Un mes antes de producirse la sentencia en el caso de “La Manada”, los medios informaban de otra sentencia en un juicio por violación. Una mujer resultaba absuelta de varios delitos de agresión sexual y abuso sexual cometidos supuestamente en su sobrino político, un menor de edad.

En aquel caso, la presunción de inocencia prevaleció puesto que no se pudo demostrar que las relaciones sexuales fueran producto de las amenazas de la mujer que, según la acusación, había advertido al chico de que le acusaría de violación si la denunciaba.

Las pruebas periciales realizadas por expertos psicólogos dieron credibilidad al testimonio del joven, cuyo perfil calificaron como extraordinariamente sumiso, incapaz de cualquier resistencia ante las intimidaciones de su tía. Sin embargo, a falta de otras pruebas, prevaleció el principio de duda razonable. Y la mujer resultó absuelta.

En ambos casos el tribunal creyó a la víctima, pero, como era su obligación, tuvo que ajustarse a derecho a la hora de emitir la sentencia

Salvando las distancias, ambos casos tienen entre sí innegables paralelismos. Los presuntos violadores parecían gozar de una posición de domino sobre las víctimas. Y en ambos hubo que dirimir, no sin esfuerzo, si las víctimas lo eran realmente o si se prestaron voluntariamente a practicar sexo. También en ambos el tribunal creyó a la víctima, pero, como era su obligación, tuvo que ajustarse a derecho a la hora de emitir su sentencia.

Curiosamente, el primer suceso a penas despertó el interés de los medios y, en consecuencia, tampoco el del público; mucho menos el de activistas y políticos. Por el contrario, el caso de “La Manada” ha alcanzado una repercusión mediática extraordinaria.

¿Por qué se produce esta asimetría en la difusión de ambos sucesos? ¿Resulta más normal el primer caso y, por lo tanto, menos llamativo de cara al público? Debería ser justo lo contrario. Que una mujer sea la presunta violadora y que el abusado sea un varón no es algo demasiado habitual. Entonces, ¿a qué se debe que tuvieran repercusiones tan distintas?

Las emociones

En la repercusión de un suceso, además de la disposición de los medios, interviene un factor determinante: la empatía. Una mujer frágil y joven sometida por cinco hombres corpulentos provoca en nosotros una fuerte sensación de rechazo hacia los delincuentes y, de manera simultánea, de conmiseración con la víctima.

Por el contrario, en el otro caso, donde los roles se invierten, es decir, la mujer es el victimario y el varón la víctima, el pre-juico actúa como un freno: “¿Una mujer joven y atractiva violando a un quinceañero con las hormonas revueltas?… Parece sexo consentido”

En resumen, la imagen de una mujer sometida por cinco indeseables es insuperable y fácilmente manipulable en comparación con la inverosímil estampa de una mujer sometiendo a un varón a sus apetitos sexuales contra su voluntad. Al fin y al cabo, ser mujer hoy día se asocia con la pertenencia a un grupo víctima, mientras que ser varón se asocia con un grupo verdugo, con la pulsión de la violencia y el abuso.

Así, en el primer caso, la empatía es automática, y resulta extremadamente difícil prescindir de los sentimientos. Para ser ecuánimes, no sólo tendremos que enfrentarnos a una opinión pública enardecida, también deberemos sobreponernos a nuestras propias emociones, a la repugnancia que sentimos hacia los miembros de “La Manada”. Pues, aunque fueran inocentes del delito de violación, nos parecerían igualmente miserables por otras muchas razones. Pero en el segundo esa empatía resulta inexistente, porque no vemos ya a los individuos, sólo a los grupos a los que pertenecen.

La corrección política

Una vez las emociones son manipuladas, muchos verán en el caso de “La Manada” el colofón de una “violencia estructural” que asuela la sociedad española. Una violencia de la que, como ya es norma, se hace responsables a todos los varones, y víctimas a todas las mujeres, independientemente de los actos o padecimientos particulares de cada persona. Incluso los propios tribunales, en tanto que patriarcales, también serán culpables. No cabe pues esperar ninguna justicia de ellos.

El Poder convertirá a las mujeres, de grado o por fuerza, en su aliado incondicional, partiendo a la sociedad en dos mitades

Una vez establecido este esquema, estaría justificado forzar la mano de los jueces… y, sobre todo, lo más importante: reescribir las leyes. Y en esa rescritura está la clave, porque cuando las leyes se reescriban, ya no salvaguardarán al individuo sino a los grupos. Pero no a todos los grupos, sino solo a los presuntos “grupos débiles”. De esta forma, el Poder convertirá a las mujeres, de grado o por fuerza, en su aliado incondicional, excluyendo al resto y partiendo a la sociedad en dos mitades.

El síndrome

Mediante la división en grupos antagónicos, cuyos valores han sido adjudicados discrecionalmente, las élites se aseguran el control de la sociedad, porque una sociedad dividida y enfrentada desde su base no puede controlar al Poder. Al contrario, cada vez estará más sometida. El “grupo víctima” porque dependerá de la adjudicación de nuevos privilegios. Y el “grupo verdugo” porque quedará a expensas de un Estado que podrá empeorar su situación con nuevas leyes.

Ambos factores, las emociones y la corrección política han convertido algo que no debería haber salido de las páginas de sucesos en una confrontación social total, donde nadie queda al margen y donde no ha habido reparos en comprometer a los propios tribunales de justicia. Ha sido esta combinación endiablada entre emociones manipuladas y prejuicios lo que ha permitido que el caso de “la Manada” se convierta en una palanca de presión ante la que es extremadamente complicado ejercer alguna resistencia.

Un simple suceso (por luctuoso que sea, es solo un suceso) se ha transformado en un síndrome, un misil que lanzado contra la línea de flotación del Estado de derecho provocará daños devastadores… Pero de eso se trata.

La última línea defensiva de la vieja democracia, la Ley, está a punto de ser desmantelada. Lo que venga después no augura nada bueno. Ya se sopesa desde el propio Ministerio de Justicia la posibilidad de sancionar el voto particular de los magistrados cuando resulte políticamente incorrecto. Sospechosamente, nada de esto preocupa a políticos, expertos, activistas… y tampoco a alguna dama de la gran banca. Ya lo advertíamos en estas mismas páginas, la Corrección Política es el nuevo gran aliado de los poderosos.

