El pasado 24 de octubre Pablo Casado, en una sesión parlamentaria de control al gobierno, acusaba a Pedro Sánchez de ser cómplice del golpe de Estado llevado a cabo por el independentismo catalán contra el sistema constitucional español. Pablo Casado fundamentaba su acusación en las presiones que su gobierno está ejerciendo sobre el Poder judicial para lograr una absolución o una condena menor de los principales procesados por los presuntos delitos de rebelión y sedición que se pudieron haber cometido durante el denominado ‘proces’ catalán.

En seguida comenzó una verdadera cacería mediática contra aquellos políticos, intelectuales o periodistas que habían defendido que lo acaecido en Cataluña, al menos desde el 2014, constituye un golpe de Estado de manual. Se procedió a comparar lo sucedido en Cataluña con diversos pronunciamientos militares que tuvieron lugar en diversos momentos de la historia de España, todos ellos de signo conservador, poniendo el acento fundamentalmente en dos de los episodios que más utiliza la izquierda en España para desprestigiar a sus rivales políticos en las filas conservadoras: el llamado alzamiento nacional del 18 de Julio y el fallido pronunciamiento militar del 23 de febrero de 1981.

Según los proponentes de esta tesis, en Cataluña no ha habido golpe de Estado porque no ha habido violencia, ni insurrección militar alguna. Tan sólo una libre, espontánea y democrática expresión de un anhelo largamente sentido por una gran mayoría de la población catalana de ser preguntada por el tipo de relación política que esta desearía mantener con el estado español. La calificación de los hechos ha variado según los actores políticos.

La postura de la izquierda española en relación a la cuestión de los llamados golpes de Estado no es nueva. Bebe de la tradición clásica francesa del siglo XIX

El PSOE han mantenido un doble discurso, en un primer momento ha estado aparentemente cercano al gobierno durante la gestión de la crisis catalana con ligeras críticas a la intervención policial en la jornada del 1-O para luego defender la tesis, expresada por la ministra portavoz Carmen Calvo, de que lo que ocurre en Cataluña es sencillamente un conflicto constitucional que sólo la política puede resolver.

Podemos y en general los sectores vinculados a la extrema izquierda, enemigos declarados del sistema constitucional de 1978, no han ocultado nunca, incluso suscitando la perplejidad de una buena parte de su electorado, sus simpatías hacia el independentismo catalán, en la medida en que han visto en la crisis catalana una grieta en el sistema constitucional español que buscan demoler.

La postura de la izquierda española en relación a la cuestión de los llamados golpes de Estado no es nueva. Bebe de la tradición clásica francesa del siglo XIX que viene representada por los análisis que, sobre el final de la II República francesa y la constitución del II imperio con Napoleón III Bonaparte, realizaran autores como Víctor Hugo, Marx o Proudhon. Según esta visión el golpe de Estado no deja de ser la reacción autoritaria y conservadora de cierto sector de la burguesía, apoyado por el ejército, contra la deriva socialista de un régimen republicano.

Frente a la visión positiva del golpe de Estado propia de la razón de estado barroca en la obra de Gabriel Naudé, que lo justifica como una solución extrema para salvar al Estado de una situación de anarquía, en el siglo XIX la izquierda contribuyó a crear una imagen negativa del golpe de Estado y darle el sentido de acto político antidemocrático y violento que tiene en la actualidad.

La izquierda siempre ha obrado con maestría a la hora de justificar el empleo de formas de violencia política

Aun cuando el golpe de Estado no tiene ideología, sino que es expresión de una patología política subyacente, la izquierda ha logrado trasmitir el mensaje de que los golpes de Estado perpetrados sobre la base de ideas izquierdistas, como pueden ser la llamada Revolución de octubre rusa o la revolución cubana, no son más que epifenómenos de insurreciones de base popular con sentido progresista.

En general la izquierda siempre ha obrado con maestría a la hora de justificar el empleo de formas de violencia política, transformado el sentido de instituciones, como la huelga, que en su origen no tenían ese sentido radical y revolucionario que alcanzan, por ejemplo  en la obra de autores como Georges Sorel.

