Cuenta la historia que Talleyrand, el legendario clérigo, político y diplomático francés de destacada influencia en la monarquía, la revolución, la etapa imperial y la restauración, sufría de unos intensos dolores de cabeza sumamente inoportunos cuando coincidían con sus intervenciones en la Asamblea. De ahí que el Sacerdote de la Revolución no dudara en postrarse de hinojos suplicando al Señor que le librase de aquel tormento insoportable durante sus brillantes declamaciones.

El hombre solía acudir a Dios en momentos de especial debilidad y desesperación, para olvidarse de Él tan pronto remitían sus miedos o padecimientos. Así lo hizo durante siglos, cuando sus moradas endebles, la escasez de alimentos y la supervivencia dependían de las cosechas, las enfermedades más comunes, las periódicas epidemias o de las frecuentes guerras entre unos y otros pueblos.

Bastó que se inventara la aspirina, para que nadie volviera a arrodillarse a suplicar al Altísimo el alivio que brindaba una simple grajea

El cristianismo actual en Occidente: una práctica semi-clandestina

Pero bastó que se inventara la aspirina, para que nadie volviera a arrodillarse a suplicar al Altísimo el alivio que brindaba una simple grajea. De ahí que no sea de extrañar que el hombre contemporáneo propio de las sociedades desarrolladas, rodeado de botones, mandos y pulsadores, haya acabado por ignorar su existencia.

Los avances de la ciencia y el desarrollo del mundo ilustrado habían ido desmontando dogmas y misterios para sustituir a la fe revelada como fuente última de conocimiento por la verdad científica, piedra angular del nuevo universo de certezas antropocéntricas por el que el mundo pasaría a regirse. Al igual que Newton daría paso al Siglo de las Luces, Einstein fue el gran precursor de la postmodernidad, una de las eras más oscuras en términos filosóficos e intelectuales. No así en el ámbito de la ciencia, donde el hombre, entregado a sus avances, empezó a controlar a voluntad la luz y la oscuridad, el calor y el frío, los medios para transportarse al amparo de nuevos remedios eficaces contra males incurables.

Es comprensible que en ese frenesí de descubrimientos, que a la postre tampoco fue capaz de dar respuesta a las preguntas esenciales, la humanidad optase por centrarse en encontrar la felicidad. No la colectiva, sino la propia, tal y como declara la Declaración de Independencia de los EEUU. No en vano, esta nueva sociedad parecía poder dispensar todas las mercedes que el poder feudal y la intransigencia del clero se habían negado a concederle. Por fin se podría vivir sin los impedimentos del dogma, la moral y la tradición. Una sociedad de ciudadanos libres, con sus derechos reconocidos y sin ataduras de ningún tipo sería la nueva Arcadia feliz en la que la humanidad podría finalmente vivir en plenitud.

La separación Iglesia-Estado encontró su primera referencia en los denarios que correspondía entregar al Cesar de Roma

Poco importaba que los cimientos sobre los que se asentaba el inigualable esplendor de Occidente, que retrata Niall Ferguson en Civilization, estuvieran unidos de forma indisoluble al cristianismo. Que la dignidad de cualquier ser humano, base de los derechos inalienables de la persona, fuera la plasmación laica del hombre en cuanto que criatura a imagen y semejanza de su creador, o que la separación Iglesia-Estado encontrase su primera referencia en los denarios que correspondía entregar al Cesar de Roma. Mucho menos todavía que la dignidad de la mujer tuviera en el cristianismo el máximo exponente imaginable al hacer de ella madre del hijo de Dios. Por no hablar de los incontables beneficios que la sociedad debe a la Iglesia en todos los campos imaginables.

El cristianismo actual en Occidente: una práctica semi-clandestina

Todo eso fue pasando a un segundo plano hasta desaparecer del discurso socialmente permitido por las autoridades en favor de nuevos mandamientos que invitan a abrazar cualquier opción contraria a las certezas más incuestionables, bajo pena de incurrir en las más severas condenas. Demonizar lo sagrado y sacralizar lo profano parece ser parte esencial del manual oficial de instrucciones de nuestro tiempo, si bien en última instancia, las sociedades occidentales secularizadas en la que vivimos distan bastante de las bondades que nos prometían sus más fervientes paladines. Junto al disfrute de progresos admirables de todo orden han ido estrechado sus horizontes y apostatado de sus creencias en favor de los mismos ídolos que indignaron a Moisés en su bajada del Sinaí, sacrificando en el altar del hedonismo cuanto sea necesario en aras de la laxitud moral y el bienestar material.

Demonizar lo sagrado y sacralizar lo profano parece ser parte esencial del manual oficial de instrucciones de nuestro tiempo

Cabría preguntarse si el sacrilegio como norma (la irreverencia ante lo sagrado forma parte del actual universo cotidiano) y el vacío que la vida de espaldas a Dios lleva aparejado, ha compensado el esfuerzo, visto que los libros de autoayuda siguen siendo superventas, y el yoga o ahora el mindfullness, no suelen evitar el paso por el diván del psiquiatra. De hecho, a primera vista todo parecería indicar que las sucesivas ‘liberaciones’ contemporáneas no parecen haber colmado los resultados apetecidos. Las mujeres se muestran francamente insatisfechas con su actual status y su indignación avanza firme hacia nuevas e ignotas fronteras. Tampoco la revolución sexual ha saciado los apetitos de unos paladares cada vez más abiertos a degustar menús de imposible digestión. La convivencia, por su parte, se aleja de los beneficios de la tierra prometida por el multiculturalismo y conforma nuevos patrones de conflictividad y fragmentación en la nueva torre de babel que propicia el neotribalismo postmoderno.

No deja de resultar llamativo que unas sociedades tan liberadas de Dios sigan desplegando semejantes dosis de energía para orillar de la vida cotidiana todo lo que implique un enfoque trascendente. Que el triunfo de la transgresión sacrílega no baste para cejar en la tarea de silenciar las referencias religiosas y de empujar a los creyentes extramuros de la plaza pública hacia ámbitos no ya particulares sino íntimos. Porque no es exagerado decir que el espacio destinado a la práctica religiosa en Occidente es hoy semi-clandestino, excepción hecha de las manifestaciones públicas que se permiten porque no queda más remedio, como nuestros pasos procesionales de Semana Santa,  eso sí, presentados como tradiciones de cultura popular cercanas a la superstición: espectáculos anacrónicos y exóticos de una especie en extinción.

El espacio destinado a la práctica religiosa en Occidente es hoy semi-clandestino

El cristianismo actual en Occidente: una práctica semi-clandestina

Las expresiones contra lo religioso que afloran por estas fechas son una constante ya sea desde la más vulgar ignorancia o bajo los argumentos más variados propios la soberbia intelectual que otorga a Flavio Josefo más credibilidad que a todos los evangelistas juntos. Los improperios de unos y otros rezuman una mezcla de desprecio y de rabia, como si no pudieran soportar que en estos tiempos nuestros tan modernos existan todavía quienes sienten que la verdadera libertad no es la derivada de las circunstancias que nos rodean sino la que cada uno lleva en su interior, que alcanza su más sublime expresión en la muerte de un inocente perdonando a los que le clavaron en la cruz, nosotros incluidos.

El espectáculo que contemplamos no puede resultar más anacrónico toda vez que, si ya el Concilio Vaticano II rompió el nexo entre el derecho a la libertad de conciencia y de culto con la imposición de su propia verdad, la Centesimus Annus acepta plenamente la democracia hasta el punto de reconocer que ni sus abusos como sistema, que puede sean moralmente inválidos, le restan legitimidad formal. Este reconocimiento de la magna encíclica, que este año celebra su 25 aniversario, expresa por primera vez una clara opción preferencial por la democracia, frente a la tradicional indiferencia vaticana hacia los sistemas políticos.

La conexión con la verdad religiosa no apela ahora sin embargo al Estado o a los gobiernos sino a los propios cristianos y a su particular compromiso personal. Tampoco la Iglesia reclama libertad para su verdad, sino el derecho de la persona a ejercer su libertad de conciencia y practicar libremente sus creencias sin injerencias ni coerción del Estado, en plena sintonía con la primacía del individuo propia del constitucionalismo moderno, que supera el concepto de súbditos propiedad del Estado por el de ciudadanos de pleno derecho.

Mientras la Iglesia ha tardado siglos en encontrar la fórmula más apropiada para el respetuoso entendimiento con el poder político, la laicidad ha evolucionado en sentido contrario

Mientras la Iglesia ha tardado siglos en encontrar la fórmula más apropiada para ese mutuo y respetuoso entendimiento con el poder político, la laicidad ha evolucionado en sentido contrario: de una aconfesionalidad neutral y respetuosa con lo sagrado ha pasado a una política activamente antirreligiosa, esa que Martin Rhonheimer denomina “laicismo integrista” o “integrismo laico” que ni la iglesia ni los cristianos podemos aceptar, no ya por el daño al fenómeno religioso en sí, sino por la tiranía que conlleva ese magma de rencor y resentimiento, de agravios y venganza, de rabia incontenible que puede resumirse en una sola palabra: odio.

