Ciudadanos y el Partido Popular han pretendido poner contra las cuerdas a Vox utilizando como arma arrojadiza el Pacto de Estado Contra la Violencia de Género. Y les ha salido el tiro por la culata. Lo que han hecho es abrir la caja de los truenos y descubrir hasta qué punto hay mucha gente cabreada.

En su día, los separatistas, el Partido Popular, el Partido Socialista, Ciudadanos y los comunistas celebraron ese pacto con declaraciones grandilocuentes, a cada cual más estrepitosa. Y proclamaron que el consenso se había hecho carne para redimirnos del segundo pecado original: la violencia machista. El primero era el franquismo.

El Pacto de Estado Contra la Violencia de Género es, en realidad, como un déjà vu cutre de la gloriosa Transición, donde también comunistas, socialistas, liberales y conservadores renunciaron a sus diferencias para regalarles a los españoles una cosa parecida a la democracia.

La gente nunca vio con buenos ojos un pacto de Estado que, en lo económico, es un pozo sin fondo y que, en lo social, carece de líneas rojas

Con la Transición, los españoles se mostraron bastante animosos. Pero, con la LIVG, la opinión pública nunca ha acompañado. Mucha gente nunca vio con buenos ojos un pacto que en lo económico es un pozo sin fondo (“El compromiso económico debe alcanzar el horizonte temporal necesario para materializar el conjunto de medidas acordadas en este Pacto”), y que en lo social carece de líneas rojas… y de cualquier cosa parecida al respeto del ámbito privado (“La violencia de género es un problema de toda la sociedad. Toda la sociedad tiene que involucrarse”).

Una revolución cultural

Ante la inesperada tormenta desatada por utilizar la LIVG como arma arrojadiza contra Vox, Patricia Reyes, responsable del Área de Mujer y LGTBI de Ciudadanos, escribía en Twitter que “la ley de violencia de género (2004), como todas, tiene sus luces y sus sombras, pero el simple hecho de que exista permite identificar un mal que desgraciadamente todavía ataca nuestra sociedad. Supone decir a esas mujeres maltratadas y a sus familias que tienen nuestro apoyo”.

Pero ¿de verdad que para hacer sentir a las víctimas nuestro apoyo es necesario violentar todos los espacios, públicos o privados? Porque lo cierto es que ese pacto contempla el desarrollo de directivas y leyes para reeducarnos a todos. Nada, absolutamente nada queda sin tocar: Administraciones Públicas, fuerzas de seguridad y tribunales, policías, fiscales y jueces; corporaciones, empresas grandes, medianas, pequeñas y trabajadores; medios de información, agencias de publicidad y relaciones públicas, publicistas y periodistas; productores, guionistas y directores de cine, series y documentales, actores, actrices y tramoyistas; hospitales, médicos, sanitarios y MIR; colegios, universidades, académicos, investigadores, profesores, maestros y estudiantes; familias, padres, madres, abuelos, abuelas, hijos, nietos, niños y niñas….

En definitiva, se trata de una Revolución Cultural encubierta, similar a la llevada a cabo por Mao Zedong, solo que más gradualista y sin tener al frente a un dictador, sino a una tropa de políticos, magnates, banqueros, periodistas y activistas.

Una estafa circular

Este pacto no va a proteger a personas en riesgo, menos aún garantizar lo que es imposible: la seguridad absoluta para todas las mujeres. El mundo no siempre es bello ni bueno. En ocasiones, es malvado. Y es malvado para todos. En él se asesinan mujeres, se asesinan hombres y se asesinan niños (las mujeres, todo sea dicho, son responsables del 70% de los infanticidios).

En todo mal hay un umbral mínimo a partir de cual es prácticamente imposible reducir la siniestralidad. Y en España, según las cifras de la OCDE, parece que en violencia de género lo alcanzamos hace tiempo

En todo mal hay un umbral mínimo a partir de cual es prácticamente imposible reducir la siniestralidad. Y en España, según las cifras de la OCDE, parece que en violencia de género lo alcanzamos hace tiempo. Por eso llevamos gastadas decenas de miles de millones de euros, adoptadas cientos de medidas y redactadas numerosas leyes y, sin embargo, la media de mujeres asesinadas permanece invariable, antes y después de la aprobación de la LIVG (media 1999-2003: 58,4 / media 2005-2018: 59,4). Lo único que ha mejorado son las expectativas de políticos, expertos y activistas.

Sucede lo mismo con los homicidios, la siniestralidad del tráfico, los accidentes mortales en el hogar o los ahogamientos en las playas. Por segura que sea una sociedad, toda calamidad tienen un umbral mínimo irreducible. Sin embargo, la percepción del riesgo se magnifica para que la tela de araña administrativa siga expandiéndose (“¡la lacra de la violencia de género!”). Así, se genera un proceso circular de fracasos y redoblados esfuerzos con el que instituciones, organismos, políticas y presupuestos crecen sin tasa.

Para colmo, la eclosión de instituciones y foros internacionales dedicados a estos asuntos agrava esta tendencia. Son un incentivo añadido para que los líderes políticos suscriban los pactos, aunque los aborrezcan. Después de todo, los partidos son en buena medida agencias de colocación y, en no pocos casos, embajadores de unas corporaciones nacionales que creen que es malo para el negocio sustraerse a la dimensión internacional de las grandes causas.

