El régimen político instaurado en España en 1978 no es reformable: lo único que puede sacar a los españoles del abismo al que nos dirigimos es la libertad política colectiva. Tal Régimen fue impuesto al pueblo por un pacto entre los herederos del franquismo y los partidos políticos que, aun declarándose republicanos, aceptaron a Juan Carlos I como rey de España.

El pacto alcanzado se concretó en un documento redactado en secreto por siete personas, al que llamaron Constitución de 1978, y que se dio a refrendar al pueblo español mediante una oferta que nadie pudo rechazar: o esto, o el franquismo.

España es el único reino del mundo en el que apenas hay monárquicos

Dicho pacto produjo ciertas anomalías de la vida política española. Una de ellas fue el juancarlismo: en el Reino de España, nadie era monárquico, era “juancarlista”. El juancarlismo, una enfermedad mental contagiosa, afectó a derechas e izquierdas, de tal forma que España es el único reino del mundo en el que apenas hay monárquicos. ¿Sorprendente? ¿Cuánto duraría la monarquía británica si repentinamente los ingleses se volvieran republicanos?

Pero el juancarlismo no solo evitó que en España hubiera verdaderos monárquicos; también consiguió que los republicanos pospusiesen sine die la cuestión de la Jefatura del Estado. Los comunistas y socialistas decían: “Tranquilos, que Felipe no reinará”. La política española se movía así entre un discurso hipócrita en las alturas, y unos bajos fondos cenagosos.

Mientras los juancarlistas chapoteaban en piscinas como las del Tío Gilito, los ciegos comían las uvas de dos en dos, y los tuertos de tres en tres. El más tonto podía hacerse rico en un mes y, aunque no supieras cantar, con el marketing de amiguetes adecuado podías alcanzar el mayor éxito de ventas. Como nuevos ricos, habíamos olvidado nuestro origen. Nos hicimos europeos y pensamos que eso de España era una cosa antigua, carca y franquista.

Cuando se agotó el crédito, se acabó la fiesta, que no la farsa. Afloró la bola de corrupción, y los nuevos ricos, ahora arruinados, empezaron a echarse la culpa unos a otros. Corrían ríos negros de miseria, nacieron los nuevos insultómetros, las RRSS, donde cada uno podía denunciar a su vecino y quedar él, de esa manera, exento de culpa… Convertidos en jueces, policías y carceleros de nosotros mismos, ya no podíamos mirarnos a los ojos y conversar racionalmente, pues una obscura vergüenza desconocida nos lo impedía.

Hicieron que Juan Carlos I tuviera que pedir perdón y, no pareciéndoles suficiente humillación, le obligaron después a abdicar en su hijo

El juancarlismo entraba en franca recesión, se abría la veda contra el rey, y así llegamos hasta el momento cumbre en que, aquellos que pueden decirle al NYT lo que hay que sacar en la portada, hicieron que Juan Carlos I tuviera que pedir perdón y, no pareciéndoles suficiente humillación, le obligaron después a abdicar en su hijo. Este es el asunto clave de lo que empezó a pasar en el Régimen del 78, oculto tras estúpidos cotilleos sobre elefantes, princesas y tropezones en Botsuanas…

Discurso a los repúblicos en defensa de la Monarquía

Juan Carlos debió acordarse mucho de su padre, Don Juan, cuando se encontró en la misma disyuntiva que él: aferrarse al trono o salvar la monarquía. Saboreaba la amarga medicina de ser él el traicionado ahora. ¿Traicionado por quién? Haríamos bien en preguntárnoslo, pues quienes pueden quitar un rey, son los que de verdad mandan en España. Y, desde luego, no es el pueblo, que ni puede, ni sabe, ni quiere.

La sangre llama a la sangre y el desastroso régimen republicano colapsó en la más sangrienta y repugnante guerra civil

En España la idea de república está indefectiblemente unida a la II República de 1931. Los partidos nominalmente republicanos del R78 apelan a ese período con nostalgia; innumerables películas ensalzan esa época siniestra, y en el imaginario del progre español medio, aquél fue un tiempo de libertad y prosperidad desgraciadamente interrumpido por la guerra civil y el franquismo.

