Durante siglos, los impuestos fueron el símbolo patente de la servidumbre. Los derrotados, los siervos, los subyugados debían pagar impuestos. Hoy escuchamos en prácticamente todos los foros políticos de todos los colores que los impuestos son el precio de la libertad.

Un estado que garantice la libertad económica, dicen, ha de financiarse mediante la imposición de cargas fiscales a la actividad cuya libertad se pretende proteger. Es la misma teoría que nos explica la imposibilidad de confiar únicamente en contribuciones voluntarias, porque la voluntariedad privilegia a quien no quiere pagar, aliviando al avaro y desprotegiendo a la viuda.

Sin la exigencia de la universalidad de la carga fiscal, el Estado tendría que ganarse el favor de los capacitados para hacer grandes donaciones, a cambio, sin duda, de prebendas y favores. Por ello, la libertad y la individualidad sólo pueden ser salvaguardadas por el Estado si todos contribuyen económicamente al mantenimiento de sus estructuras. Los contribuyentes se aprovechan entonces de “la paz interior que garantiza el estado”, del derecho otorgado por el estado para “celebrar contratos y obligar a su cumplimiento”, de los beneficios de una “moneda con garantía del gobierno” o de la buena educación pública y obligatoria de los futuros productores y consumidores. Dado que los demandantes de tales servicios son los propios miembros de la comunidad, queda plenamente justificado cualquier tipo de impuesto sobre los ingresos de éstos, sobre el fruto de su trabajo.

Nada de lo escrito hasta ahora, que son las ideas matrices sobre las que pivota la justificación de todos los ministerios de hacienda de cualquier país occidental, tiene que ver en lo más mínimo con la libertad.

Crecer recaudando impuestos sólo es posible allí donde se tolera que los ciudadanos tengan propiedades y generen riqueza

El punto de partida no formulado del que nacen estas ideas es el experimento mental por el cual el estado (total) es la forma básica de la convivencia humana. Este estado (total), mediante su soberanía sobre los salarios, los precios y el devenir económico permite –podemos casi decir que tolera-  que los individuos puedan vivir una vida según los términos y condiciones establecidos por aquel. El estado (total) tiene todos los recursos. Las empresas, la misma economía, están en su mano. La falta total de libertad en la esfera económica significa la nacionalización total de los medios de producción. ¿Les suena? El experimento mental del estado (total), otrora llamado socialismo real, no funcionó porque crecer recaudando impuestos sólo es posible allí donde se tolera que los ciudadanos tengan propiedades y generen riqueza.

Nosotros hemos seguido otro camino: conscientes de la imposibilidad económica del estado (total) como forma básica de convivencia humana, hemos abrazado el concepto de “estado democrático social del bienestar”. El estado puede renunciar a la supremacía económica y otorgar a sus ciudadanos los derechos de propiedad privada y la libertad del ejercicio profesional. El precio a pagar por esos derechos y su “garantía” son los impuestos sobre las rentas generadas por los particulares. La diferencia con el estado (total) descrito más arriba no es tan importante como parece.

En el primer caso el estado le prohíbe todo al ciudadano, para así ser el único proveedor de las necesidades de la vida. En nuestro caso real, se le permite al individuo proveerse de cuanto crea necesario para su vida, extrayéndole acto seguido vía impuestos todo lo que el estado considera excesivo – y podría poner en peligro su propia existencia como único garante de derechos-  o injusto -en nombre de la justicia social, con el fin de proveer a quienes por una u otra razón no son productivos e incapaces de autoproveerse-. En ambos casos, el estado tiene plena potestad para transformar a cualquier individuo en no-libre, proscrito o delincuente. La propiedad y la libertad son otorgadas por el Estado.

Nos cuentan que el Estado se convirtió en “liberal” cuando se erigió en persona jurídica en substitución de nobles y reyes. Los impuestos dejaron de ser el símbolo de la sumisión para convertirse en símbolo de justicia y libertad desde que el estado nos permite a los ciudadanos votar. Gracias a la ley electoral, los ciudadanos podemos decidir sobre la naturaleza e intensidad de los impuestos. ¿Es eso libertad? No. Reducimos la libertad a que el gobierno de un estado nos permite graciosamente participar políticamente en la toma de ciertas decisiones.

Durante siglos, los impuestos han sido expresión de servidumbre. Hoy también

La comprensión liberal de “impuestos” y “libertad” tiene fundamentos completamente diferentes. El punto de partida de todo experimento de pensamiento liberal no es el Estado (total), sino los ciudadanos intercambiando de forma voluntaria en su propio provecho. El ciudadano puede adquirir y fundar propiedad sin Estado, puede celebrar contratos y comprometerse en la vida económica. La libertad en la esfera económica no está garantizada por el Estado, sino que ya existe.