Las víctimas no importan

Que un comunista o socialista suscriba el Pacto de Estado de la Violencia de Género entra dentro de lo inevitable, pero que lo hagan quienes dicen tener convicciones liberales, es injustificable. No es sólo el tono y el aspecto sospechosamente soviético de un pacto de Estado que perfectamente podría haberse titulado “Manifiesto marxista contra la Violencia de Género”. Es que suscribir ese pacto implica dar por cierto que en nuestra sociedad existe una “violencia estructural”, y eso significa que la responsabilidad del delito es colectiva, y no de quien lo comete; es decir, que el individuo no es responsable de sus actos, sino que lo es la sociedad en su conjunto.

Por esta razón, el objetivo del pacto no es proteger a las víctimas o, al menos, hacer justicia. Consiste en aplicar una ingeniería social intensiva y modificar convenciones, identificando para ello supuestos males más profundos, como, por ejemplo, el “sexismo”, algo que se reconoce en el texto del pacto de manera inequívoca: “perfeccionar la actual regulación para clarificar los conceptos jurídicos indeterminados relacionados con el sexismo (las negritas son mías).

La Administración se arroga el derecho a eliminar cualquier expresión de las diferencias entre hombres y mujeres

Así, la Administración se arroga el derecho a eliminar cualquier expresión de las diferencias entre hombres y mujeres, prohibiendo tanto la proyección de la imagen de la mujer “demasiado” femenina como la del hombre “excesivamente” masculino (“Desarrollar un sistema de corregulación que ponga en marcha un Código de Publicidad no Sexista”). Para ello, insta a recuperar la figura del Consejo Estatal de Medios Audiovisuales como autoridad audiovisual independiente, un eufemismo de la censura: “siguiendo el modelo del resto de países europeos” (ya se sabe, un millón de moscas no pueden estar equivocadas), dándose así cumplimiento a la Directiva 201/13/UE, relativa a la prestación de Servicios de Comunicación Audiovisual, que exige un órgano regulador independiente (como siempre, la Unión Europea haciendo amigos).

Y es que “luchar contra la violencia de género” no consiste en perseguir el abuso sexual, la prostitución, la trata de blancas o el asesinato de mujeres. Eso son delitos, como lo son abusar de un niño, usar la violencia contra los ancianos o apuñalar a los jóvenes que salen de fin de semana. Esta lucha contra la violencia de género consiste en realidad en eliminar la feminidad y la masculinidad, esto es, erradicar todo aquello que hace diferentes a hombres y mujeres. Y tarde o temprano, la reacción social tenía que producirse.

Lo que aún no comprenden en el PP y Ciudadanos es que la reacción trasciende a Vox. Si acaso, este partido la ha catalizado. Es gracias a su torpeza y cerrazón que la bomba se ha activado. Y tiene la mecha muy corta.

Foto: Erwan Hesry


Disidentia es un medio totalmente orientado al público, un espacio de libertad de opinión, análisis y debate donde los dogmas no existen, tampoco las imposiciones políticas. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Sólo con tu pequeña aportación puedes salvaguardar esa libertad necesaria para que en el panorama informativo existan medios disidentes, que abran el debate y marquen una agenda de verdadero interés general. No tenemos muros de pago, porque este es un medio abierto. Tu aportación es voluntaria y no una transacción a cambio de un producto: es un pequeño compromiso con la libertad.

Apadrina a Disidentia, haz clic aquí

Muchas gracias.

35 COMENTARIOS

  1. Enhorabuena Sr. Benegas, su artículo llega al corazón de la cuestión. Es usted un buen observador social. Efectivamente, todos los componentes de este movimiento, llamado ideología de género, pueden ser clasificados en medios y fines. Sin duda son medios: el uso de la muerte y el dolor que conlleva, las estadísticas, las instituciones, los políticos, las asociaciones, los periodistas, medios de comunicación, la propaganda, las movilizaciones, manifestaciones, redes sociales, fuerzas de seguridad y, sobre todo, las leyes. Y este es el fin: imponer a la fuerza una idea contraria a nuestra naturaleza: los hombres y mujeres nacen iguales, y solo la cultura los diferencia. En mi opinión, existe un fin superior, pocas veces comentado: el poder. En realidad, nada nuevo bajo el sol.

  2. Antes de ayer buscando, buscando me encontré este estudio “España, la igualdad de género, las leyes de violencia y su cumplimiento del Convenio Europeo de Derechos Humanos; un caso de discriminación positiva contra los hombres” realizado por la Universidad de Hull por Anthony Joseph O. Onoh
    Titulada, España, la igualdad de género, las leyes de violencia y su cumplimiento del Convenio Europeo de Derechos Humanos; un caso de discriminación positiva contra los hombres. También muy interesante los links que aporta, recomiendo leer.
    http://justiciadegenero.com/espana-la-igualdad-de-genero-las-leyes-de-violencia-y-su-cumplimiento-del-convenio-europeo-de-derechos-humanos-un-caso-de-discriminacion-positiva-de-los-hombres/

