La elección de Pedro Sánchez como presidente del gobierno ha desvelado una de las grandes mentiras de nuestro sistema político; quizá la mayor de todas ellas. Entre la extrañeza y la decepción, no son pocos los que dicen en alto que a este presidente del gobierno no le han votado.

En su discurso de despedida como presidente del partido, Mariano Rajoy dijo que en dos ocasiones los españoles habían rechazado a Pedro Sánchez como jefe del gobierno. Con estas palabras, restaba legitimidad a su sucesor cuando acaba de iniciar su anhelada e improbable presidencia.

Las reglas son así. A los presidentes del gobierno no los eligen los españoles

Y, sin embargo, no puede caber un ápice de legalidad de la presidencia de Pedro Sánchez, e incluso de legitimidad. Las reglas son así. A los presidentes del gobierno no los eligen los españoles. Éstos votan a los miembros del Parlamento y es la Cámara Baja la que elige al presidente, del que cuelga una riada de nombramientos, de los ministros abajo, que conducirán con sus indicaciones la dirección política del Estado.

Si nuestro sistema político es así, si hemos pasado ya por 13 elecciones generales y siete presidentes del gobierno, ¿cómo puede haber gente que se sienta defraudada, extrañada incluso? Porque una cosa es cómo funciona mecánicamente el sistema y otra cuál es su funcionamiento real.

La teoría es que los ciudadanos elegimos el Parlamento y éste al presidente. Pero la realidad es que los ciudadanos no tenemos apenas capacidad de decisión. Nuestro único poder es el de elegir dónde se cortan las listas elaboradas por los líderes políticos. La verdad es que, incluso en las circunscripciones en las que sólo se eligen cuatro o cinco diputados, los electores votan por la lista del candidato, que es el líder del partido. Luego los votantes no votan a los parlamentarios que luego van a elegir al presidente, sino directamente al líder del partido.

De modo que el nuestro es en realidad un sistema mixto. La designación de la dirección política responde al parlamento, pero funciona casi como un sistema presidencialista. Y el resultado es que lo que refleja la Cámara es el resultado de la competencia entre listas electorales, cortadas según la aplicación de la ley D’Hont en las circunscripciones provinciales.

Este sistema mixto es lo que fomenta y asienta la partitocracia que en España llamamos democracia

Puede parecer una distinción sin importancia, pero no lo es. Porque este sistema mixto es lo que fomenta y asienta la partitocracia que en España llamamos democracia, quizá porque nunca hemos conocido un sistema plenamente democrático, quizá porque es lo que tenemos y nos vemos obligados a decirnos a nosotros mismos que España es una democracia.

Puesto que lo importante, lo relevante desde el punto de vista político es la lista. Y las listas las elige el candidato desde el partido. Luego son los partidos políticos los que dirigen la política en España, y nosotros, los ciudadanos, sólo podemos repartir su cuota de poder elección tras elección. El poder reside en los partidos, y por eso tiene tantísima importancia la corrupción asociada a su financiación. El dinero sabe a quién tiene que comprar, y desde luego no es a un diputado que no es más que un lorito de los mensajes del partido en el atril, y que en la comodidad de su escaño no es más que un sumando en las votaciones. No. El poder real está en los partidos, y a ellos se dirigen los fondos de quienes esperan de él tal o cual prebenda.

La partitocracia es tan podrosa que los líderes de los (hasta ahora) dos partidos con posibilidades de obtener el poder regional en la mayor parte de España, son los que elegían, o toleraban, a los candidatos de esas regiones. De modo que ni siquiera la división del poder territorial ha podido moderar el inmenso poder que reside en los partidos.

Asentado sobre esas bases, y con el sistema político español, son los partidos los que controlan no sólo el Parlamento, sino otras instituciones como el Consejo General del Poder Judicial, el Tribunal Constitucional o Radio Televisión Española. Todos los órganos de poder, cuando miran hacia arriba, confluyen en los mismos centros, los partidos políticos.

