Aún recuerdo las historias de los años de emigrante en Francia y Alemania de mi abuelo Paulino. De niño me contaba cómo, tras volver de pasar hambre en el servicio militar en el Madrid de la posguerra, vio que, con un sueldo de peón caminero, que pasaba más tiempo en paro que trabajando, no podía dar de comer a su incipiente prole. Decidió irse, como tantos otros extremeños, a donde hubiera trabajo. Eran los años en los que Extremadura no eran dos, Cáceres y Badajoz, sino tres: Cáceres, Badajoz y Leganés; o L`Hospitalet, o un pueblo o barrio alavés, por seguir la rima.

Algunos, como Paulino, todavía se fueron aún más lejos. Mi abuelo fue de aquellos españoles a los que, al cruzar la frontera, les pedían pagar con francos e insistían en pagar con las pesetas que portaban la efigie del dictador. Pasó dos años como albañil y solo aprendió a decir en francés du pain, du vin, la masse, la palette du maçon. Cuando mi padre y mis tíos le escribían cartas, alguien más tenía que leérselas y ayudarle a escribir de vuelta. Si no tenía cerca a ningún español que supiera leer y escribir, metía el sobre sin abrir en otro sobre, copiaba las señas de casa y lo mandaba de vuelta. Era la única forma de que mi abuela, mi padre y mis tíos supieran que seguía vivo y con la salud suficiente para ir a un estanco a franquear una carta. Por entonces no tenían teléfono instalado y las llamadas eran prohibitivas. Sin embargo, tras pasar dos años, las cosas no le iban bien del todo. Cada vez que tenía un permiso, generalmente por Navidad, y bajaba a España tras dos días en tren, le volvía a hacer un hijo a mi abuela, que fue madre de una familia numerosa.

La primera bronca del capataz alemán fue porque se presentó a trabajar con alpargatas de esparto cuando el día anterior le habían dado ropa y botas de trabajo… las Había mandado a uno de sus hijos, que no tenía zapatos

Alguien le habló de que en Alemania pagaban mejor. Y se apuntó a ir a trabajar como Gastarbeiter a una base militar americana cerca de Fráncfort del Meno. Allí hizo todos los trabajos que ni los soldados americanos, ni los soldados alemanes, derrotados en la Segunda Guerra Mundial, querían hacer. La primera bronca del capataz alemán fue porque se presentó a trabajar con alpargatas de esparto cuando el día anterior le habían dado ropa y botas de trabajo. Cuando el traductor pudo deshacer el malentendido y supo que había mandado las botas a España para uno de sus hijos, sin zapatos, el señor que le había vociferado se sintió tan culpable que, con lágrimas en los ojos, le pidió disculpas en su lengua, le abrazó y le dio otro par de botas a cuenta del sueldo. En cuatro años de peón de mantenimiento en la base americana solo aprendió a decir Bier, Brot, Sauerkraut, Kartoffelnsalat, Wurst y, por una anécdota que hoy prefiero no contar, Spanische Scheisse.

Por estos años de trabajador invitado y la cotización hecha al sistema público de salud y pensiones mi abuelo tuvo una pequeña paga extra a cargo de la República Francesa y de la República Federal Alemana, que no sé si le compensaría los años en los que tuvo que vivir lejos de su mujer y de sus hijos, entre extraños, y prácticamente incomunicado por su analfabetismo. Espero que Paulino, junto con sus compañeros españoles emigrados, gracias al envío de remesas monetarias, haya contribuido al aporte de divisas para España. Gracias a ellos, y los turistas que empezaron a llegar en esos años primeros del desarrollismo de los sesenta, se pudo equilibrar el déficit de la balanza comercial española y se pudo tener una balanza de pagos saneada. Definitivamente estas experiencias contribuyeron a la mejora material del país. Aliviaron la situación de las familias de los emigrantes, y ayudaron al cambio cultural y de mentalidades que permitió la paulatina apertura del régimen franquista y la transición a la democracia.

Este precedente familiar siempre me hizo tener conciencia de la importancia de saber idiomas, y en cuanto pude, además del inglés de la escuela, quise aprender francés y alemán y todas las lenguas que fuera capaz, además de llegar a lo más alto posible en mis estudios. Yo mismo siempre me vi como extremeño de la tercera provincia, aunque mis circunstancias personales, por suerte, no se parecen casi en nada a las de mi abuelo. Pude estudiar, trabajar y vivir en Madrid, en el extranjero, tanto en la UE, como en EEUU, no por necesidad, sino por sed de conocimientos, experiencias y aventuras.

Cuando llegó la crisis de la última recesión, tuve claro que la salida a la misma era por tierra, mar o aire con el título de doctor bajo el brazo. Desde hace cinco años vivo felizmente expatriado en Guatemala, país de la nacionalidad de mis hijos, donde hago una labor administrativa y docente en la que pongo al servicio de mis clientes todos mis conocimientos y rica experiencia de vida. Aporto valor a la institución que me contrata y a los estudiantes de mis cursos, un valor que en España no se sabe o se quiere ver, pero que nos ha costado caro a todos los españoles por todas las becas escolares, universitarias, doctorales y postdoctorales de las que me he servido. Al menos Guatemala lo está aprovechando. Supongo que podemos considerarlo, de un modo un tanto cínico, una ayuda al desarrollo.

Ambos hemos emigrado cuando lo hemos necesitado, por motivos o incentivos económicos, claro, pero ambos lo hemos hecho de modo legal, con un pasaporte en regla

Ahora veo a los guatemaltecos, que como mi abuelo Paulino, buscan una oportunidad al otro lado del Río Grande, veo las noticias recientes sobre la llegada de inmigrantes ilegales a España e Italia y me pregunto, en qué nos parecemos todos los que estamos viviendo en medio de estas corrientes migratorias de la globalización. Y es aquí donde veo que tengo cosas en común con mi abuelo. Ambos hemos emigrado cuando lo hemos necesitado, por motivos o incentivos económicos, claro, pero ambos lo hemos hecho de modo legal, con un pasaporte en regla. Es decir, ninguno de los dos se plantó a la brava en los países de acogida, ambos seguimos los cauces legales para regularizar nuestra residencia y permisos de trabajo en el exterior con una visa; ambos tuvimos, antes de emigrar, una oferta de trabajo que compensaba el desplazamiento. Ambos fuimos requeridos por la sociedad de acogida, sociedad en la que trabajamos y contribuimos pagando impuestos al capital, al trabajo, cotizaciones sanitarias y sociales, al consumo, de circulación, etc. No me cabe la menor duda de que Paulino y yo hemos contribuido a la mejora de las sociedades y países de acogida de nuestra emigración.