El propio Estado como persona jurídica no es una máquina de hacer milagros. Requiere de la actividad humana. Por ello no puede hacer nada más que aquello que hacen los humanos mismos. La libertad individual encuentra sus límites allí donde el Estado está presente o implicado. Tampoco está basada en el hecho de poder, o deber, participar en el Estado y sus eventos. Por tanto, el diagnóstico liberal solo puede ser uno: durante siglos, los impuestos han sido expresión de servidumbre. Hoy también.

Llevan predicándonoslo décadas: la mayor parte de las personas identifican sin rubor empresarialidad con riqueza, avaricia, explotación, crueldad y maximización de beneficios a costa de otros. Y todo el mundo está de acuerdo: naturalmente deben los empresarios pagar impuestos. Mejor aún: ¡sólo ellos deberían hacerlo! No sé si les suena lo de “los capitalistas son el enemigo del pueblo”.

Los autoproclamados rectores de los destinos del pueblo (no se cansarán de repetirnos que han obtenido el poder mediante la sagrada transmutación de la democracia, con la misma insistencia con la que ocultarán los verdaderos motivos que les llevaron a encabezar unas listas) no solo han logrado convertir a la gran mayoría de sus “súbditos” en víctimas, sino que han hecho del victimismo una de las grandes virtudes de nuestro tiempo.

Querer ser mejor y pretender obtener beneficios de lo que se hace desde la libre competencia es pecado mortal, la posibilidad de arriesgar para ganar o perder desde el propio afán emprendedor forma ya parte de la enorme y perversa lista de herejías que no merecen la madera que arde en las hogueras inquisitoriales. Y nosotros, lemmings, no nos damos cuenta de que tanto el victimismo entrenado, como la demonización de “otros” y la fantasía de la eliminación de la incertidumbre no son sino los pilares de cualquier dictadura. De todas las dictaduras.

Cada vez más ciudadanos creen que el estado no sólo debe garantizar un “ingreso base” para todos, ¡debe proveerlo!

Olvidan los “Iglesias y Sánchez de nuestras poltronas” que los costes del rediseño de la sociedad superan con creces lo que el estado puede extraer sin riesgo de quienes producen la riqueza. Subvención y protección de minorías, subidas de pensiones, economía verde y renovable, vivienda social, salarios con topes mínimos, ayudas sociales, multiplicación institucional, programas para garantizar la “dignidad” (que hoy incluye tiempo libre, coche y smartphone), en otras palabras, la usurpación por parte del estado de lo que llamamos “vida” no es gratis y me temo que no es financiable.

Las consecuencias más visibles son el aumento del endeudamiento público, el encendido de las impresoras de dinero del BCE y la pérdida del poder adquisitivo de cada uno de nosotros. Pero esto lo ignoramos sistemáticamente. Al contrario. Si hacemos caso de lo que “cuenta la gente”, cada vez más ciudadanos creen que el estado no sólo debe garantizar un “ingreso base” para todos, ¡debe proveerlo! Sobre las limitaciones del uso de dinero en metálico prefiero no hablarles hoy.

El resultado ya lo había previsto Milton Friedman en su famoso triple salto mortal: “Del bienestar público pasando por la crisis financiera hacia la dictadura”

Foto: Thought Catalog


Disidentia es un medio totalmente orientado al público, un espacio de libertad de opinión, análisis y debate donde los dogmas no existen, tampoco las imposiciones políticas. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Sólo con tu pequeña aportación puedes salvaguardar esa libertad necesaria para que en el panorama informativo existan medios disidentes, que abran el debate y marquen una agenda de verdadero interés general. No tenemos muros de pago, porque este es un medio abierto. Tu aportación es voluntaria y no una transacción a cambio de un producto: es un pequeño compromiso con la libertad.

Ayúda a Disidentia, haz clic aquí

Muchas gracias.

53 COMENTARIOS

  1. El articulista se hace la picha un lio y no maneja correctamente los conceptos que usa: democracias varias, estado varios, liberalismos varios, dictaduras varias, socialismos varios.

    El estado es necesario y es fundamental, así como los impuestos.

    El estado es la ADMINISTRACIÓN de la nación y eso siempre hay que pagarlo, nadie trabaja gratis: bomberos, médicos, policías, barrenderos, maestros, etc.; las carreteras, el metro, los trenes, los autobuses no amanecen construidos y mantenidos por angelitos del cielo.
    Otra cosa es quién maneja el estado y cómo se le controla. Lo maneja una oligarquía partitocrática que ha secuestrado el estado a la NACIÓN, a ti y a mi a nosotros, y lo maneja “como si” fuera suyo o “como si” no fuera de nadie (a los socialistas se les nota más estos “como si” que a los otros) como una verdadera MAFIA. Y nadie puede hacer nada para evitarlo, estamos desarmados, pregúntate cómo evitarlo: NO sabes. Un sistema democrático puede, con sus controles: las reglas para el poder: representación (elección de representantes, y separación de poderes (legislativo, ejecutivo y judicial). Pero la revolución del conocimiento, elemental, no se la espera.