Hay una alternativa, tan real como que es la que funciona en las mejores democracias del mundo. Se trata de la circunscripción uninominal, o diputado de distrito

Habrá quien piense que en eso consiste una democracia. Que los partidos políticos son el instrumento habitual, efectivo incluso, para vehicular el voto ciudadano. Y puede que se pregunte qué otra cosa podemos hacer.

Pero no es así. Hay una alternativa, tan real como que es la que funciona en las mejores democracias del mundo. Se trata de la circunscripción uninominal, o diputado de distrito.

El partido no presenta una lista de candidatos ignotos, de escasa relevancia, y cuya contribución a la política, la que les ha conducido a la lista de elegibles, es su fidelidad al líder del partido. No. Presenta a un único candidato. Un candidato que, a diferencia de los listeros, tiene que bajar la mirada a los ciudadanos, hablarles directamente a ellos, y ganarse, él o ella, su confianza mayoritaria.

Esto supone un cambio fundamental, porque el diputado a quien debe su puesto no es tanto a la designación del partido como al voto de los ciudadanos. El partido le otorga el valor de su propia marca; estará respaldado por el hecho de formar parte de un proyecto más grande, con un conjunto de ideas ya conocido, más el apoyo económico a su candidatura. Pero la reelección no dependerá ya de cómo le mire el líder, sino de cómo le valoren los ciudadanos.

Por eso ocurre en los Estados Unidos, en el Reino Unido o en Francia que los diputados se enfrentan a su propio partido, y votan en ocasiones en contra de sus directrices políticas. Porque saben de quién necesitan renovar el apoyo. Además, cuando la carrera política ya no está en los despachos de los apparatchik, sino en la calle, la calidad de la democracia mejora substancialmente.

No deja de tener gracia que sea la traición del PNV la que haya hecho saltar por los aires la gran mentira del sistema político español

Si, además de elegir a los diputados de forma uninominal, es a dos vueltas como en Francia, el sistema tiene otras características, que serán ventajas o no según la preferencia de cada uno; principalmente una: que el voto a los partidos minoritarios tiene sentido. Porque, aunque su candidato no salga elegido, si apoya a un rival más afín obtendrá al menos la atención a las intenciones de sus votantes, si quiere repetir. El envés de esta situación lo hemos visto claramente en aquel país: hay un partido, el Frente Nacional, con una popularidad creciente pero con una fuerte oposición fuera del mismo. Y ha sido expulsado del Parlamento de forma sistemática, y sin reflejar el verdadero sentido del voto de los franceses. Sólo recientemente ha logrado el FN romper ese cerco.

Yo, particularmente, no tengo miedo al bipartidismo si es con un diputado de distrito. Pero resulte o no en la preeminencia de dos partidos, la circunscripción uninominal tiene la ventaja de que favorece la creación de mayorías absolutas. Y esto es muy importante en España, porque aquí el voto de la inmensa mayoría de los españoles cuenta muy poco, pues muchas veces queda pendiente de completar una mayoría con los diputados de un grupo nacionalista e insolidario. No deja de tener gracia que sea la traición del PNV, perdonen el pleonasmo, la que haya hecho saltar por los aires la gran mentira del sistema político español, colocando al frente del gobierno a un hombre que, sencillamente, los españoles no quieren.


Si este artículo le ha parecido un contenido de calidad, puede ayudarnos a seguir trabajando para ofrecerle más y mejores piezas convirtiéndose en suscriptor voluntario de Disidentia haciendo clic en este banner:

