Los partidos como catástrofe

1

Ya en 1968 Margaret Thacher advertía de la peligrosa deriva de los partidos hacia organizaciones que compran votos a cualquier precio para acaparar el poder: «Creo que los programas electorales modernos están influyendo negativamente en las actitudes de algunos electores; Con demasiada frecuencia, ahora se preguntan «¿qué vas a hacer por mí?», lo que implica que el programa es una serie de promesas a cambio de votos. Esto ha llevado a una curiosa relación entre elector y elegido. Si el elector sospecha que el político está haciendo promesas simplemente para obtener su voto, lo desprecia, pero si las promesas no se cumplen, puede rechazarlo. Creo que los partidos y las elecciones son más que listas rivales de promesas diversas; de hecho, si no lo fueran, la democracia difícilmente valdría la pena preservarla.» 


Por favor, lee esto

Disidentia es un medio totalmente orientado al público, un espacio de libertad de opinión, análisis y debate donde los dogmas no existen, tampoco las imposiciones políticamente correctas. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Sólo tú, mediante el pequeño mecenazgo, puedes salvaguardar esa libertad para que en el panorama informativo existan medios nuevos, distintos, disidentes, como Disidentia, que abran el debate y promuevan una agenda de verdadero interés público.

Apoya a Disidentia, haz clic aquí

1 COMENTARIO