Las autonómicas de diciembre dejaron una endiablada aritmética parlamentaria que convertía a Cataluña en un ente ingobernable. No era ya el casi empate entre constitucionalistas y nacionalistas, sino las fracturas internas de estos últimos y los procesos judiciales que se abaten sobre sus líderes lo que impedía la formación de Gobierno.

Eso lo sabían todos en Navidad. Puigdemont y todo su Gobierno se habían abrasado tras el pulso de octubre, la CUP había salido seriamente perjudicada de las urnas y la segunda fila del ‘procés’ no tenía la voluntad o carecía de los arrestos para dar el paso adelante y ocupar el puesto de los caídos por Pujol y por Cataluña. Los caídos, en honor a la verdad, tampoco querían apartarse.

En política no abundan los suicidios, lo habitual son las ejecuciones, por lo general sumarias y sin posibilidad de apelación

Certificar la muerte política cuando no se tiene otro medio de vida es algo complicado. En política no abundan los suicidios, lo habitual son las ejecuciones, por lo general sumarias y sin posibilidad de apelación. Pero no había plan para “ejecutar” a Puigdemont. Simplemente no estaba previsto que se llegase a esta situación y cuando se presentó todos se quedaron paralizados, se les heló la sonrisa.

Cuando hace un año decidieron tirarse al monte y echar el pulso final al Estado contaban con que lo iban a ganar, estaban, de hecho, seguros de ello. De tanto repetirla para consumo de sus incondicionales, habían terminado creyéndose su propia propaganda. El Estado español era débil, ilegítimo, se encontraba aislado internacionalmente por lo que con un simple empujón se avendría a negociar.

Claro, que una cosa es decir eso en los mítines, las Diadas y las tertulias de TV3 y otra bien distinta es que sea cierto. Pensaban de buena fe que si eran lo suficientemente osados por la vía de los hechos Madrid no tardaría en recular. Y ahí tenemos las caras sonrientes el día posterior al referéndum. Todo salía conforme a lo planeado. Primero llegaría el descrédito, luego la negociación y, por último, la ruptura. Antes de fin de año conquistarían la independencia con la mitad de la población en contra y sin disparar una sola bala. Toda una proeza digna de pasar a los anales.

El Estado no es solamente la Moncloa como ellos se empeñaban en creer

La sonrisa helada del separatismo catalán

Pero no, a partir de ahí todo se torció. La maquinaria del Estado se puso en marcha. El Estado no es solamente la Moncloa como ellos se empeñaban en creer. La Moncloa representa al Ejecutivo y ya. Los tribunales de Justicia también son Estado y ante casos graves como este actúan de oficio haciendo pasar la apisonadora de la Ley sobre el infractor. Algo así no podían ni imaginarlo porque habían asimilado España con la Cataluña convergente de la que vienen la mayor parte de ellos. Allí lo que decía el ‘president’ iba a Misa. En el resto de España afortunadamente no es así. En suma, que digas incansablemente que España es una república bananera no significa que lo sea.

La Justicia de nuestro país es lenta, en muchos ámbitos está politizada, pero en lo esencial es independiente. En líneas generales puede uno fiarse de los tribunales y esperar amparo de un sistema judicial que necesita una reforma si, pero que no es el de una república bananera. Si no fuese independiente no tendríamos al yerno del Rey emérito con un pie en la cárcel o al partido del Gobierno asediado en infinidad de causas penales por corrupción. En las repúblicas bananeras el poder es intocable, se va de rositas siempre.

Podemos sigue insistiendo en buscar una salida política a una cuestión eminentemente penal

Algo tan elemental, que se extrae de una observación superficial de cómo funciona la Justicia española, no lo captaron los nacionalistas. Tampoco Podemos, que sigue insistiendo en buscar una salida política a una cuestión eminentemente penal. Ni la juez Carmen Lamela ni su colega del Supremo Pablo Llarena obedecen instrucciones políticas. De ser así ningún consejero estaría en prisión porque es políticamente muy incómodo tenerles en Estremera, en Soto del Real o en Alcalá-Meco alimentando el victimismo residual de los que todavía no se han enterado que la vía rápida e indolora a la independencia era una quimera.