27 COMENTARIOS

  1. Me inquieta que no se pongan cifras a los hechos que han pasado en ESpaña en los ultimos 15 años. El Gobierno Aznar redujo la deuda publica en 250.000 millones USD. ESo significaba mas de 12.000 millones de intereses anuales. Le echaron a bombazos para poner a un “no se cómo caificarlo sin que me tachen” que nos endeudó hasta las cejas, haciendo politica, hasta que se vacío la caja. Ahora pagamos mas de 90.000 millones de EUR al año de intereses. Pero Rajoy no cumplio con al otra parte económica del legado Zapatero, mencionado por Margarita Robles. El pago de las primas por renovables. Miles de millones que a pesar de las subidas, no han cobrado los inversores de las eléctricas. Tampoco ha cumplido con esa agenda que obligaba a electrificar hasta el retrete, por supuesto los automoviles, para aplanar la curva de demanda, como decian desde Redelectrica en 2006. Aplanar la curva de demanda era consumir por la noche en electricidad almacenada, de forma que los molinitos facturasen. Ya se que parece poco moral ponerle cifras a todos, pero es que los que mandan a estas marionetas, solo miran eso. Ah¡, Y miren la distribución geografica de inversores en eléctricas y renovables y veran como entienden el voto del PNV.

  2. Don José Carlos

    Buenas intenciones, pero esta vez no es eso.

    No se trata ni del PP y ni de PSOE, y ni de Sánchez y ni de Rajoy.. no se trata de esta basura que tenemos aquñi y si de si la corrupción la gurtel o el frankenstein..

    Nos se trata de nada de eso.

    se trata de Uropa.

    Nos han dado otro golpe de estado desde Uropa, otro mas, de la mima manera que desde Uropa/USA se conformó el modelo del R78,…

    Y el que no lo quier ver pues que no l vea.

    La pregunta del millón es por qué y sobre tod ¿POR QUÉ AHORA?

    ¿A que le tiene tal miedo Uropa y los que de verdad mandan para que nos haya caido este glope de estado?

    Mi opinión es que le tienen pánico a que nos italianicemos.

    Hay gente que manda mucho, que tiene mucho poder y que maneja encuestas de las de verdad, encuestas muy fiables, data mining de alto nivel, etc, etc..

    Los resultados eran que que aquí seguía Rajoy y la basura de gobierno, por llamarlo algo, que de él emanaba, en caso de haber eleccines anticipadas podrían salir 30-40 diputados para VOX y mas de 150 para Ciudadanos.. y como mucho unos 40 para un PP en caida libre.

    Sumen unos cuantso partidos exóticos mas.. de los nuevos de verdad…

    Y de aqueí a luego las Uropeas.. donde de los 55 escaños para España, y enb circunscripición única igual PP + PSOE no pasaban de los 15, cuando otros años han llegado a sumar 45.

    Demasiado riesgo.

    Han preferido “tutelar” el lío desde el Poder durante dos añitos mas, por lo menos, porque con una Italia tienen mas que suficiente.

    Respecto la mentira de nuestro sistema político, en Italia la DC estuvo gagnando elecciones tras elecciones, en solitario o con pentapartito, hasta que la sustityó Berlusconi, .. y la cosa “degeneró” hasta lo que hay ahora.

    Nunca pensaron que en Italia se pondrían de acuerdo los de los dos lados, con tal de dar por *ulo a Uropa. Y eso los tiene acongojados (o otra palabra parecida que tiene que ver con las gónadas)

    Un cordial saludo

    • ¿Ha observado el cambio, que dió las “encuestas”? De repente se vuelve al bi-partido y se van para abajo Riverita y la banda del “macho alfalfa”. Lo del piojoso coletas es comprensible. ¿Pero cómo puede ser tan voluble la opinión pública? ¿Acaso olvidaron, quiénes pusieron a Sánchez con la complicidad manifiesta de Rajoy?
      Si. Una España como Italia sería ya inmanejable para la “Unión Merkel”. Pero “Pedrusquito” tiene las bolas bien agarradas por el BCE, como las tenía Rajoy. Yo creo que esto es una estrategia interna dentro de nuestro “pentapartido”. Rajoy no podía hacer, lo que hará Sánchez (si el pueblo le deja). Pues entonces el escenario de VOX subiendo mucho, podría hacerse verosímil.
      Yo no he cambiado de opinión. Me cuesta creer, que tanta gente lo haya hecho de repente. “Pedrusquito” es un vendedor de humo. Seguirá con la política favorable al IBEX vasc-catalán. Parece que quieren calmar las aguas de patriotismo español espontáneo y en cuanto puedan, continuar con el proyecto de ELA.
      Cuidado con la nueva coalición italiana. La invasión de Italia por Africa se acaba. Se prepara el gran desembarco vía estrecho y las islas Canarias. Marruecos ha avisado. ¿Soportará España una invasión semejante, que sin el BCE y me temo con BCE es ya inviable

