No hace mucho, un directivo calificó de loca a una persona. En aquel momento no sólo me pareció fuera de lugar, sino que no entendía por qué le parecía loca cuando en realidad hacía lo correcto. No tardé mucho en descubrir a qué se refería exactamente quien calificó de “loca” a esa persona. De hecho, hoy me maravillo de la claridad del significado. Para él, loco era sencillamente cualquiera que pretendiera hacer las cosas de forma diferente. Es decir, quien aspirara a ser libre e independiente.

El loco y el político

Así, loco, por ejemplo, es quien le trae sin cuidado que un petimetre, perteneciente a un partido político con poder, descuelgue el teléfono o envié un email y proteste airadamente al gran jefe de un diario para, de manera implícita, pedir en bandeja de plata la cabeza de algún plumilla insolente. Por el contrario, cuerdo es todo gran jefe que atiende la petición con diligencia y, además, se deshace en disculpas y explicaciones, y que le vayan dando a la libertad de prensa.

Si no inclinas la cerviz ante argumentos tan elaborados como “o te callas o te vas a la calle”, estás para que te encierren

Dicho de otra manera, si no inclinas la cerviz ante argumentos tan elaborados como “o te callas o te vas a la calle”, estás para que te encierren. Porque discrepar y criticar a quien ostenta el poder es propio de locos. Bueno, siendo sincero diré que se puede criticar, pero nunca “a lo loco”. Se ha de hacer con intención, beneficiando a un tercero que, por lo general, nos cubrirá las espaldas. Y es que hacer la guerra por tu cuenta sin tener un caballo blanco que te proteja te hará acreedor al cum laude de la demencia.

La política, los locos y los ciudadanos estúpidos

El loco y el largo plazo

Loco, por supuesto, es también el que piensa más allá del corto plazo, cuando la norma es hacerlo en el corto. No importa que, a todas luces, hacer los segundo signifique pan para hoy, pero hambre para mañana, tal y como ha sucedido con el sistema de pensiones. Lo importante es el ahora, por más que sepamos que lo que hagamos hoy pueda significar un desastre en el futuro.

Lo importante es el ahora, por más que sepamos que lo que hagamos hoy pueda significar un desastre en el futuro.

El caso es ir tirando. Y el que venga detrás que arree. Porque el cuerdo es un tipo listo y sabe que hoy está aquí, pero mañana no. Y las reclamaciones, al maestro armero.

El loco desconfiado

Loco es, a su vez, quien se atreve a denunciar los excesos de una Administración que, lejos de servir a las personas, se dedica a intimidarlas y expoliarlas. Porque, si a lo que parece, hemos de mantener un Estado enorme al servicio de los partidos políticos, sus redes clientelares y los mil y un grupos de presión que pastelean los presupuestos, pretender que no se extralimite es estar como una regadera.

No nos engañemos, las personas corrientes somos por lo general demasiado estúpidas como para saber lo que nos conviene

El burócrata, por más que atienda a sus propios intereses, tiene una sabiduría inaccesible para el común de los mortales, y eso le da derecho a ser omnipresente. No nos engañemos, las personas corrientes somos por lo general demasiado estúpidas como para saber lo que nos conviene. No sabemos comer, no sabemos comprar, no sabemos invertir, no sabemos gestionar, no sabemos convivir, no sabemos votar y, en general, somos un perfecto desastre.

El loco que protesta

Es también de locos protestar cuando un ayuntamiento te dice en qué dirección puedes caminar y en qué dirección está prohibido hacerlo. En cambio, si eres una persona cuerda, sensata, inteligente y a acorde con tu tiempo, estas cosas te parecerán no ya normales sino mucho más que necesarias. Al fin y al cabo, se trata de evitar que los peatones, cargados de bolsas, circunstancia que los hace todavía más peligrosos, colisionen en cadena con resultados potencialmente devastadores.

El loco insensible

Y qué decir de la sublime locura de quienes ven en las políticas de género, tan en boga en estos días, una excusa para incrementar el gasto y ampliar aún más las redes clientelares de los partidos y también el número de académicos, politólogos y expertos que pastan en el presupuesto.

