Según el derecho comunitario europeo, los principios de confianza mutua entre los estados miembros y de reconocimiento recíproco son los que hacen posible la creación y preservación de un espacio interior sin fronteras. Esto implica que cada uno de los estados da por supuesto que todos los demás estados miembros respetan la legislación comunitaria y en especial los derechos básicos que ésta reconoce.

Este es el espíritu no ya de la Ley, sino del fundamento mismo de la Unión Europea, institución que a lo largo del poco tiempo que lleva existiendo (en términos históricos es muy escaso) ya lo ha violentado en múltiples ocasiones.

Alemania y Francia rompen Europa

Ahora, una vez más, estos principios fundamentales han vuelto a chocar con la dura realidad: los estados que componen la Unión Europea demuestran ser extremadamente celosos de su independencia, sus leyes locales y sus fundamentos. En esta ocasión le ha tocado a Alemania dar la de arena, el Estado que con más ahínco, junto a Francia, ha promovido la constitución de esa gran institución supranacional que conocemos como Unión Europea.

Ha pesado más la independencia de la institución de justicia alemana que la entelequia de una Europa constituida en nación de naciones

Llegada la hora de la verdad, cuando los principios expresados en el derecho comunitario han de demostrar su consistencia, ha pesado más la independencia de la institución de justicia alemana que la entelequia de una Europa constituida en nación de naciones. Dicho en otras palabras, la realidad se ha impuesto a los deseos buromágicos de los funcionarios de Bruselas, los ingenieros sociales y los expertos que ven en la UE la máquina con la que burlar la vieja democracia.

La increíble Europa de los golpistas sin fronteras

Un tribunal de provincias alemán lejos de aplicar ese principio de confianza y reconocimiento mutuo, que hacen posible la creación y preservación de un espacio interior sin fronteras, ha optado por entrar en el fondo de la cuestión de unos delitos que han tenido lugar fuera de su jurisdicción. Y esto, se vista como se quiera, equivale a suplantar la función de los jueces españoles y, por elevación, quebrar el principio de confianza mutua.

Pese a todo tecnicismo, la cuestión es bastante simple, aunque incómoda: o se reconoce a España como nación soberana o no se la reconoce

Pese a todo tecnicismo, la cuestión es bastante simple, aunque incómoda: o se reconoce a España como nación soberana o no se la reconoce. Lo demás son contradicciones jurídicas domésticas con respecto al derecho comunitario que los alemanes deberán solventar, pero una vez cumplan y extraditen a los presuntos delincuentes. Al fin y al cabo, estos van a ser juzgados en un Estado de derecho que es miembro legítimo de la UE y, por lo tanto, gozarán de todas las garantías procesales. Incluso no es descartable que terminen siendo absueltos… o indultados. Porque en esta España de los cenáculos todo es posible.

Europa hiede a corrección política

Es posible que, para muchos alemanes, según ha revelado una reciente encuesta, España no sea una nación demasiado confiable, por lo que los secesionistas catalanes son vistos allí por la mayoría como víctimas de la acción arbitraria de un país lleno de claroscuros. Lo que vendría a demostrar que han caído en el posmoderno vicio de dividir las sociedades en grupos víctimas y grupos verdugos, un esquema perverso donde la ley se torna subjetiva. O, dicho de otra forma, han sucumbido a esa corrección política relativista, corrosiva y extremadamente peligrosa que infecta Occidente. Sin embargo, si se utilizara la misma vara de medir, España tampoco debería ser una nación confiable con la que realizar sustanciosas transacciones comerciales al amparo del derecho comunitario y dentro de ese espacio sin fronteras que, de puertas adentro, elimina aranceles, pero que de puertas afuera es tan proteccionista como los Estados Unidos.