La  realidad es que salvo contadas excepciones, por ejemplo algún artículo de los catedráticos de derecho constitucional Teresa Freixes o Jorge de Esteban o del historiador Eduardo González Calleja, pocos análisis rigurosos se han llevado a cabo sobre sí los hechos acaecidos durante los meses previos a la celebración del referendum ilegal de secesión catalán del 1 de Octubre del 2017 constituyen o no un verdadero golpe de Estado, al menos desde los análisis teóricos que sobre esta forma de violencia política se llevan haciendo desde el siglo XVII hasta la actualidad.

Sólo desde analísis asépticos ideológicamente se puede analizar con rigor si lo acaecido en Cataluña desde hace unos años es constitutivo o no de un golpe de Estado. En primer lugar, frente a la idea de que el golpe de estado es un acto violento y sanguinario hemos de concluir que se trata simplemente de un mito político. Como muy bien se apunta en los estudios de Curzio Malaparte, Rose Marie O’Kane o Ekhart Zimmerman la mayoría de los golpes de Estado no son violentos. Precisamente una de las características del golpe que lo diferencia de otras formas de violencia política, como la guerra civil, es la búsqueda de la conquista del poder con la menor cantidad de violencia posible, ahí radica precisamente una de las características que hacen exitoso el golpe de estado: la ausencia de violencia y el sigilo en su ejecución a fin de evitar que se produzca un vacío de poder.

Una de las diferencias del golpe de Estado frente a otras formas de violencia política, como la guerra civil, es la conquista del poder con la menor cantidad de violencia posible

Otro de los grandes mitos vinculados a la idea del golpe de Estado es su necesaria conexión con el ejército. Según esta visión el golpe de Estado es sinónimo del pretorianismo. El ejército, institución marcadamente conservadora según la izquierda, haría el papel que desempeñaba la guardia pretoriana en el Imperio Romano: servir a sus propios intereses grupales poniendo o deponiendo gobiernos según su conveniencia.

Tampoco es precisa la intervención del ejército en la preparación de un golpe, ni en su ejecución. La constitución de la II república española, en flagrante contradicción con la legalidad del sistema político de la restauración, el Allendismo chileno o la ley habilitante de 1933 que concedió plenos poderes al nuevo canciller Adolf Hitler son claros ejemplos. Esto lleva a ciertos teóricos, como el jurista Hans Kelsen, a defender la tesis de que un golpe de Estado es fundamentalmente un acto político de naturaleza inconstitucional que busca quebrantar el orden legal al margen de los procedimientos legalmente previstos. Algo que es precisamente lo que buscaban los impulsores del ‘proces’, ya fuera desde el propio gobierno de la Generalitat, como desde las asociaciones cívicas o como los comités de defensa de la república, y así obligar al gobierno a saltarse el mandato constitucional que establece taxativamente que la soberanía del Estado radica en el conjunto de la ciudadanía y no sólo en una parte que se cree investida de unos inveterados derechos anteriores a la constitución de la propia modernidad.

Por otra parte, el golpe de Estado a diferencia de la rebelión o la insurrección política es llevado a cabo desde el propio del estado. En el caso catalán, desde el propio Gobierno de la Generalitat que, no es un gobierno anterior y ajeno al propio sistema constitucional español, como sostiene el independentismo, sino una emanación del mismo, y que pretendió imponer al propio Estado la independencia de Cataluña, algo que sólo puede ser decidido por el conjunto de la ciudadanía si así tuviera a bien disponerlo a través de una reforma de la propia constitución.


Disidentia es un medio totalmente orientado al público, un espacio de libertad de opinión, análisis y debate donde los dogmas no existen, tampoco las imposiciones políticas. Garantizar esta libertad de pensamiento depende de ti, querido lector. Sólo con tu pequeña aportación puedes salvaguardar esa libertad necesaria para que en el panorama informativo existan medios disidentes, que abran el debate y marquen una agenda de verdadero interés general. No tenemos muros de pago, porque este es un medio abierto. Tu aportación es voluntaria y no una transacción a cambio de un producto: es un pequeño compromiso con la libertad.

Ayúda a Disidentia, haz clic aquí

Muchas gracias.