Cierto que esto es efecto de la ignorancia y la propaganda, pues cualquiera que estudie con serenidad y desapego emocional dicha época tendrá que reconocer que fue una etapa de corrupción, asesinatos políticos, ilegalidad, represión militar y policial, criminalidad, pistolerismo y caos de proporciones descomunales, que desembocaron en un golpe de estado reclamado por amplios sectores de la población, alarmados ante la imposibilidad del orden, la democracia, la decencia y la paz.

La sangre llama a la sangre y el desastroso régimen republicano colapsó en la más sangrienta y repugnante guerra civil, y el largo y represor franquismo.

Hoy tenemos a Felipe VI, a un lado, y un consenso roto, al otro

Ya no tenemos juancarlismo, ni franquismo (aunque la falsa izquierda  intente seguir viviendo a su sombra). Así pues, ¿qué tenemos? Hoy tenemos a Felipe VI, a un lado, y un consenso roto, al otro. El consenso del 78 se ha roto por Cataluña, como ya hemos explicado en otro sitio y no va a ser fácil recomponerlo.

Y aunque al R78 aún le quedan años de retorcimientos hasta quebrarse (ya veremos lo que da de sí la operación Ciudadanos) hay que estar atentos. Se intentarán reformas. Para rehacer su consenso, el Estado de partidos (que son todos, PP, PSOE, Podemos, Cs, los nacionalistas, los independentistas, todos) necesita un pacto sobre nuevas bases.

¿Y cuáles son las bases sobre las que el régimen del 78 intentará refundarse? Las bases calcinadas de una III República partidocrática, federalizada, autodeterminada, desnacionalizada… Los partidos son facciones del Estado luchando entre sí, cuyo objetivo es conquistar cada vez mayor porción de ese Estado.

Los partidos nacionalistas quieren fraccionar al Estado para parasitar su pedazo en exclusiva. Cuando el capital financiero, el mismo que obligó a abdicar a Juan Carlos I, lo considere oportuno, pondrá a sus medios y sus partidos a lanzar el vodevil republicano. Una nueva democracia, más moderna, más europea, en la que el Rey será convenientemente desprestigiado.

Un rey no necesita apoyarse en los partidos, ni en la Constitución del 78. Un rey solo necesita el favor del pueblo

El 3 de octubre de 2017 el pueblo español, perplejo, cabreado y acobardado por el abandono del Gobierno y la clase política ante la intentona golpista en Cataluña, escuchó hablar al rey apenas 6 minutos. Y así reunió el valor para sacar sus banderas a la calle, en Cataluña y en toda España: se rompió la vergüenza, nos miramos a los ojos, estallamos de alegría y salimos a proclamar lo que somos: españoles.

Un rey no necesita apoyarse en los partidos, ni en la Constitución del 78. Un rey solo necesita el favor del pueblo… y recuperar la legitimad histórica y dinástica que se rompió con su padre.

Artículo anteriorAuge y caída de las absurdas ideologías posmodernas
Artículo siguienteEl imperio de la velocidad
Cristóbal Cobo
Soy hijo del baby-boom, cosecha del 65. Aunque me ha costado, al fin he alcanzado esa edad en que prefiero saber la verdad a engañarme con mis deseos. Durante muchos años edité y fui redactor jefe de la revista universitaria gratuita Generación XXI (desde 1996), pero la cerramos con la crisis del siglo (2008). Como no escarmiento y me gustan los negocios de riesgo, ahora edito libros en Editorial Manuscritos. Tengo granja, huerto y en mis ratos libres escribo, lo cual ya es vicio. Acumulo libretas tachonadas en un baúl, tres libros de poesía y un par de novelas en barbecho. Igual algún día me pongo a corregir y las publico, cuando sea viejito y ya nada importe. Políticamente insatisfecho, desafecto al Régimen, alérgico a las subvenciones, no alineado. Español renacido, perpetuo conspirador, libre de prejuicios mediáticos. Tengo amigos raros, fachas, comunistas, ácratas, ateos, católicos tradicionalistas, judíos y musulmanes.

16 COMENTARIOS

  1. La libertad colectiva no existe, es una contradicción en sí misma.
    Porque si es colectiva exige mi sumisión a la voluntad mayoritaria del colectivo que puede coincidir (o no) con mi voluntad y mis intereses.
    Por tanto, la libertad colectiva puede cercenar (o no) mi libertad individual.
    Si quedo al arbitrio o arbitrariedad de la mayoría, simplemente porque “una mayoría” lo ha decidido así, mi libertad individual queda seriamente amenazada.
    Libertad colectiva = COLECTIVISMO.
    Rotundamente en contra de ese planteamiento.

