El tiempo es un juez implacable. Meses, años han pasado ya desde la irrupción del podemismo en la vida política española y todo parece indicar que el carisma y las promesas unicorniales de “justicia social” (el famoso café para todos de otros tiempos) ya no son suficientes para mantener al electorado embelesado y dispuesto. El discurso de Iglesias, Echenique o Monedero se radicaliza poco a poco, presas del miedo al fracaso político que se les avecina. La última ha sido un llamamiento al acoso -ya saben, la violencia no consiste únicamente en pegar unos tortazos- de los que ellos dicen que son unos fascistas. Asistimos a la rabieta del impotente. Estaba cantado. Es muy peligroso.

La vacuna “Podemos” va haciendo efecto porque nada mejor para combatir el populismo socialista arbitrario que la arbitrariedad del populismo. Los populismos, todos, alcanzan el poder apoyados en el marasmo temporal de las masas enfurecidas contra alguien o contra algo.

El populismo no ofrece soluciones de futuro (ni de presente) pues lo único que necesita para llegar al poder en un sistema mayoritarista de alternancia (no lo voy a llamar democrático, el nuestro no lo es) son uno o varios enemigos a los que señalar con el dedo: los bancos, la casta, los ricos, los propietarios de más de un  piso, los explotadores de la asociación de PYMES, los autónomos, los conductores de coches … Enemigos porque comparten dos características fundamentales: piensan diferente y tienen lo que las masas enfurecidas no tienen. Una vez en el poder, las políticas que los populistas aplican no van nunca más allá del accionismo en función de lo que se envidia (propiedad) y lo que se teme (ideas diferentes), limitándose a la expropiación (robo) y la marginación del diferente de manera sistemática.

Para que las opciones políticas despóticas alcancen el poder, son necesarias o la violencia o la pereza de una mayoría

Nos contaba Nietzsche en su “Economy and Society” que “El socialismo es el fantástico hermano menor del casi decrépito despotismo, del que quiere ser heredero; sus aspiraciones son reaccionarias en el sentido más profundo de la palabra.” Y acertaba de pleno. Le faltó añadir que, para que las opciones políticas despóticas alcancen el poder, son necesarias o la violencia o la pereza de una mayoría.

Quien renuncia al ejercicio de su responsabilidad pierde buena parte de su libertad. Unos lo hacen por miedo a no saber administrar su libertad, porque prefieren la comodidad que disfrutan bajo la marca “Estado social de bienestar”. No se dan cuenta del veneno escondido en las entrañas del caramelo estatal porque antes de percatarse de lo que supone la pérdida de libertades individuales su voluntad de ser libres ya estaba atrofiada. Para otros en cambio, esa voluntad está viva, yo diría que es exuberante y nos obliga a rebelarnos contra la marca “Estado social”, nos impide aceptar callados cualquier recorte en nuestra libertad. Al final, pero, terminamos perdiendo esas parcelas de libertad en contra de nuestra voluntad, sumidos por ley en la sopa colectiva.

El “Estado social de bienestar” propuesto por los podemitas y socialistas de todos los colores institucionaliza, da carta de “existencia” a la imagen del hombre incapaz de resolver por sí mismo las dificultades que plantea la vida cotidiana, incapaz de actuar desde su propia responsabilidad. Se alimenta de nuestra cobarde connivencia, de la complacencia con que aceptamos como bueno un sistema de seguridades público, regulado y obligatorio.

Trabajamos medio año, todos los años, para mantener el enjambre de burócratas y políticos que viven de diseñar nuestro infortunio

Proteger al débil, dicen. Y no duda en presentárnoslo como una bendición, un logro en el camino hacia la felicidad de los humanos. El problema es que para ello nos convierte a TODOS en débiles, incapaces, en irresponsables subsidiarios o en supuestos irresponsables. El precio a pagar es altísimo: trabajamos medio año, todos los años, para mantener el enjambre de burócratas y políticos que viven de diseñar nuestro infortunio primero, nuestra “salvación” después. El precio es más de la mitad de lo que generamos con nuestro esfuerzo y nuestro trabajo. ¡De nuestra propiedad!