    • ¿Qué me pregunte como evitarlo? Claro que sí sé.

      En Madrid en las próximas elecciones municipales se han de unir o coaligar o como se diga los tres partidos Populares, Vox y Ciudadanos, bajo el acrónimo PVC, Ventanas para aire fresco PVC. La única manera de parar esa marea COMUNISTA LENINISTA.

      En Andalucía, más de lo mismo, puertas de PVC de par en par para sacudir el polvo y los polvos a cuenta del Erario (que siempre es PÜBICO) de las alfombras de nudo de cuarenta años de poder de la psoe.

      Y cuando lleguen las elecciones generales,un cerramiento de PVC en el ático del edificio España para que cuando quiera llegar la lluvia calabobos del PNV, PdeCAT, Cup, Podemos y demás encurtidos no calen, se estampen.

      Tomen nota de Bolsonaro el domingo próximo en la segunda vuelta en Brasil en “Sólo ante el peligro” como el western. 300.000 brasileños de clase media alta en Miami se han pirado con su pasta; 85.000 en Portugal*; en el recuento de la Casa do Brasil en Madrid, colegio electoral, en la primera vuelta hace dos semanas, 50% votaron a Bolsonaro (entre ellos, mi esposa), 17 % y !8% para los otros dos, Haddad y Ciro Gómes, ambos apoyados por Lula desde la cárcel.

      *https://elpais.com/internacional/2018/10/23/actualidad/1540312553_935199.html

    • Buen resumen, elBlues. Como bien apunta, el Estado hay que pagarlo y los controles y regulaciones son necesarios para evitar los abusos de poder de los listos, que a su vez están protegidos por ese Estado, del que en apariencia dicen estar desvinculados. Pero no, no solo no lo están sino que son cómplices y se retroalimentan mutuamente con sus fechorías que, por lo general, les benefician a ellos y nos perjudican a la gran mayoría. Sí, actualmente y por desgracia, son sociócópatas de libro los que manejan el Estado, dentro y fuera de nuestras fronteras, tambiñen los que nos desgobiernan, los que nos arruinan y los que prefieren tratarnos como súbditos y no como ciudadanos de pleno derecho.

  2. Si que está animado el foro. Se echa de menos a Der revolutionare Konservative.

    Estoy de acuerdo que en España se está abusando de ciudadano y saqueando su esfuerzo. Se olvidan toda esa patulea de “progresistas” de los impuestos, que el sector privado quien mantiene el Estado. El día que el sector privado colapse: BIENNIDOS

    • La verdad que al margen de lo que está aconteciendo en la Carrera de San Jerónimo donde se hace por parte de Pablo Casado al presidente Sánchez partícipe y responsable del golpe de Estado en Cataluña esto es pellizco de monja. En este “hemiciclín” deberíamos estar a la altura del DEBATE del Hemiciclo por antonomasia.

  3. Recuerdo que cuando la derecha mediática fue a por Carmena inventaron todo tipo de majaderías…desde que era jueza por el cuatro turno (o sea, a dedo, acusación regalo de la opositora a técnico de turismo con tio de padrino en la secretaría de Estado) hasta que simpatizaba con ETA, a pesar de llevar guardaespaladas y estar amenazada y un largo etcetera.

    De entre a aquellos memes recuerdo uno que por friki y por ser su plataforma de distribución el otrora serio ABC me hizo reír: Carmena tenía una tienda de ropa para niños en el centro (Madrid Central) donde vendía zapatitos de lana de bichos del coño-sur que pinchaban en los tiernos pies de los bebés y les hacían llorar cruelmente….no es que la derecha mediática no lo intente pero las técnicas de Münzenberg parecen imposibles de alcanza para esos aficionados al pellizco de monja.

    Sin embargo creo que ha llegado el momento de recuperar aquella chorradita y exigir desde alguna plataforma pública se apliquen multas de 300 mil euros, retroactivamente por supuesto, a las ancianitas que puteen a los bebés con zapatitos que pican.

    Yo me presto a desarrollar la campaña enfatizando la crueldad con los daños psicológicos irreversibles que ha causado la viejecita alcaldesa a los niños de madrid ¡¡¡de todas las razas y credos!!!…por aquello de devolverle la tocada de cojones de MADRID CENTRAL para la vida y prosperidad de honestos ciudadanos del centro de la capital.

    ¡¡¡MONSTRUOSA SÁDICA…A LA HOGUERA…A LA HOGUERA…!!!!

  4. Nos olvidamos que el juego de la intervencion del Estado, (deuda o impuestos) se promovió ya en las dos patrias del liberalismo: USA y UK.

