica

En esta misma línea podría entenderse el hecho de que, en la novela, el socialismo y la izquierda francesa aceptaron un retroceso de los valores laicos y republicanos a cambio de resguardar el modelo capitalista, lo cual, a su vez, daría a entender que la democracia republicana y liberal no es condición necesaria ni suficiente para el florecimiento de economía capitalista.

La novela culmina con Francois convirtiéndose al Islam y con un partido islamista triunfando en Bélgica, esto es, en el centro de Europa. Es evidente que al momento de elegir, Houllebecq prefirió inclinarse por la incomodidad antes que por un final feliz.

Foto Debashis Biswas


Si este artículo le ha parecido un contenido de calidad, puede ayudarnos a seguir trabajando para ofrecerle más y mejores piezas convirtiéndose en suscriptor voluntario de Disidentia haciendo clic en este banner:

23 COMENTARIOS

  1. Que nadie piense que el libro de Houllebecq narra una especie de guerra de invasión o de guerra civil en Francia. Es más aburrido en cierto modo pero realmente devastador, porque (y a partir de aquí el que lo quiera leer que no siga) cuenta el proceso (con perdón) desde la perspectiva del típico profesor de Universidad progre, experto en la obra literaria en un determinado autor francés de segunda línea -en otras palabras, uno que sabe casi todo sobre una ínfima fracción de saber absolutamente inútil-, que vive aislado en su mundo completamente endogámico y sin propósito, y cómo va aceptando, de forma completamente bovina, indefensa, sumisa, el nuevo mundo que se impone sin resistencia ante sus ojos.

  2. Cuando decían ¡la imaginación al poder! no sabían cuánta razón tenían versus ‘la improvisación al poder’. A veces hay que sacar las cosas de contexto para poder contrastar.
    En Europa no hay un solo líder político, y si lo hay le llamamos fascista. Electroencefalograma plano.
    El estrambote español es de aurora boreal: un botarate de presidente aupado por una cuadrilla de sanguijuelas de todos los pelajes dispuestos a repartirse los despojos de España después de dejarla en manos de Boabdil, que no hace falta mucho más para acongojar a los títeres que hacen que gobiernan aquí.
    Fuera, la Eurabia que pronosticó la gran Oriana Fallaci, postrada y miserable.
    Fallaci califica de “filoislámicas” a la ONU y a la Unión Europea, afirma que Europa debería llamarse ya “Eurabia” y describe un continente supuestamente sumiso ante la poderosa inmigración musulmana y ante la arrogancia de los inmigrantes de religión islámica ( El País 2004 ).
    Yo quitaría hoy lo de “supuestamente”.

  3. Pero contra la sumisión los ciudadanos deberían ayudarse a despertar. De pasarle las facturas a sus politicos e intentar cambiar el curso de sus depreciadas historias. Esto ocurre ya en distintas partes de Europa. Lo supimos con el referéndum del Brexit, con las medidas de protección contra las injerencias de Soros, medidas de seguridad en las fronteras, ayudas al fomento de la natalidad, de la reducción significativa de impuestos, también con el incremento de escepticismo hacia la cuestionada UE.

    En España no se puede ignorar que ese auge de protección toman representación en diversos partidos políticos de derecha genuina, y que entre otros objetivos, abogan por finalizar con la sobrecarga de los parlamentos autonómicos y europeo para favorecer así la autonomía administrativa por provincias. También, proponen no dar curso a los intereses extranjeros que tienen como prioridad el trafico humano en masa. Protección de las fronteras y de la soberanía Nacional, Constitucional, de los derechos civiles y la libertad personal, incluyendo los de la libertad económica, proponiendo para ello la eliminación del Impuesto de Sucesiones y una reducción drástica de muchos otros impuestos.

    Eso para comenzar, puesto que se da por hecho y es de generalizada opinión, que la primera amenaza de Europa es la conculcación de todo tipo de soberanías, tratando así de favorecer el nuevo ordenamiento económico y financiero de los globalistas, ese 1% ayudado por las manadas de sumisión. No comentaremos aquí sobre los sumisos Gobiernos de España pero España pronto podría elegir entre sumisión o determinación.

