Llama la atención que cuando los mensajes feministas han alcanzado tal reiteración e intensidad que resulta imposible siquiera llevar la cuenta o escuchar voces discrepantes, todavía haya quien considere exagerado denunciar la naturaleza sospechosa de este fenómeno, que tal vez podríamos no estar asistiendo a la emersión espontánea de una razonable demanda social, sino que el fin perseguido podría no ser la búsqueda de la igualdad, sino la imposición de un mayor control social.

Para sostener esta afirmación, añado a continuación un vídeo que resulta muy ilustrativo. Lo que en él se argumenta puede parecer delirante. Y muchos alegarán que refleja una postura radical que no se compadece con la corriente feminista mayoritaria que es, en opinión de algunos, bastante más moderada. Sin embargo, lo cierto es que la línea que separa la radicalidad política de la moderación tiende a desvanecerse según vamos pasando de las palabras a la redacción de nuevas leyes.

El fin de la intimidad

En realidad, detrás de todos los argumentos subversivos, y que muchos defensores de la causa feminista dirán no compartir, el peor de todos, el más peligroso ya se está sustanciando. Me refiero a la “politización de la intimidad” y la consiguiente liquidación del ámbito privado. En esto el consenso entre políticos radicales y moderados es atronador: nada es íntimo, todo puede y debe ser politizado.

Ser hombre o mujer, algo que por otro lado nadie elige, ya es un asunto político. Esta característica biológica nos coloca a un lado o a otro de unas leyes que han dejado de ser objetivas

En efecto, la lucha contra la discriminación, la lleven a cabo radicales o moderados, no entiende de espacios privados. Así, los conflictos cotidianos dentro del seno familiar poco a poco se van convirtiendo en competencias públicas; incluso el reparto de tareas libremente acordado entre personas de distinto sexo empieza a considerarse ilegítimo o hasta inmoral. Más aún, ser hombre o mujer, algo que por otro lado nadie elige, ya es un asunto político. Esta característica biológica nos coloca a un lado o a otro de unas leyes que ha dejado de ser objetivas. De hecho, la igualdad ante la ley ha desaparecido.

Someter el sistema productivo

Ahora, en una nueva vuelta de tuerca, el feminismo moderado se dispone a emular al radical en otro aspecto: el control del sistema productivo. Así, el Plan Estratégico de Igualdad de Oportunidades, que será pactado por todos los partidos, prevé auditorías obligatorias en empresas para comprobar que se pague lo mismo a hombres y mujeres, reforzándose a tal fin el papel de la Inspección de trabajo, para que puedan denunciarse las supuestas discriminaciones. La Administración ya no sólo tendrá acceso a los balances, para exigir su copiosa parte del botín; también condicionará la gestión del talento en función de un factor tan subjetivo como es el sexo.

En principio, no se contemplan sanciones económicas… pero sí “sanciones reputacionales”: la Administración publicitará los nombres de las empresas que no logren la paridad

En principio, no se contemplan sanciones económicas… pero sí “sanciones reputacionales”: la Administración publicitará los nombres de las empresas que no logren la paridad. Más adelante, es de prever, también se buscará obtener una sustanciosa recaudación del infractor, para ayudar a que el pastel a repartir sea lo suficientemente sustancioso como para neutralizar cualquier discrepancia entre aliados.

Por supuesto, se obligará al empresario a realizar la auditoría por sus propios medios, asumiendo el coste correspondiente. Y como auditor de oficio, deberá trasladar la información a la Inspección de Trabajo, o al organismo correspondiente, para que se analice desde la perspectiva de género, obviando cualquier otra consideración.

No es igualdad, es control social

En el futuro, que un trabajador resulte más confiable o productivo y, en consecuencia, el empresario decida primarlo, no será posible en el caso de que este profesional sea un hombre, puesto que automáticamente cualquier criterio objetivo podrá ser calificado de discriminación si existe una mujer que desempeñe un trabajo similar.

En el futuro, que un trabajador resulte más confiable o productivo y, en consecuencia, el empresario decida primarlo, no será posible en el caso de que este profesional sea un hombre

No sucederá así a la inversa, porque la filosofía que anima la discriminación positiva no persigue realmente la desigualdad, sino remodelar la sociedad. Para los radicales se trata de liquidar a ese enemigo imaginario que llaman capitalismo heteropatriarcal; para los moderados, evolucionar a “una sociedad más inclusiva y feminizada”. Distintas formas de nombrar un mismo fin. Una burda, la otra más sibilina.