    En los USA tras la crisis del 29 que hundió por especulación la bolsa y con ello toda la economía. Sólo a través del New Deal de Roosevelt y la “benefactora en orden economico para ellos ” II WW se revirtió el desastre. America cambio totalmente tras aquello, siendo aun así uno de los lugares con menos impuestos del mundo desarrollado. En El reino Unido, la practica de las enseñanzas de J.M. Keynes que proponía la intervención del Estado para “regular” los cilcos económicos se adoptó y extendió a toda Europa.
    Había nacido la socialdemocracia, el socialismo capitalista que enseñaba a los comunistas lo bién que vivian los obreros en occidente, empezando por los nordicos y alemanes pasando por los ingleses.

    Luego vino el abuso de la intervención del estado y se siguio aumentando el nivel impositivo por todas las administraciones, sedientas de cada vez más trozo del pastel del crecimiento economico.

    Ahora es casi imposible revertir el proceso a posiciones razonables porque el Estdo en si se ha convertido en consumidor de impuestos para su propia subsistencia en la forma de cargos publicos y empresas paralelas. El Leviatán se había construido sin oposición porque ahora “todos son socialdemocratas 2.0”

    Luego vino la crisis de deuda (quien paga la broma ahora?) sólo aplazada por su traspaso local al BCE de Draghi y las crisis de los alumnos mas gamberros como los griegos , los italianos, portugueses y españoles.
    Las recetas para equilibrar las cuentas son sencillas: o se reduce el gasto o se aumentan los ingresos. Evidentemente se ha optado en algunos paises por lo segundo, que para eso esta la izquierda populista. Al drenar dinero del publico, se frena la actividad y se entra en una espiral recesionista.
    Básicamente porque el gasto público puede ser muy poco productivo o casi nada, como los planes de ZP para reactivar la economía y sus green shots de pega.
    En la situación actual, quien se atreve a deshacer el nudo Gordiano? es decir como hizo Alejandro cortarlo de un espazado?
    Nadie. O quizas, Trump y los suyos, por lo que son demonizados como mal ejemplo por ir contracorriente.

    • “En los USA tras la crisis del 29 que hundió por especulación la bolsa y con ello toda la economía. Sólo a través del New Deal de Roosevelt y la “benefactora en orden economico para ellos ” II WW se revirtió el desastre”
      Pues la verdad es que sí se conseguió revertir ese desastre, Talleyrand. Lo que demuestra que un control y regulación a tiempo, evita por ejemplo que los buitres financieros puedan especular con tu dinero, con tu vivienda y con tu vida. Solo hay que comparar la evolución que tuvo el ciclo económico en los sesenta años siguientes con la evolución que ha tenido ese ciclo económico a partir del año 1999 que es cuando se suprime ese control y esa regulación efectivas.
      Como bien apunta:
      “…Luego vino el abuso de la intervención del estado y se siguio aumentando el nivel impositivo por todas las administraciones, sedientas de cada vez más trozo del pastel del crecimiento economico.

      Ahora es casi imposible revertir el proceso a posiciones razonables porque el Estdo en si se ha convertido en consumidor de impuestos para su propia subsistencia en la forma de cargos publicos y empresas paralelas. El Leviatán se había construido sin oposición porque ahora “todos son socialdemocratas 2.0”
      Esta es la tragedia que vivimos ahora y que seguramente se hará más efecvtiva en los próximos dos años. Este ciclo económico a nivel mundial se acerca a su fin y tal como manifestaba hoy el portavoz de la Banca en nuestro país, el sector bancario, además de defender sus posiciones respecto a la polémica sentencia del Supremo, ya se están preparando para ese “crudo invierno del 2020”.

  5. El problema está en los límites. Hasta donde puede llegar el estado confiscando bienes de los ciudadanos?

    En la situación actual no hay límite. Los líderes de los partidos reunidos en aquelarre en las Cortes se ponen el sueldo que quieren, imponen los impuestos que quieren. No hay límite.

    En estas circunstancias, no hay nadie tan estúpido para salir al mercado a crear riqueza y puestos de trabajo. Si observan con atención los pocos que salen al mercado a crear riqueza, lo hacen porque están fuertemente conectados con el poder, recibiendo contratos y subvenciones.

    La actividad empresarial pura está perseguida. En los paises, como España, que no hay límites para los impuestos la creación de riqueza y puestos de trabajo no es posible.

    El estado debería costar a los ciudadanos un máximo de un 12% de sus ingresos -no de sus ahorros-, y por supuesto sus ahorros deberían pasar integros a sus herederos.

    No existiendo límites, y con el poder en manos de podemitas y del Psoe, los españoles dependemos de su sola voluntad. Podemitas al servicio de potencias extranjeras, y el PSOE al servicio de podemitas y otros agentes de la secesión nos conducirán al despojo total del ciudadano español.

