Las políticas de género, esta ola de corrección política y puritanismo, afectan tanto a los hombres como a las mujeres. Destruyen a los hombres, en tanto que hombres, con igual fiereza que a las mujeres. Éstas se envilecen cuando se desentienden de los problemas que afectan a los hombres, caen en una falta de empatía que las degrada como mujeres y, sobre todo, como personas, algo que induce a los hombres a despreocuparse de los problemas de ellas. Y así entramos en un circuito perverso que nos divide.

Pero esta construcción de dos mundos separados, hombres y mujeres, no es nuevo; se materializó ya en la Conferencia de Beijing (1995), en cuya resolución aparecen mujeres y hombres como dos especies sin conexión  entre ellas. La conferencia aprobó por unanimidad la Declaración y la Plataforma de Acción de Beijing, con la incorporación de un nuevo mecanismo de actuación denominado “gender mainstreaming” o transversalidad de la perspectiva de género. Esto quiere decir que se adoptarían todo tipo de medidas políticas para reorganizar la vida de las personas, adoptando siempre una perspectiva de género. Así comenzaron a decaer las relaciones intersexuales y a debilitarse el erotismo, llegando a un punto de casi no retorno.

Masculinidad y feminidad: en vías de extinción

Estas políticas ya no admiten la existencia de hombres y mujeres: se decreta la estricta igualdad. Pero no una igualdad sociopolítica sino una igualdad psicobiológica que impone una androginia general. Al mismo tiempo, se persigue la masculinidad, se asocia todo lo masculino al mal y se confunde con el machismo.

Se ha creado un estado de inseguridad y miedo entre los hombres, que llega a ser destructivo, llegando incluso a la disfunción sexual

Incluso en países como España, la ley castiga con especial virulencia al hombre por el hecho de serlo (Ley Orgánica de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género). Todo ello ha creado un estado de inseguridad y miedo entre los hombres, que resulta destructivo, con diferentes manifestaciones, una de las cuales es la disfunción sexual. Profesionales, como la psicóloga clínica Alejandra Godoy, califican esta disfunción como la inminente epidemia del siglo XXI entre hombres jóvenes. La virilidad está en peligro.

Por su parte, la mujer también va siendo despojada de su naturaleza sexual, convirtiéndose en mano de obra de un mercado de esclavitud disfrazada. Los actuales movimientos sociopolíticos transforman a las mujeres en eternas víctimas resentidas con los hombres. Se fomenta un rencor y un odio hacia lo masculino que se han convertido en androfobia. Incluso se intenta convencer a las mujeres de que es necesario “deconstruir” lo masculino. Y esta deconstrucción es aceptada por muchos hombres como forma de resarcir, no sus pecados, sino los cometidos supuestamente por algunos de sus antepasados, opresores y misóginos.

Los actuales movimientos sociopolíticos transforman a las mujeres en eternas víctimas resentidas con los hombres

A su vez, ciertos sectores feministas fomentan el lesbianismo político o lo que es lo mismo, abogan por que el lesbianismo sea una alternativa positiva a la heterosexualidad para las mujeres. Hasta la propagación de la vida (la maternidad) es considerada ya un freno, un conflicto que impide la expresión libre de la vida, toda una paradoja. La feminidad también está en peligro.

Masculinidad y feminidad se quiebran. El fundamento de los vínculos primarios o pre-políticos falla. La conexión con nuestro cuerpo y la vida afectiva horizontal se pierden en esta lucha sociopolítica. Lucha animada por el sistema que nos segrega y nos confina a ser un colectivo de lo igual, de personalidades neutras, simplificadas, sin aristas, sin conflicto ni originalidad.

La obsesión por disociar el cuerpo del espíritu, la razón de la emoción, establece una barrera infranqueable para el Eros

Se trata del principio de lo igual como norma , que destruye todo rastro de alteridad, mientra crea un sujeto narcisista en grado superlativo. Esta obsesión por lo igual y por disociar al hombre de la mujer, el cuerpo del espíritu, la razón de la emoción, no solamente empobrece al individuo; también establece una barrera infranqueable para el Eros.

La agonía del Eros

En su ensayo, La agonía del Eros, Byung-Chul Han se pregunta el motivo del actual enfriamiento de la pasión. Considera este filósofo que el Eros está amenazado por las enormes oportunidades y por la idea ilusoria de libertad sin fin. Hoy día no se buscan las mejores experiencias sino el mayor número de ellas, con el objetivo único de rendir sexualmente hasta satisfacernos al máximo. El axioma de la abundancia en el proceso de selección implica que prestemos escasa atención a lo que ya tenemos y a lo que vendrá.

Hoy día no se buscan las mejores experiencias sino el mayor número de ellas, rendir sexualmente hasta satisfacernos al máximo

Eros siempre significó una movilización total del yo, una capacidad esencial para entrar en conexión con otras personas, mejorando así la existencia propia y ajena. Pero la actual organización social conduce al enfriamiento del erotismo por considerar el amor como un sostén social del yo, en el marco de una cultura emocional guiada por el discurso psicoterapéutico, la cultura de la autoayuda, las políticas, la publicidad y el consumo.

Como señala Juan M. Blanco en Disidentia, “los modernos medios de comunicación, como la televisión y más recientemente Internet, actúan como potentes cajas de resonancia de una cultura del ¡mírame!”. Por un lado, se maximiza la autoadmiración y, por otro, se elimina la otredad: rasgos propios de la sociedad narcisista del yo.

Valores como la igualdad, la autonomía y la razón, centrales en la modernidad, censuran el Eros hasta el punto de contemplarlo con repulsión e, incluso, cinismo. Los efectos de Eros, el amor, que nos confirman como seres humanos y sociales se están debilitando en la era moderna, conduciendo al fracaso.