Un odio cerval a todo lo socialmente establecido, a las instituciones, la cultura con mayúsculas, la historia y la tradición, que tiene en su punto de mira a la religión como una de las primeras piezas a abatir. Sus enemigos saben que aunque en el mundo actual las convicciones hayan sido superadas por el escepticismo y la confusión generalizadas, aunque el número de ‘paganos bautizados’ de los que hablaba Benedicto XVI no deje de crecer, aún queda un reducto numeroso de personas dispuestas a defender sus creencias.

El “integrismo laico” mantiene un odio cerval a todo lo socialmente establecido y tiene a la religión como una de las primeras piezas a abatir

Es posible que más allá de planteamientos políticos excluyentes y totalitarios, la animadversión cerril e irracional de quienes pretenden borrar a Cristo de la faz de la tierra esté animada por “ese fermento atormentador que empuja al ser hacia todo lo peligroso, hacia el exceso y el extasis, hasta la anulación de sí mismo” sobre el que escribe Stefan Sweig en “La lucha contra el demonio” analizando, entre otras, la vida de  Friedrich Nietzsche, quien, tras anunciar la muerte de Dios urbi et orbi y arrastrar consigo a una pléyade de entusiastas seguidores, acabó sus días en un manicomio. Aun así el filósofo existencialista acertaba al decir que habíamos sido nosotros quienes le habíamos matado.

Sea como sea, no deja de resultar de lo más chocante que sea precisamente ahora, en la Era de los Influencers, cuando no se repare en lo inexplicable que resulta que el mensaje de un humilde galileo haya pervivido a lo largo de veintiún siglos de historia.

El cristianismo actual en Occidente: una práctica semi-clandestina

Porque es ahora, en plena sociedad de la información, cuando podemos constatar lo efímeras que resultan todas las obras y logros humanos, lo pasajero de la fama y la gloria terrenales, el momento para asombrarnos de que la trayectoria de un nazareno de tan triste humillante destino siga vivo y plenamente vigente. La mera evocación de sus orígenes aldeanos, su elemental instrucción, o su escasa experiencia del mundo que le rodeaba, bastarían para hacernos pensar cómo es posible que las contadas palabras que salieron de su boca sigan siendo guía para miles de millones de personas y hayan servido de inspiración a buena parte de los pensadores y creadores más sublimes de la historia, superando en influencia la de todos los reyes, emperadores y poderosos de este mundo.

Incluso Charles-Maurice de Talleyrand se aprestó a firmar, a escasas horas de su muerte, una declaración repudiando sus grandes errores “que habían perturbado y afligido a la Iglesia”. Fue así como el primer ministro de Francia, el gran Chambelán del Primer Imperio, príncipe de Benevento, obispo de Auton, el político promonarquista, revolucionario, girondino, imperialista y restauracionista, acabó reconociendo el madero de la Cruz como verdadero árbol de vida.


Si este artículo le ha parecido un contenido de calidad, puede ayudarnos a seguir trabajando para ofrecerle más y mejores piezas convirtiéndose en suscriptor voluntario de Disidentia haciendo clic en este banner:

78 COMENTARIOS

  1. En el occidente actual la religión que se profesa es la del estatismo, el Estado como Dios y referente moral por lo tanto de allí radica la podredumbre moral de esta sociedad socialdemócrata donde inclusive se ha legalizado el robo llamándole “justicia social”.

  2. A ver si nos enteramos de una vez, señor autor del artículo, de que el odio al cristianismo es una estrategia de cajón de los marxistas promotores de la tiranía de lo políticamente correcto para debilitar y , si es posible, destruir una institución, la iglesia cristiana, clave en la conformación y estabilización de la civilización occidental.

  3. “Envidio a inglaterra y su iglesia nacional, parecida a la católica, pero soberana. Fuera de inglaterra se denomina “episcopaliana”.
    En los laicos U.S.A., cuando celebran actos públicos oficiales, que implican ceremonial religioso, es la iglesia episcopaliana la oficialmente reconocida para ello”
    Ese es otro aspecto que los americanos tienen que explicar, hay separación iglesia estado pero en actos oficiales siguen utilizando el ritual británico, incluso juran sobre las sagradas escrituras.

    • En Washington existe una catedral, que se denomina Catedral Nacional de Washington. Busque la entrada de Wikipedia de “Catedral Nacional de Washington” y leerá una descripción del tema. Aparte de ser un edificio de estilo neo-gótico tipo inglés bastante notable. Allí se celebran todas las ceremonias de carácter religioso, como los funerales de ex-presidentes, de modo interconfesional, no necesariamiente episcopaliano.
      Los Estados Unidos lo fundaron los llamados puritanos, una rama disidente de la iglesia de Inglaterra, que no tuvo una vida fácil y emigraron a América del norte. La constitución es laica, Y ser laico no significa ateísmo o anticlericalismo, como los orates de la izquierda local piensan y difunden. Para “Koletas”, que se informe como juran el cargo de primer ministro o presidente de la república griega. El Sr. Sypras juró su cargo de primer ministro, delante del jefe de la Iglesia Ortodoxa griega, de rodillas con un crucifijo delante. ¿Se imaginan a “koletas” arrodillado ante un crucifijo en presencia del arzobispo de Toledo, si por desgracia ganara una votación a cortes?

  4. A mi me encanta España. En contra de las teorías de algunos que ven en el protestantismo ventajas para el desarrollo político de las naciones, yo me quedo con el catolicismo apostólico y romano de los españoles, sobre todos el de los católicos apostólicos y romanos defectuosos que entran en las capillas tetas al aire, van a las tertulias de la Secta y reniegan de la religión que los subsume culpándola de sus propios errores, de la moral de sus padres o de sus propias represiones y frustraciones.
    Yo me despedí de Dios a los once años porque no me dejaba pensar, lo hice tras jugar un partido de fútbol en el patio del colegio, camino a casa para comer decidí entrar en una Iglesia, siempre estaban abiertas, a despedirme de Él. Dios tiene que existir ¿de quién si no me podría haber despedido? Por eso me caen bien los Ateos inteligentes, me recuerdan a mi de niño tras jugar un partido de fútbol, con las endorfinas a todo trapo acelerando el cerebro durante toda su existencia.
    Los otros, los católicos apostolicos y romanos defectuosos españoles, no confundir con los verdaderos creyentes, son más brutos, mucho más brutos, de todo hay en la viña de Señor, por estos últimos solo debemos sentir compasión intelectual primero y espiritual después.
    En mi caso particular como despues de muchos años de pensar, cuestionar y dudar de todo me di cuenta que no había aprendido nada, al menos nada que respondiera mis dudas, fuí recompensado como Fausto, “al que siempre aspirando se fatiga, a ese podemos redimir” “un coro de ángeles dará la bienvenida al noble miembro”
    Vamos, resumiendo, que Dios me devolvió la visita.

  5. Vaya…a ver quién es el guapo que sostiene que los genomas de los seres vivos surgieron del azar, y la naturaleza de la nada,…a menos que no le importe que le llamen desinformado o ignorante…

    • Comprender que el tiempo no existe y que el futuro ocupa el mismo espacio que el presente y el pasado puede que le haga preguntarse si usted no vive en la nada.

      • El tiempo por supuesto que existe; es usted un frívolo y un ignorante soberbio insufrible.

        Saludos.

    • Más guapo hay que ser para sostener que los ha creado un ser imaginario.

      Es difícil que la naturaleza surja de la nada, pero hay que admitir, que que salga un Dios Omnipotente de la nada es muchísimo más difícil. Fabricar un alga unicelular es muy complicado, pero ni comparación con fabricar un ser inmortal y dotarlo de omnipotencia.

  6. “La especie humana creó a Dios a su imagen y semejanza para suplir una necesidad: evadir la realidad”
    Y yo que creía que las religiones estaban para ayudar a explicar la realidad última y “pasar” un poco de la materia enfocando en el espíritu.

    • Primero, las religiones no se han creado para ayudar a nadie, sino para adoctrinar a la masa y llevarla al redil.

      Segundo, la especie humana que creó a Dios a su imagen y semejanza, también creo el concepto de espíritu. Otras tribus o grupos se inventaron los hechizos o el mal de ojo. Y otros se inventaron el infierno, que por cierto, el Papa ha dicho estos días que no existe.

      El inventarse tonterías que ayuden a explicar lo inexplicable ha ocurrido siempre y sigue ocurriendo. Por ejemplo ahora dicen que el CO2 es malísimo y nos va a matar a todos de calor en pocos años. También dicen que el cribado de cáncer de mama con mamografias salva muchas vidas. Y, aunque la evidencia científica dice lo contrario, las mujeres creyentes procesionan delante de la máquina, y se someten a un protocolo que las perjudica seriamente.

