La campaña madrileña está siendo un tanto peculiar, porque ha representado una mezcla de mucho consabido con ciertas novedades bastante asombrosas, por mucho que se pueda pensar que los electores nos hayamos acostumbrado a todo. Su desenlace será quien entierre en el olvido alguna de las más sorprendentes, porque al final el que gana piensa haberlo merecido y los que pierden pasan enseguida a otras cosas.

Publicidad

Se puede hablar de la campaña criticando lo consabido, la lejanía de muchos planteamientos que se suponen políticos a la vida real, o el empeño de los candidatos en suponer que ellos son lo sustancial en la contienda, pero eso es vicio viejo y que ya no llama la atención, aunque en algunos aspectos haya alcanzado proporciones grotescas, como por ejemplo, que importen más unas cartas con balas o navajas que el paro juvenil, el desbarajuste jurídico que ha propiciado la pandemia, o la alegre marcha hacia un mayor gasto público y un déficit inconcebible e insoportable. Pero si olvidamos eso, por más que sea lo esencial, no hay otro remedio que fijarse en algunas curiosas novedades que se han instalado en esta campaña.

La tercera pata de la banqueta izquierdista ha sido fortalecida por un auténtico rompimiento de gloria, el descenso desde los cielos de una vicepresidencia primera para fortalecer los ánimos de unos electores presuntamente desanimados pese a las sobredosis de antifascismo que les han llovido como maná inextinguible

La derecha parece haber acertado al tratar de limitarse a no cometer gruesos errores y jugar a que el resultado iba a ser inamovible pasara lo que pasase, pero haber compartido ese presagio es, en el fondo, lo que llama más la atención en las invenciones de las tres ofertas de la izquierda que tan pronto han aparecido estar concertadas como ser desconcertantes.

El PSOE parece haberse dedicado a rebajar sus expectativas con un candidato que ha bordeado la caricatura de sí mismo, lo que le acabará pesando en lo personal, pero también la de sus modelos (“el viejo profesor”). El conjunto de su estrategia ha sido tan incomprensible que solo cabe se pueda atribuir a un genio maligno una metáfora filosófica que le resultará familiar al candidato catedrático. Es como si se hubiesen empeñado en favorecer las posibilidades del nuevo madrileñismo de izquierdas que rebosa de adolescentes, tal vez ya un poco talluditas,  protestonas y vehementes.  Como ha dicho con brillantez Jorge del Palacio, el martes comprobaremos si Más Madrid significa menos PSOE. Que la candidata más beneficiada del engendro socialista haya fiado su atractivo en proclamarse “mujer, médica y madre” merece comentario singular.

Este nuevo izquierdismo localista, que trata de recoger los restos de la gauche divine y contradistinguirse de Podemos, ha entronizado a una mujer muy singular que parece haber entendido que la izquierda va de identidades, y que nada mejor que una tripleta transversal, mujer que más decir, médica receptora de aplausos y sanadora universal, y madre, un cierto guiño al sentimiento universal bien entendido, un planteamiento inclusivo donde los haya (basta con atesorar una de las tres pautas identitarias) cuya capacidad persuasiva le ha de parecer a nuestra protagonista que la coloca muy allá de cualquier política, esa fea cosa vulgar, egoísta y desprestigiada que supone se ahuyenta hablando no como política sino como mujer, médica y madre.

Blandiendo una identidad tan rica, supondrá nuestra heroína que no hacen falta ni argumentos ni análisis. Basta con mencionar ciertos hechos que todo el mundo, pero en especial madres, mujeres y médicas, comprende, como por ejemplo,  que el PP lleva veintiséis años desmontando la sanidad pública en Madrid, aunque todavía no lo haya conseguido, torpes que son, y pese a que todavía haya muchas, y sobre todo muchos, que no se den cuenta del todo, una observación que tomo de Mala fama, la estupenda columna de Alberto Olmos. Se ve que el público no espera gran cosa de los políticos y por eso acoge con sorpresa benevolente la irrupción de esta especie de outsider, se me olvida decir que es buena atleta, que parece crecer en voto gracias a las dádivas del cacareado genio monclovita que mueve los hilos pero que parece haber apartado a su señorito con urgencia del chaparrón que se adivina.

La tercera pata de la banqueta izquierdista ha sido fortalecida por un auténtico rompimiento de gloria, el descenso desde los cielos de una vicepresidencia primera para fortalecer los ánimos de unos electores presuntamente desanimados pese a las sobredosis de antifascismo que les han llovido como maná inextinguible. Es pronto todavía para medir los efectos de este factor providencial, de este arrebato del líder dispuesto a emular al emperador Cómodo derrotando a los gladiadores a sueldo. Cabe pensar que este refuerzo haya sido en vano, pero no es discutible que ha planteado la alternativa en términos de gran crudeza, con el dramatismo de quien sabe que se puede perder la vida, pero nunca la honra.