Más tarde o más temprano serán arrestados y puestos a disposición del Supremo, que no es un juzgado menor de un país de segunda

Los que si han entendido que el Estado no es una broma y actúa ya han puesto tierra de por medio. Primero fue Puigdemont y su guardia de corps consejeril, luego Anna Gabriel y Marta Rovira. Pero de nada les servirá. Se han embarcado en un viaje a ninguna parte. Más tarde o más temprano serán arrestados y puestos a disposición del Supremo, que no es un juzgado menor de un país de segunda, un paria a quien nadie toma en serio, sino el máximo tribunal de un Estado muy bien considerado en el plano internacional.

Eso o un penoso exilio vitalicio en algún país -esta vez sí, de segunda- tipo Venezuela o Rusia. Eso siempre y cuando encuentren a alguien que corra con los gastos del destierro, que en el caso de Puigdemont son cuantiosos, no hay más que echar un vistazo a la soberbia mansión que ha alquilado a las afueras de Bruselas. A los que no busca la Justicia sólo les queda el recurso al pataleo ante la indiferencia general de la sociedad catalana, cansada ya de aventureros, de mentiras y de un conflicto que les está saliendo carísimo.


Si este artículo le ha parecido un contenido de calidad, puede ayudarnos a seguir trabajando para ofrecerle más y mejores piezas convirtiéndose en suscriptor voluntario de Disidentia haciendo clic en este banner:

14 COMENTARIOS

  1. España, en si, no es un País corrupto, el modelo emanado del R-78 con sus “agencias de colocación” llamadas autonomías es el origen fundamental, la fuente de corrupción diseñada paso a paso, para desmontar los pocos mecanismos de fiscalización y control, con su troceamiento institucional por autonomías y entes locales, cuerpos como secretarios municipales de ámbito nacional o la inspección de enseñanza, su dispersión dificulta cualquier acción de control.

    Salú2.

  2. En toda Europa se hizo un ejercicio de calle. dejar 13 carteras como perdidas, en las calles, en Helsinki se devolvió 12 intactas. En madrid 1.
    Las empresas importantes tienen perfectamente estudiadas las administraciones de cada país, me refiero a las multinacionales que por su estructura trabajan con las administraciones publicas y ayuntamientos por ejemplo.
    Todas todas las administraciones de todos sus paíes, tienen sus flaquezas, pero claro hay rankings y clasificaciones, y una vez mas estamos a la cabeza de la zona europea, y además con los de siempre. En nuestro país como dijo el butanito, para colocar un tocho público se ha de pasar por caja y todo le mundo sabe que es y asido la verdad.
    En mi condición de medio sueco, le aseguro que si, que nadie es perfecto, pero nosotros ahora mismo tenemos un presidente, un partido etc. que se ha financiado en B lo reconocen hasta los jueces y no pasa nada.
    La gran diferencia con los países del norte no son nuestros políticos, somos nosotros, y los nuestros, los políticos, al igual que los suyos reflejan la escala de valores de la calle la de las cartera, de sus votantes.
    Así pasaba lo que pasa y pasará por ejemplo con lo del PP en Valencia, Baleares Galicia (Fariña), Los CIU en BCN, el PSOE en Andalucía o Extremadura, o con el PNV. Si son unos corruptos, pero son mis corruptos.
    Lo siento pero esta es mi percepción y los datos son abrumadores.