Los españoles recordamos muy bien estas historias familiares o personales de emigración. Es por eso que entendemos que es un tema que debe tratarse con mucha responsabilidad

Aquellos que, siguiendo la demagogia irresponsable, acusan a los españoles de no recordar su propia historia como país de emigrantes ahora que llega la inmigración, mienten. Los españoles recordamos muy bien estas historias familiares o personales de emigración. Es por eso que entendemos que es un tema que debe tratarse con mucha responsabilidad. La inmigración es una riqueza para la sociedad de acogida y una pérdida para la de partida, sin duda. Sólo tenemos que pensar dónde está el mejor capital humano de Extremadura desde el siglo XVI para darnos cuenta de la deuda histórica que España tiene con ese interior rural, pobre y despoblado. En la reciente película Oro (Agustín Díaz Yáñez, 2017, sobre un relato de Arturo Pérez Reverte), que vi mientras volaba este año desde España a Guatemala, hay una frase al hilo del protagonista, extremeño, que me dejó impactado: Extremadura, mala tierra, buena gente. Y, claro, los mejores siempre son los que se van fuera, los que tienen más recursos físicos, mentales y materiales para emigrar.

Los países pueden y deben permitir la inmigración, pero ésta debe ser ordenada y regularizada. Siempre habrá que diferenciar a los refugiados políticos, que demuestren su persecución, y que vienen de zonas de conflicto, de la mera inmigración económica. Las razones humanitarias pueden ser permisivas con los refugiados políticos perseguidos en sus países de origen, pero los países desarrollados sencillamente no pueden hacerse cargo de todos los pobres de la Tierra que lleguen a su frontera. Se impone un criterio de selección por méritos, en función de la demanda y necesidades de las sociedades de acogida. Los hispanos en los Estados Unidos y los africanos en Europa quizás tengan una función y labor que cumplir en el norte, pero esto requiere un control mucho más estricto en la frontera y un cauce flexible, abierto, controlado y ordenado para la emigración legal.

Sin medidas de choque para frenar la riada y la ordenación del paso fronterizo estamos poniendo en serio riesgo nuestras sociedades de acogida

La solución no es fácil. Quizás requiera, además de medidas de choque, una fuerte campaña de publicidad en los países de origen y un plan de desarrollo económico para el norte de África y Mesoamérica-Caribe, que conlleve la pacificación y liberalización del comercio en la zona. Pero sin las medidas de choque para frenar la riada y la ordenación del paso fronterizo estamos poniendo en serio riesgo nuestras sociedades de acogida.

El Presidente Trump ha sido muy criticado por las declaraciones sobre la construcción de un muro con México y la sociedad británica por votar a favor del Brexit, pero la sociedad estadounidense o europea ya entienden -quizás menos los políticos del establishment- que no pueden acoger más inmigrantes de los que pueden asimilar o integrar sin crear ghettos, fragmentación multicultural y graves conflictos sociales. El mensaje debe ser contundente y nítido: delinquiendo y por la imposición de los hechos no hay camino al norte. Si las autoridades no entienden esto, no nos asustemos luego si los ciudadanos no votamos como se espera.

Foto Dimi Katsavaris

44 COMENTARIOS

  1. En principio veo que con respecto a los inmigrantes africanos hay mucha desinformación Los datos que hay que tener en cuenta son los siguientes:
    – Casi todos estos inmigrantes vienen de las ciudades, pertenecen a la clase media con algunos estudios y oficios, con los cuales podrán ganarse modestamente la vida en las ciudades de donde proceden.
    – TODOS han tenido que pagar un mínimo de 3.000 € a las organizaciones que se encargan de meterlos en Europa. Una cifra elevada para el nivel de vida en el lugar en que viven.
    – Las organizaciones que se encargan de pasarlos envían a los barcos de las ONG las coordenadas GPS hacia donde se dirigen las pateras.
    -La motivación no es como se ha dicho aquí por algún ignorante el hambre y la ignorancia, como ya he dicho antes NINGUNO tiene nada que ver con los hambrientos que nos restriegan en los anuncios las ONG, éstos no tienen el dinero ni los contactos necesarios para emigrar.
    – España no necesita de ninguna manera a estos inmigrantes, el paro actualmente afecta a todas los trabajos, especialmente los que suelen ocupar a los inmigrantes regularizados, éstos serán los más perjudicados si se les agregan un montón de gente que compita a muerte por sus precarios trabajos.
    -España tampoco necesitará mano de obra en un futuro debido a la bajada de natalidad, en realidad cada vez la actividad laboral se está robotizando, ahora están a punto de divulgarse los coches sin conductor, y el futuro se plantea como que no necesitará más mano de obra.
    – Como puede verse, en las bochornosas escenas de Barcelona con los manteros, los trabajos más habituales para estos inmigrantes serán del sector informal o relacionado con la delincuencia. En el caso probable que no consigan ningún trabajo, que es la situación más probable ¿No es indigno para él tener que malvivir de la limosna pública de un país al cual no ha cotizado nunca? ¿A quién no le daría vergüenza parasitar casa ajena?

    • En mi ignorancia, digo, necesidad.
      Y ya que se ha puesto en modo iluminador, lo de la clase media me lo puede usted explicar también, por favor. Quizá no me haya dado cuenta de que estos privilegiados con tres mil euros en el bolsillo no prefieran viajar de turistas en un avión porque son unos aventureros y prefieren cruzar desiertos, ponerse en manos mafiosas, cruzar el mar en cómodos paquebotes, esperar eternamente en inmundos campamentos, saltar vallas. Si va a ser por eso que destacan tanto como deportistas.
      Y los niños y adolescentes que viajan solos, esos son los mejores, esos les han quitado el dinero a sus padres para correrse una buena fiesta durante meses.
      La verdad, es que es un gusto que a uno le aclaren las ideas y le quiten de la cabeza esa tontería de que los africanos emigran por necesidad. Gracias, señor/a concerned.
      ¿Si bochornosas le parecen las imágenes de los manteros en Barcelona (imágenes que, supongo, con su profundo amor a la verdad, habrá usted contrastado y estudiando las estadísticas habrá visto lo común de este tipo de comportamientos entre los manteros), qué no le parecerán la de los ahogados?