Bueno, pues pese a tanto disparate, la derecha mayoritaria no debiera pensar que lo que le queda por padecer sea pan comido. Madrid is not Spain, podría decir una izquierda desairada, y tendría toda la razón. Además, hasta los genios aprenden de sus errores, y toda esta presumible debacle bien pudiera servir para preparar mejores festines, incluso aunque el desenlace no se pareciese en nada a lo que ahora mismo se estima que va a acabar pasando. Lo de Madrid puede ser un nuevo ejercicio de supervivencia, y ya se pensará cómo se aprovechan los optimismos que se adivinan en el horizonte inmediato, con el público vacunado y sin mayores miedos y con la morterada de pasta que va a llegar del norte y que se añadirá al afán desorejado de gasto de los que todavía puedan permitirse alguna alegría. En fin, que los geniecillos escarmentados encontrarán la manera de lograr consuelo si lo de Madrid se parece un poco a una tragedia, y en caso contrario ya ni te cuento.

Foto: La Moncloa – Gobierno de España.


Por favor, lee esto

Disidentia es un medio totalmente orientado al público, un espacio de libertad de opinión, análisis y debate donde los dogmas no existen, tampoco las imposiciones políticamente correctas. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Sólo tú, mediante el pequeño mecenazgo, puedes salvaguardar esa libertad para que en el panorama informativo existan medios nuevos, distintos, disidentes, como Disidentia, que abran el debate y promuevan una agenda de verdadero interés público.

Become a Patron!

Artículo anteriorLa COVID-19 y la plebe
Artículo siguienteLos amigos del desempleo
A lo largo de mi vida he hecho cosas bastante distintas, pero nunca he dejado de sentirme, con toda la modestia de que he sido capaz, un filósofo, un actividad que no ha dejado de asombrarme y un oficio que siempre me ha parecido inverosímil. Para darle un aire de normalidad, he sido profesor de la UCM, catedrático de Instituto, investigador del Instituto de Filosofía del CSIC, y acabo de jubilarme en la URJC. He publicado unos cuantos libros y centenares de artículos sobre cuestiones que me resultaban intrigantes y en las que pensaba que podría aportar algo a mis selectos lectores, es decir que siempre he sido una especie de híbrido entre optimista e iluso. Creo que he emborronado más páginas de lo debido, entre otras cosas porque jamás me he negado a escribir un texto que se me solicitase. Fui finalista del Premio Nacional de ensayo en 2003, y obtuve en 2007 el Premio de ensayo de la Fundación Everis junto con mi discípulo Karim Gherab Martín por nuestro libro sobre el porvenir y la organización de la ciencia en el mundo digital, que fue traducido al inglés. He sido el primer director de la revista Cuadernos de pensamiento político, y he mantenido una presencia habitual en algunos medios de comunicación y en el entorno digital sobre cuestiones de actualidad en el ámbito de la cultura, la tecnología y la política. Esta es mi página web

9 COMENTARIOS

  1. Más Madrid es Más PSOE. No nos engañemos. Y que Díaz Ayuso no lo tenga tan claro que va ganar, porque lo mismo no gana y su operación sale mal. En esta España podrida puede pasar cualquier cosa, con la ayuda de Pablo Casado. Veremos a ver qué pasa a partir de mañana una vez se pase la borrachera electoral, volverá el supuesto fin del estado de alarma (excepción) o no, más manipulación mediática, etc. En fin… para salir corriendo de este circo arruinado.

  2. Lo que más me preocupa desde las elecciones de 2019 es que la gente diga que en España es difícil manipular unas elecciones, he escuchado a periodistas de la derecha decir esto y en sus argumentos ponían de manifiesto que no conocen las leyes electorales ni las modificaciones posteriores como tampoco el cambio que ha supuesto la introducción de la informática en el control del voto. Desde 1997 no se ha realizado ningun cambio para proteger de la trampa informática en el proceso que no en el recuento del proceso electoral.

    • Las únicas elecciones, que yo sepa, en que se proporcinado a los vulgares mortales (la plebe) los resultados MESA a MESA en una Excel fácil de interpretar son las de Andalucía del 2018.

      Uno podía comparar el total, por ejemplo, de Almería o de algún municipio de Almería de la prensa con los de la tabla; y luego ver el desglose (MESA a MESA) del resultado. Y ver si en la mesa en la que uno tuvo por ventura votar (y vamos a suponer que tuvo acceso al Acta) lo que ponía la excel coincidía con el acta.

      Obviamente hay mas posibilidades de fraude, pero el de que las sumas de lo que realmente se ha votado, con lo que realmente se ha votado no se «descuadre» nos lo evitamos.

      Ese peligro es mucho mayor en grandes ciudades. Como las que hay en Madrid. En pueblos medianos o pequeños los descudres grandes cantarían mucho. En las grandes ciudades muchos no saben ni el nº de mesas/colegios que hay.

      Lo curioso es que después esas elecciones, Nov 2018, hubo muchas mas elecciones (de todo tipo) tanto en 2019 cómo en 2020, en toda España y no se publico nada parecido al link que le pongo:

      http://www.resultadoseleccionesparlamentoandalucia2018.es/Mesas

      Ya me daría yo con un canto en los dientes si el Miércoles Jueves de la semana que viene tuviéramos una excel cómo esa para Madrid.