15 COMENTARIOS

  1. “Aun cuando el golpe de Estado no tiene ideología, sino que es expresión de una patología política subyacente, la izquierda ha logrado trasmitir el mensaje de que los golpes de Estado perpetrados sobre la base de ideas izquierdistas, como pueden ser la llamada Revolución de octubre rusa o la revolución cubana, no son más que epifenómenos de insurreciones de base popular con sentido progresista…Tampoco es precisa la intervención del ejército en la preparación de un golpe, ni en su ejecución. La constitución de la II república española, en flagrante contradicción con la legalidad del sistema político de la restauración, el Allendismo chileno o la ley habilitante de 1933 que concedió plenos poderes al nuevo canciller Adolf Hitler son claros ejemplos”

    Comparto su magnífico análisis sobre el tema, Carlos (ya lamento haber intervenido tarde). Reproduzco estos dos párrafos porque la “falta de memoria” de los sectores de la izquierda y del independentismo es para echarse a temblar. Y lo peor de todo es que, llamar a las cosas por su nombre, además de estar prohibido por estos sectores, es utilizado por ellos como arma arrojadiza para arremeter contra nuestro orden constitucional y también contra los que lo defienden o dan la cara por él: “putos “fascistas”. Sí, ya sabemos que nuestras institituciones después de cuarenta años mercen una profunda reforma y que los partidos oligárquicos estatales que han gobernado nuestro país son directa o indirectamente responsables de las grietas y socavoes producidos en el sistema, pero lo ocurrido en Cataluña el 6 y 7 de septiembre y que culminó el 1 Oc., como bien dice, se llevó a cabo “desde el propio Gobierno de la Generalitat que, no es un gobierno anterior y ajeno al propio sistema constitucional español, como sostiene el independentismo, sino una emanación del mismo, y que pretendió imponer al propio Estado la independencia de Cataluña”.
    Lo que viene a ser un intento de golpe de Estado en toda regla. Que durara ocho segundos o que la “intecionalidad” fuera la de una declaración simbólica es lo de menos. Pasó lo que paso y todos vimos lo que vimos. Que ahora en su beneficio quieran hacerlo pasar por payasada no le quita “mérito” al golpe constitucional.
    Esa vulneración del estatuto de Cataluña y del orden constitucional son hechos constatables y objetivos que encajan en lo que viene a ser un golpe de Estado, en el que, más de la mitad de ciudadanos de Cataluña que no eran partidarios de las fantasías megalómanas indepes quedaron ignorados, marginados y desprotegidos.
    Pero claro, ninguno de los dos sectores a la hora de emitir sus juicios de valor, para quitarle hierro al asunto, parte de esta realidad. Para ellos, más de la mitad de la población de Cataluña es invisible o no existe como tal. Es como si tuvieran interiorizadas aquellas consignas totalitarias de la que más tarde sería presidenta del parlamento, Carme Forcadell, que solían inflamar el espíritu indepe de sus huestes, crispar el ambiente y calentar la olla con eso de que Cataluña es un “sol poble” y sus enemigos a los que debían marcar la cruz eran “PP y CS”.

    Y por lo visto, debemos estar todavía en esas, porque después de todo lo que ha ocurrido desde el 6 y 7 septiembre, y después de que CS consiguiera ser la primera fuerza política en el parlament, con la suficiente legitimidad para representar y defender los intereses de una buena parte de la población, los sectores de la izquierda y del indepentismo siguen intentando endosarle la plana a esta formación, junto a Sociedat Civil Catalana, y cualquier intento de protesta, manifestación u oposición es interpretado como una provocación o una crispación interesada que solo pone leña al fuego. Y es que solo ellos tienen derecho a manifestarse, a crispar y a poner en fuego la leña que crean conveniente, los demás “calladitos estamos más guapos”.