El cuerdo, que es un tipo dotado de una sensibilidad y empatía exquisitas, dispone de sesudos estudios, subvencionados por él mismo, que le hacen ser clarividente

El cuerdo, que es un tipo dotado de una sensibilidad y empatía exquisitas, dispone de sesudos estudios, subvencionados por él mismo con el dinero del contribuyente, que le hacen ser clarividente. Y sus conclusiones son por tanto inapelables. Por eso tiene razón cuando afirma que no entendemos lo que debe ser una mujer en el siglo XXI; de hecho, no lo saben ni las propias mujeres. Así pues, necesitamos que nos eduquen.

El loco machista

Por supuesto, es de locos pensar que la gente, de motu proprio, puede convivir, gestionar sus conflictos, llegar a acuerdos e, incluso, repartirse las tareas sin que unos abusen de otros, puesto que, en el caso de los hombres, descendemos de cazadores, recolectores y guerreros, y en nuestra impronta está comportarnos como cabestros. Mientras que las mujeres, como su raíz evolutiva nada tiene que ver con cazar, recolectar o dar mandobles a diestro y siniestro, son por definición almas cándidas, seres débiles y carentes por completo de carácter, y por lo tanto han de ser protegidas por el legislador en todos los aspectos imaginables.

La política, los locos y los ciudadanos estúpidos

El loco y el infinito

Que todas las ocurrencias de los cuerdos relacionadas con nuestro sexo puedan derivar en indeseados conflictos, discusiones y competiciones de supuestos agravios entre personas, también dentro de las parejas, incluso de las familias antaño bien avenidas, es un daño colateral que vale la pena asumir, por nuestro bien… y por el bien de un mayor gasto público.

Las posibilidades presupuestarias que ofrece la lucha contra discriminaciones infinitas son igualmente infinitas

Las posibilidades presupuestarias que ofrece la lucha contra discriminaciones infinitas son igualmente infinitas. Lo cual es maravilloso. Y hay que estar muy loco para no aprovecharlo.

El loco y la discriminación

Lógicamente, siendo todo lo anterior indiscutible, se comprende que para el cuerdo lo más urgente sea combatir la desigualdad y, muy especialmente, ese hallazgo que es la brecha salarial entre hombres y mujeres, contra la que los burócratas llevan luchando denodadamente décadas y gastando una cantidad ingente de recursos. Lo de menos es que, analizado en profundidad el presunto problema, existan vectores clave que nada tienen que ver con la discriminación. Lo importante aquí es generar estadísticas agregadas que mantengan viva la lucha e imponer la igualdad de representación como meta. Al fin y al cabo, como en términos absolutos la igualdad de representación es un imposible, el político podrá seguir gastando indefinidamente.

La loca y alienada

Que algunos hombres no entiendan los desvelos de tanta y tan bienintencionada cordura entra dentro de lo esperado; es su miedo y egoísmo lo que los impulsa a resistirse. Pero si usted es mujer y, contra todo pronóstico, le sucede lo mismo que a esos neandertales, lamentablemente será porque también usted está loca. Y, además, alienada. Pero no se angustie, el desinteresado político le prescribirá un tratamiento… a cargo del presupuesto.

Si no tenemos cuidado, podría ocurrir que las magnitudes se inviertan y los locos terminen gobernando

Como verá, querido lector, estar loco hoy día es bastante más fácil de lo que a primera vista parece. Conviene, por tanto, extremar las precauciones. Porque si no tenemos cuidado, podría ocurrir que las magnitudes se inviertan y los locos terminen gobernando. Y no se me ocurre mayor locura que vivir en una sociedad donde las personas piensen por sí mismas y tomen sus propias decisiones. Menudo infierno para la gente que se dice a sí misma “cuerda” y vive de ese dinero público que, como todos sabemos, no es de nadie.


Hazte Mecenas Disidente

Disidentia es un medio totalmente orientado al público, un espacio de libertad de opinión, análisis y debate donde los dogmas no existen, tampoco las imposiciones políticas. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Sólo con tu pequeña aportación puedes salvaguardar esa libertad necesaria para que en el panorama informativo existan medios disidentes, que abran el debate y marquen una agenda de verdadero interés general. No tenemos muros de pago, porque este es un medio abierto. Tu aportación es voluntaria y no una transacción a cambio de un producto: es un pequeño compromiso con la libertad. Muchas gracias.

