La política es un juego en el que sus protagonistas tienen que avanzar en sus propósitos, no siempre confesables, y mantener o acrecentar al mismo tiempo la fe de los votantes. La credulidad de los votantes es inagotable, y no hay apelación a la realidad que la supere. La credulidad es el abono del discurso político, y es la clave que nos permite entender los comportamientos más desvergonzados de la clase política.

Un buen ejemplo en España es el próximo congreso del Partido Popular (PP). Por vez primera, el sucesor no es un tapado, no se elige por el plácido método del dedazo. Mariano Rajoy ha hecho de la pereza infinita que le produce tener que tomar una decisión, la virtud de poner la decisión sobre su sucesión en manos de los militantes de su partido.

El Partido Popular, que tiene en su espina dorsal el cáncer de la corrupción, aprovecha la saga fuga de Rajoy para organizar unas elecciones primarias con las que otorgar al proceso la legitimidad necesaria. Pero como no cree, quizás con razón, que deban ser los afiliados quienes decidan el rumbo del partido, organiza una segunda vuelta con el voto de los compromisarios.

Es un sistema de elección extraño. La doble vuelta tiene sentido. Si el PP se hubiese quedado con los resultados del jueves, 5 de julio, tendría como presidenta a una candidata que sólo tiene el apoyo de tres octavos (el 37,03 por ciento) de los militantes. El partido necesita que el ganador tenga el apoyo mayoritario, y eso sólo lo asegura una segunda vuelta.

Pero el PP cambia el censo en esa segunda votación; la elección definitiva será de los compromisarios, no de los militantes. Eso no quiere decir que la primera votación no sea importante. Si los compromisarios hubieran decidido todo el proceso, muy probablemente Pablo Casado no habría entrado en la segunda votación, y su lugar de rival de Soraya Sáenz de Santamaría lo ocuparía María Dolores de Cospedal. Por eso es tan importante el paso de la dedocracia a la democracia limitada que ha glosado Guillermo Gortázar.

Pero la decisión final la tienen 3.134 militantes (compromisarios), de los cuales un sexto (522) tienen esa posición por el cargo que ocupan en el partido, y el resto han sido votados este jueves por los militantes.

Unos candidatos muy distintos

Lo interesante de los compromisarios es que son personas que ocupan un cargo público, o son diputados o senadores, o aspiran a serlo. En su mayor parte, dependen del acceso de su partido al poder y de su cercanía al líder del partido para continuar con éxito en su carrera política.

Soraya Sáenz de Santamaría carece de ideología y su única estrategia consiste en ejercer y mantener el poder

Soraya Sáenz de Santamaría es una persona que ha recalado en el PP como podía haberlo hecho en el Partido Socialista Obrero Español. Carece de ideología, lo que a ojos de Mariano Rajoy no debe ser la última de sus virtudes. Su mirada no se levanta por encima de la estrategia que le lleve a ejercer y mantener el poder, como si aplicase un imaginado manual de Maquiavelo, a quien  probablemente no haya leído. Y le gustan los chistes, como pude comprobar en primera persona en valencia, hace diez años. Punto. Por eso ha hecho dos cosas en su campaña para ser la líder del PP: contar chistes y decir a los compromisarios que con ella el PP va a ganar las elecciones; es decir, que sólo ella es capaz de mantener los cargos de los compromisarios.

El caso de Pablo Casado es casi el contrario. Ha creado su propio perfil basándose en las ideas que asumió el Partido Popular como propias desde 1990. Entonces, él tenía sólo 9 años, pero cuando llegó José María Aznar al poder, con quince, tenía edad suficiente para albergar las primeras ideas políticas. Hasta donde yo sé, es una persona que ha cuidado los pasos que ha dado, y las declaraciones que ha hecho, para llegar exactamente al punto en el que se encuentra, y en el que puede asumir nada menos que la presidencia del (todavía) primer partido del centro derecha español.

Cada aparición de Casado en los medios de comunicación, cada rueda de prensa, cada entrevista, cada intervención como diputado en el Congreso, tenía un ojo en el presente y otro en su futuro político. Por eso ahora, cuando ha llegado su momento, dice: “Yo ya defendí a compañeros míos, a los que no conocía…”, “yo ya dije en una entrevista en La Sexta…”.