Resulta que la propiedad privada es algo más que el agua bendita de la economía de mercado. No basta con dos isopazos para alcanzar perdones o beneficios. Es el elixir vital sin el cual no surge la chispa iniciadora, sin el que nada funciona. La propiedad sobre uno mismo y sus logros es la que nos permite tomar consciencia de la responsabilidad que se necesita para ejercer con ella nuestra libertad.

Pero en esta Europa de políticas socialistas disfrazadas de sociales la meta es anular precisamente esta idea. Tengo malas noticias: las ideas socialistas no son erradicables. No tienen cura, pues son inmortales, como inmortal es la lacra de la pereza, base irrenunciable para que cualquier idea sea atractiva en nombre de la “felicidad de todos”. La pereza y la enajenación, la renuncia a la propia responsabilidad, que son en definitiva el humus en el que crecen los igualitarismos, la envidia disfrazada de “discriminación positiva” y “justicia social”, verdadera razón de ser de toda ideología colectivista: el totalitarismo por medio del favoritismo subvencionado. Por eso los colectivistas, una vez entregada su responsabilidad atrofiada en manos del Estado, sólo pueden vivir en un Estado que les proteja, libre de sobresaltos y alejado de cualquier factor -alternancia política, por ejemplo- que pueda desestabilizar el limbo soñado.

Para Mises, la idea socialista implica un “error intelectual”. Es obvio que es imposible en la práctica organizar una sociedad por la fuerza, ya que es imposible que el órgano de control tenga toda la “información de primera mano” necesaria. Las soluciones de los socialismos reales siempre han sido la opresión y la hipervigilancia ideológica de sus “planificados”. A pesar de que el organismo planificador es consciente de que no puede conocer los efectos reales de lo planificado, realiza una apreciación económica o matemática del mismo. La mala gestión de todos los intentos históricos de llevar con éxito a la práctica una economía planificada en tales términos queda manifestada en la historia de fracasos de todos esos países.

Cualquier ideología que pretenda planificar los procesos sociales medidas políticas de coerción, anula cualquier posibilidad de crecimiento y progreso

Los razonamientos de Mises se basan en la lógica de la acción humana, lo que está sucediendo en los procesos reales sociales, interpersonales, dinámicos y espontáneos y, por lo tanto, fundamentalmente diferente de las pretensiones socialistas de una lógica, o teoría de la acción mecánica, construida sobre un algo “que todo lo sabe”. Los procesos sociales tales como el mercado no se pueden planificar, tal y como dejó claro Friedrich August von Hayekmás más tarde al definir su “orden espontáneo“.

El socialismo podemita es impracticable. Lo es porque cualquier ideología que pretenda planificar los procesos sociales o influenciar éstos mediante medidas políticas traducidas en coerción, anula cualquier posibilidad de crecimiento y progreso: elimina la creatividad motriz. Todo sistema socialista va contra la naturaleza humana y es extremadamente antisocial. Cualquiera que esté familiarizado con la historia de los países que intentaron poner en práctica sistemas de planificación del trabajo y los mercados a través de la coacción y la violencia, estará de acuerdo con ello.

Foto: Partido Podemos


Disidentia es un medio totalmente orientado al público, un espacio de libertad de opinión, análisis y debate donde los dogmas no existen, tampoco las imposiciones políticas. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Sólo con tu pequeña aportación puedes salvaguardar esa libertad necesaria para que en el panorama informativo existan medios disidentes, que abran el debate y marquen una agenda de verdadero interés general. No tenemos muros de pago, porque este es un medio abierto. Tu aportación es voluntaria y no una transacción a cambio de un producto: es un pequeño compromiso con la libertad.

Apadrina a Disidentia, haz clic aquí

Muchas gracias.

18 COMENTARIOS

  1. La prueba es que a la violencia ya están apelando con “alertas antifascistas” , a las que por cierto parece sumarse Riveleta.

  2. Todos sabemos que todos aquellos que intentaron conquistar el Cielo por asalto se dieron un buen guarrazo. La soberbia es mala consejera, más aún, si ya vienes a este mundo con el karma del revés.
    No quiero ensañarme con ningún inombrable de nuevo cuño, no me gusta descender a los infiernos.
    Desde mi nube todo se ve más hermoso, más distante, ver caer ángeles defectuosos a la caldera de Pedro Botero es como contemplar una máquina de palomitas antes de entrar a la sala de cine.
    Pop, pop, pop.
    A veces pienso que nadie intuye España.
    Es tan fácil conocer todo lo que iba a suceder.
    Otros cuarenta años perdidos, y todos andan diciendo por ahí que son los cuarenta mejores años de nuestra historia.