      En mi comentario de abajo he hablado de más creencias. El dejarse llevar por la inercia de las creencias, ya sean de religiones, dioses, espíritus o demonios, o de mamografías o estados del bienestar, en mi opinión le hace un flaco favor a la especie humana.

      Antes de buscar ayuda para explicar la realidad última y analizar dioses y espíritus, habría que distinguir si se hace como un divertimento, al nivel de una buena película de ficción, o se está hablando en serio queriendo analizar algo que, en caso de existir, sería inanalizable. Yo siempre digo que “teología” es un oxímoron de una sola palabra.

      • Ud. debe ser joven. En el franquismo la formación religiosa que era mayoritaria, dejaba claro que había materia y había espíritu, conectando con la filosofía griega. Sus conjeturas negando lo anterior son propias de ideas prefabricadas de charlas de cafetería de sindicato de izquierdas. No se trata de lleva ra nadie al redil, sino por el contrario ofrecer la libertad que niega el positivismo y ofrece la ley natural.

        • No soy joven, pues he tenido que cantar el cara al sol en el patio del colegio antes de entrar. Quizá eso me ha librado de creerme cuando luego me decían que había materia y había espíritu. Nadie me ha dado nunca ninguna prueba de que hay espíritu, ni siquiera de la utilidad que debería tener. El que todos crean en algo que no existe no es suficiente razón para aceptarlo.

          Para negar la existencia del espíritu no necesito que nadie me dé una charla. también niego la existencia del mal de ojo y nadie me ha adoctrinado sobre el asunto. Hay algo que sólo pueden usar los humanos y que se llama razonamiento lógico.

          No asisto a charlas de sindicatos, y creo que han perjudicado mucho a los trabajadores. Se comportan como una religión más.

          Y la libertad que me otorga la ley natural no necesito aprenderla de nadie, ni nadie tiene el poder para quitármela.

          • Creo que usted no entiende mi posición ante la vida. Yo estoy bien y vivo estupendamente. No necesito nada ni a nadie y no busco experiencias extrasensoriales.

            No me interesa estudiar ni aprender cualquier fantasía que se le haya ocurrido a alguien, por muy famoso que sea ese alguien.

            Tengo los conocimientos necesarios para seguir con mi vida y no me interesa entender la suya.

            Pero cuando alguien me habla de algo que no existe, me parece que darle la razón sería una falta de respeto. Por eso le digo educadamente que eso no existe, pero no me molesta en absoluto que siga creyendo en todas las fantasías que le hagan feliz.

      • Francisco, creo que usted confunde a Dios con su propia sombra. Tenga cuidado, según la sicología jungiana la sombra es el demonio. Yo le advierto.

        • Es lo que tiene cuando se usan palabras de las que nadie conoce el significado, como Dios, espíritu, etc. que acaban todos hechos un lío.

          Tampoco soy creyente del demonio, exceptuando la ley de violencia de género, en la que creo firmemente, ya que puede hacerme mucho daño.

          Jung tampoco es santo de mi devoción, pero le agradezco la advertencia.

          Lo más gracioso de todo esto es lo serios que se ponen los creyentes.

          • Yo no soy creyente ni practico religión alguna. Simplemente se que Dios existe. Debo ser un privilegiado. De todas maneras si uno sabe leer entre lineas los últimos descubrimientos científicos se da cuenta que ya nos lo habían contado antes de otra manera, los símbolos de la fórmula eran distintos pero decían lo mismo.

        • No estoy de acuerdo. Si no se cree, no se cree y punto. Siempre que se respete a los demás. Lo repugnante es los que tratan de esconder una aversión y persecución al cristianismo, un anticlericalismo carca del siglo XIX, llamándole “laicismo”. El laicismo está en la constitución U.S.A. la más antigua en vigor. Y consiste en tratar a todas las religiones por igual, sin favorecer a ninguna en especial. No a perseguir al cristianismo, amacebados en el islam.
          Aún me sigue extrañando, que ve en el islam esa gente tan “avanzada y progresista”. Una religión, que hace sacrifica animales y se quedaron estancados en la edad media. No han aprendido la amarga lección recibida en Persia 1.979, cuando se aliaron al islam, como “campañeros de viaje” para derrocar al Sha. Luego una vez que la “progresía” persa dejó de ser “útil”. El que no huyó de allí a tiempo, acabó colgado de una grúa por “ateos”. Pues el ateismo, como la apostasía está castigada con la muerte en el corán.

      • Aquí si tiene parte de razón: el tema de Dios escapa de la capacidad de comprensión humana; lo lógico es ser agnóstico, jamás ateo, que sólo es una prueba de soberbia ignorancia y estupidez.

    • La especie humana creó a Dios o a los dioses. En la antigüedad predominaba el politeismo y se adoraban las fuerzas naturales. En el antiguo Egipto una reforma religiosa propiciadada por el Faraón Akenaton, en que sustituyó el panteón de dioses egipcios por un único dios, después de una esperiencia mística. Se recomienda ver la película polaca “Faraón” una gran superproducción del cine polaco en 1.966 y dirijida por Jerzy Kawalerowicz. También “Sinuhé el egipcio” película y novela, que se desarrolla en la época de Akenatón.
      Narra más o menos como Akenaton crea el monoteísmo egipcio. Hay quién dice, que realmente era el Moisés judio al huir, cuando la casta sacerdotal lo derroca y huye con sus partidarios por el Sinaí.
      ¿Por qué es necesario contar lo precedente? Por dos razones. La primera es que el hombre primitivo los fenómenos naturales, que no sabía ni comprendía Tenían que “adjudicárselos a un ser superior”. Segundo, citar al pueblo egipcio no es casual. Los egipcios antiguos eran profundamente religiosos. Creían en la vida después de la muerte. El hombre es un ser pensante, que le resulta “necesario” creer en el más allá, porque si no, no le encontrarían sentido vivir, ya que es consciente de que morirá. Digamos, que es un mecanismo psicológico de “protección”. Hace más llevadera la vida, creyendo que su cuerpo material muere y un alma inmaterial sobrevive para siempre. Su vida habrá servido para algo.
      Me gusta y suelo leer todos los artículos Astrofísica. Cada vez que ahondo en la compresión del Universo, menos veo a un Ser Omnisciente.
      Y sí, el universo en que vivimos, se creó en el vacio cuántico. Ese vacío, realmente no está vacío. Quien propuso la teoría del Big Bang, fue el jesuita y científico belga Georges Lemaître. Fred Hoyle, el mismo Einstein negaron esa posibilidad a causa de su ateísmo. A pesar que las ecuaciones de Einstein preveían un universo en expasión y él no quiso admitirlo. Pues implicaba que la singularidad inicial se esplicaría por una intervención divina. Al final Lemaître consiguió ser reconocido y su hipótesis resultó ser cierta. Pero no hubo ningún dios, que creara este universo.

  7. “La especie humana creó a Dios a su imagen y semejanza para suplir una necesidad: evadir la realidad.”

    Pues no. Como toda generalización, una equivocación. Los grupos humanos de diferentes culturas han ido creando sus ritos y sus mitos, es decir sus religiones, con procemientos lentos, creativos y asombrosos. En la religiones, varias cosas para la supervivencia de esos grupos están en juego, entre las más importantes está la gestión de la diferencia sexual. También está el culto a los muertos y al saber que debe tramsitirse de una generación a otra para para el conoccimiento aumente y mejore la vida de la gente.
    De entre las religiones conocidas, la cristiana y, en especial el catolicismo, ha sido la más benéfica para la humanidad.

    • Ningun especie de animales salvajes ha creado ninguna religión, y la mayoría tienen unas probabilidades de supervivencia mucho mayores que la especie humana.

      La gestión de la sexualidad sólo le crea problemas a los seres humanos, precisamente porque las religiones han considerado pecado conductas totalmente naturales. Como la única herramienta de las religiones es hacer sentir culpable a la clientela, para hacerlos pasar por caja mientras expían sus pecados, prohibir el sexo ha sido un golpe maestro, pues así están seguros de que no hay nadie que no sea un pecador.

      Para que el conocimiento mejore la vida de la gente no tiene que basarse en dogmas de fe, que precisamente han impedido y frenado el conocimiento científico durante siglos, cada vez que los nuevos descubrimientos chocaban con las chorradas preestablecidas en los libros sagrados.

      Yo no diría que la religión cristiana y, en especial el catolicismo, ha sido la más benéfica para la humanidad. Se podría decir que, desde que terminó la Santa Inquisición, ha sido una de las menos malas, pero no porque sea buena, sino porque las demás son mucho peores.