    No existiendo límites, podemitas y el PSOE pueden poner los impuestos que quieren a quien quieran, y por supuesto dar dinero a quien quieran y cuando quieran.

    Ustedes se han creido que nos van a subir los impuestos para disminuir la desigualdad. Si realmente quisieran disminuir la desigualdad empezarian por eliminar la causa fundamental: las autonomías. En realidad, nos van a subir los impuestos para poder dar mas dinero a los agentes de la secesión vascos y catalanes, para ver así si les permiten unos meses más en el poder. La política española resulta odiosa y repugnante…

    • “El estado debería costar a los ciudadanos un máximo de un 12% de sus ingresos -no de sus ahorros-, y por supuesto sus ahorros deberían pasar integros a sus herederos”

      Buen apunte, Kj26. Ahí reside el más desencarnado expolio. Que se acabe quedando con casi el 40% de los ingresos es un robo a mano armada. Y lo que se quedan de las herencias, en función de la Comunidad Autónoma en la que residas, ya no tiene nombre. Ni descansar en paz le dejan a uno cuando abandona este mundo, sabiendo que hacienda va a quedarse con una parte de su legado, sí o sí. Por no hablar de lo caro que sale morirse.

  6. Reunidos en Granada, 35 catedráticos de Derecho Financiero y Tributario aseveran que en España el principio constitucional que garantiza la presunción de inocencia a efectos fiscales ha dado lugar a la presunción de culpabilidad en las delegaciones de la Agencia Estatal de Administración Tributaria, produciéndose un alarmante deterioro del principio de seguridad jurídica, y sentencian que «La Administración tributaria española no contempla a los contribuyentes como ciudadanos, sino como súbditos».

    Hoy en día, un imputado por irregularidades tributarias arriesga penas tan o más pesadas que un homicida.

    • “Reunidos en Granada, 35 catedráticos de Derecho Financiero y Tributario aseveran que en España el principio constitucional que garantiza la presunción de inocencia a efectos fiscales ha dado lugar a la presunción de culpabilidad en las delegaciones de la Agencia Estatal de Administración Tributaria”

      Superior, Enrivax. Nadie permanece indiferente ni vuelve a ser la misma persona después de haber sufrido en sus carnes el terror fiscal que lo señala, lo acosa, lo mortifica y le da breve un plazo de tiempo para demostrar su inocencia.

  7. En la Web de Hacienda, en su llamado Portal de Educación Cívico Tributario, orientado al profesorado, marca como objetivos para que el niño aprenda a entender la necesidad de los impuestos

    “1 Objetivos

    Al final de la sesión, los alumnos serán capaces de:

    Comprender que, a lo largo de la Historia, siempre se ha necesitado dinero para pagar los gastos del Estado y que, por eso, se han creado los impuestos.
    Valorar que uno de los principios fundamentales de la democracia es que sólo se pueden establecer impuestos con la aprobación de los representantes elegidos por los ciudadanos. Por eso, según la Constitución española, los impuestos tienen que establecerse por ley aprobada en el Parlamento”.

    Me llama la atención
    “sólo se pueden establecer impuestos con la aprobación de los representantes elegidos por los ciudadanos”

    Continúa haciendo un análisis histórico sobre los impuestos y su origen: el sedentarismo

    “Pero un buen día se dieron cuenta de que podían cultivar plantas o criar animales sin tener que emigrar a otros lugares. Así, se hicieron agricultores y ganaderos sedentarios, es decir, dejaron de desplazarse para satisfacer sus necesidades básicas. Ello dio lugar a poblaciones, con necesidades de protegerse (soldados, murallas…), de tener servicios (agua, seguridad interna…). Prestaciones que cuestan dinero y que es recaudado por el gobernante para emplearlo en el mantenimiento de estos servicios”.

    Es tan hermoso que no sé si reír o llorar.

    • Yo les comento a mis sobrinos cuando vamos a comprar chuches que por culpa de los vampiros de hacienda con lo que se han comprado (se las he comprado yo) 4 chuches podrían haber tenido para 5, pero que un mosntruo insaciable se ha quedado con el dinero de ello (el IVA) y que con ello se dedica a fabricar aparatos de torturas para padres.

      Pero que no lo comenten en el cole, porque puede que padres de compañeros suyos trabajen para el monstruo y si se entera de que lo critican ..

      Así que si tienen que comentar al respecto, que lo hagan de manera anónima, porque precaución con los espías.

      Y si mis sobrinos “se trauman” un poco pero he logrado que tengan un poco de “conciencia fiscal”, para que sepan que ocurre con el dinero de las chuches, desde su mas tierna infancia, eso que tendrán ganado por el resto de sus días.

      un cordial saludo

      • jajjajaja Sr Pasmao, hace bien, desde la tierna infancia los niños tienen que saber que hay monstruos con un hambre atroz camuflados hasta en las chuches y no precisamente sólo los que producen caries. Hay otros que a lo largo de tu vida se hacen dueños desde el suelo que pisas hasta la cama donde duermes. En todo llevan parte, es un matrimonio en gananciales desde que naces y sin derecho al divorcio.