Pablo Casado destaca sobre los mediocres políticos tan solo teniendo un discurso propio y no asumiendo la superioridad intelectual y moral de la izquierda

Descuella sobre la medianía que tenemos por políticos, para lo cual sólo ha necesitado tener un discurso propio, no quedarse en las directrices que envía el partido, y no asumir la superioridad intelectual y moral de la izquierda. Quizá no sea mucho. Pero no es poco, y va mucho más allá de lo que la inmensa mayoría está dispuesto a hacer, y para asumir ese rol ha tenido que ser metódico y, en ocasiones, valiente.

María Dolores de Cospedal ha tenido premio más que sobrado por su traición a Esperanza Aguirre en el famoso congreso de Valencia, y su apuesta por Mariano Rajoy. Ya no puede esperar a más, y el hecho de que no haya pasado el corte es de una justicia infinita. A mí no me cabe duda sobre quién debe ser el próximo presidente del Partido Popular. Para que lo consiga, Pablo Casado tiene que apoyarse en Cospedal como, a estas horas, parece que va a ocurrir.

Casado tiene ya un punto de partida, un documento firmado por José Ramón Bauzá y Percival Manglano, dos populares que, como Casado, tendrían que haber abandonado el PP después del Congreso de Valencia si Mariano Rajoy se tomase más en serio sus palabras condenando a liberales y conservadores.

El documento es extraordinario. Es de una claridad y una valentía desconocidas en anteriores declaraciones programáticas con el sello del PP. Piden la derogación de la Ley de Memoria Histórica. Piden, que me parece fundamental y supondría una verdadera regeneración política en España, la implantación de la circunscripción uninominal. También proponen que haya una verdadera separación del poder judicial, un mayor control de los organismos públicos y una defensa de la libertad de expresión.

Expresan una posición de claro enfrentamiento a los nacionalismos, modernizar y simplificar los impuestos, fomentar la competencia fiscal, una reforma de las pensiones, sacar la mano negra de la política de las aulas, introducir una mayor competencia en Sanidad, y retomar la posición del PP de Aznar frente a ETA y sus tentáculos.

Desmembrar la soberanía nacional

La elección de uno u otro candidato no es sólo por las preferencias personales de cada cual, sino sobre todo por la función social del Partido Popular, y por la coyuntura política de España. Hay un intento por subvertir el orden constitucional impulsado por Podemos, por los independentistas, y por el Partido Socialista Obrero Español. Nuestra Constitución (que en realidad es, como dice Dalmacio Negro, una Carta Otorgada), tiene graves fallas que son causa de una parte importante de los males de España.

Soraya Saenz de Santamaría llevaría al Partido Popular a sumarse a la destrucción de la nación española. Pablo Casado, no

Pero al menos no es, como lo fue la republicana de 1931, una Constitución sectaria, pensada para el ejercicio del poder por parte de media España y contra la otra media. Y el objetivo del nuevo marco político para España es desmembrar la soberanía nacional, entregar a los nacionalistas el control político sobre sus territorios, y sobre el resto volver a un modelo sectario impulsado por la norma fundamental. En ese contexto, Soraya Saenz de Santamaría llevaría al Partido Popular a sumarse a la destrucción de la nación española. Pablo Casado, no.

Eso nos jugamos el día 21 de julio de 2018, cuando el Partido Popular tenga un nuevo presidente.


Si este artículo le ha parecido un contenido de calidad, puede ayudarnos a seguir trabajando para ofrecerle más y mejores piezas convirtiéndose en suscriptor voluntario de Disidentia haciendo clic en este banner:

18 COMENTARIOS

  1. El 21 de julio no nos jugamos nada con el PP. El PP está ya jugado y amortizado y nada tiene que ofrecer a los españoles. Ni un titán podría regenerar al PP, porque la maquinaria del partido, a corto plazo lo neutralizaría.Son muchos años de reclutar impostores y oportunistas de la política en una inmensa maquinaria. Y casado no es un titán, al igual que Manglano y otros. Más bien son personas de pensamiento muy poco sólido, contradictorio y sin ninguna claridad sobre los dilemas de la política de hoy.

    Lo mejor que puede ocurrir es que el PP desaparezca, porque mientras tanto impide que se forme en España una coalición política conservadora, capaz de representar políticamente a esa parte del pueblo español que no se identifica con el progresismo, sus novedades y ocurrencias.