  4. El Occidente postmoderno ha creado la primera sociedad materialista de la historia. Una sociedad nihilista y cuya única aspiración es la satisfacción rápida de los deseos individuales. Una sociedad así, que no cree en nada, es esteril por naturaleza y está condenada a desaparecer. Todo apunta a que o la vieja Europa reacciona y despierta o el Islam sustituirá a los despojos de occidente. Salvando las distancias algo parecido ocurrió con la caida del mundo antiguo. Pero entonces, a diferencia de ahora, la fuerza principal que iba a ocupar su lugar, el cristianismo, no quería acabar con la civilización grecoromana, sino que conservó todos los aspectos positivos de la misma, se erigió en su continuadora. Hoy en cambio el mundo postmoderno hace todo lo posible por destruir a la civilización occidental, pero esta fuerza sustitutiva es esteril como he dicho antes y será derrotada por otra fuerza más poderosa como es el Islam. Paradójicamente 50 años de opresión comunista han salvado a los países del centro y este europeo de la peste postmoderna sesentayochista, ellos son la única esperanza de Europa.

    • De acuerdo con la paradoja, buena lectura del asunto. Lo que no tengo tan claro es que sean la esperanza de Europa todos ellos, una selecta minoría si.
      El posicionamiento de Rusia de cara a Europa en un futuro puede ser determinante…espero que para bien. Ese muro está protegido.

    • En esencia, así están las cosas. Si en Occidente destruimos el orden simbólico cristiano, lo lógico y normal es que sea el Islam el que lo sustituya. Por cierto q

  5. La realidad supera a la ficción y no estoy seguro pero creo que en Francia operan ya tres partidos musulmanes. En cualquier caso ese país no tiene salvación.

    Todo forma parte del conocido Plan Kalergi y cuyo objetivo es el genocidio de la población media blanca mediante el mestizaje y la migración invasiva de no blancos a Europa, pues se busca generar una raza mestiza, pasiva, amansada, predecible, manipulable e inferior. Esto ya se ha conseguido en el país galo, ahora se va propagando por España, como bien se mencionaba, con el cinismo y la hipocresía imperante de nuestros politicos y aliados. https://es.metapedia.org/wiki/Plan_Kalergi

    Si cogemos todas las piezas del puzzle vemos que todas las piezas encajan. La propaganda de los enemedia, las falacias de género, la anestesia de la corrección política, las leyes mordazas y las de violencia de distinto tipo, el bipartidismo y la colusión de partidos de izquierdas, derechas e independentistas, el deficit y el derroche del sector público, el promovido neoliberalismo con su falso capitalismo, etc, etc, etc. Como vemos nada de esto es coincidente, todo está promovido desde las elites políticas y financieras para subyugar a la población.

  6. Es España ya tenemos un partido musulmán “Partido Renacimiento y Unión de España (PRUNE)”, “de inspiración en el Islam, nació en Granada 2009 y sigue expandiéndose, ahora constatamos que el PSOE y otros partidos como PODEMOS, pretende reforzar la Ley con el fin que los inmigrantes puedan votar, supongo creyendo obtendrán más votos, nuestras leyes “por ahora” para poder votar en la Generales se debe tener la nacionalidad española.

    En España 1,9 millones de musulmanes tienen la nacionalidad española así que bien podrían en cualquier momento un partido que algunos se disputarían en hacer coalición electoral y si además prosperara ese refuerzo de “Ley” y alrededor de medio millón de residentes son musulmanes (solo votarían en las municipales, si hay retroactividad entre Estados) , el INE contabiliza 5,7 millones de extranjeros empadronados, equivalentes al 12,19% de la población, por lo que casi la mitad son musulmanes.
    Así que no esta descartable tampoco una coalición Europea al respecto.

  7. “Esta sumisión es fácil de comprender: para fundar un gobierno moderado es preciso
    combinar las fuerzas, ordenarlas, templarlas, ponerlas en acción; darles, por así
    decirlo, un contrapeso, un lastre que las equilibre para ponerlas en estado de
    resistir unas a otras. En esta obra maestra de legislación que al azar produce rara
    vez y que rara vez dirige la prudencia. El gobierno despótico, al contrario, salta a
    la vista, es simple, es uniforme en todas partes; como para establecerlo hasta la
    pasión, cualquiera sirve para eso.” El espíritu de las leyes. Montesquieu.