    “Que mala es la falta de ignorancia”
    Mario Moreno Cantinflas.

    • Sin perturbaciones político-sociales de importancia grave, sumados a los años del general, si ha sido. Pero en tiempos del general, mientras estuvo la ley de Instrucción Pública de Claudio Moyano, hecha por los liberales y promulgada por los moderados en 1.857 El pueblo tuvo una cultura y unos conocimientos decentes. Em primaria, que era obligatoria y gratuita. aprendí a leer con cierta soltura a los 5 ó 6 meses de entrar en Párvulos con 5 años. “Cantando” las vocales y los sonidos de las consonantes asociadas con las vocales, como se aprendía la tabla de multiplicar. Al mismo tiempo se empezaba con la caligrafía. A los 8 años escribía muy regularmente. El examen de Ingreso a Bachillerato Elemental, un gran dictado y dos faltas de ortografía y se suspendía, incluidos los acentos. Yo tube la fortuna de tener libros en casa. Describo 1.957, no había TV, una radio y una plancha eléctrica era lo que había. El cine el domingo y los libros. O sea que los niños de esa época tuvimos bastante potencial.
      Luego vino “la democracia”, se legalizó las logias masónicas de obediencia a los poderes mundualistas y los resultados están a la vista.
      Aquí dejo un video de un canal de tantos, que van por libre. Oigan la entrevista con un cubano. Está muy interesante, lo que cuenta del “marxismo cultural”

  3. LA POLÍTICA ESPAÑOLA COMO PARQUE TEMÁTICO

    Me encanta la política española. Hay en ella el goce y el escalofrío de un antiguo viaje de descubrimiento, como les ocurría a los aristócratas europeos contemporáneos de Lord Byron, cuando se internaban en Transilvania, los castillos escoceses o las ruinas griegas. Todo en el paisaje español es del mismo orden de sensaciones.

    Aquí, vean ustedes, un muerto famoso y su tumba imponente: fantasmas nocturnos asedian los templos de la Historia olvidada.

    Sigan más adelante. Observen esta otra reliquia: visiones de remotas ideologías resilientes al paso del tiempo, cadenas vindicatorias y bonos de compra para el fin de semana en Zara.

    No se detengan. Más allá, en sólida presencia corpórea, la patria de los Héroes del 2 de mayo, republicanos pechos desnudos de una actriz porno que se prosterna ante el látigo de su Amo fenicio, ese afeminado que ordena en viejo lemosín cumplimientos de ardores y voluptuosidades, sueños diurnos de poder y gloria, irascibilidad terrible de Vilfredo el Velloso y la pierna incorrupta comida de gota del Emperador Carlos.

    Si das una patada a una baldosa de pizarra del terrazo de la Sala capitular, se levanta en turbamulta la hojarasca volandera de un “18 Brumario de Luis Napoleón Bonaparte” y los periodistas y los intelectuales y las gaviotas corren tras los desperdicios en que se disuelve la digestión nocturna de multitudes electorales.

    Y por la noche, cuando acampemos junto al bosque, la víspera antes de internarnos en él, vivaqueando en conversación campechana con los criados del Señor de las Alimañas, escucharemos los aullidos de los Hombres Lobo y confundidos entre el follaje que portaremos, envueltos en su verdura grisácea, nos dirigiremos a Dunsinore…

    Y las tricoteuses hispánicas serán las primeras invitadas en correr a ver el espectáculo, tras encender su aparato de televisión, pulsando las teclas cinco o seis. Y al unísono todas gritarán, por fin encorajinadas por espíritu de venganza:

    -Socialismo o barbarie, socialismo o barbarie, dadnos la cabeza de un Borbón.

  4. Coincido al 110%

    Alguien dijo que toda generación tiene su montón de ingenuos dispuestos a creer en el gratis total que propone el socialismo.

    El cobro de impuestos es asimilable a una cesión de libertad por parte del ciudadano. ¿ Acaso para pagar impuestos no es necesario trabajar, lo cual supone dedicar un tiempo a la profesión y no al asueto, que es el estado más natural y placentero del ser humano ?