  2. Parece que la decisión está entre Soraya y Casado.
    No soy militante del PP, y creo recordar que solo lo he votado después de Zapatero tratando de que fuera muro de contención frente a la agenda de la izquierda-progre.

    Para centrar el asunto, preguntémonos cúal son los problemas de España que es urgente atacar. En mi opinión los problemas por orden de gravedad son:

    1. Las autonomías son un fracaso total. Un engaño sostenido por los partidos políticos con representación parlamentaria y ocultado por los medios. Los ciudadanos somos los rehenes que sufrimos y pagamos el desastre autonómico. Las autonomías:
    – han fraccionado el mercado
    – han creado barreras de todo tipo. Linguísticas, profesionales. La movilidad interna es imposible.
    – han creado desigualdad: la sanidad no es igual para todos en toda España, la agricultura está desigualmente subvencionada. Los salarios de funcionarios son muy dispares.
    – amenazan la estabilidad y la continuidad del propio estado
    – han utilizado la educación enfrentado el interés local al interés de España

    2. Instituciones y algunos partidos están completamente infiltrado por los nacionalistas y actúan para beneficio de estos. UGT y CCOO se manifiestan a favor de la independencia de Cataluña. Las organizaciones empresariales están dirigidas por personas que antepondrán el interés local catalán al general. Podemos les hace ‘la ola’ directamente, el PSOE antepone el interés de los nacionalistas a los generales de todo el estado.
    3. Los medios de alcance nacional más importantes A3, T5, 6ª, 4 (incluso TVE) manipulan la información a favor de los intereses catalanes, frente a los generales nacionales. Dejando claro que trabajan al servicio de los intereses de los nacionalistas.
    4. España está institucional y políticamente desestabilizada. En este entorno es imposible que nadie pueda prosperar, y mucho menos pensar en competir con los paises de nuestro entorno.
    5. La izquierda-progre (PSOE+Podemos) actúan abiertamente para destruir España, pensando que después de la destrucción total, serán ellos los llamados a configurar la nueva España, esperando conservar los mejores puestos. Esta izquierda promueve la división social, justificando ‘su’ violencia para conseguir sus fines. La co-ordinación de objetivos entre nacionalistas y la izquierda progre solo se explica, porque viendo que contra una España unida no avanzan sus objetivos prefiere una España dividida en miniestados. Espera que esos miniestados no tengan capacidad de reacción para oponerse a su agenda.
    6. Llevamos demasiados años sin cuestionar los gastos del estado. Todo se reduce a más gasto y en consecuencia a subir más los impuestos. Incrementos de tasas e impuestos que ahogan la posibilidad de que algo nuevo pueda nacer y prosperar.
    7. La corrupción lo impregna todo. Todos los partidos que llegan a administrar algo caen rápidamente en el pozo de la corrupción. Aunque los medios se dedican a manipular dirigiendo toda la corrupción al PP. La corrupción del PP ni es la más cuantiosa, ni la más bochornosa. Vean a ilustres podemitas enredados con todo tipo de asignaciones a amigos y conocidos tan pronto como deciden algo. Vean al PSOE como distribuye mil-millones entre amigos y conocidos, o los coloca en empresas públicas a 60000 euracos/cabeza (Dipu de Valencia).

    Si estos son los problemas, las soluciones serían:
    1. Desmontar la organización autonómica: Una única tarjeta para la Seguridad Social, Una educación con el mismo curriculo en toda España. España un mercado único con movilidad total de personas y cosas. Una policía única y común para todo el estado.
    2. Desmontar el entramado nacionalista que lo invade y controla todo: Quién sea desleal con la Constitución y con España no puede ser funcionario, ni estar en nómina de una empresa pública.
    3. Desmontar la conexión entre medios y nacionalistas.
    4. Estabilizar institucional y políticamente España. Las intituciones deben actuar persiguiendo el bien común y el interés general. Los políticos que promueven la secesión o propugnan el uso de la violencia deben ser ilegalizados.
    5. Desenmascarar los extraordinariamente dañinos objetivos de la agenda social de la izquierda-progre que buscan crear división y desestabilidad.
    6. Racionalizar el gasto del estado, eliminando asesorias y puestos ficticios. Impidiendo que multitud de puestos en la administración o en la empresa pública terminen en personas incompetentes, cuyo único mérito es ser amigo o conocido.
    7. El tema de la corrupción es difícil de cazar, como muy bien sabe Pujol –todo en metálico-. Pero necesitamos un líder que luche contra ella.