    Hace ya muchos años, fruto del pecado, cometí el error de leer la “Constitución del 1978”.
    La perplejidad, llevó a las preguntas. ¿Cómo pueden las personas* comprender un articulado contradictorio?

    Decía y dice la magna, abultada ley en su artículo 14:
    “Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social.”

    Aquello era difícil de ubicar fuera del mundo de la locura, cuando el servicio militar era obligatorio solo para varones. O había, y hay, un rey,…
    Más tarde, por mundana sabiduría, se deduce que los españoles son iguales ante la ley, pero… la ley es distinta ante los españoles. Esta simple observación no lo es tanto desde el punto de vista lógico.
    Del abstracto Imperio de la Ley, al irreal Gobierno de la Ley se trasmuta en Estado de Derecho.
    Una construcción ideológica limitante y pre-política que equipara ley y Estado. Origen, legitimidad y forma no importan, la legitimación es la violencia misma, la violencia del Estado.
    El orden social, debido a ello, se basa en la sumisión de la mayoría al poder.

    “En estado de resistir unas a otras”:
    En fundamento y necesidad, las fuerzas se equilibren de forma natural, para que ello suceda es obvio deben tener intereses diversos (contra-pesos). Si vemos el diseño institucional, pronto se observa “mono-color Estado”. Todos pertenecen al Estado, legislativo de partidos subvencionados por el Estado, diputados pagados por el Estado, ejecutivo con presidente parte del legislativo, presente este en el legislativo,…,tribunales elegidos por estos y otros poderes del Estado (más de lo mismo).
    El Estado en su conjunto tiene una cosmología servil, por los propios filtros de acceso. Por lo cual, el único origen legítimo y diverso del poder es el Pueblo. Sea con asamblea, sea con elecciones distintas,…, pero siempre con la fundación permanente del Pueblo.

    Los juristas (los estudiosos de la lógica del derecho) repiten sin cesar “Separación de Poderes”, “Estado de Derecho”, “igualdad ante la ley”, “justicia” en una especie de orgía de lo falso la cual justifique su “modus vivendi”. Una nueva militancia del “paga-nismo”, viviendo en “el pecado”, pues es claramente falso que en España hay separación de poderes, por extensión, con la lógica de “Los derechos del Hombre y del Ciudadano artículo 16” no hay constitución.

    ¿Acaso el Pueblo tiene la potestad de derogar una ley?¿Acaso el Pueblo puede forzar la implantación de una ley?¿Acaso se puede derogar un representante, el cual solo se representa a si mismo una vez electo?,…, etc.
    España, y aún peor en el resto de Europa, siempre ha tenido una tradición sumisa, sumisa al poder.
    Lo servil es la consecuencia más inmediata, la oligarquía la consecuencia más perceptible.
    Aunque la tensión ha sido permanente, pueblo-oligarquía, siempre acaba igual, con una oligarquía que se impone.

    Es Islam no es problema, en mayor o menor medida siempre ha habido musulmanes en la península.
    Y curiosamente la población no ha notado mucho el cambio entre el Califato o La Corona.

    El problema es Europa, ¿pero qué demonios es la Unión Europea? Las absurdidades políticas de los estados a la enésima potencia. ¿Quién elige la Comisión? ¿Que vínculo representativo tienen los electos con los electores? ¿Cuantos de ustedes han elegido y votado algo en su vida?

    El Islam y el Estado suelen oprimir principalmente al varón, por aquello del “patri-monio” y las necesidades intrínsecas del varón. La mujer en esa extensión de la “Virgen Maria” siempre se pone como oprimida (imagen del artículo). En el Islam el “matri-monio” es un contrato mercantil (límite 4 por varón —con patrimonio—), que sin mucho discurrir encaja perfectamente en la visión occidental de la omnipresente dinámica de los contratos.

    Cuanto más libre es el varón (como sexo) frente al poder, más libertad tiende a tener la mujer (como sexo) en la sociedad. En la sociedad actual se premia el mercenarismo (de pago), elemento presente en la fuerza militar (ejemplo tercios españoles) se ha transmutado al cuerpo civil con el Estado Liberal.
    Aunque no está presente en todos los países de Europa, por ejemplo en Suiza los políticos profesionales (de pago) son pocos.