      • Je Reliable, me ha recordado una colección de los cuentos clásicos infantiles pero revisada, creo que fue durante el primer mandado de Zapatero, la conocí por unos amigos míos muy progres que tenían una niña pequeña a la cual querían educar entre algodones , trasladarle lo maravillosa que era la vida y sobre todo que tuviese conciencia social y de defensa de los derechos de los animales desde la cuna.

        Bueno pues uno de esos cuentos, el de Caperucita, donde el lobo se come a la abuela y un cazador le da muerte con una escopeta para abrirle la tripa, salvar a la abuela, llenarle al bicho la barriga de piedras y tirarlo a un pozo para que nunca pueda salir, pues se cambió la versión. El lobo se zampaba a la abuela, pero el guardabosques (ya no había cazador) le dio de beber un plato de leche con una pócima para dormirlo, abrieron delicadamente el estómago del lobo, salió la abuela, cosieron de nuevo al lobo, y el guardabosques se lo llevó consigo para integrarlo en la naturaleza.

        Vamos que un lobo se acerca a un plato de leche como si fuera un lindo gatito. Así nos zampan a todos, sin capacidad de reacción.

        Y usted pide que cacen al zorro, Mon Dieu van a venir los ecologistas , le van a poner una multa por maltrato animal. Espero que al menos las gallinas las tenga al aire libre en hectáreas suficientes para que ejerzan su libertad gallinácea y no vaya a tenerlas en un corral donde sólo pueda usted entrar a recoger los huevos, por supuesto también espero que usted tenga el gallinero declarado aunque sea para consumo propio que en algunos por mi tierra detectados por el dron de Montoro les ha llegado la clavada del IBI casi como si fuera un chalet en la Moraleja.

        A una caverna tenemos que ir a vivir.

        • Muy bien relatado y la coda de ocho palabras como leche condensada de los párrafos anteriores.

          ¿Esos ecologistas también me pondrían una multa por matar una rata?

          Es por saber si están con los “pigs” o con los otros animales en línea con el final de “Animal Farm”, a saber:

          “By the end of Animal Farm, pigs are walking on two legs, Seven Commandments have become one, and the pigs insist to the other humans that all they wanted all along was to “to live at peace and in normal business relations”

          • “Rebelión en la granja” qué gran obra Reliable y eso que odio ese idioma bárbaro que ha dejado 🙂

            Todo el mundo habla de 1984 pero Rebelión en la granja, me parece sublime, de una imaginación prodigiosa, divertida, satírica, mordaz, una fábula a lo grande.

            El burro Benjamín, cuando se atrevió a leer los 7 mandamientos , se encontró que sólo había quedado uno “Todos los animales son iguales, pero algunos son más iguales que otros”

            Ya sabe, todos somos iguales ante la ley pero la ley sólo está pensada para el robagallinas.

  8. Quieren una Arcadia feliz de ensoñación y felicidad.

    El Estado Moderno Liberal es lo que es, con sus dos facciones izquierda y derecha y su estructura institucional. Y sobre todo, los impuestos a niveles nunca vistos en la historia se deben justamente a la eficacia militar del liberalismo*, o en su modo real y sin ensoñaciones, la teología del Estado Moderno Liberal Expertista. Militarismo sobre la teología liberal base del origen del capitalismo liberal.

    El sistema liberal continental se basa en la selección de aristocracias totalitarias (representación ideológica, todas la ideologías son por definición totalitarias), los partidos son totalitarios.
    Y el resultado, es obvio, es un Estado Totalitario, el Totalitarismo Liberal de izquierdas o derechas.

    ¿De qué democracia hablarán?
    ¿En las juntas de gobierno locales durante la Guerra de Independencia de España? ¿En el Concejo Abierto?¿Democracia dónde?

    En España los impuestos nivel latrocinio total son el cuño de presentación del liberalismo en el territorio.

    *:Napoleón su Estado moderno Liberal y las quintas. Exterminio de la Vendée (Francia). Invasión de la península auspiciada por el propio Estado español. Repelidos por la descentralizada fuerza guerrillera (rural generalmente). España no es Francia (jacobina) hoy por los guerrilleros. La guerrilla de los pueblos descentralizados de aquella España.

    • En efecto.

      Si eso es lo que vemos, que será lo que no vemos.

      Estos días hemos visto muy ansionso a Iglesias viajar de aquí para allá para que se vea quien manda en la Ley de presupuestos.

      Pero se le ha olvidado, a él y todos los cuates, exigir hacer publicos los nombres de la amnistía fecal de Montoro y de las de sus precedentes. Así cómo hacer públicos los nombres de la lista Falciani que afectan a España.