Foto: Capturing the human heart


Si este artículo le ha parecido un contenido de calidad, puede ayudarnos a seguir trabajando para ofrecerle más y mejores piezas convirtiéndose en suscriptor voluntario de Disidentia haciendo clic en este banner:

38 COMENTARIOS

  1. Creo que hay que llamar a las cosas por su nombre, a traves de este feminismo de genero y encima en en el delirante suspuesto del mal llamado “igualitarismo” y acomodados en el eterno victimismo femenista:

    -El Machismo a transmutado en Hembrismo.
    -La Misoginia en Misandria.
    -La Tolerancia en Intolerancia.
    -El supremacismo Androcentrico se sustituye por el supremacismo Ginocentrico.
    -La pretendida y cacareada igualdad, se torna en una nueva desigualdad.
    -Las antiguas victimas en las nuevas verdugos y viceversa.

    La diferencia entre el machismo anterior y el hembrismo actual es que aunque en el primer caso, se sometio a la mujer y sigue siendo asi fuera de occidente, aunque jamas se persiguio a la mujer por ser mujer, ni se la quiso homosexualizar, hombre y mujer formaban un complemento.

    En cambio, en dicho feminismo actual de genero o tercera ola que es hembrista y profundamente misandrico, se persigue al hombre por serlo, se trata de homosexualizar tanto al hombre como lesbianizar a la mujer, para crear una division profunda de sexos, bien marcada donde el hombre autoctono occidenteal es el nuevo paria de la sociedad.

  2. Lo siento por vosotros los Hombres. Pasamos de un machismo insultante y retrasado, a un FeminismoNazi que se va a convertir en el próximo machismo a la inversa. Trabajo de secretaría en un Buffet de abogados, y he de decir no obstante sin tomarlo en un tono “peyorativo”, que ahora mismo no tenéis presunción de inociencia prácticamente. Lo digo por clientes que vienen y los tristes casos que… con una llamada con un cuento chino en algunos casos como una pataleta o despecho de una señorita (no todos los casos los hay reales y graves pero las denuncias falsas perjudican a las verdaderas víctimas) vais al calabozo y una orden de alejamiento casi seguro sin casi pruebas. Con lo cual perdereis el acceso al domilicio, la custodia y acabareis como apestados sociales en vuestro vencindario y lapidados. Como que cualquier mujer por despecho o por arrepentimiento tras una borrachera os pueden enviar a la carcel de 6 a 9 años sin haber habido violación alguna ni ningún tipo de abuso, como 2 casos lamentables que tuve que ver. Tambien tengo clientes que estan y valga la expresión “cagados” por que sus parejas los amenazan con denunciarlos por cualquier tontería y los arruinan. Como salió en la TV allá por el 75 cuando falleció Franco. Ahora se podría decir “EL HOMBRE HA MUERTO”. Es el poder de la mujer y muchos grupos radicales van a por vosotros. Dios os pille confesados al que se lie con una chica en un sabado sin conocerla bien, o cuando vuestra pareja se os quiera quitar de encima. Mi rechazo a todo tipo violencia de cualquier tipo, pero mi rechazo a leyes misándricas bastante en muchos casos incriminatorias solo por ser hombre. Yo abogo por la justicia y la igualdad de ambos sexos en todo. Ahora los de la manada son unos descerebrados machistas totalmente e irresponsables, pero no hay que hacer política que por unos sinverguenzas lo pagen todos y crear un ambiente demoledor y destructivo para la gran mayoría hombres que son buena gente y respetuosos.

  3. El problema es el relato que la ‘jauría feminista’ ha propagado y que finalmente se ha impuesto en la sentencia.
    Básicamente el relato feminista construido a partir de las pruebas es: “cinco salvajes intimidan a una mujer para violarla”.

    Por mucho que he procurado ver en las pruebas que el telediario controlado por la ‘jauría feminista’ ha dado de ‘intimidación’, ‘violencia’ y ‘finalemente violación’, no las he encontrado. Todo es supuesto o imaginado, lógicamente para crear un relato según sus intereses. Nadie ha reparado en que con dudas razonables se está destrozando la vida de cinco hombres jovenes, que además de jovenes son ‘tontos del culo’. Mira a donde les ha llevado, caer en las manos de una joven……(les dejo que coloquen Ustedes el adjetivo).

    Con las mismas pruebas se pueden contruir muchos relatos. Chica moderna y liberada va a las Fiestas de San Fermín a follar. Da con cinco hombres jóvenes que habían ido a lo mismo. La moderna provoca calentón, y los cinco pasan por alli, sorprendidos de que no ofreciendo resistencia parece que le gusta.
    Al día siguiente, se encuentran detenidos por violación. La chica afirma que no se negó, pero con esto no se va muy lejos. El abogado aconseja a la chica que dada como está redactada la ley es mejor para sus intereses decir que no se negó porque estaba paralizada por el miedo. La ‘jauría feminista’ empieza la movilización social, los telediarios nos predisponen a los espectadores hablando de ‘manada’, ‘violencia’, ‘violación’.

    No digo que la sentencia no sea correcta jurídicamente. Digo que las leyes que permiten que una chica que no se niega al acto sexual, luego pueda afirmar que estaba paralizada por el miedo, y como consecuencia meter en la carcel 10, 15 o 20 años al hombre, me parece propio de una historia de Kafka.
    No se dan cuenta, que con estas premisas incluso la pareja habitual nos puede mandar a la carcel cuando tenga a bien.

    Además de que el relato que la ‘jauría feminista’ no se sostiene en las pruebas, si no en intereses y emociones, habiendo sido extendido durante meses por telediarios y medios. Encuentro que todo esta algarabía social ha sido producto de la manipulación social. La izquierda-progre está de prácticas de movilización social, hoy lo femenino, mañana lo sindical, pasado lo república o el derecho a decidir, luego lo’anticlerical’, pasado mañana los’simbolos nacionales’. En realidad, estan calentando motores para las elecciones próximas.

    En resumen, el activismo de la ‘jauría feminista’ ha creado un ambiente social donde la sentencia del caso no puede ser imparcial, como no lo ha sido. Aceptando que la no negacion se debía a parálisis bajo miedo, algo imposible de contrastar….

    Una maldad. Un comentario similar a este en VP fué inicialmente censurado durante 30 minutos, luego lo volvieron a publicar, pero al cabo de 1 hora fué definitivamente censurado. Mi opinión no es más que una opinión a partir de lo que veo, bien puedo estar equivocado. Los medios de pensamiento único como el que se ha convertido VP, simplemente me dan miedo….