      • Le falta formación religiosa. Pecado lo único que significa es desviación de la ley natural que conecta con la relidad última o “One reality” “Yekhidah” de los judios. Todos esos problemas que Ud. vé es porque tiene demasiado apego al mundo material, eso se solucina mediante la liberación de las religiones orientales, de ahí que uchos hayan comparado a Jesucristo con las enseñanzas de los esenios, con muchas ideas orientales.

        • El sexo no puede nunca ser pecado por la ley natural, pues es un instinto imperativo en todas las especies para garantizar su reproducción.

          Lo de conectar la ley natural con la realidad última, es otro invento para llevar al huerto a algún incauto desavisado.

          Puede que a mi me falte formación religiosa, o puede que a usted le sobre. Para saber quien tiene el nivel óptimo de formación religiosa tendríamos que evaluar los niveles de felicidad, de ética, de aportaciones a la humanidad, etc., de personas con formación religiosa y de grupos ayunos de esa formación. Desgraciadamente, eso no se puede hacer, pues como he dicho en otros comentarios, todos andan como locos buscando la manera de evadirse de la realidad, y todos están enfrascados en alguna religión, o pseudoreligión estatal o social, que a efectos de fabricar mitos es lo mismo.

          Lo que usted llama,demasiado apego al mundo material, yo lo llamo instinto de superviviencia, que junto con el instinto sexual son los dos instintos más fuertes de todos los seres vivos. No creo que hacer caso a los instintos pueda ser perjudicial para nadie, en cambio, disfrazarlos o reprimirlos sí que ha producido mucho sufrimiento a lo largo de los siglos.

          El Evangelio Esenio de la Paz es el mejor tratado sobre alimentación y medicina natural que ha visto la luz en veinte siglos, por eso está muy bien escondido y nadie ha oído hablar de él.

          Y yo no hago distinción entre religiones orientales y occidentales, pues todas persiguen los mismos objetivos, y todas mantienen a la gente alejada de la realidad.

          • Ud. habla de instinto, ¿qué es el instinto, donde se produce y quien lo dirige? es mas, ¿cual es la diferencia entre instinto e intuición? Lo que mas me sorprende de Ud. es la soltura con que se expresa sin haber estudiado los temas formalmente e intentar ridiculizar a estudiosos de teología, hablando de dogmas, que si profundizamos un poco no creo que sepa de lo que habla, hablando de sexo como si hubiese estudiado alquímica, reconozca sus carencias y tenga por seguro que nadie sbe demasiado de un tema puesto que el conocimiento es infinito.

          • El instinto es la conducta innata e inconsciente que se transmite genéticamente entre los seres vivos de la misma especie y que les hace responder de una misma forma ante determinados estímulos.

            No tiene nada que ver con la intuición, ni viene a cuento para lo que estamos hablando.

            No hace falta haber estudiado mucho para saber que si tiras una piedra al aire vuelve a caer al suelo. Conocer la realidad es bastante fácil, sólo hay que estar atento. Cuando alguien te cuenta alguna de sus fantasías, si estás atento, te das cuenta que es una fantasía, y la dejas correr sin darle importancia.

            Yo no ridiculizo a los estudiosos de teología, lo hacen ellos sólos. Hablar de la ciencia que estudia a Dios es un chiste malo. Querer limitar el concepto de Dios a algo que pueda abarcar la mente humana es un despropósito sólo apto para mentes inmaduras.

            Las gacelas, las lagartijas o los gorriones no han estudiado alquimia, ni química, ni biología y mantienen unas relaciones sexuales perfectas. Precisamente porque nacen con los instintos que les empujan a hacer las cosas correctamente.

            El conocimiento aunque es muy vasto, no es infinito. Pero, según Einstein, lo que sí es infinito es la estupidez humana.

          • El instinto es puramente animal. Maslow decía que en el ser humano dejabande haber instintos porque era capaz de controlarlos el único que asociaba el instinto con la psyque (spiritu) era Freud al atribuirlos a su inconsciente Id. Luego según sus palabras poco se diferencia de un animal, el goyin hebreo.

          • Sus comentarios Francisco siempre me parecen interesantes, puedo estar con ellos de acuerdo o no pero los leo con interés. Siempre aportan algo diferente.

            Le contesto a éste porque habla del Evangelio Esenio de la Paz, ciertamente es un Evangelio curioso, aunque si fue escrito por la comunidad esenia tampoco ha de sorprendernos, parece que era una comuna naturista que buscaba la curación y la expulsión de los demonios por medio de los elementos de la naturaleza, tierra, agua, aire y fuego.
            Leo sus críticas a muchos métodos agresivos de la ciencia, no soy experta en el tema y creo que muchas veces hacen más mal que bien pero como todo en la vida se necesita un equilibrio, ni toda la ciencia es mala, ni toda curación naturista es sana.

            Aún recuerdo unas vacaciones con la familia de un conocido mío, donde una de sus hermanas seguía las enseñanzas de un tal Hira Ratán, parece que el buen hombre no comía prácticamente nada, se alimentaba del sol. Sería largo de explicar aquí el tema, pero le aseguro que esa semana no salía de mi asombro

            Hemos perdido mucho contacto con la naturaleza sin duda y hay un abuso tremendo de medicamentos y pruebas médicas igual pero creo que en todo hay que lograr un equilibrio

          • Así es nour, sólo me diferencio de los animales en que yo puedo razonar y ellos no, en el resto procuro tomar ejemplo de los animales salvajes en muchas facetas de la vida.

            Considero un elogio inmerecido que me compare con un animal, pues aunque intento vivir como ellos, todavía me queda mucho para acercarme a su perfección y ética.

          • Yo también leo con interés sus comentarios, Emme.

            El Evangelio de los Esenios lo tienen escondido porque enseña a curar casi todas las enfermedades a coste cero, y eso no es nada rentable para la industria.

            También enseña cosas sobre alimentación humana con un adelanto de 18 siglos. Por ejemplo, habla de comer las cosas crudas para que no se pierda su vitalidad, cuando el conocimiento de que el fuego destruye las vitaminas es de hace pocos siglos.

            Conozco a Hira Ratán y sus enseñanzas. Hay conocimientos muy importantes que no son de dominio público porque no interesan a los que mandan. Igual que hay fraudes que se permiten porque son rentables para los que detentan el poder.

            Como bien dice usted, en el término medio está la virtud. Desgraciadamente, si la gente no conoce los dos extremos, nunca podrá saber dónde está el término medio.

            Uno de los lados de la balanza se anuncia a cada momento en la caja tonta, y el otro lado de la balanza se habla de él para desprestigiarlo para que no quite clientela. En esa situación es muy dificil que nadie tome decisiones centradas.

          • Que los animales razonen o no tambien es objeto de debate en la psicología animal, lo que habría que analizar es la causa última de ese razonamiento, pero si realmente no le preocupa bien está pero mo intente imponer su opinión en otros como ya le han advertido.

          • No hay ningún debate. Los animales no tienen la facultad de razonar y los humanos sí la tienen, aunque lo hacen de pena.

            Puede que confunda el razonamiento con la inteligencia, que si tienen los animales y muchas veces la usan mejor que los humanos.

            Es bastante habitual que algunos confundan, el razonamiento, con la inteligencia, la memoria, la cultura o haber estudiado tres carreras, pero todas esas cosas son diferentes del razonamiento.

            Si es tan amable de indicarme dónde he tratado de imponer mi opinión, le demostraré que está equivocado o, al menos, que usted lo ha intentado 5 veces más que yo.

          • Si Ud. no tiene una educación formal en estos temas y es autodidacta no hay forma de que haya debate porque no utilizamos los mismos términos y haga el favor de si no entiende algo búsquelo en internet, no voy a tener que buscarselo cada vez.https://answers.yahoo.com/question/index?qid=20100702150445AAPfSaa
            Y en cuanto al debate si Ud, no sigue unas reglas de juego o estudios o carreras es imposible por lo que pretende imponer ideas sin seguir una definiciónconsensuada de los términos empleados. Si le gusta el tema formese sino solo puede impactar a los ignorantes que le deben rodear y aplaudir.