      Y no hay periodista que tenga los bemoles de recordárselo ni al coletas y ni al Doctorcito.

      Mucho hablar de la banca.. pero lo de la amnistía fecal y la publicidad de quienes se benfciaron.. chitón. Que dirá Roures al respecto, ¿por ejemplo?.

      Un cordial saludo

  9. Del remoto diezmo a esta parte el asunto de los impuestos ha pasado a ser una industria del saqueo institucionalizado. Y además con muy malas formas. Basta leer el tono de una notificación de la Aeat a un ciudadano, con ese lenguaje imperativo, vejatorio y ofensivo, que anticipa el trato infame contra el presunto culpable del contribuyente.

    Al saqueo se une la prevaricación generalizada de una administración sobreendeudada estimulada por las comisiones por multas y sanciones que levanten inspectores y subinspectores en sus actas contra los contribuyentes, comisiones que dudo sean devueltas por los beneficiarios cuando los ciudadanos ganan tras años de pesadilla sus recursos. Tanto da…

    A la actitud de abuso y coacción se suma a modo de complemento kafkiano el ecosistema normativo, un demencial putiferio que reduce en la práctica el Estado de derecho a filfa, imprevisibilidad crónica cimentada sobre una pésima calidad normativa con un ejercicio de enredo semántico con premeditación y alevosía que parece diseñado por imitadores de Antonio Ozores, una profusión normativa delirante, no pocas veces con criterios divergentes o contradictorios ( entre la Dirección General de Tributos y la AEAT y demás administraciones multinivel con sus consiguientes gravámenes, tasas, tributos, doble y triple imposición etc deducciones inaplicables), una mutabilidad normativa que exige un seguimiento imposible del penúltimo bandazo, y ‘mala praxis’ por sistema que lastra toda actividad económica.

    La gestión tributaria española, en definitiva, es el mejor reflejo de una democracia fallida, sin garantías reales para sus ciudadanos, asiento de todo tipo de atropellos y abusos, prevaricación regular e impunidad para sus responsables. Ni la muy degradada justicia de partido, ni las cloacas policiales, ni otras instituciones del sistema clientelista nacional, ya podridas en buena medida, han llegado tan lejos en su envilecimiento.

    • Hizo una descripción ajustada a la realidad. Además aún susceptible de empeorar más. Pues matemática el límite de la función ineptitud más saqueo tiende a infinito. Desde José Luis Rodríguez, cada gobernante hace “mejor” al anterior. Algo que es extremadamente difícil. Hay que adecuar el lenguaje, la semántica a sus conceptos reales. España no es “una democracia fallida”, porque falta el principal argumento. Que haya sido una democracia. Lo que ha resultado no sólo fallido, sino catastrófico. Es el régimen, dicen que “constitucional”, promulgado en 1.978. La “monarquía de Weimar”.

      • Sí. Aunque ya los teóricos del Estado y del derecho nos advierten de esa transformación del ‘derecho de parte del Leviatán’, con sus privilegios, fueros y bulas, en un derecho administrativo NEOPOLICIAL…asunto medular que ofrece la cobertura a ese totalitarismo soft que pone cachondo a cualquier estatolatra que se precie y que jamás aparece en el debate público a pesar de su gravedad.

        • Sobresaliente Derondat: Rompa la barrera del sonido, modo Match1, como hacían aquellos valientes pilotos de prueba en la novela “The Right Stuff” del periodista Tom Wolfe y escriba un artículo sobre lo que le pete o plazca en esa guisa de 4 o 5 líneas por párrafo. Son muy digeribles y al menos yo las degluto con gusto.

          Hable con Benegas & Blanco, sería un mojón en este devenir de las Redes Sociales, incluso podría llegar a ser “trending topic” entre los estudiantes de las Escuelas de Periodismo, especialmente la de Columbia, que según Victor de la Sena es de lo mejorcito.

          Nunca antes foreros que dominan sus campos de conocimiento compiten en buena lid con periodistas avezados en su especialidad, arrojando luz sobre lo que le importa al ciudadano corriente y moliente en su quehacer diario.

          ¿O no? como dice parte del título de hoy.

          Al menos en Navidad que le inviten a una copita de cava por ser cooperador necesario.

          “It applies to” Emme, Pasmao, el Revolucionario, enrixav, etc. Buenos días.

          • jejeje…gracias amigo. Pero me temblarían las piernas. He escrito algunos artículos en prensa económica catalana y madrileña y siempre me han salido de un formalismo muy tontorron. No me fío de mi arrojo si firmo con nombre y apellidos…

            😉

          • Sea el haz y en envés de esta hoja con “Derondat”. Vd. ya ha sido cocinero antes que fraile en este convento por lo que hace tiempo comentó sobre su salida de entre Los Santos. Have a got at it!, leches.