  3. Ciudadanos tenía mis simpatías hasta que hace poco, cambió repentinamente el rumbo en un tema importante que la mentalidad verdaderamente liberal no debería pasar por alto: La famosa Ley contra la Violencia de Género (que no hay géneros, sino sexos, pesaos!!) Según D 16, parece que en 2015 , CS decía: “En cuanto a la ley actual contra la violencia de género e intrafamiliar, en Ciudadanos pensamos que debe ser modificada para acabar con la asimetría penal por cuestión de sexo y la ineficacia de la propia ley” (..) “Es innegable que hay violencia, una violencia extrema. Ciudadanos lo que propugna es equiparar la violencia tanto machista como feminista”. Aparte de que aún recordamos el lío en que se metió el pobre Tony Cantó por dar su viril opinión. Y es que en cuanto un partido empieza a expresarse como el señor Marx (don Groucho, no don Karl) “Estas son mis opiniones, y si no le gustan tengo otras…” yo ya empiezo a husmear el tufillo del poder, que huele que apesta. Yo apuesto a que Vox no sólo crecerá, sino que lo hará de forma espectacular. Y bastantes de esos votos serán emitidos por muchos varones inocentes a quienes no dejan ver a sus hijos, que han perdido su casa y su patrimonio, y aunque no hagan ruido, están que echan chispas.
    Y si no, al tiempo.

  4. “Ciudadanos y el Partido Popular han pretendido poner contra las cuerdas a Vox utilizando como arma arrojadiza el Pacto de Estado Contra la Violencia de Género”

    Mal empezamos, Javier. A mi parecer, el que ha pretendido por las bravas, poner contra las cuerdas al PP y a Ciudadanos ha sido VOX, dificultando que, dados los resultados electorales que todos conocemos, pueda haber por fin, cambio en Andalucía. Y no se trata de estar de acuerdo o no con el discurso asumido por VOX a este respecto, se trata de valorar si realmente es el momento adecuado de dar ese puñetazo en la mesa, antes de entrar en la Junta y de que se materialice ese cambio en Andalucía.
    Vaya que, al margen de ser el momento o la excusa perfecta para marcar distancia con sus rivales políticos, ¿era necesario condicionar ese cambio antes de propiciar que la Junta cambie su signo político después de cuarenta años? porque la actitud y el planteamiento inesperado de VOX reacio a favorecer ese cambio de gobierno, me recuerda a la bravata de Iglesias, cuando, Podemos tuvo oportunidad de sacar al PP de Rajoy del Gobierno, favorecer un cambio de gobierno socialista y hacer presidente a Sánchez. Pero no, no favoreció ese cambio y siguió gobernando el PP de Rajoy, pese a que lo tenía a huevo. Un error que pagó y que sigue pagando caro. Pues, de lo que dijo VOX al principio a lo que dice ahora, donde dije digo, ahora digo Diego. Parece que ha subido la apuesta y que van pisando fuerte.

    Lo bueno de la aparición de VOX y de este puñetazo es que el tema de la violencia de género propicie el necesario debate, se pueda discrepar y se pueda señalar los errores, sin censuras y sin traumas. Y para ello, el comienzo no puede ser más caótico, porque los datos cruzados y las estadísticas sobre las víctimas de violencia de género empiezan a proliferar como setas y están siendo facilitados, sin mayor análisis, por los agentes de la izquierda, para acallar las voces que solemos cuestionar el perjucio, el sufrimiento y los efectos letales que esa ley integral de violencia de género ha causado más que en los hombres, en las mismas mujeres y en la sociedad.
    En mi caso, lo sigo pensando, pero no basta con pensarlo, decirlo y proponer su eliminación de forma irresponsable. Hay que consultar, comparar e interpretar ese baile de datos y de cifras que se han puesto a nuestra disposición de forma más racional, pausada y con más fundamento, porque de no hacerlo así, el alcance del discurso de VOX va a tener un efecto contrario al que busca y se va a quedar burlado y parodiado en el otro extremo.
    Y lamento decirlo, pero hasta ahora, las consignas simples para rechazar y deslegitimar la ley integral de violencia de género han sido desmontadas gracias a una interpretación simple de los datos estadísticos, sin más análisis ni comparaciones. Por ese camino, no solo tienen las de perder, es que van a conseguir banalizar cualquier debate al respecto y van a cerrar ellos solos el camino.

    En fin, sería una lástima que por esas prisas innecesarias, por esa precipitación irreflexiva de abordar las arraigadas leyes de género en nuestra sociedad, se echara a perder definitivamente la posilidad de un cambio de signo político en Andalucía (cuna y feudo del feminismo) y también de debate serio y en profundidad sobre los errores de esa ley integral de género o sobre las políticas de igualdad.

    https://www.lavanguardia.com/politica/20190105/453928789777/evangelio-andaluz-politicas-de-genero.html?n=1

    • La posición de Vox no es la misma que la que tuvo en su día Podemos. Estos adoptaron una postura maximalista pidiendo los ministerios clave más televisión española. Vox no ha pedido ninguna consejería, solo exige ser escuchado y que no le impongan un tragalá con un programa pactado por otros y que además contiene propuestas programáticas contrarias a la esencia de Vox. PP y Ciudadanos le tienen que ofrecer algo, y ese algo puede ser tan sencillo como eliminar las subvenciones a los chiringuitos feministas socialistas. Lo que Vox no puede apoyar es el fortalecimiento de las políticas ideológicas de la izquierda, especialmente las de género, porque entonces desaparecería como opción política. Además no se puede sostener que si ahora das tus votos gratuitamente, luego puedas influir en el gobierno.

