No quieren que nos olvidemos de George Orwell. La ministra española de Justicia, Dolores Delgado, ha hecho varios anuncios que están encaminados a sacar, también literalmente, a Francisco Franco de su tumba.

Era previsible. Previsto, incluso: el mismo viernes en que Pedro Sánchez adquiría para el futuro todos los privilegios de ex presidente del Gobierno (a los que renunció Mariano Rajoy), escribí: “Los restos de Franco dejarán de descansar en el Valle de los Caídos, y se esparcirán sus cenizas sobre media España para provocar un enfrentamiento civil”. El pronóstico tiene el mismo mérito que adelantar que saldrá el sol por el este.

Pero no se han quedado ahí. Volvamos a Dolores Delgado: La ministra ha anunciado que revisarán la Ley de Memoria Histórica aprobada hace once años por el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. El proyecto de ley elaborado por el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), que será el punto de partida de la nueva ley, prevé la censura de los libros y publicaciones que supongan una justificación del régimen de Franco.

Por extensión, se condenará el propio alzamiento militar, y cabe pensar que cualquier juicio que suponga una crítica a la Segunda República, y que por tanto pueda considerarse una exposición de motivos para el golpe de Estado. Lo mismo ocurrirá con la exposición de los crímenes del bando republicano. O con las críticas a la oposición a Franco.

En realidad, una vez le damos a Emmanuel Goldstein (personaje de 1984 de Orwell, principal enemigo del régimen totalitario gobernante) el nombre de Francisco Franco, resulta muy difícil saber qué se puede decir y qué no. ¿Se podrá señalar el valor de las contribuciones a la cultura durante las tres décadas y media de dictadura franquista? , ¿será delito recabar los datos económicos posteriores al Plan de Estabilización y la apertura económica del régimen? , ¿quedará fuera de la ley recoger el modo en que le dio la vuelta a su posición internacional desde el aislamiento casi total tras la II Guerra Mundial?

El proyecto de ley prevé hasta cuatro años de prisión y quince de inhabilitación por escribir lo que está prohibido sobre el franquismo o la Segunda República

Todo esto ha de quedar muy claro. Los historiadores y los que nos dedicamos a escribir sobre lo que acaece tenemos que contar con una guía que nos diga qué podemos escribir y qué no. Por nuestra propia seguridad, es decir, porque a nadie le entusiasma salir de un juzgado con una condena de hasta cuatro años de prisión, y quince de inhabilitación, tal como está previsto en la proposición de ley, por haber escrito lo que no está permitido. Este es el modo en que el PSOE lucha contra una dictadura fenecida hace cuatro décadas: implantando la suya propia.

Para que los criterios queden meridianamente claros y los serviles, entre los que no me cuento, puedan atenerse a ellos con fidelidad, es necesaria una Comisión de la Verdad. Y esta es una de las propuestas realizadas por la delegada de Baltasar Garzón en el Gobierno. La comisión es cosa de este ex-juez prevaricador. Él, campeón de saltos del orden jurídico, él que quiso saltarse la ley de Amnistía y organizó un teatro judicial que sólo pudo concluir al “averiguar” que Franco estaba muerto, es quien ha inspirado esta comisión.

El PSOE quiera luchar contra la dictadura de Francisco Franco en 2018, tras 43 años de su extinción, con una ley propia del franquismo

No deja de ser muy revelador que el PSOE quiera luchar contra la dictadura de Francisco Franco, en 2018, con una ley que, mutatis mutandi, estaría bien vista por el propio dictador. Y que sea mirándole a la cara al régimen de 1936, pero 82 años después, cuando tímida pero firmemente el PSOE comience a mostrar su inclinación, feroz, reprimida, quizá libre de nuevo, por la dictadura.

Como lo es que esta sociedad adocenada no se escandalice ante la mera posibilidad no ya de que se impongan duras penas de cárcel por expresar ideas, sino simplemente porque se pueda prescribir una verdad oficial a la que todos debemos asimilarnos. ¿Qué verdad es esa, además? Una verdad que teme a la verdad, una historia que teme la Historia, un dictado que se dice antidictatorial, un progreso hacia la censura más descarnada.