      • Veo que Ud. se cree toda la propaganda de las ONG y las utiliza para sus argumentos. Yo me baso en lo que veo DIRECTAMENTE en la televisión cosa que también puede Ud. ver y en general la mayoría son unos mocetones muy bien alimentados, con móvil y ropa de moda ¿Por qué emigran pagando 3000 euros, una auténtica fortuna en sus países que les permitirían montar un negocio? Pues por una razón muy sencilla, porque si montaran este negocio, o adquirieran una trabajo de funcionario ganarían unos 200 euros y en Europa creen que ganaran 2000. Obviamente con una diferencia de salarios tan alta la respuesta es obvia, solo un crédulo idiota de alma pequeño-burguesa, no lo entendería.
        Sobre el resto de informaciones que doy, creo que son de dominio público. Los supuestos rescates a 12 Kms de las costas líbias, en la ubicación exacta, gracias al GPS, la imposibilidad de dar ocupación en España a esta gente, a pesar de que suele ser gente alfabetizada y con titulaciones académicas, por tener España un paro enorme de cualquier categoría laboral. La falta de una inserción laboral se ve claramente con el bochornoso espectáculo de los manteros vendiendo productos falsificados, que Ud. no lo vea es que debe tener un gran amor por la porquería, por la mugre,…

  2. Pues porque, como ya le he dicho en otros debates, la ética, la moral, la Justicia por la que usted me pregunta lo es en tanto que tiene jerarquías. Si una frontera mata personas que no vienen de combate, es necesario contrastar los términos de aplicación de esa frontera con los del derecho a vivir y evaluar cual es más importante.
    La frontera es una regulación necesaria y cuasi fundacional para establecer ley, pero como usted defiende, existe una ley por encima de ésta, el deber de proteger la vida humana. Admita que si dentro de sus fronteras usted defienda, a pesar de la ley, que el aborto es siempre un asesinato, no le va a costar entender que dejar morir personas en manos de las mafias, es otra suerte de asesinato, no?

  3. Otra de las anecdotas muy citadas en la época era la del soldador español que iba a trabajar a Alemania a soldar carrocerías y daba menos puntos de soldadura que los estipulados y que preguntado por su acción respondía que porque no eran necesarios mas. Con el tiempo se llegó a comprender la necesidad de protocolos para garantizar seguimientos y especificaciones, algo antiguo en Alemania y novedoso para el español, incluso el de la república.

  4. El Estado tiene entre 2,5 y 3 millones de empleados “públicos”. El Estado conforma una auténtica casta al estilo indio. Ello, junto a un sistema político diseñado explícitamente para ser oligárquico genera grandes estratos de parásitos. El Estado Liberal en España empezó como ladrón, robando a los campesinos sus tierras (desamortización), por las cuales obligó a pagar en metálico (papel del Estado).

    Últimamente, los estados-burocracia, han decidido que las culturas peninsulares deben ser extinguidas.
    Cultura viene del culto a los muertos, los antepasados y por extensión a la tierra sobre la que se a-sentaron dominando (la propiedad). Cultura es pues, una forma de entender tanto la vida como la muerte en una tierra.

    Por una parte, los nacionales tienen dificultades muy importantes para poder procrear, por todo tipo de artimañas del Estado, desde una carga impositiva parasitaria a todo un aparato legal depredador y amoral; el cual se refleja en un “libre” mercado. Desde la vivienda a un trabajo mal remunerado,…,todo es muy “libre”.
    Por otra, estos negreros del siglo XXI importan personas, sin ningún rasgo cultural, cuya máxima meta podría ser solamente replicar sus tradiciones. Es decir, transmutar un hecho holístico, la cultura, en comportamientos puntuales de distintas tradiciones en un mix multi-etnico sin capacidad para la reflexión conjunta (cultura, moral), una sociedad rebaño. Todo ha de pasar entonces por el Estado. El cual, se constituye en naturaleza y sociedad; como mujer para el varón, todo se ha de someter al Estado, desde el nacer al morir. Erigido ahora en autoridad y potestad, ese matrimonio exclusivo de dioses.

    Se refuerza en el proceso la moral dominante del racionalismo-cientifista (tan abundante en las élites), pues carece de oponente. El Estado Liberal, el cual con la premisa de la libertad y la propiedad, ha sido tanto un gran ladrón como enemigo de la libertad.
    Liberal viene de partidario de la libertad en oposición al Antiguo Régimen.
    Del Antiguo Régimen se conservan, por cosas del legalismo, ciertas estructuras de control, como son los montes comunales. En ellos se discute, propone y decide en asamblea, algo impensable en “el moderno” régimen político liberal. Imbuido este en la figura mística de la representación; eufemismo de oligarquía.

    En España, ha habido varias guerras que ponen de manifiesto la naturaleza del Estado Liberal. La última una guerra civil, en la que Izquierdas y Derechas, facciones del Estado Liberal, machacaron sin piedad la población. Se debe tener presente, al Estado, esa corporación, la población le importa de poco a nada. Pues, en cierta forma, el Estado como su hijo (el capitalismo de rentas móviles) son estructuralmente apátridas:
    -“Ni quito ni pongo rey, pero ayudo a mi señor”

    El largo procedimiento de aculturación ante el Estado simplemente progresa adecuadamente.

  5. Cualquier debate sobre la inmigración debe partir de una realidad: las fronteras existen, delimitan el ejercicio de la soberanía de un Estado, por lo tanto un Estado soberano tiene todo el derecho a decidir cómo se entra en su territorio. A partir de ahí, se podrá discutir sobre si es necesaria la inmigración o no, sobre sus ventajas e inconvenientes, pero siempre partiendo de la base de la soberanía de las Naciones, salvo que nos queramos cargar a éstas.
    Respecto de la inmigración masiva e ilegal actual también habría que hacer algunas precisiones, siendo a mi juicio la más importante, que de lo que se trata es de un tráfico de seres humanos. Por lo tanto mantener las cosas como están hará que el tráfico de seres humanos continúe siendo un negocio lucrativo. No es comparable la inmigración que está padeciendo Europa a otros flujos migratorios, esto es un fenómeno nuevo. Es pública la agenda de la ONU sobre la necesida de sustitución de la población europea dada la escasa natalidad de nuestro continente, imprescindible para mantener el estado del bienestar. Sin entrar en las evidentes contradicciones que esta propuesta conlleva y que en mi opinión ocultan las verdaderas intenciones de dicha organización, es evidente que hay que hacer algo. Si hay fronteras, estas deben ser respetadas y cada Estado deberá decidir soberanamente como se entra en su territorio, si en cambio preferimos que no haya fronteras, adelante, abramos las puertas de par en par y libre circulación sin restricciones de personas.