    Termino pidiendo disculpas a aquellas personas que mi opinión en este caso les pueda molestar o escandalizar. Les agradecería grandemente me sacaran de mi error.

    • Por cierto, la gran indignación por la sentencia viene de la ‘jauría feminista’, pero cualquier sentencia les habría parecido poco. Incluso si hubiera sido a pena de muerte, seguirian calentando la sociedad para aprovechando dar media vuelta a las leyes. De forma que si ahora ya había pena de muerte, luego hubieran varias penas de muerte. Es lo propio del activismo social.

      También se han indignado medios y telediarios. Esto nos indica claramente que medios están en manos de la izquierda progre, y actúan sumisamente a su dictado. No debemos dejar de anotar bien todo lo que vemos.

      El abogado defensor de la chica dice no estar de acuerdo y que va a apelar.

      Pero me gustaría saber que piensa la chica, sin coacción de la ‘jauría feminista’ o de la presencia del abogado. Mi pregunta a la chica es: “Tu sabes lo que pasó, crees que se hace justicia mandando a cinco jovenes 9 años de cárcel destruyendoles la vida, y además te indemnicen con 50000 eur?”

      • Pues la chica posiblemente no sea muy consciente del daño que está haciendo pero se deja manejar por la jauria heteropatriarcal. Con la educación que existe en el pais y con estos mimbres gobernandonos mejor tomar nota y esperar mejores tiempos. La mentalidad de la manada no es muy diferente de la que tiene su clase social en Andalucía pero toparon con mas al norte y erraron.

    • “las leyes que permiten que una chica que no se niega al acto sexual, luego pueda afirmar que estaba paralizada por el miedo, y como consecuencia meter en la carcel 10, 15 o 20 años al hombre, me parece propio de una historia de Kafka”
      Pues sí, Kj26, expresado así lo es. Pero no tiene nada que temer, porque esas mismal leyes para preservar la libertad sexual no tienen de momento perspectiva de género y protegen por igual a los hombres que a las mujeres que puedan ser agredidos sexualmente o sufrir esos abusos. El mismo Javier en su artículo se refería a otra sentencia a la inversa en que la abusadora era una mujer, aunque no haya acaparado la atención en el mundo mediático o de las feministas defensoras de la igualdad, por razones obvias.
      El tema es que del caso de la Manada disponemos de mucha información verídica, contrastable y previamente a la sentencia hemos conocido demasiados detalles relevantes, como para no cuestionar o criticar el razonamiento o la argumentación de los jueces sobre los hechos probados. Más cuando sabemos objetivamente de otra denuncia pendiente de otra chica y de las grabaciones, conversaciones y declaradas intenciones en redes sociales de utilizar burundanga si es preciso para someter a las chicas en contra de su voluntad. Sus temores sobre que la parálisis o el miedo puedan ser utilizados como excusa o estrategia de defensa son infundados. En todo caso, el informe pericial sobre la víctima tiene como objetivo precisamente auxiliar al juez y evaluar estas cuestiones. Como no sé a priori qué dice esa pericial, le diré que ante un suceso traumático o un shock emocional, no todas las personas reaccionan de la misma manera.
      Figúrese que le dicen de golpe que su hijo ha tenido un accidente. Puede que sea de las personas que absorben el impacto asimilando cognitiva y emocionalmente la noticia o puede que comprenda cognitivamente lo ocurrido pero es incapaz de asimilar emocionalmente el impacto, se queda frío y le cuesta un tiempo reaccionar. O piense en un atraco inesperado; a lo mejor instintivamente le da por gritar, tratar de huir o reaccionar agresivamente o a lo mejor no es posible una asimilación de lo que está ocurriendo, se queda embotado emocionalemente, paralizado e incapaz de reaccionar adecuadamente. Le pongo los ejemplos de impactos traumáticos y de duelos porque son los ejemplos más claros en los que puede comprobar que no todas las personas responden de manera adecuada o esperable socialmente y ello no significa que sean frías, que no sientan igual la pérdida o que pasen de todo.
      En las víctimas de abuso o agresión sexual este proceso es más habitual de lo que parece. Muchas de ellas por instinto de supervivencia utilizan un mecanismo de adaptación y lo más común es que haya disociación o cognitivo (de comprender lo que está ocurriendo realmente) o emocional. Normalmente los síntomas desadaptativos son posteriores. No sé si le he ayudado en algo o si he resuelto alguna de sus dudas.

      • Es alentador encontrar a una mujer que polemiza sobre uno de estos escabrosos temas con argumentos y razonamientos y un comportamiento educado en lugar de los ataques irracionales con los cuales parte de las feministas radicales tratan siempre de culpar al hombre por el simple hecho de serlo. Gracias, Silvia.

        No tengo yo un veredicto claro sobre el tema de La Manada, sobre todo porque no hemos recibido otra información pormenorizada del juicio y las declaraciones de los participantes que la sentencia. Pero en cuanto a su razonamiento, dudo mucho de que en todos estos casos “a lo mejor no es posible una asimilación de lo que está ocurriendo”, y el individuo víctima “se quede “embotado emocionalmente, paralizado e incapaz de reaccionar adecuadamente”. Porque me resulta difícil creer que cuando esta chica, aún siendo tan joven, aceptó seguir la juerga con estos cabrones, no se le pasara por la cabeza la posibilidad de lo que podría suceder. Por la misma razón parece raro que al realizarse el acto de abuso o violación se produjera en la víctima un estado de “disociación o cognitivo (de comprender lo que está ocurriendo realmente) o emocional”. Y por lo mismo, que no pudiera experimentar “una asimilación de lo que está ocurriendo, se queda embotado emocionalmente, paralizado e incapaz de reaccionar adecuadamente”.