Es revelador que la sociedad no se escandalice porque se impongan penas de cárcel por expresar ideas o porque se prescriba una verdad oficial obligatoria

El Gobierno, ya lo ha anunciado el guiñol de Baltasar Garzón, intentará ilegalizar la Fundación Francisco Franco. Es de esas medidas injustas pero fáciles. Cuentan con que nadie, en el fondo, va a salir en defensa de una institución que lleva el nombre de un dictador. Pero por un lado, tienen todo el derecho a defender el legado de Francisco Franco, de su régimen y de lo que les dé la gana, porque para eso tienen un derecho, en el que probablemente crean tanto como los socialistas, que es el de la libre expresión.

Aquí tenemos de líder político a un adorador de Lenin, y todos entendemos que tiene todo el derecho a ser todo lo miserable políticamente que desee. Sólo que, en el caso de Pablo Iglesias, tiene no sólo la pretensión sino la oportunidad de ser él el verdadero Lenin español, y someternos a todos a su dictadura de progreso. ¿Puede Iglesias, no sólo admirar a un dictador sino adoptarlo como modelo para nosotros, y no van a poder hacerlo los nostálgicos de Franco?

Una vez roto el dique a los abusos del poder, caerá sobre todos nosotros, un torrente de censuras, prohibiciones y penas

Y ni siquiera es esa la cuestión. Una vez roto el dique a los abusos del poder por la grieta de la Fundación Francisco Franco, caerá sobre nosotros, sobre todos nosotros, un torrente de censuras, prohibiciones y penas. Y esto también es como decir que el sol saldrá mañana por el este.

Foto por Nonsap Visuals


Si este artículo le ha parecido un contenido de calidad, puede ayudarnos a seguir trabajando para ofrecerle más y mejores piezas convirtiéndose en suscriptor voluntario de Disidentia haciendo clic en este banner:

29 COMENTARIOS

  1. Al asumir la derecha las propuestas de la socialdemocracia, la izquierda se ha quedado sin programa, sin banderas, ni siquiera puede esgrimir la libertad, más bien la pretende restringir con esta absurda ley. Para poder hacer algo de izquierda ante su decepcionada parroquia ahora pretende ir contra Franco y los franquistas.
    El ataque al franquismo, algo que realmente es inexistente, la izquierda no lo considera un ataque a un fantasma, sino un ataque al sistema, a la Constitución, que consideran franquista. Considera la extrema-izquierda junto con los separatistas que para empezar a derrocar el sistema, es necesario identificarlo con el franquismo, y a partir de ahí las cosas pintarán más fácil hacia una ruptura revolucionaria. El PSOE, como partido de izquierda dentro del sistema, hace una importante tontería con esta ley supuestamente anti-franquista, pero realmente anti-sistema, anti-constitución. Al PSOE y a todos los españoles no nos conviene este anti-franquismo fantasmal.
    Es necesario que Franco siga en su tumba actual, y que se mantenga la cruz del Valle de los Caidos para que los españoles tengamos presente lo que fue la guerra civil, y que no nos conviene repetirla. No por desenterrar a Franco, o derruir la cruz el PSOE va a ganar la guerra civil. Lo que si puede ganar el PSOE es que sus socios populistas de extrema-izquierda le quiten de en medio cuando las cosas se radicalicen, cosa muy probable.

  2. “El PSOE quiera luchar contra la dictadura de Francisco Franco en 2018, tras 43 años de su extinción, con una ley propia del franquismo”
    Bien visto, José Carlos. La lucha contra el franquismo siempre ha sido uno de los temas estrella del PSOE. Si le digo la verdad, cuando desde el gobierno propusieron ponerse manos a la obra con la exhumación del caudillos y todo el bla, bla, bla siguiente, me pareció estupendo zanjar de una vez por todas el tema. Pensé que, ya que muerto el perro no se había acabado la rabia, tal vez si conseguían librarse de sus huesos, los que al final podríamos descansar en paz seríamos nosotros, ciudadanos españoles de bien , a los que ni nos va ni nos viene el tema. Pensé que, cuanto más pronto se zanjara el tema más pronto podrían agilizarse otros temas de interés en la agenda política y sobre todo pensé que, el franquismo y el guerracivilismo para el PSOE dejaría de ser ipso facto el comodín manido y recurrente, que lo mismo sirve para arreglar un roto o un descosido o también para enmascarar la falta de iniciativa política. Pero ya veo que con librarnos de los huesos del dictador no va a ser suficiente, también quieren condenar su alma y su memoria al más absoluto ostracismo.