      • Si no recuerdo mal, lo primero que dijo VOX ante la posibilidad de cambio en Andalucía, que lo importate era propiciar ese cambio y desalojar al PSOE de la Junta. Que ellos ni iban a poner ningún impedimento. Pero, fíjese lo que ha llovido en estas semanas y la manera de condicionar la formación de gobierno, que ahora, ya no importa tanto y verían con buenos ojos que se celebrasen nuevas elecciones. En fin, es el juego político de siempre. Lo hacen todos y no iban a ser mejores o peores que los demás. Que condicionen su apoyo a la formación de gobierno lo que crean conveniente. Que el PP se pliegue si quiere a sus deseos y se mimetize con VOX igual que hizo el PSOE de Sánchez con Podemos, pero Ciudadanos no debería perder la centralidad que ocupa ni ceder ante esa trágala improvisada y de última hora, que responde más al ruido y a la estrategia política de obtener rédito electoral que a la voluntad de abordar el tema con un mínimo de rigor y seriedad.

        • Entonces para usted VOX que ha obtenido 12 escaños porque tienes unos postulados concretos debe dar su apoyo incondicional a un programa de gobierno pactado por dos partidos que no han tenido en cuenta para nada a VOX y además uno de ellos les desprecia públicamente un día si y otro también. ¡Eso sí que es un “tragala”!…Pues me parece a mí que a los votantes, presentes y futuros, de VOX no estarían contentos si así fuese, porque en tal caso ¿para qué votar a VOX, si ya tenemos al PP y al centrista Ciudadanos, si todo va a seguir igual?

          • No, yo no digo que deban dar su apoyo incondicional, lo dieron ellos, públicamente, desde el minuto uno de los resultados electorales en Andalucía. No querían nada, no pedían nada y se sentían incluso orgullosos de ser ellos los artífices de acabar con cuarenta años de dictadura socialista en Andalucía. El objetivo estaba conseguido y ellos no iban a poner trabas ni condiciones en la formación de gobierno.
            Puede que la actitud de rechazo de Ciudadanos les haya influido en su cambio de parecer, pero creo que les ha pesado más el hecho de obtener doce escaños, que es bastante más de lo que esperaban obtener y se han visto con fuerza como se vio con fuerza Podemos en su momento, para poner sus exigencias sobre la mesa y poner sobre las cuerdas a los dos partidos. Fíjese cómo se ha pasado en pocos días, de pedir la retirada de las ayudas a la violencia de género a pedir la retirada de la misma ley de violencia de género, más el resto de medidas programáticas que, en mi opinión, no son precisamente de vital trascendencia para los andaluces ni para el cambio en Andalucía. Vaya que, digo yo que tendrán los andaluces otros problemas más prioritarios y acuciantes para ser resueltos que cambiar el día de la fiesta nacional o poner en la trinchera y en pie de guerra a todos los colectivos de feministas en Andalucía.

          • A mí me parece estupendo que se pongan en pie de guerra todas las feministas de Andalucia. Es una magnífica noticia, eso quiere decir que VOX les está dando donde duele…en el bolsillo.

    • Silvia, a mi parecer si que PP y Ciudadanos han pretendido poner contra las cuerdas a Vox.
      Ambos sabían la opinión que Vox tenía al respecto de la ley de violencia de genero y sin embargo decidieron poner un punto, a todas luces innecesario, al respecto y que iba en contra de lo que sostenía Vox.

      • No sé si era innecesario pero asignar esas ayudas no es iniciativa de las dos formaciones, era fruto del compromiso y acuerdo en el Pacto de Estado que firmaron todas las formaciones políticas. En cualquier caso, las ayudas que constan en el acuerdo entre PP y Ciudadanos se refieren y destinan a la violencia a las mujeres y no a las políticas de igualdad, que son cosas distintas. Por ello, he dejado el enlace del artículo de la Vanguardia que lo explica muy bien.

  5. “TAMAÑO NATURAL”

    Como Berlanga al siempre entrañable Michel Piccoli, los Reyes Magos a mí me han traído, por fin, tras largos años de ansiosa espera, una mujer hinchable de “tamaño natural”, menos conflictiva y habladora, y con pelucas intercambiables, rubia, morena, castaño claro y pelirroja, muy a mi sabor. Y, además, le puedo pintar las uñas del color que yo quiera.

    Me pasa como a la España política actual: los poderes mundiales nos regalan también sus cosas en “tamaño natural”, sí, por qué no, para que cada uno “introduzca” (como en la urna) lo que pueda… o lo que sus sueños le sugieran.

    Veamos muy por encima el guión, la secuencia, el montaje.

    Pedro Sánchez, recién elevado al Consulado, un poco como “Incitatus”, el caballo de Calígula, con el que guarda no pocas semejanzas, pese a la inteligencia más aventajada del equino, se reunía, a pocos días de su investidura, un tanto precipitada por la fuga indecorosa del Duque de Lerma fostiatus, con un tal Georges Soros, en sesión secreta, de la que nada trascendió, gracias al esforzado empeño investigador de una prensa democrática y liberal, como la española.

    Manuel Valls, el candidato de Ciudadanos para la alcaldía de la muy cosmopolita Barcelona, funge como “Auctoritas” ideológica en el partido acaudillado, o acuclillado, del proteico Albert (o) Rivera, y a todas luces es la misma “opción” globalista (“España, tierra de nadie…”) patrocinada por el mismo especulador internacional.