      • Ud. está influido por la “leyenda negra” propalada por los grandes enemigos de España. Inglaterra y Holanda principalmente. Más los países en donde triunfó la reforma. El caso es que España era un país pobre, que dilapidó la riqueza de América en sostener el poder papal y la iglesia católica con un entusiasmo estúpido, que no hizo Francia. Sin embargo Francia tenía el favor del papado. Aunque la casi mitad o más de su “clientela” hable español como lengua materna.
        Así que cuando un latino del otro lado del Atlántico, me pregunta por el oro. Suelo darles la misma respuesta: Pregunten en la banca Rostchild y en el Vaticano. Pues América fue usada no para enriquecer a España, sino para la política europea de los Habsburg o Austrias. Defendiendo a un papado corrupto y venal.
        Los países protestantes no son “inocentes”. Desde luego los que siguieron fieles a Roma, no recibían “caricias” precisamente. Los juicios de la “terrible” inquisición española están documentados. Y además a los protestantes les “gustaba” quemar a muchas desgraciadas mujeres con demencia senil por brujería. Murieron quemadas decenas de miles de mujeres. sólo en Alemania. En Inglaterra y en los países de la reforma. En España sólo se condenó por brujería, creo recordar que a unos cinco. En general la inquisición no entraba en los temas de brujería, que consideraba falsos.
        Juan Calvino instauró una teocracia en Ginebra. Todo el que se atreviera a disentir de sus dogmas, acababa irremisiblemente en la hoguera.

  8. La especie humana creó a Dios a su imagen y semejanza para suplir una necesidad: evadir la realidad.

    También se puede evadir la realidad con el consumo de drogas, pero durante siglos estuvo mejor visto confiar en que Dios nos solucionaría todos nuestros problemas sin tener que esforzarnos, que emborracharse para olvidarlos. Aunque, a efectos prácticos, no hay ninguna diferencia entre creer en Dios o emborracharse, cuando se trata de darle esquinazo a la responsabilidad de afrontar los problemas que debería tener cualquier ser humano adulto.

    Lo peor de las evasiones de la realidad es que, cuando los problemas se posponen, tienden a agrandarse y agravar sus consecuencias.

    Todas las creencias se asientan sobre los defectos atávicos humanos para disfrazarlos de virtudes, pero, desgraciadamente, nunca consiguen su propósito.

    Hasta hace pocas décadas, la mayoría de los creyentes lo eran de entes espirituales con diferentes nombres, cualidades y culturas. Pero eso ha pasado de moda, y ahora ser creyente de esas entidades queda mal visto por grandes sectores de la sociedad. Pero como la necesidad de las creencias que permitan evadir la realidad sigue estando ahí, millones de personas han cambiado las creencias religiosas por otras, aunque igual de fantasiosas e infantiles.

    Curiosamente, los nuevos creyentes de cosas materiales son igual o más fanáticos que los otros, a la terecera frase discordante ya te han excomulgado y, a diferencia de la religión, la exclusión del grupo de estos creyentes es a perpetuidad.

    Dentro de las nuevas creencias, una de las más famosas es EL ESTADO DE BIENESTAR. Lógicamente, esta creencia debería llamarse EL BIENESTAR DEL ESTADO, pero con ese nombre auyentaría a los nuevos adeptos.

    Es mucho más coherente creer en los Reyes Magos, el Ratoncito Perez y el Ángel de la Guarda, que creer en el Estado de Bienestar administrado por políticos corruptos y ladrones.

    La teoría se basa en que todos los que nunca hayan producido nada, ni cotizado, ni trabajado en su vida, tendrán derecho a disfrutar de bienes y servicios que no están al alcance de los trabajadores mileuristas. Vivienda, educación, sanidad, operaciones de cambio de sexo y asistencia psicologica los días que sale nublado, serán ilimitadamente gratuitas para cualquier persona de cualquiera de los cinco continentes. España es un país tan extremadamente rico, que puede financiar las necesidades o caprichos de cualquier ciudadano del mundo mundial.

    El mero hecho de proponer algo tan demencial, a todas luces imposible, amén de insostenible, ya demuestra sin lugar a dudas las preclaras mentes que dirigen los destinos de este desdichado país. Pero lo que ya roza con lo inaudito es que un grueso porcentaje de la población, no sólo comulgue a pies juntillas con tan descabellada propuesta, sino que exija que se aumente el despropósito hasta que esa opereta devenga en tragedia.

    Cualquier extraterrestre se quedaría anonadado ante semejante actitud de los seres humanos, porque sería como admitir que 2+2 en manos de los políticos, equivalen a 368. Cuando la realidad es que 2+2 en manos de los políticos suman 3.

    Como yo conozco muy bien a mi especie, no en vano me llevo relacionando con ellos desde que nací, yo podría explicarle al ET cómo los homo sapiens (título inmerecido y rimbombante donde los haya) llegan a tan estrambóticas conclusiones: llevamos unos 30 años que a los niños y jóvenes se les vienen enseñando sus derechos, sin que nadie jamás les haya mencionado de pasada ninguna de sus obligaciones. Se les ha cambiado la escala de valores humanos por un catálogo de caprichos. Han aprendido el precio de las cosas, pero no su valor ni el esfuerzo necesario para producirlas. Cuando alguien ha sido criado en esa vida irreal, es lógico que confunda la fantasía que ha vivido desde que nació con la realidad, puesto que no ha conocido nada más. En este caso, más que decir que son creyentes de teorías falsas, sería más razonable decir que sufren el síndrome de Estocolmo, pues sus mentes han sido secuestradas desde que nacieron y adoctrinadas para creer con rotundidad que los burros vuelan.

    Desgraciadamente, en la situación actual esta generación prefiere que les corten un brazo, antes que poner los pies en el suelo, asumir la realidad y responsabilizarse de las consecuencias de sus actos.

    • Ud. mezcla varios conceptos. Algunos no relacionados, aunque puedan aparentar estarlo. En primer lugar y el segundo párrafo de su comentario lo esboza por encima. La diferencia de católicos y protestantes con respecto al trabajo. Cuando Dios expulsó a Adán Y Eva del Paraíso, le dijo, que a partir de ese momento su vida era limitada y que para comer, tendrían que ganar el pan con el sudor de su frente (el trabajo). Los protestantes creen que el trabajo es una obligación de todo hombre, que nadie debe vivir a costa del trabajo de su prójimo. Esa filosofía fue el origen del partido republicano. Sus votantes, muchos pobres no ven con malos ojos la riqueza material. Y los ricos suelen ser generosos a través de fundaciones. En el catolicismo la idea imbuida es que Dios NOS CASTIGÓ a ganarnos el pan, trabajando. Pero no hay ningún mal en vivir de las rentas ajenas, si se ponen a tiro.
      Esta “pequeña” diferencia moral hace que las sociedades protestantes hayan evolucionado mejor. Curiosamente el protestantismo se ha extendido mucho por la América de habla ibérica. En la creencia, que siendo protestantes serán más prosperos. Y el catolicismo aumenta lentamente en los estratos conservadores de USA.

    • Siento decirle querido Francisco que nunca antes habia leído tal cúmulo de despropósitos sin sentido alguno, al menos en esta publicación.
      Siendo la espiritualidad algo indisolublemente ligado al hombre en todas las épocas y civilizaciones llega usted para ilustrarnos que todos nuestros antepasados han sido unos pobres estúpidos.
      Debe ser usted el nuevo Mesias anunciado ya que parece poseedor de la verdad absoluta, de la tangible y de la intangible. Me alegro que la caida de una piedra en su cabeza le haya provocado un chichón y le haya dotado de inteligencia para saber que si le cae una piedra en la cabeza aparte del golpe usted alcanzó la sabiduría.
      Mi mas sincera enhorabuena. De todas manera debería usted librarse de ese preceptor religioso que le acompaña al parecer a todas partes y que no le permite ligar, mantener relaciones sexuales y reprime sus instintos más primarios.

      Un cordial saludo.

      • A mi también me parece un despropósito afirmar seriamente que existen cosas imaginarias.

        Efectivamente, el hombre en todas las épocas ha buscado explicación a lo que para él era incomprensible en esos momentos, y como no la encontraba, muchas veces ha caído en la tentación de inventarse algo que sirviera de explicación e hiciera su miedo más soportable. Cosa que se sigue haciendo hoy en día en muchas parcelas de la vida.

        El que mis razonamientos lógicos me impidan creer en cosas sobre las que no hay ninguna evidencia, no me hace poseedor de la verdad absoluta, ni de la relativa. Yo no soy excesivamente inteligente, pero tampoco soy tan tonto como para creerme lo primero que me diga alguien, y no importa si eso se lleva diciendo 5.000 años.

        A mi no me molesta que cada uno crea lo que quiera, pero si se debate el tema, separo la realidad de las fantasías para centrar el debate.

        El que miles de millones de personas crean en algo no tiene ninguna importancia. Hay que tener siempre en cuenta que la inmensa mayoría suele estar equivocada casi siempre.

        También se puede recurrir al chiste fácil, de que si miles de millones de moscas comen mierda, no pueden estar equivocadas.

        • La razón no va más allá de lo conocido. Nuestra imaginación es incapaz de imaginar algo que no exista, estaríamos descubriendo la nada, todo lo que imaginamos existe. A veces la imaginación nos lleva a descubrir cosas intangibles como la teoría de la relatividad haciendo realidad para la razón algo que ya existía. ¿Que puede motivar que un cientifico niege la existencia de Dios siendo su aseveración totalmente acientífica? ¿Constatar su propia estupidez? El último científico que pretendió descubrir a Dios se fue con su pequeño cubo de conocimiento a través de un agujero negro donde a lo mejor se encontró con Dios. ¿Quién sabe? Lo que si sabemos es que aquí en la tierra no lo encontró, imagine por un momento que lo que andaba buscando y no lo sabía era la fórmula del Amor.