    Un análisis público del devenir colectivo, de lo pequeño (ciudad, pueblo) a lo grande (Europa) , una democracia, podría corregir ciertas conductas anti-sociales pero esto es una oligarquía y los intereses son otros,…

    • Disculpe, pero para el Derecho (en realidad, para cualquiera que no viva de prejuicios, pero vamos con el aspecto legal, que es el que importa ahora), esa presunta contradicción que usted imagina entre l artículo 14 y el Título II no es tal. El principio de que la norma particular supersede a la general es básico a la hora de hacer cualquier normativa.

      • La lógica del Derecho es la lógica del Estado, pero la realidad es otra cosa.
        Si se enuncia un principio universal y se añade una excepción por sexo, realmente se invalida de facto el enunciado, pues el espíritu siempre –es político–.
        Hay un sentido muy infravalorado, el olfato, lo que huele mal aparte suele estar podrido.
        Supongamos, en vez de ser todos los varones (sexo), fuesen todos los varones (sexo) “nigro (raza) y maurus (orientación religiosa)”, o mismamente judíos; aplicable igualmente al Título II.
        Hitler no derogó la constitución de la República de Weimar. No era necesario, pues algunos juristas confunden y confundían aplicar la ley con administrar justicia.

        De otra forma, si el sistema político carece de espíritu, el Derecho solo es un brazo ejecutor de la dictadura. Que su lógica interna sea “perfecta” no subsana que sea falsa hasta la médula.

        ¿Una norma particular de rango inferior puede contradecir a otra general de rango superior?
        Extraña, delirante figura mito-lógica.

  8. Menos mal que estas cosas siempre se solucionan con una buena guerra, cuando la estupidez obtura las sociedades el conflicto estalla siempre. Personalmente me preocupa más el conflicto que por inacción están provocando los partidos políticos españoles comandados por el PSOE.

    En cuestión de moros los españoles tenemos experiencia, Europa nos debe no ser mususlmana, el que tuvo retuvo, y parece que hay un claro interés en que el conflicto comience en España. Mal asunto, siempre se lleva la peor parte el resto de Europa, y los españoles tan campantes, lo que nos gusta darnos de hostias, con elegancia y respeto, eso sí, que sí no desmerecemos como pueblo digno.

    Parece que se acerca una gran crisis económica, no tenemos ni idea que se oculta tras la persistente estupidez de los políticos europeos, quizás solo sea su incapacidad política y personal, y el deseo de mantenerse en el puesto de funcionario pervertidor de Europa.

    Peor no lo podían estar haciendo, deben disponer de un manual porque es imposible ser tan estúpido sin ayuda profesional y las directrices pertinentes. Insisto, no se puede ser tan gilipollas individualmente, es imposible, quizás Margarita y Penito, si, pero esos son casos excepcionales.

    Lo dicho, crisis a la vista, enguarramiento de la política y conflictos venideros, en eso está Penito, practicando el decreto ley como Chaves y Maduro.

    • Me temo que hacen tantas estupideces porque, ya que tienen poder, creen tener razón en la creación de nuevos problemas. Estos comportamientos se observan en las instituciones en las que se instalan grupos con intereses particulares y consiguen corromper segmentos enteros de la administración. En esos grupos abundan los listos gilipollas. Hoy, ese es el caso del gobierno de España.

  9. Todo aquello que se puede imaginar puede llegar a hacerse real.

    Espero que la trama de esa novela y este artículo sea un mero sueño de una noche de verano y como decía el pícaro duende Puck :

    “Si nosotros, vanas sombras, te hemos ofendido,
    piensa nada más esto, y todo estará bien:
    que te has quedado aquí durmiendo
    mientras han aparecido esas visiones.
    Y esta débil y humilde fantasía
    no tendrá sino la inconsistencia de un sueño,
    …”

    Esperemos.
    El panorama, desgraciadamente para Europa, empieza a ser bastante desolador.

  10. No es casual.

    No es casual que todo ese proceso se haya acelerado a mas poder hubiera en Bruselas y menos en los estados nación.