Hoy día no se aceptan los fracasos, tan sólo el éxito constante

Toda búsqueda de la pareja, de la relación ideal, suele ir acompañada de fracasos, que hoy día no se aceptan: tan sólo el éxito constante.  Pero estos fracasos no se deben generalmente a una inmadurez derivada de pérdidas tempranas (infancia) sino a la infantilización de la etapa adulta , a la creación de una sociedad de personas “que exigen cada vez más de la vida pero entienden cada vez menos el mundo que los rodea“.

La infantilización está causada por el exceso de información y de consumo, por el repetido mensaje de “si quieres, puedes”. Se trata de una cultura de constante comparación igualatoria, que rechaza lo distinto y lo negativo: una sociedad positivista que no contempla el fracaso.

En realidad, son las órdenes institucionales las que generan nuestros caprichos y sufrimientos, a través de un cambio profundo en las reglas del amor. Por un lado, se radicalizó la idea de igualdad y de libertad personal; por otro, se separó lo sexual de lo emocional. Y este cambio se apoyó en un modelo que prioriza el bienestar emocional y sexual, sacando partido de las relaciones sin vivir los sentimientos.

En palabras de Eva Illouz “la competencia sexual generalizada transforma la estructura misma de la voluntad y del deseo, y este último asume las propiedades del intercambio económico, o sea, que empieza a regularse según las leyes de la oferta y de la demanda, de la escasez y la sobreabundancia”.

Recuperar lo vinculante

Cómo no va a decaer el erotismo si vivimos en una era en la que la vida horizontal se encuentra ausente, se mercantiliza y tecnifica la búsqueda de relaciones, se presenta la biología de la mujer como inferior y se tacha al hombre de violento y agresivo. Lo erótico ha dado paso a una hipersexualización donde han desaparecido los rituales de cortejo, galanteo y seducción. Y se reprime el instinto de procreación en aras de un trabajo asalariado, vendido como ideal de éxito pero que destruye la vida interior.

Cómo no va a debilitarse el erotismo si la legislación y las estructuras del Estado impulsan sexismos políticos victimizando a la mujer y  persiguiendo al hombre. Si se lleva a cabo un adoctrinamiento institucional y se construyen patrones cerrados de conductas sexuales de lo igual.

En esencia, Eros es el encontrarse con el otro, recibir al otro y entregarse. Si nos quitamos las lentes politicistas de la moderna sociedad ideológica, tal vez entonces recuperemos los vínculos con Eros. Y tal vez así recuperemos la capacidad de dialogar, de entablar una relación con lo distinto y de salvar lo bello. Salvar a Eros es, en definitiva, recuperar lo vinculante.

Artículo anteriorLas mujeres también pueden ser abusadoras sexuales
Artículo siguienteSin riesgo de ofensa no hay libertad de expresión
Soy Cuca, para las cuestiones oficiales me llaman María de los Ángeles. Vine a este mundo en 1986 y mi corazón está dividido entre Madrid y Asturias. Dicen que soy un poco descarada, joven pero clásica, unas veces habla mi niña interior y otras una engreída con corazón. Abogo por una nueva Ilustración Evolucionista, pues son dos conceptos que me gustan mucho, cuanto más si van juntos. Diplomada en enfermería, llevo poco más de una década dedicada a la enfermería de urgencias. Mi profesión la he ido compaginando con la docencia y con diversos estudios. Entre ellos, me adentré en la Psicología legal y forense que me llevó a realizar un estudio sobre La violencia más allá del género. He tenido la oportunidad de ir a Euromind (foro de encuentros sobre ciencia y humanismo en el Parlamento Europeo), donde he asistido a los encuentros «Mujeres fuertes, hombres débiles» y «Understanding Intimate Partner Violence against Men». En estos momentos me encuentro inmersa en la formación en Criminología y dando forma a mis ideas y teorías en relación a la violencia, para recogerlas en un libro. De momento me podéis leer por aquí, en Espacios Inseguros y también en Twitter. Otros medios y redes para saber más sobre mí.

50 COMENTARIOS

  1. Al principio me pareció muy bueno el artículo. Pero luego, al entrar en la añoranza del amor, ya me desencanté. El amor son drogas que se autoinyectan en el cerebro y nos hace vivir una fantasía esclavista donde todo el mundo se reduce a la pareja que nos tiraniza.
    El sexo por si mismo sin amor es algo muy bueno para el cuerpo y la mente, no necesitamos ser esclavos para disfrutar de nuestros cuerpos.
    Y hay algo muy evidente: una vez conquistada por la sociedad la libertad sexual, es imposible que la desechen porque todo el mundo que practica el sexo libre de ataduras y compromisos se siente plenamente realizados sin necesidad de ser esclavos por el amor de nadie.
    Por lo que creo que lo que hay que hacer es perfeccionar las relaciones para que no sean tóxicas y decadente. Muchas mujeres no saben ser atravidas para pedir lo que quieren y hay que enseñar a la socidad empatía y respeto para que todos nos sintamos en equilibrio físico y emocional gracias al sexo.
    Solo así se consigue evitar el machismo y la prostitución: con libertad sexual, no con libertinaje, por supuesto. Y de libertinaje saben mucho los gays y lesbianas.

    • Cuando alguien al hablar del amor lo hace en términos de “fantasía esclavista” o “pareja que nos tiraniza”, me pregunto qué tipo de relaciones ha mantenido para que haya experimentado tal coerción. También me pregunto por qué alguien se somete a ese tipo de relaciones. Y sin duda me pregunto qué entiende por amor.