    • Y debe de partir también de otra realidad:

      Quien sea solidario que lo sea única y exclusivamente con lo suyo, no con lo de los demás.

      Que haya las asociaciones que sea menester sin un € publico, sólo afiliados, que sean los que paguen sanidades, educaciones.. la solidaridad obligatoria no existe.

  6. El caso de paises centroeuropeos en la postguerra de la II era especial por simbiótico. El español era apreciado sobre otras culturas y aprendía un oficio y una forma de hacer las cosas que le compensaba e incluso algunos una vez formados volvían a su Andalucía de origen y montaban exitosos negocios. Lo de la invasión actual se debe a ingenería social para diluir la identidad como nación, al parecer dirigida por un tal Soros y sus contactos en la EU.

  7. Mire lo que he encontrado en relación a un documental “El tren de la memoria” 2005:
    “Dos millones de personas partieron, según los registros del Régimen, la mitad de ellos sin contrato de trabajo, y el 80 % analfabetos “. ( http://periodismohumano.com/migracion/la-mitad-de-los-emigrantes-espanoles-se-fueron-sin-contrato-de-trabajo.html)
    Parece ser que no todos los españoles viajaron con contrato…”ambos tuvimos, antes de emigrar, una oferta de trabajo que compensaba el desplazamiento”.

    • Y esos españoles analfabetos que iban sin contrato de trabajo ¿asaltaban las fronteras de Suiza, Alemania, Bélgica y Francia? ¿entraban clandestinamente? ¿el tren en el que iban formaba parte de una organización mafiosa que traficaba con seres humanos? Luego cuando se instalaban ilegalmente en los países europeos ¿creaban guetos en donde no podía entrar la policia local?

      • Supongo, porque no lo sé, que no hacían nada de eso que usted dice. Todo eso que usted dice se hace por necesidad. Si hubiera habido otras condiciones, no lo dude, lo habrían hecho como demuestra la historia.
        Resulta que si alguien cita que España ha sido un país con tradición emigrante para intentar apelar a la empatía hacia aquellos que ahora se ven en desesperada situación de emigrar, no sólo aprovechan para evitar cualquier perspectiva empática (el autor, se pasa, se considera también emigrante) sino que aprovechan para patrioticamente reclamar al emigrante español, el bueno, el que sabía como se debía emigrar, con sus papeles, su integración en la cultura del país que lo acoge (bueno, el abuelo parece que no llegó a dominar los idiomas…como todos esos negros y moros que nos invaden) y su capacidad para sufragarse el viaje con su minifundio.
        Entrañable discurso xenófobo.

        • Lo que es entrañable es descalificar al que no opina como uno que oh casualidad es el discurso oficial. ¡Xenófobo! ¡racista! Dos mensajes más arriba expongo una opinión somera sobre el tema ¿sería tan amable de explicarme por qué mi opinión es xenófoba?Gracias

          • Porque señala a los inmigrantes extranjeros (lo hace más escondido, dice inmigración) con sujetos causantes de un problema (la inmigración se padece, como las enfermedades) y lo adorna con aforismos legales y económicos que llama realidad (cuando quiere decir, verdad) para defender una postura de cierre de fronteras que evita considerar a toda esa gente como personas desesperadas que más valdría proteger. También cita a las mafias para dejar claro que el problema es de otros, esos malvados mafiosos, malos, malos que se aprovechan de la desesperación ajena. ¿Qué le vamos a hacer si todos estos extranjeros, incapaces de adaptarse a nuestra excelsa cultura, se amontonan en nuestras fronteras porque los traen unos malvados? Si lo hiciesen bien, como hicimos los españoles, otro gallo cantaría.
            He buscado más calificativos pero el que mejor me cuadraba era xenófobo porque creo que con discursos como el del artículo y la defensa de ustedes se construye una imagen perversa y negativa del extranjero (pobre y sin formación, que de los otros, Emme, les encuentra colocación).

          • Cucurruqui, como me nombra en esa respuesta a Brigante si es tan amable, hasta le puede pedir mis datos de contacto a los responsables de Disidentia, deme su dirección y ya que usted considera que hay trabajo para los inmigrantes aunque sea limpiando, de braceros etc como ha dicho en otro comentario, le rogaría que me diga donde que no uno le mando los que quiera e incluso si usted desea alguien para la limpieza de su domicilio hasta los primeros meses llevan la ayuda social del gobierno y usted los va integrando en el país.

            Sí, por supuesto los formados tienen más posibilidades de trabajar pero mire como los españoles. Los no formados cada día lo tienen más complejo y los formados tienen bastantes más posibilidades. Es algo que cae de cajón.

            Repito si desea o sabe donde hay trabajo dígamelo que gustosa traslado los datos.

          • Estimado cucurruqui o no se entera o no se quiere enterar. Pero es interesante su discurso. Si todos los inmigrantes que entran ilegalmente son menesterosos necesitados, presunción que no está suficientemente acreditada viendo las imágenes en las que se puede observar a estos menesterosos en buenas condiciones físicas y con modernos smartphones, lo que contradice la famosa pirámide de Maslow, supongo que usted es partidario de fronteras abiertas sin restricciones ¿o no? Es una opción las consecuencias pueden ser tremendas pero es una opción. Las mafias no las he inventado yo, ¡no me eche la culpa! Las mafias que trafican con seres humanos existen porque hay incentivos para que existan. En fin si usted esto le parece xenofobiapues usted mismo, pero lo que hace con esta postura es negar el debate porque todo el que no esté de acuerdo con usted es un xenófobo. Usted mismo

    • Cucurruqui, poco caso le haría yo a ese documental que leyendo el resumen del enlace que usted ha dejado ya se nota las mentiras que quiere trasladar y la pena que nos quiere dar
      “se desnudaron en público por primera vez en Hendaya para un examen médico en el que se sintieron “ganado, nos miraban incluso los dientes”

      Pasaban un examen médico, ni más ni menos, era uno de los requisitos para poder emigrar, ese y tener un contrato de trabajo específico para que le diesen un visado. Por supuesto inmigrantes ilegales los hubo siempre, pero en el caso español ni de lejos lo que dice ese documental de que fueron la mitad.

      Soy gallega y si en España emigró alguien tanto en el S XIX como en el XX fueron los gallegos, primero a América y después a distintos países de Europa y la inmensa mayoría de ellos llevaba un contrato de trabajo y por supuesto pasaban el examen médico quien lo hacía ilegalmente poco duraba en el país de destino.