    Ahora bien, resulta que Rafael Bardají, el magnánimo hospedador del sabio Steve Bannon como “consejero” de Vox, mantiene ciertos vínculos amistosos con el ala pro-sionista del Partido Republicano de USA y fue el “Caballero del Intelecto” de la conjura de los necios que llevó al “Presidente Aznar” (él realmente se creyó que lo fue, tan intoxicado estaba del banquete pantagruélico de la famosa boda de Canaan) a la participación simbólica (Ejército no tenemos ni nada que se le parezca…) en la sedicente “Guerra de Iraq (la del atentado de los “poderes fácilmente reconocibles”…).

    Ay, Israel, Israel, muro de los lamentos y contención contra la “barbarie islámica”, cuánto te hacen pagar por tu generosa “influencia” en la política española… Porque la mano de la inmaculada palomita de Soros lava la sucia garra belicista de los Halcones…

    Y Bardají, pues, a día de día en la Junta directiva de VOX, es el intelectual orgánico que conecta FAES, el especialista en política internacional que redacta las intraducidas charletas en Georgetown de Míster Aznar (pero Monedero cobraba en negro de la Dictadura chavista, gracias a que era agente doble, ustedes saben qué ilustres apellidos patrimoniales españoles se ocultan detrás de las cadenas hoteleras, las inversiones petroleras y otros titulares de propiedades invisibles, allí donde el sol vespertino y tropical confunde el color del dinero…) con el resto de tejemanejes de los… Envasadores de Bebidas Electorales Carbonatadas “ad maiorem gloriam Principis” (SECED, CESID o CNI, para los amigos).

    No hace falta un poco de imaginación a lo Greene, Le Carré o Sciascia para hacerse la composición de tiempo y lugar…

    Si se piensa que Podemos, PSOE y los secesionistas forman el ala euro-globalista (la relación de Puigdemont con los poderes de Bruselas, esto es, Alemania, es harto reveladora) y el PP, obligado por la emergencia a la superficie de VOX, gracias al voto “hiper-tradicionalista” andaluz (Girona, Getxo y Marinaleda son lo mismo para una sociología política mínimamente seria), ya tiene que escorarse por mero reflejo de supervivencia estatal, entonces se verá lo que hay en juego en un tablero político nuevamente ocultador y falaz del verdadero “problema nacional”: la facción “filantrópica, altruista, tercermundista” frente a la facción “nacionalista, xenófoba, pro-sionista”.

    Ay, amigo Rivera, qué difícil es ser “tertium exclusum”, todo a la vez y nada en especial, como los datos colgados en una web de citas a ciegas… ese ojo vago que intentabas disimular mirando al horizonte infinito.

    Verdadero “tour de force” que tiene como campo de juego una temática “culturalista” ajena a los intereses españoles, y nada edificante, en el viejo sentido de la “hegemonía cultural” gramsciana.

    Y lo curioso es que todo este turbio enjuague del Estado de Partido español se juega en torno a una dialéctica trivializada “ad usum plebis” entre polaridades prediseñadas, cuyo origen está nada menos que en las viejas categorías aristotélicas del Logos occidental: identidad/diferencia, unidad/pluralidad, universalidad/particularidad… que nos vienen muy grandes, como tallas infantiles de chándal dominguero para un obeso senil.

    Amigos míos, yo, hastiado de tales esquematismos apopléjicos de una política inverosímil, me quedo a solas con mi muñeca de tamaño natural… esta mañana del día de Reyes, y activo su muy innovador mecanismo automático, que acciona su mano derecha para ejecutar ciertos movimientos que mucho me complacen… y me dejan libertad relativa, es cierto, hasta que mi mujer me llame para programar la lavadora y enjuagar la vajilla.

    Este análisis merece leerse aquí, a manera de contexto pragmático de sentido:

    https://www.vice.com/es/article/8xpapk/vox-kremlin-donald-trump-nueva-derecha-espana-abascal

    • Y este totum revolutum ¿qué tiene que ver con el artículo qué comentamos? muñecas hinchables aparte

    • Yo ya no leo, excepto algún periódico para pasar el rato. Cuando uno se aprende a si mismo lo de fuera deja de tener importancia. Estoy desinformado o por lo menos no actualizado. Conocía a Dugin por alguna cita en referencia a toda esa mierda de liberalismo-globalismo en la que Rivert se desenvuelve a ritmo de maracas, poco más. Hacía tiempo que el duende de la biblioteca no me hacía un visita. Su enlace ha estado bien, me ha traído al duende con Alexander Dugin bajo el brazo, y de su mano, del duende, me ido a conocerle. Realmente no he profundidado mucho, quince minutos de vídeos y lecturas me han bastado para conocer su obra.

      No hay conspiración alguna, la vida simplemente se defiende.
      VOX es una consecuencia natural mientras Rivera o Albert es el potenciador de aroma de un bollo industrial liberal-globalista.
      Estoy de acuerdo con lo poco que he leído y escuchado de Alexander Dugin, era inevitable, el liberalismo se lo ha buscado y la naturaleza lo ha creado. Lo de menos es VOX, poco o nada pinta VOX en esta historia.
      Me ha alegrado compartir con Dugin su punto de vista de las cosas que suceden a nuestro alrededor. Después de la muerte de Dios anunciada por el filósofo necesitábamos “una revolución conservadora que nos retorne a la eternidad y no al pasado.” Dice Dugin, y yo que sin haberle leído pensaba lo mismo.
      La naturaleza siempre se sale con la suya, por eso las conspiraciones temporales solo sirven para entretenernos mirando el hormiguero.
      “Lo masculino y lo femenino es sagrado” dice Dugin, como no voy a estar de acuerdo si llevo dando la vara con eso en todos los artículos de Cuca.
      Realmente a lo que estamos asistiendo es a un movimiento espiritual de enorme dimensión en el que los intrigantes son meros peones de la propia naturaleza.