La UE se ha demostrado como una institución proyectada a imagen y semejanza de dos Estados en detrimento del resto. Y  tarde o temprano tenía que llegar el Brexit, Viktor Orbán, los católicos polacos y demás “catástrofes”

Sea como fuere, esta situación no es nueva. Aunque en esta ocasión se haya sustanciado de forma extraordinariamente cruda para los irritados españoles, este dilema se ha planteado de forma recurrente a lo largo de los años. Lamentablemente en todos los casos, diríase que, en efecto, la UE se ha demostrado como una institución proyectada a imagen y semejanza de dos Estados en detrimento del resto. Y  tarde o temprano tenía que llegar el Brexit, Viktor Orbán, los católicos polacos y demás “catástrofes”.

Decir esto puede acarrear la calificación de antieuropeo, como si la azarosa, compleja y larga historia de Europa hubiera desaparecido en favor de una idea artificial y, por qué no decirlo, bastante estúpida. Pero, en realidad, los antieropeos, tal y como los hechos están demostrando, son Alemania o Francia, además de los burócratas y expertos de Bruselas, que no tienen reparos en insultar a toda nación que no asuma a pies juntillas sus dictados.

Es precisamente esta actitud prepotente y ahistórica, y no los “fake news”, lo que está llevando a la UE a un callejón sin salida

Así es, Alemania y Francia a cada ocasión se empeñan en proclamar que ellos han sido y seguirán siendo el corazón de Europa. Y que, por lo tanto, tienen bula para que el derecho comunitario no aplique en sus decisiones, pero sí en las de los demás estados miembros. Sin embargo, o todos los países, grandes y pequeños, ceden soberanía por igual o no la cederá ninguno. Este es el quid de la cuestión que una y otra vez Alemania y Francia eluden. Y es precisamente su actitud prepotente y ahistórica, y no los fake news, lo que está llevando a la UE a un callejón sin salida.

Y sin embargo, la culpa es nuestra

Dicho lo anterior, los españoles debemos asumir que ninguno de nuestros graves problemas se resolverá diluyéndonos en ese ente superior y abstracto que hoy llamamos Europa; mucho menos dejando los asuntos nacionales al abur de un juez de un pueblo de Centroeuropa. Nuestros despropósitos de décadas no los va a enmendar ningún juez alemán. Muy al contrario, tal y como está sucediendo, podrá avergonzarnos impunemente, amparado en la celosa independencia de la justicia alemana. Y lo hará para mayor escarnio con el beneplácito de su ministra de Justicia.

Nuestros despropósitos de décadas no los va a enmendar ningún juez alemán. Muy al contrario, tal y como está sucediendo, todo lo más podrá avergonzarnos impunemente

Estos son los frutos de décadas de dejación de funciones de los sucesivos gobiernos españoles, no sólo del actual, en el caso del separatismo y tantos otros. Así, si hubiéramos de juzgar a Rajoy, y es muy probable que lo merezca, también habría que hacer lo propio con sus predecesores, para que sirviera de advertencia a quienes vienen detrás prometiendo villas y castillas… pero sólo enarbolan la bandera española si va acompañada por esa otra de estrellas blancas sobre fondo azul que, a cada oportunidad, se demuestra falsa. Tal vez así, cuando los ciudadanos exigieran que el español no sea una lengua más, sino la lengua común de todos, los políticos atendieran la demanda en vez de salirse por la tangente con un cochambroso trilingüismo.

Que la letra con sangre entra, es algo que ha tenido que recordarnos un juez alemán liliputiense, que además ha hecho lo que ha hecho no ya porque sienta simpatía o antipatía hacia España o sea de determinada ideología, sino porque puede. Y le ha salido de sus bemoles un Spainexit. Punto

Por lo tanto, mejor será no seguir delegando nuestros problemas internos en instituciones forasteras. Al proyecto europeo uno viene con los deberes hechos de casa, no para pedir árnica; tampoco para mirarse en el espejo de una Alemania sumida en la corrección política o una Francia cuya sobrevalorada meritocracia la ha conducido impertérrita al borde del colapso económico.