      En la emigración hacia América se reclutaron trabajadores por las aldeas, los países americanos, Argentina, Brasil, Cuba eran una fuerte enorme de riqueza necesitaban mano de obra, su crecimiento era altísimo y había personas en los países de origen que se dedicaban a reclutar esa mano de obra a los cuales les facilitaban el pasaje y el trabajo. En puerto los esperaban, y quienes iban sin ese contrato tenían todas las posibilidades del mundo al llegar ,en el propio puerto de ponerse en contacto con capataces o encargados de fábricas, talleres. El trabajo abundaba.
      La diferencia de la emigración gallega a otros puntos de España es que el gallego se financiaba él mismo para emigrar, el minifundio tuvo esa ventaja, no daba para comer por diversas causas que sería muy largo aquí de exponer pero eran propietarios de la tierra y de la casa (por supuesto había excepciones), eso les ayudó a pagar de su bolsillo el pasaje y no estar endeudados con los hacendados de las tierras de destino o propietarios de fábricas.

      Hoy no necesitamos mano de obra, tenemos el índice de paro más alto de la UE, estamos endeudados hasta la médula, no producimos lo suficiente para generar riqueza, tenemos un Estado del Bienestar que no damos pagado para nuestros ciudadanos, las ayudas sociales son inviables, las pensiones están peligrando y va y usted dice en otro comentario que ha dejado:

      “el derecho de cualquier persona a ganarse la vida con esfuerzo y tenacidad, pudiendo competir con cualquier otro en igualdad, o incluso sin ella, para poner pan sobre su mesa”

      “Es una pena, parece que prefiere defender la ley antes que la libertad”

      Por favor, por supuesto que cualquier persona tiene derecho a ganarse la vida en igualdad de condiciones o incluso sin ella para poner el pan sobre su mesa, pero mire no son igualdad de condiciones, tienen una ayuda social, sanidad, colegio gratis para sus hijos etc etc y todo ello sin cotizar ni un duro en España y no nos podemos permitir eso, primero porque no tenemos trabajo para nosotros.

      Y como le dice Brigante sin ley no hay libertad, ¿en que van a trabajar? ¿en la prostitución, en el tráfico ilegal de todo lo habido por haber, en la venta de falsificaciones?. Le aseguro que quien viene formado entra por las vías legales y no asaltando costas ni vallas.

      Ah también le doy un dato que no sale en la prensa, pero en las zonas fronterizas sobre todo las que hacen frontera con Portugal se está llenando de inmigrantes y sabe el motivo, cobran las ayudas sociales en España y no pocas, tienen a toda la familia y mientras trabajan ilegalmente en Portugal , no les interesa un contrato de trabajo, en España tienen todo gratis y a mayores lo que obtengan en el otro país. Pasan diariamente la frontera, como no hay control de ningún tipo y obtienen unos ingresos que ya quisiéramos muchos españoles que nos dejamos la piel diariamente y por supuesto, nada de adaptación a nuestra sociedad.

      • Hágase inmigrante que es un chollo. ¿De verdad piensa lo que ha escrito?
        Si se fija, independientemente de lo que opine de la publicación, mi entrecomillado cita fuentes del régimen. No sé si es cierto, pero parece plausible que sea un dato que pueda ser contrastado. Antes que su arenga personalizada preferiría que me lo desmintiese con datos.
        La situación económica de este país es, según usted, incapaz de aguantar los gastos de la inmigración ilegal pero al mismo tiempo lo hace. De hecho, según usted viven como quieren.
        Habría que escuchar lo que se decía de los gallegos en tierras extranjeras por gente de ideario semejante al suyo para reconocer que es más que posible que sus argumentos, a pesar de la riqueza de aquellos países en comparación con la España de posguerra, serían muy parecidos.
        Es más, imagínese, a pesar de nuestra falta de riqueza, estos inmigrantes empeñados en pensar que merece la pena jugarse la vida, luchar contra lo indecible, vender lo ilegal, prostituirse, ponerse en manos de mafias, por unas míseras subvenciones. Cómo son, eh? De tan miserables, mire usted, me producen compasión.
        Y le recuerdo que usted tiene derecho a la sanidad, a la educación, a ayudas sociales, etc, etc, tanto, al menos, como ellos. Dice usted que no cotizan, pues cómo quiere que lo hagan. Cuando se habla de que el capital cotice, todos cantan juntos, noooo, que el capital huye de las presiones fiscales altas. Pues si ese soniquete es válido para los que pueden pagar ¿no habrá de serlo para los que no pueden?
        Y también decirle, por si no era consciente, que la riqueza humana y material de este país no la están dilapidando los inmigrantes y que, teniendo esto en cuenta, me parece feo e inhumano acusarles de ello.

        • Sólo faltaba Cucurruqui que yo cotizando toda mi vida no tuviera derecho a la sanidad o a ayudas sociales que me pudiera dar el gobierno de España en caso de que las necesitase. Soy ciudadana española.

          Mire yo no estoy de acuerdo con la inmigración sin control, ni de lejos se lo aseguro como de la misma manera que no estoy de acuerdo con ayudas sociales a la perpetuidad a ciudadanos españoles que no tienen ningún problema para trabajar. Las ayudas sociales, a las que le aseguro que contribuiría el doble y con gusto son para las personas que por si mismas, sea por problemas físicos o psíquicos no pueden ganarse el pan, esas ayudas en España se están quedando pequeñas, e incluso para personas que en un momento concreto no tienen trabajo, pero ahora ayudas a perpetuidad a todo aquel que le duele el dedo gordo del pie, vamos ahora mismo las eliminaba todas.

          Ayudas a inmigrantes, no, ni una, salvo casos excepcionales como pueden ser refugiados por un periodo concreto o apátridas, pero ello está regulado por la Convención de 1967 de Naciones Unidas. No es refugiado el que llega en patera a las costas. Mire cucurruqui, sé de lo que hablo, he estado muchos años de voluntaria en Cruz Roja, me fui de allí por motivos que ni aquí prefiero exponer y colaboro en este momento con Cáritas. Son mafias quienes se dedican a traer esa gente a los distintos países europeos, es un negocio terrible, hay verdaderos touroperadores en los países de origen, en cada viaje el dinero que ganan por traerlos es de infarto, hasta se compran barcos que deberían ir a desguaces para usarlos en el traslado de esta gente, y muchos de ellos se intentan hundir precisamente cuando hay un barco de una ONG cerca para que los lleven al país de destino. Y no le cuento el dinero que mueven los campamentos, los pisos de acogida etc etc, pero puede usted buscar el último contrato que firmó el gobierno para la ayuda para los tres próximos meses ¿a quien se le da la concesión?.