    Podemos se está desinflando. Un porcentaje alto de su votantes son desencantados del sistema. Pero las complicidades con el golpismo catalán y el terrorismo vasco, sumado a lo poco estético, y quizá ético, del chaletón de la Navata, han arrastrado su intención de voto a la baja.

    El socialismo, para que funcione, ha de ser en pequeñas dosis, al menos en el sur de Europa.

  5. Ayer leí que si se informatizaran los bufetes de abogados se ahorrarían el 25% del trabajo. Creo que lo mismo ocurrirá con la administración pública cuando se adapte a al informatización, porque prácticamente el trabajo de abogado es parecido al de los políticos: defender ideas. Lo que puede traer una reducción del gigantismo político que es el que realmente está carcomiendo los impuestos de todos, no las ayudas a los ciudadanos.
    Si no se tienen unas estructura sociales sólidas que garantizen servicios mínimos a toda sociedad, suele pasar que surjan estos populistas apoyados en la miseria que crean los neoliberales y empresarios sin escrúpulos. Ya vemos a la izquierda y a los neoliberales en un tándem siniestro apoyando la llegada masiva de inmigrantes ilegales, unos para para vender políticamente la miseria que traen y otros para abaratar salarios por el exceso de parados.
    Destruye el sistema de bienestar social y tendremos populistas hasta en la sopa. Y al pueblo sumido en la miseria se le convence fácilmente.

  6. Mientras Iglesias siga al mando del partido estamos a salvo del comunismo, en cambio al que si hay que temer es al listillo de Errejón que entiende que la fórmula de trasvertiese de lo que la gente quiere oír es la indica para alcanzar el poder, aunque puede que ese tiempo de engañar al votante medio ignorante y desinformado ya ha pasado para ellos.

    La estrategia revolucionaria de Iglesias no va a funcionar en una sociedad vieja y conservadora que lo que quiere es como mucho cobrar la pensión, por lo tanto a estas alturas de la vida la mayoría no está para manifestaciones y violencia en las calles, si la sociedad española fuera mayoritariamente joven sí que la vía de la confrontación podría darle resultados, por otro lado su mensaje republicano y antiespañol terminará de enterrar a PODEMOS en la irrelevancia política de donde nunca debieron salir.

    El error de Iglesias es creer que la fórmula latinoamericana le daría resultado aquí, pero a la vista está que en realidad lo que está dando resultado en los países desarrollados es la fórmula Trump, que es muy similar a lo que ha hecho la izquierda toda la vida pero cambiando el mensaje y el relato, de allí que estén tan confundidos y desesperados con el renacimiento de la derecha en todo el mundo.

  7. Todo esto es cierto Sr. Gómez Fernández, y es bueno destacarlo, pero me da que el peligro de verdad para una sociedad libre en estos momentos viene más de la parte de Google y Amazon que de los chicos de Koleta…(o más bien de estos en su multiples formas en asociación con poderes globalistas tipo Soros, Amazon Google et alii.)

    Ese conundrum no se lo salta un gitano, y créame la pinza está haciendo de las suyas.

  8. Podemos ha sido un experimento.

    Como n el evangelio de Mateo, “por sus obras los conocereis”. Podemos, o mejor sus lideres ya se han retratado.
    Han pretendido aglutinar el poder descontento de los indignados (15M) señalando a la casta de forma sesgada. La casta es el Moriarty de este Sherlock de pacotilla. La culpable de todo.
    Así mismo han regado colectivos importantes y poco ocultos como LGTB, antiguos comunistas ya descafeinados por el eurocomunismo del que nadie se acuerda y oportunistas de pillar algo como Garzon.

    Sólo que como en Matrix, hay agujeros de programacion de Podemos que se ofrecen a la vista.
    La casta Pujolista no es casta sino dignas reivindicaciones de un estado plurinacional.
    Los millonarios autodefinidos como troskistas como Roures son progresistas.
    Y la dacha de Galapagar es algo aceptable via votacion por el gran lider supremo mientras ya nadie habla de los deshaucios.

    Todo una enorme farsa montada por poderes fácticos , incluida cierta derecha, y a traves de medios de comunicacion como la Sexta, autentica maquina de manipulacion de supuestos aires progres.