Quizá sea hora de que España deje de ser tabú, no ya para los europeos sino para los propios españoles. Y al que no le guste, que pida asilo en Schleswig-Holstein.

30 COMENTARIOS

  1. Vergonzoso artículo que rezuma nacional-socialismo a raudales y que no aborda el tema fundamental. Por qué la población que habita en lo que hoy conocemos como España es una nación soberana y el subgrupo de habita en Cataluña no lo puede ser? Hay alguna razón objetiva? Por qué Cuba, que no lo era, ahora lo es, y nadie lo discute? Qué diferencia hay entre Cuba y Cataluña? La única razón por la que se le impide la independencia a Cataluña es porque hay una oligarquía que es la que ahora trinca que no quiere que trinque otra. Y los ciudadanos? A los ciudadanos hay que venderles la moto para que piensen como le interesa que piensen al que trinca. Señor Venegas: trinca usted del que trinca o simplemente habla sin pensar?

  2. Por si había dudas:

    “Rajoy ve “modélica” y “de primera” la respuesta de Alemania al caso Puigdemont”

    “El presidente zanja la polémica con Merkel y desautoriza a las voces del PP que han puesto en duda la reacción del Gobierno alemán sobre Puigdemont.”
    – Seguir leyendo: http://www.libertaddigital.com

    • Pues no sorprenden en absoluto esas expresiones tan catetas de júbilo viniendo de quien vienen, Catlo. Mientras las tres cuartas partes del país y una parte del extranjero aún se frotan los ojos por la decisión del juez alemán de provincias; Rajoy y su equipo, este finde, descorchaban el cava y las serpentinas en su convención en Sevilla, presos del entusiasmo más ferviente y ensayando una vez más aquello de que “del barco del PP no nos moverán”, como unos auténticos a babor.

      Como le digo, la gestión que ha hecho el PP de Rajoy con el tema del procés desde la A a la Z daría suficiente material y argumentación bien fundamentada para que ese escrupuloso juez alemán condenase a nuestro presi por el delito de Alta Traición. Y no está mal que este episodio de la justicia alemana con Puigdemont descubra esa corrupción institucional encubierta por dirigentes con pies de barro y que ponga en evidencia ese frágil equilibrio que sostiene la actual UE. Si no fuera por chapuzas de este tipo que salen a la superficie, seguiríamos tragando con todo. Incluso segiríamos pasando por alto la transformación del famoso artículo de rebelión en nuestro país desde 1995 que nos deja prácticamente con el culo al aire. ¿Lo sabía el juez LLarena?

      https://confilegal.com/20170626-1995-suprimio-nuevo-codigo-penal-articulo-castigaba-prision-declaracion-independencia/

  3. La jugada es más sutil de lo que se imagina.

    El Gobierno y el «Estado» del Régimen español, por supuesto, no van a cortar en carne propia, es decir, no van a procesar ni condenar realmente a los secesionistas, como no se ha condenado a todos los Consejos de las Cajas de Ahorro, como no se ha procesado y condenado a los expresidentes de la Junta, como nadie ha pedido cuentas a Pujol, antes a González o ahora al Jefe y beneficiario primero y último de toda la corrupción interna de un partido como el PP.

    La jugada consiste, como siempre, en «delegar» en un tercero la «responsabilidad» de asumir una decisión, porque ésta no puede tomarse abiertamente en España: la absolución implícita y nunca declarada del movimiento secesionista es el objeto secreto que se debate en los círculos reales del Poder.

    Toda la algarabía y alharaca sobre Alemania es puro ensimismamiento inducido en una opinión artificialmente creada.

    El Régimen español no va a juzgarse y sentarse en el banquillo a sí mismo: el Gobierno alemán debe echar una mano.

    Dentro del Régimen nadie se cree lo de la Rebelión y la Sedición (porque todas sus instancias formales e informales conspiraban en el mismo y único sentido de la Reforma constitucional tal como se declara en el documento muy explícito de los Catedráticos de Derecho Constitucional de noviembre de 2017), pero a algo «legal» y «constitucional» había que acudir en la lucha por primera vez abierta entre facciones estatales de un mismo Poder político compartido para pararles los pies a los precipitados y demasiados ambiciosos.