    • Comprendo la tentación, producto del hartazgo, de “zanjar de una vez por todas el tema” de los restos de Franco.
      Pero como bien denuncia el art., lo anterior solo es el primer paso del PSOE en su indisimulada, en tanto que anunciada, decisión de imponer por obligación y bajo amenazas su visión de la Historia y por tanto su propia ideología: 1º es sacar a Frando de su tumba, 2º castigar por Ley cualquier opinión favorable al régimen franquista, y 3º castigar por Ley cualquier opinión crítica con el progresismo: desde el cambio climático a la ideología de género, etc, etc.
      Con la exhumación de los restos de Franco, solo están tanteando la reacción de la “derecha” española hacia sus pretensiones de imponer la censura por Ley contra sus críticos ideológicos.

      • No se trata de castigar “cualquier opinión favorable al régimen franquista”, no, de lo que se trata es de castigar cualquier opinión contraria a su “verdad” histórica. Por ejemplo Salvador de Madariaga, acuñador de la expresión “primavera sangrienta” para referirse a la de 1936, no opinaría favorablemente sobre el régimen franquista, pero tampoco estaría de acuerdo con la visión oficial que considera la II República, en particular desde febrero del 36, como un régimen democrático, ni tampoco consideraría al bando llamado republicano como defensor de la democracia y las libertades. Por lo tanto su opinión iría en contra de la ley de memoria histórica y podría ser sancionado

        • Brigante: creo que ambos estamos de acuerdo en que la ley “contra el franquismo” solo es un paso más en su camino hacia la tiranía.
          De hecho, iniciaron este camino desde el inicio de la etapa democrática con asuntos tan aparentemente inicuos como el cambio de nombres de calles o la retirada de símbolos franquistas.
          A mí, que ya me engañaron una vez en aquella época en la que era un adolescente ignorante de la Historia de mi país, no me van a volver a engañar con su piel de corderos.
          Si finalmente triunfan, como han hecho hasta ahora las tesis progresistas, llegará el día en que un sitio como este de Disidentia estará prohibido.

  3. Excelente art.
    Los perdedores de la G.C. española (socialistas, comunistas e independentistas) intentado por todos los medios, como ya hicieron sus antecesores del 36, achantar, acallar y expulsar de la vida pública a quien no comulga con su ideología totalitaria.
    Como los que nos consideramos españoles no espabilemos y les plantemos cara donde sea menester, empezando en el debate público y terminando en las urnas, esto va camino de terminar como en el 39, con la diferencia de que hoy no tenemos un Franco de nuestro lado.

  4. Si ha de ocurrir lo que pronostican, iré con ustedes a la calle, al juzgado y a la cárcel. Propongo, mientras tanto, que se desclasifique la documentación existente de tan glorioso pasado y, a ser posible, hasta la reciente abdicación real. A lo mejor con ello, la perversa, per se, izquierda quedará retratada. A lo mejor, no. A lo mejor, sus dulcificadas visiones de un periodo negro de nuestra historia, cojan contraste. Para la liberalidad que se supone que se defiende y persigue en esta publicación con semejantes aprobaciones de la no tan mala dictadura de Franco (un fascismo débil, como le gusta a Brigante), Maquiavelo debería ser su referente. Citar a G. Orwell me parece impropio. El comunismo, es todo uno, y además, es la izquierda (siempre y únicamente ansiosa de poder). Stalin, es comunista. Franco, no era fascista, únicamente los utilizó, pero para salvar a la EspaÑa católica y pura, mediante una dictadura, que tampoco lo fue, o no tanto como la de Hitler, al que además supo manejar con mano diestra mientras nos administraba con mente preclara y mano dura, que tampoco tanto; si hubieran ganado los rojos, puff, eso si que hubiera sido una dictadura. Y hale, ahora a defender la libertad, esa por la que Franco lucho y tuvo a bien administrar.
    Orwell, denunció el totalitarismo, combatió el fascismo y el nacional catolicismo. Por favor, calmen esos ánimos, que el levantamiento del 36 no fue, ni será nunca, un triunfo del liberalismo/libertarismo. Si tanto miedo les da la desinformación en torno a la dictadura española, soliciten a este gobierno, como se debiera haber hecho a todos los anteriores, que desclasifiquen la información y, ya luego, en la trena, charlamos de lo que sea.
    Un saludo