    Lo dicho, tienen tan interiorizado que en Cataluña solo existen ellos, que con la ayuda de los tontos útiles de la izquierda y sus terminales mediáticas, cualquier intento de oposición a su causa es visto como un agravio intolerable. Hace unos meses boicotearon en Barcelona un acto de Sociedat Civil Catalana en la universidad. No tardaron en aparecer en twitter mensajes de condena a los energúmenos y solidaridad con esta asociación, pero eso sí, desmarcándose por anticipado de Sociedat Civil Catalana. Es decir: “Condeno el boicoto y esa muestra de fascismo, aunque… creo que en el conflicto indepe esta asociación crea más problemas de los que resuelve”.
    Respondí al tuit preguntándole a su autor que cómo creía que SCC podía contribuir a crear menos problemas: “¿deberían optar por callar y no rebatir el falso relato indepe, deberían mostrarse pasivos y no mostrar resistencia ante las amenazas, insultos o agravios o quizás harían bien en dejar de existir en Cataluña?” Como puede suponer, no obtuve respuesta.

    Saludos cordiales,

  2. Gracias por tomarse la molestia de leer el artículo. Los partidos que usted menciona no son muy favorables al actual régimen político pero si son favorables a vivir de la politica me temo. Una reforma constitucional del constituye soberano nunca puede ser un golpe de estado aún cuando esté decidiera, cosa harto improbable, liquidarse como nación. Respecto a muchas de las opiniones vertidas , algunas las comparto, otras me parecen conjeturas un tanto osadas. En cualquier caso el propósito del artículo es analizar desde un fundamento teórico si lo que lleva ocurriendo es o no un golpe de estado, no tanto realizar un análisis de las causas y los promotores del golpe de estado. Creo que para eso se necesita una cierta distancia temporal para poder analizar las cosas con más perspectiva. Un cordial saludo

    • “Creo que para eso se necesita una cierta distancia temporal para poder analizar las cosas con más perspectiva. Un cordial saludo”

      Efectivamente Don Carlos..

      Pero eso mejor de patria ajena. Porque cómo busquemos mucha perspectiva histórica la tendremos que hacer desde el exhilio.

      Un muy cordial saludo

  3. CONFUSIONES CONFUSAS

    “Podemos y en general los sectores vinculados a la extrema izquierda, enemigos declarados del sistema constitucional de 1978”

    ¿Han renunciado a su sueldo del Estado del sistema constitucional del 78? Luego todo lo contrario, firmes defensores.

    “el golpe de Estado a diferencia de la rebelión o la insurrección política es llevado a cabo desde el propio del estado”

    Con haberlo escrito al principio…..

    “algo que sólo puede ser decidido por el conjunto de la ciudadanía si así tuviera a bien disponerlo a través de una reforma de la propia constitución.”

    O sea, la ciudadanía reforma la constitución para dar un golpe de estado??

    Por cierto, reformar es liquidar no confundir con enmendar.

  4. Cada dia que pasa va quedando mas claro que el golpe de estado fallido fue español 100%.
    Los clamorosos silencios o las inexplicables incompetencias de algunos en Madrid con importantes cargos son declaraciones de culpabilidad.
    Lo realmente sorprendente es que los implicados en el golpe del lado catalán, los que salieron en la tele, tenían la conciencia de que era imparable y muy bien acogido por fuerzas poderosas.
    Básicamente de que era inevitable y conveniente.
    Luego vino la frustración y no fue por la actuacion de Rajoy.
    En aquel momento el golpe estaba ya roto.
    Banco de Sabadell y Caixa estaban ya en quiebra técnica a pesar de las cuentas espejo de ultima hora, las empresas escapaban incluso mlas de los separatas y el Rey no tragó.
    Para colmo mas de un millon salieron a la calle con banderas españolas en la Barcelona de Colau.
    Habían conseguido lo mas difícil, la operacion del propaganda del 1/O fue un exito mundial y no pensaron en que un estado necesita banca y empresas.
    Si seguian adelante era la guerra civil y la bancarrota.
    Ahora estan recogiendo heridos y buscando un armisticio sin vencedores ni vencidos con el trabajo de Podemos y el Psoe. Como la famosa “victoria” ante ETA qwue sigue en muchos ayuntamientos feliz.
    El fantasma de la paz de Versailles es muy poderoso sobre todo cuando la derrota ha sido demoledora.

    • Y el BOICOT apreciado Tayllerand

      El BOICOT.

      Ese del que nadie habla pero sobre el que no hay gónadas de aportar datos. Porque cualquier dato ratificaría que hubo y hay boicot y que fue y es efectivo.

