En nuestro tiempo, la banalización del mal ha evolucionado, se ha vuelto más insidiosa y retorcida. Ya no se presenta de manera descarnada, vociferante e histriónica, mediante la imagen de un rostro adulto coronado por un lacio flequillo y rematado por un bigote recortado y menudo. Puede fluir a través del razonable discurso de un tecnócrata asesorado por mil y un expertos, o adoptar la forma de un fenómeno Pop como el de Greta Thunberg, una preadolescente frágil y atormentada. Puede también adoptar la forma de una Naturaleza divinizada, con alma y sentimiento, antropomórfica. O diluirse en un bondadoso mensaje que denuncie la injusticia secular y universal, la desigualdad y la explotación del hombre por el hombre, o mejor, de la mujer por el hombre. La banalización del mal adopta formas benignas, piadosas, incluso desamparadas para apoderarse de nuestras emociones y manipularnos………………………………………………………………….

[CONTENIDO EXCLUSIVO MECENAS] 

SI ERES MECENAS de Disidentia y quieres acceder a este contenido en la comunidad de Disidentia en Patreon, haz clic en el siguiente título:

Odiarás al Hombre sobre todas las cosas

SI NO ERES MECENAS de Disidentia y quieres acceder a este contenido, haz clic AQUÍ, accederás al contenido bloqueado. Desbloquéalo haciendo clic en la imagen del candado y, a continuación, sumándote a nuestra comunidad de mecenas.

¿Por qué ser mecenas de Disidentia? 

En Disidentia, el mecenazgo tiene como finalidad hacer crecer este medio. El pequeño mecenas permite generar los contenidos en abierto de Disidentia.com (más de 1.000 hasta la fecha). Y su apoyo tiene recompensas: análisis especiales, que no encontrarás en ningún otro medio, y podcast exclusivos.

En nuestra comunidad de mecenas encontrarás no sólo contenidos muy elaborados, también Grupos de Opinión, donde cada persona, resida donde resida, puede aportar sus ideas, trabajar con los demás y juntos construir mucho más que un medio. En Disidentia queremos recuperar esa sociedad civil que los grupos de interés y los partidos han arrasado.

Forma parte de nuestra comunidad. Con muy poco hacemos mucho.

Muchas gracias.

Apoya a Disidentia, haz clic aquí