Sea como fuere, estas medidas supondrán más costes de transacción que las medianas empresas, al contrario que las grandes, no están en disposición de soportar. Resulta paradójico que una de las grandes enseñanzas de la Gran recesión, como es que la hiperregulación supone un grave problema para el desarrollo de un tejido empresarial sano, haya sido orillada, una vez más, por razones de interés estrictamente político. Otro triunfo de los políticos, expertos y activistas sobre una cada vez más inerme y desnortada sociedad civil. Después, cuando haya que explicar por qué en España hay tantas microempresas y tan pocas empresas medianas, argumentarán que se debe a una falta de cultura empresarial y también de formación, que los españoles son por definición pésimos empresarios.

Lo que los distingue a los radicales de los moderados no es el fin —la aplicación de una abrumadora ingeniería social—, es la estrategia

La trampa del “gradualismo”

Lo cierto es que cuanto más se analiza el vídeo incrustado en este post, menos divergencias se aprecian entre radicales y moderados, y más nexos en común se observan entre ambos. Lo que los distingue no es el fin —la aplicación de una abrumadora ingeniería social—, es la estrategia. Mientras que los radicales pretenden alcanzar el objetivo de forma acelerada, sin transiciones, los moderados aspiran a alcanzarlo mediante un proceso de reformas incrementales, paso a paso, sin que la sociedad sea consciente de la colosal manipulación.

Existe un ejemplo de libro, que tiene que ver directamente con España, de cómo estrategias diferentes no implican discrepancias de objetivos, ni mucho menos. Es el caso del expresidente de la Generalitat Jordi Pujol, que apostó por el “gradualismo” para alcanzar el mismo fin perseguido por los separatistas radicales. Tras décadas de aplicación de su estrategia incremental, podemos contemplar los resultados. Con el feminismo sucede algo muy similar. Hoy, como entonces en Cataluña, las diferencias entre unos y otros son una peligrosa ilusión. Dentro de unos años también recogeremos los frutos.


Si este artículo le ha parecido un contenido de calidad, puede ayudarnos a seguir trabajando para ofrecerle más y mejores piezas convirtiéndose en suscriptor voluntario de Disidentia haciendo clic en este banner:

55 COMENTARIOS

  1. El feminismo totalitario es un tentáculo más del creciente y enfermizo control social que no empezó ayer, en realidad todo el sistema actúa conjuntamente para erradicar todo lo privado desde hace mucho tiempo, inclusive las empresas a cambio de una parte del botín del gasto público colaboran en su propio exterminio, ya que una vez el control económico se acentúe aún más, no podrán subsistir debido al colapso financiero y monetario que se terminará produciendo.

    Como sociedad civil hoy más que nunca debemos declararle la guerra al Estado o acabará totalmente esclavizados y lógicamente seremos totalmente miserables, esto no pasará eventualmente en pocos años pero en un par de décadas como este disparate irracional continue avanzando perderemos totalmente nuestra paupérrima libertad, sobre todo en esta sociedad moderna cada vez más tecnológica que le regala al poder, herramientas sofisticadas de coacción para ejercer un control social y sobre todo económico cada vez más sofisticado o estricto, solo basta ver todo el aparato coactivo de la agencia tributaria para comprender la gravedad del asunto y hacia donde nos estamos dirigiendo, ya que para colmo de males el sistema coactivo se ha globalizado y por lo tanto la posibilidad de emigras a países verdaderamente libres va siendo cada vez más escasas.

    En poca palabras o atacamos a la mafia estatal mientras se pueda destruir o nos acabará destruyendo por completo, Cataluña es un buen ejemplo de ello.

  2. Mucha labia de charlatán de feria con algunos aciertos analíticos y un sesgo bochornoso que obvia, sobre todo, el aporte de soluciones viables.
    En un mundo finito, lo único infinito es el dogmatismo hembrista, que defiende sus nichos laborales,sus subvenciones y prebendas con dos ideas fuerza ( metidas con calzador): el heteropatriarcado y el victimismo de sentido único.
    Oyendo a esta señora, da la impresión de que los hombres en su conjunto, son unos chulos que se desentienden de todo lo que no sea laborr productiva; es evidente que esta chica, o vive sola o con otra de su cuerda y tienen a una ecuatoriana que les recoge las pelusas y los deshechos.
    Es una pena que dos líneas de pensamiento útiles como la vigilancia de los excesos productivos y la igualdad de oportunidades para ambos sexos, esté en manos como estas.El descrédito está asegurado.

  3. Estas elementas son muy feministas y muy farsantes:

    Colau, entre lágrimas, junto a Carmena: “La lucha contra el fascismo hermana a Barcelona y Madrid”

    • El fascismo, puramente mussoliniano, es el de los queridos colegas de esta quídam energuménica, esto es, el de los nacionalistas catalanes; los nacionalistas vascos son étnicos, o sea, nazis.