  3. “No deja de tener gracia que sea la traición del PNV, perdonen el pleonasmo, la que haya hecho saltar por los aires la gran mentira del sistema político español, colocando al frente del gobierno a un hombre que, sencillamente, los españoles no quieren”

    Esa traición del PNV a la que se refiere puede que haya colmado el vaso de los despropósitos y mentiras del sistema político español que venimos soportando los sufridos electores, pero solo es una gota, no lo magnifique más de lo necesario, José Carlos. Todos los sistemas electorales tienen sus ventajas y desventajas, pero está claro que, si los dos partidos mayoritarios (PPSOE) se resisten a cambiarlo es porque les favorece y les beneficia frente a los nuevos y pequeños partidos, al tiempo que les permite sostener con ventaja sus estructuras amenazadas y perpetuarse en el poder, por mucho que pinten bastos. No es casualidad que en Cataluña se rijan también por el mismo sistema de elección y hayan conseguido perpetuarse en el poder los nacionalistas de siempre.

    La gran mentira que defienden estos partidos desde el inicio del periodo democrático, sobre la base de un sistema electoral tramposo que da prioridad al territorio por encima del ciudadano es la “unidad e indivisibilidad de la nación” y el hecho de hacernos creer que somos “ciudadanos libres e iguales”. No, no lo somos ni lo seremos mientras la circunscripción electoral siga siendo la provincia y sigan prevaleciendo los derechos del territorio por encima de los derechos de los ciudadanos. Sin esa consideración simple y llana, pueden marear la perdiz todo lo que quieran, pero son mejoras y matices que no resuelven el problema de base.

    Mientras el voto de los ciudadanos no valga lo mismo y dependa del territorio en el que nace, los valores constitucionales que defienden la unidad nacional y la condición de sus ciudadanos de ser libres e iguales seguirá siendo papel mojado como hasta ahora o una gran mentira. Lo que prefieran.

  4. No se donde ves el sistema mixto.
    Los caciques u oligarcas de partido hacen sus listas, que no cambiaria nada si las hicieran después de las elecciones y se presentarán sólo ellos.
    El que está en la lista será un mediocre aprieta botones ya que para eso lo pusieron en ella.
    El pobre ciudadano de a pie ratifica una lista, ratificar es algo muy diferente que elegir, donde el ejecutivo se reparte proporcionalmente entre los oligarcas de cada partido, de tal manera que entre ellos eligen al oligarca principal.
    Son los jefes de cada partido y solo ellos los que eligen al oligarca jefe de todos mediante consenso, después de repartirse el poder por cuotas.
    El ejecutivo es el único poder en España que reside en los partidos y de ahí para abajo se lo reparten todo, legislativo, judicial etc.
    En España nunca se voto directamente a un Presidente por eso nuestra nación se está dividiendo entre los oligarcas de partido.

  5. El artículo de Quirós tiene una frase que encaja a la perfección en esto:
    “son tontos todos los que lo parecen y la mitad de los que no lo parecen”. Baltasar Gracián

    No se engañe, no ha caído nada. Simplemente ha expuesto lo que la inmensa mayoría de votantes es: tontos de la cosa pública.

    No es de extrañar, dado desde la cuna se condena el pensamiento crítico, se inunda a la persona en el adoctrinamiento. Por lo cual, obvio el resultado, ha de ser una nación de voceros y papagayos de los intereses de la las élites circulantes.