    La impureza de los conceptos jurídicos delata la suciedad de las intenciones políticas.

    La gente habla como si cuanto vemos ante nuestros ojos encajara con alguna normatividad y alguna excepcionalidad.

    La ignorancia sobre el funcionamiento del Régimen español se la pueden permitir los que creen en los telediarios y leen maquinalmente la prensa panfletaria, no las personas observadoras, críticas y formadas, entrenadas en esta grosera mentira diaria que nos suministran como adormidera desde aquella adolescencia mía en que se ejecutó al ««pueblo español»», una vez más, con el referéndum sobre la OTAN.

    Véase sino el siempre jugoso juego dialéctico entre el discurso autodenigratorio que promueven las instancias del poder cultural y mediático del Régimen y las poses casticistas del victimismo que las replica.

    Todo es un «bluf», a la vez trágico y desternillante. Quienes han vivido toda su vida adulta en la mentira carecen ya de sensibilidad para percibir la verdad de la muy peculiar forma de ejercer el Poder que padecen.

    Por cierto, el ensimismamiento en prejuicios es siempre en toda sociedad preludio de lo innombrable: el miedo a la violencia del Poder sólo puede conjurarse a través de la violencia de quien lo padece contra el Poder.

    • Hubo un tiempo en que se publicaron sospechas acerca del papel de Alemania en el secesionismo catalán. Luego desapareció ese tema de los medios.
      Hoy se va viendo el perfil siniestro del plan.

      • Desde luegon “volaron Yugoslavia” con el apoyo del estado vaticano. Luego Juan Pablo II ya tendría ocasión de arrepentirse amargamente por las consecduencias. Ahora una iglesia católica en manos de un argentino jesuita parece que está “pasota” con el clero catalán. Un precio, que no se esperaban. Una guerra civil interna. Pues la diferencia entre Serbia y Croacia es que los serbios son ortodoxos y escriben con el alfabeto cirílico y los croatas catolicos y escriben con el alfabeto latino. Realmente hablan el mismo idioma el serbo-croata. La única república yugoslava con lengua distinta es el esloveno.

    • Su análisis es bastante fino y verosímil. Concuerdo en casi todos los puntos. Además quería añadir, que pensar en que afuera nos solucionarán nuestros problemas internos, es de paletos y botarates. Como aquel idiota “ex” de Mariano. Un tal García Margallo abogando enfáticamente por:(sic) “Hay que ceder toneladas de soberanía a “Europa” (Bruselas).
      Lo de la OTAN lo afirmará por las sospechas de fraude en el resultado. Gracias a VOX se sabe, que hace muchos años, las “juntas electorales” no hacen un recuento acta a acta real, como ordena la ley en modo y forma. Dan por buenos los resultados provisionales del ministerio o la consejería del interior.
      Lo de Alemania, puestos a elucubrar, es desprestigiar de tal modo a Rajoy para quitarlo de enmedio. Los informes de las embajadas a sus respectivos gobiernos, sobre la nulidad, incapacidad y nula solvencia del gobierno Rajoy es preocupante. Es el gran culpable de haber permitido haber llegado a donde hemos llegado, lo que empezó ZP, continuándolo. Apoyándolo expresivamente con la condecoración de la máxima distinción de España, ‘El lazo de Isabel la Católica’, pensionado por supuesto.

  4. Debería darle vergüenza venir a excretar tal sarta de majaderías y mala baba en este foro. Y, la verdad, no entiendo cómo se lo consienten.

      • Me doy cuenta de la eliminación del comentario de “B”. Enhorabuena al moderador. La libertad de expresión bien aplicada debe marcar líneas rojas ante comentarios ofensivos y rayando el insulto personal.