38 COMENTARIOS

  1. De entrada, Sr. Benegas, lo leo con interés y me cae usted muy bien. Mi nota es constructiva por tanto.

    Al hilo de los comentarios de sendas damas expresando su hartazgo con el monotema del género en este ¿blog premium? ¿ foro de intelectuales disidentes ? ¿ periódico digital innovador ?

    Las preguntas, aunque pudieran parecerlo, no son retóricas. ¿ Qué es Disidentia ?

    Si desde Disidentia pretenden cambiar el modelo de la prensa digital, mediante pago de sus suscriptores, “mecenas” como quieren llamarlos, creo que, permítame la observación, están en la línea equivocada. Sinceramente, es este mundo de satisfacción inmediata y “transaccional”, el mecenazgo, algo diría existencial y a largo plazo ( como el que planta un árbol ), no cala en la masa, aunque sea la masa disidente.
    La gente paga ( pagamos, me incluyo ) por prestación de servicios. Y no creo que obtengan fieles pagadores si ese servicio no deja de ser un blog, con los mismos tópicos de siempre, exprimiendo al máximo los temas autoflageladores de esta sociedad vacía, y con unos comentaristas que siempre son los mismos.

    Si quieres suscriptores y no comentaristas ociosos o trolls con oscuras intenciones, den el salto al periodismo valiente y publiquen verdades, investiguen, vayan al “huevo” del asunto.

    Como ejemplo, que hay una campaña feminista agresiva es evidente, no hay mas que tener ojos y oídos; que esta campaña lesiona las relaciones, diría “humanas”, entre hombre y mujer para convertirnos en no se qué, pues no hace falta publicar variantes de la misma entrada varias veces. Lo que interesa saber, es por qué, para qué, y quién alimenta estas campañas.

    Y como este ejemplo, muchos más.

    Saludos

    Sin acritud….

    • Gracias por su comentario.

      El problema es querer descubrir Spectre cuando la realidad es bastante más evidente y fácil de poner al descubierto. Y para eso no hace falta montar ningún diario, basta con desempolvar un poco la ciencia política, la de verdad, no el remedo actual que pretende pasar por empírico. En el post de la violencia estructural tiene usted la razón. Y en este la coletilla. El presupuesto, el presupuesto… y la liquidación de la autoridad (que también hemos tratado aquí). Como verá, la investigación tiene diferentes formas. Nosotros tenemos la nuestra propia. Para conspiraciones hay otros medios. Nosotros intentamos ser gente seria, aunque no siempre lo consigamos. Y pido perdón por ello. En cualquier caso, gracias por su punto de vista. Por cierto, una pregunta, ¿es usted mecenas o todavía no?

      Reciba un cordial saludo.

  2. Un artículo excelente, felicidades.
    En realidad “hay que estar loco” para no aprovechar las diferentes mamandurrias de las que provee esta sociedad a los lamebotas de lo políticamente correcto o grupos de presión de moda.

    Viendo la escasez de recursos, esquilmar el erario público se ha convertido en la forma más sencilla (y sin esfuerzo ni méritos) de proveernos ” robando” a los demás, ahora el negocio es clasificarnos, diferenciarnos, hacernos víctimas impotentes…..promoviendo la desigualdad, ante la ley y ante la repartición de la “pasta”

    Al fin lo importante es sacar VENTAJAS y PODER sobre los demás, el cuento de siempre.

    Como mujer (que vergüenza tener que justificarme clasificándome) escupo a la escalada femenina en pos del ventajismo…..pero que esperábamos?, al final, somos personas, mujeres y hombres viendo como imponerse y esquilmar a otros desde el principio de los tiempos.
    Solo que subirse al victimismo es un mal negocio a largo plazo, ser meramente una “víctima” , ponerse en ese papel, no ayuda precisamente al individuo a conseguir logros más allá del lloriqueo, estamos jugando a un juego peligroso para nosotras mismas.