  6. El PSOE tiene mucha prisa para consolidar el golpe catalán que es la forma de acabar con España, que es lo que Zapatero pactó con la ETA y que Rajoy no quiso desactivar:
    “La ministra Batet cree que la reforma de la Constitución es “urgente, viable y deseable””
    “La ministra de Política Territorial y Función Pública y secretaria de Impulso Federal del PSC, Meritxell Batet, ha considerado hoy que para “superar la crisis institucional” y, en especial, la “territorial” que vive el Estado es necesaria una reforma de la Constitución “urgente, viable y deseable”.
    “Es viable y estamos preparados para ella. Somos una Democracia consolidada con la fortaleza suficiente para afrontar una reflexión profunda conjunta”, ha defendido Batet en la inauguración de la jornada “Reforma constitucional, federal y con derechos” celebrada en Barcelona, en el que es su primer acto como ministra.
    Ha incidido en la “necesidad de renovar el pacto territorial de España” que, ha afirmado, “está en crisis, no se le escapa a nadie y nadie lo puede negar”, y ha indicado -en alusión sobre todo a Cataluña- que “el diálogo en sí mismo se ha convertido en un objetivo político de primer orden”.
    La ministra ha llamado a las distintas fuerzas políticas a aprovechar la Comisión de Reforma del Modelo Territorial del Congreso impulsada por los socialistas a finales del año pasado, y ha afirmado que la “salida” a la crisis catalana exige “confianza y lealtad entre gobiernos”. ”

    http://www.elmundo.es/cataluna/2018/06/09/5b1ba459e5fdeafb078b463a.html

    La tipa esta habla de lealtad entre gobiernos, es decir que los mafiosos se pueden entender. A los españoles que les den… A la democracia que le den…

    • Esta señora es la “ex” de un pepero “progre” de diseño, de los de “El PAIS” bajo el brazo, secretario de estado de cultura con ‘Raxoi’ José María Lasalle.

  7. Hombre,… una mentira no es, a no ser que consideremos que la mecánica cuántica es una gran mentira puesto que la ignora el 99,9 por ciento de la población; además, los sistemas electorales no se pueden medir únicamente por una variable, lo que no quiere decir que, vista la experiencia, no sea razonable tratar de mejorarlos (aunque esas mejoras las suele cargar el diablo como la que hizo la señora Cospedal en su predio, pensaba mejorar su representación y perdió las elecciones, una genialidad); en particular el sistema de distrito pequeño ya se probó en España en la época del caciquismo y del ¡Viva Cartagena! y a los que pensaron estas cosas en la transición no les hacía gracia repetir la experiencia, basta con pensar lo que habría podido ocurrir en el País Vasco y en Cataluña con ese tipo de mapeo electoral.
    Nuestro sistema ha funcionado bastante bien, lo que no ha funcionado es el PP (no se puede decir lo mismo del PSOE) que no ha sabido ser sino un oscuro lugar en el que se hacen todo tipo de pactos al margen de la política. Ahora mismo parece que se van a disputar el gobierno de esa ínsula entre Feijóo, Cospedal y la ex vice: ¿alguién es capaz de describir en qué se pueden diferenciar sus políticas? Van a luchar por los restos de un naufragio, hasta que no quede a salvo ni la cabeza de proa,

  8. Disiento.
    El sistema uninominal puede lograr un gobierno muy minoritario pero con todo el poder concentrado, y con un parlamento unicolor que no sea una caja de resonancia de la voluntad ciudadana y que no controle efectivamente al ejecutivo.
    El mejor sistema es el estrictamente proporcional, con posibilidad de elegir entre diferentes candidatos de un mismo partido a nivel provincial y una elección presidencial directa a dos vueltas.
    Una combinación de elección parlamentaria de mitad uninominal y otra mitad proporcional también puede resultar interesante, especialmente si esos diputados de circunscripción tengan un período corto en el cargo, digamos dos años, lo que aumentaría la expresión popular en el congreso.
    Cualquiera de las dos variantes, unida a una elección presidencial a doble vuelta, generaria gobiernos estables con fuerte control parlamentario.
    Sin embargo, la reforma básica debería estar en la constitución, y solo sería necesaria una para ponerse en el buen camino: la posibilidad de proponer reformas constitucionales directamente al cuerpo electoral, con una recolección de firmas de, digamos, un 3% del cuerpo electoral, para que después sean sometidas a la resolución de la ciudadanía, sin dramas ni disolución de las cámaras ni cualesquiera otras amenazas similares de inestabilidad.
    Por supuesto, también debería ser obligatorio que toda reforma constitucional, sugerida por el cuerpo electoral o un número suficiente de diputados, fuera sometida sine qua non a la decisión directa de la ciudadanía.