    • “Lo siento pero esta es mi percepción y los datos son abrumadores”
      No es preciso que lo sienta. En realidad, lo que son abrumadores son los despropósitos, las ilegalidades, junto al autoritarismo y al totalitarismo practicados por los dirigentes independentistas desde la conversión de Mas al independentismo cuando empezaban a aflorar los casos de corrupción del CIU. Sin esa conversión interesada, el “procés” nunca hubiera llegado tan lejos ni hubiera alcanzado cuotas tan abrumadoras de esperpento. Posiblemente, el hecho de tener a los corruptos de siempre aupando y liderando la deriva secesionista les dio alas y les hizo creer inmunes y a salvo del peso de la ley. Pero no, Fernando tiene mucha razón en su artículo cuando dice que:

      “Los tribunales de Justicia también son Estado y ante casos graves como este actúan de oficio haciendo pasar la apisonadora de la Ley sobre el infractor. Algo así no podían ni imaginarlo porque habían asimilado España con la Cataluña convergente de la que vienen la mayor parte de ellos”. Aparte que, “La Justicia de nuestro país es lenta, en muchos ámbitos está politizada, pero en lo esencial es independiente. En líneas generales puede uno fiarse de los tribunales y esperar amparo de un sistema judicial que necesita una reforma si, pero que no es el de una república bananera”. Que por otra parte es la excusa que esgrimen los secesionistas y lo que intentan vender a su parroquia para justificar sus atropellos y disparates en un Estado de Derecho. No, nuestro país no es ninguna república bananera, por mucho que algunos se comporten como si lo fuera. Peor para ellos, más dura está siendo y será la caída.

  3. No sólo es un cuestión de Estado.

    El BOICOT, que usted no ha nombrado ha hecho y está haciendo mucho daño. La huida de empresas (muchas de ellas separatistas) no se hizo sólo para garantizarse una seguridad jurídica que si se presumía ese Poder del Estado sobre el que usted escribe, no tenían porque temer. De hecho visto que que la cosa ha seguido regular pordrían hasta haber rgresado.

    Ha sido el BOICOT.

    Añada el mensaje del Rey, las banderas… y la querella de VOX, las manis españolistas en Barcelona…

    ¿Cree usted que los Jueces se iban a meter en este berenjenal si supieran que a los españoles les importaba un bledo el Proces y a los otros poderes del estado también?

    Serán jueces, pero NO idiotas.

    Un cordial saludo

    • ¿”BOICOT”?
      ¿De verdad cree que el “boicot” (si se le puede llamar así) ha influido en los jueces?
      Pues antes de darse ese “boicot” parece que la Justicia, aunque lenta, ya se ocupó de Mas con la consulta ilegal. Creo recordar que le impuso una considerable multa y la inhabilitación para postularse como cargo público. Digamos que, lo ocurrido posteriormente, desde el 6 y 7 de septiembre, bajo el mandato de Puig tiene bastante más enjundia y gravedad delictiva e institucional como para no dormirse en los laureles. Los jueces, digo.

  4. Que raro que se diga que somos una democracia ejemplar y que en todas absolutamente todas las clasificaciones, de nivel de Democracia, de Corrupción de Nivel de las universidades, de necesidad de mordidas para hacer un negocio en este país etc. Estamos muy muy o demasiado arriba.
    Que tenemos una Justicia mejor que la de las dictaduras, pues mejor que con Franco si Pero todavía tenemos demasiados espectáculos, tipo Botin, Albertos una Infanta que no sabe nada de nada etc. Suma y sigue que me hacen dudar, y una democracia mínimamente homologable. Con Un partido que cobra en B que se financia en B etc. y el preso como si llueve.
    mas de lo mismo que los demás partidos. Pues lo siento Chirría todo, Chirría la honestidad del CIU, PNV PP y PSOE.
    Lo siento España es un país básicamente corrupto, puesto que sus votantes jamás la han castigado ni al PP dio al PSOE, en suma que es bastante deficiente.

    • ¿Es España un país básicamente corrupto? Creo que éste es un buen tema de debate.

      Yo no creo que lo sea “estructuralmente”, para afirmarlo tajantemente habría que aportar pruebas y no sólo opiniones. Claro que tenemos a muchos corruptos. Y no sólo políticos. También hay empresarios, sindicalistas, médicos, empleados, arquitectos, ingenieros,… Pero no creo que sean más que en otros países con rentas per cápita similares a la nuestra.