    Locos y tontos son los que se quieren definir desde su individualidad no como meros entes “clasificados” allí there is no business

    • Pues sí. La aspiración de cualquier víctima debería ser dejar de serlo, no tratar de explicar el mundo y sus relaciones desde dicho victimismo. Aunque igual es más fácil lo segundo. Debe serlo.El último que apague la luz y el que venga atrás que arree.

  3. En cuanto a la lucura o el “loquismo”, me perece que es muy gordo el tema del género. Porque es el mas insidioso y el más divisivo. Porque lo es a nivel casero. Y si las familias se desunen por esto el pais está muerto.

    Entiendo las quejas y las suspicacias de las aguerridas e inteligentes foreras. Pero preguntenle como se sienten a sus respectives y allegados como se sienten ante tanto bombardeo

    • No permitiría por nada del mundo que mi familia se desuniera por una chorrada como esta del género, o por cuestiones de divergencia política.

      Claro que mi marido es mínimamente inteligente, bastante, diría. O un poco más.

  4. Por fin guerra!!!

    Benegas es muy sano que las féminas fuertes y bien plantadas y que se ciscan en el feminismo absurdo nos aticen para que no nos comportemos como unos monotematicos plañideras….esto mantiene el músculo de pensar en movimiento. Si no nos atrofiamos.

    Emme y Petra son aguerridas amazonas foreras que llevo leyendo hace casi una década. Y me divierten horrores

    Son como Camile Paglia (pero con menos arrugas….supongo)

    Emme: en cuanto a grupos de postpatriarcas ya hay….por lo menos en USA. Se llaman Proud Boys. Su fundador es Gavin McKiness…un comedian de stand up comedy.
    SU unico requisito es ser chico y que hay que estar orgulloso de la cultura occidental. E

    • ¿Guerra? oh no querida Gárgola. No estoy para guerras cual guerrera amazona frente a griegos igual de guerreros. Demasiada sangre por medio.
      Ese grupo postpatriarcal americano es un pelín de “extremoderecho”, lejos de pensar que encajen estos artículos con ellos, todo lo contrario, bien sabes que no iban por ahí los tiros y si así fuera, como también bien sabes, soy gran amante de la cultura occidental y aunque, una no quiera guerra si hay que hacerla se hace, me pongo las pilas y enseguida le desmontó el tinglado al tal Gavin McKiness con una sociedad matriarcal ginecocrática tipo de las que estudió Bachofen (tan admirado por Marx, Jung) jajajajaa espero que no bajes del tejado a darme un tirón de orejas o me tires alguna teja suelta, te aseguro que Ortega también lo admiraba , de hecho decía que era el gran hombre genial al que nadie hizo caso y fue eternamente ignorado .

      • Pues el hetairismo ese no les vendría mal a los proud boys….

        Ni flores quien era Banchofen. Gracias a san gugel y la wikimierda….

        Vaya unos prendas….Banchofen, Shelling Holderlin Hegel Kant….siempre el fokin idealismo alemán….capaz de todo!!!

        Por favor que nos salve Hume!!!

        • Si mencionara a algún filósofo que no estuviera resentido por algo -incluyo a las feministas que antes ha referido como ‘filósofas’ pues a su manera lo son- sus argumentos ganarían en peso aunque perdieran en intelectualidad.

