No es marxismo cultural. Es bastante más sutil… y peligroso

2

Este vídeo es el primero de una serie sobre corrección política e ingeniería social que el programa El Quilombo, dirigido por el periodista Luis Balcarce, Jefe de Redacción de Perdiodista Digital, irá produciendo semanalmente. Esta serie contará con la participación de Javier Benegas, Editor Jefe de Disidentia.

En esta primera entrega, se descubre por qué relacionar las nuevas ideologías tóxicas (ideología de género, feminismo posmoderno, etc.) con el llamado “marxismo cultural” es un error que nos distrae del verdadero peligro.

Se insiste en que el llamado “marxismo cultural” tiene su origen en la Escuela de Frankfurt, una corriente de pensamiento originariamente europea, pero que se hizo popular en la década de 1960 cuando algunos de sus principales exponentes emigraron a los Estados Unidos.

Esta fijación ha permitido que la transcendencia de Suecia, en lo que se refiere a la propagación de la ingeniería social incremental, pasara desapercibida. Lo cierto es que, mientras los integrantes de la Escuela de Frankfurt aún intentaban desarrollar modelos teóricos con los que rescatar partes del pensamiento marxista, los suecos ya habían pasado a la acción.

Todo comenzó en los años 20 del siglo XX, cuando el partido socialdemócrata sueco abandonó los postulados marxistas ortodoxos y diseñó una nueva ruta. La sociedad capitalista debía ser erradicada, pero de forma paulatina, sin violencia y utilizando una nueva vía.


Por favor, lee esto

Disidentia es un medio totalmente orientado al público, un espacio de libertad de opinión, análisis y debate donde los dogmas no existen, tampoco las imposiciones políticamente correctas. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Sólo tú, mediante el pequeño mecenazgo, puedes salvaguardar esa libertad para que en el panorama informativo existan medios nuevos, distintos, disidentes, como Disidentia, que abran el debate y promuevan una agenda de verdadero interés público. 

Apoya a Disidentia, haz clic aquí

 