      Me es curioso que se hable de “libertad sexual”, pues cuando alguien aboga por ello siempre hace distinciones y juicios morales sobre lo que es o no aceptable dentro de esa supuesta libertad sexual (tú ahora mismo lo has hecho al juzgar una orientación sexual). Esa libertad no existe. Hay conductas con el sexo que se consideran moralmente inaceptables e incluso están sujetas a distintas sanciones sociales. Mienteas que otras son universalmente consentidas e incluso incentivadas. Además, resulta que no sólo la Biblia y la tradición judeocristiana, o las costumbres occidentales, están obsesionadas originalmente con este tema. Existen normas bastante explícitas para regular la sexulidad y el matrimonio, al menos desde el código sumerio de Ur-Nammu (2100-2050 a.C), pasando por las leyes indias de Manu (s.III a.C).

      ¿Qué quiero decir con esto? Que hablar de libertad sexual entraña consideraciones morales y prejuiciosas como la tuya. Así que mejor no hables de libertad sexual si no eres capaz de no juzgar la diferencia, si no eres capaz de respetar otras formas de Eros diferentes a la tuya.

      Un saludo.

      • Una cosa es libertad sexual y otra libertinaje.
        Y actualmente, en nuestra evolucionada sociedad occidental aún veo como hombre y mas mujeres critican y menosprecian a las mujeres que hacen sexo con quien les da la gana, igual que hacen los hombres.
        Realmente en esta sociedad que parece tan avanzada, a los únicos que no se critica son a los hombres hetero, gays y lesbianas. Mientras siguen ciñendo un escudo moral ante la libertad sexual de la mujer hetero, destinada como antaño a pertenecer a un hombre que la proteja y la abastezca de lo que necesite. Eso es esclavitud sexual, aunque no lo parezca. Y está aceptada porque una débil mujer no puede defenderse sola en esta sociedad donde la ley de la selva sigue vigente.

      • no mataron el erotismo
        sino el poder machista en y llevado al erotismo
        que hace que p-ej un “emPPotramiento” y la falta de empatia y afecto,
        sea un disimula de la eyaculacion pprecoz catoloca de los machistas

        • los actuales movimientos politicos transforman a las mujeres en resentidas porque hay razones para estarlo ( machismo )
          y por eso surgen :
          es un articulo sesgado como siempre que se desea atacar el feminismo y no va a las causas raiz.

      • las politicas de genero solo han acabado
        con la dominacion ,
        lo han hecho en todos los ambitos de la vida social :
        el erotismo no muere donde hay deseo confianza y respeto
        era antes donde no habia erotismo por haber dominacion y no respeto al genero

    • He vuelto a leer el artículo de Cuca esta mañana, personalmente me parece un artículo excelente a pesar de mis bromas, tras leerlo me he topado con su comentario. cada hombre, cada mujer, no es que pueda tener las relaciones que desee y en la forma que ambos convengan, es que no podrá ser de otra manera, nunca podremos sustraernos a nuestras propias limitaciones si no experimentamos el amor incondicional al opuesto. Que usted haya renunciado al amor al otro sexo equiparando la unión del hombre y la mujer a una simple actividad lúdica de relajación solo le conducirá al vacio, se lo garantizo. No tengo ganas de explicar lo inexplicable pero le puedo asegurar que para comprender la vida en su totalidad solo hay unas pocas manera de conseguirlo y una de ellas si no la principal es amar incondicionalmente al sexo opuesto.
      Creo que lo que usted defiende es saltarse una moral inexistente y que nadie le impone excepto usted mismo por no tener el valor de vivir plenamente y por lo tanto de resolver su propios asuntos.
      Ah, y otra cosa, las relaciones siempre serán tóxicas en uno u otro grado ya que siempre nos enamoramos del conflicto que solo se puede resolver a través de una relación amorosa, incluso en esa relación rápida sin compromisos es probable que quien decida la elección sea el conflicto.
      Se lo dice un golfo en cuarentena.

      • ¿Usted sabe de quien se suelen enamorar las mujeres? De los hombres mas aptos, los machos alfa. Hay una ley 80/20 que dice que el 80% de las mujeres solo están interesadas en el 20% de los hombres.
        Si creas un desequilibrio social por la sexualidad, es obvio que nunca se acabará con la prostitución y el machismo que conlleva. Porque muchos hombres no son del interés de las mujeres que solo se ven interesadas en tener sexo con los mas eficientes, solo el 20% de hombres de la sociedad.
        Si dejas que los sentimientos guien la salud mental de la sociedad, solo proliferarán aberraciones como la homosexualidad o la pedofília, ¿o cree que muchos hombres no se desvian sexualmente por falta de mujer para disfrutar del sexo?
        Incluso el machismo es provocado por la falta de sexo de los hombres al convertir a la mujer proveedora de sexo en un bien preciado, un objeto caro que hay que defender hasta la muerte. De ahí que tantas mujeres mueran a manos de los machistas cuando quieren abandonarlos.
        Todas estas miserias consigues dejando que la sexualidad de la sociedad esté en manos de la capacidad de amar de las mujeres que suelen construirse castillos en el aire y vivir en un cuento de hadas, y dueñas del poder sexual en la sociedad y las únicas que pueden equilibrarla.
        Suele decirse que los hombres se interesan por las cosas y las mujeres por las personas. Pues si ellas no se interesan por la sociedad, ésta está acabada hasta que lleguen culturas extranjeras mas machistas que las hagan dejar de vivir en el cuetno de hadas a base de hostias, como hacen los musulmanes; un peligro cercano para nuestra sociedad.

    • Coincido; la parte final del artículo parece un consultorio sexológico, o similar, que empaña y banaliza el excelente arranque de la columna.

      Saludos.

        • Pues, en expresiones o frases como “disfunción sexual”, “la virilidad está en peligro”, “la vida horizontal”, el uso continuo del término Eros, “la conexión con nuestro cuerpo y la vida afectiva horizontal”…; pero, bueno, son cuestiones de segundo orden y la verdad es que, al volver a leer el artículo, me ha parecido más interesante y mejor en su conjunto.