      Saludos.

    • Muy buena esa “astilla de realidad”, Pasmao.
      Como bien apuntan: “…en el feminismo, la mujer es un instrumento, como suele serlo el medio ambiente con los grupos ecologistas al uso”, ni más ni menos.

  4. En la mayoria de los feministas, el masculino plural en español es inclusivo, lo que se advierte es una mezcla de pánico y de odio a la diferencia sexual, pues es lo que garantiza la reproducción humana. Les espanta que la humanidad se reproduzca en unidades familiares donde lo que se celebra es precisamente la diferencia sexual y la capacidad para la complementariedad, la lealtad y transmisión de la dignidad de lo humano en forma de normas éticas cristianas.
    A estos degenerados les fascina la posibilidad del suicidio de la humanidad.

  5. Como consolación nos queda el caso de la de Granada que se casó con el carbonari que fué a por lana y salió trasquilada. Los carbonari se orinan en la boca de estos.

      • Los carbonari son los masones republicanos queterminaron con la monarquia en italia y le llamo carbonari porque su padre es periodista reconocido en “la reppublica”.

        • De todas formas si Ud. es liberal y no lo sabe, siempre puede ampliar en un buscador porque forma parte del abc.

          • Pues todas esas logias masónicas italianas que conoce tienen su origen en los Carbonari, https://en.wikipedia.org/wiki/Carbonari y no es extraño referirse a la masonería italiana en general como los Carbonari, siendo los que mantienen la llama del resurgimiento y la república y se extienden a todo el mundo. ¿Se acuerda de la Progaganda due con la cual se relacionó incluso a MC?

          • Y otra cosa que me extraña de sus afirmaciones es que conoce muchas logias italianas. En Italia constitucionalmente están prohibidas las sociedades secretas al contrario que aquí que la masonería fué legalizada por Suarez.

  6. Porque estas medidas y estas estrategias destructoras de la civilización occidental no es que se vayan a aplicar, es que se vienen aplicando desde hace décadas, y la vuelta de tuerca destructiva es cada vez mayor; en España, aparte de las delirantes y bárbaras medidas de discriminación negativa de los hombres en favor de las mujeres, tenemos desde 2005 en vigor una ley feudal, esclavista y nazi, la ley de violencia de ‘género’, que ha provocado decenas de miles de suicidios de hombres que, de la noche a la mañana, se han visto despojados brutal e injustamente de sus hijos, su casa y gran parte de su patrimonio, o sea, de lo más valioso para ellos, tenemos centenares de miles de hombres inocentes e indefensos que han sido encarcelados, esto es, detenidos ilegalmente y secuestrados, muchas veces fines de semana completos, por delitos tan graves como llamar tonta a su mujer; tenemos muchos hombres que, ante la magnitud de la extorsión y el chantaje, se declaran culpables sin serlo para evitar una opresión mayor; y lo que vende el Régimen criminal español y sus medios mamporreros al dictado es que las medidas son insuficientes y que hay que ir mucho más allá en la represión y expolio nazis, con el apoyo entusiástico de la mayoría de subnormales de los hombres que son las más que potenciales víctimas, alienados estos retrasados mentales profundos por el ‘buenismo’ genocida que les venden los medios de comunicación de masas.

    Después sigo…

    • Claro que no es aceptable que en una sociedad como la actual se produzcan crímenes de este tipo, pero ni en la nuestra ni en ninguna, y sin embargo se producen en un escasísimo porcentaje en todas las sociedades avanzadas sin que ninguno de los dogmas feministas pueda hacer nada para evitarlo; si acaso lo que sí pueden es incrementarlo con un injustificado alarmismo. Y por fortuna hay tan pocos cabrones como usted dice, que ante un asesinato de esa naturaleza digan o crean de verdad que “iba provocando”, que hasta resulta irrelevante su consideración o su intento de mezclar churras con merinas.

  7. Me quedo más que alucinado con los comentarios del personal, que oscilan entre la frivolidad suicida, el desconocimiento imperdonable y el papanatismo sin fronteras; solo falta uno que yo me sé para poner la guinda del despropósito oceánico.