          Se están creando guetos sociales y eso es lo peor que se le puede hacer a un ser humano, terminan como dije antes, con el trapicheo de drogas, falsificaciones de prendas, prostitución etc etc. No hay trabajo para ellos, porque no lo hay para nosotros, por lo tanto las ayudas han de ser en origen pero eso no le interesa a las mafias que se ocupan de traerlos a Europa

          • Me alegra saber que conoce el problema de primera mano, así no es difícil que comprenda que lo que usted expone denota que los inmigrantes son víctimas, no culpables, de la situación.
            ¿Que usted no quiere que se les ayude? Quién soy yo para negarle tan generosa opción. Es obvio que devolverlos al país vecino o dejar que mueran en el mar, a la larga, les hará ver la luz y librarse de sus cadenas, quedándose en sus países y trabajando para cotizar como nosotros. Las mafias, desaparecerán y santas pascuas, aquí paz y después gloria.
            Y trabajo, en España, hay. Quizá no el que nos gustaría pero haberlo… servicio doméstico, braceros, peones. Fíjese en la diversidad étnica de estos grupos.

          • Y ni le cuento lo que gana la doña de del Sánchez con su empresa de gestión de fondos “púbicos” para esas organizaciones. Fondos a los que añadir los que “pescan” esos jovenes que trabajan a precio “puerta” buscando quien se haga socio de …

            La caridad bien empezada empieza por uno mismo. Es el lema del progreta habitual.

          • Mejor gastados estarían en la Fundación Francisco Franco, diga usted que sí, o en rescatar autopistas, ciudades de la justicia, parques temáticos, aeropuertos, cajas de ahorro y otras entidades bancarias, invertir en submarinos y aviones, pagar su sueldo a la infanta y todas esas cosas realmente necesarias (espero que sepan valorar cómo hasta mi persona es capaz de utilizar la demagogia para solucionar de un plumazo problemas complejos).
            Lamentablemente, los fondos públicos son muchos pero están al alcance de unos pocos.

          • El tema Sr Pasmao es preocupante y muchos datos no salen a la luz, hay que buscar y rebuscar para saber quien se está llevando el dinero en esos contratos de suministros, y aún así y todo yo no lo sé y mire que he indagado.
            Hace unos días ver las partidas aprobadas para la zona de Algeciras por importe de 3 millones y medio de euros para 3 meses es un escándalo, en lavandería y limpieza más de 400.000 euros, por no hablar de los gastos en intérpretes.
            Por supuesto que las ONGs no quieren que esta lacra se acabe, no llevarían su subvención. Algún día habrá que plantearse esto como hace años cuando las órdenes religiosas Mercedarios y Trinitarios tuvieron el gran dilema de si continuar con la redención de cautivos, fue sangrante el dinero que se dejaba España en dichas redenciones, el enemigo se dedicaba a coger cautivos y sobre todo de valor porque sabía que pagarían por ellos. Era la pescadilla que se mordía la cola. Se estaba financiando el mundo musulmán con ello, se dedicaban a secuestrar a cristianos para luego solicitar ese dinero. El dilema fue inmenso. Un episodio en la historia de España digno de revisar por el interés que tiene y por muchas semejanzas con la situación actual.
            Si a las ONGs no le diesen tantos fondos le aseguro que bien pocas estarán al pie del cañón, más bien el voluntariado sería de particulares que desgraciadamente son quienes llevan el trabajo de calle, los demás están en los despachos gestionando los fondos pero cuantos menos lleguen a los necesitados mejor que mejor que así se puede modernizar uno el despacho.

            Sí, me gustaría que saliese a la luz la gestión de esos fondos públicos por la Doña que tenemos viviendo en Moncloa y sobre todo la financiación por parte de personajes tan extraños como Soros y los Rothschild, pero claro eso no interesa, ni saberlo, ni pararse en los motivos y en las consecuencias de todo ello.

          • Fíjese Emme que ahora los Bokoharam de turno secuestran, cuando secuestran blanquitos, a los de las ONG de turno.. porque pagan. Pero no secuestran a misioneros, bien católicos o de otras.. porque existe el acuerdo de NO pagar, pase lo que pase.

            Al final, muy duramente, lo que están consiguiendo es salvar sus vidas, porque si tienen la seguridad de que no va a haber rescate se minimiza la posibilidad de secuestro.

            Lo opuesto con las ONG de pijos perroflautas que van allí a gastos pagados para hacerse la foto.

  8. Apreciado Andrés

    Excelente relato y sabias conclusiones.

    Simplemente añadir que gran parte de la emigración actual a Uropa no es casual. El Norte de África, por ejemplo, no es que fuera un oasis de desarrollo, pero se ha venido abajo en estos últimos 15-20 años de manera terrible. El último Libia. Y no ha sido por casualidad.

    Las primaveras árabes y la caida de Gadafi no han sido mala suerte.

    La invasión de Irak para dejar allí sólo caos y desolación, y extenderla a Siria tampoco es casual.

    La rotura del acuerdo con Irán, que aún puede empeorar mas la cosa tampoco es casual.

    La actitud de Israel, siempre en el ojo del huracán y sus etrañas alianzas con las monarquías del Golfo, nunca padeciendo las consecuencias de todolo que se cuece alrededor, tampoc es casual.

    Y su financión, la de todas las “casulidades” enunciadas menos.

    Pero lo mas grotesco de todo es que gran parte de esa izquierda del NO a la Guerra del 2003 en estos temas anda callada como una “puerta”. Criticar a Francia, cuando andan locos por hacerse una foto con Macron o antes con OBama/Hilaria.. Soros… no está en su manual.

    Criticar a las monarquias del golfo, manifestarse enfrente de sus embajadas, por no tolerar que acepten a esa emigración musulmana descontrolada que tiene una proximidad cultural mucho mayor con ellas que con esos paises occidentales en donde si financian mezquitas, no mola.

    Desconozco el detalle de la emigración “latina” a los USA. Pero supongo que usted estará al cabo de la calle de cómo se tratan entre si las diferentes poblaciones de centroamérica y el desprecio que sienten unos por otros para ver quien pasa por mas blanquito, el de muchos mexicanos con los salvadoreños nicuaraguenses, guatemaltecos.. es un clásico. Así como el de muchos de los costarricences.. Mientras a ambos, mexicanos y costarricences no paran (a veces con razón) de recriminar al españolito con infulas que va allí de vacaciones su racismo.