      Nyelsen lo sabe, y bien que lo sabe. Pero no se ba a dejar comprar sacando unos datos falsos, que los daneses y su moral protestante son muy suyos para esas cosas.

  5. El pensamiento único socialista siempre ha sido una República y estado federal, ya en el 34 sucedió exactamente lo mismo está sucediendo ahora, el PSOE en aquel momento no formaba parte del gobierno, sin embargo no dudaron aliarse con los nacionalistas y anarquistas, tres corrientes había en aquel entonces en el PSOE, Besteiro, los carabellistas y presteireinsmo cabalgaban en la misma dirección ” la lucha armada en cuanto se presentase la ocasión”. Sirviéndose además de ERC no dudaron abrazar la Dictadura del Proletariado Soviético.
    El PSOE planteó la insurrección como una medida necesaria para evitar lo que había sucedido en Italia y en Alemania, en una analogía clara con la CEDA. El 4 de octubre la Ejecutiva del PSOE dio la orden. Militantes socialistas se dirigieron hacia el Ministerio de Gobernación con la intención de tomarlo por asalto.
    Hoy no hay bloque soviético pero, pero está Soros y la Trama de Bidelberg para ello, lo curioso, a derecha e izquierda comparten amo y señor.
    https://situacionesdficiles.blog/2018/02/07/la-trama-bilderberg-para-destruir-espana-final/

  6. “GOLPE DE ESTADO”

    In memoriam
    MIGUEL GILA

    Un soberano está moribundo en su lecho de muerte. Su padre espiritual le pregunta: «¿Perdona usted a sus enemigos?» Y el soberano contesta, con la mejor conciencia del mundo: «No tengo enemigos; los he matado a todos.»

    Carl Schmitt, “La Revolución legal mundial”, Revista de Estudios Políticos.

    Llevaba largo rato absorto en los intrincados movimientos de retirada del Cuerpo de Ejércitos del Norte. Metía y sacaba la mano del bolsillo de su guerrera. De vez en cuando se hurgaba la nariz a escondidas. Los generales presentes en la reunión miraban para otro lado. El maldito frío del Báltico no se había retirado aún de aquella oculta guarida y el cemento no conseguía disiparlo. Los conductos de la calefacción central estaban siendo reparados. Un oficial acababa de entrar con un mensaje urgente. El hombre envejecido con temblores en la mano derecha cogió el aparato telefónico. Y escuchó al otro lado del hilo:

    -¿Es usted?
    -Sí, soy yo.
    -Le llamaba para decirle que hay una bomba de gran potencia a punto de explotar, colocada debajo de su mesa de reuniones, ocultada en una cartera.
    -¿De qué color es la cartera?
    -Creo que marrón oscuro, con cierre metálico y combinación numérica.
    -Sí, ya la veo, la tengo justo a mi lado. ¿Y dice que contiene un explosivo?
    -Sí, muy potente. Disculpe la descortesía, pero me veo en la obligación de decirle que va a estallar muy pronto.
    -¿A qué hora, más o menos?
    -Sobre las 10´20 de esta misma mañana, quizás dos o tres minutos más tarde.
    -¿No podría ser usted más preciso?
    -No, el explosivo tiene unas características muy inestables.
    -Así que va a explotar muy pronto. Supongo que habrá pensado en los desperfectos que puede ocasionar. Acabo de redecorar el búnker y no me hace precisamente usted un favor al ponérmelo todo patas arriba…
    -Lo siento mucho, no sabía que acababa de cambiar la decoración de las estancias.
    -No se preocupe, entiendo sus buenas intenciones. Dígame, por favor, ¿es usted consciente de que tengo justamente aquí a mi lado una reproducción muy valiosa del retrato de Federico el Grande?
    -No me había fijado, estaba muy ocupado esta mañana mientras colocaba la bomba debajo de su mesa de reuniones…
    -Entonces, vea usted, no se me ocurre qué podemos hacer.
    -Quizás podríamos desactivar la bomba o bien dejarla explotar…
    -Sí, ambas son soluciones posibles.
    -Si desactivamos la bomba, usted seguirá viviendo. Si dejamos explotar la bomba, es muy probable que usted muera en el acto a consecuencias de unas graves heridas provocadas por una deflagración muy destructiva…
    -Me hago cargo y aprecio su sinceridad… ¿No habría una tercera vía de resolución del conflicto que, al parecer, nos opone hasta este punto?
    -No hemos contemplado esa posibilidad. La precipitación de estos últimos días quizás haya evitado que recapacitáramos…
    -Pero siempre podríamos llegar a un acuerdo, si somos pacientes y cedemos cada uno en nuestros puntos de vista.
    -Verá, es que estamos intentando dar un golpe de Estado para cambiar la Jefatura del Estado y del Ejército, a fin de llegar a un armisticio que evite la rendición incondicional y la capitulación…
    -Lo veo muy pesimista. Entonces, usted piensa que mi muerte podría significar un cambio en el rumbo de esta guerra. No estoy de acuerdo del todo con este punto de vista…
    -Lo comprendo y tiene que disculpar nuevamente mi osadía. La bomba va a explotar en apenas diez minutos, así que ya no nos queda tiempo.
    -¿Y no ha pensado usted en hacerse un seguro de vida?