    Esto no es que vaya a ocurrir, es que viene ocurriendo desde hace mucho; desde, al menos, 1995, cuando la ONU, en manos marxistas, decretó el fin de las diferencias por cuestión de ‘género’, o sea, decretó la identidad de ‘género’, de sexo para hablar con propiedad, con el objetivo indisimulado y clamorosamente obvio de ACABAR CON LA FAMILIA TRADICIONAL OCCIDENTAL, esto es, la heterosexual, gran y añorado objetivo de los enloquecidos criminales marxistas que están detrás de todas estas sevicias, al tratarse la familia heterosexual de la institución estabilizadora de Occidente por excelencia, constituyendo un núcleo autónomo en gran medida, y no controlado por el Estado, que es la situación con la que pretenden acabar los marxistas enemigos de la civilización occidental y sus estúpidos y suicidas sicarios mediáticos y políticos, estos dos últimos grupos sin enterarse de lo que hay en juego.

    • Hay un error básico, que es confundir género con sexo. Son conceptos equivalentes, PERO NO IGUALES. En las lernguas romances, las cosas u objetos inanimados tienen género, pero no sexo. Es que los anglicismos, se van imponiendo cada vez más en una cultura chabacana en que ha degenerado España y su idioma. El artículo en inglés es idéntico para todos los géneros. Por tanto es fácil definir a las cosas como género neutro, y definir como masculino o femenino a animales exclusivamente. El género neutro en español con el artículo lo, se usa exclusivamente con palabras que se refieren a conceptos genéricos no materiales, que suelen ser adjetivos. Aunque el plural genérico en español, la mayoría se usa el masculino plural, también los hay en femenino plural. Sobre todo con las especies de animales del grupo de las aves: Las águilas, las palomas, las gaviotas, las golondrinas…, algunos objetos: Las hachas etc. Luego está la nueva odiosa costumbre de escribir con mayúscula los adjetivos gentilicios, copiada del inglés sin duda.
      por cierto Sr. Javilau: Los “carbonarí” si es o fue una logia italiana. En español se le conocían por “Carbonarios”. No sé, si acabó con la monarquía de los Saboya en el 45. Pero ayudaron a la unificación de Italia en el siglo XIX con Garibaldi y eliminar estado pontificio.

  8. Bueno, sobre esto escribí una simple reflexión hace poco, aquí en Disidentia: ponía en un montón, ya ven que senvillo, los calzoncillos que se lavan en el ámbito familiar en una semana, y en otro, las bragas que se lavan en ese mismo período y en el mismo ámbito. Suponía yo que el porcentaje de manos femeninas que gestionaban el lavado de calzoncillos masculinos, debia ser escandalosamente superior, no ya al de manos masculinas gestionando el lavado de bragas femeninas, eso está claro, sino al de manos masculinas gestionando el lavado de sus propios calzoncillos. Y ya, con eso, me sobraron otros argumentos, citas literarias y videos radicales.

    • Pues mire, ya que lo menciona, es cierto que leí su planteamiento de pasada y ni siquiera recuerdo en qué artículo de Disidentia era. De hecho, no sé si se enteró, pero la huelga en el día de la mujer dejó un fatídico día para los hombres y se saldó con 16322 urgencias en los hospitales de toda España. Varios hombres fueron tratados de quemaduras de segundo grado al intentar freir unos huevos; unos 437 casos eran debidos a cortes profundos al intentar abrir unas latas de conserva y 322 fueron atendidos por lumbalgias al intentar abrir la lavadora. Por no hablar de los 34 que fueron recogidos en la calle al intentar tender la ropa e inclinarse torpemente más de lo debido. Creo incluso que al día siguiente de la huelga, muchos de ellos se concentraron en algún punto de encuentro bajo el lema:
      “Explícame otra vez como funciona la lavadora”

      Lo cierto es que después de esa huelga innecesaria e impostada, el watsap que circulaba con la noticia de los hombres asturianos no tenía desperdicio y me jarté de reir. Ya disculpará esta pequeña maldad por mi parte. De todos modos, ¿no cree que su “preocupación” por quien pone la lavadora en casa, además de exceder lo ordinario e invadir el espacio privado, no justifica en ningún caso una huelga? porque, no considero que sea un detalle tan relevante para medir el grado de “machismo”. Seguro que si se atasca el fregadero, si hay que cambiar la cuerda del tendedero, si hay que colgar unos cuadros o hay que cargar con el equipaje más pesado, no se le ocurriría preguntar o exigir un reparto equitativo de esas tareas; aparte que cada uno en su casa se organiza como quiere, como considera oportuno y no como mandan los cánones impuestos por las talibanes del feminismo.
      Pero si quiere y se queda más tranquilo puede sugerir la instalación en cada uno de los domicilios del país un pequeño contador conectado a la lavadora, sensible a la huella digital, para que registre el número de veces que ponen ellos la lavadora y el número de veces que la ponen ellas. Con un contador en cada hogar telegestionado desde los observatorios de género se puede controlar y estimar con precisión que la tarea de poner la lavadora sea equitativa y en caso de no serlo, se puede penalizar y sancionar al varón de alguna manera o someterlo al escarnio público, que suele ser siempre lo más efectivo para seguir justificando y dando sentido a la ley de violencia de género.