  9. Yo soy ateo y aunque sea difícil no creer en algo. Pienso que la vida de la gente, que tiene consciencia de si misma. Empieza cuando nacemos, tiene un pasar con más o menos fortuna y un fin. Donde ya no hay absolutamente nada.
    Ahora bien no soy anticlerical y mucho menos anticristiano. Defiendo la enseñanza religiosa. Da un sustrato moral y ético, aunque no se crea en el más allá. El cristianismo da ese sustrato moral y pule los instintos salvajes.
    De la Iglesia Católica he de decir, que es la mayor “fábrica” de anticlericales, ateos y masones de España en sus colegios confesionales. El catolicismo para mí es un absoluto vacío en lo espiritual. Sólo un conjunto de ritos y prácticas “mecánicas” y la jerarquía, sin más trascendencia. La iglesia católica ha perdido pie y el querer aparentar “moderna” y “avanzada” es el principio de su autodestrucción.
    En “Alerta Digital” hay un artículo, donde obispo de Santander pide “el perdón” para los políticos corruptos y los traficantes de seres humanos. Como no es de extrañar, que sea una organización decadente.

    • Yo no soy ateo, si no católico, tibiamente prácticante.

      Pero le doy toda la razón.

      La enseñana de la religíon en los colegios y parroquias, el comportamiento de mucha parte del clero es realmente terrible.

      La enseñanza concertada donde con tal de pasar por el aro de la subvención son capaces de enseñar la cosa del “genero”, vaya trgaderas, y la cantidad de monjas y curas infectados de marxismo cutural hasta lo mas profundo de su ser, es terrible. Ver a los de Cáritas compadrear con los podemitas ni le cuento.

      La confusión, en su propio provecho, de lo que es su poder temporal ha hecho estragos.

      Por otro lado los movimientos evangéilcos, luteranos, protestantes, calvinistas.. como se los quiera llamar; todos ellos devienen de lo mismo. De malentender ese poder temporal para que el príncipe o gobernante de turno pudiera hacer tener su iglesia propia y no depender de la de Roma.

      El pensamiento teológico discrepante iba a posteriori.

      En el fondo sólo piensan en integrarse en ese NOM, que necesita de una religión de estado (global) con la que justificar sus desvaríos y dominíos. El Papa actual es un ejemplo claro al respecto.

      un cordial saludo

      • El Papa actual proviene de una de las órdenes religiosas más nefastas del catolicismo a mi modo de ver. Fue un error elegir a este personaje. No por argentino, como malévolamente se podría pensar, sino por ser jesuita.
        Creo que el arzobispo de Boston hubiera sido mejor Papa, que el actual. Se necesita a un “combatiente” por la fe católica. No a uno que quiere congraciarse a toda costa con sus peores enemigos. La iglesia del Papa Francisco I da pena, dicho desde el respeto.

        • Los jesuitas es de la órdenes religiosas que prepara mejor a sus integrantes 13 años como mínimo. Además tienen experiencia en misiones jesuíticas en Oriente, China, India, Filipinas, Japon etc…con lo que su conociimiento de otras religiones es asombroso. El museo del oriente que tienen en Paris, jardin con jardin de la casa de Chateaoubrian de familia de mercaderes de St Meló es extraordinario.

        • Lo de argentino, peronista además, no ayuda.

          No es lo mismo un jesuita pasado por Polonia habiendo luchado contra el comunismo (es un decir) que otro de Buenos Aires pasado por el montonerismo.

          Para mi que la paloma era un dron.

          un muy cordial saludo

          • Lo de la teología de la liberación en este contexto es confusa. La jesuítica es una orden muy jerarquizada, me gustaría saber que grado en la orden han alcanzado los que denominan teólogos de la liberación y cual ha sido su formación y trayectoria dentro de la misma. Lo que es cierto es que las misiones jesuíticas americanas vistas en la película “la misión” tendrían diferentes objetivos que las de oriente y por lo tanto instrucciones dentro de una formación común.

      • Desgraciadamente Sr Pasmao hasta en eso nos confunden, no es Cáritas quien compadrea con Podemos es Podemos quien quiere acaparar y convertir en programa político determinadas causas sociales (las que a ellos les interesa). Cáritas existe desde finales del S.XIX y Podemos existe desde poco más de tres años y le aseguro que sólo se acercan cuando son causas que a ellos les interesa. El trabajo y los fines de Cáritas no ha cambiado y a diferencia de otras muchas ONGs y servicios sociales no miran el color, ni la ideología, ni la religión, sólo miran la necesidad. Los Podemitas compadrean con lo que a ellos les interesa, es importante tenerlo claro que a esta gente en el poco tiempo que llevan tienen hecho bastante más daño que bien y sobre todo en instituciones que no quieren ser politizadas.

        Saludos

        • Puede ser.

          Pero no he visto desde Cáritas una intención clara y contundente de distanciarse del mensaje de Podemos.

          No me refiero al personal de base, me refiero a los mandantes.

          Y esa asuencia que quiere que le diga, mosquea.

          Lo mismo que pasa con el tema de la Conferenia Episcopal y el tema de las Iglesisas Catalana y Vasca.. y la trayectoria que llevan.

          Por cierto por este tema el de las iglesias vasca y catalana, llevo tiempo sin la X de la iglesia en la declaración del IRPF, y una vez en una catequesis para adultos en mi parroquia tuve que comentar dicho tema en público, ya que fue el capo de las catequesis quen sacó lo de que hicierámos proselitimo a favor de la X, también en publico.

          Lo que me costó una amonestación (en ese tono simpatico, moralista e inquisitorial que tan bien conocemos, en ese tono de te lo digo por las buenas pero no te me pases de listo)

          Mi pregunta fue que porque la iglesia no hacía publico lo que se “recaudaba”, por decirlo de alguna manera, en las distintas diócesis o comunidades autónomas por el 0,7 y se comparaba además con el potencial total que se hubiera podido recudar.

          Es decir que cuanto venía de cataluña, Vascongadas, Navarra.. Andalucía, Extremadura .. en valores absolutos y cuanto representaba versus lo que se habría podido recuadar si todos hubieran puesto la X (lo que nos indicaría además el grado de acepatción que ses 0,7 tenía en esa comunidad en cuestión).

          Porque si ni catalanes y vascos.. los que se quejan siempre de estar infrafinanciados no se quejaban de esto era porque en el fondo desde las Andalucías, Extreaduras, Madrid, Castillas.. se estaba financiando la iglesia catalana, vascongada.. toas ellas full of separatistas.

          Ergo que lo del 0,7 había que tomárselo con cierto cuidado.

          por lo que tras ser reconvenido les dije que muy buenas, que no había perdido la fe en la la religión católica pero que con la ensalada mental ue tenían con sus poderes temporales sus catequesis no me parecían convenientes.

          Un muy cordial saludo

          • Decidí poner la X a la iglesia en tiempos de Felipe González. Un periodo mucho más corrupto, que el del PP. En esa época el famoso 0.7% o se lo asignabas a la iglesia o se lo asignabas a “Asuntos sociales” y si no se marcaba ninguno, daba lo mismo. Pues se descontaba igual e iba a “asuntos sociales”.
            Había un ministerio llamado precisamente de “asuntos sociales”, que recibía el bruto de esa recaudación y una ministra llamanda Matilde Fernández. Esta señora repartía “la pasta”, como le daba la gana. A las asociaciones supuestamente de acción social, (queno de ayuda). ¡Oh! casualidad, muchas de ellas ligadas a PSOE. Empezó a corroerme la sospecha, de que el PSOE se financiase con ese dinero. Cosa que no sería nada sorprendente. Aquéllo a mí me indignó, ateo “converso”. Que votaba PSOE hasta el 82, creo que en las municipales del 83 y ya ninguna vez más.
            Empecé a dar mi 0,7% a la iglesia, porque pensé que mi dinero tendría mejor destino en manos de un obispo, que de un “sociolisto”.
            Entrando en su comentario, sobre la posibilidad de que los feligreses católicos estén financiando a los “trabucaires” clérigos catalanes y al los ratas más despreciablea del clero vasco. Estoy seguro que si al frente de la conferencia episcopal estuviese Antonio Rouco Varela, algo hubiera dicho. Lo que ha venido después con Blázquez y compañia, no es de recibo.
            Lo de la diócesis de Solsona y su obispo abiertamente secesionista Javier Novell y los otros, que no le van a la zaga en nacionalismo. Que el gobierno dejara constituir una conferencia episcopal catalana. Es para denunciar el concordato. Volver al tiempo en que los jefes de estado hasta Franco, incluido el presidente de la república del 31, pudieran elegir a quienes querían de obispos en las diócesis. Pues creo que hay que volver a ese sistema. Aún más radical, sencillamente como se hace en la diplomacia al nombrar embajador, antes se le propone al gobierno donde va destinado discretamente y se pide el “placet”. Con los obispos debe pasar lo mismo. El Vaticano debe presentar al candidato a cubrir una diócesis y el gobierno tener la capacidad de vetar a los candidatos no adecuados.
            Envidio a inglaterra y su iglesia nacional, parecida a la católica, pero soberana. Fuera de inglaterra se denomina “episcopaliana”.
            En los laicos U.S.A., cuando celebran actos públicos oficiales, que implican ceremonial religioso, es la iglesia episcopaliana la oficialmente reconocida para ello.