    Si aceptamos que estos son algunos de los problemas más importantes, la pregunta es quien es el líder que tenga la capacidad de enfrentarse a la mentira de la izquierda-progre y los nacionalistas, y con capacidad de hacer de España un espacio de libertad, igualdad y justicia, donde los españoles puedan prosperar trabajando.

    No se si ese líder debe ser del PP o no, pero necesitamos un líder capaz de enfrentarse a la izquierda. Aunque parezca muy difícil, la tarea se simplifica por las constantes incoherencias, y deseo de crear división –Zapatero dijo: “nos beneficia crear tensión”

    Evidentemente Soraya tiene una losa muy pesada ha dirigido la política española los últimos 7 años. Ha sido una política que no ha resuelto los problemas, no se ha enfrentado a la izquierda-progre, tiene en su curriculo un 155 más dirigido al resto de españoles que a los agentes de la secesión que han salido muy reforzados con Sanchez como nuevo presidente. Soraya tiene en su haber un pasivo demasiado grande, es el candidato que la izquierda-progre y los medios que le acompañan prefieren. Si ellos prefieren a Soraya es evidente que no nos conviene.

    No he seguido a Casado, y no sé si es el líder que necesitamos. Pero desde luego trae algo de esperanza, cosa que no existe en las alforjas de Soraya.

  3. Es curiosa la confianza que depositas en una persona que ha fabricado su perfil político y curricular desde tan tierna edad y que tan generosamente pone al servicio de España.
    Este joven ambicioso subscribe un texto fundacional que te embelesa, lo entiendo. Pero una vez superados los arrobos, no creo que sea difícil ver que se trata de un cantamañanas de tomo y lomo.
    Lo mejor dentro de lo malo? Quizá. Lo bueno, seguro que no. Sólo con citar a Aznar, ese gran hombre, en relación al joven casado, da miedo. Las recetas de José María, ya está probado, no han unido a nuestra indisoluble patria.
    Y por favor, dejad de decir centro derecha. El centro, en un país que acaba de dejar una dictadura fascista, es un eufemismo de muy mal gusto. ¿O es que colocar centro delante apela nuestras raíces cristianas donde el amor al prójimo debiera de ser prioritario? El caudillo, bajo palio, debiera habernos vacunado de tal falta de coherencia.
    La derecha, sigue defendiendo, porque es su razón de ser, la propiedad privada heredada y, desde esos fundamentos, un rollo más o menos metafísico de la igualdad entre individuos, el mérito personal, lo injusto de los impuestos y que Galileo y Copérnico existieron gracias a Dios.
    Casado, en última instancia, no va a defender un modelo de país, en cualquier caso, no un modelo de país cualitativamente distinto del que puedan defender Santa María o Cospedal. Todos van a defender un modelo de consumo y mercado, tutelado por Europa y subrogado al mejor postor. Y si ha de ser el mercado chino, el saudí o el venezolano quién agrande nuestras riquezas, bienvenido sea.
    Un saludo

    • Cucurruqui nos pontificas hoy, después de echar la consabida bronca al articulista, con una interesante afirmación “¿El centro, en un país que acaba de dejar una dictadura fascista, es un eufemismo de muy mal gusto.?”…Hombre 43 años, poco tiempo, no se que decirte, es media vida. Pero en realidad que más da, lo verdaderamente interesante en tu comentario es sacar al Caudillo a pasear, yo me quito el sombrero, porque hay que reconocer que enredar a Franco con las primarias del PP, es un ejercicio intelectual digno de elogio. Yo te animaría a que hicieses un esfuerzo mayor, por ejemplo explicándonos la innegable relación entre el alzamiento del 18 de julio y nuestra reciente eliminación del Mundial de fútbol. ¡Ánimo, seguro que lo consigues!

