«Serás feliz, me dijo la vida, pero primero te haré fuerte». Anónimo

Es verdad que el arco iris viene a probar el dicho popular de que tras la tempestad viene la calma pero no es menos cierto que la calma es el preludio de las grandes catástrofes. Aquello que precede a los maremotos, los terremotos, y que normalmente percibimos en comportamientos extraños en el mundo animal y la contención en las personas.

Vivimos ese momento. Cuando todos aquellos en quienes debe descansar la solución a las crisis se convierten en sus principales instigadores se tensa la cuerda.

No se trata de una profecía, como tampoco lo era saber que según se ganaba la Guerra de Secesión el precio del algodón se dispararía tras la victoria yanqui.

La pandemia está poniendo a prueba a los políticos de pacotilla y las personas que merecen pasar a la Historia al hacer frente a la adversidad con las dificultades que entraña o aquellas que se perderán en el desprecio y el olvido.

No es ser vidente el comprobar que una suma de errores continuada para preservar el poder provocará el estallido por más que se intente acallar a la prensa. Me preocupa aún más la masa aparentemente adormecida: haciéndose fuerte. O eso espero.

La masa no está adormecida por más que el gobierno lo crea así. Cada día más está tomando nota de cada error, de cada sufrimiento sobrevenido por los errores o por la ambición desmedida.

Cada vez la ola se hace mayor y emprende la retirada y esto es singularmente peligroso porque hay que ponerse a salvo de la embestida y alejarse tanto como sea posible. ¿Acaso no es lo que está sucediendo? Me sorprende que no se vea.

Cuando los poderes del Estado se corrompen se abren grietas y por esas grietas penetra el agua y el hundimiento se avecina. El problema es: ¿cuántos botes hay para ponerse a salvo y qué orquesta tocará durante el hundimiento?

Hay algo que tengo claro: en este Titanic los primeros que querrán ponerse a salvo serán aquellos que en tiempos de dignidad, salieron los últimos.

Foto: Rob Curran

Artículo anteriorLo siento mucho
Artículo siguienteCreo en ti
Paloma González Loché
Llegué a cuarto de Derecho hasta descubrir que mi verdadera vocación era escribir y cambié el rumbo; por ello soy escritora, muy tendente a analizar todo y muy implicada en los entresijos de la vida social con un cierto currículum en los derechos humanos y en la comunicación.

7 COMENTARIOS

  1. Me temo que estamos en el comienzo de una nueva guerra mundial que puede ser bastante larga. Parece que hay algunas alianzas iniciales -al estilo de la de Hitler y Stalin- entre China y las narcoizquierdas occidentales.

    Uno de los objetivos importantes es ocupar la Casa Blanca, como sea. Ese «como sea» convierte a los equipos de Biden en delincuentes. Trump puede conseguir llevar a la cárcel a unos cuantos.

    En España, el plan globalista tiene una avanzadilla a la que no van a renunciar de ninguna manera, pues ya tienen a delicuentes en la Moncloa y esto es esencial y mucha gente no quiere verlo. La cabeza de puente de la narcoizquierda se hace fuerte en el sur de Europa con todo lo que eso supone de cara a los planes expansionistas marroquíes a costa de España. Y no sólo España, pues Bélgica, Holanda, Alemania, Francia, Italia están también, más cerca de lo que parece, de ser estados fallidos, bastará una mezcla de yijadismo, miseria y enfretamientos civiles entre globalistas y patriotas, para dejar Europa como un erial.

    Como lo de llegar a la Casa Blanca ya no lo tienen tan claro los globalistas, están acelerando la inyección de conflictos en España por su avanzado estado de demolición.

    Lo más importate en estas circunstancias es darse cuenta de aquello de lo que no quieren hablar los medios de manipulación de masas. Esos inmensos vacíos informativos generarán implosiones de ira.

      • Esa es la siguiente fase del plan. Pero a esta situación hemos llegado porque la derecha ha sido absolutamente miope, torpe y corrupta. Solo se han ocupado de hacerles ganar pasta gansa a todos los infiltrados del globalismo. Le han metido el escorpión en los zapatos. La izquierda atontada se cree que está haciendo la revolución con su insufrible superioridad moral y es en realidad la camarera de poderes absolutamente oscuros.

        El proceso de destrucción de España ya es prácticamente imparable. Sánchez, Iglesias y sus compadres van a dejar el país como un erial. Lo de la narcodictadura ya lo tenemos en zonas del sur, donde las mafias campan por sus respetos y la policía, muy valiente con el ciudadano desarmado y que va de un municipio a otro, sufre embestidas en sus coches y abordajes en sus lanchas. Eso, por el momento…

  2. Buenas observación la de Doña Paloma y buenos comentarios

    Hay algo muy importante a tener en cuenta, cuanto mas dure la calma mas bestial será luego el tsunami, de eso pueden estar seguros.

