La profesión periodística, a lo largo del pasado siglo XX, se ha erigido en una institución sagrada, y paradójicamente trascendente, que se otorga a sí misma más relevancia de la que realmente le corresponde. Así, el periodista celoso de su oficio suele argumentar que lo único importante es la información supuestamente objetiva que él proporciona, porque gracias a ella el público podrá hacer su propio análisis, manteniéndose a salvo de cualquier interpretación interesada o descabellada.

Pero, en realidad, guste o no a los periodistas más puros, su oficio es tan imprescindible para el público como puede serlo tener un Mercadona en su barrio. La información está ahí fuera para el que esté dispuesto a buscarla, de igual forma que uno puede hacer una buena compra sin que le pongan un supermercado en la puerta de casa. El periodismo presuntamente veraz no nos convierte en seres superiores; mucho menos en personas más inteligentes, eso requiere un esfuerzo añadido que siempre correrá de nuestra cuenta… y también de que exista o no gente dispuesta a ir más allá de la espuma de la noticia………..

[CONTENIDO EXCLUSIVO MECENAS] 

SI ERES MECENAS de Disidentia y quieres acceder a este contenido en la comunidad de Disidentia en Patreon, haz clic en el siguiente título:

El mito del periodismo veraz y el público inteligente

SI NO ERES MECENAS de Disidentia y quieres acceder a este contenido, haz clic AQUÍ, accederás al contenido bloqueado. Desbloquéalo haciendo clic en la imagen del candado y, a continuación, sumándote a nuestra comunidad de mecenas.

¿Por qué ser mecenas de Disidentia? 

En Disidentia, el mecenazgo tiene como finalidad hacer crecer este medio. El pequeño mecenas permite generar los contenidos en abierto de Disidentia.com (más de 1.000 hasta la fecha). Y su apoyo tiene recompensas: análisis especiales, que no encontrarás en ningún otro medio, y podcast exclusivos.

En nuestra comunidad de mecenas tendrás no sólo contenidos muy elaborados, también Grupos de Opinión, donde cada persona, resida donde resida, puede aportar sus ideas, trabajar con los demás y juntos construir mucho más que un medio. En Disidentia queremos recuperar esa sociedad civil que los grupos de interés y los partidos han arrasado.

Forma parte de nuestra comunidad. Con muy poco hacemos mucho.

Muchas gracias.

Apoya a Disidentia, haz clic aquí