      • Si 43 años le parecen mucho, ¿por qué en el artículo sobre Guatemala propone aceptar la base fundacional del virreinato español para que puedan progresar los guatemaltecos de hoy en día? ¿Por qué exalta la monarquía católica de los austrias?
        43 años parecen no ser muchos cuando una parte nada despreciable del electorado y de los miembros del partido popular recuerdan con cariño una etapa negra de nuestra historia reciente, obnubilados por un pasado imperial y católico.
        Mi simpatía liberal digiere con dificultad este tipo de exaltaciones de pretéritos imperios llenos de ñ y ese olvido condescendiente e interesado de lo que ha sido una dictadura. También me altera, como habrá podido comprobar, y por la misma razón, esa manía tan postmoderna de edulcorar los términos, en este caso, con la palabra centro.
        Y si usted piensa que pontifico, bienvenido sea.
        Un saludo

        • Hombre cucurruqui, no es lo mismo, no haga trampas. Usted afirma que España acaba de dejar un dictadura fascista (por cierto nego maioren ergo nego consequemtian, pero eso sería otro debate, porque calificar de fascista a la dictadura de Franco es una posición ideológica no histórica ni política). Lo que usted hace es una referencia temporal y no se puede sostener salvo que por razones ideológicas queramos estar utilizando a Franco a todas horas y para cualquier tema. Y esto está relacionado con otra afirmación suya ideológica y por lo tanto alejada de la realidad, salvo que la demuestre por supuesto, dice ” los miembros del partido popular recuerdan con cariño una etapa negra de nuestra historia reciente, obnubilados por un pasado imperial y católico. ” Esto parece más una declaración de Echenique en un twit de esos o como se llamen, que un análisis mínimamente serio de la realidad política, que nos permita un debate enriquecedor y una confrontación de ideas. Sinceramente es de risa, aunque hay que reconocer que es un tipo de propaganda que surte efecto. Y si, usted pontifica, nos echa la bronca a los comentaristas y a los articulistas, es el censor oficial del grupo.

          • Buenos días, señor/a Brigante.
            Cuando quiera discutimos sobre su negación del término dictadura fascista. Espero, al menos, que sea sobre el calificativo.
            En lo que respecta al término censor, he de decirle que no censuro. No elimino ninguna parte de lo que los articulistas y comentaristas han escrito. Procuro, al citar lo escrito, no eliminar una parte que hace completa la cita, como ha hecho usted eliminando “una parte nada despreciable…” en su comentario.
            Abroncar, no. Escribir en contrapunto y polemizar, sí. Disidir, también. Ya he dicho varias veces que me sorprende lo reaccionario del ambiente en este medio liberal y/o libertario.
            Un saludo

          • Buenos días señor/a Cuurruqui.
            Le llamo censor en el sentido romano, es usted el encargado de velar por las buenas costumbres del grupo, y lo hago con sentido del humor, al igual que cuando digo que nos echa la bronca. Perdóneme que discrepe de su supuesto carácter disidente. ¿Disidente de qué? De la ideología dominante desde luego que no, porque, por ahora, le veo un fiel defensor de los valores e ideas que imperan en el mundo actual. Puede que esté equivocado por supuesto. Internet tiene sus ventajas pero también sus inconvenientes.
            Yo no le he censurado, el fondo de la cuestión sigue ahí y se relaciona precisamente con mi anterior apreciación. Es simplemente falso que haya una parte despreciable del PP que recuerdan con cariño una etapa negra de nuestra historia reciente, obnubilados por un pasado imperial y católico. Es mentira, pero es lo que dice el discurso oficial de la izquierda, y usted lo repite. Las razones de porque este discurso es imprescindible para la izquierda, lo expliqué en otro comentario.
            Respecto de la “dictadura fascista”…. Si lee con detenimiento lo que escribo verá que en ella tiene la respuesta a sus dudas: “calificar de fascista a la dictadura de Franco es una posición ideológica no histórica ni política” Creo que está claro. Por supuesto en el lugar adecuado, que seguro que lo habrá, y con más espacio, podemos debatir sobre fascismo, dictaduras, comunismo, totalitarismos y lo que considere oportuno….pero con una condición: que el debate sea histórico o político, no ideológico. Un saludo

  4. “Soraya Sáez de Santamaría carece de ideología… Y le gustan los chistes, como pude comprobar en primera persona en valencia, hace diez años. Punto. Por eso ha hecho dos cosas en su campaña para ser la líder del PP: contar chistes y…”