        También me gustaría objetar cuando dice que “esas mismas leyes para preservar la libertad sexual no tienen de momento perspectiva de género y protegen por igual a los hombres que a las mujeres que puedan ser agredidos sexualmente o sufrir esos abusos”. Pues la vista de noticias como la siguiente, me parece muy dudoso de que en los casos contra hombres se tenga en cuenta la misma “presunción de inocencia” que se tiene sobre las mujeres. https://navarra.elespanol.com/articulo/tribunales/absuelta-violar-sobrino-15-anos-pamplona-navarra/20170314113547102438.html

        • “me resulta difícil creer que cuando esta chica, aún siendo tan joven, aceptó seguir la juerga con estos cabrones, no se le pasara por la cabeza la posibilidad de lo que podría suceder”

          Bueno, ABEL, quiero recordarle que en el relato de los hechos, la chica está bebida e intima con uno de ellos en concreto, no con los cinco a la vez. En principio, no tiene por qué desconfiar ni advinar las verdaderas intenciones del sujeto con el que intima ni tampoco de los otros cuatro, hasta que no entran en el portal, claro. De hecho, los jueces en la sentencia reconocen ese prevalimiento y engaño con el que la someten. Pero claro, es difícil estar dentro de su cabeza y saber realmente lo que pensó en los momentos previos.
          Respecto a sus dudas, perfectamente humanas y legítimas sobre la posible disociación emocional o cognitiva, ante una situación inesperada de peligro el miedo puede paralizarte y bloquearte; puedes comprender cognitivamente lo que está pasando pero no conectas emocionalmente y no te sale huir, llorar o pedir auxilio, una reaciones agresivas-defensivas que por otra parte no sabes qué consecuencias podrían tener.
          Basta ser honesto e imaginarse a uno mismo ante una situación imprevisible de esas características y pensar cómo reaccionaríamos instintivamente, cuál podría ser nuestra elección de respuesta consciente (si es que da tiempo a procesar y asimilar rápidamente), si tendríamos la suficiente energía para activarla y si en esa respuesta seríamos capaces de calibrar el riesgo.
          Sobre sus dudas de que se respete la presunción de inocencia de los hombres, los tipos penales protegen por igual a hombres que mujeres. Otra cosa es que algunas sentencias pongan en tela de juicio esa presunción, pero para eso pueden recurrirse si uno no está conforme.
          Le dejo un enlace de un supuesto caso de violación en grupo que fue denunciado por una joven hace un par de años y que en principo saltó mediáticamente al igual que ocurrió con este de “la manada”. Como la denuncia, a pesar de ser seguida por la “jauría feminista”, no tenía consistencia ni fundamento fue archivada en seguida y no solo se respetó la presunción de inocencia de los chicos denunciados, es que se demandó a la joven denunciante por denuncia falsa. Un saludo,
          http://www.diariosur.es/malaga-capital/201409/19/joven-denuncio-violacion-feria-20140919004319.html

          • Hola de nuevo.
            Comienzo por el final, sobre el caso de Málaga. No creo que sea comparable con otros donde el hombre no tiene forma de probar su inocencia. En este caso, el tribunal no tuvo que estrujarse las meninges para dictar sentencia porque fue la misma chica la que reconoció la falsedad de su acusación. Pero ¿qué sucede en la mayoría de los casos cuando sólo se dispone de la palabra del uno contra la del otro? Si se respetara la presunción de inocencia, ¿esto no supondría un fallo a favor del supuesto verdugo? Por cierto, ya que la chica de Málaga fue demandada por esta causa, ¿se sabe si también fue condenada?
            No soy un experto en temas legales, ni muchísimo menos. Pero creo que otras voces mucho más autorizadas que la mía han opinado negativamente de la Ley contra la Violencia de Género. Me gustaría saber si es cierto que el Consejo General del Poder Judicial emitió un informe demoledor sobre esta ley, pese a lo cual el Congreso de los Diputados no dudó en aprobarla. También recuerdo esta noticia facilitada en su día por la Agencia EFE donde ser recoge la opinión de un colectivo, a mi juicio muy competente:

            Barcelona. (EFE).- La Junta de Jueces de Instrucción de Barcelona ha manifestado su apoyo y su total coincidencia con las declaraciones de la jueza decana de Barcelona, María Sanahuja, que alertaban del abuso de denuncias falsas sobre violencia doméstica en procesos de separación.
            Los jueces celebraron hoy una junta extraordinaria en la que se acordó por unanimidad hacen público su apoyo a Sanahuja quien, según ellos, ha sido víctima en los últimos días de “furibundos e infundados ataques y descalificaciones” por parte de algunas personas.

            “Las declaraciones de la jueza decana responden a la realidad que dimana de la experiencia de los que diariamente tratamos este tipo de asuntos y son extremos conocidos y comentados por los distintos profesionales que intervienen en la tramitación”, señalaron los jueces en un comunicado.

            La Junta de Jueces recuerda que las manifestaciones de María Sanahuja “fueron realizadas con motivo de la presentación de la actividad de los Juzgados de Barcelona durante el 2003, datos desconocidos hasta ese momento y, en los mismos, se refleja un considerable incremento de asuntos de violencia doméstica”.
            El pasado día 27, María Sanahuja aseguró que tenía “la percepción real” de la existencia de “denuncias por malos tratos falsas o infladas” y alertó de que algunas mujeres aprovechaban la alarma social creada por el tema para “realizar un uso abusivo de la jurisdicción penal” y lograr mayores beneficios ante una futura separación de su pareja. Los jueces instructores entienden que esta manifestaciones “en ningún caso pretende desanimar a las auténticas víctimas de los malos tratos, que es un lacra social contra la que hay que luchar con todos los medios a nuestro alcance”.

            Lástima, porque aunque este tipo de post no me permite transcribir gráficos, tengo ante mí dos líneas, en la primera de las cuales se observa que más o menos desde el año 2000 el número de mujeres asesinadas se ha mantenido estable, sin disminuir, los recursos asignados al aumento de los medios para la lucha contra esta lacra, se han multiplicado al menos por ocho. ¿No es lógico pensar que algo en el sistema no funciona y/o que las permanentes peticiones de más dinero sirven a otras causas que no son las anunciadas?

            ¿Y por qué aumentan tanto las denuncias de malos tratos en los casos de divorcio? ¿No será porque con una simple denuncia, el expediente de separación pasa del Juzgado de Familia, civil, a Violencia de Género, penal?

            Bueno, quizá todo ello parta de la intención con la que fue elaborada esta ley. En esa misma línea de defender el miedo como factor importante en estos hechos, ya hace varios años que la coordinadora como secretaria de Políticas de Igualdad en el primer Gobierno de Zapatero, Soledad Murillo de la Vega, dijo y se quedó tan ancha que “Cuando un hombre amenaza a una mujer, ésta tiene miedo, te lo dicen los terapeutas. El miedo es un medio de control eficaz. Cuando hicimos la ley se nos planteaba el dilema entre la presunción de inocencia y el derecho a la vida, y optamos por salvar vidas. Más claro, agua.