      Hace unos dos mil años Alguien dijo… “el que esté libre de pecado, que tire la primera piedra”

      La perfección no existe, el hombre no es ni intrínsecamente bueno ni malo,… Lo que hay que seguir perfeccionando es en la agilidad de la corrección de disfunciones de una administración de justicia que aún funciona con recursos decimonónicos…

      • España no es un país corrupto; son ultra corruptas las castas dominantes, la económica, la política y la, por así, llamarla, institucional; pero la gran mayoría de la sociedad, tanto funcionarios como particulares, es honrada.

        Saludos.

      • En toda Europa se hizo un ejercicio de calle. dejar 13 carteras como perdidas, en las calles, en Helsinki se devolvió 12 intactas. En madrid 1.
        Las empresas importantes tienen perfectamente estudiadas las administraciones de cada país, me refiero a las multinacionales que por su estructura trabajan con las administraciones publicas y ayuntamientos por ejemplo.
        Todas todas las administraciones de todos sus paíes, tienen sus flaquezas, pero claro hay rankings y clasificaciones, y una vez mas estamos a la cabeza de la zona europea, y además con los de siempre. En nuestro país como dijo el butanito, para colocar un tocho público se ha de pasar por caja y todo le mundo sabe que es y asido la verdad.
        En mi condición de medio sueco, le aseguro que si, que nadie es perfecto, pero nosotros ahora mismo tenemos un presidente, un partido etc. que se ha financiado en B lo reconocen hasta los jueces y no pasa nada.
        La gran diferencia con los países del norte no son nuestros políticos, somos nosotros, y los nuestros, los políticos, al igual que los suyos reflejan la escala de valores de la calle la de las cartera, de sus votantes.
        Así pasaba lo que pasa y pasará por ejemplo con lo del PP en Valencia, Baleares Galicia (Fariña), Los CIU en BCN, el PSOE en Andalucía o Extremadura, o con el PNV. Si son unos corruptos, pero son mis corruptos.
        Lo siento pero esta es mi percepción y los datos son abrumadores.

    • “Lo siento España es un país básicamente corrupto, puesto que sus votantes jamás la han castigado ni al PP dio al PSOE, en suma que es bastante deficiente”
      Vaya, así que los votantes no han castigado jamás a PP y PSOE. Debe ser por eso que partidos como Podemos y C,s se han consolidado en el panorama político como dos fuerzas parlamentarias surgidas por arte de magia redistribuyendo las fuerzas del tablero político. Se nota que a usted no le van los cambios progresivos y graduales y preferiría ver desaparecer de un plumazo a las fuerzas del bipartidismo. Pero sabe que pasa, que lo de tomar el cielo por asalto y no por consenso no le ha funcionado, aparte de no ser creíble, no le ha funcionado ni a Iglesias.

      Y por poner en paralelo esa parte de España, según usted “corrupta”, que es Cataluña, no puede decirse que los catalanes independentistas hayan castigado mucho en las urnas a sus corruptos. De hecho, los del PDCat fueron la segunda fuerza en las últimas elecciones catalanas y ya sabrá que a pesar de la cobarde fuga a Bruselas de su deseado “president”, siguen queriendo elevar a Puigdemont los altares de esa república bananera que quieren construir a la fuerza, por las bravas y sin el permiso de más de la mitad de los catalanes y residentes en Cataluña. Lo siento pero esa es mi percepción y los datos que confirman mi hipótesis son abrumadores.

  5. Esta gente debe tener todavía los bolsillos repletos por eso han podido meterse en aventuras secesionistas que podía haber multiplicado sus ingresos. La clave es el control de las cuentas corrientes y la supresión del B.

    • Completamente de acuerdo! Esta es una “guerra económica” y se ganará – o se perderá – por “la fuerza de las pelas”.

      Si acotan y “cortan los grifos” se irá resolviendo el problema… mientras, aunque sea “políticamente incorrecto (otra disidentia más) soy de los que también creo que el boicot, no tanto a los productos catalanes en general, como a aquellas marcas y empresas manifiestamente separatas, si surte efecto y hay que seguir aplicándolo.

Comments are closed.