“No se puede meter toda reactancia social en ese cajón de sastre que es el populismo. Entre otras cosas, porque populista es también ese Estado que, no satisfecho con redistribuir tu riqueza, se preocupa también de tu felicidad. Al fin y al cabo, el populismo es el hijo bastardo de una socialdemocracia que ha durado décadas. ¿O no es acaso Podemos el hijo bastardo del régimen del 78?”

Esta es una de las declaraciones de la entrevista que Javier Benegas ha concedido a la revista Milenio. Hay muchas más que vale la pena leer:

“El miedo es una herramienta de control social. ¿Cómo hacen el poder político y las organizaciones afines para convertirse en necesarios, cada vez más? Generando neurosis y amenazas constantes entre la población. Lo vemos en todo, incluso en los alimentos.”

“El problema más grave, a mi juicio, y que solo se toca de soslayo, es la hiperregulación. Genera pobreza a mansalva, mucho más que la inteligencia artificial o la robotización, que tanto parecen preocuparnos, y que aún están en pañales. La hiperregulación es por el contrario un problema real, acuciante, que lleva agravándose décadas.”

“Donald Trump es la consecuencia de un proceso muy largo en los Estados Unidos, donde una socialdemocracia cada vez más agresiva ha ido invadiéndolo todo, con un discurso que dice que la iniciativa, el mérito, las fronteras o el Estado nación, por poner algunos ejemplos, son cosas del pasado y, como tales, tienen que desaparecer. Y cuando el votante medio pregunta qué se le ofrece a cambio, la respuesta de las élites es un salto al vacío.”

La entrevista completa está a su disposición haciendo clic en el siguiente enlace:

Javier Benegas: “Las conspiraciones terminan volviéndose contra los que las promueven”

Foto: Craig Whitehead


Disidentia es un medio totalmente orientado al público, un espacio de libertad de opinión, análisis y debate donde los dogmas no existen, tampoco las imposiciones políticas. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Sólo con tu pequeña aportación puedes salvaguardar esa libertad necesaria para que en el panorama informativo existan medios disidentes, que abran el debate y marquen una agenda de verdadero interés general. No tenemos muros de pago, porque este es un medio abierto. Tu aportación es voluntaria y no una transacción a cambio de un producto: es un pequeño compromiso con la libertad.

Ayúda a Disidentia, haz clic aquí

Muchas gracias.

9 COMENTARIOS

  1. El problema de fondo es que en Occidente la nueva religión predominante es el estatismo, ya no se cree en Dios sino en el Estado que todo lo puede dar y solucionar, la socialdemocracia es la mejor representación de ello ya que es un régimen mesiánico, clientelista y por lo tanto populista, un populismo que va siempre a más ya que la sociedad demanda cada vez más mamandurrias y sobre todo milagros. Un buen ejemplo de este proceso es la socialdemocracia venezolana que se inició en 1958 y que terminó fatídicamente 40 años después en el régimen chavista, siendo el catalizador de ello los petrodólares que el Estado controla desde 1974 cuando fue expropiada la industria petrolera para ponerla al servicios del Estado social del bienestar, en el resto de Occidente apenas ahora es que se está produciendo esta trasmutación pero el origen es el mismo el estatismo de cualquier naturaleza, otro caso muy conocido es la Argentina que desde Perón no levanta cabeza ya que su hipertrofiado Estado lo parasita todo.

    Pero lo que resulta realmente deprimente de todo esto es que luego de los régimen totalitarios del siglo XX todavía no se haya aprendido la lección de lo peligroso que es el Estado y más bien parece que cada vez se le venera más, ya que vemos medios de comunicación haciendo propaganda en favor de darle más poder al Estado como si ya no tuviese en exceso, universidades que cada año gradúan cada vez más funcionarios y guerreros de la justicia social, organizaciones de todo tipo presionando pare recibir subvenciones para financiar sus cruzadas particulares, ciudadanos como los pesionistas pidiendo más redistribución de lo ajeno ya que tienen “derecho” a ello según dicen, en fin todo un despropósito que se pagará muy caro con la pérdida de las pocas libertades que nos quedan.

    A principios del siglo XX apenas se pagaban impuestos hoy nos quitan más de la mitad de lo que ganamos para mantener un sistema que ni seguridad nos proporciona, ya que justamente el mayor ladrón, ascensión, liberticida y delincuente es el Estado es decir la mafia que dice querer protegernos y ayudarnos, por lo tanto aquí la historia terminará en un régimen abiertamente criminal al estilo chavista o en el desmantelamiento de este Estado social que más bien habría que llamarlo antisocial.

  2. El populismo es hijo gestado, parido y amamantado por todos los gobiernos occidentales.
    Los socialdemócratas se están corpontando con avaricia por los impuestos de los ciudadanos. El poder sólo les interesa por los ingresos abundantes y fáciles de conseguir
    Podemos insistir en marear la perdiz, los políticos están donde quieren estar por avaricia, avaricia………avaricia.
    Saludos disidentes.

    • Parecido a lo que acontece los viernes al final del Consejo de Ministros donde la portavoz del gobierno pide se hagan estimaciones (sic) a los periodistas y no preguntas al final de su perorata difícil de entender porque no sabe hablar español.

      Como es de Filología Inglesa como yo, le pasa esto por la cabeza:

      estimation – calculation – estimate – forecast – reckoning – appraisal – rough approximation… y “on top of it; “Estoy determinada”, cuarenta veces

  3. Algunos pregonan que el populismo es poco más que una reacción racista y xenófoba contra los inmigrantes y el multiculturalismo. Otros lo ven como una protesta contra las pérdidas de puestos de trabajo provocadas por el comercio mundial y las nuevas tecnologías. Sin embargo, si se ve solamente el fanatismo en la protesta populista, o si esa protesta se analiza sólo en términos económicos, se pierde de vista el hecho de que las agitaciones del año 2016 se debieron a la incapacidad de la clase política tradicional para abordar o incluso para reconocer de manera adecuada las quejas genuinas.
    Como tampoco podemos olvidar todo cuanto tiene que ver con esto la Open Society que en definitiva el 15M es su creación, nacimiento de PODEMOS

    • Buena parte de las protestas contra el putiferio público eran, además de legítimas, justas. Las soluciones propuestas en la mayoría de los casos, una promesa para el desastre.

      En cualquier caso falta un análisis honesto de las razones que por estúpido tacticismo de los medios permitieron que los podemitas capitalizasen un descontento que no encuadraba necesariamente con su ideología.