    • Los sistemas son representativos o no los son. Y es en base a si la representación va de abajo a arriba o de arriba a abajo. El sistema representativo es el sistema de distrito uninominal. El segundo se genera con sistemas de listas, que evolucionan a oligarquía de partidos.
      Lo que cuenta sobre el caquismo, hubiera sucedido de cualquier modo. El régimen de 1.876 instauró un turnismo oficial de partidos. A un turno liberal, sucedía un turno conservador. Ambos completos, aunque la inestabilidad de los gobiernos fuese parte del sistema. El llamado “gobierno largo” de Maura duró dos años, todo un prodigio. Luego el tarambana de Alfonso XIII lo echó, porque hizo cumplir la ley en la llamada “semana trágica” de Barcelona, periodo en que la ciudad cayó en la anarquía y el instigador fue juzgado, condenado a muerte y ejecutado con grandes protestas de nuestros vecinos europeos en la época. Por eso pierdan la esperanza, que desde Bruselas nos “arreglen” las cosas aquí. Cuando el rey convocaba a “elecciones”, éstas fueron una farsa. Pues el turno estaba pactado y ganaba siempre al que “le tocaba”.
      El sistema de distrito uninominal francés de doble vuelta es el mejor, que el anglosajón de mayoría simple. El sistema mayoritario tiene la enorme virtud de conformar mayorías grandes alrededor de pocos partidos. Elimina a minorías radicales. Un sistema proporcional puro, la fragmentación del voto hace que al final las mayorías dependen de pequeños partidos radicales y asu vez éstos acaben radicalizándose. Israel es el ejemplo perfecto. Lista electoral nacional proporcional pura. Al final tuvieron que reformar su constitución y elegir en urna aparte a quién querían de primer ministro.

      • Precisamente esa es mi propuesta. Y no es nueva, sino puro análisis comparado.
        La tarea primigenia del parlamento es expresar las diferentes ideas de la ciudadanía y controlar al ejecutivo.
        Los distritos parlamentarios distritales borran de un plumazo ambos cometidos, y el congreso termina siendo el dominio de una sola idea o, peor aún, de una persona.
        Pero las dos razones existenciales renacen con un ejecutivo elegido directamente por el cuerpo electoral, a doble vuelta.
        Si los israelíes hubieran estudiado un poco el mundo, no habrían cometido ese error garrafal.

        • Los sistemas electorales “proporcionales” son siempre los preferidos por las ideologías socialdemocráticas. Israel fue desde su fundación pana nación gobernada por el partido laborista israelí. A pesar del sistema electoral, siempre sacó durante años mayorías amplias. Pero al final fue perdiendo poder y entrando grupúsculos muy minoritarios, que el sistema electoral de listas cerradas y proporción pura, sin corrección, como es la regla D’Hondt y otras. El sistema electoral español fue desde el principio una oligarquía de partidos salidos de las familias del partido único de Franco El Movimioento Nacional. Partido creado por edl decreto de unificación, de los distintos partidos, que apoyaron a Franco. Diseñado por USA y la antigua República Federal Alemana, para que PSOE y UCD fueran las fuerzas hegemónicas. Por concentración de voto, se estudió una fórmula en el reglamento del congreso, para que el PNV tuviese grupo parlamentario propio a pesar de su escasa representación. Con los de CIU no había problema. La concentración de voto en Barcelona posibilitaba cumplir ampliamente a CIU. UCD fue sustituida por AP y refundado en PP por Aznar.
          Curiosamente Fraga y su AP en periodo constituyente abogaba por el sistema mayoritario inglés.