    Vaya por delante mi también predilección por Casado, José Carlos. Aunque solo sea porque es el candidato menos malo de todos los que han presentado candidatura y especialmente de los más votados, porque los desconocidos militantes del PP que se lanzaron al ruedo, solo estaban de relleno y apenas tenían posibilidades. Sin embargo, me llama la atención su consideración por Soraya: “carece de ideología”. Bueno, más o menos la misma ideología de la que carecen Rajoy, Montoro, Cospedal y cada uno de los miembros que han formado parte del aparato del partido. Del verso suelto de Margallo, que seguramente haya leído a Maquiavelo o al menos, alguna de sus citas, hay que decir que esas supuestas lecturas no han tenido mucha utilidad ni aplicación práctica en el “éxito” de su campaña, dado que su “amiga” Soraya salió triunfante en esa primera vuelta.
    Y es verdad que la ex-vice no se lo ha currado mucho en estas primarias y le han bastado cuatro chistes mal contados para encandilar a su audiencia. Uno de los más aplaudidos entre sus fieles: “A veces frente a Sánchez me siento como Chenoa porque cuando él va, yo ya vengo de allí y cuando yo voy…”

    Es evidente que Casado ha tenido que trabajar mucho más en campaña, luchar contra los elementos adversos, ya sean externos e internos y asumir el papel de la hormiga en este cuento que nos han contado, mientras que la todapoderosa y perversa Soraya que disfrtutaba de una holgada ventaja, pese a la sombra acechante de la vengativa y áspera Cospedal, se ha mostrado relajada y se ha dedicado a cantar y cantar sus “bondades” como la cigarra del cuento. En próximas entregas veremos el desenlace del serial televisado y de cómo la furia de “titanas” se resuelve a favor de Casado.

  5. El verdadero problema es que los diputados actuales del PP con la cómplice golpista S.S al frente pueden apoyar en esta legislatura una reforma de la constitución para culminar el golpe de estado. Rivert y Casado pueden sufrir las mismas presiones de realidades mediáticas y aceptar apoyar una reforma constitucional elaborada por unos completos corruptos y secundada por unos completos ignorantes sin principios.

    Ahora solo nos falta saber si Pedro Sánchez existe o solo es un holograma del auto-golpe de estado.

  6. Andan discutiendo sobre el ADN del PP los que se han cargado al PP. Ahora que es un cadáver quieren saber su identidad biológica. Hay que estar como un cencerro o ser muy caradura para alimentar las discusiones de cara a la galería sobre si el PP tiene ADN antiespañol o catalán. Todo es corrupción, la tomadura de pelo también.

    • No se enfade, amigo Catlo. Es cierto que algunas tomaduras de pelo de corte “identitario”, aunque sean en diferido, también son formas de corrupción. Saludos,

  7. No estaría yo muy seguro que la constitución actual no es como la republicana de 1.931, decía Ortega entonces.
    “En el debate de totalidad del proyecto de la Comisión de Constitución celebrado entre los días 27 de agosto y 9 de septiembre de 1931 José Ortega y Gasset intervino como portavoz del grupo parlamentario de la Agrupación al Servicio de la República para decir que “nuestro grupo siente una alta estimación por el proyecto que esa Comisión ha redactado” (“hay en este proyecto auténtico pensamiento democrático, sentido de responsabilidad democrática”, añadirá más adelante) pero advirtiendo a continuación que “esa tan certera Constitución ha sido mechada con unos cuantos cartuchos detonantes, introducidos arbitrariamente por el espíritu de propaganda o por la incontinencia del utopismo”. Entre esos “cartuchos detonantes” destacó que para el proyecto “la autonomía [sea] algo especial, puesto que no la estatuye para todos los españoles” sino que responde a los deseos “de dos o tres regiones ariscas” lo que dará lugar a “dos o tres regiones semi-Estados frente a España, a nuestra España” y en cuanto al resto de regiones, al afirmar el proyecto, según Ortega, que la autonomía sólo se concederá “a aquellas provincias que posean características definidas, históricas, culturales y económicas comunes” esto las animará a “una campaña de nacionalismo allí donde hasta ahora no ha existido”.[3]​

    En cambio, si la Constitución crea desde luego la organización de España en regiones, ya no será la España una, quien se encuentre frente a frente de dos o tres regiones indóciles, sino que serán las regiones entre sí quienes se enfronten, pudiendo de esta suerte cernirse majestuoso sobre sus diferencias el Poder nacional, integral, estatal y único soberano. Contemplad la diferencia de una solución y de otra.”