2 COMENTARIOS

  1. Yo me he rendido. Reconozco que me reconforta ver entrevistas como ésta o leer artículos relacionados con el tema tratado, (no soy el único, pienso) sin embargo creo que el caos intelectual y vital de la sociedad actual hay que analizarlo no desde los errores que el poder pretende imponer, sino desde la insatisfacción vital que produce en la sociedad tan equivocada estrategia.
    Creo que para deshacer el entuerto hay que simplificar. Vivimos una época compleja repleta de información y contrainformación donde cualquier buen análisis se diluye entre el ruido del bombardeo mediático.
    La pregunta es: ¿Percibe la sociedad la insatisfacción producida por el poder? ¿Hasta qué punto?
    ¿Es consciente la mayoría de la sociedad que al aceptar las consignas impuestas está impidiendo su desarrollo como hombre libre?
    ¿Es el propio poder presa de su ignorancia vital?
    A esta última pregunta yo respondería que si.
    Hay conocimiento, conocimiento y conocimiento para aburrir, podemos saturar a cualquier hombre con conocimientos sobre cualquier cosa, sin embargo las mentes privilegiadas son escasas, los genios son excepcionales en cualquier rama del saber o del arte. De la obra de cualquier genio podemos entresacar cientos de frases que nos darían para hacer millones de tesis doctorales que no nos aportarían mucho más que la frase original.
    El mundo cartesiano toca a su fin, a los filósofos les dieron la puntilla con la muerte de Dios y hasta que no terminen de estirar la pata que “calambrea” no darán paso al siguiente toro. La democracia ha muerto y el funeral durará el aplazamiento del Brexit. Nietzsche puede descansar en paz.
    El cientifismo ha cavado un hoyo en lugar de abrir la ventana, desde los físicos a los sicólogos se afanan por explicar lo que está explicado desde el origen. Es el simple juego que solo debe entretener, el juego cambia con la época, el hombre no, el universo tampoco. Ahí está esperándonos como siempre para que lo interpretemos de la manera que nos plazca, todas son válidas pero todas tienen sus consecuencias.
    Yo no sé que hace que las cosas sean las cosas, los científicos tampoco, a veces me imagino que las cosas son las cosas simplemente por amor y que por eso se enfada tanto un átomo de uranio cuando le das un martillazo, pero no es que sea malo, es que un científico enreda y aburrido le ha tocado las narices. A las sociedades le sucede lo mismo que al átomo del uranio, cuando rompes su orden natural se cabrea.
    Decía Ortega, más o menos, que “el hombre es lo que hace y la mujer lo que le hacen” , una mujer se enfadó conmigo por expresar el pensamiento de Ortega en voz alta. Yo estoy de acuerdo con Ortega aunque ninguna frase contenga la verdad. El hombre conquista y la mujer se entrega, pero el hombre se entrega conquistando y la mujer conquista en la entrega. No existe ninguna diferencia entre el hombre y la mujer excepto las necesarias para completar el ser.
    Las mujeres de Castilla ya no paren guerreros, paren cosas que se anuncian en la teletienda.
    Quizás la mujer de esta época sea la mujer más estúpida de toda la humanidad, ni tan siquiera sabe proteger a sus crías, piensa que es más lista que su madre, su abuela y todas sus ascendientes. De repente la inteligencia femenina se hizo carne en el siglo XXI. No sé cuántos millones de sicópatas estarán creando en las escuelas, pero el átomo masculino es muy parecido al del uranio, el de la mujer al del hidrógeno. Seamos prudentes.
    La pedadogia está inventada y sabida, solo podemos aportar nuestros defectos. Dejemos que los niños crezcan en libertad, basta con proporcionarles amor, seguridad y respeto, contestemos a sus preguntas cuando demandan la respuesta. Basta ya de fabricar sicópatas.
    Cuando leo cualquier teoría o método educativo me vienen a la cabeza las biografías de grandes hombres de la humanidad, su entorno, su desarrollo, su educación.
    Podemos hacer comparaciones pero siempre nos faltarán datos, nunca sabremos que permitió a aquellos hombres llegar a ser libres aunque estuvieran equivocados, como todos. Es la ternura, el respeto, el anhelo de lo mejor lo que hace al niño libre, dejémoslo crecer en libertad.
    Alejandro, Leonardo, Bolívar recibieron una excelente educación, a todos les contestaron sus preguntas, todos tuvieron excelentes preceptores. Todos fueron libres y respetados en su infancia, pero ninguno de ellos fue perfecto.
    De los tres al que más admiro es a Leonardo, lo mismo inventaba el váter que observaba las turbulencias cuánticas. Hijo bastardo educado por su madre maestra hasta los diez años y por su abuelo paterno a partir de esa edad.
    Bolívar tuvo como preceptor infantil a Simón Rodríguez, salió más guerrero, Alejandro a Aristóteles, eran otros tiempos, pero los hombres seguimos siendo iguales.
    No inventemos lo eterno, pretender modificar lo masculino o lo femenino es auto calificarse de imbécil. Desde Hermes a Jung comprender al opuesto siempre ha sido la puerta de la sabiduría, tomar un atajo es perdernos en la selva oscura de Dante y acabar en el infierno.
    Allá ellos y el futuro de sus hijos.

  2. Ruptura de los lazos emocionales, ruptura de la familia, ruptura de los vínculos entre personas para depender del Estado para su control absoluto, ese el objetivo de toda esta ingeniería social.
    Pero también, como se dice en el vídeo, hay una parte de la sociedad que empieza a revolverse contra eso, incluidos muchos jóvenes que no están de acuerdo con esa dependencia hacia un un papá Estado en detrimento de la ruptura con su círculo íntimo de amistades y familiar y para nada quieren ser” educados en el amor del Estado”

    Interesante el reportaje que aparece en el vídeo sobre esterilización en Suecia y el de la bloguera sueca.
    Interesante todo el vídeo e interesante la iniciativa.

    Saludos

Comments are closed.