  2. Repito, vea los documentales y las sesiones de las cortes constituyentes. Fueron mas de doce meses de conversaciones y negociaciones. Y se podía votar no, como unos cuantos hicieron. Si eso es un trágala que baje Dios y lo vea.

  3. Pero que mentira más gorda el comienzo de este articulo salido “out of the blue”. La constitución no se la inventaron siete sres. a puerta cerrada, ni un trágala o el franquismo.

    Recomiendo al autor repasar todo el proceso constituyente.

    Las tesis rupturistas regeneradoras de Trevijano pueden ser acertadas en teoría e incluso en parte de la práctica. Pero no son la Historia ni sus motivos ni sus consecuencias. Son un discurso de parte orillada.

    Si se parte de premisas falsas se llega a conclusiones equivocadas.

    Vea el autor la documentación (incluso memorialistica comparada y enfrentada) y lo audiovisual existente sobre el momento y reformule sus pareceres a la luz de los hechos.

    Comprarle el discurso a Potemos es malo hasta para escribir un artículo.

    • No se cuantos años tendrá usted pero yo aunque era joven ya me interesaba por aquellos asuntos.
      Primero, la sociedad española en 1975 vivía en paz y armonía, con la guerra civil olvidada pero presente, los españoles habían hecho las paces en su vida cotidiana y unos y otros se tragaban sus malos recuerdos haciendo la vida más bella a sus hijos y nietos. No había ruido de sables, ninguno, había tan poco ruido de sables que los militares estaban asustados el 23F en sus cuarteles, rezando para que todo se quedará como estaba, como así fue.
      Ningún español pedía autonomías, algo que negociaron los espabilados de turno en secreto, ya que en 1975 ningún español lo deseaba. Prueba evidente de que la constitución la hicieron cuatro monos a puerta cerrada es leer su redacción, las contradicciones, los artículos mal redactados e incompletos, que no se planteó ningún referéndum sobre monarquia o republica, sobre el estado autonómico o centralizado, y sobre otras mil cuestiones que se debería haber planteado a los españoles. Bien es cierto que todo eso fue posible porque todos los españoles en aquel momento eran hombres de paz, llevaban una vida tranquila y tenían cubiertas sus necesidades. Circunstancias que no se dan actualmente debido precisamente a la redacción a traición de la constitución española con acuerdos exclusivos para futuros nacionalistas golpistas como bien advirtieron en el congreso los más avezados del lugar.
      La constitución como dice el artículo se planteó cerrada en referéndum, o la tomas o seguimos con lo antiguo, eso no es un referéndum, es un chantaje.

      • En efecto, fue cosa de un sanedrin de 4 gatos con la tutela USA y de la (por delegación) RFA para ver que la cosa no afectara de manera negativa a sus intereses. Dedse mucho antes del 75.. 71-72 por lo menos.

        Había pánico a que esto deviniera en una revolución de los Claveles.

        Algo por otro lado imposible porque el peso de nuestras colonias, Sahara o Guinea ni de lejos tenía el peso del de las portuguesas para Portugal.

        A Suarez lo dejaon como guinda de un pastel ya precocinado. Y se lo quitaron encima cuando vieron que les salía rana. Eso fue el 23F.

        Después entramos en la OTAN con Ceuta y Melilla fuera de su estructura, o sea que nos daban armas de fogueo, pero les pagábamos las suyas de verdad.

        Previamente regalamos Sahara y Guinea a nuestros protectores.

        Después entramos en la CEE de esa manera.

        Por el camino se calcó una Condtitución de un estado tan intervenido desde fuera cómo la RFA, donde las Taifas fueron la mejor manera de asegurar a los de fuera que nunca seríamos una nación fuerte que decidiera por si misma, o sea una fuente de problemas. Y al mismo tiempo las Taifas sirvieron para que los nuevos parásitos asomados a la rapiña nacional pudieran tener su ración de Poder y pasta.

        Ahora han intentado colárnosla de nuevo, de la manera que dice HENRY KILLER pero estamos tan resabiados y jodidos que no ha colado, y eso les jode.

        Ese no ha colado es la única salvación del monarca actual.