      • Silvia: vaya Vd dando ideas a los intervencionistas del Gran Hermano, vaya, que, con el Internet de las Cosas, lo de la huella digital que Vd indica es perfectamente posible ya. Así que, cuidadito…

        Por cierto, me llegó que en Suecia están barajando una Ley que obligue a que los hombres orinemos sentados. Ya no sé si creérmelo o no,… Pero, si fuese cierto, y en aras de la igualdad, ¿por qué no legislar a que las mujeres lo hagan de pié? A claro que no, por la fisiología…

        PS: lo cierto es que, cuando, con la edad, tienes hiperplastia de próstata, vacías mejor la vejiga sentado que de pie… pero esa creo que es otra historia. La historia de los “viejos”…

        • Jajaja…tiene usted toda la razón, Petercand, cosas más raras se han visto y la realidad suele superar siempre la ficción. Además, nunca se sabe quién va a entrar en Disidentia y quién va a poder utilizar en contra del género humano todo lo que digamos o hagamos en este medio.

      • No pretendia desarrollar una teoría o doctrina sobre el uso de la lavadora en los hogares españoles, que, en todo caso, sería extensible a otros trabajos ( despues de lavar la ropa, hay que plancharla), sino señalar una evidencia tan demostrable, al menos en España, como que, por encima o por debajo de lo digan unas feministas radicales o radicalizadas, la mujer sigue aportando muchas mas horas de trabajo doméstico en el hogar familiar que el hombre, aún cuando los dos tengan una profesión laboral de las mismas características ( jornada, horarios).

    • Estimado lector, es interesante lo que escribe porque demuestra que los estereotipos no son sólo de dirección única; también los hay para los hombres. Quizá mi padre no, de mi abuelo ni hablo, pero ya a partir de mi generación, y mis hijos ni le cuento, lavamos no bragas, sino tangas. Para nosotros una lavadora no es un OVNI; tampoco una plancha. Muchos no recordamos cuándo nos cosieron un botón por última vez. Sabemos cocinar y cocinamos, hacemos la compra, llevamos a nuestros hijos al médico… Por el contrario, si permanecen como exclusivas del hombre otros trabajos domésticos, tal cual es hacer agujeros en la pared con un taladro, montar muebles, hacernos cargo de los automóviles familiares cuando hay algún problema y, en general, reparar infinidad de cosas.

      Es evidente que la simetría absoluta es un ideal con el que cada pareja lidiará como mejor pueda. Pero hoy en día, el adolescente que no sabe apañarse sus cosas y depende de su madre o de su padre para tareas elementales es porque se le consiente, no por machismo. De hecho, los chicos… y también las chicas, les da igual que sea el padre o la madre, sencillamente si pueden escaquearse de hacer algo, lo harán. Así que la cuestión es consentirlo o no.

      En los matrimonios jóvenes que conozco no veo a ninguna mujer sumisa que haga lo que su pareja le ordena. Veo más bien un constante diálogo entre el hombre y la mujer, que en ocasiones puede derivar en discusión, sobre el reparto del trabajo. Nada es perfecto, pero la realidad, por más que nos proyecten siempre una imagen de la sociedad desastrosa e incompetente, dista mucho de ser la misma que hace unas pocas décadas. Y esa progresión, esos cambios en ocasiones imperceptibles, pero contantes, seguirán con o sin la inestimable ayuda de los expertos y políticos. Sí, la perfección no existe, pero nada que ver con esta parodia que cada 8M nos cae encima.

      Las personas, las parejas dialogan, hoy más que nunca. Todo lo demás es intoxicación e intereses de grupo. Así que si los ingenieros sociales quieren de verdad asombrarnos, que se busquen un trabajo.

      Un cordial saludo.

    • Sr. Javilau, ¿no le parece que su crispación y sus faltas de respeto estàn un poco fuera de lugar?; a mí me lo parece, y creo que se sentiría Ud. más a gusto e Público o cualquier otro periódico donde campas los troles y los aficionados al exabrupto.

    • Sr. Golfus de Roma, esto es DISIDENTIA, aquí, como mucho, discrepamos con palabras contundentes pero no ofensivas; creo que debería replantearse tanto el léxico para no der la impresión de no tener demasiados argumentos.