          Por otro lado, discrepo de la afirmación de que “valores como la igualdad, la autonomía y la razón… censuran el Eros”; no veo tal censura por ningún lado.

          Aprovecho la ocasión para hacerle un par de preguntas: ¿la Conferencia de Beijing la organizó la ONU?, y ¿qué es la vida horizontal?

          Gracias y un saludo cordial.

          • Bueno, si coges palabras o expresiones sueltas pueden malinterpretarlas, obvio.
            Cuando hablo de disfunción, matizo que es un ejemplo de destrucción. Ejemplo evidente y abordado por diferentes profesionales que les llama la atención.
            Virilidad, dícese del conjunto de características que se atribuyen tradicionalmente a un varón, cuyo sinónimo es masculinidad.
            Menciono repetidas veces a Eros porque de ello va el artículo, ¿no es lógico?
            Por otro lado, si te quedas sólo con conceptos corporales, quizá es que tu lectura se haya centrado sólo en eso, pues también hablo de conceptos como disociar al hombre de la mujer, el cuerpo del espíritu, la razón de la emoción.

            Pongo ejemplos de cómo esos valores minan al erotismo.

            En cuanto a tus cuestiones:
            – Es la ONU quien organizó la Conferencia de Beijing.
            – Vida horizontal hace referencia a las relaciones entre iguales sin un eje horizontal de poder.

            Un saludo.

          • Bueno, Cuca, no estés tan seria conmigo porque veo que estamos del mismo lado, claramente; ya te dije que el artículo me parece bueno, y tras leerlo de nuevo, mejor.

            Pensaba que la vida horizontal se refería a acostarse, lo cual, por cierto, está de maravilla; nada que criticar.

            En cuanto a la ONU, estaba seguro de que era la organizadora del aquelarre de Beijing, porque esta pavorosa organización es la cima y viga maestra de la tiranía marxista, totalitaria por tanto, de lo políticamente correcto, hegemónica en Occidente de forma delirante y suicida; los marxistas promotores de lo políticamente correcto han colonizado y podrido esta organización y, para la salvación de Occidente, es esencial suprimirla.

            Un saludo cordial.

  2. Pese a estar de acuerdo en el 100% del artículo, yo albergo alguna esperanza al respecto. No cabe duda que esa muerte del erotismo se la debemos en gran parte al puritanismo calvinista/luterano. De hecho esta obra de ingeniera social la empiezan los paises nórdicos en los 60 en base a sustituir toda red de contacto humano por el estado, bajo la premisa de hacer individuos independientes que no dependan de nadie, salvo del estado eso si, el resultado es catastrófico solo hay que ver índices de suicidio en esos paises, ya que privar al individuo de su red afectiva personal, convierte a esas sociedades en sociedades de seres solitarios, que solo se relacionan mediante la mediación del árbrito estatal. Ya la novela American Psycho de 1991 nos ofrece la visión de un personaje que roza la psicopatía, que solo se importa a si mismo y para el cual la relaciones tienen el fin único del goce propio. Pero como comentaba antes albergo alguna esperanza, aunque nuestro autoflagelamiento y sentimiento de inferioridad nos lleva a copiar todo lo que llega del calvinismo/luteranismo ciertas cosas chocan con nuestra propia costumbre, un ejemplo claro es la poca aceptación de la campaña del #metoo entre las actrices francesas. Francia como pais de cultura meditárranea en gran parte y de raiz católica valora la seducción y la red afectiva como parte de la libertad, lo mismo sucede en España, Italia o Portugal y aunque la cutura universal imperante es la anglosajona de raiz luterana/calvinista, por pura demagrofía tiene los días contados y será sustituidas no por la cultura latina de raiz católica sino por otras cuya explosión demográfica es imparabe y hablando en plata: “no están para tonterías”. Ahora mismo estoy recordando un documental que vi sobre otras formas de entender el erotismo ambientado en Sudán y como la mujer que se iba a casar preparaba ceremonialmente su noche de bodas, como eran las propias mujeres de su red afectiva con experiencia quienes la ayudaban a preparar algo que en su cultura se considera muy importante y como en esos días previos novia y novio no podían verse, ambos se preparaban para ese día. Desde nuestr visión occidental, nos puede parecer algo arcaico sin embargo, si desconectas esa mentalidad de potentado occidental, esa espera, ese ritual prepartivo, tiene mucho de erotismo, el erotismo de la espera que la da trascendencia al encuentro sexual y en el que colabora toda la red afectiva de ambos consumantes, así que aunque suene raro si hemos de elegir entre el modelo sueco o el sudanés yo me quedo con el sudanés, al menos conserva un erotismo arcaico segun nuestros cánones pero erotismo, el sueco se limita al mero intercambio carnal y pierde toda la magia del ritual, porque el sexo sin ritual es solo eso sexo, sin erotismo y el sexo sin erotismo es como la cerveza sin alcohol.

    • Permítame felicitarle por su comentario Santi, valoro mucho la aportación que hace a tan brillante artículo; le recomiendo ver, si aún no lo ha hecho, el documental: La teoría sueca del amor.

      Aunque pelín tendencioso, muestra las inesperadas consecuencias de un programa iniciado en los 70′ bajo el auspicio de los socialdemócratas de Olof Palme, que a priori parecía una buena idea, y devino en un golpe mortal a las relaciones humanas.

    • Claro que hay esperanza. Siempre que haya personas que disientan con la corrección política y con el pensamiento hegemónico, habrá esperanza para el Eros.

      Muchas gracias por tu aporte ?.