      Un cordial saludo

  3. Respecto la señora en cuestión, me parece que el PSOE se beneficiará (incluso si queda por detrás) del no hay mal que por bien no venga, si la interfecta logra dejar a Iglesias por debajo del 5%.

    No habrá nada que le haga mas ilusión a Sánchez que ver cómo Iglesias se arrastra por el lodo, para luego refocilárselo a los ministros podemitas si abren la boca. Con la «compañera» del damnificado cómo primera-primero-primere de la lista.

    • Yo creo que todo el mundo se ha equivocado con Iglesias, el bolivariano siempre ha sido Sánchez, Iglesias siempre ha sido el cebo para captar el voto perdido del PSOE, por eso se creó Podemos. La derecha ni se entera y le echa la culpa a los tontos del PP. ¿O usted cree que en Venezuela dan dólares a pesetas? ¿Quién fue a recibir a la torturadora asesina a Barajas? Ábalos o Iglesias?

      Iglesias se creó como punta de lanza del PSOE, para comprobarlo solo tiene que observar las leyes que ha legislado el PSOE y el asalto bolivariano a las instituciones de Sanchavismo.

  4. El candidato a las elecciones de Madrid que peor me cae es sin duda el candidato de «Mas Madrid» ¿Adónde pretenden ir después del cielo? Lo que está claro es que no es una candidata para el currante serio, quizás para gauche divina de «etarradios», no hay peor cosa entre los currantes serios que un tocapelotas en el trabajo, si encima el más a más es médico mejor ni pensar el desprecio que puede generar. Es algo así como pisarle la manguera al bombero, cortarle el arnés al antenista, untar de grasa el andamio o apretarle la fresa en exceso al fresador. Una fresa volando es lo más parecido a Mónica García, lo que si podemos tener claro que quien vote a esta «médico» yo añadiría peligrosa, no ha trabajado seriamente en su vida.

    Aparte claro, la noticia de «El Confidencial» de hoy que ya adelanté aquí el mismo día de los hechos. https://www.elconfidencial.com/espana/2021-05-01/policia-detiene-dos-escoltas-iglesias-agresion-mitin-vox_3059467/

    Poca diferencia hay entre esta noticia y la legalización de la misma con la ley de huelga del gobierno de esta semana, ley que nos indica la violencia futura en la huelga general a manos de COLECTIVOS Sanchavistas legalizados por el gobierno.

    • De todas formas yo soy de los que dudan de la victoria de la derecha en Madrid, me preocupa comprobar como se repite el mantra, incluso en el PP, de que en España las elecciones tienen garantías de legalidad.

      Yo participé en las elecciones de 1977 como acompañante de un apoderado del PSOE, aún no tenía la edad para votar, aún con todas las normas pensadas para impedir el fraude debido a la picaresca española había pequeñas trampas, hoy las distintas barreras de entonces han quedado obsoletas por la informática y falsificar unas elecciones es algo tan fácil como comprobarlo.

      Análisis del sistema informático de Correos, contrastar las listas de las mesas con las listas del padrón y observar los añadidos a discreción, añadidos fuera de plazo, repetidos o ilegales.

      Ni tan siquiera se cumplen las normas electorales de 1977 y al PP se lena la boca de decir que hay elecciones garantistas,
      Correos debe entregar los sobres a primera hora de la.mañana, no a la una de la tarde como dicen los tickets.entre otras cosas.

      Si el PP no obtiene sesenta escaños y VOX veinte, mínimo, yo revisaría el fraude. Conozco a los currantes serios, si aparece Ciudadanos entonces mejor llevarlo al juzgado de guardia.

    • Por lo visto Iglesias prepara su aterrizaje en los medios de mano de Roures; visto el panorama.

      Se cree que irá de estrella tertuliana, pero acabará mucho peor que el peor Paquirrin en la isla de los mecahifles, supervivientes o a saber que.

      Es que incluso para salir por la tele hay que saber y trabajar. No todas/todos/todes pueden ser la señora de Puigdemont.

      Mientras la otra, la de la niñera, se dedicará a ofrecer exclusivas en la cadena rival. Y ni le cuento si se siguiera editando Interviú en papel. Lo que nos hemos perdido.

      Un cordial saludo

      • Ya tenemos a Chávez en televisión por boca de Sánchez

        La idea es sencilla de entender, Pablo sigue haciendo de punta de lanza mediática del PSOE, justo para lo que fue creado. En España la prensa va con años de retraso respecto a la realidad, los mismos que promocionaron un golpe de estado y se han ido de rositas ahora pretenden provocar otro desde el gobierno con la ayuda de las televisiones.

        Ya estoy viendo en caso de que no alcance el pucherazo en Madrid las huelgas generales a Ayuso en Madrid con la violencia amparada por la ley de esta semana.

        La crisis va a ser terrible y el gobierno no tendrá para mantener el estado, el PP lo sabe pero calla, por lo tanto es cómplice, aquí no pasa nada hasta que consigan provocar lo peor

        Un saludo.

Comments are closed.