            A veces compadezco a quienes tenéis el derecho y el deber de defender la ley -y creo que la mayoría lo hacéis muy bien-, porque supongo en cuántos casos esas leyes y las sentencias derivadas de ellas, contravienen vuestros propios criterios y creencias.

            Un cordial saludo.

          • Disculpe, ABEL, no había comentado su último comentario en el que estoy prácticamente de acuerdo con lo que expone sobre el objetivo que persigue la deficiente ley de “Violencia de Género” y la evidente discriminación hacia el hombre. En este mismo Blog he comentado en muchas ocasiones sobre el tema y de cómo se crea además un mal clima social que perjudica la convivencia de las parejas, perjudica a los hombres y a las propias mujeres que de verdad necesitan ser protegidas y son en teoría las que dicen defender.
            No estaba al corriente de la noticia que transcribes sobre ese comunicado del Consejo General del Poder Judicial cuando emitió un informe demoledor sobre esta ley. Pero me alegra que sea así y que pueda dar soporte a las reivindicaciones en este sentido que traten de evidenciar la realidad de la situación. Hay mucho que trabajar en este sentido y una de las cosas primordiales es la publicación de unas estadísticas pormenorizadas sobre víctimas de delitos sexuales, de asesinatos, de suicidios…pero todas las víctimas sin distinción de sexo ni de edad.
            Cuando le he dejado el enlace de la denuncia falsa era por comparar el caso actual de “La manada”, que nos ocupa con otro de similares características, pero sin ningún fundamento. Con la presión mediática del último caso, sería muy difícil que la víctima de una violación en grupo pudiera simular un relato, sostenido y continuado en el tiempo sin venirse abajo, cuando cinco hombres van a ser condenados por abuso o agresión sexual. Por eso insistía en distinguir los dos casos y el recorrido de uno y otro, en función de una base real de agresión y agravio.
            Por cierto, ese último enlace que le ha dejado al amigo JRA, sí que es un claro ejemplar representativo de la jauría feminazi, pero con todas las letras. En fin, un placer conversar con usted.
            Un cordial saludo,

            La presunción de inocencia del varón denuniado por abuso o agresiones sexuales es preservada y sigue siendo la presunta víctima denunciante la que debe demostrar lo que denuncia. Fuera de esos juzgados de violencia de género no lo tienen tan fácil como ellas quisieran y las evaluaciones sobre personalidad, credibilidad del testimonio y otros aspectos que pueden ser relevantes para esclarecer el caso, y que tienen su reflejo en los informes periciales ayudan y auxilian al juez para dictar sentencia.

        • Vuelvo a comentar. Pregunto, ¿por qué “la manada” suscita tanta pasión y comentarios en las TV Basura? Mientras que sobre “la jauría de argelinos. No se informa ni siquiera del hecho, mucho más grave. Sólo es posible saberlo a través de los digitales “fachas”.

  4. Este hecho, uno más entre muchos de los juzgados estos días por los mismos delitos, me ha mostrado una cara de la sociedad, y de mi sexo, que desprecio:
    Por un lado, no puedo evitar preguntarme cómo habrían actuado las feministas y afines si los atacantes fueran filoetarras y la víctima guardia civil por ejemplo o española sin más, no dudo que se habrían puesto al lado de los atacantes y sus mamás vociferarían por sus pobre hijitos , total, de justificar asesinatos a justificar violaciones no va mucho………….doble moral hasta el vómito.
    Por otro lado, como el poder que quiere quitarnos la libertad a todos, ha encontrado en las mujeres las nuevas tontas útiles movilizables cuando conviene, vamos a ver muchas de estas, el Estado que va a destruir nuestras libertades nos alimenta el “coco” de supuestos agravios….porque lo que no puede permitir el Poder que nos subyuga es que mujeres y hombres veamos que ellos, el Estado y los intereses a los que sirve, es el ENEMIGO de todos.

  5. Hay un asunto que nunca veo reflejado en este tipo de comentarios. Es más que evidente que los hombres, no ya es que estemos cuestionados; es que nos encontramos en auténtico peligro. El hecho insólito es que a lo largo de la historia hemos luchado contra las opresiones, las injusticias y todo tipo de arbitrariedades. ¿Y ahora, qué hacemos para combatirlos, salvo estos comentarios que apenas equivalen al recurso del pataleo? Y no estoy hablando de usar la fuerza física, sino las armas legales que (aún) nos brinda la sociedad. Pero como ejemplo de lo triste y escasos que resultan esos esfuerzos, mirad esta petición de Change.org y llorad.

    https://www.change.org/p/espa%C3%B1a-derogar-la-actual-livg-ley-integral-de-violencia-de-g%C3%A9nero

    ¿Cuándo y dónde empezamos a cambiar este acoso, no ya de la manada, sino de lo que se está convirtiendo en una auténtica jauría?

  6. El feminismo no es que esté al servicio del socialismo, no es que lo haya suplantado, es que hay aspectos en los que le supera ampliamente como ideología totalitaria, ya que a diferencia de aquel ha conseguido penetrar en ámbitos en donde el más férreo comunismo no pudo hacerlo: el ámbito de lo privado y el ámbito de lo íntimo.

    A lo largo de toda la historia de la humanidad la institución representativa del mundo de lo privado fue por excelencia la familia. Institución que por “des-gracias” del feminismo hoy es un ámbito más de lo público, en donde el Estado puede hacer y deshacer a su antojo lo que quiera con sus miembros. En contraste el comunismo no logró destruir a la familia, solo la puso a su servicio.

    Ahora en ese ámbito de la familia y el matrimonio, la mujer puede destruir cuando quiera y como quiera, primero la pareja (más del 95% de las rupturas familiares las impone la mujer) y segundo, a los hijos (más del 80% del maltrato a los hijos y más de las 2/3 partes de los filicidios los realizan las madres). Es más, el feminismo se siente orgulloso de haber conseguido que la familia sea vista meramente como una institución reproductora en la que los hijos de facto, sean definidos como propiedad de la mujer y del Estado (los padres son meros sementales).

    Hoy todavía seguimos teniendo en nuestro subconsciente colectivo un concepto de familia nuclear, pero la realidad es que en todo Occidente ese tipo de familia está en vías de desaparición (se acerca al 20% y bajando). Las familia des-estructuradas y monoparentales femeninas son las mayoritarias y ya bajo total control de los poderes públicos.