    • No maree la perdiz ¿está usted a favor de que el Estado a través de una Comisión de la Verdad establezca una “verdad” histórica? ¿Sí o no? ¿Está usted a favor de que se puedan imponer penas de cárcel o sanciones administrativas al discrepante de esa “verdad”? ¿Sí o no? Es muy sencillo, no hay que darle tantas vueltas. O se está a favor o se está en contra
      PD. La apelación a Orwell es evidente, pero claro para entenderlo hay que haber leído a Orwell y no limitarse a las referencias que podamos encontrar en internet.

      • De lo que usted señala, estoy en contra. ¿O es que no ha entendido la primera frase de mi comentario?. Eso sí, pongo en duda su terca, unívoca y preestablecida visión de la realidad. El artículo sostiene que, como pudo predecir la propuesta de exhumación del dictador, puede predecir, incluso con aparente satisfacción masoquista, su más o menos rápida encarcelación por defender la libertad de expresión y, mientras tanto, hace un repaso apologético de nuestra hermosa dictadura.
        En orden de importancia, considero fundamental defender la libertad de expresión pero, incluso antes de tales defensas, considero un imperativo la búsqueda de la coherencia por lo que, como no paro de hacer constar en esta publicación, me aterra el ejercicio de la libertad de expresión y su exigencia para alabar descaradamente un régimen filofascista (no se me vaya usted a molestar). ¿Que con Franco se realizaron avances y pudo tener aciertos? Carajo, y con quién no. Pronto leeré por estos lares que al menos en los campos de exterminio no se extendió la tan contemporánea lacra del sobrepeso. Algo bueno tenían que tener.
        Y, sí, por lo que dice internet, parece que Orwell tenía un compromiso bastante admirable por la coherencia moral, por lo que infiero que además de defender la libertad de expresión con usted también discutiría lo adecuado de citarle para sostener filias que detestaba.
        Ilegalizar la fundación FF? No creo que sea el camino. Subvencionarla, tampoco. Encarcelar a alguien por su opinión, por componer una canción, por hacer un chiste, por sedición? un horror con el que llevamos conviviendo, y ustedes, a veces, aplaudiendo, ya un largo tiempo.
        Un saludo

        • Cucurruqui desvaría directamente. Es imposible tener una conversación medianamente razonable con usted, además es bastante faltón. Usted está por encima del bien y del mal y decide lo que pensamos y creemos los demás y nos acusa de cosas tremendas, somos todos muy malos, fascistas terribles que odiamos la libertad de la cual usted es custodio. En fin le seguiré leyendo porque me hace gracia como echa la bronca a todo el mundo, es un personaje cómico de esos que pululan por internet con sus comentarios y sus moralinas, pero en el fondo no es más que un vulgar charlatán de feria.

          • Gracias por aceptar de tan buen grado mis peroratas, Brigante. Sin duda, esa actitud le honra.
            Si no es molestia, añada “cínico” a mi modesto curriculum y obtendrá un retrato con el que me siento plenamente identificado. Y, antes de abandonar la esquina de discursos, me gustaría pedirle otro pequeño favor. ayúdeme con su magnánima retórica a eliminar a mi feroz competencia en esta distinguida publicación liberal.
            Muchas gracias y un saludo

          • Usted solito se las apaña muy bien, no necesita ayuda de nadie. Suelte una de sus largas epístolas morales, échele la bronca, y no se olvide de echársela también a Disidentia y al articulista en cuestión, saque a Franco a pasear, sea cual sea el tema (todavía recuerdo con alborozo cuando relacionó las primarias del PP con Franco), llámele fascista nacional católico pero que no es fascista, haga alguna mención al catolicismo y su relación con el darwinismo social (a mí esto me descolocó totalmente) asómbrese de que el periódico no siga la línea que usted considera que debe seguir (¿por qué no hace un blog o crea su propio medio en internet?) y simplemente por aburrimiento su “feroz competencia” desaparecerá

      • “No maree la perdiz ¿está usted a favor de que el Estado a través de una Comisión de la Verdad establezca una “verdad” histórica? ¿Sí o no? ¿Está usted a favor de que se puedan imponer penas de cárcel o sanciones administrativas al discrepante de esa “verdad”? ¿Sí o no? Es muy sencillo, no hay que darle tantas vueltas. O se está a favor o se está en contra”

        Apreciado Brigante, me rindo ante su elocuencia de argumentación y también ante su paciencia con el amigo Cucurruqui, que es más dado a irse por las ramas o por los cerros de Úbeda.
        Les he seguido en otros hilos y suscribo tanto sus planteamientos y sus atinadas observaciones, Brigante, que de hecho, se me hace innecesario intervenir.