  3. ¡Cómo te quiero Cuca!; ¿sabes?, despué de leer tu estupendo artículo, lo primero que pensé fue:
    ¿quién dijo que todo está perdido?, ¡yo vengo a entregar mi corazón!
    Parafrasear esos versos, pudiera no parecer adecuado; pero explicaré porqué, considero que sí.
    La pieza es brillante, no deja ni un sólo nudo sin desatar en la asombrosa y estulta dinámica que anima a una sociedad que pareciera no tiene luchas más urgentes pendientes.
    No todo está perdido, muchos hombres, y algunas mujeres como tú, se han dado cuenta del engaño, de lo perverso que significa pretender un híbrido entre hombre y mujer, como camino más corto para el desencuentro.
    Te juro Cuca que no estoy intentando ligar contigo ni caerte simpático siquiera, soy un anciano que simplemente reconoce el talento para describir y la inteligencia para estructurar una brillante crónica periodística.
    Mi acuerdo con el texto es absoluto; y hasta me ha aportado perfiles que no había considerado en la lucha quijotesca que llevo desde hace unos años a esta demencia colectiva.
    Entre las hembristas y las cholulas de lo que se lleva, los pagafantas y los acojonados a nadar contra la corriente, han permitido a los cazasubvenciones adueñarse de la verdad a fuerza de reiteración y amenaza a los disidentes. Han divivido las fuerzas necesarias para enfrentarse a un enemigo muy poderoso que sabe que si peleamos, hembra contra varón, no quedarán fuerzas ni tiempo para oponerse al sangrante retroceso social que venimos experimentando mientras se nos va la fuerza en chuminadas.
    Gracias Cuca, me has alegrado el día, porque hablas desde el análisis y la equidad…¡ Y eres mujer!

    • No hace falta que me jures. Es más, nada de malo hay en halagar lo que se considera bello de un modo u otro. El arte del toqueteo, así llamo a esa actitud creativa de ensalzar lo bello del otro, ya sea para ligar o no, se ha perdido y es necesario recuperarlo.

      Y como bien dices, es la suma de factores lo que ha permitido que se de esta demencia colectiva. Dividiendo así a la sociedad. Pero no todo está perdido.

      Muchísimas gracias por tu aporte afectuoso… me has hecho sonreír y eso es motivo siempre de gratitud.
      Un saludo.

  4. El Eros no corre peligro, la naturaleza manda y sólo los martillazos que recibe sin descanso la solapan. En cuanto cesen, regresará con toda su fuerza.
    ¿Cuáles son estos martillazos?
    En mi opinión, sólo uno: el nihilismo.

    Me parece conveniente distinguir a este respecto entre erotismo y pornografía:

    En el erotismo hay sugerencia, misterio, una parte del significado se nos escapa, está velado. Representa al cuerpo y a la persona. Hay un posteriori.
    En la pornografía se representa el cuerpo sin persona, todo desvelado y, sin embargo, nada. Esa exposición franca nihiliza lo representado, ahí está todo, no hay más.

    Puede decirse que en nuestra época la pornografía ha terminado con el erotismo. Es decir, la otra persona ya no es una incógnita, una relación posible, sino un objeto, un pedazo de carne del que servirse.
    Si a ello unimos la promoción del individuo como proyecto perpetuo cuya guía es el rendimiento a ultranza, nos encontramos con una visión banal del sexo y de las relaciones. Así, la mentalidad técnica convierte al sexo en poco menos que un expediente de realización individual, un consumo como otro cualquiera. La otra persona no es tratada como fin en sí misma, sino como objeto fungible. Esto precipita un aumento en el tráfico, pero también un menoscabo del significado.

    No pretendo con esto ser alarmista ni condenar el sexo sin compromiso, sino simplemente destacar cierta desnaturalización de las relaciones, cierta pereza a la hora de mirar al otro sin el filtro del rendimiento egoísta.

    • Al leerte me has recordado a los ensayos de Byung-Chula Han que si no has leído te los recomiendo. Cualquiera de ellos pero sin duda La agonía del Eros y Salvación de lo bello, en los que aborda cuestiones como el erotismo y la sociedad pornográfica.

      Muchas gracias por tu aporte, un saludo.

      • He leído varios de sus libros, entre ellos La agonía del Eros. A veces peca de catastrofista, pero los fenómenos que indica están ahí y los vemos todos los días. Tomo nota de Salvación de lo bello. Gracias por la recomendación. Un saludo.

  5. No sé por qué pero nunca me dieron buena espina ni Saramago ni Sampedro (la asociación es por la viejunenría, no porque ambos fueran de izquierda)

    120 millones de muertos, 120 millones de muertos….hay que repetirlo muchas veces.

  6. Y a mi que no me acaba de convencer el pelo violeta.

    Claro que eso da igual. Pero me recuerda demasiado a las feminazis absurdas que no follan ni con su machurrillo beta.

    Cuca, no se agobie tanto ni haga demasiado caso a estos tristes de Disidentia. Tienen bastante razón en todo, pero hay que sobreponerse y seguir siendo persona. Sea erótica, salvaje, cásese, tenga hijos, lléveles la contraria a las feminazis, al gobierno, al marxismo cultural y a su puta madre.

    • Pectos, el pelo es rosa no violeta ?
      Lo sé, demasiadas veces por mi estética me han considerado neofeminista y luego… ¡sorpresa!

      Agobios ninguno, es estimulante la diversidad de pareceres que se plasman por estos lares. Es toda una retroalimentación que me estimula para ser erótica, salvaje, casarme (quizá), tener hijos (eso espero), llevar la contraria a las radicales, al gobierno, al marxismo cultural y a su puta madre. Eso sí, siempre con astucia y elegancia.

      Muchas gracias, un saludo.

      • Daltónico puro. Las más de las veces le llamo verde pistacho al naranja bombona de butano.