  5. Buen artículo pero me temo que es peor, yo creo que la ministra alemana simplemente es una bocazas, que sabía perfectamente lo que se estaba cociendo o cocido, que todo esto está apañado conjuntamente con el gobierno de Rajoy y se ha ido de la lengua anticipadamente, sin dejar transcurrir los tiempos polítcos, ya lo comprobaremos. Ni el juez tiene competencias para hacer lo que ha hecho ni la ministra ha expresado una opinión personal. Los jueces alemanes dictaminaron hace poco que ninguna región alemana tiene soberanía, por lo tanto todo esto no es mas que un traje a medida de lo acordado.
    Desde el primer momento dije que esto era un asunto acordado para hacer un banco bueno con Cataluña y Vascongadas y un banco malo con el resto de España para pagar la deuda con Alemanía.
    Hasta el momento todo se corrobora, ya está el representante del PP en la UE buscando mediadores que se apropien de la soberanía del pueblo español para acordar la reforma constitucional pactada hace mucho tiempo.
    De seguir por este camino llegaremos al conflicto civil, es momento de gobernar pero no tenemos en el horizonte a ningún político que sepa hacerlo. El español no se puede cocer más a fuego lento, está requemado y la cocina atufa.

    • Henry, como dije en un anterior comentario, el pueblo español ya no tiene soberanía frente a la UE. Desde el Tratado de Lisboa esa soberanía no la tenemos si al ejercitarla perjudica al proyecto de la Unión. De momento nos dejan hacer mientras al futuro de la Unión no perjudique.

      Me vino a la mente un capítulo de La rebelión de las masas de Ortega, donde habla del proceso de creador de naciones , que he buscado y al buen hombre ya le asombraba de aquellas como “Poco a poco se va destacando en el horizonte la conciencia de que esos pueblos enemigos pertenecen al mismo círculo humano que el Estado nuestro”

      “Si hoy hiciésemos balance de nuestro contenido mental -opiniones, normas, deseos, presunciones-, notaríamos que la mayor parte de todo eso no viene al francés de su Francia, ni al español de su España, sino del fondo común europeo. Hoy, en efecto, pesa mucho más en cada uno de nosotros lo que tiene de europeo que su porción diferencial de francés, español, etc. Si se hiciera el experimento imaginario de reducirse a vivir puramente con lo que somos, como «nacionales», y en obra de mera fantasía se extirpase al hombre medio francés todo lo que usa, piensa, siente, por recepción de los otros países continentales, sentiría terror. Vería que no le era posible vivir de ello sólo; que las cuatro quintas partes de su haber íntimo son bienes mostrencos europeos”.

      Todo esto ya lo decía en 1929.

      No sé que pasará con el tema Puigdemont, sólo sé que era un conflicto nacional y ahora es internacional e incluso creo que si hubo un interés entre el gobierno de España y el catalán en no solucionarlo pero también creo que esto al gobierno español se les fue de las manos y ahora algunos van a aprovecharlo para poner entre las cuerdas al gobierno actual y provocar unas elecciones para cambiar el Régimen del 78 por otro más acorde a los intereses de la Unión. Otro Macron en España necesitan.

      • Es probable que España haya perdido soberanía con su entrada en la UE, aunque yo creo que más que perdida de soberanía lo que ha sucedido es que hemos exportado bastantes incapaces a Europa. Estoy esperando el discurso de Inés Arrimadas mañana en el Parlamento Europeo con verdadero pánico, no tiene formación para explicar a los parlamentarios que es España y en que consiste su unidad material e histórica, por lo que me temo se pondrá a llorar por la maldad nazionalista que la tiene abducida.

        La obra de Ortega la leí siendo joven y aunque escribe muchísimo mejor que yo siempre le tuve en cuarentena por considerarle demasiado español.

        Claro que todos somos europeos pero yo soy castellano lo que me sirve para comprender cualquier cultura y adaptarme al instante, con los que mas me cuesta es con los hispano americanos quizás por conocerlos demasiado bien.