    Emigración económica/racismo/xenofobia suelen ir juntas y son temas complejos.

    Por eso me molesta (no es su caso) cómo esa izquierda y su nueva moral tratan el tema.

    un muy cordial saludo

    • Concuerdo con su comentario. Lo peor es que los que pesan en la UE, Alemania, Francia, Italia hayan decidido en “petit comité” joder a los tontos de siempre y que no levantan cabeza. Lo mismo que pararon la inmigración por Turquía en el este. Pretenden pararla en el Oeste. España sería el estercolero. Ni siquiera Portugal o Gibraltar, donde jamás van embarcaciones. Para ello ya le empiezan a ofrecer dinero a Sánchez para que les dé estatus de “refugiado” a toda esta avalancha y que se queden en España. El próximo año pueden llegar un millón de africanos, que no vienen “a pagarnos las pensiones”, como LES hicieron tragar a la mayoría de la opinión pública española en la época de la burbuja.
      Hoy día ya no nos banean los comentarios ante lo evidente. Hace 15 años meter un comentario contra la inmigración descontrolada en el periodo Aznar, si no se hacía midiendo muy bien el vocabulario de modo extremadamente prudente, acababa con el comentario borrado y el comentarista baneado.
      Aquí dejo un enlace, que no por verosímil, resulta muy inquietante. Si fuese verdad, alguien: Los mismos que en 2.004 un 11 de marzo organizaron la que organizaron y la historia de España se torció, quizá para siempre.

      https://ancamfer.wordpress.com/2018/07/31/todo-a-cien-318-debilidad-politica-espanola/

      • Hola apreciado JRA

        No se muy bien que vientos corren entre los duros de Uropa. Por lo pronto la relacion con los USA, que son quienes están movilizando segun el link que adjuntas, esa invasión se ha deteriorado mucho.

        Lo de romper el acuerdo con Irán ha sido la última de unas cuantas y se está diciendo basta.

        https://elpais.com/internacional/2018/05/10/actualidad/1525976998_891049.html

        Por muestro lado simplemente rcordar que la NATO no defiende Ceuta y Melilla. Y no hay General de las últimas hornadas que tenga los cojones de decirlo alto y claro.

        Si ascendieron de coroneles a generales fue precisamente porque tuvieron el OK de la NATO, porque transigían con esta traición.

        Tampoco creo que la situación crítica que hay ahora en La Línea de la Concepción sea casual.

        Todo es tan extraño como este “cambio” de gobierno. Lo de cambio es un decir porque los que mandan de verdad siguen siendo los mismos. Donde
        1/ Rajoy no dimite de presidente y su niña se queda sin postre
        2/ Sanchez se pone de Presidente
        3/ Rajoy dimite tres días despues de presi del PP y promociona a su niña a jefa de no se sabe muy bien que.

        Que al final saliera el otro (Casado) da lo mismo. Ya hemos visto el ímpetu de Casado para que en Galicia se acabe con el experimento indiomático contra el que clama en Cataluña.

        Un muy cordial saludo

        • No creo en que USA y menos Trump esté propiciándolo. De hecho está apoyando a Salvini y recomienda a España, que haga lo mismo. Aunque la cretinez congénita de nuestra politicastrería perfectamente es comprable. Pero veo a las monarquías “golfas” pagando la factura y Soros removiendo el avispero, a beneficio de Marruecos.

  9. Carmen Calvo, esa proteica súper heroína igualitaria que no asigna dueño al dinero público (el nuestro, el que nos extorsionan), habla de «pico migratorio» al referirse al tsunami de la invasión africana que amenaza nuestra economía, nuestra cultura, en suma, nuestra forma de vida y que, a poco que nos descuidemos, nos convertirá en minoría en nuestra propia tierra. Ya Ana María Botella, Secretaria de Estado de Seguridad, le llama «llegada inesperada». Para mayor escarnio el ministro Grande-Marlaska ratifica la situación como «absolutamente controlada y controlable».

    Por lo visto, a las socialistas les encantan los eufemismos.

  10. Visto así, bastará con calificar a los inmigrantes de legales y ya está, no?
    Este discurso simplificado sobre inmigración, con su dosis nostálgica de reconocimiento de nuestro pasado inmigrante, es muy peligroso. Sostener que sencillamente no podemos soportar la presión migrante como un hecho incontestable es un buen camino para la desafección y ruptura de cualquier empatia (aunque se cite al abuelo)…qué le vamos a hacer, las cosas son como son, no nos engañemos, si mueren o sufren no es nuestro problema.
    Los planes desarrollistas y de liberalización de mercados tercermundistas resultan en la práctica un poco como el enjuague de manos del famoso Poncio. Sirven de argumento para no hacer nada. Tengo la sensación de que los gobiernos que sostienen este tipo de argumentos no invierten suficientes recursos económicos en esa dirección, entre otras cosas, porque no les interesa, pero como discurso, se vende solo.
    Pensé, ingenuo de mí, que en una publicación liberal como es esta, iba usted abogar por el derecho de cualquier persona a ganarse la vida con esfuerzo y tenacidad, pudiendo competir con cualquier otro en igualdad, o incluso sin ella, para poner pan sobre su mesa. Que iba usted a salir en defensa, cual Thoureau contemporáneo, de los hombres libres por mucho que la ley se aplique como se aplique. Es una pena, parece que prefiere defender la ley antes que la libertad.
    Un saludo

        • Yo soy un firme defensor del iusnaturalismo frente al iuspositivismo, y frente a las leyes injustas cabe la desobediencia, porque dejan de ser leyes y pasan a convertirse en meras proclamas de bandas de bandoleros (Ciceron y San Agustín). Pero el principio es la obediencia y el respeto a la ley promulgada por las autoridades válidamente constituidas, que buscan mediante la ordenación de la razón el bien común (Santo Tomás). Sin ley, sin derecho y sin justicia estamos abocados a la tiranía, por eso afirmo que sin Ley, con mayúsculas, no hay libertad.

          • Pues, lo que digo; “frente a las leyes injustas cabe la desobediencia”.
            Cualquiera de nosotros, en la situación de estas personas, saltaríamos la valla, nos meteríamos en bote, en el maletero de un coche, etc porque es de ley hacerlo, de ley natural, no positivista.
            Como es de ley que a estas personas se las defienda y no se las culpe. Como también lo es evitar discursos que favorezcan el miedo al extranjero por muy bellamente adornados con citas y datos legales y económicos.