  7. Pues a mí me han metido en medio de algunos comentarios publicidad sobre “encuentros” con chicas rusas cuya agencia se anuncia aquí, precisamente en el lugar donde se repele la doctrina del género como categoría política, así que entre comentario y comentario, y no es que me queje, pues son vistosillas y exóticas, se puede chatear con las “call girls”, a la vez que uno hace su pequeña contribución lúdico-crítica a este pandemónium. Incluso es sugerente, dado el contexto, cambiarse el alias por el de “Der revolutionäre Preservative”…

    Por lo demás, la institucionalización del Aburrimiento como forma de vida es un logro de la avanzada civilización occidental del que no debemos despreciar las consecuencias hoy vigentes.

    El erotismo murió de muerte natural hace ya tiempo, en parte de eso tratan las grandes novelas del adulterio del siglo XIX. Ya entonces los más perspicaces se dieron cuenta de que la relación convencional hombre/mujer en la sociedad burguesa clásica sólo podía acabar en histeria y neurosis, y como mucho en un adulterio, que sólo grandes escritores pudieron convertir en objeto de tragedia.

    Si uno compara “Werther”, “Les liasons dangereuses” y “Sans lendemain” con “Madame Bovary”, “Anna Karenina” y “La Regenta” percibe de golpe cómo ha degenerado el juego sexual y erótico a medida que los roles funcionales del mercado se han impuesto por igual a hombre y mujer. En realidad, es la psicología lo que ha acabado con toda forma de erotismo.

    Como hoy todo trascurre entre risas ante el televisor y pequeños espasmos con las debidas precauciones en las cámaras oscuras del deseo incompartido; como todo lo que era un juego y una intimidad, una seducción rica en añagazas de coquetería, se ha trasformado en algo entre animal y maquinal, en fin, el género y sus “políticas de identidad” poco tienen que ver con procesos de fondo que ya detectaba Nietzsche cuando hablaba sobre la “aburrificación” de la mujer a medida que ésta ingresaba en la esfera social del animal laboral en igualdad de condiciones con el hombre.

    • Bueno, que entre comentarios aparezca publicidad sobre “encuentros” como poco hace divertido y ácido el aportar ?

      Y es muy cierto lo que apuntas, el erotismo ha ido decayendo paulatinamente hasta nuestros días donde el aburrimiento copa la vida.
      Muchas gracias, un saludo.

    • Échele un vistazo a sus browsing cookies….va a ser vd. del genero pajillero….como servidor!!!!

  8. Estimada Cuca

    Secundo lo que dice LIBERTAD CANARIA.. aunque por desconocimiento no se si está ligado a Beijing, o a saber que cocinas previas vía Tavistock..

    Me parece interesante recalcar que el ataque a la masculinidad comenzó diluyendo su contrario, la feminidad. Y en esa dilución han colaborado muy activamente, y no ceo que sea por casualidad (ahí esta el quid de la cuestión) los prescriptores por excelencia del mundo femenino.

    Es decir, en quienes confían las mujeres para definirse a si mismas cómo femeninas.

    Y me refiero a todo ese mundo de la moda, los programas de entretenimiento (vulgar cotilleo), las agencias de comunicación.. que está tutelado por esa porción del mundo GAY (no creo que todos los gays sean así) que de una u otra forma, porque son incapaces de sentirse atraídos por las mujeres que gustan a los hombres que gustan de las mujeres, han propuesto/impuesto modelos de mujer antifemeninos.

    Esos modelos que han disparado enfermedades cómo la anorexia, y han rebajado la autoestima de muchas que no llegaban a ciertos estándares imposibles.

    Actualmente dichos prescriptores, que irradian un odio soterrado a si mismos que los adentran en mundos donde el sadomasoquismo es un requisito, exportan, para normalizarlo, dichas modas también al colectivo femenino; que entre apostar por lo sadoca y presumir que todo hombre es un bicho, cada día sabe menos donde tiene la cabeza.

    El erotismo impuesto por lo políticamente correcto, o sea vía Estatal es tan erótico como un burka.

    Al final la única erótica que existirá será la del Poder, y ni eso visto el panorama de quienes son los poderosos.

    un cordial saludo

    • Hola, pasmao con lo que no pasa ?

      Estoy con Libertad Canaria. La Conferencia de Beijing es sólo un ejemplo de múltiples que hay. Como le indico a Libertad Canaria, otro ejemplo de ello es el Código Civil (1889). Para mí lo llamativo de esa conferencia fue el imponer la perspectiva de género de modo global.

      Claro, masculinidad y feminidad son las dos caras de una misma moneda. Si se ataca una, la otra se ve también afectada. Pero es algo que parece ser que obvian los movimientos feministas y sociopolíticos… aunque personalmente creo que no loo obvian pues así consiguen destruir al individuo para que así la única relación dada sea entre “papá” Estado y la sociedad como individuo.

      Con tu permiso, me copio tu frase El erotismo impuesto por lo políticamente correcto, o sea vía Estatal es tan erótico como un burka

      Muchas gracias por aportar, un saludo.

  9. No seré yo quien niege todo lo que dice el artículo, pero en mi caso yo solo veo ventajas, el poder de adaptación de un macho masculino y machista como yo trasciende a lo politicamente correcto y a todo tipo de ingeneria social al uso. Todo este asunto nos lo ha puesto mucho mas fácil a los hombres a la hora de seleccionar a la hembra objeto de cubrición. Antes, como macho, uno estaba obligado a olfatear culaquier hembra de buen ver que se cruzara en tu camino, ahora también, pero detectar a la hembra correcta es mucho mas fácil, basta sacar cualquiera de estos temas para olfatear un tufillo repelente que te obliga a mantenerte a una distancia mucho mas que prudencial, por lo que el trabajo agotador de macho se ha vuelto mucho mas selectivo, descansado y gratificante. De repente los verdaderos machos, esos que trascendemos a través del amor a la hembra podemos seleccionar la pareja correcta en un círculo mucho mas reducido donde las pobres ingenuas que se alimentan de su frustración no tienen cabida.