    La islamización de Uropa se promueve desde Bruselas como isntrumento para acabar con los estados nación y poder mandar con mas facilidad desde allí.

    Las masonerías bruselienses simplemente persiguen que el fielato de tener que pagra a una mafia para establecerse en na zona económica, fielato pagado a gusto por las monarquías golfas, se instale ahí.

    Pero mas allá de Bruselas está Berlín, y Merkell.

    Merkell lo que ambiciona es que en el medio plazo gran parte del poder de Bruselas sea fagociatado por Alemania y pase a Berlín.

    Bruselas sería una simple pantalla para que los germanfóbicos no sufrieran en exceso, pero el nucleo duro será (y ya lo es en gran parte) Berlín.

    Por cierto, y hablando de Francia y Le Pen. Sigo sin entender cómo es que en el enfrentamiento final con Macron la campaña pasada comoetió el error de concentrarse en el tema de pedir la salida de Francia de Uropa y del € en vez de en la emigración, y mas a mas , en al emigración musulmana.

    A los franceses, y sobre todo a los que estaban con la duda entre si Macron o Le Pen, y visto lo del Brexit, lo que les preocupaba de verdad era la emigración. Y si veían que su candidata le iba mas la cosa en paln Brxit que atacar se manera clara la emigración musulmana, lógico que acabaran votando al otro.

    A ese frances medio en sus prioridades estaba mucho mas arriba la preocupación por la islamización de la sociedad que en en una brexitización de Francia. Y tan grande me parece el error, que me entran dudas de si fue error o fue a exprofeso.

    Un cordial saludo

  11. Un Juzgado de Primera Instancia de Bruselas cita a un juez español del Supremo a declarar, por la denuncia presentada por un prófugo español cobijado en Bélgica sobre la forma en que el juez está realizando la investigación de sus crímenes cometidos en territorio español.

    Este suceso, verdadera ceremonia de la confusión de tinte surrealista que haría palidecer de envidia al mismísimo Dalí, viola la soberanía del Estado español y debería llevar a que cualquier gobierno con un mínimo de sentido de estado y de responsabilidad, que haya jurado representarnos a todos los españoles, iniciara de inmediato una acción diplomática ante el gobierno de Bélgica exigiendo el debido respeto por nuestro Poder Judicial. Pero aquí ya no hay quien intente poner un poco de orden, ni dentro ni fuera.

    Todo son dudas, ya no hay certezas. La UE está debilitada por la crisis demográfica y desorientada por la invasión de los inmigrantes, y sus clases acomodadas votan bajo el pavor de convertirse en minoría, sucumbiendo a las soluciones simplistas propuestas por los partidos radicales. Salvini, Kurz y Orban, abogan por un modelo autocrático y sedujeron a sus mayorías con ese espejismo. Steve Bannon funda en Bruselas «The Movement», que se propone unir a toda la extrema derecha europea, en oposición a la Open Society Foundations (OSF) de Soros. La idea inicial es proporcionar apoyo estratégico a los partidos de la derecha europea en el período previo a las elecciones al Parlamento Europeo de mayo de 2019. Este nuevo bloque aspira a alzarse con la tercera parte de los 705 eurodiputados en las elecciones del próximo año. Y el objetivo final es convertir el parlamento de la UE en un campo de batalla operacional que ellos puedan utilizar para socavar el proyecto europeo.

    Por si esto fuera poco, la UE está envuelta en un pulso comercial con su mayor aliado, iniciando una fase de crecimiento económico a la baja, sobrellevando la deuda pública rampante de los países del Sur con una enorme tensión de su sistema financiero, el BCE a punto de cerrar el grifo del dinero barato, Juncker aquejado de ciática, todo desdichas de difícil arreglo.

    No nos sorprendamos por lo del Brexit. El desorden interno en la UE se acelera exponencialmente y la implosión final parece inevitable. Pero nuestro Gobierno tiene otras preocupaciones, desenterrar huesos es lo verdaderamente prioritario…

    • Ahora sabemos que fuentes oficiales del Gobierno belga comunicaron a nuestro Gobierno que «la inmunidad de España debe invocarse ante el tribunal belga» porque «no hay garantía de que el juez invoque la inmunidad automáticamente», y recomiendan a España «asegurar la defensa de su inmunidad in limine litis ante el Tribunal de Primera Instancia de Bruselas».