  5. Estoy con Ud. en esto Sr. Banegas, creo oportuno, aunque sea machacón, enfrentarse a cara de perro contra la estulticia institucionalizada que persigue los votos de los (y las) incapaces de pensar por su cuenta. Ofende a cualquier intelecto estándar, que publicaciones supuestamente progresistas, y me refiero en concreto al periódico del Sr. Ignacio Escolar, den no sólo por buena, sino que reinciden contumazmente en publicar estadísticas que hablan de que las denuncias falsas de mujeres hacia hombres a los que quieren perjudicar (aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid) son un 0,00075 % de las denuncias. Esos números no se atienen siquiera a las apariciones de la virgen en puticlubs de carretera, y pretenden darlos por buenos, así como dan por buena una desigualdad salarial basada en las cuentas de la lechera entre hombres y mujeres. Dan la sensación, estos cazadores de subvenciones, que les bastaría conque se deprimieran aún más los sueldos masculinos, para presentarlo como un éxito de su denodada tarea.
    Soy independentista desde hace unos meses, porque estoy tan quemado de este segundo monotema, tras siete años de soportar la estupidez de unos y de otros, que encuentro el sececionismo como la única posible liberación de esta eterna pesadez que saca lo peor de cada uno. Quiero que Catalunya sea como Andorra o Santo Tomé y Príncipe de los que sé que existen por haberlo oído alguna vez. Además, si la masa españolista detesta y desprecia a los catalanes, ¿ a santo de qué quieren retenerles?; necesitan un enemigo interior acaso?; no les basta con el partido del gobierno y sus adláteres?
    Me extraña que 40 años de corrupción, expolio y tomadura de pelo del PPSOE, a quienes se ha sumado ahora el partido recambio del IBEX 35, no les haya hecho caer en la cuenta de quiénes son sus enemigos.

    • Anda que no va servidita Cataluña de corrupcion e ineficiencia.

      Si quiere vd. ser indepe sealo pero no espere que le tenga por persona que piensa.

      Si quiere lo debatimos, pero no soy muy optimista con el resultado del debate.

    • Como ha dicho esa buena gárgola, si quiere ser independiente sealo, pero por razones sensatas. Si me quiere contar que se pueden gobernar mejor solos yo se lo acepto. Pero que la independencia sea para huir de la corrupción, del feminismo y de un odio inexistente no se lo compro, porque no tiene ningún fundamento.

      Si tanto alaba a las personas que piensan por sí mismas hágalo usted con seriedad, porque su punto de vista también tiene argumentos de peso que se suelen cambiar por la cantinela de siempre por el miedo al qué dirán.

  6. Cierto Sr. Benegas, los periódicos con más tirada en este país, prácticamente tenemos cada día algún artículo o noticia defendiendo el feminismo y la ideología de género. Sin ir más lejos la Junta de Andalucía sacó hace pocos días que cualquiera que pida una subvención deberá hacer apología de la ideología de género.

  7. Entiendo en cierto modo la “queja” de Petra. Es cierto que en las últimas publicaciones se tocó el tema “de género” aunque fuera tangencialmente. Pero también es cierto que está de plena actualidad. De un tiempo a esta parte, no hay día en que la prensa no recoja todas las violaciones, agresiones sexuales o machistas que se producen en España, en incluso en el extranjero. Bueno, las que se producen en Suecia o Alemania son silenciadas…pero ese es otro tema…o quizá no. No sé a qué nos lleva, pero es un bombardeo constante. Yo desde luego me niego a llevar sobre mis espaldas ese “pecado original masculino” y por supuesto me niego a que el único bautismo redentor, o más bien penitencia, sea tragar y callar sin rebatir tan pobres argumentos. ¿Revisamos la expresión “motu proprio” de la primera línea en el párrafo “El loco machista”?
    Un saludo.

    • Tiene razón. Ayer me lo decía mi hijo. Estaba viendo las noticias, y en el bloque principal dedicaron más de 12 minutos a informar de abusos sexuales, acosos, violaciones y otras violencias similares.

      El acabóse vino cuando hasta los de OT se subieron al carro disfrazando al pobre del Alfred de ‘dimoni de Sant Antoni’ con un traje horrible para proclamar que él era ‘feminista’. El acabóse, el nuevo paternalismo, el hombre feminista que se disfraza cual mono para parecer entrañable y cercano al sentir de las mujeres. Mientras las niñas, calladas, alguna porque no tiene nada que decir, o vestidas en plan sexy idol,… en su papel, enseñando tetas, culos, movimientos sexis, transparencias y liberaciones a lo C. Pedroche, aunque sin pedrería barata. Y con el añadido subrayado de que TVE en horario de máxima audiencia propone una visión educativa y plural de nuestra sociedad. Y para rematar la faena alguien que pide respeto por la diversidad pero se hace llamar Conchita Salchicha. Como para tomárselo en serio.

  8. Buenos días Sr Benegas

    Me parece que fue con el régimen comunista de los soviets donde se llegó a la conclusión de que quienes criticaran el increible y estupendo régmen es que estaban locos, y que cómo tales debían de de ser tratados, internamiento en psiquiatricos, campos de concentración..mediante.