        Ahora de lo qe tratan es de cargarse la reacción a la estafa y el engaño de la mima manera que se cargaron la revuelta post Ermua. Pero esta vez no es sólo el PNV, es el PPSOE +a nazionalistas y hasta Ciudadanos que aún no sabe donde está.

        Si el Rey se une al cerdeo tendrá garantizados 5 años de paz y muchos de dolor de cabeza después. Y sus hijas no reinarán, eso que lo tenga claro.

        un cordial saludo

        • Todos tenemos muchas teorías e historias: que si los americanos, que si los franceses, que si os moros, que si mi abuela la del pueblo. Y todos podemos buscar datos para que hagan funcionar nuestras teorías y opiniones. En el fondo fondo NI PUTA IDEA TENEMOS, MAS QUE CONJETURAS. Y si las niñas reinan o no no lo sabremos hasta que se produzca o no.

      • Repito vea los documentales y las sesiones de las cortes constituyentes. Fueron mas de doce meses de conversaciones y negociaciones. Y se podía votar no como unos cuantos hicieron. Si eso es un trágala que baje Dios y lo vea.

  4. El último Borbon en Francia fué Luis XVI porque no se plegó a la masonería y se quiso dar un escarmiento, sin embargo siguió la casa de Bonaparte de donde el palacio de san Telmo en Sevilla es muestra. Hasta Franco, no sé si por indicación Usa, muy infiltrada en la España de la época, señaló un rey. Quien manda es Usa y su deep state, si a Usa le interesan las monarquias que encabezan las diferentes masonerías, así sea.

  5. Me sumo a los que no entienden el artículo, igual de confuso que la palabra DisidenTia.

    Ya tuvimos un artículo igual (de liante) defendiendo a Felipe VI como agente voluntario.

    ¿Esta ud. defendiendo la monarquía como forma de Estado? o ¿Esta ud. defendiendo a Felipe VI como un agente necesario?

    Si es lo primero, podemos simular ese anhelado periodo de libertad constituyente del que habla, pero antes de argumentar le sugiero primero leer a Luis Riestra, sus argumentos a favor de la Monarquía Hispánica como forma de Estado son más coherentes (que los suyos).Le dejo el enlace.

    http://www.macromatters.es/?p=3559

    “Échele mojo” que decimos por estos lares. Le anticipo que yo defenderé la República Constitucional. No sin antes recordar que el término República en si mismo no es sinónimo de Democracia (Representatividad y División de Poderes)

    Si se tratase de lo segundo, defender a Felipe VI aceptándolo como una imposición de la coyuntura y de paquete también a su monarquía (es lo que he creído entender) me parece un argumento rebatible. Ya lo harán otros, a mi sinceramente me aburre.

  6. Interesante texto Don Cristóbal e interesantes comentarios

    Yo no soy versado en cuestiones tan complejas, sólo apunto unas cuantas intuiciones.

    La primera es que aceptando que el Juancuarlismo es el primer escalón hacia una República en petit comité, hay que convenir que Juan Carlos es un republicano de tomo y lomo.

    O que nadie ha hecho mas por una República cómo Juan Carlos. Soy consciente de la situación de debilidad en la que estaba del 75 al 78. Pero uno de los que estuvo en las bambalinas del 23F para dar un golpe contra Suárez (que cometió el imperdonable error de creerse que mandaba) fue él, no el único cómo lo demuestra la lista de Armada.

    Es partir de entonces se consolida el Juan Carlismo, con su “comisionado”.

    Y es el Juancarlismo el que ampara la dictadura de partidos y la deriva hacia la esa socialdemocracia de serie B (con las Taifas como administradoras del maná) blindándola de las críticas que se le podrían haber hecho desde la derecha o el liberalismo (hablando se entiende la gente…) porque si éramos una monarquía de que podíamos quejarnos.

    Cobrando su comisión correspondiente.

    Estoy completamente de acuerdo con la hoja de ruta (terrible expresión) que nos ha detallado HENRY KILLER en su post.

    Lo principal a debatir es si Felipe V se ha saltado dicha hoja de ruta en su discurso del 3 de Octubre o no.

