La renovación que ha hecho Pablo Casado del PP confirma el análisis de tapón generacional que inició Aznar y continuó Rajoy.

Titulé “La derecha espasmódica” en un artículo un mes antes de la inesperada elección de Casado como nuevo líder en sustitución del indolente Rajoy.

Activos y pasivos de la renovación.

El activo

Es una buena noticia que Casado lamine el 80 % del rajoyismo. Es una de las iniciativas necesarias para enviar un mensaje de rechazo de lo anterior.

Si había alguna posibilidad de recuperar voto de los jóvenes, ni Rajoy ni Soraya eran opciones válidas. Menos mal que han desaparecido.

De los 183 diputados aplaudidores de Rajoy en el pleno del Congreso en el que Rajoy tenía que haber dimitido el 1 de agosto de 2013, (“Luis, sé fuerte”) apenas veinte continuarán de diputados. ¡Vaya inteligencia y madera de conservadores del propio escaño!

En el Reino Unido, por salvar su elección en sus distritos, los miembros del Parlamento echaron a Margareth Thatcher. Aquí, por el contrario, aplaudieron al presidente Mariano Rajoy enfebrecidamente, como en los tiempos de los procuradores en Cortes.

Resultado de aquel pleno: perder un tercio de los votos, de los diputados y crecimiento espectacular de Cs. y VOX en detrimento del PP. Un éxito.

A la vista del panorama, me dí de baja discretamente del partido de Rajoy, Cospedal y Soraya.

Ahora el pasivo

Los diputados despedidos contra su voluntad van a ser una máquina de poner palos a las ruedas de Casado.

El envío de paracaidistas de número uno en provincias muy pobladas y sensibles a la representación, causa desafección. No es el caso en las provincias vascas (todos son ciudadanos residentes en ellas) pero sí en Barcelona y en otras.

En algún momento el PP tendrá que dar lecciones de democracia interna, apostar por primarias y dejar el “dedazo” como algo propio del pasado.

Es necesario un programa breve, claro (que no se ve ante la multitud de discursos) y sin errores de bulto. Quince propuestas de reformas haciendo hincapié en una idea principal. Todos los días un martillazo sobre el mismo clavo, en la misma idea.

La apelación al voto útil no puede ser objeto del discurso del líder: es una muestra de debilidad. Para decir algo tan poco democrático ya están decenas de periodistas adictos en las tertulias.

Quedan por ver los números dos.

Queda por ver claridad y precisión en las propuestas de reformas.

Foto: PP Madrid


POR FAVOR, LEA ESTO
Disidentia es un medio totalmente orientado al público, un espacio de libertad de opinión, análisis y debate donde los dogmas no existen, tampoco las imposiciones políticas. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Sólo con tu pequeña aportación puedes salvaguardar esa libertad necesaria para que en el panorama informativo existan medios disidentes, que abran el debate y marquen una agenda de verdadero interés general. No tenemos muros de pago, porque este es un medio abierto. Tu aportación es voluntaria y no una transacción a cambio de un producto: es un pequeño compromiso con la libertad.

Apadrina a Disidentia, haz clic aquí

Muchas gracias.
Artículo anteriorUn ‘match point’ para el PP
Artículo siguienteÉrase una vez un país atrapado en una agenda
Guillermo Gortázar
Nací en Vitoria en 1951. Estudios en San Sebastián, Madrid y en La Jolla, California. He sido “político” cuatro años contra el franquismo por las libertades, entre 1972 y 1975. Licenciado en derecho y Dr. en historia. Después de quince años en los que trabajé en banca, enseñanza media y universidad, retorné a la actividad política en 1990: fui diputado en tres legislaturas, hasta mi dimisión en 2001; inmediatamente después, volví a mi plaza de profesor de historia en la Universidad. El cesarismo en el PP y el nulo o escaso debate político terminaron por convencerme que aquello (esto) no terminaría bien. He dedicado buena parte de mi obra reciente a criticar la deriva partitocrática que, a mi juicio, es la base de la crisis política española. Para ampliar estos puntos de vista, publico un blog diario. Sugiero consultar libros y publicaciones en mi página web personal. 

2 COMENTARIOS

  1. “Es una buena noticia que Casado lamine el 80 % del rajoyismo. ”

    Esto es una fake news distribuida por el PP y amplificada por muchos, como vd.

    ¿ Donde están los datos que soportan esa afirmación ? En ningún sitio. Se pretende dar apariencia de hacer no haciendo nada. Lo que viene siendo la política de toda la vida. Lamentable y lamentable que vd. se sume al asunto.

  2. El PP no sirve absolutamente para nada. Pablo Casado es otro, que hace promesas, que luego “matiza” (no cumplirá). El falseamiento de las “encuestas”, dándole una abultada votación a Sánchez, está destinada a que los que viven en una jaula de hamster y bajar de la noria. Es decir “el voto útil” y el “mal menor”. Por eso tratan de que el VOTO a VOX vaya como sea al PP. Pero curiosamente no apelan al voto a la “veleta naranja”. Al que Roberto Centeno atestigua de información de un tercero, que estuvo. Abert Rivera se ha entrevistado en secreto. Aparte que su mano derecha Luis Garicano tiene excelentes relaciones con este sujeto.
    Pablo Casado es un elemento más del sistema del “marxismo-femenismo”, que como Rajoy no hará absolutamente nada.
    Tener un “pico de oro” no es garantía de nada. Sólo los hechos valen. Los hechos de Pablito son nada. Vivir del cuento toda su vida.
    Sean valientes. Aguanten la embestida brutal por tierra mar y aire en la operación de salvamento del PP por la oligarquía. Si tenían intención de votar a VOX, manténgase. Pues Sánchez, Casado o Rivera son lo mismo. El mismo problema y las mismas no soluciones a nada.

    Aquí un enlace a una de mentiras “verdaderas” de Casado
    Promesas De Pablito Casado