      España renuncia a su inmunidad jurisdiccional si no se presenta ante el tribunal. La Asociación Profesional de la Magistratura, Asociación Judicial Francisco de Vitoria, Foro Judicial Independiente, Asociación de Fiscales y Asociación Profesional Independiente de Fiscales, acusan al Ejecutivo de una clara dejación de funciones dado que la inmunidad de la jurisdicción española no puede ser fiscalizada, ni directa ni indirectamente, por los tribunales de un país extranjero.

    • Da verdadero pánico ver cómo gobierna esta gente. Hoy, domingo, difunden un comunicado anunciando la contratación de un despacho de abogados bruselense para defender los intereses de España en la demanda contra el magistrado del Tribunal Supremo español. Y aseguran que atenderán la petición «de salvaguarda de la soberanía jurisdiccional española» cursada por el Consejo General del Poder Judicial al Ministerio de Justicia. Un giro de 180 grados en 24 horas.

      No hay coherencia ni constancia en sus decisiones y ya son varias las situaciones de freno y marcha atrás en casos tan importantes como los presupuestos, reforma laboral, fecha electoral y financiación regional.
      Malos augurios para el futuro del país si siguen gobernando hasta 2020 como parece ser su deseo.

  12. Otro toque de atención más acerca de un problema que ya nos está agobiando: islamofobia, etimológicamente miedo al islam. Se suele malinterpretar como odio, pero fobia es miedo, viene del griego phobos. Una pequeña concesión a la corrección política.
    Trae usted a la memoria el libro de Houellebeq y su entorno, ya que no es meramente un libro, es una declaración de intenciones y un serio aviso.
    Me permito recomendar La Rabia y el Orgullo de Oriana Fallaci, intensamente emocional por ser producto del 11M y siendo ella vecina de las torres gemelas. Pero no nos equivoquemos, Fallaci era una mujer inteligente, curtida y buena escritora y periodista.
    En 2022 la situación, con respecto al islam y su delirio, será peor que ahora por la desidia interesada de los políticos almendrucos que “gobiernan” Europa; pura estafa.
    Antes de eso habrá elecciones en otros países de nuestro entorno que posiblemente empiecen a dar pistas de lo que ya es sintomático.
    Que intereses espurios están convirtiendo en refugiados, según el dictado de los centinelas de la ortodoxia de la corrección, a toda esa legión que se está colando por nuestras fronteras sin otro propósito que traer la yihadica nueva de la destrucción de este continente podrido. Si, ya se que también desembarca mucha gente que no tiene futuro en sus países depauperados y buscan algo de trabajo y pan; ellos son pasto del lavado de cerebro de la yihad, como si no hubiera aquí suficientes gilipollas dispuestos a tragar con el engrudo que va espesando nuestro entorno vital.
    Por la caridad entra la peste, lamentablemente es así y no hay peor ciego que el que no quiere ver.
    PS.- En Italia, el acuerdo marco entre los dos partidos que forman gobierno es básicamente en veto a la inmigración y como consecuencia lógica, el antieuropeísmo. Uno es de extrema derecha y otro antisistema de izquierda neocomunista ( se que esto no es exacto, pero se le parece) ¿ nos extraña LePen en Francia? Cuanta hipocresía…Austria, Hungría, casi toda la extrema izquierda y derecha que echan pestes con este asunto ¿welcome refugees? Si, pero no a mi casa, eso es Podemos, por ejemplo, no conozco a ninguno que haya acogido a los bienvenidos refugiados. Pura hipocresía.

    • Oriana vecina de las torres gemelas , quiero decir que vivía en Manhattan, cerca.
      Habrá otros errores fruto de la vigilia. Disculpas.

      • Otra reflexión: porque España está en alerta 4 ampliada(?) si impera la normalidad.
        *La ha ampliado el actual pseudogobierno, según tengo entendido.
        Parece ser que la pax Catalina ha tenido algo que ver, aunque allí la normalidad es absoluta y a ver si la vamos a estropear con algún atentado inoportuno.
        Disidencia terapéutica, aunque nos partan la cara.

Comments are closed.