    Yendo al asunto mollar, en mi opinión, la ventaja de una monarquía es que introduce un elemento mas en la división de poderes (si es que el Rey/Reina debe de tener un poder X) que escapa al cortoplacismo de los partidos, diputados, presidente.. está ligado a su reinado y a la necesidad de permanencia o no de la institución. Que los plazos sean de 40 años y no de 4 da una perspectiva muy distinta de los intereses a los que se enfrenta.

    Respecto a su coste monetario.. es cierto que en España está muy maquillado. Otra de las herencias del republicano campechano.

    Pero conociendo a mis compatriotas y conociendo a quienes optarían a Presidente de la república y la necesidad de “darle al cargo la importancia requerida” signiicaría que si el Borbón nos costaba 200 del ala al año (por decir algo) los otros nos costarían x 4, o mas.

    Me imagino también el rosario de cuñaos (a X Urdangas por presi), de Corinas (a X por Presi..) y todos colocaos or ever and ever en una especie de casa de la República, con presupuesto infinito y llena (por eso de lo políticamente correcto) de LGTBi , de Raholas, y a saber que mas.

    Asunto que luego sería extrapolable a las 17 miserias. Para que no se diga.

    Así que si no nos queda mas remedio me quedo con una monarquía.

    El General Prim, que algo nos conocía, que era republicano y patriota, prefrió que se importara un Rey descafeinado (Amadeo), a una República, por algo. Y yo me fío de su criterio.

    Volviendo al discurso del Rey.. el del 3 de Octubre, el tiempo dirá. En mi opinión el cabreo general en el pueblo contra la clase política, por que se olía la tostada con la que HENRY KILLER nos ha ilustrado, hizo que Felipe V intuyendo que el pagano de las iras podía ser él cambiase el chip, entre otras cosas por su propia conveniencia y pasó lo que pasó.

    Y a mi no parece mal que lo hiciera por su propia conveniencia. Por lo menos ha demostrado que no es tonto o que no está mal asesorado. Y eso nos conviene a todos. Lo opuesto a su padre.

    Si luego vemos que hace coincidir su conveniencia con la de la supervivencia de la institución y no la de su persona per se (que no estemos ahora en un Felipismo, de la misma manera que hubo ese nefasto Juancarlismo) tendremos mucho ganado.

    No se si me ha sabido explicar.

    Un cordial saludo

  7. Yo creo que el guirigay orquestado en Cataluña era un plan ideado en las esferas de poder.
    Juan Carlos fue un sacrificio necesario como Podemos o Ciudadanos para la supervivencia del régimen, Felipe VI un engañabobos con el que distraer la atención, por supuesto no en su discurso, sino anteriormente ya que el poder lo considera un cero a la izquierda.

    Partiendo de esta premisa podemos desentrañar que el autogolpe de estado pretendía, ni más ni menos, que una “Republica federalista con rey” ni más ni menos. Chúpate esa.

    El objetivo era simple, forzar la aceptación de una reforma constitucional para convertir las autonomías en estados independientes de facto, hacer bancos buenos y malos con las distintas autonomías, a las más ricas se le condonaría la deuda para que siguieran produciendo y comprando productos a Alemania y las pobres pagarían la deuda, Guindos ya se ha ido a Europa. En segundo lugar hacer un borrón y cuenta nueva con las causas pendientes por corrupcion blindando con la nueva justicia federal a todos los corruptos de renombre que fueron, son y serán.

    Teniendo estas dos premisas presentes y sabiendo que el gobierno, tribunal constitucional y todos los partidos están por la continuidad del plan podremos comprender todas las declaraciones, acciones y resoluciones que observemos a partir de ahora.

    Es un grave error anteponer la figura de Felipe VI a la de los españoles en el enfrentamiento al autogolpe de estado. El Rey habló porque los españoles así lo demandaban y el gobierno inexplicablemente no lo hacía. Aunque en realidad ya lo he explicado arriba.

    La Republica con que nos amenaza el artículo ya se ha pretendido instaurarla, una república con rey de madera.

    Artur Mas le dijo al juez que había negociado con hombres de Felipe, Rubalcaba, Rajoy, el 9-N pero se le olvidó decir que habían negociado en la estupenda oficina de la vicepresidenta en Cataluña sobre el 1-O, ah claro, que estaba inhabilitado.

    Es interesante también para conocer a todos los implicados la cronología de sus apariciones mediáticas, esas apariciones que parecen casuales pero que siempre van encaminadas a reconducir la situación en función de los intereses reales del poder.