    Con el tema de las relaciones sexuales entre hombres y mujeres el feminismo persigue los mismos objetivos y el caso de “la manada”, gráficamente, es un buen ejemplo de ello: que el ámbito de “lo íntimo” sea también un ámbito público normatizado por el Estado. De nuevo hay que decir que el comunismo más férreo, este ámbito no solamente lo respetó, incluso lo ignoró, nunca se metió con este tema.

    El socialismo, en todas sus formas, que de facto siempre funcionó como una religión, impuso dos de sus principales dogmas de fe: todos hemos de ser iguales, todo ha de ser público. Ante ello el feminismo como ideología política, ha superado con creces los limites de todo totalitarismo hasta ahora conocido: la anulación del derecho de todo ser humano a su más mínima intimidad. Todo su ser, todas sus acciones, en todo momento, han de ser públicas.

    Y sin privacidad e intimidad no hay humanidad ni civilización, solo barbarie. Eso y solo eso es el feminismo: totalitarismo y barbarie. En su teoría política el feminismo siempre lo fue, aunque no pudo materializarlo hasta conseguir el poder para ello. Ya lo ha alcanzado.

    Los hombres y nuestros hijos a lo largo del siglo XX nos hemos acostumbrado a ser sus víctimas, ahora van a por las mujeres: ya no tienen privacidad familiar, tampoco tendrán intimidad. ¡Por fin todos iguales y en todo controlados!

    • El feminismo como ideología política, ha superado con creces los limites de todo totalitarismo hasta ahora conocido:

      Comparto algunas de sus tesis sobre el movimiento feminista que ha expresado en este Blog, Fnogales. También sobre la peculiar manera en que las feministas defienden los derechos de la mujer y sobre esa supuesta base de igualdad que no se sostiene en la Ley de “Violencia de Género” y que se focalizó desde el principio exclusivamente en la pareja, de manera perniciosa y con unos efectos letales que inundan los noticiarios día sí y día también.
      Sin embargo, en esta sentencia que ha seguido su curso judicial ajena a la influencia o a las proclamas feministas, la anulación del derecho de la víctima de “abuso sexual”, (según sentencia de los jueces) a su más mínima intimidad, contribuyendo a que todo su ser, todas sus acciones, en todo momento, se hicieran públicas, no fue obra y gracia del movimiento feminista fue obra y gracia de los cinco energúmenos que intencionadamente propiciaron la encerrona, la sometieron sin pedirle permiso para penetrarla sin preservativo o la grabaron sin permiso y sin consentimiento, jactándose posteriormente en las redes sociales de su hazaña.
      Figúrese qué cambio y qué negocio para la chica, que a lo mejor tenía en mente, por iniciativa, practicar sexo con uno de ellos de forma libre, íntima y privada, y acabó siendo conducida a una situación inhumana e incivilizada de barbarie, sin margen de maniobra para reaccionar.
      Una cosa es que al feminismo le hay venido bien explotar esta sentencia para elevar esta causa particular a causa general, pero no se puede perder de vista lo borroso y contradictorio de la misma sentencia, que, al inclinarse por el “abuso sexual” no considera relevante la actuación de dos o más personas en los hechos probados y denunciados.

  7. Aquí no se trata de, erróneamente, deducir quienes están a favor o en contra de una sentencia. El debate jurídico-técnico se lo dejo a la interpretación de los expertos de la doctrina científica y legal. En ese sentido es hasta cierto punto irrelevante el número de páginas que se han leído y comprendido o no de las 371 de la sentencia. Tampoco de lo que personalmente nos pueda parecer la calificación del comportamiento, actitud y actuaciones de unos individuos, al margen de su tipificación penal. La comprensión e interpretación de periciales supongo que para muchos le resultará tan complejo como la de un diagnóstico clínico de un servicio de urgencias médicas (que apenas ocupa un par de folios). Pero creo que no se trata de esto.
    Aquí, lo que está en cuestión es si nos creemos o no el procedimiento judicial (en su totalidad) para impartir justicia conforme a derecho, y más concretamente el penal. Si entendemos en que consiste el trabajo de los juzgadores que actúan (con acierto o sin él) conforme a la ley (que no elaboran los jueces). Ni los hechos, ni las leyes son absolutas, y ambos requieren interpretación, pero los hechos -probados- fueron complicados (no lo cuestiona ni la acusación), y desde luego tengo pocas dudas acerca de que cuando la norma es clara y se prueban los hechos, en cualquier supuesto, es mucho más sencillo acertar con la tipificación penal. Digo penal, no social, ni personal.
    La OMS define la violencia como: “El uso deliberado de la fuerza física o el poder, ya sea en grado de amenaza o efectivo, contra uno mismo, otra persona o un grupo o comunidad, que cause o tenga muchas probabilidades de causar lesiones, muerte, daños psicológicos, trastornos del desarrollo o privaciones.” Incluso esta definición puede resultar incompleta e igualmente estaría sujeta a interpretaciones en un tribunal (y en la calle), pero sin duda resultaría mucho más esclarecedora para aplicar un tipo penal.
    ¿Interesa si las resoluciones judiciales son o no justas? Personalmente lo dudo. Si ese fuera el debate, el Estado de Derecho tiene mecanismos suficientes para corregir los posibles errores judiciales. Y si el problema fuera solo de calificación técnico-jurídica acerca de su tipificación penal, bastaría con que el prevalimiento pudiera calificarse con la misma gravedad que la violencia o la intimidación. Algo que no está en manos de ningún juez, es una decisión de política legislativa que solo compete al Parlamento.
    En España, de acuerdo con las cifras oficiales de denuncias, se producen cuatro violaciones diarias. Las asociaciones sostienen, sin embargo, que el número de violaciones, agresiones o abusos sexuales que se denuncian son un porcentaje mínimo de las que realmente se producen cada año y no visibilizan la realidad diluida en las estadísticas. Este es un problema que trasciende la política criminal del Estado y a los tribunales de justicia.
    Insisto, lo que está en cuestión es si nos creemos o no el procedimiento judicial (en su totalidad) para impartir justicia conforme a derecho. El resto, opiniones personales y profesionales, ética, filosofía, política criminal y educativa. También el vértigo y riesgo dramático de que a una víctima no se le haya realmente hecho justicia hasta el momento. Pero no solo por la aplicación de la ley y la interpretación de unos hechos probados ante un tribunal. Al menos, no exclusivamente. Por lo demás, es sabido que a río revuelto…