  10. Estimada Cuca, creo que confunde la sexualidad con el erotismo. Como decía, creo que Octavio Paz, para que exista erotismo hacen falta tres en la cama, la pareja y la fantasía.

    La sensualidad del erotismo no la dan ni las leyes ni los políticos ni las conferencias de organismos internacionales, ni tan siquiera libros tipo sombras de Gay, la da la autoestima, la libertad de mente y el deseo sexual el cual ni tan siquiera tiene porque ir unido al amor o al menos al amor “eterno”.

    Cada día me sorprendo más con la cantidad de epidemias que surgen en la sociedad, ayer en otro artículo era la epidemia del pánico a internet, otras veces la epidemia de todas las variantes de marxismo cultural otras veces la epidemia social es la manipulación genética de los alimentos, y ahora la epidemia es la disfunción sexual. Vamos a tener que montar un negocio de profilácticos protectores de todas las nuevas epidemias que están surgiendo. Mon Dieu es para forrarse y convertirse en el multimillonario número uno de la lista Forbes.

    O la sociedad está muy enferma o yo vivo en una burbuja y no me entero de nada.

    Hagan el amor y no la guerra y cuando se vayan a la cama no lleven consigo demasiados pesos mentales, ni tan siquiera para dormir.

    • No confundo erotismo con sexualidad. El erotismo hace referencia a la pasión aplicada al amor y al deseo sensual. Es un concepto que connota y denota lo relacionado con la sexualidad, tanto en relación al mero acto sexual de desarrollo carnal como a sus proyecciones. Es más, suele verse abordado en combinación con la libido, ya que se trata de todo aquello que proviene de la zona libídica y que guarda relación con el sexo y el amor.

      Lo que ocurre es que con leyes que organizan la vida de las personas, leyes que dicen cómo intimar o leyes que dicen cuáles son los deberes que tienes como pareja, imposibilitan que el deseo, el amor, el Eros en definitiva se exprese con naturalidad. Que un hombre tema intimar con una mujer porque hay una ley que criminaliza al hombre por el hecho de serlo es como poco preocupante. Que se esté menoscabando la maternidad en aras de tener un trabajo asalariado como si fuera eso un distintivo de éxito y libertad, es como poco llamativo. Que un código civil o una ley digan cuáles son tus obligaciones como pareja/marido/esposa a mí para empezar me parece perverso. Todo ello condiciona, pervierte las relaciones afectivas y por ello decae el erotismo.

      Quizá vives en una burbuja y hasta en cierto modo te diría que es toda una suerte no estar salpicado por estos acontecimientos que en la sociedad están muy presentes. Quizá no quieres ver las lacras sociales que hay debidas al sistema sociopolítico hegemónico. No lo sé.
      De todos modos, es muy fácil decir eso de vayan a la cama y no lleven consigo demasiados pesos mentales cuando esos pesos están materializados en forma de normas, leyes, movimientos sociopolíticos que se imponen, corrección política, etc. que hacen de la necesidad de reconocimiento (algo que nos define como seres sociales) una herramienta con la que adoctrinar a las personas.

      Gracias por tu comentario, un saludo.

      • Por Dios Cuca, si a la cama me voy, sola o acompañada, con todos los problemas que hay no sólo en España sino en el mundo ,estaría para que me encerrasen en un manicomio. Es que los míos propios prefiero encerrarlos bien en un armario antes de apagar la luz.

        Leyendo Disidentia el mundo es tan caótico que sinceramente o hay que tener la mente muy equilibrada o al final ciertamente vamos todos a terminar no sólo con disfunción sexual sino aumentando el número de consultas al psicólogo. Problemas hay y miles pero también hay cosas maravillosas y el sexo simplemente hay que disfrutarlo, y por supuesto con cabeza, para que luego no vengan los lloros.

        No se pueden tomar las cosas tan a pecho Cuca, que usted es muy joven para quemarse con leyes y demás historias, disfrute de la vida lo máximo que pueda y en la cama olvídese del Código Civil ,se lo va a agradecer la persona que tenga en ese momento a su lado y por supuesto usted misma.

        Saludos

        • Sinceramente, a mí los pensamientos pendulares o binarios como el tuyo (irse a la cama sin pesos o con todos los del mundo) son de un sensacionalismo preocupante. Además que cada cuál decida cómo gestionar tanto lo que le acarrea como lo que no le salpica directamente.

          De todos modos, ¿qué parte de diario de análisis y opinión no comprendes? Lo que analizo en mis artículos no tiene por qué salpicar a todo el mundo pero sí es una tendencia. Y como tendencia está determinando la dirección de diferentes aspectos humanos. Considero necesario resaltarlo si se quiere cambiar el rumbo de los acontecimientos sociales.

          Gracias por tu consejo pero me tomo las cosas como creo conveniente.

          «Creo que no nos quedamos ciegos, creo
          que estamos ciegos, ciegos que ven, ciegos
          que, viendo, no ven».
          (José Saramago, Ensayo sobre la ceguera)

          • ¿Usted sabe que Saramago se declaraba a si mismo comunista hormonal?

            Le copio sus propias declaraciones

            “Padezco de algo que se puede llamar el comunismo hormonal. Por ejemplo, las hormonas hacen que los hombres tengamos barba y las mujeres no. Bien, imagínese que hay personas que nacen con ciertas hormonas que las dirigen al comunismo y las pobres no tiene más remedio que ser así. Bien, ahí tiene el motivo por el que sigo siendo comunista, por una hormona que me impone una obligación ética”

            Madre mía, madre mía lo que me faltaba el problema del mundo parece ser el marxismo cultural y va y usted para lograr un cambio de rumbo de los acontecimientos sociales me pone de ejemplo un texto de Saramago.