    ********

    Bibliografía básica sobre la técnica procedimental de la “mutación constitucional” como forma innovadora y creativa de “Golpe de Estado” (modelo de arma LRP, 1976):

    -Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón, “Sobre la reforma constitucional. ¿Es posible reformar la Constitución?”, Revista de libros, agosto de 2017.
    Texto de las conferencias impartidas en la Cátedra “La Caixa” Economía y Sociedad los días 25, 26 y 27 de abril de 2016.

    http://www.revistadelibros.com/blogs/blog-rdl/sobre-la-reforma-constitucional-ies-posible-reformar-la-constitucion

    • Excelente DrK

      De todos modos yo cada vez que veo un a Herrero y Rodríguez de Miñon de estos me acuerdo inmediatamente de:

      1/ Alejandro Magno cortando el nudo gordiano

      2/ Ramiro el Monje y la Campana de Huesca.

      Un muy cordial saludo

      PS usted debería de exigr una contraprestación, aunque fuera en especie o especia. Muchas veces me asomo por aqui sólo por leerle.

  7. Efectivamente, la coalición psoe-podemos-agentes de la secesión-etarras está maniobrando para quitar gravedad al golpe de estado perpetrado en Cataluña el año pasado. Golpe que se escenifica el 6-7 septiembre en el parlamento catalan y el 1 de Octubre en el simulacro de referéndum.

    Lo fundamental que la izquierda-progre y sus medios intentan ocultar es que ni la Generalidad, ni el parlamento catalán son soberanos para tomar decisiones contrarias a la Constitución. Para poder ejercer el cargo de presidente de la generalidad o de conseller necesitan realizar un gesto habilitante: jurar cumplir la Constitución. Es decir, Puigdemont o Torras presiden la Generalidad en tanto cumplen la constitución. En el momento que públicamente toman acciones que la incumplen deberían automáticamente ser suspendidos del cargo, sin nómina a fin de mes y juzgados por perjurio y por rebelión. La anormalidad es que esto no ha sucedido. Lo mismo podemos decir del parlamento catalán. El parlamento catalan tiene las competencias que la Constitución y el estatuto le confiere, y entre ellas no está la de legislar en contra de la constitución. En un estado de derecho normal, el día 9 de septiembre de 2017 o como mucho el 10 de septiembre debería haber sido cerrado y los parlamentarios que votaron expresamente a favor de incumplir la constitución juzgados por rebelión. Algo que no ha sucedido.

    La anormalidad es que grupos dispuestos a romper la convivencia, a sustituir la Constitución vigente por una que se sacan de la manga y que imponen a todos. Todos son los 47M de españoles que tienen la soberania y que pretenden arrebatar con su golpe de estado.