    • De esto “Pedrusquito” Sánchez hará muchos “gestos”. La política económica de expolio a las clases medias seguirán, como con Rajoy. Por tanto necesitan vender “humo” de “progrismo” para ocultar el fascismo “solcialdemocrático”. Intentando engañar a los tontos de siempre.
      Es vergonzoso lo que este palanganero cobarde hace. Yo, que no soy creyente, he votado esa iniciativa.

  9. Lo que a hora se ve con claridad es que padecemos un sistema especialmente diseñado para practicar golpes de estado constantes. El actual golpe lo dirige ETA en alianza con el feminismo y otras brutalidades antidemocráticas.

  10. Todo está basado en un gran engaño, por eso cuando veo esas tours de los colegios por el parlamento para mostrarles el funcionamiento de la democracia me descojono. ¿No sería mejor reunirles en aulas y explicarles el funcionamiento y alternativas? Este es el motivo por el que los abogados constitucionalistas seabren paso en los partidos, son los que verdaderamente entienden la estafa ocupando la plaza de los laboralistas quese encargaron en la transición de cerrar empresas. Sin entrar a hablar de como funcionaba en la república, en que media España tuvo que dar el zapatazo, porque no había quien lo aguantase, casi como ahora mismo.

  11. El planteamiento del artículo no es correcto. Antes de plantearnos la necesaria revisión del papel de los partidos políticos, es necesario tener claro qué debe hacer un Poder Legislativo y qué debe hacer un Ejecutivo. Aceptamos con demasiada facilidad que el poder predominante sea el Ejecutivo, y para la inmensa mayoría de ciudadanos, las elecciones no sirven para elegir representantes en el Parlamento, sino para elegir “a quien manda” desde el Gobierno.
    Y eso es un (EL) error capital.

    • En “la democracia que nos hemos dado”, el sistema electoral es la clave, de que el congreso de diputados se haya transformado en un colegio electoral del poder de “un césar”. Por tanto no hay “parlamento”, sólo aprietabotones, de lo que sus 5 respectivos amos deciden.

  12. Felicidades Sr. Rodríguez. Parece que por fin ha visto la luz de “la democracia que nos hemos dado” (ellos). Ha descubierto por fin a D. Antonio García-Trevijano. El gran teórico español sobre la democracia representativa.
    Pues si una democracia, no es representativa, no es una democracia, sino una oligarquía de partidos. Los sistemas de listas cerradas, abiertas, bloqueadas o no, NO son representativas. Por tanto España no es un país democrático, porque los españoles no tienen libertad política para elegir a sus representantes.
    Hoy he firmado una petición de “Hazte Oir”. Parece que D. “Pedrusquito” Sánchez será leal y fiel servidor de la oligarquía económica y sus intereses, como buen partido de praxis fascista. El Sr. Sánchez será un vendedor de humo, mucho más “denso”, que ZP I. Ha empezado retirando cruces en el exterior de las iglesias católicas. Habrá leyes de “desmemoria histórica”, eutanasia, y todo lo que ser tercie. O incluso cárcel para los que nieguen el “cambio climático” antropogénico. Pero eso no nos abarata las hipotecas, llegaremos bien a fin de mes, tener un sistema educativo decente o sanitario. Nada nuevo bajo el Sol.

    • Creo que deberiamos centrarnos en la unidad de la nación, el resto de gestos no son más que cebos mediáticos que cualquier nuevo gobierno puede cambiar posteriormente.

      • M e limitaba a comentar, que el “cambio” de “Pedrusquito” es un bluff. Por supuesto que la unidad de la nación es prioritaria. Ya he comentado, que haora más que nada es importante mantenerse en guardia. El boicot es un arma muy efectiva, también las banderas en las ventanas y votar a partidos identitarios, ya sean de izquierda o derecha, que pongan a España por delante de Bruselas. Por eso digo mucho cuidado con Rivera, palanganero de Bruselas, Bildelberg y de la “Unión Merkel”.

Comments are closed.