    • No por decir más palabaras “malsonantes” por calificarlo suavemente o por gritar más, se tiene más razón. Los insultos sobran aquí y en cualquier parte.
      Y desde luego rogaría a los promotores de “Disidentia”, que acotasen perfectamente las reglas de discusión en cuanto a la cortesia, buenas maneras y urbaanidad debidas.

  9. Lo que está claro es que la politica, en España, tiene pocos límites.
    Si en Ciudad Real se construye un aeropuerto que no se usa y cuesta mil millones, no pasa nada, y ningún Juan Pedro Hernández
    Moltó debe dar explicaciones.
    En España falta check and balances.

    • En España faltan cárceles regidas como la del condado de Maricopa en Arizona, donde los delincuentes hacían trabajos forzados, vestidos con traje camisa a rayas de color rosa y ropa interior del mismo color, como modo de humillación. Nada de cárceles, que son centros residenciales de ultralujo, como se comienza a hacer ahora en España. En Suecia se contruían desde los años 60. Mientras las residencias para viejos parecen prisones.

  10. El gran peligro actual es subvertir los pactos (las leyes) por unos etereos y supuestos valores superiores que por supuesto son interpretados por los nuevos brujos del sistema.
    Lo estamos viendo en Cataluña con mensajes de que por encima de la ley esta la “democracia”, o en America con Trump, su nueva version de America para los americanos cuando en realidad es una vuelta al proteccionismo mas rancio pra salvar los muebles de una industria obsoleta.
    El Brexit se hizo en contra de los intereses de la mayoría de los británicos, pero la llamada al feeling, a no mas inmigrantes y la demonización de la UE hizo su trabajo en la sombra.
    La neoverdad se interpreta por medio de lideres afectos que juegan con los medios y con las redes convenciendo a una cada menos critica opinion publica de que los fakes son en realidad la realidad.
    Poco a poco se esta creando un universo paralelo auspiciado en la tecnología y en un sabio uso de los sentimientos para configurar una nueva forma de condicionamiento y de uso del poder.
    Los inadaptados como Rajoy y su equipo se están hundiendo ante lideres del tocomocho como Puigdemont.
    Estamos a un paso de la realidad virtual en la política.
    A un paso de aceptar el teatro como forma de vida y manipulación.
    El problema es que la farsa no se puede mantener mucho tiempo y el modus vivendi necesita de un nuevo montaje que ampare un tiempo mas de reflejos y sombras.

    • No sé qué co** tiene que ver con toda esta infamia Trump, si este, precisamente, llegó al poder por oponerse a toda esta basura totalitaria de lo políticamente correcto.

      Saludos.

      • Trump es básicamente antiliberal, pero del otro extremo.
        Un populista que viene a revolver la jaula de los monos pero que no tiene guión.
        Los trastornos en el trading internacional que ha provocado este tio en sólo unos meses son ya fabulosos, lo que nos lleva a la guerra comercial, la incertidumbre y al estancamiento.
        Hemos pasado de la posición Obama casi socialdemócrata a la americana a una imagen personalista del poder que concibe America sólo para los americanos….
        La escalada en Corea del N, los aranceles, el muro con Méjico….
        Lo hace porque le sale de los cojones y ha ganado unas elecciones para ello.
        La democracia no es hacer eso cuando se ganan la elecciones sino el equilibrio y sobre todo el respeto de las minorias.
        Y ahi Trump como muchos otros no sabe gobernar para los que no le han votado.

  11. Uff, Javier, menuda “lección” de “urbanidad” nos da la protagonista del video para subvertir las estructuras políticas y económicas que redunden en una estructura social acorde con sus ideas y expectativas. La alianza entre el ecologismo y el feminismo es implacable en su discurso y no necesita de sutilezas ni de ningún caballo de Troya para subvertir el orden establecido. Si le suma el otro ismo que es el comunismo, la triada ya deviene en una apología panfletaria del nuevo comunismo feminista apto para su consumo ideológico. Y si le sumas el otro ismo que es el independentismo , la pretendida subversión ya puede alcanzar cuotas inimaginables. No en vano, la ponente, al final de su discurso, pone su granito antieuropeo y antiespañol: “Si Europa lleva en su ADN el neoliberalismo, España lleva en su ADN el colonialismo”.
    Y aunque la mirada en ese “futuro” cargado de “utopía” la pone a largo plazo, sus semillas imperceptibles ya están teniendo unos efectos visibles en el corto plazo cuando hablan sin tapujos y literalmente de:
    “Politizar la intimidad y la cotidianidad e incidir en las prácticas económicas cotidianas”
    Al margen de la retórica grandilocuente e infumable de estos subversivos aprendices de brujo que inciden en la necesidad de esa “transición” y “resistencia”, llama la atención que abominen también del “Estado del Bienestar”. En su alocución niega que pueda ser referente de ese nuevo orden.
    Por fortuna, esas consignas temerarias, revanchistas y “revolucionarias”, al margen de seguidores de la CUP, van a encontrar mucha resistencia por parte de la sociedad; y si alguna de ellas llegara a implantarse o materializarse de forma efectiva o preocupante, provocaría un alto grado de consenso para subvertirla.