    • Hasta tal punto es verdad lo que dice que toda la política española desde ahora va a girar exclusivamente en torno al encubrimiento de lo que se ha destapado a cuenta de la «performance» secesionista.

      Todos los «debates» o monólogos del poder establecido tienen como fondo los «temas» del consenso fundacional del Régimen, como ahora esta simulación dialéctica banal de la «cuestión lingüística», que sale a la luz por motivos circunstanciales pero esenciales.

      La opinión es infectada a diario por campañas de condicionamiento desnacionalizador que apenas si resultan perceptibles.

      Cada vez es más evidente la naturaleza del Régimen del 78 como vehículo de la Anti-España, comoquiera que deba concebirse: un Estado apropiado por fuerzas políticas y económicas cuya existencia depende de la neutralización de los intereses de la mayoría, no sólo inmediatos sino mucho más profundos y de largo alcance.

      Todo apunta a que este Régimen ha entrado en fase depresiva previa al suicidio. No hay una sola información diaria que no sea expresiva de un estado de Anomia institucional irreversible.

      Tomar las cosas como son es realismo político, este Régimen se encuentra en la más delirante sobrerrepresentacion y los actores no tienen entidad para disimular esta inconsistencia de su propia puesta en escena.

  8. Ayer noche se dio la casualidad que justo al colgar este artículo estaba leyendo Disidentia y juraría que el final del mismo no era así, debió ser un sueño donde se pedía reivindicar la figura del abuelo y escuchar a quien durante tanto tiempo formó parte de su Consejo.

    Un republicano en la Corte de los Borbones debería titularse el artículo

    No sé que le diga Sr Cobo, supongo que en la Edad Media y épocas similares un Rey sólo necesitaba el favor del pueblo, y a lo mejor hoy en día hasta puede que sea así, pero ¿tiene el Rey el favor del pueblo?, yo no se lo he dado, ni he tenido la oportunidad de darlo. Sí, se lo daría si me diesen la oportunidad, pero con otras condiciones, otras funciones y sobre todo con otras responsabilidades y por favor, le pediría al Rey que deje de reivindicar la figura de su padre, incluso que ni reivindique la de mi supuesto sueño (el abuelo), simplemente que reivindique la suya, es la única manera que el pueblo lo apoye.

  9. No termino de cogerle el punto al artículo. Lo he releído por si, acaso, no recalase en algún punto que me impidiera seguir una línea argumental que le viculara a su título; pero ni aun así. Veo una muy bien estructurada, correcta y bien escrita secuencia de hechos y situaciones, pero no soy capaz de encontrar un argumento que pueda considerar la Monarquía como una forma de organizar una socidad mejor que una República. Puedo intuir que el autor así lo considere por el título que ha elegido, pero debo ser muy torpe por no captarlo. No sé si se refiere a que las decisiones que en España se tomaron en la transición son penrenes e inmutables, o no sé si a los Estados Unidos, Francia, Alemania o Italia les iría mejor con un Rey como jefe de Estado, …
    Sólo puedo dar mi opinión. Es mi Rey, mi jefe de Estado, una institución que me representa. Por tanto debo respetarlo, como respeto a la bandera y a nuestro himno; aunque me gustaran con otros colores y con letra, son nuestros símbolos. Y además, no debe ser hoy el debate, cuando tenemos otras cosas más importantes en las que ocuparnos; aunque sólo pensar que haya personas que por pertenecer a un colectivo tengan más derechos que otras, sea ya de principio, un escarnio. Pero a otra cosa …