          • Ya pero una vez que estamos de acuerdo por favor explíquenos señor cucurruqui por qué las leyes que ordenan las fronteras son injustas. Y a continuación podría explicarme su concepción de la ley natural teniendo en cuenta que suele negar cualquier trascendencia.

          • Pues porque, como ya le he dicho en otros debates, la ética, la moral, la Justicia por la que usted me pregunta lo es en tanto que tiene jerarquías. Si una frontera mata personas que no vienen de combate, es necesario contrastar los términos de aplicación de esa frontera con los del derecho a vivir y evaluar cual es más importante.
            La frontera es una regulación necesaria y cuasi fundacional para establecer ley, pero como usted defiende, existe una ley por encima de ésta, el deber de proteger la vida humana. Admita que si dentro de sus fronteras usted defienda, a pesar de la ley, que el aborto es siempre un asesinato, no le va a costar entender que dejar morir personas en manos de las mafias, es otra suerte de asesinato, no?

          • Por cierto su relación entre existencia de frontera y muerte del que intenta atravesarla ilegalmente ergo las fronteras asesinan es de una demagogía impropia de usted incluso cuando adopta modo feria. Un saludo

          • Las fronteras cucurruqui están para defender la soberanía de un Estado frente a las injerencias de otros. La principal función y competencias que tiene un Estado es la seguridad de sus ciudadanos y cualquier injerencia que sufran han de defenderlos y si alguien trata de saltar esas fronteras, eso simplemente es un delito.

            Desde que el hombre se ha organizado en comunidades, tribus, pueblos, desde que se ha asentado en una población como objetivo primordial era la defensa de su territorio y de sus ciudadanos, los poblados, los castros, las ciudades se fortificaban y quien no lo hacía o no protegía sus límites y a su ciudadanía simplemente lo aniquilaban. Ha sido así a lo largo de la Historia y continuará siendo.
            Hoy por hoy lo que tienen que hacer los Estados es defender su territorio y a sus ciudadanos.
            Algo que simplemente no hacen.

      • Buenos días, Brigante. Intentaré exponer cómo veo yo todo este asunto de la inmigración:
        1-En España, la inmigración, no es un problema económico real, es sobretodo logístico y humanitario. Aunque entrasen todos los que en estos momentos están esperando, pongamos, diez mil personas, podríamos facilitarles recursos porque los tenemos. Jordania ha acogido a una proporción mucho mayor respecto al total de la población del país y no ha entrado en banca rota, por lo tanto, poder se puede, sólo depende de las prioridades. Usted sabrá cuales son las suyas.
        2-Los inmigrantes, no son invasores bárbaros que quieren demoler nuestro sistema de valores y organización social. Son personas que por desesperación buscan oportunidades para vivir fuera de sus países de origen en los que no existen. La relación compleja de nuestra economía con la de dichos países, cuando menos, debe ser tenida en cuenta antes de apresurar un juicio en el que se descargue toda la responsabilidad de la situación de estas naciones en ellas mismas. Es sabido que Africa es un continente rico en recursos y mano de obra, ambas riquezas son aprovechadas desde hace milenios, siglos, meses, semanas y días por imperios, reinos y naciones extranjeras. Todos tenemos un pasado, nosotros y ellos, y es importante reconocer que unos lo tenemos más fácil que otros sin ser responsables directos por ello. La responsabilidad empieza reconociéndolo.
        3- Cerrar las fronteras que por supuesto tienen que existir, no creo que sea la solución puesto que no hay manera de poner puertas al campo. Me parece una “solución” cortoplacista que no resuelve la situación sino que la agrava ya que si lo que decimos es que son las mafias las que controlan los flujos migratorios, cuanto más difícil sea traspasar una frontera más sentido tiene utilizar las redes mafiosas para ello. Con las drogas pasa lo mismo y el resultado se puede extrapolar.
        4- La solución pasa por tanto por un reconocimiento inmediato de la humanidad de estas personas, de la obligación de atenderlas y ayudarlas con los medios humanos y económicos que disponemos y demostrar al mundo que España es un país de gente decente, de tradiciones honorables y de creencias profundas que el día de mañana pueda mirar a sus nietos a los ojos y decirles con orgullo que hicimos lo que estaba en nuestra mano.
        Un saludo

        • ¿10.000? si fuese así no habría ningún problema, el problema es que son más, muchos más, ¿por qué? porque tienen incentivos.
          ¿Cerrar las fronteras?, no. Pero quien entre en España debe hacerlo legalmente, todo intento de entrada ilegal debe ser rechazado. Así ayudamos realmente a esas personas porque combatimos a quienes trafican con ellos como nueva carne esclava. ¿Cuántas inmigrantes que entran ilegalmente y reciben ayuda y son bienvenidas acaban en la prostitución para pagar las deudas con las mafias?Desgraciadamente muchas Luego las ONG que las traen ayudando a las mafias no se acuerdan de ellas.
          Todos reconocemos la humanidad de los inmigrantes, es una apelación absurda cucurruqui. ¡Claro que son seres humanos!
          Por último, estamos descapitalizando Africa les estamos robando lo mejor que tienen, su juventud,porque no es verdad que la inmigración sea mayoritariamente de masas famélicas, a la inmigración acuden, por supuesto buscando un futuro mejor para ellos y sus familias, lo mejor de esos paises. A mí eso me parece un nuevo colonialismo, del peor además. Si fuese inmigración legal, podrías ayudar a esa juventud, trayéndola, formándola para a continuación regresar a sus paises y transmitir lo que han aprendido, lo que contribuiría al desarrollo de sus pueblos. La inmigración ilegal subvencionada solo genera mano de obra barata que será explotada y que además creará como ha ocurrido en otros países europeos guetos y crisis sociales sin precedentes.

          • Le digo que, bajo mi punto de vista, la solución a las mafias no se alcanza controlando las fronteras.
            Si diez mil no son un problema. Acojamos a esos diez mil, para empezar. Demosles formación y enviémosles de vuelta.
            Legalicemos a los ilegales.
            Los guetos en España existen desde que hay españoles gitanos.
            ¿Crisis sociales? Mas bien alarmismo social para culpar de nuestras desdichas a los que no son responsables de ellas…no es la primera vez en la historia. Por eso no me gustan nada este tipo de artículos que aumentan el miedo y el rechazo al inmigrante, aparentemente, defendiendo justicia y realidad.