  6. Pickwick
    Precisamente la familia es una institución natural porque es previa a cualquier organización política y por lo tanto no se impuso vía legislativa…que es todo lo contrario de lo que se pretende actualmente, ya que mediante legislaciones se pretende transformar la sociedad, por ejemplo toda la legislación LGTBXYZ y de género o la Memoría Histórica.
    Una cualidad de una institución es que sea reconocible, que tenga un núcleo esencial que lo diferencie de las demás. Por ejemplo la compraventa sigue siendo lo mismo desde que alguien dio una cosa a cambio de un precio, y sigue siendo lo mismo milenios después. Pues lo mismo para la familia. Las leyes no pueden cambiar la naturaleza de las cosas.
    Por último confunde usted globalización con globalismo. La globalización es un fenómeno inevitable desde que Colón descubrió América, no es ni bueno ni malo es un hecho. El globalismo es una ideología.

    • Creo que el globalismo es algo más que una ideología, es una tendencia imparable, nos guste o no.

      • Sigue confundiendo globalización con globalismo. La globalización es imparable el globalismo no

  7. El periódico antiespañol de Pedro J. lanza una noticia de esas que hunden la credibilidad de la Prensa y la gente se pone a comentar la cosa en sentido contrario a lo que afirma el titular.

    “Los votantes de PP y Cs rechazan la condición de Vox sobre violencia de género”

  8. Ayer vino a visitarme un joven sobrino, la Navidad tiene esas cosas, las familias se juntan. Me agradó su visita, acaba de cumplir los dieciocho y me sorprendió su interés en comprender, como joven que es tiene fuerza, ímpetu modelado por una buena educación y un respetuosos carácter, sabe escuchar y somete a un juicio discreto pero profundo las opiniones, está en esa fase donde a través de las lecturas intenta la manera de hacer el mundo perfecto que hubiera deseado encontrarse. No conseguí determinar si hay alguna ideología política con la que se identifique, pero sospecho que si, creo que ya ha aprendido que exponer una ideología en determinados momentos puede llevar a un enfrentamiento poco productivo intelectualmene, y por eso prefiere escuchar, ser prudente y puntualizar la duda que le permita ir más allá.
    Hablamos de casi todo, yo hablé más, ventajas de la edad, en realidad casi hablé solo, aproveché el momento para sembrar dudas. Hablamos de estudios, de comunismo y fascismo, de la crítica de la razón pura, de la teoría de la relatividad, y seguidamente aproveché para demostrarle de manera empírica, convirtiendole en asesino pasional-emocional por un rato, la imposibilidad de acabar con las muertes pasionales. Debe ser muy inteligente el chaval, lo entendió a la primera.
    Rivera, Sánchez, Calvo, Casado, deben ser mucho más torpes que mi sobrino, de lo cual me alegro, también le advertí en la despedida que no lea los libros como Pablo Iglesias, buscando la frase que le conviene, sino que someta a juicio crítico desde diferentes ángulos cada frase que lea.
    El chaval promete, aunque al final me reí de de él a carcajada limpia.. la sociedad que viene será vuestra responsabilidad, son unos años de cambio apasionantes, mi generación ha pisado el freno del disparate para daros una tregua, os tocará a vosotros, a lo mejor convertiros al Islam por tolerantes. Que mal le sentó, yo me partía de risa viendo la expresión de su cara.

  9. Totalmente de acuerdo con las dos respuestas de JRA nada que añadir salvo la alusión a Hungría Orban ha prohibió y expulso a las asociaciones vinculadas a Soros y también le denuncio por la intromisión en el periodo electoral os dejo este link denunciado por Judicial Watch donde descubre la implicación del gobierno USA en la financiación a Soros para interferir en procesos electorales aconsejo ver la fuente y la serie de links de la magnitud
    https://situacionesdficiles.blog/2019/01/05/las-actividades-de-george-soros-financiadas-por-los-ee-uu/

  10. No sabemos qué futuro les espera al PP y Cs, esos dos partidos socialdemócratas travestidos de centro derecha. Tildarle al PP de «derecha» es abusar de burla y sarcasmo. Y el partido de Rivera, quien se mueve en la indefinición como pez en el agua, más que naranja debería ser apodado arcoíris.

    Hipocresía en dosis tan masivas puede tener un efecto adverso y provocar reacciones alérgicas incontrolables. Casado y Rivera harían bien en ajustar su discurso a despejar las inquietudes de muchos españoles hartos de tanta doblez, para lograr frenar el transfuguismo de votos a opciones más inequívocas y que apuntan a mayor garantía de cumplimiento.

    • Pues sí, a ambos dos, Casado y Rivera, más le valdría centrarse y dejarse de tantas dobleces.