    • Yo era rojo y socialista en el año 1974, tenía catorce años, mi trabajo en la clandestinidad era pasar libros a muchos cobardes que luego fueron diputados, traidores y corruptos, libros que no se editaban en España y que yo intentaba comprender, recuerdo que cuando leí el capital pensé que era un magnífico manual de negocios, como ve, era libre y apuntaba maneras. Quizás los únicos motivos que yo tenía para ganarme una detención y una bronca familiar por tener aquellos libros y prestarlos clandestinamente eran la censura franquista y la estricta moral social aprendida que casi nadie practicaba y un deseo de una libertad que no sabía muy bien lo que era. Cuarenta y cuatro años más tarde un dictador ilegítimo pretende que yo, que con catorce me jugaba el tipo por leer libros que ha sido sano olvidar, vuelva jugarme el tipo por leer o escribir lo que me de la gana. Yo creo que el problema de los españoles es que no tiene ni puta idea de lo que es la libertad, si lo supieran Sánchez ya no estaría de presidente.
      Como se lo suficiente de política como para adelantarme a la jugada le diré esto son cortinas de humo peligrosas, muy peligrosas. En España no hay libertad desde hace muchos años, desde la ley Belloc, más restrictiva que las franquista, todos los demás gobiernos han restado libertades. Están tardando Sánchez y Pablemos en derogar la ley mordaza. A que si. Por favor no sea usted ciego.
      Aparte de hacerse daño usted hace daño a toda la sociedad. Abra los ojos.

    • Aquí nadie dice que el régimen de Franco fuera excelente, yo estaba en contra pese a mi corta edad, los hombres nacen libres y siempre quieren más. El problema es que la llamada democracia las únicas libertades que trajo fueron el divorcio primero y el aborto más tarde, nada más, permitió el terorismo y el nacionalismo algo contrario a la libertad política, y la libertad política se redujo a participar por designación directa de un jefe de partido en el ordeño del estado. Las libertades individuales fueron reducidas, como yo era clandestino conocía bien lo que se podía o no se podía hacer en 1973, 74, y 75. Fueron más represivos 1976 y 1977. Cuando llegan mis ex-colegas al poder en 1982 el destrozo de las libertades individuales es brutal, derechos que con Franco existían los invirtieron de un plumazo, le pongo un ejemplo, con Franco no existía que la palabra de un policía tuviera mas veracidad que la de un ciudadano, los juristas franquista sabían que los dos pueden mentir, por lo tanto lo que se juzgaban eran los hechos no la palabra. ¿Le parece poco?
      Pues poco a poco se ha pervertido la libertad en esta democracia de mierda, todos los años nos han regalado algo similar, le ley de violencia de género, absurda, siguen las mismas muertes, 0,7 por millón, como siempre, y así seguirá mientras los españoles seamos los más equilibrados de Europa, somos a los que menos se nos va la pinza con la parienta. Son tantas y tantas leyes las que se han hecho para reducir la libertad de los españoles que es un trabajo ingente enumerarlas, la mayoría por parte del PSOE.

      Como le digo, yo conocía de memoria mis derechos en 1974, ahora tengo muchos menos, miento ahora puedo votar a destructores de la nación. Genial.

  5. Todo esto sólo hace dar la razon a Franco: el psocialismo es una gangrena que hay q extirpar sino tumoriza toda la nación.

    Otra cosa: no meterán a nadie a la cárcel. Con multas dinerarias será suficiente para que la gente empiece a autocensurarse.

    ¿ Dónde quedó aquel slogan de ley mordaza ? Estamos ante una ley del terror.