    Tejero fue condenado a 30 años de cárcel y una multa de un millon de pesetas. Cualquier sentencia a los agentes de la secesión encarcelados y a los por encarcelar que son muchos no puede ser inferior a esa. Recordar que en muchos paises del mundo estos delitos se castigan con penas de muerte. Vale somos muy civilizados pero espero que no tontos y les ‘conmutamos’ la pena de muerte por cárcel permanente. La razón es evidente el daño que están dispuestos a hacer a la convivencia y a la sociedad es incalculable. Por mucho que el lider podemita pretenda que el delito de la manada supone un daño mucho mayor para la sociedad que el delito de los agentes de la secesión.

    Volviendo al golpe de estado catalán. Observen como una coalición de partidos ideológicamente muy dispares se ponen de acuerdo para anular los preceptos constitucionales. La técnica que utilizan es simple, repudian la soberanía de 47M españoles, definen que la soberanía esta en ellos y legislan contra la constitución. Esto es gravísimo para la convivencia nacional. La Constitución y los que pretendemos mantener la convivencia en paz no debemos aceptar este juego. Nuestro estado democrático no puede aceptar ese reto que supone su muerte. Debe proteger la convivencia aplicando implacablemente las leyes que dispone para defenderse. Es que si no se defiende morirá. Una vez matado nuestro estado que vendrá? Alguien se cree que lo que viene después es mejor?

    Estamos viviendo un periodo en el que parece que no pasada nada, pero debemos ser conscientes que la Constitución que rige nuestra convivencia está es serio peligro. Y lo más grave es que las fuerzas que la atacan quieren imponer una nueva mucho peor para el ciudadano español: pretende consolidar la secesión de España, y dejar los resortes del poder en manos de la izquierda-progre. España vuelve a correr el mismo peligro que ya corrió en 1934.

    Pero lo más grave, ni siquiera es el golpe de estado de los agentes de la secesión en Cataluña. En realidad, PSOE-podemos-agentes de la secesión-grupos terroristas se han coaligado para implantar en España la hoja de ruta que los agentes de la secesión han seguido en Cataluña. Observen como controlan el gobierno, el congreso, y controlan/presionan a instituciones básicas del estado como el Tribunal Supremo. La situación en España es similar a la de Cataluña a principios de 2017.

    La hoja de ruta de esta coalición presidida por el PSOE y en la que participan podemitas, agentes de la secesión, y grupos terroristas pasa por hacer cambios legislativos apoyados en su mayoría que de hecho son cambios constitucionales que requeririan la aprobación de 47M de españoles. Para ello utilizaran las algaradas callejeras cuando les convengan. Tienen a sus huestes bien entrenadas: la manifestación de la mujer del 8 de Marzo, las manifestaciones de los jubilados no son más que un ejercicio para medir el poder que tienen. Conocen como poner en la calle a 10000 personas y destrozarlo todo para que aparezca en el telediario como una muestra de adhesión popular.

    Lo que ha ocurrido estos días en el Tribunal Supremo no es más que una manifestación más de esa hoja de ruta. Unos magistrados cambian la jurisprudencia sin consultar a todos los que debían. La sala que es la que tiene la competencia con sentido común lo revierte. Pero el presidente de gobierno no tardo ni dos horas en decir que cambiaría la legislación. Cambio de la legislación para qué? Los podemitas están convocando manifestaciones las el fin de semana pidiendo algo absurdo: que los bancos se hagan cargo del impuesto cargandolo a su cuenta de beneficios. Objetivo: desestabilizar España creando división y cuando sea preciso utilizar la violencia.

    La hoja de ruta de la coalición golpista a nivel nacional (PSOE-podemos-agentes de la secesión-terroristas) tiene su mejor altavoz en el telediario. La Sra Mateo impuesta por los podemitas, transmite en todos sus programas el mismo mensaje. El golpe de estado catalán es algo ‘democrático’, ‘conveniente’, ‘oportuno’, ‘moderno’, ocultando que se trata de un golpe de estado de gravísimas consecuencias para la convivencia nacional y que afectara al futuro de 47M de personas, desde luego no para bien…

    En resumen: El momento actual es extraordinariamente grave. Se está cociendo un el Congreso-gobierno un golpe de estado a la catalana, con la ayuda o impulsado por los agentes de la secesión. Lo desgraciado es presenciar como el PSOE participa y está coaligado, prestandose a ser mascarón de proa para ocultar lo que de antisistema trae Podemos, lo que de secesión traen los agentes de la secesión, lo que de terror traen los terroristas.

