La ideología invisible: un viaje hacia las entrañas de la bestia (tertulia)

2

Conversación sobre los temas fundamentales del libro «La ideología invisible» entre su autor, Javier Benegas, y Luis Balcarce, redactor jefe de Periodista Digital. Un programa ameno, lleno de ideas tratadas con rigor, a la antigua usanza, es decir, si excesos, para que el espectador se sienta a gusto y pueda reflexionar al mismo tiempo que escucha a los intervinientes.

La ingeniería social, la nueva vía alternativa al viejo marxismo, la transformación social, el dirigismo, el surgimiento del Gran Gobierno, la pérdida de autoridad de la sociedad frente el ascenso irresistible del Poder. Esta y otras cuestiones inquietantes, que son de plena actualidad, irán apareciendo en esta entrevista-conversación.

Adquiére ahora «La ideología invisible» en papel o formato ebook haciendo clic aquí


Por favor, lee esto

Disidentia es un medio totalmente orientado al público, un espacio de libertad de opinión, análisis y debate donde los dogmas no existen, tampoco las imposiciones políticamente correctas. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Sólo tú, mediante el pequeño mecenazgo, puedes salvaguardar esa libertad para que en el panorama informativo existan medios nuevos, distintos, disidentes, como Disidentia, que abran el debate y promuevan una agenda de verdadero interés público. 

Apoya a Disidentia, haz clic aquí

2 COMENTARIOS

  1. Las guerras siempre se han declarado por aclamación don Javier.

    Yo soy más de la opinión de Bedmenov, que ésto obedece a una subversión muy bien orquestada y si quiere le puedo desarrollar la idea, pero los videos de Bedmenov están publicados ahí en el Youtube y el hombre se explica bien.
    Lo malo es que los sovieskis, al abrir esa caja de Pandora, ahora no pueden meter los demonios desatados en la caja y tienen que prohibir oenegés y otras influencias para no contaminarse ellos también de subversión.

    Señor, el Estado no existe, ha quedado reducido a un conjunto de simbolillos, una banderita, un himno (cutre pachanga fachosa), una selección de fúrbol-soccer, una historia olvidada y torticeramente tergiversada que han acabado convirtiendo en leyenda

    negra.

    El Estado sólo tiene existencia virtual, fugaz y momentánea como un pensamiento. Es la administración señor la que tiene existencia física real, tangible y empíricamente medible.

    y bien cara que nos cuesta.

    Hay que llamar a las cosas por su nombre porque si no no nos vamos a entender ni dentro de la misma trinchera. Use, use la palabra administración en lugar del vocablo Estado. El Estado es un embeleco, una idea, una utopía, un espantajo al que señalar para distraer nuestra atención.
    -Mira, mira a la estrella, no mires al dedo- nos dicen, mientras con la otra mano la administración hace y deshace a su antojo sin que nos demos cuenta.

    La mano, si no es más rápida que la vista, fijo que es más lista.

Comments are closed.