    Lo peor de nuestros loqueros actuales es que además nos salen muy caros.

    ¿habrá 17 manulaes de pisquiatría?

    ¿considerarán/inventarán variantes en la locura cómo un hecho diferencial o habrá un común denominador?

    Ha comentado usted al principio del artículo las presiones que se reciben en los medios por parte de los jefecillos habituales d.. me gustaría que profundizara mas en ello.

    Un cordial saludo

  9. Cuentan que una ocasión paseaba Carl G. Jung junto a un colega que al cruzarse con un conocido dijo, está loco. Jung le respondió, tráeme un cuerdo y te daré todo lo que tengo.

  10. ¿Van a publicar alguna cosa que no sea igualdad de género?

    El tema tiene su aquél, pero como todo en la vida, incluido Puigdemont, lo mucho cansa.

    • Buenas días Petra.
      La verdad es que opino lo mismo que usted. Me sorprende la línea de Disidentia. En poco menos de un mes día tras día no hay artículo de opinión donde el género no salga por algún lado. Está bien hablar sobre determinados movimientos que están saliendo y personalmente creo que hacen más daño que bien a la igualdad entre las personas y más cuando lo están moviendo manos extrañas pero día tras día y encima de una manera que no entiendo muy bien, a cada artículo que leo o consigo leer, mi cabreo va en aumento.

      Da la sensación que las mujeres nos hemos convertido en unas arpías que sólo buscamos hundir al hombre.
      El tema empieza a preocuparme. Nunca he encajado en ningún lado, debo ser una loca como explica el artículo. No entiendo a movimientos tipo hollywoodienses pero tampoco entiendo estas corrientes que empiezan a surgir que no se si definirlas postpatriarcales o que leñes son, da la sensación que para ellos en el mundo la mujer ha conseguido lo mismo que el varón, cuando eso no es así. Hay lugares donde es poco más que una cosa y por mucho que en nuestro mundo occidental la ley marca la plena igualdad, en el día a día desgraciadamente no funciona tan bien.

      No comparto para nada el movimiento metoo pero tampoco comparto las ideas de este nuevo movimiento masculino que aún no se como definirlo que parece que los chicos de Disidentia llevan por bandera.

      Tanto uno, como el otro, simplemente hartan y me cabrean bastante, ni una cosa ni la otra. No es eso Sr. Benegas no es eso. Leyendo sus artículos, sobre este tema, da la sensación que los patriarcas no quieren bajar del podium y están un pelín cabreados con el mundo femenino. Sí, las hay brujas, las hay aprovechadas y de mil calificativos pero le aseguro que son muchas más las que simplemente son personas con sus virtudes y defectos y a algunas, leyendo tanto artículo donde destilan un aire un pelín tribial nos dan ganas de empezar a salir a la calle contra unos y otros.

      • Me ha gustado tu respuesta, es sincera. Pero,
        Yo me eduqué en una familia de ocho hermanos, fuimos naciendo alternativamente, mujer, hombre, mujer, hombre… Fuimos educados en las mismas tareas y responsabilidades y sin embargo todas mis hermanas han alcanzado en su profesión y vida un nivel superior al de los hombres. En este caso no se debe a ninguna diferencia de educación, ni de inteligencia o capacidades u oportunidades, sino simplemente a la manera en que por la personalidad de cada uno hemos ido enfocando nuestra vida.
        El motivo ultimo de la “ideología de género” no es otro que enfrentar a los opuestos para debilitar a ambos, yo no soy un pez y si me creo un pez a lo máximo que puedo aspirar es a ganar una medalla olímpica en natación, pero nunca seré un pez.
        Lo femenino nunca será lo masculino, nunca. Hacer de las hermosas y profundas diferencias un problema de enfrentamiento superficial solo puede conducir a la frustración.

        • Estoy totalmente de acuerdo Henry.
          Somos personas con nuestras diferencias y cualquier ideología en este tema, sea la femenina o la masculina simplemente nos llevará al enfrentamiento.