  11. A final la gente va entendiendo, de que va Albert Rivera, ahora de la mano de “Manolito Botellas”, que se permite inmiscuirse en los asuntos internos de España. Tabién en alianza con George Soros. pero de la mano de Luis Garicano, que es su enlace. No quiere ir directamente para exponerse ante la opinión pública, de que es un completo farsante. La marioneta de Bruselas en España. Por mucho que agite la bandera española en su falso patriotismo impostado. Ahora parece que el amo, que manda en ese “invento” es el ‘maçon’ Manuel Valls. No nos equivoquemos trabaja para Francia y los intereses franceses. No sé que hace un ex-primer ministro francés presentándose para alcalde de Barcelona y se perrito faldero el europaleto Albert el hombre de pensamiento (¿?) polimorfo. Francamente Sr. Benegas no sé que hace una persona como Ud., aún en un partido como ése. No me consta, que ya no milite.
    Hace mucho tiempo, desde que salió en aquel cartel electoral, donde se presentaba desnudo y participaba en la tertulia de “El Gato Al Agua” de Intereconomía TV, los tiempos de Libertas. Me empezó a dar mala espina por ciertos gestos. Nunca he votado por la banda de ese más que acreditado funambulista. vendedor de humo. La misma noche electoral andaluza lo pudieron ver y oír. El PP sigue instalado en el marianismo “light” de gestos medidos. Pablito Casado “ni una mala palabra, ni una buena acción” (frase de J.M. García)

  12. La ideologíade género tiene como finalidad fundamental la destrucción de la familia. Si bien es un subproducto del marxismo cultural, la historia del “género” ha sido comprada por el globalismo porque éste comparte también ese objetivo de destrucción familiar, ya que la eliminación de esta institución natural facilita la construcción de un gran mercado global formado por productores y consumidores desarraigados e intercambiables. Por eso la lucha ya no es entre derechas e izquierdas, la batalla es entre el globalismo y la resistencia nacional, cultural y religiosa de los pueblos occidentales. La manifestación de esa resistencia en España es Vox que por primera vez ha plantado cara a las imposiciones ideológicas del globalismo sostenidas por todos los partidos del arco parlamentario y por supuesto por Ciudadanos, partido lacayo del globalismo.

    • Efectivamente Brigante, ese es el objetivo final de toda esta locura, la destrucción de la familia. Papá Estado quiere ser su suplente y así tener lacayos a su servicio totalmente dependientes.

      No lo podemos permitir.

      Saludos

    • El psicópata George Soros quiere destruir Europa occidental. Para ello ha comprado a sus élites. La Europa oriental de momento no puede, porque se está defendiendo fuertemente y se está volviendo a los valores conservadores. Hungría, por ejemplo, está aumentando con éxito la natalidad nativa. Todas las sociedades o etnias tienen un equilibrio por sexos, en que hay una ligera mayoría de mujeres sobre hombres. ¿Qué pasaría si ese equilibrio se rompe. De hecho se está destruyendo. Si cada año introdujeran a un millón de africanos, sólo en España. Hipótesis posible, en tiempos de la burbuja y durante 10 años seguidos estuvimos muy cerca de esas cifras. Muchos se marcharon y se quedaron los africanos.
      Si observan las fotografías de la gente, que llega a España a un ritmo actual de 1000 diarios desde África. Son hombres jóvenes fuertes y sin mujeres la inmensa mayoría. No parecen que pasen hambre en lo más mínimo. Con las políticas de homosexualización de la población masculina. Un desequilibrio a favor de la población masculina, ocasionará graves problemas. Pues la población que llegal, querrá formar parejas. No es como la emigración a USA en el siglo XIX y XX. La inmensa mayoría eran de familias estructuradas completas y cultura similar. En principio la llamada “violencia de género” aumentará espectacularmente. Si no ocurre ya y se ocultan los datos a la opinión pública. Segundo con una población nativa masculina homosexualizada por el adoctrinamiento LGBTI+. La primera fase del suicidio étnico y cultural es la hibridación de los llegados de África con las mujeres nativas. A medida que sigan llegando la población nativa de España en menos de 40 años habrá desaparecido completamente. Y todo esto, ¿por qué?, ¿para qué? Se me escapa la finalidad.
      Lo anterior es fruto de haber visto un documental sobre la extinción de los dinosaurios. Parece que el meteorito caído en Yucatán fue la puntilla final. Pero no el responsable único. Parece que en tiempos próximos a la caída del meteorito hubo una glaciación y el nivel del mar bajó. Esto propició que especies que vivían aisladas pudieron invadir otros hábitat y mezclarse entre si. Eso fue letal para los dinosaurios, cuya población comenzó a mermar víctima de picaduras de insectos venidos de otros habitat, de enfermedades o de otras especies de dinosaurios. De los caules no tenían defensas apropiadas. El pacto de migración mundial de la ONU firmado en secreto por Pedro Sánchez podría tener consecuecias fatales para la especie humana. Trayendo enfermedades nuevas erradicadas. Ya no hay antibióticos eficaces. Sólo sobrevivimos, porque vivimos en ambientes esterilizados.

      • La finalidad de los movimientos masivos de población incitados por determinados poderes es la misma que la implantación de la ideología de género: la construcción de un mercado planetario formado por individuos aislados que solo se relacionan mediante intercambios comerciales, todo ello regido por un gobierno mundial radicado en la ONU pero que estará controlado por los grandes intereses financieros que son los grandes beneficiarios. Para lograr ese objetivo hay que borrar las identidades naturales del ser humano, empezando por la familia y terminando por la comunidad política conocida como Nación. Los ideólogos del globalismo piensan que los inmigrantes al final se acabarán integrando en una sociedad de consumo de placeres inmediatos y olvidándose de sus culturas y tradiciones, convirtiéndose en lo que poco a poco nos estamos convirtiendo los europeos y occidentales en general. Y no es una idea descabellada, si está al menos en parte funcionado con nosotros, ¿por qué no va a funcionar con otros?