  10. Cierto cada día el ciudadano está más apartado de la fe cristiana pero curiosamente más de una vez esos mismos están buscando dioses o religiones más ” guays”.

    Recuerdo hace años que asistí a una conferencia sobre el budismo donde realmente lo que se buscaba al final de la misma eran candidatos para pasar un tiempo meditando en monasterios budistas y la inmensa mayoría de los asistentes, contrarios, críticos hacia la religión católica estaban fascinados con la paz, la armonía, el equilibrio que parecía desprender tal comunidad de monjes. En la ronda de preguntas no pude aguantarme y mi pregunta, más bien crítica o pensamiento en el aire no fue sólo hacia los ponentes sino al público en general ¿por qué tanta fascinación sobre unos monasterios que nada tenían que ver con nuestra cultura y tan alejados realmente del mundo occidental y a la vez tanto odio hacia los monasterios y congregaciones cristianas que llenan nuestros paisajes, calles, pueblos y ciudades? ¿por qué es moderno ir a un retiro espiritual a un monasterio budista en Nepal o en el Tibet y es retrógrado ir a ese mismo retiro espiritual pero en un monasterio cristiano? , el primero, mola publicarlo a los cuatro vientos y el segundo ciertamente mejor mantenerlo en el anonimato.

    Pues aunque parezca increíble nadie me contestó, sólo uno de los ponentes vino a decir que los caminos para llegar al equilibrio personal eran muchos y cada uno tenía que saber elegir el más conveniente para él y con ello dieron por finalizadas las rondas de preguntas.

    Las creencias e incluso las dudas son personales, nadie puede ser obligado a creer o no creer pero cada día veo más ignorancia en la calle y odio visceral a lo cristiano y una fascinación hacia otras religiones que nada tienen que ver con nosotros.

    • No ace muchos días, estuve viendo una entrevista a Cesar Vidal en You Tube en un canal dominicano. La presentadora le hizo una pregunta intresesante: ¿Por qué los países de religión protestante tomaron la delantera a los católicos? Hay que recordar, que los países del sur de Europa estaban más desrrollados, que el norte, donde triunfó la reforma. La respuesta de Vidal me parecio simple y sorprendente y además lógica. Los estados protestantes instauraron un sistema de enseñanza, para que toda la población aprendiera a leer. Pues las iglesias protestantes obligan a sus fieles a leer diariamente pasajes de la Biblia.
      La iglesia católica, jamás hizo eso. Ni siquiera se preocupó. La Biblia, que se podía leer era la “Vulgata” una traducción al latín, cuando se hablaba esta lengua y jamás permitió que se actualizaran conforme a la evolución idiomática. El católico, que quisiese leer la Biblia tenía que dominar el latín. El clero y la jeraquía solo eran una autoridad dogmática, que no se preocuparon por imbuir espiritualidad en los creyentes, ni formarlos. Sólo ir a los oficios y repetir una serie de ritos insustanciales mecánicamente. La Biblia se tradujo a idiomas modernos en épocas relativamente recientes y con un montón de anotaciones suplementarias, de como debía interpretarse lo leído. De hecho casi ningún católico ha leído jamás la Biblia. Curiosamente yo si lo he hecho. independientemente de que se crea o no, es muy recomendable leerla. Además su lectura es amena.
      Los países católicos establecieron la enseñanza pública en el siglo XIX. Por eso con una población la inmensa mayoría analfabeta, no podían surgir gente con capacidades científicas a desarrollar. España, Portugal, Italia con los estados pontificios, los que mayor extensión tenían y mayor población. La reunificación italiana cambió un poco el panorama, como el laicismo francés. Pero en España no ha habido ninguna revolución pacífica en tal sentido. Lo mejor fue la ley de instrucción pública de Claudio Moyano en 1.857. Estuvo vigente por 107 años. Una ley liberal, que promulgaron los conservadores.

      • El “ace” es que mi teclado ya necesita un cambio. Pulsé h, pero el sistema no se enteró.

      • Con algunas cosas estoy de acuerdo JRA, con otras no tanto. Me defino como agnóstica practicante, hay determinadas creencias que son cuestión de fe y la mía no alcanza para tanto pero si me considero practicante y le aseguro que la Iglesia católica no es sólo un mundo de ritos, todo lo contrario. Otra cosa es que los laicos no quieran participar en muchas más cosas, pero es que ello conlleva compromiso y esfuerzos el ser humano compromisos quiere pocos, lo más fácil es ir a misa y olvidarse del resto, por experiencia me sorprende la cantidad de gente que quiere bodas, bautizos, comuniones y sobre todo funerales por el rito católico pero cuando toca dar el callo nada de nada.

        En cuanto al desarrollo de los países protestantes frentes a los católicos, no lo tengo tan claro que se deba a la forma de enfrentar la religión. Habría que ir a siglos anteriores a la reforma protestante para comparar ese desarrollo, el esfuerzo , el valor eran las cualidades más fomentadas por los cantares de gesta, anglosajones, normandos ya antes de la reforma protestante tenían una serie de valores por los que luchaban.

        La Biblia ciertamente no es leída en el mundo católico como en el protestante pero eso es una de sus diferencias principales, para los protestantes la llamada Sola Scriptura es la norma, para ellos la Biblia es suficiente, para los católicos no, es necesaria la tradición de la Iglesia Católica Romana y destaca en ella la imagen de los santos, los sacramentos…
        Ni una es mejor o peor que la otra, cada uno vive su religión de maneras diferentes pero tengo serias dudas de que el desarrollo de los países protestantes tenga mucho que ver con los preceptos religiosos.

        La Escuela de Salamanca nunca interesó a los protestantes defenderla, todo lo contrario la relegaron prácticamente a la nada. No les interesaba. Hasta en eso fueron capaces de considerarse superiores, dejando en el olvido pensamientos y teorías de una modernidad asombrosa.

        Sería largo el tema para analizar.

        Saludos

        • Me eduqué 8 años en un colegio claretiano. Cuando digo que sólo vi vacio espiritual, sé de lo que comento. Luego, era en tiempos del general y con la ley Mollano en vigor, fui a parar al sistema público de enseñanza desde 5º de bachillerato. Le puedo asegurar, que el nivel de exigencia en el sistema público fue mucho más fuerte, que cuando estuve con los claretianos.
          Curioso, ¿verdad? Esta afirmación con la nueva “ley de memez histórica” propuesta por Pedro “Picapiedra” Snchz y que saldrá adelante con Mariano(absteniéndose). Me podría costar la cárcel.

          • Los claretianos es una orden francesa, tenían mas favor del general, los jesuitas por ser expulsados durante la república. La enseñanza pública era mejor en ciertas asignaturas, lareligiosa en letras o huanidades como la llaman ahora.

      • Hay en wikipedia un artículo buenísimo sobre el motivo por el que la biblia de San Jerónimo no se tradujo del latin y era para evitar que los judios y moriscos se la adueñaran. Depués de su expulsión los judios de Estanbul y Tesalónica tuvieron su propia biblia en ladino, que es de donde surgió el lenguaje.

        • Disculpe pero la orden claretiana, que yo sepa, la fundó San Antonio María Claret, siglo XIX, catalán, arzobispo en una diócesis de Cuba. Confesor de Isabel II. Menudos pecados tuvo que tragar, confesando a una ninfómana.
          En mi época se denominaban “Hijos del Corazón de María”. Es una orden misionera dedicada no sólo a expandir la edificación de iglesias, sino colegios. Se conocían por “Corazón de María”, antes de que luego los denominasen “Claret” por el fundador. Se interesó mucho por la predicación y la fundación de colegios, no sólo en España, sino fuera. En Francia tienen colegios.
          Como curiososidad el padre Claret fue socitado por el obispo de Canarias para predicar en las islas, donde el abandono de la práctica cristiana había mermado mucho. Es santo de la iglesia y copatrono de la diócesis de Canarias. Existiendo una iglesia parroquial en Las Palmas y un colegio muy importante. Y como curiosidad en los años 60 vivía aún uno de los primeros miembros de la orden, que se establecieron en Las Palmas, era el confesor del obispo de la diócesis y murió con lago más de cien años a principio de los 60.
          Curiosamente los claretianos no apreciaban mucho a los jesuitas.Oí muchos comentarios despectivos sobre ellos.