    Si no es esto que apuntaba Ortega lo que se hizo en la constitución del 78, y que estamos viviendo los temores, ahora de nuevo cumplidos de Ortega, al diferenciar regiones históricas es que yo no debo saber leer. El problema es que en estos momentos los españoles no nos podemos fiar de ningún político español, hemos podido comprobar que ninguno de ellos sabe que es una nación y donde está la línea roja que jamás se puede traspasar. Todos la han pasado de largo, haciendo dejación de funciones, siendo partícipes, alentando y financiando el golpe de estado.
    Yo tampoco me fío de Casado, no sé si tiene el carácter suficiente para oponerse a este auto-golpe de estado en el que participan, Merkel, Soros, toda la casta política que solo desea sobrevivir, la banca y la oligarquía española al completo, ni una voz en contra, la Botina dijo algo apoyando a las féminazis, con lo fácil que lo tiene para ser paritaria en su banco. También he observado como se prodigan en publicidad en los medios convertidos al golpismo.

  8. Poco he opinado sobre este tema, muchas veces como que casi me da igual quien gane, pero la verdad en España hace falta un centro derecha con las ideas claras y creo que en el PP hay gente de valía que puede crear un programa claro.
    Tampoco me parece mal este sistema de votación para elegir al Presidente del partido, ni idea que saldrá, pero hay que reconocer que Soraya habrá ganado en votos de la militancia pero con poco más del 30%, como he leído antes a FJL, el otro 66% simplemente no la puede ver delante.

    Ya se verá con los compromisarios. Personalmente y nunca he votado al PP nacional prefiero que gane Casado, aunque debería empezar a cambiar de siglas. Si gana Soraya, auguro la desaparición absoluta del partido y la creación de otra formación por parte de Casado, Cospedal y otros dirigentes, incluido Feijóo.

    Mera opinión. Los vaticinios últimamente en España son más bien pájaros de mal agüero que de bueno.

    • Pues yo he consultado el I Ching y me ha dicho que España se salva.

      Una pregunta ¿usted sabe si Pedro Sánchez existe? yo es que nunca lo he visto, y cuando dicen que es él a mí me parece un holograma.

      • jajajajjajaja Henry, no se como hace pero siempre me hace reír.

        Yo, soy más de runas celtas pero andan muy perdidas en los vaticinios, será que hasta hoy las hacen los chinos y aciertan sólo lo que ellos quieran. Más listo usted que consulta directamente al original.

        ¿Pedro Sánchez? eso me pregunto todos los días. Vivo parece que está, se publicó una foto con Obama y le juro que estar estaba en la foto pero la imagen trasladaba un perfecto sonambulista.

        • Me alegro, es difícil acertar con la ironía o el humor en un comentario digital, cada cual entra con un humor de perros distinto y eso da lugar a múltiples interpretaciones, no digo también perras que queda muy feo, aunque en masculino signifique lo mismo.
          De niño me gustaba la sorna de Lindo Pulgoso por lo que en los medios digitales me río, JI, Ji, Ji. Que algunos consideran ridículo, Ji,Ji,Ji.
          No se tome a broma el I Ching, le acabo de preguntar por los mellizos de Irene y Pablo y mire lo que me ha dicho… Ni me he atrevido a seguir leyendo más de la segunda línea.

          https://www.losarcanos.com/iching_result.php?V5=X&XH=988887

          • La ironía suelo pillarla, los chistes no tanto, pero aquí procuro ser formalita que esta página es muy seria y da no sé qué reírse, usted lo hace en plan Lindo Pulgoso pero lo mío es a carcajada limpia.

            Fui, ahora a buscar y recordar la risa y me he topado con el vídeo de Conciencia Perruna, no es risa ridícula es de niño travieso.

            También he entrado al I Ching ese …………….Henry ……eso es muy complejo para mi mente , peor que descifrar el pensamiento de Rajoy y encima me pongo a tirar las monedas sin hacer una pregunta previa , me encuentro con mi presente, mi futuro… sin preguntar nada. Ahora tampoco he entendido si voy a tener fiebre, me va a tocar la lotería y o me voy a dar una vuelta al mundo

            De momento a aprovechar la tarde de domingo.

            Un placer.

Comments are closed.