  8. En una ocasión fui a Pamplona, terminaba una noche de fiesta en Madrid cuando coincidí con un buen amigo aún más juerguista que yo. ¿Por qué no vamos a casa nos damos una ducha y vamos a los Sanfermines? ¿Ahora? Ahora, cojemos un autobús y a tal hora estamos allí, así lo hicimos no sin antes cargar dos cajas de botellines de cerveza en el compartimento de equipajes del autubús. En el trayecto hicimos amigos y amigas, el viaje se hizo corto y el autubús al completo incluido el conductor reían las gracias de Stolichnaya y Osborn, alías con los que fuimos bautizados por los viajeros. Al llegar a Pamplona descargamos el equipaje siendo aclamados por hombres y mujeres sedientos que nos reconocieron como mesias de la buena nueva alcohólica y necesitados de fe se convirtieron en discípulos aplicados.
    Antes de continuar la fiesta pensé que lo mejor era reservar un hotel, todo completo, excepto una suite de precio astronómico en el mejor hotel de la ciudad, aposento para descanso del guerrero que no llegué a utilizar por quedarme tirado inconsciente en el quicio de un portal hasta que la voz de unas jovenes y educadas pamplonicas me despertaron con ternura diciendome en tono cariñoso que no se me ocurriera correr los toros.
    Me desperecé intentando recordar que coños hacía tirado en medio en la calle y procuré no hacer recuento de las últimas veinticuatro horas, en el autobús de vuelta me encontré al amigo perdido que maltrecho de vacío como yo se refugió en el sueño que nos conducia a una realidad mucho mas placentera.

  9. Otro apunte Sr Benegas..

    El otro día su compañera de Blog lo dejó expesto en su comentario meramente juríadco de la Ley aplicable a este caso..

    Pasé de comentar porque el tema me supera en su cinismo, pero ahora lo voy a hacer.

    Y es que el quid de la cuestión es si la cosa es consentida o no. Obvio de que en el caso de un niño no puede haber consentimiento per se. Aunque los lobies pedófilos están en cargarse eso cómo sea, promocionando la Ley LGTBi con travestis en los colegios por ejmplo.. pero ir a mi comentario, el del consentimiento entre adultos.

    La cosa juridica ahora estriba en que si no hay NO es un SI implítcito. Y se trata de que sea necesario el que haya un SI explicito para que la relación sea consentida. Y francamente lo de explicitarlo es alg que veo comlicado..

    Visto además el panorama creciente de mujeres (y hombres) a los que les va la “marcha”. Algo que no es de mi gusto precisamente, pero que existe y va al alza, y que por si mismo debería llevarnos a reflexionar a donde vamos.

    Y es cómo cojugan esos gustos por la marcha, el sado, tan de nuestra progresía, con lo de un SI explicito, cuando lo mas perverso, que es lo que buscan (por lo visto) es la tensión que separa la frontera entre hasta aquí si se puede y no se puede y paecer que se transgrede pero no.. porque en el fondo no se trata de sexo si no de poder.

    Insisto en que a mi no me miren. Pero eso existe.. y va a mas.

    Lo peor, y volviendo a los niños, es que al final veremos barbies con eso y Kent.. (Kent nunca tuvo eso, asi que se salva) y juegos de esposas y fustas para que las barbes jueguen con eso. Y riánse.. pero me lo temo y mucho.

    Hay mucho enfermo cona accso al BOE y a hacer leyes que amparen a los tarados/as del mundo versus los normales mortales.

    un cordial saludo

  10. Buenos días a todos (por ser cortes y decir algo positivo)

    ¿De verdad que, con la que está cayendo (y no solo agua), a alguno de uds se le pasa por la cabeza el ir a votar en las próximas elecciones?.

    Miren como estará la cosa (o yo así lo veo) que, como varón, blanco, agnóstico (pero también vale para los creyentes), liberal en lo social y en lo económico, maduro (de edad), con carreras universitarias, y posicionado económicamente en la clase media-alta (es decir, teóricamente conservador, y sin muchas ganas de veleidades de ningún tipo), declaro lo siguiente:

    ¡VA A IR A VOTAR SU PUTA MADRE!.

    He dicho..

    • Pues se equivoca. Así nada cambia y todo conituará “congelado” perpétuamente. Hágase un favor. Vote útil. VOX si es de moral conservadora y quiere volver al estado unitario o U.P.yD., si es socialdemócrata y español. El “penta-partito”, como llamaban a la coalición de 5 partidos en Italia para contener a PCI en la oposición. En España han vuelto a Movimienyto Nacional de Franco. Una misma “empresa” y cinco marcas distintas políticas y dos sindicales.
      No pierde el tiempo se da un paseo. Quién sabe. A lo mejor a muchos se les ocurre hacer lo mismo. Les da un susto morrocotudo. Los trevijanistas puros creen que el sistema se deslegitimará con una abstención masiva. Hay como 2 millones de jetas, que viven a costa de los que pagan impuestos en este país. Con esos solos, se sentirán “legítimos”. No le quepa duda. Sálgase del “voto útil” a una marca del ‘Nuevo Movimiento Nacional’. Eso si es perder el tiempo.
      Lo que dije de Rajoy antes de que ganara por mayoría absoluta en el digital “más influyente”, y “Guerrero del antifaz” estuvo de acuerdo: “Mariano no es la solución, es parte del problema” Y aquí y ahora afirmo lo mismo de Albert Rivera.

    • Yo no he votado nunca, pero votaré por primera vez a un partido. Poco tengo en común con este partido, quizás un par de cosas, la unidad de la nación y el valor de la palabra dada. En estos momentos me basta no solo para votarle sino para sentirme obligado a hacerlo.

      El reparto y fractura de la nación se pretende consolidar entre los seres mas viles y corruptos de la politica española intentar sanearla desde el origen, su unidad es una obligación moral que tenemos todos los españoles, después ya se verá hacia donde vamos o donde decidimos ir, sin esa unidad la destrucción de todos los españoles garantizada.

      No es un momento para andarse con remilgos.

      Un saludo.

    • Hay demasiado interés en promocionar determinadas noticias con la intención de disimular lo esencial: el autogolpe de estado, la inacción del gobierno, la complicidad y el más que probable chantaje-acuerdo entre los peligrosos corruptos del sistema.