    • No va Ud. descaminado. Aquí se no ha querido vender una monarquía, porque es “barata” en relación con un régimen republicano. Comparan la monarquía española con la presidencia francesa. La presidencia de Francia salía hace algunos años por unos 500 millones de euros al año. Mientras la española, lo que las Cortes aprobaban para propinas del Campechano, para repartir entre la familia. En Francia se imputaban absolutamente todos los gastos de la presidencia. Incluido hasta el papel higiénico y el jabón en los “toilettes” del palacio del Eliseo. En España el déspota “hermano” de Hassán II, no daba cuentas de nada a nadie. Incluso en las ausencias del país. Sus veranos en Rusia y Rumania de cacería. Donde llamaba a Torrejón para que “le prepararan el avión”.
      Se dio la circunstancia, que una vez Felipe González fue a Zarzuela a que firmara el decreto de disolución de Las Cortes y le dijeron que el rey estaba de viaje. Se sorprendió mucho. Ni siquiera consideraba informar al presidente del gobierno por cortesía.
      Defender los casi cuarenta años de quién por ahí fuera, era conocido como Mr. 5%. Todo gran negocio, que se movía en España el 5% de la operación iba a la cuenta “real”. Todos sus gastos operativos, son parte de presupuesto de los distintos ministerios. Así Cultura, le modernizó el sistema de proyección del cine de palacio con un moderno sistema digital. La recuperación de Bostswana, la cinta de caminar, debió ser de oro y platino, porque costó un montón de dinero (Patrimonio Nacional). Su colección de coches de lujo, “regalados” a Patrimonio Nacional, ususfructuados en exclusiva por él, pero mantenimiento a cuenta de Patrimonio Nacional. Lo más descacharrante y era para echarlo a patadas, fue instalar a una de sus multiples amantes en “La Angorilla” a gastos pagados por Ud. y por mí. Construirse un pabellón de caza con madera de pino traída de ex-profeso del estado de Oregon (al norte de California) con cargo a Patrimonio Nacional. Usar el CNI para investigar la fiabilidad de los elementos, con quiénes hacía “negocios”. Quitando la real corrupción con derecha de pernada, los gastos reales de la monarquía española son tan caros o más que la república Francesa. Sólo que allí llevan un control contable exhaustivo de los gastos. Aquí, desde Suárez, se disimulan en las partidas ministeriales, para evitar escándalos. Del “primer ciudadano ejemplar”. Al que la prensa cortesana, jamás reveló el más mínimo asunto dudoso. La monarquía nos cuesta como 500 millones de euros O MÁS. Y la era de Internet la ha puesto en su sitio.
      Dígame, ¿nos costaría más una república constitucional presidencialista? y mandato limitado a dos? Elegido conjuntamente en urna separada con los diputados a un legislativo unicameral de representación por distritos ininominales a dobl vuelta. El mandato podría ser de cinco años reelegible por otros cinco, junto con un vicepresidente. Establecido por fechas concretas, como en USA. Los años divisibles por 5, el segundo domingo del mes x.
      En la hipótesis de que Mariano Rajoy se hubiese presentado a la reelección presidencial hubiera perdido. Hiubiera sido el presidente de un solo mandato, como los fueron Sarkozy, Holland y probablemente Macron en Francia, porque no cumplieron y fueron malos presidentes.
      Si se quiere este sistema esbozado, se puede incrustar en una monarquía con un rey sujeto a la ley, que sirve de testigo en la sucesión presidencia de gobierno, sin ninguna calse de poder, sólo representativo. Una transición gradual a una república unitaria y constitucional, que se puede decidir, cuando el actual rey fallezca. Transfiriendo las funciones de la jefatura del estado al presidente del gobierno.
      La república de 31, fue un fracaso, que no puede volver. En Francia no habría más república, si pensasen en la I República, la de Robespierre., La II, despues de la revolución de 1.848, donde echaron a Luis Felipe de Orleans por ser un reinado absolutamente corrupto. Eligieron presidente a un sobrino de Bonaparte, que dió un autogolpe y se proclamó emperador de Francia, hasta la derrota en la guerra franc-prusiana, donde cayó prisionero. Luego vino la III República. Duró hasta que el primer ministro Daladier se quitó de enmedio y le cedió el poder al Mariscal Pétain. Luego vino la efímera y partitocrática IV República, que fue suistituida por la V República. No será por falta de intentos, para que nuestros vecinos franceses lo intentaran. Portugal, si las cuentas no me fallan, han tenido tres regímenes republicanos desde 1.910. El primero fue sectario y masónico como la del 31. Con la diferencia en que allí no asesinaban “alegremente”, como en España. Vino luego el autoritario Salazar y al final la revolución de los claveles por 1974.

      • Hola JRA:

        No voy a decir que todo eso que dice sea falso y que, de ser cierto no sea reprobable, que lo es. Pero decir que cuesta mas de 500 millones anuales hay que probarlo. Y en esa tarea se le puede ir un poco de la inquina que gasta vd. con el personaje, que no, no resulta tan caro como vd. apunta.

        Un saludo

Comments are closed.