    • “…el psocialismo es una gangrena que hay q extirpar sino tumoriza toda la nación”
      Bueno, amigo, yo no diría tanto, aparte que, si lo decía el caudillo seguro que ellos se sentirían orgullosos y pensarían que están en la buena senda. En mi opinión, son oportunistas, hipócritas, desleales y traidores. Han demostrado por activa y por pasiva que no son de fiar, que hoy digo digo y mañana digo diego. Fíjese en Cataluña, el PSC ha pactado con todos grupos parlamentarios habidos y por haber, desde el PP hasta la CUP, con una falta de principios apabullante. Hay un sketche musicla de Iceta, a lo Madona, que hicieron los del programa polônia y que ilustra a la perfección lo que comento.
      Aprovecharon la carámbola de auparse en el gobierno de la nación y no perderán oportunidad de hacernos comulgar con sus ruedas de molino, sin importar en quién se apoyan, a quién le deben favores ni a quién tienen que llevarse por delante. De forma soterrada y camuflada, eso sí, porque no tiene webs de decir abiertamente que se la han jugado al rey emérito sacando a la luz esa filtración de vergúenza ajena en la que nos llaman idiotas a la cara. Y la ministra Cela disimulando y diciendo que no opinan de eso tan “antiguo”, cuando saben perfectamente que esa oportuna filtración beneficia y satisface a los nacionalistas, especialmente a los resentidos Torra y cía por el “desprecio” que según ellos el monarca hizo a Cataluña en su discurso después del 1-O.
      Por mucho que los socialistos intenten despistar y desvincularse de esa filtración, el CNI ha cambiado de manos y está en sus manos. Y no solo eso, a quién beneficia claramente es a los nacionalistas. La única diferencia entre los populares y los socialistas es que siendo la misma mie.da, los segundos tienen más habilidad para camuflar sus fechorías y de forma incomprensible, caen más en gracia.

  6. Por qué Orwell? Su 1984 está basado en una novela anterior “we” del ruso Yevgeny.
    Se nota que somos parte del imperio anglocabrón…

  7. Mi pronóstico es que el PSOE logrará cincuenta diputados en caso de convocar elecciones. Lo peor de este auto-golpe de estado desarrollado por el PSOE sirviéndose de los nacionalistas es que casi nadie se entera que estamos sencillamente en la tercera fase del mismo y aún faltan dos. Hace un año para cualquier persona perspicaz políticamente era fácil adivinar cómo se desarrollaría el año siguiente. Esto era un auto golpe de estado desarrollado por el propio estado, no sabíamos muy bien si era para desgastar a Rajoy y justificar la moción posicionando al PSOE en el gobierno sin urnas o para desgastar a los españoles ante una reforma constitucional corrupta a puerta cerrada o ambas a la vez. Todo indica que el PP también estaba al tanto y Soraya más. El objetivo último es salvar Vasconia y Cataluña frente a la crisis de deuda y que el resto de regiones se hagan cargo de los intereses, aceptando un empobrecimiento de la nación, que mejor fórmula para eso que un gobierno chavista o hitleriano quema libros. La inmensa mayoría de españoles no están por la labor pero para eso están los medios periodísticos afines, todos o casi todos y las encuestas cocinadas hasta el vómito como las de hoy del periódico EL Mundo.
    Todos sabemos el estado de ánimo de la mayoría de los españoles, la repulsa a este gobierno fascista, golpista e ilegítimo. A Sánchez solo le queda proteger al Rey y a su padre y de esta manera llegar a la cuarta fase del golpe. Mejor que no lleguemos a la quinta antes de las elecciones, de momento pasta a mansalva para los golpistas y más competencias, de los ERES y cursos de formación nada de nada, que asco de periódicos, se funden miles de millones en putas y gambas sindicatos, partidos políticos y asociaciones varias destinados a la formación profesional de los más desfavorecidos para elevar su capacidad profesional y aquí se hacen encuestas sobre la profanacion de tumbas.
    Yo aún no estoy domado, y cuatro años en la cárcel por defender la libertad no me los quita nadie, con Franco me pasé unas horas arrestado, tenía catorce años y me soltaron, experiencia ya tengo, y me quedé con las ganas de ser un mártir de la libertad, le doy las gracias a Sánchez por darme esta segunda oportunidad tras convertirme en orgulloso español, facha, franquista y machista.
    En las urnas nos veremos querido Ilegítimo, o en las calles.