      • Mariano Rajoy es un cobarde. Teniendo mayoría absoluta en el senado, pudo haber hecho un 155 como es debido. Aquí hay frases tópicas como “la democracia que nos hemos dado”. También hay otras: Aunque se tenga las 3/4 del congreso de los diputados. Las decisiones de gobierno difíciles han de hacerse con el apoyo de otros. Entonces dejan caer lo de “el rodillo”, “están solos”.
        Si Mariano hubiese hecho acopio de valor y hacer lo que debió. Podría luego haber disuelto Las Cortes y ganaría votos y escaños.
        A estas alturas, ya todo está perdido. Son como aquella película de Passolini “Saló o los 120 días de Sodoma”

    • Ese suceso ocurrió ya va peonto para una ño, pero desde que se dió la noticia a los medios, sean manada de tres , o treinta y tres, ya son culpables mediático y ay¡ pobre de los jueces que les den la razón, ya lo vemos hoy mismo en las noticias, que si uno fué castigado, que si el otro see tuvo que cambiar de ciudad y un sinfin de etcéteras. Ayer me llamaron menos bonito de todo, y era simplemente por el comentario de las penas , ¿Huvo alguno que ni la tocó?, fueron dos o tres los supuestos violadores, fritó de dolor, de auxilio, de placer??. tantas preguntas sin respuestas certeras unas, y videos, y cada acusado una versión.
      Si en un atraco al un banco, el chofer que espera al compinche con motor en marcha y sale éste con o sin dinero, pero mató a un vigilante, o personal de la entidad, es la misma pena? no se si viene al caso este ejemplo, aunque como comenté anteriormente ya todos, incluidos los que ni viajaron , son violadores y abusadores de mujeres, que van en un estado etílico, según dice sentencia y por eso abusan, violan y tienen licencia de corso-Creo que las penas si es cierto, deberian ser mayores a unos e inferiores a otros, No soy juez y si los tres hn dejado constancia de penas menos esperados por la masa y por el brupo feminazis que a levantado la bandera contra el hombre, por serlo-
      En cuanto a la hora de voto, como comentaba mi signo zodiacal , creo que hay un partido que cree en valores, los valores fundamnetales , familia, sociedad, y justicia, yo en las próximas elecciones votare Vox, y me considero liberal conservador, así que estos casos con un Poder Judicial no politizado y único, y dotandolo de todos los medios de las nuevas tecnologias, conseguyiriamos una justicia rápidsa y que la prensa la TV , etc no se ensañen , con nadie ni lo hagan culpable ,ya que quieran o no señores, los jueces quedan influenciados, y si actuan con judisprudecia aunque sea perfecta, la sociedad y los grupos garraàtas de las subveniones sacaran a sus huestes a la calle y si actuan por lo que dicen los medios, se ac abó la justicia. Buenas tardes y saludos. Perdón por la paliza¡¡¡

    • ¿Estás seguro de que eres “blanco”? Las razas humanas fueron desechadas hace muchas décadas, cuando la Antropología pudo sacudirse un poco la influencia perniciosa de la ideología darwinista. No hay razas humanas, no porque no exista diversidad entre nosotros, sino porque la enorme delegación que hace la Madre Naturaleza en el aprendizaje y la socialización en cosas que en otras especies es codificado genéticamente, lo impide. La diversidad humana es tan grande, las diferentes soluciones a la misma dotación genética son tan amplias, que ninguna categorización racial permite predecir el comportamiento humano ni diferenciar genéticamente, en un modo que sea legalmente relevante, a las personas.

  11. En otro artículo, nombré algo, que no tuvo ninguna repercusión mediática. Fue mucho más grave y sucedió en Alicante. Lo leí en Rambla Libre, el blog del periodista Enrique de Diego. “La jauría argelina”. Donde diez argelinos secuestraron y violaron a una menor de 14 años y a otras dos, que no denunciaron, probablemente por miedo. Los argelinos, gracias al ferry Alicante-Orán se ha convertido en un zoco de salafistas, escondidos allí como protección del gobierno argelino. A dos de ellos le regalaron la nacionalidad española, que vale una “cagarruta”. Pues se regala.
    Aquí dejo el enlace
    http://ramblalibre.com/2018/03/28/la-jauria-de-argelinos-que-roba-y-viola-pero-de-la-que-nadie-quiere-hablar/
    No entro en homosexualidades latentes o explicitas, que comentan. Pero como siempre, la consigna de los editores de censurar las noticias, que implican a extranjeros y sobre todo a “beatíficos” musulmanes, que tanto le agradan a Luis del Pino.
    Ya está bien. Casi la mitad de la violencia doméstica y/o sexual la protaginizan extranjeros entrados ilegalmente. La mayoria de los presos en las cárceles son extranjeros. Si cumplen los cinco años “de residencia”, se les otorga la nacionalidad española (si no han cambiado la legislación de extranjeros).

  12. Estimado Javier: Hoy es un día para celebrar la existencia de Disidentia. Tu artículo es de una DISIDENCIA con mayúsculas. Ayer daba vergüenza y estupor ver los telediarios de todas las cadenas. Es algo donde los grupos de lesbianas disfrazadas de feministas están llevando a muchas mujeres y hombres a un callejón sin salida.
    As comentado algo que he venido diciendo y escribiendo siempre que he podido, y normalmente con poco éxito. Los políticos son culpables de la división de la sociedad española. Es sabido que en España hay más de un millón de votos de mujeres que de hombres. Un buen filón para no dejarle escapar aunque sea a costa del sufrimiento de la parte más pequeña de la sociedad.
    Si esto no cambia habrá llegado el momento que los hombres nos organizamos y acabemos con la MISANDRIA que se ha instalado en España.
    Saludos disidentes.

  13. Hay un detalle que no sé se ha comentado pero me parece interesante. Estos cinco delincuentes de la manada en su forma de actuar manifiestan una homosexualidad latente. Son unos perversos exhibicionistas y el hecho de compartir una mujer para sus desahogos no debe ocultar esa condicion homosexual.

  14. Lúcido diagnóstico. Una peligrosa manada donde cohabitan la gran banca y la extrema izquierda feminista, ante un gobierno dispuesto a todo por estar un año más en la Moncloa nos emuja a decir adiós a un estado de derecho y por ende a los derechos humanos. Terrible.