    La reallidad finalmente impone su ley “natural” y en Andalucía Podemos ha caido por debajo de sus votos pasados por primera vez iniciando la “alerta antifascista”, ridículo llamamiento a quemar contenedores públicos de un fracasado.

    El cielo sigue ahi e Iglesias sigue aqui mirando hacia arriba desde su villa.
    Los que lo empujaron hacia arriba acabarán tirandolo a la basura como un juguete roto mas del sistema. El que lo quiso hacer tan bien como quintacolumnista para salvar al regimen sin que se note va directo as ostracismo.

    Es su final buscado. Su fatum.

  9. En mi opinión el fracaso actual de Podemos tiene dos motivos principales:
    1º El inevitable desencanto que sufren sus bases de creyentes enfervorizados ante la evidencia de que la “sagrada” Revolución (el equivalente al Cielo en la Tierra), que se consuma fundamentalmente en las calles, no llega, lo que produce un efecto que se retroalimenta: a mayor desencanto mayor desmovilización callejera con recientes fracasos de asistencia en sus convocatorias, que produce desmovilización de votantes, como se ha puesto de manifiesto en las elecciones andaluzas, que a su vez provoca un nuevo ciclo de mayor desencanto, mayor desmovilización callejera y perdida de votantes y vuelta a empezar.
    2º La reacción del resto de la sociedad (los herejes y ateos del credo Podemita), sobre todo en las redes sociales pero también en las calles como en la campaña de las banderas españolas en blacones culminada con las movilizaciones de españoles en Barcelona, y por supuesto en las urnas, que de alguna manera hemos dejado claro que no vamos a poner mansamente nuestra nuca (que incluye nuestra nación, nuestra libertad y nuestras propiedades) para que la guadaña podemita nos la corte, porque una vez cortada sabemos que no hay vuelta atrás, como lo demuestra lo que ha ocurrido en Venezuela.
    En definitiva creo que las calles y las redes han demostrado que somos bastantes más que ellos y que no nos resignamos al silencio de los corderos, lo cual ha roto su estrategia de presentarse y concebirse así mismos como “el pueblo”: son bastantes, 5 millones más o menos, pero ni de coña son ni serán mayoría, así que lo que les queda es: intentar tomar el poder mediante golpismo/revolución como sus compinches indepes o aceptar pacientemente que su Cielo no solo debe esperar, sino que además y muy posiblemente, nunca se consumará (como también les está pasando a sus compinches indepes).

    • Bueno, lamento informarle, que Pedro Sánchez Castejón, presidente del llamado gobierno de España, tomó el Falcon. Se fue a Marrakech y en nombre de España firmó el pacto de la migración mundial ordenada de la ONU, que hace sus normativas vinculante a los países signatarios. Obliga a adecuar la legislación nacional y el código penal. Nadie sabe nada. Nadie dice nada. Ninguna comunicación, ningún debate, ninguna votación de Las Cortes facultándole a firmar. ¿Consecuencias? Pronto habrán electores más que suficientes para que “asalten el cielo” ellos o los que vengan. Ya veremos, que “cielo” queda.
      Si tuviese dinero y a la edad de uno, me largaría a Hungría. Viktor Orban se ha ofrecido a darnos refugio. Pero a estas alturas aprender húngaro es duro.

      • Saludos JRA, la verdad que la situación es verdaderamente aberrante. Sobre lo que dices de Hungría yo actualmente me estoy planteando irme para allá, ya que llevo viviendo muchos años en una de las zonas más independentistas de Cataluña y sinceramente, entre la inmigración masiva que sufre esta tierra y tener que aguantar a esta gente con el odio que desprenden, estoy completamente harto. Soy nacionalista y conservador y la verdad que una persona mentalmente sana se da cuenta de como está Hungría y como están el resto de los países a su alrededor con el puñetero progresismo putrefacto. Actualmente tengo 30 años, no tengo trabajo y encima vivo con mis padres y estoy tan harto de esta situación tan sumamente asquerosa que nos brinda nuestra Nación, que creo que la mejor opción que tengo es vender el coche y mis pocas pertenencias y emigrar al país húngaro. La ventaja que tengo es que hablo inglés, pero con lo de aprender húngaro, te doy la razón, aprender ese idioma puede llevar unos cuantos años.

Comments are closed.