          • Bueno y ahora es cuando juzgamos…

            “No es más ciego el que no ve sino el que no quiere ver”

            Un saludo.

          • Ni peor sordo que el que no quiere oir.
            (no puedo contestarle en su último comentario)
            No vengo aquí a jugar Cuca, simplemente me llama la atención su forma de pensar, como por supuesto, a usted le llama la mía.

            Saludos y a pesar de que estoy bastante lejos de su forma de pensar, al menos en este artículo, la leo con interés.

          • Por supuesto, cada cual es libre de elegir. En cualquier caso, tal y como decía George Orwell en su novela 1984: “La libertad es el derecho de decir a la gente aquello que no quiere oír” ?.

      • “… porque hay una ley que criminaliza al hombre por el hecho serlo es, como poco, preocupante” ¿Preocupante que el marxismo políticamente correcto, filonazi en este punto, considere al hombre como un ser despreciable, sospechoso e inferior a la mujer, por naturaleza, con el objetivo último de minar y destruir la familia tradicional occidental, una de las instituciones que más estabilidad ha dado y da a Occidente, esencial en su plan de imponer el comunismo marxista? ¿El totalitarismo marxista filonazi es ‘preocupante’?

        Un saludo cordial.

        • Imponer el comunismo marxista en Occidente; el hombre, en virtud de la filonazi legislación de violencia de ‘género’, no tiene derechos; es culpable, incluso, a veces, aunque demuestre lo contrario. Sí eso es ‘preocupante’, es que no somos conscientes de la enorme gravedad del asunto.

  11. Gran columna y precioso (esperanzador) final, CUCA.

    No van a poder con tantos millones de años de evolución.

    Hasta los pájaros, como los increíbles pingüinos, saben lo que es el Eros, y se emparejan de por vida para lograr un fin superior que les trasciende: la descendencia!, en este caso antónimo de decadencia.

    Qué muestra de amor y generosidad de los pájaros y otras especies..Toda una lección para los inconstantes (y egoístas) humanos…

    • Aunque vivimos una era muy cruda y sobre todo mordaz, no todo está perdido y por ello hay que dar esperanzas ?

      El reino animal es muy erótico, pasional… y somos parte del reino animal. Pero las políticas nos han ido desprendiendo de esa esencia animal. Habrá que hacer por recuperarla.

      Un saludo.

  12. La Conferencia de Beijing de 1995 sería en todo caso la globalización de estas políticas pero esto viene de mucho antes, en el año 1972 el gobierno socialdemócrata de Olof Palme publicó un manifiesto titulado “La familia del futuro: una política socialista para la familia”, con el cual se pretendían establecer las directrices de la política estatal en relación al concepto tradicional de familia. Este manifiesto establecía que “toda relación humana verdadera se tiene que sustentar en el principio de independencia entre las personas”.

    El objetivo de toda esta ingeniería social no es otro que acabar con todo vínculo interpersonal directo entre personas e imponer al Estado como intermediario, es decir hacer que las personas dependan completamente del Estado creando para ello una independencia y una solidaridad totalmente ficticia, es decir lo de recurrir a la familia o un amigo en caso de necesitar ayuda fue sustituido por el formulario, la ventanilla y el respectivo cheque, algo que es lógicamente mucho más práctico para las partes ya que unos se libran de ayudar de verdad y los otros de avergonzarse al pedir ayuda, pero sobre todo se libran del hecho de que el pedir ayuda a familiares o amigos va sujeto a condiciones o reciprocidad, el Estado en cambio no exige en apariencia nada, aunque en el fondo el precio a pagar es sumamente alto, como hoy lo muestra muy bien la depresiva, solitaria y esclavizada a impuestos sociedad Sueca del supuesto bienestar.

    Desde siempre el Estado ha tenido este apetito monopolista y su instinto de supervivencia le incita a acabar con cualquier institución social que le haga competencia, sobre todo porque en el fondo sabe que su legitimidad, utilidad e inclusive su existencia siempre estará muy cuestionada. El primer intento de acabar con la competencia institucional fue al adueñarse del mercado es decir de la propiedad privada, las empresas y el dinero, ya sabemos cómo terminó la historia del comunismo y como vamos de mal por la manipulación del dinero y la rapiña fiscal en la socialdemocracia.

    El segundo intento hegemónico una vez que ha visto su fracaso por la vía económica es cargándose a la familia tradicional para ser él la única y gran familia de la sociedad, haciendo gala de un paternalismo y un asistencialismo desenfrenado, además de imponer toda esta basura ideológica posmoderna. Por desgracia o por fortuna ya se está viendo el daño causado, así que sin duda al final las aguas volverán a su cauce natural, ya que es muy complicado o quizás imposible cambiar miles de años de evolución humana en un puñado de décadas, con una ingeniería social que intentó crear el hombre nuevo y le ha salido de nuevo otro Frankenstein.

    • Secundo cada una de tus aportaciones.
      Puse la Conferencia de Beijing a modo ejemplo y además porque en ella ya hablaron de la perspectiva de género. Pero hay otros medios de regulación de la vida, como lo fue el Código Civil (1889).

      Pero sí, este proceso consiste en romper la horizontalidad de las relaciones para que todo se sustente bajo el mismo eje: el Estado como única vía de relación.

      Muchas gracias ?

    • LIBERTAD:

      “El objetivo de toda esta ingeniería social no es otro que acabar con todo vínculo interpersonal directo entre personas e imponer al Estado como intermediario”.

      Qué exacto y cierto pensamiento…

Comments are closed.