    • Algunas matizaciones a su comentario.
      Las instituciones son naturales mientras se desarrollan sin necesidad de apoyos externos, ya sean legales o políticos. La fuerza de las mismas radica en que no pueden ser destruidas. Choca un poco esta lógica con la intención de VOX de implantar un estrambótico Ministerio de la Familia. O esa batalla que usted define de “la resistencia nacional, cultural y religiosa”, que no dudo que se mantenga siempre que así lo quieran los individuos. Pero que de ninguna manera debería ser obligatoria mediante imposiciones legislativas.
      A su vez, estas instituciones naturales evolucionan al mismo tiempo que la civilización -ni a mejor ni a peor-, llegando en muchos casos a desaparecer. Es decir, a perder su cáracter de “instituciones naturales”. La familia ha evolucionado a través de la historia y su destino lo marcará el desarrollo de la civilización. No es una institución inmutable.
      Por último, el deseo de los individuos de intercambiar ideas, bienes y servicios es una constante innegable en la historia de la humanidad. Es, además, la base de nuestra civilización, por lo que también debemos considerarlo una institución natural. La prueba es que sin ese “globalismo” que usted ataca, nosotros no estaríamos ahora mismo comunicándonos por este medio. La limitación de ese “mercado global” mediante, otra vez, imposiciones legislativas en aras de la defensa de otras supuestas instituciones naturales es una contradicción al propio concepto de “institución natural”. Además de una prueba de ese “estatalismo” que ustedes -y yo- tanto critican.

    • Me parece que el mayor interesado en destruir a la familia es el Estado del Bienestar, justamente los países nórdicos son un ejemplo de ello luego de décadas de ingeniería social y políticas de Estado para hacer que los individuos dependan cada vez más del gobierno y no de sus familiares, hay inclusive un documental de Erik Gandini llamado “La teoría sueca del amor” que lo explica.

      A los mercados le importa muy poco como se estructure la sociedad ya que para el mercado solo cuentan los consumidores sean individuos o familias, del lado de la producción pasa lo mismo con tal de que alguien haga lo que se le mande sin mucho protestar y sea productivo, da igual si tiene familia o no, si es homosexual, mujer, hombre, negro o blanco.

      La realidad es que una vez el Estado se ha quitado de encima a la religión ahora toca cargarse a la familia ya que su intención es crear una sociedad ultraindividualista de esclavos que dependan para todo del Estado y con mucho adoctrinamiento, propaganda, corrección política y antidepresivos hacerle creer que son felices y sobre todo libres porque no dependen de nadie ni nadie depende de ellos, aunque curiosamente la mitad del salario se lo quitan con impuestos de todo tipo para que supuestamente sea libre, pero lo mejor de todo es que este ciudadano empoderado y ultraindividualista pueden votar y contribuir al bien común pero sobre todo puede opinar “libremente” mientras no se salga de los cánones de la corrección política, este es el monstruo que se lleva construyendo desde hace mucho tiempo con los famosos Estados del Bienestar y apenas estamos comenzado a ver las consecuencia de toda esta locura.

      • “El mayor interesado en destruir a la familia es el Estado del Bienestar”
        Depende de lo que entendamos por Estado del Bienestar. El original se creó pensando en una estructura social integrada por familias numerosas donde la mujer ¡oh sorpresa! no tenía necesidad de trabajar. No hay que irse muy lejos, piense en la España de los sesenta o consulte el “Informe Beveridge”
        “A los mercados le importa muy poco como se estructure la sociedad ya que para el mercado solo cuentan los consumidores sean individuos o familias.”
        Efectivamente, lo que importa es el consumo, el homo economicus con toda su vida orientada hacia el consumo. Pero claro si tienes cuatro hijos consumes menos, viajas menos. Una sociedad consumista no se puede permitir el lujo de que sus clientes sean familias numerosas, no, mejor individuos sin compromisos que puedan destinar sus ingresos, sean los que sean, a consumir, a “disfrutar” de la vida comprando sin parar.
        “Del lado de la producción pasa lo mismo con tal de que alguien haga lo que se le mande sin mucho protestar y sea productivo, da igual si tiene familia o no, si es homosexual, mujer, hombre, negro o blanco.”
        Así es, lo que importa es el individuo aislado desarraigado que produzca, calle y consuma. Lo ha descrito usted perfectamente.
        “Su intención es crear una sociedad ultraindividualista de esclavos”
        No se puede expresar mejor.

  13. “Lo que aún no comprenden en el PP y Ciudadanos es que la reacción trasciende a Vox.”

    Bien visto, señor Benegas.
    Respecto de la diferencia sexual que el Occidente progre se empeña en erradicar hay mucho que decir. Solo un apunte: el empeño en la indiferenciación sexual es una poderosa herramienta para el suicidio colectivo de una cultura frente a la cultura islámica que mantiene férreamente la diferenciación y tiene mayores tasas de natalidad.
    El núcleo de la bomba de relojería es una curiosa contradicción: por una lado se promueve la indiferenciación sexual -“no regales juguetes sexistas”, por ejemplo- y por otro se promueve el delirio piscopático de que el hombre es machista, violento y debe ser “reeducado” o eliminado. Es decir, se pretende expulsar de las fórmulas ideológicas lo real de la diferencia sexual, que es el núcleo sagrado de cualquier cultura que se precie. Pero lo real permanece con toda su potencia, como la ley de la gravedad.

Comments are closed.