        No quiero presumir de mujeriego, no lo he sido, ¿o sí? Pero he tenido entre las distintas novias europeas una alemana que se reía de sus compatriotas cuando presumian de su reciente nación, la cultura es la cultura, y los hombres son iguales en todos los sitios pero la paletería tiene su particularidad en cada país aunque todos tenemos paletos, nuestros mayores paletos son los catalanes, de ahí que Rivert sea nuestro presidente me asusta tanto o mas que el discurso de Arrimadas de mañana.
        Yo las conozco casi todas, nunca nadie en ningún país me ha discriminado a pesar de mi pelo azabache, al contrario, me sirve lo mismo para peinarme como un inglés, un alemán, un chino o un danés. Me camuflo perfectamente entre la personas inteligentes de cualquier parte del mundo e incluso llego a pasar desapercibido.

        Un saludo.

  6. Creo que la clave está en aprender a entender la diferencia entre una federación, una confederación y lo que tenemos en España en relación con la UE. Claramente nos han tratado como si estuvieramos federados a Europa y ese no es nuestro caso.

  7. El proyecto de UE pudo ser un gran proyecto, pero se ha convertido en un nido de víboras donde las naciones y las democracias hace mucho que han dejado de importar.
    Desde el mismo momento, en que se somete a votación una Constitución Europea en una serie de países y sale rechazada Francia y Holanda rechazaron dicha Constitución y al no poder ratificar la misma por vía popular, con premeditación y alevosía los países miembros firman el Tratado de Lisboa donde los Estados miembros han cedido su soberanía a un ente que ni se sabe por quien está dirigido pues todo puede pasar, la U.E puede hacer lo que le plazca para lograr sus cometidos sin consultar a los parlamentos nacionales.
    Este Tratado fue firmado sin someterlo a referéndum, Irlanda si hizo la consulta sobre el mismo al pueblo, fue rechazado por mayoría, pues como eso no gustó en la UE se acordó con el Estado irlandés volver a someterlo a votación con una modificación en la Constitución de ese país, en el segundo referendum fue aceptado, es decir la democracia en la UE es volver a someter a referendo el resultado que no ha gustado en un primero hasta que salga el resultado que quiere la Unión. En los demás países ya ni se ha intentado someter a votación popular dicho Tratado. Se ha impuesto, incluso a páises como Francia y Holanda que rechazaron la Constitución Europea. Pueden hacer lo que le plazca, hasta modificar Constituciones de los Estados miembros cuando les urge, un ejemplo bien claro lo tuvimos en España con la modificación del art 135 por órdenes europeas. Es decir si nosotros queremos modificar el artículado de la Constitución es casi inviable pero llegan las órdenes de Bruselas y no hace falta nada, sólo esa orden.

    Los países miembros ya no tienen soberanía, los proyectos territoriales transfronterizos buscan hasta cambiar las lindes de cada zona, eurociudades, euroregiones y otras maneras de cooperación transfronteriza que en sus inicios eran eso mera cooperación, allá por 1958 primera euroregión conocida en la frontera entre Alemania y Holanda y hoy a lo largo de toda la UE hay más de 80, muchas de ellas con colaboraciones y proyectos, financiación propia, órganos administrativos comunes y con experimentos “políticos” que lo único que buscan es eliminar las divisiones territoriales de los países, todo ello callado.

    Reforman Constituciones y ponen gobiernos. En el tema español, mi teoría es que hace falta cambiar de Régimen y poner un candidato idóneo con los proyectos de la Unión, por eso no creo que se entregue a Puigdemont, por otro lado ciertamente el gobierno de Mariano Rajoy no se merece ese premio, su incompetencia nos ha llevado a una situación que por si era difícil de resolver pero ahora bastante peor.

    Si entregar a Puigdemont entra en los planes de futuro de la UE para España lo entregarán y sino, de momento no lo harán.

    No me extraña que los ingleses hayan dicho adiós. El problema va a ser para quienes nos va a tocar pagar su factura.