          • …jejeje…también es cierto que tenía colaboradores que me decían ‘no escribas esto así mala bestia’ y me cohibían.

            XD

      • Siempre pongo ejemplos de confiscación.

        Acabo de recibir un WhatsApp previniéndome de un radar de tramo ya operativo entre Ventas y Costa Rica en la M-30; otro en la A-3 entre la M-40 y Rivas y otro el de la M-14 entre las terminales del Aeropuerto de Barajas y otro en la A-2 entre el puente de la CEA Y Canillejas en Madrid también; y la guinda: si no comunicas a la DGT que has cambiado de domicilio, 80 euracos de sanción…

        …como la que le han puesto a un farmacéutico de Madrid al no darse cuenta que un inspector municipal haciendo cola en una farmacia, para supuestamente comprar, viendo que a la clienta que estaba delante de él no le cobraron la minúscula bolsita de plástico que cuesta 5 céntimos le levantó acta de sanación y lo multó, claro.

        Vamos de culo y contra el aparador. Buenos días.

        • acojonante…

          …cualquier cosa estimado. Han perdido cualquier medida….en el último tercio del 19, cuando ya no se pueda con más ingeniería contable, y no haya quien compre la deuda española con la que se financia esta ruina, y vayamos a la quiebra soberana declarada, entraran en las casas para hacer inspecciones de lavado y planchado. Con sanciones incluidas de varios ceros.

          • El problema es el agotamiento amigo Reliable. Te van jodiendo año tras año, haciéndotelo imposible, y uno se arremanga y tira pa’lante como el Boxer de la granja de Orwell…pero el tiempo y el agotamiento pasa factura y terminas perdiendo pie…

            Unos, los parásitos del sistema, están frescos y han hecho un patrimonio sin dar palo al agua…otros, quienes los han financiado con su trabajo, quedan exhaustos y desplumados. En eso consiste el truqui del almendruqui del Leviatán.

            En la próxima vida, ya sabes, funcionario de la AGE…y en el peor caso, del ayto, que tampoco le va mal a Ignacio Gonzalez.

        • No nombre las bolsas de plástico Reliable, no las nombre que me tienen frita.

          Mi capacidad de entendimiento sobre ese asunto es nulo. Me hacen pagar una bolsa de plástico que antes usaba para la basura, pero la inmensa mayoría de los productos que compramos y llevamos en las bolsas, van envasados en plástico y no pasa nada. El ciudadano
          tiene que pagar los dichosos 5 céntimos, para concienciarse de la eliminación del plástico del planeta, pero resulta que todo lo que mete en la bolsa va en plástico, y por supuesto, antes que muchos no comprábamos bolsas de plástico para la basura ahora tenemos que hacerlo. Y no hablemos de productos tipo toallitas, la inmensa mayoría de ellas deberían desaparecer del mercado
          España, ni la inmensa mayoría de países son lugares con casas ecológicas, sostenibles y preparadas para reciclar, incluso la basura orgánica o se usan bolsas para llevarlas al contenedor o complejo lo tenemos.

          Otro impuesto más al consumo. Aunque no pague la bolsa ahora tengo que comprar bolsas de plástico para los residuos, o eso o ir con el cubo de basura por la calle hasta el contenedor más próximo, algo que tampoco me parece correcto en contenedores que la mayoría de las veces ni tienen la tapa cerrada.

        • Pero puede estar “tranquilo” si le adelantan 3 Audi A8 o similar por la derecha y 140 km/h.. bien pegaditos y haciendo eslalom, mientras usted va a 30-50 .. irán full de políticos inside y no pagrán multa porque son un bien de Estao.

          Cómo en la mas vulgar nomenklatura.

          Y mientras el Pedrito en Superpuma a rascarse los huitos al kiosko de la esquina.

          • Dijo la sartén al cazo . “Apártate que me tiznas” en forma de luz azul rotativa en el coche que abre paso. De pena.

    • “A la actitud de abuso y coacción se suma a modo de complemento kafkiano el ecosistema normativo, un demencial putiferio que reduce en la práctica el Estado de derecho a filfa, imprevisibilidad crónica cimentada sobre una pésima calidad normativa con un ejercicio de enredo semántico con premeditación y alevosía que parece diseñado por imitadores de Antonio Ozores, una profusión normativa delirante, no pocas veces con criterios divergentes o contradictorios”

      Así de triste es, Derondat. El lenguaje administrativo degenera en un enredo semántico imposible de descifrar para el común de los mortales, creando más confusión de la necesaria. Por no hablar de la inseguridad que suscita en el sufrido y desarmado contribuyente. Cuando en los órdenes social y político el lenguaje se simplifica, se banaliza y se reduce a la mínima expresión, en el retrógrado orden administrativo se complica, se retuerce y se reduce a un texto inteligible que solo puede ser descifrado con la ayuda del gestor o del notario.