          • Muy interesante, sobre todo la parte de cuando se exilió junto a la reina Isabel II y fué perseguido. Ciertamente de parte de Franco no estaba a lo mejor de ahí viene la rivalidad con los jesuitas. Lo que quedaría por saber es qué facción le perseguia en España cuando se refugió en el monasterio francés.

      • La opinión de Cesar Vidal como protestante es a tener en cuenta y mas si vive en la República Dominicana pero hay otra rama muy interesante en Puerto Rico que es la mesiánica que ha editado su propia biblia y descendiente de judios conversos españoles y portugueses que con Felipe II eran una sola nación.

        • Cesar Vidal se radicó en USA al conseguir “la carta verde” de residente. Vive en Miami. Usualmente se mueve mucho por los medios hispanos de comunicación, donde sus opiniones son muy solicitadas por su alto nivel de cultura. También viaja por América Central principalmente, donde da conferencias. Tiene un canal en You Tube donde se le puede seguir periodicamente, si se suscribe a él. Parece que Enrique De Diego Y Vidal se han reconciliado. De Diego no sentía ningún respeto por Vidal y públicamente lo vituperaba. Me sorprendió leer una entrevista a César Vidal en el blog “Ramba Libre” de Enrique De Diego. Se leen cosas interesantes por allí. De Diego no tiene pelos en la lengua.

          • Tambien pensaba que se había afincado en Usa aunque nunca supe porqué deniminación protestante se había inclinado ni sus motivaciones.

      • Yo a veces también escucho a Cesar Vidal.

        Y esa es una de sus explicaciones habituales.. y hasta que tenga algo de razón. Yo creo que la intención de protestantes, calvinistas (sus dirigentes).. fue la de que la iglesia católica no puediera reconquistar las territorios predidos conra la reforma.

        He hicieron de la necesidad visrtud.

        No porque les apeteciera, si no porque no les quedaba mas remedio. Así el enseñar a leer al personal para que leyeran la Biblia hacía que quedaran “inmunizados” ante posibles reconquistas católicas.

        Eso si, perdieron la homgeneidad e el mensaje, y de ahí las numerosas y varipintas sectas que que nos han dado.

        Llegando al caso de gentes como los mormones, convencidos de que Jesucristo cuando resucitó no se fue directamente para el cielo sino que se fue antes a una cueva de USA y escondió allí un libro escrito en el inglés del XIX (por que todo lo podía) que serviría de guía e la fé los futuros coloos cuando poblaran aquello.

        Y cómo ellos, unos cuantos.

        Recordemos también que los peregrinos esos del Mayflower huían de una persecución religios en la Inglaterrra del XVII que no era precisamente católica.

        En mi opinión lo peor de la iglesia católica, y mas en España, fue que con la contrareforma y la inquisición se cargaron el incipiente liberalismo de la Escuela de Salamanca desde Suaréz, Vitoria.. que nos habría venido muy bien para desarrollarnos en base a una filosfía del trabajo que primara el valor economico del trabajo frente a las rentas..

        Con esas bases y otras poco a poco el personal también habría comenzado a leer.. que tampoco fueron 4 gatos, ya que del Quijote se publicaron bastantes libros y no es un libro precisamente religioso.

        Un cordial saludo

        PS a mi teclado a veces le falla la F.. todos envejecemos mas o menos, pero me da mucha pereza cambiar de laptop.

        • El Quijote fue un “best seller”, como se dice ahora. Tuvo tal éxito, que Cervantes publicó una continuación o segunda parte “a petición popular”. Ambas se editan juntas ahora. Justo donde comienza “Nunca segundas partes fueron buenas…” Pero lo fue. Y desde luego, no creo que se imprimiesen muchos. El que debió ganar dinero fue su editor. Aún sigue siendo el escritor, que más libros escribió (le sigue Benito Pérez Galdós). Pero fue un libro muy popular. Probablemente la mejor novela escrita en cualquier idioma. Y fue muy apreciado en Inglaterra, donde se tradujo al inglés pronto. Como no había eso de derechos de autor, me imagino que tampoco vió un “pound sterling” de las ediciones inglesas.

          • Efectivamente, fue un best seller. Lo cual nos indica que un % significatio de la población sabia leer.

            Y no creo que fuera un libro muy demandado en conventos y monasterios…

            Por eso creo que cuando nso dice Din Cesar que aquí no sabia leer ni el tato exagera un poco. Que el % de alfabetización fuera mneor que los paises de la Reforma no lo dudo, pero que hubiera tanta diferencia.

            Tenga en cuenta que a quien mas convenñia decir que fuera de la Iglesia sólo había ignorancia era a la propia iglesia católica. Ergo supongo que las estadísticas, que de haberlas pasarían por las manos de los curas, eran los únicos que llevaban contabilidades sociológicas, me temo que por motivos obvios, estarían un tanto sesgadas.

            Respecto a la laboriosidad de los protestantes.. yo mas bien diría que les gusta exhibir su trabajo, aquí es al revés, la gente trabaja pero no le gusta hacer alharacas de ello.

            Es curioso que en Alemania el Estado rico por excelencia sea ahora Baviera (antes era de los estados pobres) que es mayoritarimente católico.

            En Waden-Wutemberg (el otro de los estados ricos) hay menos, pero también hay algunos, desde luego mas que el estado ese con nombre de raza de vaca done a pillado al puchimon.

            un cordial slaudo

  11. Lo que ha pasado en España, para ceñirnos a una circunstancia, es que con el franquismo la población fué formada en las bases éticas del catolicismo, común con otras religiones, olvidandose de mas profundidades. La masonería proporcionó herramientas mas prácticas, con lo que ocuparon las posiciones de poder. La solución consiste en profundizar más en las enseñanzas de Jesús, quizás el catolicismo diocesano solo se especializó en transmitir ética cristiana, imposición de sacramentos y asesoría espiritual pero hay multitud de congregaciones queayudan a profundizar en el mensaje. En mi caso me ayudó mucho meditar sobre Juan 10:30.

    • Y tambien profundizar en la verdadera causa de la crucifixión de Jesucristo, los poderes intervinientes y su significado.

      • “La verdad os hará libres” eso es lo que estaría pensando Talleyrand en su lecho de muerte después de una vida al servicio de la red clientelar masónica.

        • Juan 8:31-38 La Biblia de las Américas (LBLA) Los verdaderos hijos de Abraham 31 Entonces Jesús decía a los judíos que habían creído en El: Si vosotros permanecéis en mi palabra, verdaderamente sois mis discípulos; 32 y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres. 33 Ellos le contestaron: Somos descendientes de Abraham y nunca hemos sido esclavos de nadie. ¿Cómo dices tú: “Seréis libres”? 34 Jesús les respondió: En verdad, en verdad os digo que todo el que comete pecado es esclavo del pecado; 35 y el esclavo no queda en la casa para siempre; el hijo sí permanece para siempre. 36 Así que, si el Hijo os hace libres, seréis realmente libres. 37 Sé que sois descendientes de Abraham; y sin embargo, procuráis matarme porque mi palabra no tiene cabida en vosotros[a]. 38 Yo hablo lo que he visto con mi Padre[b]; vosotros, entonces, hacéis también lo que oísteis de vuestro padre.

          • Quería citar la biblia de Jerusalen pero encontré a de las américas que es protestante pero en la mayoría de los casos coinciden.

    • No estoy de acuerdo. La iglesía en su mayor época de poder real en la España de Franco, jamás dió contenido espiritual, como lo hacen los protestantes. Por eso en América los clérigos católicos han tenido, que espabilar y ponerse las pilas. Los evangelistas tienen un crecimiento considerable. Más el daño, que la llamada “teología de la liberación” ha producido. Ver a clérigos en grupos guerrilleros, armados alejó a muchos católicos de su iglesia. Un fenómemo parecido al que se da en el país vasco y su clero “trabucaire” o en Cataluña. Allí se irán a engrosar el islam. La práctica religiosa en esas regiones es la más baja de España.

      • Claro que no tenía contenido espiritual, el énfasis estaba en el bachillerato y la formación era en lo ético, aparte que es pronto y no conveniente que a esa temprana edad se profundizara mas. Luego en la universidad hacian proseletismo el opus y otros grupos con mas contenido espiritual. Se preparaba a la gente en principios para si pudieran ayudarles en las viscisitudes de la vida y luego cuando eran mayores entendíam mejor el mensaje y deahí que en las iglesias predomine la gente mayor.

Comments are closed.