  8. ¿Avergonzarnos por que?
    El que unos jueces alemanes deduzcan de manera rápida y sin mucho estudio del tema el que no hay delito de rebelión, ya que aunque reconocen que ha habido violencia dicen que no ha sido suficiente. De lo leído deduzco que según la legislación alemana solo existe delito de rebelión si esta triunfa. Tal vez quienes deberían de estar avergonzados serían ellos y no nosotros.
    No se le ha pedido a ningún juez alemán que nos resuelva asunto interno ninguno. Se le ha pedido que entregue a un presunto delincuente para que sea juzgado en España. Ellos simplemente han demostrado lo que todos suponíamos, que se creen superiores a los demás.
    Nunca entenderé que si cometo un delito en España, según la legislación española, y me voy a otro país de la Unión Europea sea este segundo país el que deba decir si he cometido delito en función de su legislación.

    • La delcaración de independencia que hizo Puigdemont se condena en Alemanía con cadena perpetua.
      Quizas ese haya sido el fallo de Llanera, no decir que Puchi hizo una declaración de independencia.
      Le hubiera dado lo mismo, esto está amañado entre Merkel y Rajoy. Si el juez llamó a la ministra bocazas para consultarla es absurdo pensar que esta no lo hubiera consultado con el gobierno alemna en pleno y por supuesto también con Merkel.

    • “Nunca entenderé que si cometo un delito en España, según la legislación española, y me voy a otro país de la Unión Europea sea este segundo país el que deba decir si he cometido delito en función de su legislación”
      Desde luego sería impensable si se diera a la inversa, Fecaji. Y si un juez alemán ha sido capaz de sacarnos los colores, se debe en gran parte a la pésima gestión del gobierno con este asunto y quizás también a la torpeza del juez Llarena por haber hecho bien sus deberes. Lo que es intolerable, vergonzoso y humillante es que nuestro presi pretenda dar carpetazo al sunto como si nada y siga humillándonos con ese servilismo indigno y decadente ante la justicia alemana. Si tenemos que esperar que este sujeto defienda nuestros derechos e intereses ante la UE estamos apañados.

      • Silvia, yo no creo que los jueces alemanes nos hayan sacado los colores en este asunto.
        Lo que ha quedado señalado es la pésima colaboración en materia de justicia dentro de la Unión Europea. Aquí hemos decidido que los alemanes nos han puesto en ridículo para acto seguido culpar al gobierno, en especial a Rajoy, como culpable de que hayamos sufrido dicho ridículo. Y, por supuesto desde mi punto de vista, ni nos han puesto en ridículo ni Rajoy tiene mucho que ver con lo que haga o dejen de hacer unos jueces alemanes.
        Políticamente ha hecho lo poco que podía y es que el gobierno alemán desautorizase, aunque de manera disimulada, a su ministra.
        No entro en como ha llevado, o dejado de llevar, todo lo relacionado con los secesionistas catalanes, pero en este asunto concreto no creo que pueda hacer mucho más de lo hecho.

  9. ¡Excelente!, es decir, todavía por encima de la excelencia habitual, porque, esto sí, como siempre, se tocan aspectos que no suelen valorarse y que están en el fondo de todo: nuestra condición de españoles dispuestos a pedir disculpas, nuestros errores de fondo, la suciedad de nuestras instituciones… y que las queramos eliminar con un limpiador que se hace llamar Europa y que no está en condiciones de hacerlo. Lo dicho, o empezamos la limpieza por casa, o la suciedad acabará en ruina.

    • Estoy muy de acuerdo con sus observaciones, Beramendi. Los trapos sucios deberíamos lavarlos primero en casa, porque si dejamos que lo hagan desde fuera, en lo único que van a ayudarnos, es en que sintamos vergüenza. Muy ingenioso y atinado el título del post: “La increible Europa de los golpistas sin fronteras”

  10. Ninguna sorpresa, estabamos acostumbrados al aleman turista que nos mostraba una cara y cada vez vamos conociendo más al real. Que el € y la Eu es una trampa para colocar sus Mercedes y demás, ya lo han visto los ingleses y de ahí su brexit. De todas formas siempre pueden rectificar y extraditar, es la única opción que les queda si quieren seguir vendiendo Mercedes.