    Por eso cuanto antes reviente el muñeco, menos daño padecerán los inocentes; los otros me dan igual.

    Esta mañana en el Mercadona estaban los Banco de Alimentos pidiendo para .. NO he dado nada, en otras ocasiones em gastaba 20€ en cosas báasicas y se lo dejaba; ahora ¿para que?

    ¿para que los de fila que van a pedir comida sigan esperando una ayudita extra de Sánchez y el Coletas a cambio de su voto?

    ¿para que los de la cola sigan votando su autodestrucción?

    Yo, el diá que vea que esas personas hacen una «visita» a nuestras instituciones encargadas de la cosa fiscal o del empleo y les dejan «el recado» de que están hasta los huitos (que cada uno se imagine la manera en que se puede dejar el recado, sobre todo si van unos cuantos cientos juntos; yo no sugiero nada no vaya a ser pecado) …

    Ese día, que posiblemente seguirá con otros, ya que esas cosas crean afición entre el personal, posiblemente si les deje no 20€ si no 200€ en comida en el Mercadona.

    Un cordial saludo

  3. Lo que dice la Sra. González Loché y el amigo Henry Killer lo veíamos venir muchos, pero nadie nos hacía caso: la respuesta era que eramos unos catastrofistas y exagerados, con cierto tufillo facha. Que estos chicos de PODEMOS estaban muy preparados (eran todos universitarios) y eran «los de abajo», que Pedro Sánchez representaba lo «modelno» frente al rancio Rajoy (muy facha él) y que los indepes tenían parte de razón porque desde la mesetaria Castilla y la subsidiada Andalucía (entre otras) nos fastidiaba que los catalanes hablasen català porque eran los más avanzados y oprimidos por l’Estat Espanyol (lo más franquista que hay en la tierra, cárcel de pueblos).

    En España hay una gran parte de la opinión pública que está lobotomizada y enferma de odio hacia sí misma y hacia lo que es nuestro país. Por eso España no tiene arreglo, hasta que la ruina, el hambre y la violencia se adueñen de las calles. A ver si espabilan y se dejan de cuentos de hadas vendidos por El Pís, La Secta y Televisión Espantosa.

    Me preocupa más la tontuna y la giliprogrez de este pueblo que la repugnante clase política que tenemos. Y ahora, VOX, en Andalucia vuelve a negociar los presupuestos con los PPerros a cambio de más pasta para las escuelas taurinas, un maquillaje en los informes de género (y génera) y un canal menos en Canal «Zur». Patético… Si es que no tenemos arreglo.

    Pues como dice el artículo, la calma que precede a la tormenta.

  4. Yo tampoco soy vidente, eran tan fácil advertir que el golpe catalán estaba orquestado por el PSOE como comprobar que no exigió a Rajoy la aplicación del 155 limitándose a poner palos en las ruedas. Yo tampoco soy vidente pero era tan fácil observar que se perfilaba una moción de censura pactada de antemano solo pospuesta por las banderas inesperadas.

    No soy vidente pero llevo diciendo dos años que el objetivo del PSOE era quebrar la nación con la excusa más oportuna, también he dicho desde hace un año que la represión la tenían preparada. No soy vidente pero dije hace unos días que los inmigrantes en Canarias marcaban el paso al bajarse de las pateras, digo ahora porque tengo la mosca detrás de la oreja que es una inmigración acordada con el PSOE, me preocupó, aunque no soy vidente que el asunto tuviera que ver con un cercano problema en el Sáhara, como así fue, me preocupó también que Pablo Iglesias rebuznara en lugar de tratar asunto tan delicado diplomáticamente, acerté en todo, no soy vidente pero no creo que este gobierno se detenga en organizar un conflicto pactado de antemano. A ver si en unos días tenemos un conflicto tan serio que nos haga olvidar el virus y la quiebra.
    No creo que esta gentuza se detenga ante nada, de momento han arruinado Canarias y financiando una invasión con el dinero que roban a los canarios.
    Esperemos que haya alguien capaz de parar las sucesivas ocurrencias criminales ideadas para crear el caos.

    El artículo 8⁰ de la Constitución está para algo y la Constitución ya se ha incumplido varias veces.

    • Respecto a lo que comenta Henry Killer del art. 8 de la Constitución, pues yo creo que «ni está, ni se le espera» y al «Preparao» menos aún.

      Respecto a lo que está pasando en Canarias, en Andalucia decimos «hoy está lloviendo en Canarias, ve sacando el paraguas». Muchas borrascas nos vienen por ese flanco. Y ahí lo dejo.