  12. ¿Estrategias diferentes?

    Si a unos les llamamos moderados es porque existen los radicales y los unos necesitan a los otros.
    Unos (radicales) exigen lo imposible, a día de hoy, de esta forma lo que exigen los otros (moderados) no solo parece razonable sino hasta lo idoneo.

  13. Apreciado Don Javier

    He comenzado a ver el video, he aguantado sólo un poco por ser usted quien lo prescribe cómo indicador de a donde vamos, le tengo que reconocer que sólo he podido verlo a trozos y hasta la mitad. Me ha sido imposible seguir, mi tiempo es valioso y escuchar a semejante ser y semejante discurso es imposible.

    No se cómo usted lo ha soportado, mi mas sincero pésame por ten ingrata labor.

    Pensar que sujetos o sujetas cómo la que lo protagonizan puedan tener un infinitésima porción de PODER en nuestra sociedad es desalentador.

    No sólo es el contenido, para el que mi C.I. (uno es limitado) no da de sí, es que la propia sintaxis y maneras .. si me llevan a un Guantánamo y me ponen videos de esos a todo volumen, en vez del Heavy Metal que les ponen a los de Al Quaeda (dicen) confieso lo que me digan.

    Por lo demás y respecto su artículo tengo una pregunta, derivada de la confusión que me azora con estos temas, y que posiblemente usted también se haga.

    Si uno se define hombre-mujer-mediopensionista-o_lo_que_ le_salga_de.. según la teoría del género esa, independientemente de que uno sea XX o XY de manera rotunda, cómo narices se va a poner alguien a hacer una auditoría de esas..

    Es decir, si en una empresa donde el 90% de sus trabajadores, y mas sus jefes tienen XY, pero se declaran, por la cosa esa del género, mujeres. Porque va a haber discriminación.

    Es que el inspector hace una revisión “intima” hasta llegar a niveles que no por decoro no voy a explicitar, del género del susodicho/a/e/i/o/u/ü/ö/… o que. La verdad es que esto último es lo que mas me quita el sueño.

    Imaginarme al ser del video siendo inspector contra el heteropatriarcado y revisando si los que nos declarásemos pertenecientes al género que menos problemas nos causase a nosotros y a la empresa siendo auditados por .. armada/a/e/i/o/u/ü/ö/… de a saber que, francamente me hunde la moral.

    Un cordial saludo y gracias por el aviso.

    PS. Se lo comentaría a mi esposa, pero no se que me podría ocurrir, mejor me callo y lo llevo en silencio.

    • ¡Me he quedao pasmao! Mucho te afecta y, creo yo, no es sino una patochada todo esto de las igualdades. Como la propia naturaleza expresa y la realidad impone, afortunadamente la base es la diferencia, nuestra diferencia personal, unos con otros. La reivindicación de esas igualdades imposibles es la penúltima demostración de que hay cantidades ingentes de inanes mentales, de estúpidos ejercientes, idiotas de baba. No hay más.

      • Ya se que es una patochada.

        El problema es que le concedo a Benegas una capacidad de análisis y una perspicacia superior a la media, ergo si si ha tenido el valor de tragarse el video, analizarlo y ligarlo esta maniupalicaón nuestra de cada día, es porque tiene una relevancia.

        Y si no la tiene para mi, por insoportable, es que la tiene para otros, que se lo tragarán de pe a pá abducidos.

        Me habría encantado otro video donde se filmaran los rostros del personal que atendía a la charla con la voz en of del/la/lo speaker (si lo pongo en inglés no tiene género, y eso que me ahorro).

        Ni una película de zombies asesinos me causaría tanto terror que ver sus rostros complacidos, pensando que después de semejante indigestión se han realizado en la lucha final contra el hetropatriarcado y pueden considera que ese día ha sido un hito en sus vidas.