    • En efecto, es un autogolpe. Los golpistas catalanes son los que dan la cara sabiendo que son respaldados por Soraya y Sánchez. Ahora tratan de dar jaque al Rey.

      “La defensa de Puigdemont pide “desactivar” a Vox: “El Gobierno tiene mecanismos para hacerlo””
      – Seguir leyendo: http://www.libertaddigital.com

      • Escuché las declaraciones del “ilustre”, el disparate era de tal calibre que pensé que iba dirigido más a la parroquia nazionalista que a VOX. Lo que nos tiene que preocupar es que VOX no sale en la encuesta de El Mundo. Eso es más preocupante por la manipulación periodística, encuesta encaminada a apoyar a Soraya más que a dar una información veraz, yo calculo que VOX debe andar por los veinte diputados en estos momentos, aunque es muy pronto para que las encuestas sean fiables, antes el PP tiene que tener candidato. Como salga Soraya tenemos reforma constitucional a puerta cerrada antes de las próximas elecciones. Quinta fase del auto golpe de estado, y ya está la ensalá.

  8. Esto tiene la triste ventaja de poner en evidencia el carácter totalitario del PSOE, antes y después de Franco.

  9. Yo juraría que eso de imponer una forma de pensar, y castigar con penas de cárcel a quien lo ponga en duda, lo he visto en anteriores sistemas de gobierno… ¿Puede ser en las dictaduras?.

    • Efectivamente, McCleallan. las dictaduras y sistemas totalitarios tienen la fea costumbre de imponer una forma de pensar y de castigar con penas de cárcel a quien osa ponerla en duda o contrariarla. Claro que los dictadores vivos que operan legitimamente en los llamados “sistemas democráticos” camuflados en el Estado de Derecho tienen más peligro y peor pronóstico.

  10. “que esta sociedad adocenada no se escandalice ante la mera posibilidad no ya de que se impongan duras penas de cárcel por expresar ideas, sino simplemente porque se pueda prescribir una verdad oficial a la que todos debemos asimilarnos”.
    Esto es lo terrible, una sociedad que acepta la CENSURA de palabra y pensamiento,

  11. Quien controla el presente, controla el pasado y quien controla el pasado controlará el futuro. Esto lo sabe la izquierda mientras que la derecha no se entera. La manipulación constante de la historia con el objetivo de indentificar a la izquierda con el bien y a la derecha como el mal, es fundamental para la izquierda. A esta le importa muy poco la gestión política, el gobierno por el bien común, lo que persigue la izquierda es el poder, y el poder lo consiguen mediante el predominio absoluto en el mundo de la cultura y las ideas. Da igual si durante ciertos periodos no gobiernan, lo que importa es que durante esos periodos no se modifique el discurso ideológico y cultural, ya sea en el ámbito de la historia o en cualquier otro ámbito. Esta batalla la tienen ganada, a lo ocurrido en estos últimos seis años me remito, y están muy cerca de ganar la guerra.

  12. Sánchez ha tardado poco en hacer público su programa: Creación de una orwelliana Comisión de la Verdad, exhumar huesos, censo de víctimas y búsqueda de desaparecidos hace 80 años, censura de símbolos y topónimos, ilegalización de asociaciones y organizaciones, leyes desde una perspectiva de género, buena sintonía con los nacionalismos periféricos, justicia universal, solidaridad con África y… aumento de la presión fiscal.

    Toda una forma de gobernar basada en consensos, pactos y gestos a cual más absurdo y disparatado, todo rematado por el inevitable confisco fiscal. Dechado de ausencia de sentido de estado y visión de futuro que llevará el país a la quiebra y quién sabe si a un retorno a 1936.

    Y piensa quedarse hasta 2020. ¿Qué puede correr mal?

  13. Todos estos desmanes (que aún son mucho menos que los que está haciendo el Reino Unido por ejemplo) deben servirnos para aprender otro camino. La reacción social a esta tendencia totalitaria tiene que encauzarse a construir otra cosa: una red de países aliados capaces de defender con todos los medios necesarios sus fronteras y dentro de ellas, la libertad y la democracia. España y los españoles tenemos que liderar esta nueva civilización, no dejar que nos metan en una guerra civil o una balcanización.

Comments are closed.