    Necesitamos un líder que desenmascaré a estos golpistas, defienda la convivencia y el futuro de 47M de españoles. Esté dispuesto a liderar el cambio de esta constitución por medios legales, para eliminar la causa última de todos los problemas que son las autonomias, y hacer de España un espacio de libertad, igualdad, justicia, donde trabajando se pueda prosperar, crear una familia, vivir felices y morir en paz. Muy lejos de los cambios que pretenden la izquierda-proge y los agentes de la secesión.

  8. La trama política del golpe de estado está en Madrid, son las bandas oligarquicas, del tetrapartido PP-PSOE-Podemos y Ciudadanos, que van de falsos españolistas. Aliadas al secesionismo de izquierda y de derecha periferico. Todo el dinero lo pone Madrid. Tiene un tufo masónico, que tira para atrás. Lo que se ve en el escenario, es puro teatro. Quizá los de CUP se lo crean. Esto va de confederación y el infumable primer estauto enviado a las cortes. Donde entre otras lindezas, ellos podrian intervenir en la política española, pero no a la inversa. Se reservaban el derecho de veto de cualquier obra en otras comunidades, que les perjudicaran sus intereses. El cupo casi a la navarrra. Es decir ellos decidirían lo que contribuirían a la hacienda central, como si no contribuyeran con nada. Mientras tanto los españoles tenían que pagar las pensiones de los catalanes, cosa que ya hace. El sistema judicial era independiente y el tribunal supremo de España no tendría competencia en Cataluña. Y muchas más cosas.

    • En efecto JRA,

      iba a escribir exactamente lo mismo pero se me ha adelantado. Y a vaya horas.. menos mal que en canarias tienen una hora menos;-))

      Y como el golpe de/en Cataluña se ha hecho con la anuencia, cuando no el impulso, de Madrit; y desde tiempo atrás, incluso con un gobierno (nos dicen que conservador) que ganó con la absoluta en Nov 2011.. habría que mirar que es lo que ha pasado fuera de Cataluña con detenimiento para que así sucediera.

      No es necesaria tanta exhibición de erudición sobre la anatomía de lo que es un golpe de estado, aunque se agradece la mención a Malaparte, que no por casulidad comenzó de fascista para acabar en comunista, Eso si, se le reconoce que escribía muy bien.

      Cuando lo que interesa es ahondar en los misterios de Madrit..

      Por poner una fecha podríamos hablar de esas elecciones catalanas del 2003 donde “el imbécil”
      https://www.abc.es/internacional/abci-almagro-zapatero-consejo-no-imbecil-201809221057_video.html
      promete que los catalanes tendrán… fue en Noviembre-Diciembre del 2003, poco antes de esas elecciones generales del 2004 precedidas, esta vez si, de casi 200 muertos y 3000 heridos, de cuya causa seguimos sin saber nada.

      Antes otro malvado hizo lo que pudo, y pudo mucho, porque los poderes del Estado, del Estado español, estuvieron mas enfocados en protegerlo (al malvado) para que no se viera afectado el genuino Jefe de Estado, que en combatirlo. Visto que ambos compartían intereses comunes allende de nuestras fronteras.

      Del “imbécil” nos podíamos esperar cualquier cosa, como del actual, pero de “lo” que hubo en el entremedio, con mayoría absoluta suficiente para adelantar a los cmunistas por su izquierda en la política fiscal, entre otras cosas para sostener el golpe catalán, no.

      Casado no ha dado explicaciones al respecto. Y mientras no las dé (y además debería dar excusas) no tiene credibilidad. Lo de Mary Cospe es un asunto de parvulario en comparación con lo que se ha tolerado en Cataluña, pero por ese asunto no creo que ni dimita nadie ni que deje su acta de diputado.

      Un muy cordial saludo

      • Es que desde el 11M, todo lo que sucede en la política española es 11M. Ese fantasma nos perseguirá muchos años en el futuro. Mientras no se desenmascare quien lo diseñó, quién y cómo colaboró, y quién lo encubrió, la desestabilización de España continuará.