        Tenga en cuenta que de ese tipo de gente puede depender que si un día porque nuestro karma así nos castigó, enfermamos y caemos en un hospital (uno está indefenso en semejantes circusntancias) y sómos atendidos (es un decir) por un ser de esos podemos ser expeditivamente eutanasiados, aunque gritemos que sólo tvimos una simple lipotimia, y además estarán convencidas de que están haciendo lo corriecto y que es por nuestro bien, que ellas no quieren pero es lo que toca.

        Cuando me pregunto que tipo de gente puede votar a Podemos, ver GH, o mujeres hombres y .., o tener una iguana de mascota.. me imagino el video y voila allí está.

        Un cordial saludo

        • En lo de “eutanasiados” mucha razón llevas ¡ay que estar muy atentos!
          En esta carpetovetonia de nuestras penas, es entre un 15% y un 20% ¡una barbaridad! los que están en la memez del igualitarismo, el feminissmo y todos los ismos que queramos echarle… En Italia, siendo lo que es a la hora de votar comunismo bajándose de un Ferrari, no llega a un 10%, por poner un ejemplo; es todo más de postureo… Aquí lo más grave es ¡que se lo creen! en la teórica, claro. En la práctica son machistas, clasistas, sectarios y racistas como los que más. Excluyen todo lo que no sea su dogma.

        • Yo no pasé de 7 minutos 13 segundos. Al menos la charla de Leire Pajín (¿se acuerdan de “esa portenta”) en los cursos del verano del PSEBRE, cuando echaba la culpa de la crisis económica al “sexo” del PIB. Aún debe estar por You Tube.
          Después de aquéllo, ¡cómo ha “evolucionado” el mundo! Lo de Leire Pajín era francamente divertido. Fíjense, que hoy día podríamos considerar a José Luís Rodríguez Zapatero hasta de “conservador”.
          Últimamente un idiota profundo y un auténtico degenerado mental, moral e intelectual recorre el mundo. Se llama Justin Trudeau y es primer ministro de Canadá. Que no recibe mucha atención de los medios españoles

    • “si me llevan a un Guantánamo y me ponen videos de esos a todo volumen, en vez del Heavy Metal que les ponen a los de Al Quaeda (dicen) confieso lo que me digan”

      Le entiendo perfectamente, Pasmao. Si he podido escucharlo entero ha sido porque realizaba otras tareas en plan multimedia. No podía dejar de preguntarme “¿Qué estará pensando o entendiendo la audiencia?”
      Seguro que confían y delegan en personas como la ponente porque “es la que más entiende”.

      • Son insoportables, amabas dos. El discurso de un pretencioso subido y en el minuto once yo he entrado en colapso, me ha sumido en la siesta del carnero y llego tarde a comer por culpa de que hoy mi secre (perdón, asistente personal) está de vacaciones y no hay quien me avise de que eran las 14,00. Ella -llevamos once años trabajando juntos- es mucho más igual que yo, en todos los sentidos, porque la vida nos puso ahí: yo su jefe, ella mi subordinada y la muy bellaca no quiere cambiar… ni yo. Hemos pasado juntos dos embarazos -de ella- y un divorcio, mío, además de cánceres de compañeros, bodas, bautizos, entierros y una importante bajada de sueldos hace seis años ¡ea!

        • “yo su jefe, ella mi subordinada y la muy bellaca no quiere cambiar… ni yo”
          Pues mire, Noname, dicho así he recordado la relación tan saludable que tenían mis abuelos. En teoría él era el jefe del manotazo en la mesa y mi abuela su subordinada, (aparte que ella era bastante más bajita de estatura) pero nunca le hizo falta revelarse abiertamente ni ser más alta para saber imponerse o manejar con soltura ese aparente desequilibrio. Lo cierto es que nunca escuché de su boca que quisiera cambiar su estatus y mi abuelo siempre estuvo encantado de la vida. Aún recuerdo cuando decía resabiada: “La buena confitura siempre se guarda en tarro pequeño” y yo para chincharla, porque mi abuelo a fin de cuentas era mano de santo, le respondía: “Y también el veneno, yaya”. Con cariño, por supuesto.

    • Y lo que es mas, me atrevería a aventurar que todas estas ideas tienen lugar en esos colleges americanos de la costa este donde predominan las sororities con ritos de iniciación lesbicos, como donde estudió Crane, en Vaar, dependiente de Yale.

  14. Claro, igualdad de derechos e igualdad de oportunidades por encima de cualquier otra condición biológica.

  15. Es que lo de la igualdad…, cuando en el mismo sexo, de la misma procedencia de clase social y misma cultura no se da. En fin, igualdad en derechos, siempre y más.

  16. Resumiendo: o se está por la igualdad de hombres y mujeres o se está por lo contrario, es decir por el feminismo.

Comments are closed.