  11. Buenos días Sr Benegas

    ¿donde están Rivera y Arrimadas con su corazoncito, con la bandera Uropea?

    Ni están y ni se les espera.

    No sólo es la Uninión Uropea, la NATO desde que entramos dentro nos ningunea. Ni Ceuta y ni Melilla, la parte de nuestro territorio mas susceptible de padecer agresiones militares están bajo el paraguas NATO.

    Con esos precedentes mas una deuda del 150% respecto nuestrp PIB ¿que esperamos?

    • Riverita, es el “chico” de Bruselas. Obediente y sumiso. Mariano huele a descomposición y está “momificado”. Siempre me llamó la atención eso del viva Cataluña, viva España y sobre todo el viva Bruselas, porque allí tiene a sus amos.

  12. Totalmente de acuerdo con Derondat.
    Primero hay que lavar los trapos sucios en casa, tenemos una monarquía instaurado por franco y que durante los primeros 40 años se ha dedicado a las comisiones y a el golfería a nuestro cargo.
    Un gobierno que solo trabaja para un partido total y absolutamente corrompido, que se financia en B y miente como testigo ante sus fiscales, del gobierno la suya.
    Una Justicia que ha creado la ley Botín, o los indultos de los Albertos etc. etc. Que afina informes junto con la Policía y el fiscal, y un CNI que solo trabaja para los jefes de la casta de turno.
    De las universidades no vale la pena hablar
    Y SUMA y SIGUE.
    Este es un país con una democracia fallida.
    Yo lo único que siento es que aunque quiera no puedo dimitir como español.
    Este pasó les guste o no es como sus instituciones

    • Los primos Albertos no fueron indultados, fueron absueltos por el tribunal constitucional. Se dice que a gestiones de “Campechano”. El tribunal “prostitucional” en setencia “ejemplar” legalizó que robar y/o estafar a los socios no era delito. Con recochineo a su avez lo “albertos” deendaron a sus denunciantes y encima ganaron. Todo un prodigio de estado cleptocrático. En cuanto consiguieron su absolución, uno de ellos, que se había comprado un helicóptero, fueron a la Zarzuela a recoger al “Campe” para celebrarlo, pegando tiros en una finca, cazando.

  13. Enfrentarse con los separatismos con unas instituciones degradadas era el peor escenario y sobre el que algunos alertamos desde hace décadas.

    Nuestra institución judicial es una cloaca, cómplice de todos los apaños y prevaricaciones. En el asunto que se trata el tribunal alemán no tiene razón, pero llevamos el lastre de una de las justicias más desacreditadas de occidente.

    Así que sí, la culpa es nuestra por partida doble. Es producto del enanismo político con los nacionalismos pero también lo es por la degradación institucional que todo lo empapa.

    Ha sido un trabajo concienzudo de patrimonialización institucional, captura del Estado, nepotismo, clientelismo y demás síntomas y hasta aquí hemos llegado.

    Bon profit¡¡¡¡¡¡

    • En realidad una gran parte de la degradación de nuestras instituciones se deriva de no haberse enfrentado nunca (últimos 40 años) al separatismo.

      Por lo demás deberíamos acostumbrarnos a diferenciar entre Uropa y Europa. Lo mismo que con Madrit y Madrid.

      No es lo mismo.

      Por si fuera poco yo cada vez dudo mas de que en el fondo unos cuantos dentro del PP y en la Moncloa no estén mas que satisfchos con la que ha decido el tribunal alemán.

      Un cordial saludo

    • Hasta aquí hemos llegado, pero seguimos. Hasta que el desastre nos alcance, debiendo el 150% del PIB real y subiendo.

Comments are closed.