      • Estimada lectora, sinceramente no sé a qué nuevo movimiento masculino se refiere. Realmente no hay ningún movimiento masculino. De hecho, la historia publicada este domingo, no proviene de un hombre sino de una mujer, una madre indignada. Parece ser que el problema está en que quien escriba sobre esto sea hombre, lo cual nos está indicando que el prejuicio inverso ya ha ganado.

        Respecto a su crítica, siento en cierta forma que sucede lo mismo que cuando se critica en nacionalismo, que en vez de entender que se critica a una élite dañina, se critica a todos los catalanes, lo que a esa élite le viene de perlas.

        Un cordial saludo.

        • No señor Benegas, no criticaré yo a los hombres por el mero hecho de ser hombres, de hecho en los primeros artículos sobre este tema en Disidentia he dejado muy clara mi posición. Siendo mujer jamás me he sentido discriminada por ningún hombre, todo lo contrario más bien admirada como he admirado a muchos toda mi vida, pero la verdad es que veo personas y no géneros.
          Soy la primera que no acepto ninguna ideología de género y menos tal como están en la palestra últimamente. Simplemente me avergüenzan los movimientos feministas actuales . De igual modo jamás diré yo en temas de nacionalismos por ej catalán que todos los catalanes son iguales. Lejos de ello se lo aseguro.

          Y mucho menos que un artículo con un tema concreto sea escrito por un hombre lo voy a criticar, sólo faltaba y más cuando a usted lo llevo leyendo muchos años y me parece de lo mejor que hay.

          Una mera opinión que he dado y que me sorprende la línea de Disidentia sobre tratar, en tan poco tiempo, tanto veces este asunto.

          Saludos

    • Estimada Petra, si alguien más se dedicara a poner de relieve esta tomadura de pelo, podríamos dedicaros a escribir sobre el sexo de los ángeles, lo que todo hay que decirlo, también hacemos. Pero resulta que no sólo todos los colegas agachan la cabeza, sino que se entregan en cuerpo y alma a repetir las mismas consignas. Es decir, por cada pieza en la que tocamos, aunque sea de pasada, este tema, tal cual es el caso, hay no menos de 50 que insisten en el disparate, es decir, que hay quien mea en caldero y no suena y quien mea en lana y atruena. En cualquier caso, como es lógico, cada cual puede verlo como mejor le parezca.

      Un cordial saludo.

      • Gracias señor Benegas. ES usted muy amable con su contestación y su tiempo.

        YO también estoy harta de los movimientos de género, de feminismos mal entendidos, de mecanismos de protección de la mujer -aparentes- que poco o nada protegen a ‘la’ mujer, de medidas que cuestan un potosí pero que tienen una eficacia nada contrastada, de presidentes que se escabullen al decir que ahora no toca hablar de las mujeres que cobran menos por hacer el mismo trabajo, de aprovechadas que quieren ganar lo mismo sin hacer méritos y sólo por ser mujer, de tantas y tantas presiones en un sentido y en el contrario.

        Estoy harta de la absurda guerra de sexos que se transviste de guerra de géneros, obligando a identificarnos en los semáforos con la sexista falda, o reclamando el feminismo de los hombres sólo si llevan trajes con tetas dibujadas.

        Creo en la libertad.

        En la libertad que tiene usted para seguir cansinamente sobre el tema (tanto como otras persisten en sus observatorios, oficinas, y panfletos de lucha genérica fratricida), y en la libertad de ampliar el foco de atención en la disidencia.

        Hay mucho margen para la discusión, para el debate. El mundo está cambiando y mucho, los retos de la digitalización nos hacen tiritar de solo pensarlo, las fricciones geoestratégicas, la sociedad que estamos dejando a nuestros hijos, la insostenibilidad de nuestro modelo social fallido, la pervivencia y resistencia de una clase política instalada en la mentira y en el discurso falso y artero, las desigualdades sociales crercientes,….

        Hay muchos otros temas para disentir.

          • Ya lo hago. elucubracionesdelapetra.blogspot.com.es
            Aunque tengo que confesar que no soy de imprimir tanta profundidad en mis escritos como usted o como el prof. Blanco hacen. Ya me gustaría¡

Comments are closed.